Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en Burgos (ciudad) contado por unos burgaleses

Que ver en Burgos

Mucha gente piensa que sólo hay que ver en Burgos su Catedral y un par de monumentos más, pero están muy equivocados.

Como burgaleses que somos, podemos asegurarte que Burgos tiene muchos lugares que realmente te sorprenderán. Acompáñanos en este recorrido por nuestra ciudad, para que te hagamos de anfitriones y no te pierdas nada de lo imprescindible.

Dónde está Burgos

Como Burgos tiene fama de que es una ciudad en la que hace frío, todo el mundo tiene, más o menos claro, que anda por la zona norte de España. Dos horas y media nos separan en coche de Madrid.

Para los que andéis un poco despistados, deciros que Burgos está situada entre el río Arlanzón y los cerros de San Miguel y del Castillo, a pocos kilómetros de donde acaba la llanura de la Meseta Norte y empieza la Cordillera Cantábrica.

Cómo es Burgos

Burgos es una ciudad sencilla, no demasiado grande, con una población de casi 180.000 habitantes, lo que la convierte en el segundo núcleo de población de Castilla y León.

Decir medieval y decir Burgos, es lo mismo, pues por todas partes se ven los restos de ese pasado milenario castellano, en el que la ciudad vivió su mayor momento de gloria.

Uno de los personajes por los que Burgos es conocida es el Cid Campeador, un héroe medieval, cuya historia se encuentra a medio camino entre la realidad y la leyenda.

Mucha gente conoce a Burgos por el frío, pero, independientemente de que es verdad que no es un lugar en el que vayas a pasar calor (sobre todo en invierno), te compensará descubrir lo mucho que puedes hacer y que ver en Burgos.

Arco Santa María y Catedral de Burgos con nieve
Burgos con nieve

Si tienes curiosidad por ver cómo es Burgos cuando nieva, aquí puedes descubrirlo.

Es una ciudad llena de contrates, patrimonio e historia, que atesora en su casco urbano e inmediaciones, nada menos que tres Patrimonios de la Humanidad: El Camino de Santiago, la Catedral de Burgos y los Yacimientos de Atapuerca.

Y no sólo eso, su gastronomía realmente exquisita te alucinará. No es casualidad que Burgos haya sido Capital Española de la Gastronomía en 2013 y, desde 2015, es Ciudad Creativa de la Gastronomía de la UNESCO.

En Burgos también podrás disfrutar de un entorno natural privilegiado, que es perceptible incluso en sus parques urbanos.

💡 SEGURO DE VIAJE

El seguro de viaje se ha convertido en algo imprescindible, no sólo por la tranquilidad que proporciona sino porque cada vez hay más países que lo exigen como requisito de entrada.

Para nosotros uno de los mejores seguros de viaje que hay en el mercado es el de MONDO, ya que ha sabido adaptarse a la situación actual, implantando una serie de mejoras en sus productos.

Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena, en caso de enfermedad por COVID-19. Los gastos de la PCR que haya sido prescrita por un médico. Y el traslado sanitario y la repatriación en caso de dar positivo por COVID-19.

📣 ¡¡OFERTA!!📣

SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS NUESTRO TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE

Una breve historia de Burgos

Burgos fue fundada en la primavera del año 884, por el conde Diego Rodríguez Porcelos (lo de Porcelos era un mote de significado no muy claro), vasallo del rey Alfonso III el Magno, último rey de Asturias y primer rey de León.

🧐 ¿QUÉ QUIERE DECIR BURGOS?

Burg o Brug son palabras germánicas que quieren decir algo así como castillo o lugar fortificado y, por derivación, población o ciudad. De hecho, hay multitud de ciudades europeas cuyo nombre contiene esas palabras, como Edimburgo, Estrasburgo, Hamburgo, Brujas o Nuremberg.

Así que el nombre de Burgos, hacía alusión a que era un lugar fortificado. Y efectivamente así es, pues Burgos se fundó para defender la frontera sur de los reinos del norte de España, del ataque de los musulmanes.

A principios del siglo XIII, ya era una ciudad consolidada y amurallada, que se había convertido en centro del poder político de Castilla, sede episcopal y lugar fundamental de paso del Camino de Santiago. Así que, nada mejor, que construir una catedral, al nuevo estilo gótico que venía de Francia, para dejar bien claro el poder de la ciudad.

Catedral de Burgos
Catedral de Burgos

Hasta el reinado de los Reyes Católicos, fue la capital del Reino de Castilla y vivió su mayor momento de gloria pero, a finales del siglo XVI, Madrid pasa a ser la capital de España y además nuestra ciudad sufre varias epidemias de peste, por lo que entra en un período de decadencia del que nunca se llegó a recuperar y eso, a pesar de que se intentó centralizar en la ciudad el monopolio del importante comercio de la lana.

Como dato curioso poco conocido, decirte que entre el 1 de abril y el 18 de octubre de 1939, tras el final de la Guerra Civil, fue oficialmente la capital de España.

Actualmente, los excepcionales hallazgos paleoantropológicos hechos en los Yacimientos de Atapuerca, han vuelto a poner a Burgos en el mapa mundial.

Mapa de los lugares que hay que ver en Burgos

Los lugares más importantes que tienes que ver en Burgos

Para que no te pierdas todos los lugares que hay que ver en Burgos, hemos preparado para ti un recorrido que puedes seguir fácilmente por lo mejor de nuestra ciudad.

La Plaza Mayor

Con su forma irregular “poco castellana” y sus casas de colores, la Plaza Mayor de Burgos es el centro neurálgico de la ciudad, por lo que es el mejor lugar para comenzar la visita a la ciudad.

Plaza Mayor desde el Ayuntamiento de Burgos
Vistas de la Plaza Mayor desde el Ayuntamiento de Burgos

El edificio más representativo de la plaza es la Casa Consistorial, un edificio neoclásico construido en 1788, tal y como aparece escrito en su fachada. Está situado sobre la que fuera la antigua muralla de la ciudad y, más concretamente, sobre la Puerta de Carretas. De hecho, bajo el edificio hay una zona porticada con columnas, que todavía sirve de paso hacia el Paseo del Espolón.

Si te fijas en las columnas de los soportales, podrás ver dos marcas rojas que indican hasta donde llegó el nivel de las aguas en las inundaciones del 11 de junio de 1874 y el 5 de junio de 1930.

Plaza Mayor que ver en Burgos
Estatua de Carlos III en la Plaza Mayor de Burgos

La Plaza Mayor está presidida por una estatua del rey Carlos III, el restaurador de las artes.

Si quieres que un guía te descubra los lugares más importantes que hay que ver en Burgos, puedes apuntarte a este tour gratuito.

🍳 DE TAPAS POR EL CENTRO DE BURGOS

De la Plaza Mayor parten la Calle San Lorenzo y la Calle Sombrerería, que son las mejores en Burgos si quieres ir de tapas o pinchos.

Las tapas más famosas suelen incluir morcilla, que es de lo más típico de Burgos, pero también son muy consumidas las patatas bravas, que puedes encontrar en el Mesón Burgos (C/ Sombrerería, 8), la Cabaña Arandina (C/ Sombrerería, 12) o la Mejillonera (C/ Paloma, 33), entre otros sitios. Y los cojonudos y cojonudas, en el Mesón Los Herreros (C/ San Lorenzo, 20) y en Casa Pancho (C/ San Lorenzo, 13).

Si buscas pinchos más elaborados te gustarán los de La Quinta del Monje (C/ San Lorenzo, 19) o La Lorencita (C/ San Lorenzo, 27).

El Paseo del Espolón

El Paseo del Espolón es el más emblemático y conocido de la ciudad. Está construido entre la margen derecha del río Arlanzón y la antigua muralla de la ciudad. Aunque aquí no quedan restos de ella, toda la alineación de casas del paseo, está construida siguiendo el trazado de la muralla medieval.

Paseo del Espolón, que ver en Burgos
Paseo del Espolón

Según sales de la Plaza Mayor hacia el Paseo del Espolón, encontrarás en el suelo una enorme placa de bronce en la que aparece grabado el trazado de la muralla medieval y, ante ti, verás las estatuas de cuatro reyes de España, que fueron traídas hasta aquí desde los jardines de la madrileña Plaza de Oriente. Hay otras cuatro estatuas más distribuidas por el paseo.

Estatuas de los Reyes, Paseo del Espolón, que ver en Burgos
Estatua de Alfonso VI en el Paseo del Espolón

Verás que el Paseo del Espolón está diseñado en dos alturas, la más baja es el Paseo del Espolón propiamente dicho y, la más alta, es conocida como El Espoloncillo.

El Espoloncillo, que ver en Burgos
El Espoloncillo

Si desde la placa del suelo vas hacia tu izquierda, llegarás al extremo del paseo en el que están el Teatro Principal y el Palacio de la Diputación Provincial, dos nobles edificios construidos en la segunda mitad del siglo XIX.

Si vas a tu derecha, llegarás hasta el Arco de Santa María, no sin antes pasar ante el Consulado del Mar, institución desde la que, en la Edad Media, se controlaba el comercio con Flandes que partía del puerto de Santander.

El Arco de Santa María

El Arco de Santa María se encuentra en el emplazamiento de la antigua puerta principal de entrada a la amurallada ciudad de Burgos.

Fue construido por los burgaleses para, de alguna forma, congraciarse con el emperador Carlos V tras la Guerra de las Comunidades de Castilla, que acabó con la decapitación de los comuneros Bravo, Padilla y Maldonado.

La fachada más interesante del arco da al Paseo del Espolón, y de ella te llamarán la atención las seis esculturas que representan al propio Carlos V; al Cid, a Diego Porcelos, el fundador de Burgos; a Fernán González, primer conde de Castilla; y a Nuño Rasura y Laín Calvo, dos famosos jueces medievales burgaleses.

Arco de Santa María que ver en Burgos
Arco de Santa María

No dejes de visitarlo por dentro, pues así conocerás la Sala de Poridad que, en tiempos, servía para que se reuniese en ella la corporación municipal.

En este post de nuestro blog podrás leer mucha más información sobre este monumento y algunos otros de los más importantes de la ciudad.

La Catedral de Burgos

Nada más atravesar el Arco de Santa María, te darás de bruces con la estampa que más asombra a los visitantes de la ciudad desde que ya, en la Edad Media, accedían por aquí a la ciudad: la Catedral de Santa María.

La Catedral de Burgos no necesita presentación y por sí sola da para un blog completo, pues esuno de los monumentos góticos más importante de Europa y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

🤓 UN DATO

La primera declaración de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que se hizo en España, se realizó en 1984 y sólo incluyó 5 monumentos, uno de los cuales fue la Catedral de Burgos.

El rey Fernando III el Santo, ordenó el inicio de su construcción en 1221, hace ya ocho siglos, teniendo su fachada un parecido bastante razonable con la de la Catedral de Notre Dame de París, medio siglo más antigua que la de Burgos, y con la de la Catedral de Reims.

Por supuesto que tienes que verla por dentro y no perderte sus lugares más destacados, como el Papamoscas, el Cimborrio, la Escalera Dorada, el Claustro o la Tumba del Cid y, como no, la Capilla de los Condestables, considerada una catedral dentro de la Catedral.

Las visitas al interior de la Catedral pueden ser guiadas o por libre, aunque te recomiendo la guiada. Si quieres evitarte la colas y asegurarte de que no te quedarás sin entrada, puedes reservarla en este enlace.

Los horarios de visita están cambiando muy a menudo, así que te aconsejo consultarlos en este enlace antes de ir. Por si cuadra con tu viaje, que sepas que puedes entrar gratis a visitar la catedral de Burgos los martes por la tarde de 16:30 a 18:00 h en invierno y de 16:30 a 18.30 h en verano.

Además de visitar su interior, también tienes que dar una vuelta completa a su alrededor, para poder admirar sus increíbles portadas de Santa María, Coronería, Pellejería y Sarmental. Para dar esta vuelta, lo mejor es que lo hagas yendo primero a la Iglesia de San Nicolás, que te indico en el apartado siguiente y realizar el itinerario que te marco un poco más adelante.

Para que hagas boca, te será de ayuda echarles un vistazo a estos dos posts de nuestro blog, en los que te contamos algunas cosas de los rincones más destacados de la Catedral de Burgos.

La Iglesia de San Nicolás

Frente a la Puerta de Santa María, que es la fachada principal de la Catedral, verás la escalera que lleva directamente a la Iglesia de San Nicolás, punto siguiente de la visita. Por cierto, cuando subas por la escalera, busca en las casas la placa que indica el lugar donde se imprimió la primera copia de La Celestina.

La fachada de esta iglesia da a la calle Fernán González, el tramo más genuino y céntrico del Camino de Santiago a su paso por Burgos y calle principal de la ciudad en la Edad Media.

Portada de la Iglesia de San Nicolás que ver en Burgos
Portada de la Iglesia de San Nicolás

Esta iglesia gótica guarda una verdadera joya en su interior, que es su enorme retablo labrado completamente en piedra, algo que no es muy habitual y que la hace única, pues es uno de los retablos más destacados del gótico español. Su autoría se atribuye a Francisco de Colonia, aunque se cree que lo diseñó su padre Simón de Colonia.

Retablo en piedra de la iglesia de San Nicolás que ver en Burgos
Retablo en piedra de la iglesia de San Nicolás

El Palacio de Castilfalé

Desde San Nicolás puedes comenzar cómodamente la vuelta alrededor de la Catedral, de tal forma que lo primero que encontrarás, será la bonita Puerta de Coronería.

Puerta de Coronería de la Catedral de Burgos
Puerta de Coronería

Frente a ella queda el Palacio de Castilfalé, que perteneció a los condes del mismo nombre.

Es un bonito edificio renacentista del siglo XVI que, tras ser completamente restaurado a finales del siglo XX, sirve de ubicación al archivo municipal de Burgos. Se puede visitar, pero hay que concertar la visita llamando al teléfono: 947288812.

Palacio de Castilfalé, que ver en Burgos
Palacio de Castilfalé

Los exteriores de la Catedral de Burgos

Si continúas bordeando la Catedral, llegarás a una escalera señorial de piedra que desciende hacia la Puerta de Pellejería de la Catedral. Lamentablemente, no la podrás ver con absoluta claridad, porque lleva multitud de años medio tapada sirviendo de depósito de materiales y enseres para las obras de restauración de la Catedral, infravalorándola de forma inexplicable. No te miento ni exagero, si te digo que ya ni me acuerdo de la última vez que la vi sin trastos por delante, ni mallas de obra que dificulten la visión.

Exterior de la Capilla de los Condestables y Puerta de Pellejería de la Catedral de Burgos
Exterior de la Capilla de los Condestables y Puerta de Pellejería

La escalera te lleva a una plaza ampliada conocida como Las Llanas, que junto a la cercana Plaza Huerto del Rey, es el centro neurálgico de la zona de cañas y de ambiente nocturno en el centro de la ciudad.

Si continuas el recorrido con la catedral siempre a tu derecha, llegarás a la última puerta de la catedral, la conocida como Puerta del Sarmental, inconfundible por su escalera de acceso.

Puerta del Sarmental, Catedral de Burgos
Puerta del Sarmental

Desde aquí, verás con facilidad la parte trasera del Arco de Santa María y te podrás orientar después de tanta vuelta.

🍻 CERVEZAS CON VISTAS

En este momento te encontrarás en la Plaza del Rey San Fernando un lugar ideal para tomar unas cañas en alguna de las terrazas con vistas a la Catedral, como la de la Casa Minuto o el Viva la Pepa.

Terraza con vistas a la Catedral de Burgos

Si estás por allí a la hora del vermú, el mejor lugar para tomarlo es la Vermutería Victoria, que está frente a la Casa Minuto, donde tienen un vermú riquísimo que puedes acompañar con unas deliciosas tapas. Si vas por la noche podrás ser testigo de una tradición muy curiosa, todos los días a las diez de la noche suena el himno a Burgos, que es cantado por todos los clientes. Si quieres unirte encontrarás la letra del himno en las servilletas.

Las Murallas Medievales

El Paseo de los Cubos es uno de los mejores lugares para continuar este recorrido por los lugares más destacados que ver en Burgos.

El inicio del paseo está próximo a la Catedral y basta con que sigas las calles Nuño Rasura, Asunción de Nuestra Señora y Martínez del Campo, para llegar hasta él.

Este paseo bajo los castaños, es un lugar excelente para ver los tramos mejor conservados de la antigua muralla, incluso la Puerta de la Judería, por la que se accedía a la antigua judería burgalesa, de la que no queda absolutamente nada.

Por esta zona transcurre el recorrido nocturno Burgos de Leyenda, que te dará una visión completamente diferente de la historia de Burgos. Reserva aquí para poder hacer el tour.

El Arco de San Martín

El paseo llega a una curva cerrada para continuar subiendo, con la muralla a tu derecha, hacia el Arco de San Martín, por el que tendrás que pasar para volver otra vez a la Calle Fernán González.

Arco de San Martín que ver en Burgos
Arco de San Martín

Fíjate al pasar por su interior en un surco alargado de algo menos de un metro de largo. Se trata del patrón de medida de la Vara de Burgos o Castellana, que durante siglos fue la unidad de medida de longitud usada en España, incluidas América y Filipinas.

El Solar del Cid

Nada más pasar por el arco verás a tu izquierda el llamado Solar del Cid, que representa el lugar en el que, según la tradición, se encontraba la casa y dominios del héroe burgalés.

La ubicación exacta se desconoce, aunque las excavaciones arqueológicas que recientemente se han realizado aquí, han demostrado que esta zona correspondía con un núcleo de edificaciones medievales.

Solar del Cid que ver en Burgos
Solar del Cid

🛌🏼 NUESTRO CONSEJO PARA DORMIR EN BURGOS

Una visita completa a Burgos, te llevará entre 2 y 3 días, por lo que necesitas un lugar donde poder alojarte.

La oferta hotelera de la ciudad es amplia, pero como lo que queremos es indicarte el lugar que a nosotros nos parece el más adecuado, te aconsejamos el AC Hotel Burgos by Marriott, uno de los mejor ubicados en la ciudad, en pleno centro, pero en una zona tranquila y perfectamente accesible con tu vehículo.

Las habitaciones son amplias, modernas y cómodas, con un desayuno buffet muy bueno y variado.

El Mirador del Castillo

Continúa caminando por la Calle Fernán González en dirección a la Catedral, pasando frente al Mausoleo del Empecinado, el héroe de la Guerra de la Independencia, para tomar después la calle Doña Jimena y, al final de ésta, la escalera que sube hacia el Mirador del Castillo.

Este mirador es el punto desde el que tendrás las mejores vistas de la ciudad y de la Catedral desde las alturas. Un lugar en el que merece la pena hacer una pequeña parada, para disfrutar tratando de identificar los monumentos más destacados que hay que ver en Burgos.

Catedral de Burgos desde el Mirador del Castillo
Vistas desde el Mirador del Castillo

En el suelo hay una rosa de los vientos que te indica la dirección y distancia a montones de lugares del mundo.

Si quieres descansar un poco tras la caminata, junto al mirador encontrarás La Ciudadela, un bar que tiene la terraza con las mejores vistas de la ciudad.

El Castillo de Burgos

Muy cerca del mirador, en lo más alto del cerro que domina la ciudad, está la entrada al Castillo de Burgos o, mejor dicho, a lo que quedó de él tras la Guerra de la Indepencia.

Aunque se sabe que los asentamientos humanos en este cerro se remontan hasta el Neolítico, fue en el año 884 cuando se erigió la primera torre con funciones netamente defensivas y guerreras.

Para la época del Cid, allá por el siglo XI, era ya un castillo completamente formado que, posteriormente, es objeto de diferentes modificaciones durante los reinados de Alfonso VIII (siglos XII y XIII), Enrique IV (siglo XV) y Fernando El Católico (siglos XV y XVI), hasta que en 1736 sufre un incendio que lo deja en ruinas.

Murallas del Castillo de Burgos

Napoleón lo mandó reconstruir para ser utilizado como plaza fuerte durante la Guerra de la Independencia y, hoy seguiría entero, si el asedio que en 1812 llevó a cabo el Duque de Wellington (el que luego le ganó en Waterloo) hubiera sido un éxito. Como no lo fue y la guerra se les fue complicando a los franceses, decidieron abandonarlo y volarlo por los aires el 13 de junio de 1813.

El tema se les fue de las manos, porque la explosión fue de tal magnitud que, además de no dejar piedra sobre piedra en el castillo, destruyeron las vidrieras de la Catedral y fallecieron más de 200 soldados franceses que no se pusieron a cubierto, a tiempo.

La fortaleza ha sido reconstruida muy someramente en los últimos años y, si la visitas, podrás ver lo que era el patio de armas, el palacio de Alfonso X y el Pozo del Castillo.

😳 EL TESORO DE LAS GALERÍAS DEL CASTILLO

El subsuelo del Castillo está completamente minado por las galerías que hicieron los franceses e ingleses durante el asedio. Muchas de ellas se desconocen todavía y hay quien cree que los franceses escondieron allí el Archivo de Napoleón que nunca apareció, así como parte del botín de guerra que habían obtenido, concretamente, 400.000 monedas de oro y 200.000 de plata, perlas, diamantes y parte de la vajilla que perteneció a Pedro I de Castilla.

Pregunta al guía sobre la historia del General Leopoldo Centeno, la persona que lo buscó con más empeño a principios del siglo XX.

El Pozo del Castillo

Lo más sorprendente que queda de la fortaleza y que no fue arrasado por la explosión francesa, es el Pozo del Castillo, construido entre los siglos XII y XIV.

No se trata de un pozo ordinario, pues a su increíble profundidad de más de 60 metros, se suma el hecho de que es accesible hasta el fondo a través de 6 husillos paralelos al cilindro principal por los que bajan sendas escaleras de caracol, lo que le convierte en una obra única.

Pozo del Castillo, que ver en Burgos
Pozo del Castillo

Es visitable hasta el final del primer husillo, por lo que te recomiendo que bajes y lo veas.

La Iglesia de San Esteban y el Museo del Retablo

Paralelo a la carretera que pasa frente al mirador del castillo, hay un camino y unas escaleras por los que cómodamente bajarás hasta llegar frente a la Iglesia de San Esteban.

Iglesia de San Esteban, que ver en Burgos
Iglesia de San Esteban

Esta iglesia gótica, de transición entre los siglos XIII y XIV, fue declarada Bien de Interés Cultural y hoy ya no está destinada al culto, su interior sirve para alojar el Museo del Retablo.

Este museo guarda los retablos y el patrimonio eclesiástico de iglesias ubicadas en núcleos de población de la provincia que se encuentran en situación de abandono total, o sin apenas habitantes. Lo que ahora se llama la España Despoblada y que aquí es una triste realidad.

Museo del Retablo, que ver en Burgos
Museo del Retablo

Para saber más de este museo único en España, así como de otros lugares especiales de Burgos, no te pierdas este post.

El Arco de San Esteban

Frente a la fachada de la iglesia pasa la calle Arco de San Esteban. Si caminas por ella poco más de 150 metros, con la ladera del castillo a tu izquierda, llegarás hasta el Arco de San Esteban, la puerta de la muralla más antigua y bonita de las que se conservan.

Es originaria del siglo XIII y está construida en estilo mudéjar, con un arco de herradura, lo que aquí la convierte en algo realmente excepcional.

Arco de San Esteban, que ver en Burgos
Arco de San Esteban

También verás el paño de muralla al que pertenece la puerta y que asciende hasta unirse al castillo de la ciudad.

🍽 DÓNDE COMER EN BURGOS

Ya te he dicho que Burgos destaca por su gastronomía, por lo que vas a encontrar muchísimos lugares en los que comer de rechupete.

En el entorno de la Catedral podemos recomendarte el Huerto de Roque (Calle Sta. Águeda, 10), con una cocina de mercado muy elaborada o En tiempos de Maricastaña (Paseo del Espolón, 10) con platos muy sorprendentes.

Si quieres probar la cocina más tradicional, también cerca de la Catedral, tienes el Maneli Taberna Urbana, donde podrás degustar el lechazo de cordero. Y si te quieres dar un capricho el Restaurante Ojeda (Calle Vitoria, 5,) es el mejor de Burgos en el que comer lo más típico de estos lares, sobre todo, no te pierdas sus postres.

Si prefieres comida más vanguardista, no te pierdas el Cobo Estratos (Plaza de la Libertad, 9) del chef Miguel Cobo.

Y si buscas un restaurante sorprendente y nada turístico te recomiendo El Fogón de Jesusón (C/ Santo Domingo de Silos, 23), cocina de vanguardia con un toque oriental.

La Iglesia de San Gil

Si desde el arco continúas descendiendo por las calles Arco de San Esteban, Corazas y San Francisco, llegarás a la Iglesia de San Gil, que junto con las de San Nicolás y San Esteban, completa el llamado triángulo gótico del centro de la ciudad.

Iglesia de San Gil, que ver en Burgos
Iglesia de San Gil

La iglesia se construyó utilizando la muralla para que sirviese como una de sus paredes laterales, por lo que no te dejes engañar por su austero aspecto exterior.

Su interior es realmente digno de ver y en 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico. Aquí están enterrados los mercaderes más ricos de Burgos de los siglos XV y XVI.

💡 LA PULSERA TURÍSTICA DE BURGOS

En Burgos se ha creado una pulsera turística que por 8€ te permite entrar a la Catedral de Burgos, la Iglesia de San Esteban y su Museo del Retablo, la Iglesia de San Nicolás y la Iglesia de San Gil. Si no puedes acogerte a ningún descuento en estos monumentos, la pulsera puede ser una buena idea, ya que sólo la visita a la Catedral cuesta 7€, por lo que te sale a cuenta.

Cerca de la iglesia de San Gil encontrarás la Calle Avellanos, otra de las calles de bares y picoteo más frecuentadas de Burgos.

El Palacio de Capitanía

Si caminas ahora hasta la Plaza Alonso Martínez, llegarás al Palacio de Capitanía, un edificio de jurisdicción militar realmente bonito, en el que se encuentra el Museo Histórico Militar de Burgos, en el que podrás ver piezas tan curiosas como una Máquina Enigma, usada por los nazis en la Segunda Guerra Mundial y, cuyo código fue descifrado por Alan Turing.

Palacio de Capitanía, que ver en Burgos
Palacio de Capitanía

Como dato curioso, te comentaré que aquí se firmó el final de la Guerra Civil Española y que fue la sede del gobierno durante los meses en que Burgos fue la capital de España.

La Casa del Cordón

Si vas hasta la cercana Avenida del Cid y, de ella, a la calle Santander, llegarás hasta la impresionante Casa del Cordón, hoy sede central de una entidad bancaria.

Este noble palacio gótico del siglo XV, era la residencia de la familia más poderosa del reino, la del Condestable de Castilla D. Pedro Fernández de Velasco y Doña Mencía de Mendoza y Figueroa, los que están enterrados en la Capilla de los Condestables de la Catedral, que ya has conocido.

Casa del Cordón, que ver en Burgos
Casa del Cordón

El exterior es realmente digno de contemplar y, sobre todo, la fachada principal, en la que verás su hermosa decoración. Sobre la puerta hay un grueso cordón labrado en piedra que le da nombre y que se colocaba en las casas señoriales que habían servido de alojamiento a algún rey.

Para que de ello no te quepa duda, te comento que aquí se alojaron los Reyes Católicos y recibieron a Cristóbal Colón cuando este regresó de su segundo viaje a las Indias Occidentales. También fue aquí donde murió su yerno Felipe el Hermoso en extrañas circunstancias, aunque la versión oficial es que bebió agua fría tras jugar un veraniego partido de pelota, en el que había sudado la gota gorda.

La Plaza de Mío Cid

Muy cerca de la Casa del Cordón está la Plaza de Mío Cid, presidida por la famosa estatua de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, montado sobre su caballo Babieca y con la punta de la espada Tizona apuntando hacia Valencia, su señorío.

Plaza del Cid con la estatua del Cid en Burgos
Estatua del Cid Campeador

Frente a él, se encuentra el Puente de San Pablo que cruza el río Arlanzón, con ocho de sus balconcillos ocupados por sendas estatuas de las personas más importantes en la vida de Rodrigo Díaz.

Si quieres conocer quiénes son todos estos personajes claves en la vida del héroe burgalés, así como el resto de lugares de Burgos vinculados con el Cid, no te pierdas este post.

Volverás a encontrar en la Plaza del Cid dos edificios que te sonarán, el Palacio de la Diputación y el Teatro Principal, pues es aquí de donde nace el Paseo del Espolón.

El Museo de la Evolución Humana

Desde la Plaza de Mío Cid se divisa perfectamente el Museo de la Evolución Humana, flanqueado por el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) y el Forum Evolución.

Junto con los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca, el Museo y el CENIEH forman el Sistema Atapuerca Cultura de la Evolución, reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y Lugar de Valor Universal Excepcional.

Museo de la Evolución Humana, que ver en Burgos
Museo de la Evolución Humana

Si te gusta el tema, la visita al museo es recomendable, pero la de los yacimientos es obligatoria.

El Museo de Burgos

Callejeando un poco, llegarás al Museo de Burgos, ubicado en un bonito palacio renacentista conocido como la Casa de Miranda.

Aquí están reunidos todos los elementos arqueológicos de interés que hay que ver en Burgos, incluida la espada Tizona del Cid.

Museo de Burgos, Casa de Miranda
Museo de Burgos

Aunque la entrada al museo se realiza por la calle Miranda, su fachada más interesante se encuentra en su parte trasera, en la calle Calera.

Los sábados y domingos la entrada al Museo de Burgos es gratuita y, el resto de días sólo cuesta 1€, así que no pierdas la ocasión de visitar este museo tan interesante.

La Iglesia de San Lesmes

En la calle San Lesmes, con su fachada principal abierta al paso del Camino de Santiago, encontrarás la Iglesia de San Lesmes.

Es una impresionante iglesia gótica levantada en el siglo XIV para alojar el sepulcro de San Lesmes que, aunque era francés, es el patrón de Burgos.

Iglesia de San Lesmes, que ver en Burgos
Iglesia de San Lesmes

Poca gente sabe que aquí está también el sepulcro de Cristóbal de Haro, magnate local que financió la mayor parte de la primera vuelta al mundo que hicieron Magallanes y Elcano y que finalizó en 1522.

El Monasterio de las Huelgas

Desde el centro de la ciudad tendrás que caminar un rato para llegar hasta el Monasterio de las Huelgas Reales, fundado en 1187 por Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet.

🧐 PARA CURIOSOS

Alfonso VIII fue el vencedor de la Batalla de las Navas de Tolosa, que supuso el principio del fin de la Reconquista y, Leonor Plantagenet era hermana de Ricardo Corazón de León, que te sonará por la historia de Robin Hood.

A pesar del saqueo del que fue objeto por parte de las tropas napoleónicas, todavía podrás ver los sepulcros de sus fundadores y los restos de telas medievales que se preservaron en los sepulcros.

Exterior del Monasterio de las Huelgas, que ver en Burgos
Monasterio de las Huelgas

En el monasterio se mezclan magistralmente los estilos románico, pregótico y gótico, siendo un edificio único en Burgos por su tamaño y riqueza, adscrito a los bienes de titularidad de Patrimonio Nacional.

Las Claustrillas, Monasterio de las Huelgas, Burgos
Las Claustrillas, Monasterio de las Huelgas

Con la visita a Las Huelgas, finaliza el recorrido urbano para descubrir lo que hay que ver en Burgos. Los siguientes tres destinos están muy cerca de la ciudad, aunque necesitarás algún medio de transporte para ir hasta ellos.

La Cartuja de Miraflores

Saliendo de la ciudad y atravesando el Parque de Fuentes Blancas, llegarás al Monasterio de la Cartuja de Miraflores, una maravilla gótica que hace las funciones de panteón real.

Exterior de la Cartuja de Miraflores, que ver en Burgos
Exterior de la Cartuja de Miraflores

La reina Isabel la Católica mandó construir a Juan y Simón de Colonia el actual edificio, para que sirviera de lugar donde alojar el sepulcro de sus padres, Juan II e Isabel de Portugal, una pieza única en alabastro, obra del genial Gil de Siloé.

También verás aquí el sepulcro del Infante Alfonso, hermano de Isabel la Católica y rey, de no haber muerto durante su juventud en extrañas circunstancias.

Interior de la Cartuja de Miraflores, que ver en Burgos
Interior de la Cartuja de Miraflores

Desde la ciudad se puede llegar a la Cartuja dando un paseo o en autobús, aunque nuestro consejo es que vayas en coche, ya que lo suyo es que desde aquí sigas camino hasta el Monasterio de San Pedro de Cardeña.

El Monasterio de San Pedro de Cardeña

El Monasterio de San Pedro de Cardeña es parte de la Ruta del Cid y uno de sus lugares fundamentales, pues es aquí donde dejó a su mujer e hijas antes de partir al destierro.

Además de tener una bodega románica originaria del siglo XI, su interior de estilo gótico es un auténtico panteón real.

Aquí verás la tumba del Cid y de su esposa Doña Jimena, expoliada por los soldados de Napoleón, así como 29 nichos con tumbas de reyes y parientes y amigos del Cid. Aunque aquí se encuentran los sarcófagos del Cid y Doña Jimena, están vacíos, ya que sus restos se encuentran en la Catedral de Burgos.

Iglesia San Pedro de Cardeña que ver en Burgos
Iglesia del Monasterio de San Pedro de Cardeña

Podrás tener más información sobre La Cartuja, San Pedro de Cardeña y unos cuantos sitios más, situados a las afueras de la ciudad que Burgos, leyendo este post de nuestro blog.

Los Yacimientos de Atapuerca

Y, por supuesto, no puedes irte sin visitar los Yacimientos de Atapuerca, el hito científico más destacado que hay que ver en Burgos y por el que mucha gente la conoce a nivel mundial.

Se encuentran situados muy próximos a la localidad de Ibeas de Juarros, en la carretera N-120 que lleva hasta Logroño desde Burgos.

En Atapuerca alucinarás recorriendo los yacimientos de la Galería, Gran Dolina o Sima del Elefante y, conociendo todo lo que allí se ha encontrado y su importancia a nivel mundial. Un viaje en el tiempo de auténtico vértigo.

La visita a los yacimientos hay que hacerla guiada, ya sea reservando directamente en el Museo de la Evolución Humana o a través de las páginas web del Museo de la Evolución Humana o de la Fundación Atapuerca.

Excavaciones de los Yacimientos de Atapuerca
Excavaciones de los Yacimientos de Atapuerca

Y otra cosa, al lado de Ibeas de Juarros está el Centro de Acceso a los Yacimiento (CAYAC), punto de reunión si has ido hasta los yacimientos por tus propios medios, en vez de con el autobús que te oferten con la visita.

Como hay mucho que ver en Atapuerca, en este post te puedes enterar de cómo visitar los yacimientos y qué vas a ver allí.

Si te ha gustado todo lo que hay que ver en Burgos, seguro que te gustará conocer la cantidad de lugares sorprendentes que puedes ver en su provincia. Échale un vistazo a este post, en el que te indicamos cuáles son, distribuidos por comarcas.

Más lugares para conocer Burgos

Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.