Saltar al contenido

Rutas por la Sierra de la Demanda que merece la pena descubrir

Lagunas de Neila, Sierra de la Demanda

Hay una gran cantidad de rutas por la Sierra de la Demanda burgalesa que no tienes que perderte. En este post te vamos a ofrecer una selección de las mejores, para que puedas descubrir los rincones de mayor belleza ocultos entre sus bosques y sus cumbres montañosas.

Rutas por la Sierra de la Demanda burgalesa para descubrir sus secretos mejor guardados

Mapa de la Sierra de la Demanda de Burgos


Piérdete en el laberinto de un barranco escondido


Es probable que el Barranco de las Calderas sea el desfiladero más recóndito e inaccesible de toda la Provincia de Burgos, a la vez que uno de los más bellos y singulares.

Se trata de un cañón que ha tallado el río Palazuelo, ayudado del viento y la nieve, en las rocas areniscas de la cara sur de la Sierra de Neila, en la llamada Campiña.

La erosión que se ha formado es del tipo denominado exocárstica, y aunque la profundidad del barranco no es nunca demasiado grande, lo que sorprende es lo singular de las formas que aparecen. Todo esto hace de este recorrido, una de las rutas por la Sierra de la Demanda con más personalidad.

Podrás recorrer un cañón muy parecido a aquellos en los que se practica el barranquismo, con perfiles muy suaves y redondeados en los que aparecen cascadas, marmitas de gigante, rápidos, cornisas y callejones estrechos. De todos modos, y aunque no soy un experto en el tema, creo que la entidad del barranco no permite realizar esta práctica deportiva.

Barranco de las Calderas. Rutas por la Sierra de la Demanda
Barranco de las Calderas

Además, es importante preservar la calidad y limpieza de sus aguas, ya que en ellas vive el desmán de los Pirineos (Galemys Pyrenaicus), uno de los mamíferos más amenazados de nuestro país que sólo habita en los ríos norteños de aguas limpias sin contaminar, lo que te dará una idea de la calidad de este maravilloso paraje.

Lo malo de esta maravilla de la naturaleza es lo inaccesible que es, ya que sólo se puede llegar hasta él andando. Para ello, o bien accedes por la ladera norte desde la Laguna Negra de Neila, o bien subes por la ladera sur por alguna de las pistas forestales que se acercan hasta nuestro destino desde Palacios de la Sierra.

En cualquier caso, te recomiendo que no vayas en solitario por si te accidentases, e infórmate bien de cómo acceder y de qué opción prefieres.


Recorre un tramo de un ferrocarril minero


A finales del siglo XIX, cuando España se incorporaba a la revolución industrial y necesitaba materias primas y carbón en gran cantidad, se encontraron yacimientos de hierro y hulla en la burgalesa Sierra de la Demanda.

Para facilitar la explotación y transporte de ambos minerales hasta los Altos Hornos de Vizcaya, y a la vez dar un servicio de transporte de viajeros moderno, se creó la compañía inglesa de ferrocarriles The Sierra Company Limited. Entre los años 1896 y 1901, esta compañía construyó un ferrocarril que unía las localidades de Monterrubio de la Demanda, en plena sierra, con Villafría, localidad muy próxima a la ciudad de Burgos.

Debido a problemas económicos, el ferrocarril estuvo muy pocos años en uso, dejando de funcionar a partir de 1904, y comenzándose a retirar las vías a partir de 1941.

En el año 2004, se recuperó el antiguo trazado del ferrocarril para adaptarlo como senda peatonal bajo el nombre de Camino Natural de la Sierra de la Demanda, acondicionándose 54 km que van desde Arlanzón (el tramo Arlanzón-Villafría no se recuperó) hasta Monterrubio de la Demanda.

El camino atraviesa bosques caducifolios y parajes de singular belleza, por lo que en otoño tiene además el aliciente de poder contemplar la belleza del bosque en esta época tan mágica del año.

El recorrido empieza en Arlanzón (975 m), y pasa por Villasur de Herreros, Urrez, los embalses de Úzquiza y Arlanzón, Pineda de la Sierra (1.170 m), el puerto del Manquillo (1.415 m), Riocavado de la Sierra, Barbadillo de Herreros y Bezares, para finalizar en Monterrubio de la Demanda (1.180 m).

Vía Verde de la Sierra de la Demanda. Rutas por la Sierra de la Demanda
Vía Verde de la Sierra de la Demanda

Al pasar por tantos pueblos, el trazado es fácilmente divisible en etapas que por sí solas ya son rutas por la Sierra de la Demanda que pueden recorrerse independientemente, y como se trata de un antiguo trazado ferroviario, su pendiente es mínima, lo que hace que sea perfecta para ir con niños o para ser recorrida en bicicleta.

Te indico cuáles son las etapas clásicas, para que así tu escojas la que quieras, ya que todas son realmente interesantes y es difícil decantarse por una. Además, estas rutas puedes dividirlas en tramos más cortos si lo prefieres así.

Arlanzón – Pineda de la Sierra (23 km)

Inicialmente va por campos de cultivo, para poco a poco adentrarse en la Sierra de la Demanda y bordear el embalse del Arlanzón. Al acabar éste, llegamos a Pineda de la Sierra, pueblo del que te hemos hablado en varias ocasiones.

Pineda de la Sierra – Barbadillo de Herreros (21 km)

Salimos ascendiendo de Pineda hasta llegar al puerto de Manquillo, cota máxima del camino y lugar de excepcionales vistas (antiguamente se superaba mediante un túnel que hoy está cerrado al tránsito, por lo que tendremos que desviarnos ligeramente del trazado). Seguimos ya cuesta abajo hasta Riocavado de la Sierra, atravesamos el túnel de Ferrerías y llegamos a Barbadillo de Herreros, antigua sede de la compañía ferroviaria explotadora.

Barbadillo de Herreros – Monterrubio de la Demanda (10 km)

Este último tramo, quizá el más bello de todos, nos llevará por valles abiertos, robledales y hayedos, hasta finalizar en Monterrubio de la Demanda, localidad que tuvo gran importancia durante la época de la trashumancia.

Aunque sea por casualidad, Burgos tiene mucho que agradecer a este ferrocarril, ya que durante la ejecución de las obras, se excavó una profunda trinchera en la Sierra de Atapuerca que dejó al descubierto los hoy mundialmente reconocidos Yacimientos Pleistocenos de la Sierra de Atapuerca.


Haz una ruta con raquetas de nieve


Si eres de los que les gusta el senderismo, seguramente habrás pensado más de una vez lo bonito que sería recorrer determinados sitios cuando se encuentran cubiertos de nieve en pleno invierno.

La mejor alternativa para esa idea es la de calzarte unas raquetas de nieve y realizar cualquier ruta que no tenga demasiada pendiente y en la que haya una buena capa de nieve.

Ruta con raquetas de nieve en Pineda de la Sierra. Rutas por la Sierra de la Demanda.
Ruta con raquetas de nieve en Pineda de la Sierra

El uso de las raquetas se ha popularizado enormemente, básicamente porque te permite una libertad de movimientos en la nieve que es prácticamente imposible conseguir sin ellas, el equipo es muy simple (raquetas y bastones) y todo ello sin que su uso requiera ningún aprendizaje previo. El único cuidado a tener es no ir nunca por pendientes demasiado elevadas, ya que en ellas se complica el uso de las raquetas. Otra de las ventajas de las raquetas es que no necesitas pistas de esquí y que es mucho más barato que esquiar.

Si no dispones de raquetas y lo que quieres es probar a ver si te entra el gusanillo antes de decidirte a comprar unas, te aconsejo que vayas a disfrutar de la nieve en Pineda de la Sierra. Una vez allí tendrás que llegar hasta el albergue de la Estación Valle del Sol, donde alquilan raquetas y la nieve suele estar asegurada en cuanto empieza el invierno.

Desde allí puedes recorrer los caminos y hayedos del entorno en diferentes rutas por la Sierra de la Demanda, disfrutando de la sensación de poder caminar sobre la nieve con las raquetas, a la vez que disfrutas de la belleza del paisaje nevado.


Recorre un conjunto de lagunas de origen glaciar


La parte burgalesa del Sistema Ibérico se articula en torno a tres macizos: la Sierra de la Demanda al norte, la Sierra del Urbión al este, y la Sierra de Neila al sur. En los tres puedes encontrar restos de la acción del hielo durante la última glaciación y pequeñas lagunas glaciares en lo que fueron los circos y cubetas de las inmensas masas de hielo que cubrieron estas cumbres hace más de 12.000 años.

De todos ellos, el mejor conjunto de lagunas glaciares lo encontrarás en la sierra de Neila, ascendiendo por la carretera que parte del pueblo del mismo nombre, y en el que se encuentra también la Casa del Parque de las Lagunas Glaciares de Neila.

Se trata de un conjunto de 7 lagunas principales, conocidas comúnmente como Lagunas de Neila, que están situadas entre los 1700 m y los 1900 m de altitud y orientadas todas al nordeste, que es donde más fácilmente se mantenían las masas de hielo perpetuas durante todo el año, ya que es la ladera que menos insolación recibe. Las lagunas responden al nombre de Larga, Negra, Corta, de la Cascada, de las Pardillas, de los Patos y Brava.

Laguna Larga de las Lagunas de Neila. Rutas por la Sierra de la Demanda.
Laguna Larga de las Lagunas de Neila

Los alrededores de estas lagunas presentan todavía restos claros de lo que fueron los imponentes circos glaciares en donde se concentraban las masas de hielo que por gravedad fluían por las lenguas glaciares, y de las morrenas que las delimitaban y que al final de la vida del glaciar represaron el poco hielo que quedaba dando lugar a la cubeta donde se formaron las lagunas.

El lento proceso de colmatación al que inexorablemente se ven forzados muchos de estos humedales, ha dado lugar a la aparición de turberas en las que se desarrolla una interesante vida vegetal y animal.

Yo te recomendaría que veas todas las lagunas que te he dicho, que subas a la cima del Campiña (el punto más alto del circo en el que se encuentran las lagunas Larga y Negra), y que no dejes de ir a la laguna de la Cascada, que por ser la que pilla más a desmano es la menos visitada, y sin embargo es la que se encuentra en el rincón más espectacular y cautivador. Además, si vas a esta última laguna en lo más crudo del invierno cuando hay fuertes heladas, podrás ver completamente congelada la cascada que le da nombre.


Busca el árbol que fue candidato español a Árbol Europeo 2016


Desde el año 2011, la asociación Environmental Partnership convoca anualmente el concurso Árbol Europeo del Año, buscando no sólo los árboles más singulares y longevos de Europa, sino también aquellos que además tengan una historia que contar y una conexión con los habitantes de su entorno.

Siguiendo con esta iniciativa, la ONG Bosques sin Fronteras comenzó la labor de buscar en toda España el candidato que representaría a nuestro país en 2016, y después de seleccionar siete finalistas de entre todos los candidatos españoles, finalmente fue elegido el pino-roble de Canicosa de la Sierra como candidato para representar a nuestro país.

Por desgracia no fue el ganador del ganador del certamen, cayendo esa distinción en el Anciano Árbol de Bátaszék, un roble de más de 300 años que crece en un pueblo de Hungría y que es lo poco que queda de un bosque del siglo XVIII.

Y después de todo esto, te preguntarás qué es el pino-roble de Canicosa de la Sierra y dónde se encuentra. Pues bien, este capricho de la naturaleza se encuentra en una dehesa comunal de robles añojos mezclados con pinos, cerca de la localidad de Canicosa de la Sierra.

Pino-Roble de Canicosa de la Sierra. Rutas por la Sierra de la Demanda.
Pino-Roble de Canicosa de la Sierra (De Rubén Ojeda, CC BY-SA 3.0)

Se trata de un ejemplar de árbol siamés único en el mundo, siendo un caso insólito de convivencia arbórea. Consiste en que la semilla de un pino albar (Pinus sylvestris) se depositó -o fue transportada por algún animal-, sobre una oquedad podrida de un roble melojo (Quercus pyrenaica), germinando y enraizando.

El roble tiene unos 250 años de edad y una circunferencia de más de 3,5 m; y el pino, de tan sólo 130 años de edad, pugna por continuar creciendo, lo que a la larga supondrá la muerte del conjunto, y que ya hoy presenta un evidente deterioro.

Desgraciadamente, a día de hoy este árbol no cuenta con ninguna figura de protección y es un gran desconocido para aquellos que no viven en la sierra burgalesa, por lo que te invito a descubrirlo.

Dónde alojarte para realizar estas rutas por la Sierra de la Demanda

Quintanar de la Sierra puede ser el pueblo ideal para realizar estas rutas por la Sierra de la Demanda. Es uno de los que tienen más servicios. Una de las mejores opciones a tu disposición es la Posada Las Mayas que se encuentra situada en un edificio de piedra, y decorada con mimo. Además cuenta con spa con jacuzzi, baño de vapor, ducha finlandesa y ducha de contrastes. En el mismo pueblo encontrarás también el Hostal Casa Ramón, el Hostal Domingo y el Hotel La Quinta del Nar.

Aquí tienes un listado de todos los alojamientos de la Sierra de la Demanda para buscar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Este post es parte de la serie

100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS


*Este post lleva algunos enlaces de afiliados, esto significa que si realizas la compra de algún producto siguiendo esos enlaces recibiremos una pequeña comisión. A ti no te incrementará el precio y a nosotros nos estará ayudando al mantenimiento del blog.

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¡Suscríbete a nuestros correos!

* Este campo es obligatorio

 


 


 

Consentimientos

Información básica sobre protección de datos
ResponsableA un Clic de la Aventura
FinalidadGestionar el envío de información sobre nuevas entradas del blog
LegitimaciónConsentimiento del interesado
DestinatariosSuscriptores del blog
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://aunclicdelaaventura.com/politica-de-privacidad/


error: Content is protected !!