Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Lagunas de Neila: 7 rutas por un paisaje de las glaciaciones en Burgos

Lagunas de Neila

Las Lagunas de Neila son uno de los lugares naturales más singulares de la Provincia de Burgos, por lo que te vamos a dar todas las claves para que disfrutes conociéndolas y recorriendo sus espectaculares rutas senderistas.

Indice del artículo

Dónde están las Lagunas de Neila

Las Lagunas de Neila se encuentran al sureste de la Provincia de Burgos, dentro del término municipal de Neila.

Para llegar hasta ellas hay que subir a la zona más alta de la Sierra de Neila, una de las cuatro sierras que junto con las de La Demanda, Mencilla y Urbión, conforman la parte burgalesa del Sistema Ibérico.

Laguna Larga, Neila
Laguna Larga

En estas sierras hay dos protagonistas: el pino y el agua. El pino lo encuentras por todos los lados, en esos bosques infinitos de la Sierra de Neila y al agua tendrás que buscarla en las preciosas lagunas, que se encuentran en el corazón de este entorno de montaña.

Cómo son las Lagunas de Neila

El conjunto de las Lagunas de Neila tiene su origen en el período final de la última glaciación del Pleistoceno, hace algo más de 12.000 años, siendo en este momento cuando los glaciares que ocupan la vertiente noreste de la Sierra de Neila comienzan a deshelarse. Este proceso deja a la vista varios circos glaciares semicirculares, en cuyo fondo se acumuló el agua de deshielo, formando el actual conjunto de lagunas situado a casi dos mil metros de altura.

Para algunas especies animales y vegetales acostumbradas a los ambientes alpinos, las lagunas formadas se convirtieron en un ecosistema acuático indispensable para su supervivivencia, ya que eran su último refugio habitable.

Además de la importancia ecológica del medio acuático, destaca la singularidad geológica de sus formas glaciares, sus impresionantes paisajes, los extensos bosques de pino albar o silvestre -que son los mayores de la Península Ibérica-, así como la riqueza de su fauna y flora, con multitud de especies protegidas que tienen en esta zona uno de sus mejores refugios.

Bosque de pinos en el entorno de las lagunas de Neila con Peña Aguda al fondo
Bosque de pinos en el entorno de las lagunas de Neila con Peña Aguda al fondo

La vegetación predominante está compuesta, además de por los pinos albares, por las hayas, robles, tejos y acebos. Entre la fauna destacan el lobo, el ciervo, el águila real, el águila culebrera, el azor y el buitre negro, recientemente introducido en esta zona gracias al Proyecto Monachus.

Todas estas circunstancias propiciaron que en 2008 se declarase la zona como protegida, con la denominación de Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila. El parque también está catalogado como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria).

Si quieres conocer otros lagos de montaña interesantes, visita este enlace de nuestro blog:

Los lagos de montaña de España que querrás conocer

Cuáles son las Lagunas de Neila

El conjunto total de las lagunas glaciares está formado por un auténtico rosario de lagunas, algunas de ellas bastante alejadas y de difícil accesibilidad, como es el caso de la Laguna de la Oruga o la Laguna de Muñalba.

Las Lagunas de Neila más famosas son siete y se concentran en las inmediaciones del Pico Campiña, en tres grupos principales. Todas desaguan a la cuenca del río Ebro a través del río Paúl Grande, que es el que recoge el sobrante de sus aguas.

La Laguna Negra, la Laguna Larga y la Laguna Corta

Se encuentran todas en el impresionante circo glaciar del Campiña o de la Laguna Negra, una semicircunferencia de más de 3000 m de longitud protegida por un paredón que supera los 150 m de altura. Se trata del circo glaciar más grande y mejor formado del Sistema Ibérico, siendo sus cotas más elevadas el Pico Campiña (2049 m) y el Pico Laguna (2004 m).

Las lagunas Negra y Larga están cerradas por los restos de la morrena del glaciar y son las mayores de todas las Lagunas de Neila. También son las que se encuentran a mayor altitud, estando las orillas de la Laguna Negra a 1915 m de altura y las de la Laguna Larga a 1900 m.

Lagunas Larga y Negra de Neila
Lagunas Larga y Negra

En la lengua de tierra que separa las lagunas Negra y Larga hay un pequeño refugio para pescadores.

Dice una leyenda que la Laguna Negra se tragó a Doña Lambra, la malvada tía de los Siete Infantes de Lara, por haberlos traicionado y haber sido instigadora de su muerte. En cualquier caso, no la confundas con la Laguna Negra de Urbión, que está en Soria y que también es objeto de leyendas.

La Laguna Corta normalmente está seca y sólo tiene agua en invierno. Está un poco más baja que las anteriores, a 1870 m de altura.

La Laguna de la Cascada

El agua que desborda de las anteriores lagunas cae, formando una cascada, a otro circo que se encuentra por debajo del circo del Campiña, como si se tratase de una escalera.

En la base de este circo se encuentra la Laguna de la Cascada, a 1685 m de altura, siendo la que está situada a menor cota de todas ellas.

Cascada de las Lagunas de Neila
Cascada de las Lagunas de Neila

Sin duda es la más espectacular y bonita de todas, gracias a su agreste entorno y a la cascada.

Junto a sus orillas hay un original refugio con tejado de pizarra y, muy cerca de ella está la Cueva de los Potros, en la que se dice que se refugiaba el Cura Merino durante la Guerra de la Independencia, cuando huía de los franceses. La historia podría tener algo de cierto, ya que este guerrillero tenía su casa en el cercano pueblo de Neila.

Refugio de la Laguna de la Cascada, Neila
Refugio de la Laguna de la Cascada

La Laguna de los Patos, la Laguna Brava y la Laguna de las Pardillas

A continuación del circo glaciar del Campiña se encuentra el circo del Contadero. En él se encuentran la Laguna de los Patos, a 1880 m de altura y la Laguna Brava, a 1850 m de altura. Junto a la orilla de esta última, hay un pequeño refugio de pescadores.

Lagunas de los Patos y Brava, Neila
Lagunas de los Patos y Brava

Muy cerca de ambas se encuentra la Laguna de las Pardillas, a 1850 m de altura, que está casi colmatada por los sedimentos y que en veranos calurosos llega a quedarse prácticamente seca.

Laguna de las Pardillas, Neila
Laguna de las Pardillas

NUESTRA RECOMENDACIÓN PARA DORMIR CERCA DE LAS LAGUNAS DE NEILA

El pueblo más cercano para alojarte durante tu visita a las Lagunas de Neila es Quintanar de la Sierra. Aquí te recomendamos la Posada Las Mayas. Es una posada que se encuentra situada en el centro del pueblo, en un edificio de piedra, decorado con mucho gusto. Las habitaciones son muy acogedoras, con camas muy cómodas. Y el desayuno está buenísimo.

Otro pueblo en el que te puedes alojar para visitar las Lagunas de Neila es Covaleda, un pueblo de la provincia de Soria, a media hora de las lagunas. Aquí te recomendamos la Posada dos Aguas, un alojamiento con mucho encanto, con una decoración elegante y acogedora.

Mapa de las Lagunas de Neila

Mapa de las Lagunas de Neila

Cómo llegar a las Lagunas de Neila

La burgalesa localidad de Quintanar de la Sierra es el punto de referencia para tomar la carretera que asciende hasta las Lagunas de Neila.

Llegar hasta Quintanar de la Sierra es muy sencillo. Si viajas desde Burgos tienes que tomar la carretera N-234 hasta Salas de los Infantes y allí desviarte hasta Quintanar de la Sierra. Si lo haces desde Soria, tienes que tomar también la N-234 y desviarte hacia tu destino a la altura de Abejar.

Si vienes desde Madrid, lo mejor es ir hasta Aranda de Duero, para allí tomar la carretera BU-910 que te llevará también hasta la N-234, desde donde puedes dirigirte ya hacia Salas de los Infantes.

Una vez en Quintanar de la Sierra, tienes que atravesar el pueblo y seguir la carretera que lleva hacia Neila. Tienes que seguirla durante 8 km, en los que dejarás atrás los desvíos de la Cascada del Chorlón (a tu izquierda) y la Surgencia Kárstica de Fuente Sanza, en la que nace el río Arlanza (a tu derecha). Una vez recorrido este tramo, llegarás a un desvío que, a mano derecha, te lleva hasta la localidad de Neila y, a mano izquierda, sube hacia las lagunas en poco más de 4 km.

Dónde aparcar en las Lagunas de Neila

Según subes desde el anterior desvío, hay cinco lugares donde aparcar para poder visitar todo el conjunto. Son los siguientes, según vas subiendo.

Aparcamiento de las Lagunas de Neila

Es el primero que encontrarás tras 3 kilómetros de subida. Se trata de una explanada que queda a mano izquierda según subes y en la que hay también una bifurcación de la carretera.

La carretera de la derecha te acercará hacia la Laguna de La Cascada.

Laguna de la Cascada, Neila
Laguna de la Cascada

La carretera de la izquierda sube hacia el resto de las lagunas. Hay una barrera para impedir el paso de vehículos, si los aparcamientos de la zona superior ya están llenos.

Aparcamiento del Albergue de las Lagunas de Neila

Subiendo otro medio kilómetro y, nada más pasar una curva pronunciada a la derecha, verás a tu izquierda el Albergue Refugio de Neila, donde también es posible aparcar.

No te podemos decir si el albergue sigue en funcionamiento actualmente, antes disponía de alojamiento, bar y restaurante. Pero, últimamente siempre que hemos ido, lo hemos encontrado cerrado.

Aparcamiento del Mirador de San Francisco

Tras subir otro medio kilómetro, verás a tu derecha un aparcamiento para poco más de media docena de coches.

Este aparcamiento te permite acceder al Mirador de San Francisco, desde el que hay unas vistas magníficas del entorno y de las Sierras de Urbión y La Demanda.

Verás que a tu izquierda hay una roca destacada que parece la proa de un barco, y con una torreta de vigilancia en su parte superior. Se trata de Peña Aguda (1909 m), otro lugar al que merece la pena subir para disfrutar de las vistas.

Peña Aguda en el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila
Peña Aguda

Aparcamiento de Peña Aguda

Apenas 100 metros después del Mirador de San Francisco, está este otro aparcamiento del que sale el camino que sube hasta la torreta que corona la parte superior de Peña Aguda.

Aparcamiento de la Laguna de los Patos

Aquí es donde acaba la carretera, y es el mejor lugar para dejar el coche y visitar la mayor parte de las lagunas, así como iniciar las mejores rutas de senderismo.

Rutas de senderismo por las Lagunas de Neila

La Senda de las Lagunas de Neila PRC-BU-203

La senda clásica de las Lagunas de Neila es la que corresponde con el Sendero de Pequeño Recorrido PRC-BU-203, por lo que la encontrarás perfectamente señalizada con las típicas franjas blancas y amarillas.

El inicio de esta senda se encuentra al final del Aparcamiento de la Laguna de los Patos. Dede allí tienes que tomar la senda ascendente que hay entre el camino que va a la Laguna de los Patos y a la Laguna Larga. El camino sube hacia la parte superior del circo del Campiña por un bosquecillo de pinos y, no tendrás más remedio que parar de vez en cuando para ver las vistas inmejorables de todas las lagunas.

Laguna Larga de Neila desde el Campiña
Laguna Larga de Neila

Una vez en la parte superior, tendrás que recorrer el borde superior del circo glaciar hasta el final, pasando por el mojón que marca la cima del Campiña (2049 m) y del Pico de la Laguna (2004 m). Una vez en la parte final, tienes que tomar la senda descendente que te lleva primero junto a la Laguna Negra y, que después continúa hacia la Laguna de la Cascada.

Laguna Negra desde el Campiña
Laguna Negra desde el Campiña

Después de visitar la Cueva de los Potros, y acabar de bordear la laguna pasando junto al refugio, verás la pista que se dirige hacia la carretera que va a Neila. Síguela durante medio kilómetro y pronto verás a tu derecha la senda ascendente que te llevará hasta el Aparcamiento de Peña Aguda.

El recorrido total es de 8 km y tiene un desnivel acumulado de 400 m.

El Barranco de las Calderas

El Barranco de las Calderas es un auténtico tesoro de la geología burgalesa. Se trata de formaciones rocosas de areniscas cementadas (algo así como un hormigón natural), en las que la acción erosiva del agua del Arroyo Palazuelos, el hielo y el viento han labrado un auténtico laberinto de roca con formas extrañas y caprichosas, en el que encontrarás piscinas naturales, cascadas, callejones y pasadizos sin salida. Se trata de una auténtica ciudad encantada.

Tampoco te voy a engañar. Es difícil llegar hasta él desde las Lagunas de Neila por lo agreste y húmedo del terreno, y una vez en el barranco hay que tener cuidado con los desniveles y no desorientarse.

Bajada a las Calderas
Bajada a las Calderas

Para llegar hasta allí, basta con que sigas la ruta anterior recorriendo casi toda la parte superior del circo del Campiña, hasta llegar a la altura del Pico de la Laguna. Una vez en éste, verás que en la suave ladera que queda a tu izquierda se aprecia una vaguada descendente, que es en realidad el nacimiento del Arroyo Palazuelos. Basta seguirla y descender 200 m de cota para llegar al inicio de las formaciones rocosas del barranco.

Barranco de las Calderas
Barranco de las Calderas

No existe un camino marcado, aunque hay mojones de roca que de vez en cuando te indican el camino a seguir.

Si quieres llegar al Barranco de las Calderas por otro lado, también puedes hacerlo desde Palacios de la Sierra o Monasterio de la Sierra, a través de una pista primero y un sendero a través del bosque, después. Ninguno de los accesos a las Calderas es sencillo y es fácil perderse, por lo que es muy conveniente llevar un GPS.

El Empedrao desde el Albergue

El “Empedrao” es una singular formación rocosa que semeja un enlosado gigante de placas de piedra, que se asoma al vacío. Ojo que al ser las losas de tamaño gigantesco, también lo son las anchuras de las grietas que las separan y su profundidad, con lo que conviene estar bien atento. Salvando las distancias, a mí me recuerda al Preikestolen, el famoso mirador de los fiordos noruegos.

Para llegar hasta él, basta tomar la senda que sale de la parte trasera del Albergue (no confundirla con la que hay un poco más a la derecha y que sube a la Laguna Brava). La senda no es larga ya que no llega al kilómetro, pero discurre por el pinar, por lo que es fácil despistarse. Así que no está de más que te ayudes de un GPS para orientarte.

En una pradera junto a las rocas se encuentra el Pino del Empedrao, uno de los árboles singulares de la Provincia de Burgos. Se trata de un enorme pino albar de 17 m  de altura, con un perímetro en el tronco de casi 5 m.

Si quieres hacer más rutas por el entorno de la Sierra de la Demanda, no te pierdas estas que te proponemos:

Rutas por la Sierra de la Demanda que merece la pena descubrir

Rutas por las Lagunas de Neila con niños

Si vas con niños a las Lagunas de Neila, también hay rutas sencillas que pueden hacerse para disfrutar de este paraje único.

Las lagunas de los Patos y Brava, desde el Aparcamiento de la Laguna de los Patos

Al final del Aparcamiento de la Laguna de los Patos, a la izquierda, sale un sendero que en poco menos de un kilómetro te lleva por la orilla norte de ambas lagunas.

Laguna de los Patos, Neila
Laguna de los Patos

Es un paseo sencillo y agradable, que te permite disfrutar del entorno estupendo del circo del Contadero, llegando hasta el pequeño refugio de pescadores que hay a orillas de la Laguna Brava.

Las lagunas de los Patos y Brava, desde el Albergue

Para niños un poco más aventureros, también se puede ir a las lagunas de los Patos y la Brava desde el Albergue. De la parte trasera de éste, sale una senda ascendente que, a través del pinar, asciende hasta el anterior paseo que bordea las lagunas.

Laguna Brava, Neila
Laguna Brava

Las lagunas Negra, Larga y Corta, desde el Aparcamiento de la Laguna de los Patos

Este es el paseo más habitual de todos y en el que suele haber más gente. Comienza en la parte final del aparcamiento de la Laguna de los Patos, tomando el camino que sale a la derecha.

Laguna Negra de Neila
Laguna Negra

Se trata de un camino con buen firme, desde el que al principio hay a la derecha unas vistas únicas de la Laguna de la Cascada.

Laguna de la Cascada de Neila desde arriba
Laguna de la Cascada desde arriba

Pasa después junto a la reseca Laguna Corta y discurre finalmente por la morrena que represa las aguas de las lagunas Larga y Negra.

La Laguna de la Cascada

Para ir hasta la Laguna de la Cascada, tienes que tomar el desvío que te indiqué al hablar del Aparcamiento de las Lagunas de Neila, y seguir la carretera un kilómetro hasta llegar a una curva cerrada a la derecha.

Podrás aparcar por allí, ya que de la misma curva sale la pista que en kilómetro y medio te lleva hasta la Laguna de la Cascada.

Hay más lugares que descubrir en la zona de La Demanda, no te pierdas estos que te proponemos:

La Sierra de la Demanda de Burgos, sus propuestas más sorprendentes

Neila y la Casa del Parque de las Lagunas de Neila

Una buena forma de obtener información de las lagunas y de las rutas que se pueden hacer por la zona, es acercarse a la Casa del Parque de las Lagunas Glaciares, ubicada en la localidad de Neila .

Tiene su sede en la antigua Iglesia de San Miguel, un hermoso edificio románico, que también merece la pena que le dediques algo de atención.

Interior de la Iglesia de San Miguel de Neila
Interior de la Iglesia de San Miguel de Neila

Neila es uno de los pueblos situados a mayor altitud de la Provincia de Burgos. Es un bonito y sencillo pueblo serrano que, en el pasado, tuvo su momento de gloria en los tiempos del Concejo de la Mesta, ya que desde aquí partían los rebaños de millares de ovejas merinas, rumbo a Extremadura.

Merece la pena aprovechar para dar un paseo por Neila y disfrutar de sus casas blasonadas agrupadas en torno a dos barrios, el de San Miguel y el de Santa María.

No te pierdas el nacimiento del río Najerilla dentro de una cueva; la iglesia de Santa María, de origen gótico; así como el puente romano y el rollo jurisdiccional.

Como ya te hemos indicado antes, aquí tuvo una casa el Cura Merino, famoso guerrillero de la Guerra de la Independencia contra los franceses.

Las Lagunas de Neila en invierno

Después de todo lo que te hemos contado sobre la situación tan elevada de las Lagunas de Neila, podrás hacerte idea de que, en pleno invierno, en esta zona hace un frío glacial.

Lagunas de Neila en invierno
Lagunas de Neila en invierno

Cualquiera podría suponer que en invierno las lagunas estarían desiertas, pero nada más lejos de la realidad. Resulta que la cascada de la Laguna de la Cascada, es de las pocas que hay en España que llegan a helarse completamente en los días de más frío, por lo que multitud de escaladores de hielo se congregan en la zona durante las horas de la madrugada, para aprovechar a escalar la cascada cuando hace más frío y el hielo está más duro.

Otros lugares interesantes de Burgos


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.