Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Ruta por el Cañón del Río Lobos, guía y consejos para disfrutarla

Ruta por el Cañón del Río Lobos

Pocos recorridos senderistas son tan famosos en Castilla y León como el que consiste en hacer la ruta por el Cañón del Río Lobos, siguiendo el curso del río por sus márgenes llanas, siempre jalonadas por los paredones calizos que lo protegen como murallas.

Es un camino para ser disfrutado despacio y que lo tiene todo: belleza, naturaleza, fauna, flora, geología, arte, historia… Tanta historia que es casi como hacer un viaje en el tiempo, con el aliciente de que se trata de una ruta apta para prácticamente todos los públicos.

Ruta de Ucero al puente de los siete ojos
Ruta por el Cañón del Río Lobos

Cuando haces la ruta por el Cañón del Río Lobos y descubres su espectacularidad, es fácil comprender que desde 1985 esté protegido como Parque Natural, el segundo que fue declarado en Castilla y León tras el del Lago de Sanabria.

Dónde está el Cañón del Río Lobos

El Cañón del Río Lobos se encuentra a caballo de las provincias de Burgos y Soria, aunque también hay que decir que prácticamente las tres cuartas partes del mismo se encuentran en esta última provincia, por lo que muchas veces se considera a la ruta por el Cañón del Río Lobos como soriana.

Sus extremos están perfectamente definidos por dos poblaciones: Hontoria del Pinar (Burgos) en su extremo noroeste y, Ucero (Soria) en su extremo sureste. En esta última localidad es donde el Río Lobos deja de existir, pues desemboca en el Río Ucero, que nace muy cerca de donde comienza la ruta.

En Ucero es también donde se encuentra el Centro de Interpretación del Parque Natural, en lo que fuera un antiguo molino tradicional contiguo a una piscifactoría. Su visita te resultará interesante, si quieres conocer más sobre el entorno que vas a visitar o, si quieres conocer detalles sobre algún aspecto concreto.

Aparte de Ucero y Hontoria del Pinar, sólo hay otro punto accesible por carretera en todo el cañón. Se trata del Puente de los Siete Ojos, una infraestructura que sirve para que la carretera SO-934, que une Aranda de Duero (Burgos) con San Leonardo de Yagüe (Soria), divida el recorrido en dos mitades que tienen, prácticamente, la misma longitud.

Puente de los siete ojos Cañón del Río Lobos
Puente de los Siete Ojos

Cómo llegar hasta el Cañón del Río Lobos

Si accedes desde el norte, llegarás al Parque Natural por la carretera N-234 que une las ciudades de Burgos y Soria. Esta carretera pasa directamente por Hontoria del Pinar, una de las localidades de acceso y, por San Leonardo de Yagüe, donde podemos optar por ir al Puente de los Siete Ojos por la carretera SO-934, o a Ucero por la SO-920.

Si por el contrario accedes desde el sur, llegarás por la carretera N-122 que une Aranda de Duero con Soria, quedando el Burgo de Osma a medio camino entre ambas localidades. Lo ideal es tomar en el Burgo de Osma la carretera SO-920 y llegar hasta Ucero. También tienes la opción de tomar en Aranda de Duero la BU-934 (que al pasar a la provincia de Soria pasa a ser la SO-934) y llegar hasta el Puente de los Siete Ojos.

Dónde alojarse para hacer la Ruta por el Cañón del Río Lobos

Cuando nosotros recorrimos el Cañón del Río Lobos, lo hicimos con la intención de aprovechar el tiempo y conocer lo más posible de este privilegiado entorno natural y de los pueblos cercanos, por lo que optamos por hacer un par de noches en esta zona.

La población con más servicios en el entorno del parque es El Burgo de Osma, en tierras sorianas, que además merece una visita. Elegimos el hotel Castilla Termal Burgo de Osma, por la singularidad de este alojamiento. Ya que se encuentra ubicado en un edificio del siglo XVI, en lo que fue la antigua Universidad de Santa Catalina. El claustro renacentista en el que se encuentra la zona de cafetería y desayuno es impresionante y, bajo él se encuentra el spa, que nos vino de maravilla para relajarnos después de la ruta. La habitación era muy amplia y el desayuno buffet con gran variedad de productos de calidad.

Otro alojamiento que podemos recomendarte en esta zona es el Nido de Pinares, que se encuentra en Navaleno. Estarás muy bien atendido por los dueños que, incluso te darán recomendaciones para visitar por la zona. Las instalaciones están muy bien cuidadas y se encuentra en un entorno de pinares muy tranquilo. Las habitaciones son muy amplias y limpias y, podrás disfrutar de un desayuno casero muy rico.

Dónde aparcar el coche

Los tres puntos de acceso al parque cuentan con aparcamientos acondicionados, para que no tengas problemas a la hora de dejar tu coche.

Aparcar en Hontoria del Pinar

Puedes dejar el coche en el aparcamiento del Castro, que se encuentra al sur del pueblo, en el camino que te lleva desde el caserío hasta la entrada al cañón, pasando por el área de autocaravanas. Si quieres, puedes avanzar unos centenares de metros más y llegar hasta el aparcamiento de Agualinos, que es el límite de la zona accesible en coche por este lado del cañón.

Aparcar en el Puente de los Siete Ojos

En la margen del río que da a San Leonardo de Yagüe, hay habilitada una zona de aparcamiento muy cerca de él.

Aparcar en Ucero

Como es el principal punto de entrada al Parque Natural, hay más zonas de aparcamiento. Estas zonas son de pago (4 € por día y coche) y están en el interior del parque. Se llega a ellas tomando la pista pavimentada que parte de la carretera SO-920, justo al lado del puente que pasa sobre el Río Lobos y, que está al pie de la cuesta por la que se desciende desde el Mirador de la Galiana.

Al poco de entrar al cañón por la pista, pasarás por el paraje de Fuente Engómez, donde hay un pequeño aparcamiento, bar y merenderos.

A 1,3 km desde la entrada se encuentra el aparcamiento de Cueva Fría, que es el límite de acceso para vehículos durante la temporada de verano. Este es el punto que se considera como el inicio de la llamada Senda del Río, que es la ruta por el Cañón del Río Lobos considerada como clásica y que une sus dos extremos discurriendo por el fondo del valle.

Ruta del puente de los siete ojos a Hontoria del Pinar
Senda del Río

Fuera de la temporada de verano todavía se puede avanzar 1,2 km más por la pista pavimentada que sale del anterior aparcamiento, para llegar así hasta el aparcamiento de Fuente Valdecea, que es el punto a partir del cual ya es imposible continuar en coche.

La ruta por el Cañón del Río Lobos

La Senda del Río, que es la ruta por el Cañón del Río Lobos clásica, está catalogada como un sendero de pequeño recorrido con la denominación oficial PR SOBU-65.

Senda del río del Cañón del Río Lobos
Senda del Río del Cañón del Río Lobos

Tiene una longitud considerable, pues desde el aparcamiento de Cueva Fría hasta el final del cañón, en Hontoria del Pinar, hay un total de 23 km. Ten en cuenta que la ruta es lineal, por lo que tienes que añadir otros tantos kilómetros de vuelta.

La ruta es larga para hacerla andando en un solo día, por lo que es ideal para hacerla en bicicleta, lo cual no tiene ningún problema dado lo llano del terreno.

El recorrido es sencillo y apto para hacerlo andando, para cualquier persona con un mínimo de forma física: Prácticamente no existen factores de riesgo por la posible severidad del medio natural, salvo los vados del río que hay que pasar y que no suelen entrañar problema, puesto que son fáciles y muchas veces el río no lleva ni agua. Además, no hay pendientes acusadas, el itinerario está claro y es casi imposible perderse del camino a seguir.

Paso sobre el río Lobos
Paso sobre el río Lobos

La única limitación de la ruta es su longitud de ida y vuelta (46 km), que es mucho para hacerlo andando en un solo día.

Una opción es ponerte de acuerdo con otra persona que vaya a realizar también toda la ruta y, comenzar cada uno en un extremo de la misma. A mitad de recorrido podéis intercambiaros las llaves del coche para luego quedar en un punto, una vez terminado de recorrerla.

Otra opción es dividir la ruta en dos tramos de prácticamente igual longitud. De esta manera, cada uno de los dos recorridos te llevaría unas 4 o 5 horas, paradas aparte y, yendo a un ritmo tranquilo para disfrutar del entorno.

El primer tramo sería el que te lleva desde Ucero hasta el Puente de los Siete Ojos y, el segundo el que va desde este mismo puente hasta Hontoria del Pinar. Lógicamente puedes hacer también los recorridos en otro orden o en sentido inverso, en cuyo caso sólo tienes que invertir toda la descripción que realizamos a continuación.

Nenúfares junto a la ermita de San Bartolomé
Nenúfares en una poza del río

Ruta desde Ucero hasta el Puente de los Siete Ojos

La ruta por el Cañón del Río Lobos, también llamada Senda del Río, comienza en el aparcamiento de Cueva Fría, límite de acceso con coche durante la temporada alta de verano.

En este lugar hay una caseta de información del Parque Natural, donde podrás solicitar información sobre esta y otras rutas, si es que no has optado por visitar antes el Centro de Interpretación del Parque Natural, en Ucero.

Comienzo de la Senda del Río

En este punto toma la senda que discurre plácidamente al lado del río, en sentido contrario a su curso y, que en poco más de un kilómetro, te lleva hasta Fuente Valdecea, uno de los pocos puntos de la ruta donde podrás abastecerte de agua potable.

Sólo fuera de temporada alta se puede llegar hasta este punto en coche y aparcarlo en la zona habilitada para ello.

Una vez que dejas todo signo de civilización, comienza el momento en el que te puedes relajar y disfrutar del entorno que te rodea. Que es un ejemplo magnífico de paisaje, creado por la acción del agua a lo largo de millones de años, siendo el resultado final de la combinación de la erosión fluvial, el modelado kárstico y la acción del hielo.

Paredes de roca en la ruta del Cañón del Río Lobos
Paredes de roca caliza

Este modelado geológico ha creado uno de los cañones más hermosos de España, con una base plana por la que discurre apaciblemente el Río Lobos, protegida por paredes de piedra caliza compacta del Cretácico. Estos paredones tienen formas caprichosas, a cada cual más espectacular, con paredes que en muchos puntos superan sobradamente los 50 m de altura.

Como a medio kilómetro de Fuente Valdecea, llegas por tu izquierda la senda que baja desde el Mirador de las Gullurías. Se trata de una ruta alternativa que también es bastante aconsejable y, que parte desde el mismo Centro de Interpretación del Parque Natural, en Ucero, para llegar hasta este punto, atravesando una zona boscosa de gran belleza y ofrecer impresionantes vistas del cañón desde el Mirador de las Gullurías.

Ermita de San Bartolomé

Apenas hay que andar otro medio kilómetro hasta llegar al punto más emblemático de la ruta por el Cañón del Río Lobos y, que por sí solo justifica la visita: la Ermita de San Bartolomé y su entorno.

Entorno de la ermita de San Bartolomé
Entorno de la ermita de San Bartolomé

Se trata de una ermita románica del primer tercio del siglo XIII, de estilo románico pero con detalles góticos de influencia cisterciense.

Es un edificio singular y de gran belleza,  decorado con canecillos que representan extrañas figuras, símbolos enigmáticos y esotéricos. Tiene además un hermoso rosetón de cinco puntas, que hoy es el logotipo del Parque Natural.

Siempre ha estado rodeada de un halo de misterio y esoterismo, quizá debido a su extraña decoración y a su no menos peculiar ubicación, escondida en un cañón y junto a una gran cueva. Quizá por ello siempre se ha atribuido su construcción a los Templarios, aunque esto no está muy claro.

Ermita de San Bartolomé
Ermita de San Bartolomé

Una de las coincidencias geográficas más significativas de la iglesia, en la que muchos han querido buscar también un significado mágico y misterioso, es que se encuentra a la misma distancia de los dos límites de la Península Ibérica: el Cabo de Creus al este, y Finisterre al oeste.

La ermita abre el día de la romería de San Bartolomé (24 de agosto), y puede ser visitada de junio a octubre. El precio de la entrada es de 1 € por persona y los horarios varían bastante por temporadas, por lo que lo mejor es que te informes previamente en el Centro de Interpretación de Ucero, si estás interesado en verla.

Río Lobos bajo la ermita de San Bartolomé
Río Lobos bajo la ermita de San Bartolomé

Cueva Grande

En la pared de roca que queda frente a la ermita, a tu derecha según vas caminando por la ruta, se abre Cueva Grande, una oquedad cuyo nombre lo dice todo de ella.

Ermita de San Bartolomé desde Cueva Grande
Ermita de San Bartolomé desde Cueva Grande

El interior de esta enorme cueva alberga muestras de arte rupestre y, en ella se han encontrado vestigios de presencia humana de la Edad del Bronce. Se sabe además, que aquí realizaron los romanos el culto de la Magna Mater.

El Balconcillo

Al lado de la ermita surge una senda que asciende por la pared de roca hasta llegar al denominado «balconcillo», una curiosa ventana natural desde la que hay unas estupendas vistas panorámicas del cañón.

El Balconcillo ruta por el Cañón del Río Lobos
El Balconcillo

Colmenar de los Frailes

Abandonamos este lugar tan emblemático para seguir con nuestra ruta y tras medio kilómetro de camino llegamos al Colmenar de los Frailes. Su nombre le viene porque en una repisa rocosa situada a 3 o 4 m de altura había gran cantidad de colmenas para producir miel. Todavía hoy pueden verse algunas de las antiguas colmenas tradicionales.

Colmenar de los Frailes, ruta por el Cañón del Río Lobos
Colmenar de los Frailes

Zona de Reserva de Castillo Billido

Casi kilómetro y medio más adelante se llega hasta el Arroyo de Valderrueda, el principal afluente del Río Lobos. Este arroyo ha creado un pequeño cañón que sale a tu derecha, por el que discurre un sendero que lleva hasta Casarejos, localidad situada entre San Leonardo de Yagüe y Ucero. Este sendero forma parte del conocido GR-86 Sendero Ibérico Soriano, que recorre la práctica totalidad de la Provincia de Soria.

A partir de este punto y, durante unos 3 km, se transita por la Zona de Reserva de Castillo Billido, un tramo de la ruta de especial sensibilidad, debido a que aquí habitan especies amenazadas.

El nombre le viene porque sobre un risco, que dista un kilómetro de la desembocadura del Arroyo de Valderruedas, se encuentran los restos de un castro celtíbero llamado Castillo Billido.

Charca de ranas, ruta por el Cañón del Río Lobos
Charca de ranas

Desgraciadamente, ni los restos del castro ni los de la muralla son visibles desde el fondo del cañón, pero su presencia te indica que a lo largo de la historia este cauce ha tenido un papel importante como zona natural de paso y, que este tipo de fortificaciones servían para poder vigilar el cañón desde las alturas.

Cerca de aquí se encuentra también Cueva Negra, una de las cuevas más importantes de las muchas que hay escondidas a lo largo del recorrido.

Desde aquí hasta el Puente de los Siete Ojos, te quedan cuatro kilómetros largos de curvas y contracurvas. Es un buen momento para observar que, aparte de la vegetación típica de ribera formada a base de chopos, sauces y fresnos, la vegetación predominante del cañón está constituida básicamente por pinos laricios y sabinas albares, con matorrales dispersos de cantueso, aulaga y enebro rastrero.

Pinos en la ruta del Cañón del Río Lobos
Pinos laricios

Las sabinas albares que ves, junto con las distribuidas por las inmediaciones de las provincias de Burgos y Soria, forman parte del bosque más grande de esta especie a nivel nacional. Además, son unos árboles bastantes curiosos, ya que son una reliquia vegetal de la Era Terciaria, que ha llegado hasta nuestros días.

Pozo Perín

Un par de kilómetros antes de acabar este tramo de la ruta se pasa junto al Pozo Perín, una de las muchas pozas y charcas en las que han quedado las aguas remansadas del río.

Pozo Perín ruta Cañón del Río Lobos
Pozo Perín

En la mayoría de estas, es posible disfrutar de la visión de los nenúfares, con sus flores amarillas y sus grandes hojas verdes flotando sobre el agua, y que sirven de lugar de reposo a multitud de ranas.

Nenúfares en la ruta del Cañón del Río Lobos
Nenúfares en una de las pozas

Estas reservas de agua sirven de hábitat a truchas, bogas, barbos y bermejuelas, entre otras especies de peces.

Ruta desde el Puente de los Siete Ojos hasta Hontoria del Pinar

Este otro tramo del recorrido, que viene a ser la mitad soriano y la mitad burgalés, es bastante más tranquilo y desconocido que el anterior, mucho más frecuentado por la presencia de la Ermita de San Bartolomé.

Puente de los Siete Ojos

El camino parte del Puente de los Siete Ojos, una infraestructura que salva un cauce por el que raramente corre el agua, salvo en invierno o tras fuertes lluvias o nevadas.

Que no te engañen las apariencias, el agua del río sigue corriendo por la red de galerías subterráneas, que la acción disolvente del agua ha producido en las calizas. De hecho, en el cañón existe una importante red de cuevas, simas, surgencias, sumideros, etc, que le dan una merecida fama entre los aficionados a la espeleología.

Zona de Reserva del Apretadero

A un kilómetro de empezar a andar nos internamos en la Zona de Reserva del Apretadero, la segunda y última que tiene el parque y, por la que caminaremos durante cinco kilómetros.

Senda del Río ruta del Cañón del Río Lobos
Inicio de la zona de reserva del Apretadero

 

El Apretadero se encuentra casi al final de la zona de reserva a la que da nombre. Como quizá ya te hayas imaginado, se trata de un lugar en el que el cañón es bastante profundo y escarpado, en el que hay, además, gran cantidad de cuevas y abrigos. En algunas de ellas se han encontrado restos de cuchillos, raederas y bifaces de sílex, de hace 40.000 años, lo que demuestra que las gentes del Paleolítico Medio ya habitaban este lugar tan increíble.

Todo el cañón y su entorno, pero en especial estas zonas de reserva, sirven de cobijo ideal a una fauna muy rica y variada en la que destacan las aves, siendo fácil de observar al petirrojo, el carbonero garrapinos, el picogordo, el zorzal charlo, la garza real y hasta el raro martín pescador.

Petirrojo en la ruta del Cañón del Río Lobos
Petirrojo

Y de entre todas las aves, las que destacan son aquellas cuya existencia está ligada a los cantiles rocosos, como es el caso de la chova piquirroja, el cuervo, el vencejo real, el avión roquero, los roqueros rojo y solitario, el treparriscos, el cernícalo común, el halcón peregrino, el alimoche, el águila real, el búho real y el buitre leonado. Estos últimos son muy fáciles de ver durante todo el recorrido y tienen en este paraje una de las mayores poblaciones de España.

Buitre Leonado en la ruta por el Cañón del Río Lobos
Buitre Leonado

En el parque hay también nutrias, zorros, garduñas, jabalíes, y una importante población de murciélagos. Y, aunque no es habitual, tampoco es raro que se detecte la presencia de algún ejemplar de lobo deambulando por la zona. Pero los mamíferos son difíciles de ver, por lo que casi seguro que tendrás que contentarte con la visión fugaz de corzos y ardillas, como nos pasó a nosotros.

También hay que destacar la presencia de reptiles y anfibios, con especies importantes como el lagarto ocelado, la lagartija colilarga, las culebras de agua y escalera, la víbora hocicuda, la ranita de San Antón o el sapo de espuelas. En cualquiera de las balsas de agua que ha formado el curso del río antes de desaparecer, podrás disfrutar del coro que producen multitud de ranas croando a la vez.

El Río Lobos es, además, una frontera natural entre las provincias de Burgos y Soria. Ya que durante más o menos un kilómetro, el límite entre ambas sería el eje del cauce del río. De hecho, El Apretadero es el final de ese tramo fronterizo,  según vienes desde el lado soriano. A partir de aquí, la ruta por el Cañón del Río Lobos discurre por suelo burgalés.

El Apretadero, Cañón del Río Lobos
El Apretadero

Surgencia de Las Raideras

Al poco de salir de la zona de reserva se llega a la surgencia de Las Raideras. Esta es la mayor surgencia que hay en todo el cañón y, en épocas de lluvias y nevadas el agua brota de ella con bastante fuerza.

Las Hoces

Continua el camino pasando por los parajes de La Isla y el Hoyo de los Lobos, hasta llegar a Las Hoces, el último encajonamiento de consideración que hay antes de que finalice la ruta.

Chozo de resineros

Dos kilómetros antes llegar al aparcamiento de Agualinos y finalizar así la ruta, se pasa por el chozo de resineros. Aquí se pueden ver restos de la actividad resinera, que antaño se practicaba en estas tierras, no siendo difícil ver cicatrices en los árboles y restos de los potes de barro que servían para recoger la miera, que es el aceite que se obtiene de la resina.

Más cosas que ver en el Cañón del Río Lobos

Muy cerca del Cañón del Río Lobos hay algunos lugares singulares que te aconsejamos que visites, si es que dispones de tiempo para ello.

Castillo de Ucero

El más importante de estos lugares son los restos visitables del impresionante castillo medieval de Ucero, cuya misión era la de proteger la entrada a la estratégica vía de paso que es el Cañón del Río Lobos.

Castillo de Ucero
Castillo de Ucero

Este castillo fue levantado sobre un castro de origen celtíbero y, muy cerca de él hay un cementerio de origen visigótico.

El nacedero del Río Ucero

Justo al lado de la pista que se interna en el cañón, se encuentra este punto natural de interés. Aquí nace el Río Ucero de una surgencia y, muere el Río Lobos al desembocar en él.

Canal romano

Sin salir de Ucero, también hay que ver los restos romanos del canal que construyeron estos grandes ingenieros, para abastecer a la próxima ciudad de Uxama con las aguas del Río Ucero.

Mirador de la Galiana

Si vas a Ucero desde San Leonardo de Yagüe, verás que el último tramo de la carretera es una bajada vertiginosa desde el páramo hasta la vega del Río Lobos. Justo antes de comenzar la bajada, queda a tu derecha el Mirador de la Galiana, un sitio que merece una parada y desde el que hay unas vistas espectaculares del cañón y del Castillo de Ucero.

Puente sobre el Río Lobos

En Hontoria del Pinar, muy cerca del inicio de la ruta, hay un curioso puente sobre el Río Lobos cuyo origen se remonta a la época romana y que utiliza una gran roca como base para dos de sus arcos.

Consejos y recomendaciones para tu visita

1.- Ya te hemos dicho que la ruta es sencilla y que hay que tener pocas precauciones. No obstante, ten en cuenta que su trazado cruza muchas veces el cauce del río (o lo que queda de él en el verano), por piedras que en algunas ocasiones pueden ser resbaladizas.

2.- La ruta es larga, así que no olvides calzado cómodo, agua y comida.

3.- Llévate agua suficiente, porque salvo en las proximidades de los aparcamientos de Fuente Engómez, Fuente Valdecea, el Puente de los Siete Ojos y Agualinos, no hay fuentes de agua potable en el resto del recorrido.

4.- En verano puede hacer mucho calor, por lo que la gorra o sombrero, las gafas de sol y la protección solar son imprescindibles en esta época.

Ruta del Cañón del Río Lobos llegando a la ermita
Ruta del Cañón del Río Lobos en verano

5.- No son habituales, pero puede haber desprendimientos fortuitos, por lo que habrá que estar atentos a ellos.

5.- En el parque hay una buena población de víbora hocicuda, por lo que sobre todo en verano, estate atento a ellas. Su mordedura es de una toxicidad relativamente baja en adultos, pero en niños y ancianos puede llegar a complicarse. En cualquier caso, siempre requerirá atención médica urgente.

6.- Por el parque hay distribuidos surgencias y sumideros se han producido de forma natural. Ten mucho cuidado con ellos pues a veces tienen una profundidad y dimensiones considerables.

7.- Puedes hacer la ruta en la época del año que quieras, aunque teniendo en cuenta que Burgos y Soria son provincias con un clima bastante extremo, mayo y junio son los meses ideales para disfrutarla.

Restricciones y prohibiciones que tienes que tener en cuenta

Aparte de las lógicas y habituales de no depositar basuras, no molestar ni recolectar animales o plantas, ni alterar el medio natural de forma alguna, has de tener en cuenta otras indicaciones.

1.- En las zonas de reserva, no se puede ir en grupos de más de 20 personas.

2.- No se puede acampar dentro del Parque Natural.

3.- Está prohibido ir a caballo por las zonas con mayor uso por el público.

4.- No hay problema en hacer la ruta en bicicleta, pero si vas a ir en un grupo de más de 15 personas, que sepáis que requiere autorización.

5.- Por motivos de seguridad y para evitar molestar a las aves nidificantes, está prohibida la escalada.

Observando buitres en el Cañón del Río Lobos
Fotografiando buitres en el Cañón del Río Lobos

6.- Si quieres hacer espeleología, que sepas que la visita a cuevas y simas requiere autorización previa de la dirección del parque, quién además te informará de su estado.

7.- No hay ningún problema para que hagas la ruta con tu perro, pero tendrás que tener en cuenta que has de llevarlo atado durante todo el recorrido.

Otros lugares para visitar cerca del Cañón del Río Lobos

Como seguramente te habrá alucinado esta ruta por el Cañón del Río Lobos y su entorno, te proponemos otros lugares para visitar, que seguramente te interesarán.

Estas dos primeras propuestas están en la Provincia de Soria.

Qué ver en Calatañazor, el pueblo más auténtico de Soria

La Fuentona de Muriel, el increíble Ojo de Mar de Soria

Y estas otras dos pertenecen a la Provincia de Burgos.

Rutas por la Sierra de la Demanda que merece la pena descubrir

La Sierra de la Demanda de Burgos, sus propuestas más sorprendentes


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.