Saltar al contenido

Viajar en coche en familia: ventajas y consejos

viajar en coche en familia

Siempre preparamos los viajes por nuestra cuenta y de todas las formas de viajar que existen, posiblemente la que más nos gusta es la de viajar en coche.

A la hora de planificar un viaje en familia una de las primeras cosas que hacemos, tras seleccionar el destino, es decidir cómo vamos a llegar hasta allí. Si es factible llegar a ese destino por carretera, la mayoría de las veces elegimos esta opción.

Como familia, valoramos mucho el tiempo que pasamos juntos y disfrutamos al compartir nuestra pasión por los viajes y la aventura con nuestros hijos. Pero no siempre es fácil. De hecho, a veces viajar con los hijos puede ser muy complicado y estresante. Estar tanto tiempo juntos, encerrados en un coche, tiene momentos de tensión. Cuando nuestros hijos eran más pequeños a menudo se impacientaban y comenzaban con sus: “¿cuándo llegamos?”, “necesito ir al baño”, “tengo hambre”. O se peleaban entre ellos por cualquier tontería, al estar aburridos por permanecer tanto tiempo sentados. Al ir creciendo las cosas han mejorado bastante, ya están acostumbrados a viajar de esta forma, porque lo han hecho desde que nacieron.

roadtrip en familia, viajar en coche

Aunque, creo que esto es, en parte, lo que lo hace tan satisfactorio. Es como una carrera de obstáculos, la recompensa no sólo está en llegar a la meta, sino en ir superando las dificultades que se encuentran en el camino.

Viajar en coche se puede convertir en toda una aventura. Los viajes en coche formaron parte de nuestra infancia y son algunos de nuestros mejores recuerdos. Todos los que tenemos una cierta edad, recordamos aquellos viajes en coche en los que íbamos como sardinas en lata, sin cinturón de seguridad, ni sistemas de retención infantil. Viajando por carreteras estrechas y sin autopistas. ¡Cómo han cambiado las cosas! Afortunadamente para bien, sobre todo en el tema de la seguridad.

Todos los años vamos a algún lugar de Francia en coche, nos encanta este país y es ideal para recorrerlo de esta forma. Ya tenemos mucha experiencia viajando allí y, por eso escribimos un post para aconsejarte como viajar a Francia por tu cuenta. Te vendrá muy bien para comenzar un road trip en un país cercano.

viajar en coche en Aveyron, Francia
Carretera en Aveyron, Francia

Pero, si todavía no te has planteado hacer viajes largos en coche, puedes comenzar por las escapadas de fines de semana o puentes. El otoño o la primavera son estaciones ideales para una escapada en coche y así tomar el pulso a la situación para dar el salto a viajes más largos.

Aquí te dejamos las razones por las que deberías considerar viajar en coche en tus próximas vacaciones o escapadas en familia. Y una serie de consejos para llevarlo a cabo.

Ventajas de viajar en coche en familia

1.- Flexibilidad de horarios

Uno de los momentos más estresantes de un viaje en familia es el momento de salir. Aunque lo tengas todo preparado, siempre surge algo que retrasa la salida. Sobre todo, con niños muy pequeños nunca sabes qué puede pasar. Los aviones, trenes o autobuses no esperan, así que si el viaje va a ser en estos medios de transporte el horario de salida se tiene que adelantar mucho, para evitar sorpresas de última hora. Al viajar en coche nos encanta no tener que preocuparnos de visados, controles de seguridad del aeropuerto, esperas y todas esas cosas que son tan aburridas de un viaje en avión.

Viajar en coche te permite ir a tu ritmo y eliminar la tensión por los horarios de salida estrictos.

viajar en familia, Santillana del Mar

Cada día puedes decidir la hora de salida o el número de paradas durante el viaje. Incluso si quieres quedarte más tiempo en un sitio, puedes hacerlo sin problemas. Al viajar en coche, tu tienes el control.

2.- Puedes elegir cualquier destino

Mediante el transporte público puedes llegar a muchos sitios, pero no a todos. Hay lugares, sobre todo rurales o de naturaleza, a los que llegar a través del transporte público es casi misión imposible.

Al viajar en coche tú tienes el control total sobre dónde ir. Viajar por carretera te permite ver paisajes y lugares que no visitarías normalmente. Y ten en cuenta que la aventura se encuentra en los lugares más inesperados.

Nuestro viaje en coche a Eslovenia nos permitió recorrer la Garganta Vintgar o conocer el lago Bled, que de otro modo nos hubiera resultado muy difícil. De esta forma tuvimos la libertad de visitar cualquier lugar que llamara nuestra atención.

Garganta Vintgar, viajar en coche a Eslovenia
Garganta Vintgar, Eslovenia

Durante nuestros viajes por los Pirineos, hemos podido llegar hasta lugares tan increíbles como el ibón de Plan, descubrir las cascadas en el Pirineo Aragonés más impresionantes o realizar rutas de senderismo como la ruta del Valle de Bujaruelo. Que nunca hubiésemos podido ver si hubiéramos ido en tren o autobús.

Lo mejor de viajar en coche es que cada día es diferente, nuevos paisajes, nuevas ciudades, nuevas atracciones y nuevos hoteles. Esto es muy emocionante para los más pequeños, cada día se convierte en una nueva aventura. Uno de los viajes que más nos han gustado fue nuestro viaje en coche a Venecia, en el que descubrimos ciudades preciosas del Véneto como Verona, Padua o Milán, entre otras y lugares naturales alucinantes como los Dolomitas o el Lago di Garda.

viajar en coche a Venecia
Viaje en coche a Venecia

Además, un viaje en coche te permite cambiar el itinerario en cualquier momento, si de camino encuentras algo interesante que no conocías de antemano. Como durante nuestro viaje a la Selva Negra, en el que descubrimos pueblos como Wolfach del que no habíamos oído hablar antes.

Wolfach en la Selva Negra
Wolfach en la Selva Negra

3.- Ahorro de dinero

Si viajas solo o en pareja el precio de los vuelos, aunque puede ser una parte muy importante del viaje, no lo es tanto como cuando tienes hijos. En nuestro caso, con dos hijos, este gasto se ha duplicado literalmente.

El precio de los vuelos para una familia de cuatro miembros no es barato precisamente. Esto, unido a que nuestros viajes solo podemos hacerlos en temporada alta (por las vacaciones escolares), hace que el importe de los vuelos sea la parte más importante del viaje.

Si podemos eliminar este gasto, el presupuesto del viaje podemos estirarlo más y hacer un viaje más largo. El gasto de coche es menor de lo que nos costarían los cuatro billetes de avión.

No siempre nos es posible viajar con nuestro propio coche desde casa, en destinos más lejanos no nos queda más remedio que utilizar el avión. Por eso utilizamos buscadores de vuelos con la suficiente antelación para encontrarlos lo más barato posible.

Si vamos a conocer sólo ciudades solemos utilizar el transporte público, como hicimos en nuestro viaje a Bélgica, cuya red ferroviaria está muy bien organizada.

Bruselas en nuestro viaje a Bélgica en familia
Bruselas en nuestro viaje a Bélgica en familia

Pero si queremos visitar zonas rurales o de naturaleza, optamos por alquilar un coche en el destino. Lo que hacemos siempre es reservar un coche de alquiler desde casa, a través de internet, para no llevarnos la sorpresa de no encontrar ninguno disponible. De esta forma pudimos realizar nuestro viaje a Baviera y el Tirol.

Disponer de un coche nos permite también poder alojarnos en hoteles o apartamentos alejados del centro de las ciudades. Estos alojamientos suelen ser más baratos que los del centro y en ellos el precio del parking también es más barato o gratuito.

4.- Viajar más a menudo

Al poder ahorrar en los viajes, hay más oportunidades de viajar. El hecho de viajar en coche no implica que tenga que ser un viaje de miles de kilómetros, muchas veces una escapada de fin de semana a pocos kilómetros de casa puede ser una pequeña aventura.

Seguro que si lo piensas, hay muchos destinos a 2 o 3 horas de tu casa, que siempre has querido visitar, pero a los que nunca has ido.

viajar en coche Aragón, España
Carretera en Aragón, España

Viajar en coche es una forma excelente de iniciar a tus hijos en los viajes y que se acostumbren a nuevos lugares y a salir de la rutina diaria de estar en casa.

Como estamos limitados a las vacaciones escolares para poder realizar los viajes más largos, aprovechamos los puentes y los fines de semana para conocer lugares cercanos, a los que todavía no hemos ido. De esta forma hemos conocido bastante bien toda la provincia de Burgos. Y también provincias y comunidades autónomas cercanas.

5.- Sin limitación de equipaje

Viajar con hijos, sobre todo si estos son muy pequeños, hace que llevemos muchos “por si acaso”.

Lo de viajar sólo con equipaje de mano si vas con niños, es una utopía. Así que la hora de hacer las maletas para ir en avión es uno de los momentos estresantes del viaje. Hay que pensarlo todo cuidadosamente para no pasarse con el peso. Y decidir qué cosas son imprescindibles y cuáles puedes dejar.

En cambio, al viajar en coche podrás llevar todo lo que quieras, no sólo lo que necesitas.

En invierno nos gusta ir a esquiar, llevar todo el equipo de esquí en transporte público puede ser toda una odisea, así que viajar en coche es lo más cómodo en estos casos.

Consejos para viajar en coche en familia

1.- Las comprobaciones de seguridad

Antes de salir de viaje, realiza una revisión al coche para asegurarte de que las ruedas tienen la presión necesaria y que otros puntos básicos como el nivel de aceite, motor o filtros,  están en perfecto estado para emprender un viaje por carretera.

Si tienes niños, que todavía necesitan sistemas de retención infantil, comprueba que la silla de coche esté ajustada perfectamente al anclaje, que los arneses y el cinturón no estén retorcidos ni doblados y que estén ajustados correctamente.

Tienes que verificar que la cabeza del niño no asome por encima del respaldo de la silla ya que, si es así, significa que tu hijo tiene que cambiar a una silla del grupo superior.

Si tienes un bebé, su silla irá colocada en sentido contrario a la marcha. Como estas sillas son más seguras retrasa lo más posible el cambio de sentido de la silla.

Si vas a viajar en avión hasta tu destino y allí alquilas un coche, te surgirá la duda de si llevar tu propia silla de coche o alquilarla también. Nosotros, hace mucho tiempo, nos hicimos esa pregunta y como solemos alquilar coches por más de una semana comprobamos que por lo que nos cobraban de alquiler nos podíamos comprar una. Así que optamos por comprar una silla de coche plegable que cabía en una maleta y así la podíamos utilizar en otros viajes.

2.- La salud también viaja

Incluye en tu equipaje un botiquín con el que puedas solventar cualquier pequeño accidente. Los niños son muy propensos a las caídas o los golpes.

Es muy importante utilizar parasoles con protección UV en las ventanillas traseras del coche, para evitar insolaciones, sobre todo, si viajas con bebés.

Viajando con niños tienes que estar preparado para cualquier problema de salud que se presente. En varias ocasiones, durante nuestros viajes, hemos tenido que visitar centros de salud y hospitales. Cuando estás en tu país esto es más sencillo, pero cuando viajas por un país extranjero se puede convertir en todo un problema.

viajar en coche en Lot, Francia
Carretera del Valle de Lot, Francia

Aunque viajes a un país en el que te cubra la tarjeta sanitaria europea, tienes que saber que recibirás la asistencia sanitaria en igualdad de condiciones que los ciudadanos del país al que viajas. Y en algunos países, no cubre toda la asistencia, hay cosas que tendrías que pagar aparte y que pueden ser muy caras. La tarjeta sanitaria europea tampoco te cubre el desplazamiento hasta tu casa en caso de enfermedad o accidente durante tu viaje.

Y si viajas a países en los que no te cubre la tarjeta sanitaria europea, como ha sido nuestro caso este verano en el que hemos estado de viaje en Estambul (Turquía), cualquier problema médico se puede convertir en una pesadilla. Imagínate como puede ser la factura de un ingreso hospitalario o de una operación.

Por ese motivo, una de las cosas que siempre llevamos en nuestros desplazamientos es un seguro médico de viaje. Sabemos que es posible que alguno de nosotros enferme durante el viaje y, aunque vamos con todo el cuidado del mundo, podríamos sufrir un accidente. Así que para nosotros es una prioridad contar con un buen seguro de viaje que cubra todos esos imprevistos.

3.- Haz descansos cada dos horas

Si para los adultos es necesario estirar las piernas de vez en cuando, para un niño es fundamental. Los niños muy pequeños viajan en sillas de seguridad muy envolventes, que acaban por darles mucho calor y hacen que se encuentren muy incómodos.

A medida que los niños crecen, pueden entretenerse con juegos, cuadernos, lápices de colores, juguetes o aparatos electrónicos, lo que hace que viajar en coche sea más fácil. Hay unos organizadores de coche que se cuelgan de la parte trasera de los asientos delanteros, que permiten que el niño tenga todo lo que necesita al alcance de su mano.

Pero, aun así, después de dos horas sentados en un coche los niños necesitan respirar aire fresco y correr. Por eso, nos encanta viajar en coche por Francia, ya que sus autopistas tienen unas áreas de servicio excelentes, con grandes extensiones de hierba y parques infantiles para correr y jugar.

niño en coche

Para nuestra primera comida de viaje solemos llevar bocadillos, ya que nos permite hacer un picnic en un área de descanso y que los niños se puedan mover libremente.

Con niños es conveniente no recorrer más de 500 km al día. Así que planifica tu viaje en función de ello.

4.- Aprovecha las horas de siesta para recorrer largos tramos

Para aprovechar mejor el día, solemos madrugar bastante, por lo que al poco de comenzar el viaje nuestros hijos se suelen quedar dormidos, así que aprovechamos para recorrer trayectos largos. Lo mismo ocurre después de comer, así que es otro momento de tranquilidad en el que aprovechamos para avanzar más. Esto nos vino muy bien durante nuestro viaje a Baviera y Tirol en el que recorrimos largas distancias.

Wurzburg en familia
Wurzburg en Baviera

Si tienes un bebé te preocupará que al dormirse en su silla se le acabe cayendo la cabeza y se pueda hacer daño en el cuello. Descubrimos que existe un soporte de seguridad para evitarlo y, es muy fácil de colocar cuando está dormido.

5.- El kit del coche

Cuando viajas con niños viene muy bien llevar una mochila o bolsa con una serie de cosas que te vendrán muy bien para los imprevistos. En ella puedes poner ropa de cambio completa para los niños, algo de abrigo por si refresca, toallitas húmedas, bolsas vacías, toallas de mano… cosas que te vendrán muy bien si se marean y acaban vomitando. Si esto ocurre es un engorro tener que abrir la maleta y buscar ropa. Ya nos pasó alguna vez a mitad del viaje con nuestro hijo pequeño y desde entonces vamos preparados.

Si viajas con un bebé, a este kit de viaje tendrás que añadir pañales y todo lo que necesitas para cambiarle cada vez que lo necesite, un biberón con agua y todo lo que hace falta para preparar su comida. También puedes añadir una manta pequeña por si los niños se duermen y tienes que taparles.

Nosotros solemos llevar una nevera portátil con agua y algo de comida, para no tener que depender de encontrar un restaurante.

Y, sobre todo, intenta que tus hijos se diviertan durante el viaje para que estén deseando comenzar el siguiente.


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces patrocinados o de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

La foto de portada ha sido cedida por Shutterstock.

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¡Suscríbete a nuestros correos!

* Este campo es obligatorio

 


 


 

Consentimientos

Información básica sobre protección de datos
ResponsableA un Clic de la Aventura
FinalidadGestionar el envío de información sobre nuevas entradas del blog
LegitimaciónConsentimiento del interesado
DestinatariosSuscriptores del blog
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://aunclicdelaaventura.com/politica-de-privacidad/


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (10)

A mí me encanta viajar en coche y tiene un montón de ventajas, como has comentado. Lo de no tener límite de equipaje a mí es el que más me gusta. Sólo le veo un pero….. es que no me gusta conducir!!!

Responder

A mi tampoco te creas que me gusta mucho conducir, pero soy una buena copiloto, así que me encargo de planificar las rutas y manejar el GPS y los mapas.

Responder

Hola! nosotros entre viajes lejanos siempre metemos alguna pequeña escapada en coche. De momento solo nos hemos atrevido por España y los países vecinos de Portugal y Francia. Como dices en el post, Francia es un país ideal para recorrerlo en coche. Me guardaré tus consejos y tus post del norte de Italia y Eslovenia en coche, ya que es un viaje que tenemos programado para algún día. Un saludo

Responder

Aunque nosotros sólo somos dos, cuando viajamos en coche seguimos tus consejos. Especialmente el de recorrer largos tramos después de comer, cuando no apetece estar dando vueltas o visitando sitios con la tripa llena. 😉

Por cierto, nos ha encantado la foto de la Garganta Vintgar así que vamos a investigar un poco más sobre tu viaje por Eslovenia, que es un país que no conocemos aún.

Saludos.

Responder

Coincidimos con todas las ventajas y os envidiamos un poquito que vuestros hijos ya se hayan acostumbrado. Nuestra peque de pequeña odiaba el coche, ahora comienza a poder aguantar un poco, pero le cuestan distancias superiores a una hora. Esperamos que con el tiempo podamos utilizar el coche un poco mas para viajar, las ventajas son infinitas. Genial el post 🙂

Responder

¡Muchas gracias! Nos alegra que te haya gustado. El secreto está en la práctica, es como todo. Empezar con pequeños trayectos e ir aumentando. Cada niño es diferente, nuestro hijo mayor desde que nació se adaptó perfectamente a viajar en coche, en cambio al pequeño no le gustaba nada cuando era un bebé y se ponía muy nervioso. Pero con el tiempo se ha ido acostumbrando y ahora lo lleva de maravilla. La cuestión es hacer viajes en coche, aunque al principio sean cortos. Poco a poco se irá acostumbrando, ya verás.
Saludos.

Responder

A nosotros también nos gustan los viajes en coche. Sobretodo por la libertad que te ofrecen. Y la verdada es que en Europa usamos casi siempre coche de alquiler. El propio lo utilizamos para viajar cerquita, por Aragón o sur de Francia máximo. Pero si hay que hacer más de 500 km para llegar al primer punto de destino ya preferimo avión + alquilar coche.

Responder

Nosotros también usábamos el nuestro para viajes por España y sur de Francia, hasta el año que nos dio por ir hasta Eslovenia con él y, desde entonces nos hemos ido creciendo. Fíjate que hemos estado pensando en ir hasta Noruega con él!
Saludos

Responder

De acuerdo con todo lo que decís, viajar en coche te da una libertad y un control sobre el propio viaje que no tienes de otra forma o al menos a mi no se me ocurre.
Saludos

Responder

Totalmente de acuerdo, Abilio, creo que no hay otro medio de transporte que te proporcione tanta libertad. Cuando viajas sólo es más fácil adaptarte a horarios y a imprevistos, pero cuando lo haces con niños, la cosa se complica. Viajando en coche los horarios se relajan y es más fácil adaptarse a los imprevistos.
Muchas gracias por tu comentario.
Saludos

Responder
error: Content is protected !!