Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Visitar Burgos

Visitar Burgos

Como burgaleses que somos, no podemos dejar de prestar especial atención a todo lo relacionado con Burgos y su provincia.

En Burgos encontrarás de todo: arte, monumentos, historia, naturaleza, paisaje, cultura y gastronomía. Y todo ello distribuido por una de las provincias más grandes de España.

Las muestras de patrimonio histórico artístico diseminadas por Burgos son muchísimas, y casi hay una en cada pueblo. El Monasterio de la Vid es un buen ejemplo de este patrimonio que no te tienes que perder.

La provincia burgalesa tiene además la particularidad de que es de las pocas que comparte la diversidad y riqueza de tener biotopos atlántico, mediterráneo y alpino, en un único territorio, lo que hace que tenga una naturaleza privilegiada. Esta naturaleza está recogida en 6 Espacios Protegidos a cada cual más impresionante, como son el Monte Santiago, el Cañón del Ebro o el Cañón del Río Lobos.

Por si fuera poco, la ciudad cuenta con tres elementos declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO: su grandiosa Catedral, los magníficos Yacimientos de Atapuerca, y el siempre presente Camino de Santiago.

Hay multitud de cosas singulares que puedes hacer en Burgos y su provincia: puedes visitar las Merindades situadas al norte, la zona de Las Loras con su geoparque y el valle del Ebro, la Bureba, la singular región del valle del Arlanza, la Sierra de la Demanda o la famosa Ribera del Duero.

Los pueblos son otra de las riquezas de la provincia de Burgos, con lugares que no tienes que perderte, como Covarrubias, o Aranda de Duero; o Poza de la Sal, Oña y Frías, que juntos forman la llamada Ruta de las Raíces de Castilla.

Por supuesto, no puedes dejar de visitar la Ciudad de Burgos para admirar su monumentalidad y disfrutar de su gastronomía, ni tampoco el Alfoz de Burgos, que esconde secretos veradderamente interesantes.

La verdad sea dicha, casi con hablar sólo de Burgos podríamos llenar el blog. Y no te dejes intimidar por eso de que hace frío, pues la nieve en Burgos también tiene su encanto.