Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Descubre los rincones secretos de Burgos, la ciudad del Cid

Exterior de la Catedral de Burgos - rincones secretos de Burgos

Burgos esconde mil y un lugares que te fascinarán, así que si quieres descubrir los rincones secretos de Burgos, acompáñanos en este agradable paseo por sus calles y sus monumentos, a la vez que te contamos su historia y curiosidades.

Los rincones secretos de Burgos


Descubre una catedral dentro de otra Catedral


Como no podía ser menos, hay que empezar una visita a nuestra ciudad por la Catedral de Burgos, pero más concretamente por la Capilla del Condestable o de la Purificación, uno de los secretos mejor guardados de este templo. Y una auténtica catedral dentro de la Catedral, y que por sí sola justifica la visita a nuestro monumento más importante.

Esta capilla fue edificada entre 1482 y 1494, en un estilo que mezcla el final del gótico y el inicio del renacimiento. En realidad es un monumental panteón funerario, ya que en ella reposan los restos del por entonces poderoso Condestable de Castilla, Pedro Fernández de Velasco, y de su esposa, Mencía de Mendoza. La dignidad de condestable era, después de la de rey, la mayor que se podía tener en la Castilla de los Reyes Católicos, ya que tenía el mando supremo del ejército y era el máximo representante del rey en su ausencia.

Capilla del Condestable de la Catedral de Burgos - rincones secretos de Burgos
Capilla del Condestable de la Catedral de Burgos

La creación de esta capilla, que es la más importante de todo el templo, supuso modificar su estructura ya que cambió notablemente el perfil de la Catedral al alterar significativamente su ábside, y desdibujó la forma de cruz latina en planta.

Todo en esta capilla es realmente sobresaliente, pero si hay dos cosas que destacan sobre las demás son, el retablo de la cabecera, obra conjunta de los geniales artistas Diego de Siloé y Felipe de Vigarny; y el sepulcro de los condestables, cuya autoría no está clara y se atribuye a Felipe de Vigarny o a Juan de Lugano.

Si quieres ver una buena colección de fotografías del exterior de la Catedral de Burgos, te propongo que visites los posts La Portada de Santa María y La Portada del Sarmental en nuestro blog.


Contempla cara a cara a nuestro antepasado más europeo


La visita al burgalés Museo de la Evolución Humana te permitirá realizar un completo recorrido por la historia de la evolución humana y su linaje, y como no, te permitirá contemplar los fósiles más emblemáticos e importantes de los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca, que dieron lugar a la descripción de la nueva especie Homo antecessor.

Pero si hay una “joya de la corona” que no te puedes perder de toda la muestra de fósiles de Atapuerca, ese es Miguelón, el cráneo número 5 de la Sima de los Huesos, perteneciente a la especie Homo heidelbergensis, y que está considerado el cráneo fósil más completo del registro fósil mundial.

Este cráneo y su mandíbula, cuya designación oficial es AT 700, fue encontrado en 1992 en la Sima de los Huesos, y recibe su nombre del popular ciclista Miguel Induráin, que aquel año se había convertido en el primer español que consiguió ganar dos veces el Tour de Francia.

Craneo de Miguelón - Fotografía de Javier Trueba / Madrid Scientific Films - rincones secretos de Burgos
Craneo de Miguelón – Fotografía de Javier Trueba / Madrid Scientific Films

El cráneo está excepcionalmente conservado debido a las peculiares condiciones del yacimiento, y perteneció a un individuo que murió en torno a los 35 años de edad. Los dientes presentan un desgaste considerable por el uso que les dio su dueño, y si te fijas, podrás ver una hinchazón considerable en el lado izquierdo de la cara, provocado por la fractura y posterior infección de un diente, lo que sin lugar a dudas le produjo un gran sufrimiento y probablemente la muerte.

Con respecto a por qué apareció este fósil y muchos otros en la Sima de los Huesos, convirtiéndolo en el mayor yacimiento del mundo de restos fósiles humanos, hay varias teorías, si bien la más aceptada es que se trataba de un pozo en el cual arrojaban nuestros antepasados a sus difuntos.

Consulta toda la información sobre el Sistema Atapuerca Cultura de la Evolución en el post que le dedicamos en nuestro blog.


Admira un retablo esculpido en piedra


Muy cerca de la Catedral de Burgos se encuentra la Iglesia de San Nicolás, donde encontrarás otro de los rincones secretos de Burgos. Un templo del siglo XIV que exteriormente es muy similar a muchos de los que puedes encontrar por Castilla, sin que tenga elementos arquitectónicos de excepcional importancia que puedan llamarte la atención, una vez que has conocido el estilo de este tipo de iglesias.

Pero una vez que penetras en su interior todo cambia, y sin lugar a dudas te quedarás asombrado ante su excepcional retablo, único en su género, y esculpido completamente en piedra en el siglo XVI por Simón de Colonia y su hijo Francisco de Colonia.

Este maravilloso retablo, que ya de por sí hace que prácticamente nadie se fije en el también interesante interior de la iglesia, fue labrado en piedra blanca de Hontoria de la Cantera, la misma que se utilizó para construir la Catedral de Burgos, de ahí que con la iluminación artificial del interior de la iglesia destaque tanto su imponente color blanco, que hace que parezca que brilla con luz propia. No obstante, el retablo original estaba policromado en su totalidad, por lo que su aspecto actual no es el mismo que cuando se esculpió.

Retablo de la iglesia de San Nicolás - rincones secretos de Burgos
Retablo de la iglesia de San Nicolás

Fue Gonzalo López Polanco, un comerciante burgalés venido a más, quien encargó la realización del retablo, motivo por el cual en los laterales de esta magnífica obra están su sepulcro y el de sus familiares directos. Aunque la imaginería del retablo es muy rica y sería muy extenso detallarla toda, te diré que la idea central del mismo es un gran círculo en el que se representa la coronación de la Virgen María, y una serie de escenas inferiores que representan la vida y milagros de San Nicolás de Bari.

Si quieres tener tu momento Síndrome de Stendhal al recorrer Burgos, entra en esta iglesia, siéntate en un banco, y disfruta del retablo.


Sorpréndete ante la gran cantidad de retablos de una iglesia


En la parte alta de la ciudad de Burgos, y ya en las laderas del cerro sobre el que se asienta el Castillo de Burgos, se encuentra el Barrio de San Esteban, el único que hoy en día conserva en sus empinadas calles el espíritu del Burgos medieval.

En este barrio se encuentra la Iglesia de San Esteban, un imponente templo gótico de finales del siglo XIII y principios del XIV, que fue erigido sobre otro románico, y que es la única parroquia burgalesa que cuenta con un claustro anexo.

El edificio, enclavado en una zona de gran belleza y justo al lado del Centro de Arte Caja de Burgos, presenta un exterior de gran belleza y armonía, con una portada que sigue la estética de las de la Catedral de Burgos, una portada lateral con porche, sencilla pero de gran belleza, y su imponente torre con un enorme rosetón en la parte inferior.

Museo del Retablo de la Iglesia de San Esteban - secretos de Burgos
Museo del Retablo de la Iglesia de San Esteban

Su interior, de estilo gótico y del primer renacimiento, es espacioso, dividido en tres naves de la cual la central es la más grande. Cuenta con un coro de los siglos XV y XVI, obra de Simón de Colonia y Nicolás de Vergara, y distintos sepulcros delicadamente tallados, donde yacen los restos de los nobles que vivían en este antaño importante barrio de la ciudad.

La iglesia no está abierta al culto, y quizá por su tamaño es por lo que fue destinada a servir como sede del Museo del Retablo, permitiendo de este modo conservar y salvar del expolio 18 retablos correspondientes a los siglos XVI, XVII y XVIII, provenientes todos ellos de distintas iglesias de la Provincia de Burgos.

En el coro de la iglesia podrás contemplar además una importante colección de piezas de orfebrería que abarca de los siglos X al XVIII, y todo ello presidido por un magnífico tríptico flamenco del siglo XVI obra de Ambrosius Benson.


Baja al pozo de un castillo en ruinas


La ciudad de Burgos, fundada el 1 de marzo del año 884 por el conde Diego Rodríguez, apodado despectivamente Porcelos (cerdito) por sus enemigos árabes, creció y se desarrolló alrededor del llamado Cerro de San Miguel, en cuya parte superior se construyó un castillo defensivo.

Esta fortaleza fue alcázar real durante el reinado de Alfonso X el Sabio, sirvió de prisión de García de Galicia y Alfonso VI de León (el que desterró al Cid Campeador años después); y fue asediada por Fernando el Católico durante la guerra civil castellana que enfrentó a los Reyes Católicos contra Juana la Beltraneja, de la cual eran partidarios los burgaleses.

Finalmente, y ya en el siglo XIX al final de la Guerra de la Independencia, las tropas angloportuguesas comandadas por el Duque de Wellington, asediaron a las tropas francesas que ocupaban esta fortaleza, y que al huir precipitadamente debido al empuje de los atacantes, la volaron el 13 de junio de 1813 destruyéndola completamente y con ella todas las vidrieras de la Catedral, que según las crónicas igualaban en calidad a las de la Catedral de León. Desde esa fecha, la fortaleza queda abandonada hasta que en los años noventa del siglo XX se inicia su recuperación.

Durante este proceso de recuperación se ha prestado una especial atención a uno de sus rincones más secretos, el Pozo del Castillo. Muchos cronistas que conocieron la fortaleza cuando aún estaba en pie, hablaban de la singularidad del mismo y de lo maravillados que quedaron al visitarlo.

Pozo del Castillo de Burgos - rincones secretos de Burgos
Pozo del Castillo de Burgos

Su misión era la de abastecer de agua al castillo, para lo cual el pozo debía descender hasta la cota del nivel freático formado por el Río Arlanzón, a los pies del Cerro del Castillo. Esta singular obra de ingeniería está formada por un impresionante cilindro de 62 metros de profundidad y 1,75 metros de diámetro, construido todo él en piedra caliza, que es practicable hasta el fondo gracias a 6 husillos cilíndricos adicionales, dispuestos lateralmente respecto del pozo principal y por los que bajan sendas escaleras de caracol, y que además están comunicados entre sí.

No se sabe con certeza en qué época fue construido, si bien se cree que puede pertenecer a los siglos XII o XIII. Las primeras citas fidedignas del mismo datan de 1475, cuando se produjo el asedio durante la guerra civil de Castilla.

Hoy día se realizan visitas guiadas al interior del pozo, así que si quieres bajar por él, debes dirigirte al Centro de Interpretación del Castillo, que se encuentra dentro de la fortaleza, y allí te indicarán horarios y precauciones a tener en cuenta durante la visita.


Visita un museo de telas medievales


En junio del año 1187, el rey Alfonso VIII de Castilla y su esposa Leonor de Plantagenet (hija de Leonor de Aquitania y hermana del célebre Ricardo Plantagenet, más conocido como Ricardo Corazón de León), fundaron a las afueras de la ciudad de Burgos el Monasterio de Santa María la Real de las Huelgas.

Este monasterio cisterciense femenino serviría para darles alojamiento ocasional en vida, y para servir a su muerte de panteón real.

Sirviendo al destino para el cual fue concebido, aquí fueron enterrados, entre otros, los reyes fundadores (que murieron ambos en octubre de 1214 con 25 días de diferencia), y sus hijos Enrique I de Castilla, Berenguela de Castilla y Leonor de Castilla.

Cuando las tropas napoleónicas llegaron a España a principios del siglo XIX, se quedaron impresionados ante los imponentes sarcófagos que contenían los restos mortales de estos reyes, por lo que llevaron a cabo un saqueo generalizado de los mismos, lo que supuso la pérdida de casi todos los ajuares funerarios.

Museo de Telas Medievales del Monasterio de Las Huelgas (Copyright © Patrimonio Nacional) - rincones secretos de Burgos
Museo de Telas Medievales del Monasterio de Las Huelgas (Copyright © Patrimonio Nacional)

Afortunadamente, tras el saqueo pudieron recuperarse parte de las telas y ropajes de los sepulcros saqueados, y se recuperó completo el ajuar de la tumba de Fernando de la Cerda (hijo de Alfonso X El Sabio y Violante de Aragón), que no fue saqueada por quedar escondida detrás de otras.

Con todo esto, se ha configurado el actual Museo de Telas Medievales de las Huelgas, que exhibe la mejor colección existente a nivel internacional de tejidos civiles de la Edad Media (siglos XII a XIV), y que además está perfectamente datada.

Por si esto fuera poco, el museo guarda lo que ya de por sí es toda una joya que justificaría su existencia: el Pendón de las Navas de Tolosa.

Pendón de las Navas de Tolosa (Copyright © Patrimonio Nacional) - rincones secretos de Burgos
Pendón de las Navas de Tolosa (Copyright © Patrimonio Nacional)

Se ha especulado mucho sobre lo que realmente era este tapiz almohade del siglo XIII. Según la tradición, era el frontal de la tienda del sultán árabe Muhámmad al-Násir (llamado Miramamolín por los cristianos), derrotado por Alfonso VIII en la Batalla de las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212); aunque estudios posteriores apuntan a que fue un trofeo conseguido por Fernando III de Castilla durante la conquista del Valle del Guadalquivir, a mediados del siglo XIII.

No te pierdas la visita a las Huelgas ni a su museo, conocerlos es una de las cosas más singulares que puedes hacer en Burgos.


Conoce a los parientes y amigos del Cid Campeador


Quien más, quien menos, todo el mundo tiene una idea de quien fue Rodrigo Díaz de Vivar “El Cid Campeador”, y de cuáles fueron sus andanzas allá por la Castilla del siglo XI. Pero lo que muchos no saben, y eso es algo singular que quizá no sabías que puedes hacer en Burgos, es conocer quiénes son los parientes y amigos de nuestro héroe local.

Para ello tendrás que dirigirte al Puente de San Pablo sobre el Río Arlanzón, presidido en su extremo por una estatua ecuestre del Cid Campeador, obra en bronce del escultor almeriense Juan Cristóbal, que fue inaugurada en 1955 y que desde entonces se ha convertido en una de las imágenes emblemáticas de la ciudad.

Al pie de la escultura, en el lado izquierdo del Cid, puede leerse la siguiente leyenda “Año 1099: En España, dentro en Valencia, murió el Conde Rodrigo Díaz. Su muerte causó el más grave duelo en la cristiandad y gozo grande entre sus enemigos”. La leyenda del lado derecho dice: “El Campeador, llevando consigo siempre la victoria, fue por su nunca fallida clarividencia, por la prudente firmeza de su carácter y por su heroica bravura, un milagro de los grandes milagros del Creador”.

Estatua del Puente de San Pablo de Burgos - rincones secretos de Burgos
Estatua del Puente de San Pablo de Burgos

La espada del Cid apunta hacia el puente de San Pablo, en el que destacan ocho imponentes esculturas labradas en granito por los hermanos Joaquín y Amador Lucarini.

Estas esculturas representan a los amigos y parientes del Cid, y aquí podrás conocer, en el lado de aguas arriba, a Diego Rodríguez, hijo del Cid Campeador, muerto en la batalla de Consuegra en 1097; a Martín Antolínez, amigo del Campeador; a Martín Muñoz, conde de Coimbra y general de los ejércitos cidianos; y a Álvar Fáñez, sobrino del Cid y hombre de su confianza.

En el lado de aguas abajo aparecen las escultura de Doña Jimena, esposa del Campeador, que aparece representada con dos palomas en alusión a las hijas del Cid, María y Cristina (no Elvira y Sol, como se dice en muchos sitios); a San Sisebuto, abad del Monasterio de San Pedro de Cardeña, a quien el Cid confió a su mujer e hijas cuando partió al destierro; a Ben Galbón, señor de Molina de Aragón y amigo del Cid; y al obispo Jerónimo de Périgord, clérigo que acompañó al Cid en su destierro y que en premio recibió el obispado de Valencia tras la reconquista.


Detente ante las tumbas de los héroes de la Guerra de la Independencia


Si le preguntas a alguien quiénes son los más conocidos héroes españoles de la Guerra de la Independencia, cada cual te dirá una lista de diferentes nombres, pero casi seguro que entre la media docena de los más conocidos, figurarán El Cura Merino y El Empecinado.

Pues bien, que sepas que ambos héroes están enterrados en Burgos: El Cura Merino en Lerma, en la Plaza de Santa Clara; y El Empecinado en Burgos, en la calle Fernán González.

Jerónimo Merino Cob, nacido en 1769 en el pueblo burgalés de Villoviado, ejerció de sacerdote en su pueblo natal, hasta que a la vista de los desmanes de las tropas napoleónicas se convirtió en un guerrillero de la resistencia española, llegando a ser un destacado líder conocido por el sobrenombre de “El Cura Merino”.

Fundó en 1811 el Regimiento de Húsares de Burgos, con el que logró importantes victorias sobre el ejército francés, y llegó en 1814 a ser nombrado gobernador militar de Burgos, con el grado de general.

Acabada la guerra, volvió a sus labores de sacerdote en Villoviado, hasta que la restauración del absolutismo por Fernando VII, le llevó a enrolarse en el ejército absolutista, para combatir a los liberales.

Tras el final de la Primera Guerra Carlista, se exilió en la localidad francesa de Alençon, donde murió en 1844. Sus restos mortales fueron trasladados a Lerma, donde reposan actualmente.

La vida de Juan Martín Díez “El Empecinado”, no fue mucho más tranquila. Hijo de un labrador acomodado, nació en 1775 en Castrillo de Duero (Valladolid), localidad en la que los nacidos recibían el apodo de “empecinados”.

Tumba del Empecinado - rincones secretos de Burgos
Tumba del Empecinado

Tras el levantamiento de 1808 con el que comenzó la Guerra de la Independencia, se unió a las fuerzas del general Cuesta, para posteriormente organizar partidas de guerrilleros que hostigaron continuamente a los franceses con pequeñas acciones rápidas por las actuales provincias de Valladolid, Burgos, Segovia, Guadalajara y Cuenca. Sus acciones llegaron hasta la costa mediterránea y la frontera portuguesa, y estuvieron coordinadas con la ofensiva inglesa comandada por Wellington.

Dado que los franceses intentaron en multitud de ocasiones capturarle sin éxito, se convirtió en un héroe del imaginario popular, y llegó a tener el grado de general.

Llegó a ser nombrado gobernador militar de Zamora y Capitán General durante el trienio liberal, si bien como era de ideología liberal, se enfrentó a Fernando VII cuando éste restauró el absolutismo.

Cuando en 1823 acabó el régimen liberal, “El Empecinado” se desterró a Portugal, de donde volvió en 1824 al decretar el Rey una amnistía general. Aún así, fue apresado por orden de Fernando VII al entrar en España, y trasladado preso a la localidad burgalesa de Roa, donde murió ahorcado el 20 de abril de 1825.

Como curiosidad, te diré que desde el año 2000, el Ayuntamiento de Burgos y la familia del héroe mantienen una pugna que ha acabado en los tribunales: aquel defiende que sus restos mortales permanezcan en Burgos, donde fueron trasladados en 1855 por una Real Orden de las Cortes Generales; y éstos pretenden que se trasladen a su pueblo natal de Valladolid.

Si te apetece conocer más rincones secretos de Burgos, te invitamos a descubrir el Burgos de Leyenda y te animamos a que te abrigues y hagas la visita guiada nocturna del mismo nombre.

También puedes hacer la ruta de los monumentos del Renacimiento en Burgos, que te llevará a conocer otros lugares que sólo conocemos los que somos de Burgos.

Alojamientos en Burgos

Tanto para realizar las visitas típicas como para ver todos estos rincones secretos de Burgos necesitarás, al menos, dos días. La oferta de alojamientos en Burgos es bastante grande y variada.

Tienes alojamientos de lujo como el del Hotel Landa, que es un hotel de 5 estrellas ubicado en un castillo. Que, aunque no es barato, puedes encontrar buenas ofertas si reservas en temporada baja.

Uno de los hoteles que más gustan en Burgos, por el edificio en el que se encuentra, es el NH Collection Palacio de Burgos. Un hotel de 4 estrellas situado en un edificio histórico, que antes era conocido como Palacio de la Merced, que tiene un claustro gótico espectacular del siglo XVI. Se encuentra junto al río Arlanzón con vistas a la Catedral de Burgos.

Algo más asequible y que también tiene buenas críticas es el Hotel Silken Gran Teatro, un hotel de 4 estrellas que tiene una ubicación magnífica, frente al Museo de la Evolución Humana, y a menos de 10 minutos andando de la Catedral.

De precio medio tienes el Hotel Forum Evolución, un hotel de 3 estrellas, situado a 100 metros del Museo de la Evolución Humana y cuya decoración tiene como tema el vino.

En cuanto a apartamentos te podemos recomendar los Apartamentos Barrantes, que se encuentran a sólo 200 metros andando de la Catedral de Burgos. Tienen todo lo que necesitas para sentirte como en casa.

Si lo que buscas es algo realmente barato y no te importa compartir habitación, entonces tu alojamiento es el Hostel Burgos. Se encuentra junto a la Estación de Autobuses y a 400 metros del centro histórico.

Si necesitas más opciones. en este enlace puedes ver todos los hoteles de Burgos para encontrar el que mejor se adapte a tu presupuesto.

Este post es sólo una parte de la serie

ruta de los monumentos del Renacimiento en Burgos


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

*Imagen de portada cedida por Shutterstock

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (18)

[…] Descubre los rincones secretos de Burgos, la ciudad del Cid […]

Responder

Agui se demuestra lo maravillosa gue es ESPAÑA un español orgulloso de serlo Santiago😀😀😀😀

Responder

Agradeceros que incluyáis la Batalla de Atapuerca, …ya queda menos para que sea declarada Fiesta de Interés Turístico Regional!!, y por cierto ya no hay problemas de aparcamiento ya que desde la edición XXI (en 2016) se organiza en el pueblo amplias zonas para aparcar y organizar el tráfico.

Responder

Hemos ido durante varios años a contemplar la representación de la Batalla de Atapuerca y estamos seguros de que dentro de poco obtenéis la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.
Seguid con ese buen trabajo.
Un saludo!

Responder

Muchas tardes de buen tiempo merecen estos parajes burgaleses. Es una delicia pasear y conocer la historia de estos nuestros pueblos, que son la herencia de lo que hoy en día somos.

Responder

Muchas gracias por tu comentario Patricia, muy buen apuntado lo de las tardes de buen tiempo, que es cuando mejor se disfrutan todos estos sitios.
Un saludo!

Responder

Muchas gracias por el post, me ha parecido muy interesante. Me he propuesto para este año ver todos los rincones de la provincia. Me sois de gran ayuda. Seguid así. Un saludo muy grande.

Responder

Muchas gracias a ti por leernos, es un buen propósito el que has hecho de ver todos los rincones de la provincia. Poco a poco iremos completando la lista de las 100 cosas, así que permanece atenta al resto.
Un saludo!

Responder

Casi conozco todas estas propuestas, son espacios preciosos la de Orbaneja del Castillo la hacemos todos los años al menos una vez, espero mas propuestas, gracias

Responder

Orbaneja del Castillo merece unas cuantas visitas, nosotros también vamos mucho, nos encanta!
Espero que leas el resto de propuestas que vayamos publicando, a ver si te descubrimos rincones nuevos.
Un saludo!

Responder

Que completo! El monasterio ha llamado mi atencion. Espectacular!

Responder

Las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza tienen un aire romántico que enamora, y además se encuentra en un entorno precioso y con muchos sitios interesantes que visitar en los alrededores.
Un saludo!

Responder

¡Me vienen genial estos consejos! En Semana Santa iré a pasar frío a Burgos, ¡¡así que ya tengo plan!! Voy a mirar los 10 anteriores consejos para seguir cogiendo ideas 🙂
La de cosas preciosas que tenemos aquí cerquita y ni conocemos!
Un saludo!!

Responder

Marta muchas gracias por tu comentario y ya sabes abrígate bien cuando vengas, porque caiga cuando caiga la Semana Santa, en Burgos suele hacer un frío que pela durante esos días. Para entonces yo creo que habremos acabado con las 100 propuestas, así tienes para elegir.
Un saludo!

Responder

Preciosas fotografías! Cuantos lugares esconde la Provincia de Burgos, conozco casi todos los que propones en este artículo. Ya estoy esperando las siguiente entregas. Un saludo

Responder

Muchas gracias Belén, nos hemos propuesto 100, pero quizá tengamos que ampliar la lista, porque nos sobran propuestas.
Un saludo!

Responder

Muy Interesante,

Responder

Muchas gracias Miguel Angel por tu interés. Un saludo!

Responder
error: Content is protected !!