Si piensas en Verona lo primero que te viene a la cabeza es la trágica historia de amor que escribió Shakespeare sobre dos jóvenes enamorados, cuyas familias estaban enfrentadas. La historia de Romeo y Julieta ha hecho famosa a Verona más allá de sus fronteras, tanto es así que todavía acude mucha gente atraída por la historia de la pareja y la mayoría sólo conoce de Verona que es la ciudad de Romeo y Julieta. Y eso precisamente es lo poco que sabía yo de Verona antes de viajar allí. Pero Verona no es sólo la ciudad del amor, aunque saben aprovecharlo muy bien. Tiene tantas cosas para ver y tan sorprendentes que te enamorarás de ella tu también.

Un poco de historia de Verona

Verona era una de las ciudades más prósperas del norte de Italia, con un glorioso pasado a sus espaldas. Estaba situada en una zona de gran importancia estratégica desde la época de los romanos, cuando confluían allí las cuatro vías más importantes del imperio. Ya era atractiva en época romana, tanto es así que Julio César acudía a Verona para descansar de sus campañas militares. Los siglos XIII y XIV fueron los de su apogeo, la época en la que gobernaba la ciudad la poderosa familia della Scala, cuyas imponentes obras pudimos contemplar por toda la ciudad. En el siglo XV Verona pasó a estar bajo el dominio de la República de Venecia, por lo que también se ve esa influencia en sus construcciones. Más tarde, en el siglo XVIII, Verona fue ocupada por Napoleón y cuando éste firmó El Tratado de Campo Formio, pasó a convertirse en parte del territorio austriaco. Fue a finales del siglo XIX cuando pasó a formar parte de Italia, junto con el Véneto. Toda esta historia a sus espaldas hacen de Verona una de las ciudades más atractivas e interesantes de Italia, con un centro histórico en el que encontrarás importantes edificios medievales y renacentistas, lo que le ha valido la consideración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cómo llegar a Verona desde Venecia

Verona se encuentra situada en el norte de Italia, a unos 120 km al oeste de Venecia, casi una hora y media en coche. Fue una de nuestras visitas durante el viaje que hicimos en verano hasta Venecia, y cuyo recorrido puedes leer en el post: Viaje en coche a la antigua República de Venecia en Italia. Llegamos a Verona desde Venecia en coche a través de la autopista A4/E70, y si no dispones de coche, también puedes acercarte a Verona en tren. Desde la estación de tren de Santa Lucía de Venecia tienes varios trenes que salen cada hora hasta Verona. Los trenes más rápidos son los Eurostar, que tardan una hora en llegar hasta Verona, mientras que los regionales tardan 2 horas, pero son mucho más baratos. Como aparcar en el centro de Verona es complicado porque hay muchas calles peatonales, dejamos el coche en el parking de un supermercado Spar que se encuentra en la Via Daniele Manin 7, muy bien situado junto al centro histórico, y que nos llamó la atención por encontrarse en un bonito edificio. Luego nos enteramos de que había sido premiado como el supermercado más bonito de Italia. Además nos salió muy bien, ya que no tuvimos que pagar nada, porque ese día la barrera no funcionaba y se podía entrar y salir libremente.

¿Qué ver en Verona?

Fuimos a Verona sin preparar prácticamente nada de la visita, dejándonos sorprender por su patrimonio, y ¡vaya si lo hizo!. Estos son los 15 lugares que no te puedes perder en tu visita a Verona y que harán que te enamores de ella.

1.- La Plaza Bra o Piazza Bra

Tras dejar el coche, la primera plaza que nos encontramos fue la abarrotada y enorme Plaza Bra. Los veroneses dicen que es la plaza más grande de Italia, pero juraría que he oído lo mismo en otras partes de Italia. Lo que si es verdad es que es muy grande, tanto que puedes ver en ella todo un anfiteatro romano, casi tan grande como el de Roma, y todavía queda sitio para mucho más. No sabría decirte qué forma tiene la plaza, porque depende de dónde estés te puede parecer que tiene forma de óvalo o de hexágono o que simplemente no tiene una forma definida. En esta plaza siempre animada, además del anfiteatro puedes disfrutar de unos jardines que rodean a la Fuente de los Alpes, y ver los edificios y lugares de interés que se encuentran allí.

  • El Palacio Barbieri: que actualmente es la sede del Ayuntamiento de Verona. Es un edificio de estilo neoclásico del siglo XIX con grandes columnas, que recuerda a los antiguos templos romanos.
  • El Palacio de la Gran Guardia: un palacio del siglo XVII en cuya fachada verás una larga fila de ventanas y un soportal. Su construcción se debió a que uno de los dux de Venecia pidió una zona para que se refugiaran las tropas cuando hiciera mal tiempo, pero debido a la falta de fondos las obras se pararon y no continuaron hasta 200 años después. Ahora este edificio se utiliza para conferencias, reuniones y exposiciones.
  • Los Portales de la Bra: Junto al Palacio de la Gran Guardia se encuentran estos dos arcos renacentistas con almenas por los que se entra a la plaza, tanto en coche como a pie.
  • El Listone: es una acera ancha pavimentada de mármol rosa, que se encuentra en uno de los lados de la plaza y que es el lugar predilecto de los veroneses para dar un paseo. Está lleno de cafeterías y restaurantes con terrazas siempre llenas en verano.
  • El Capitel de la Plaza Bra: es una columna del siglo XIV de piedra en la que están tallados los santos patrones del comercio.
Capitel de la Plaza Bra, final del listone y comienzo de la calle Mazzini

Capitel de la Plaza Bra, final del listone y comienzo de la calle Mazzini

 

2.- La arena de Verona

El anfiteatro romano que se encuentra en la Plaza Bra es conocido como la “Arena”. No tenía ni idea de que Verona tuviese tal tesoro del siglo I. Es un anfiteatro enorme que originalmente tenía una capacidad para 30.000 espectadores, por lo que es el más grande de Italia tras el Coliseo de Roma y el anfiteatro de Capua. Actualmente su capacidad es menor ya que en 1183 un terremoto destruyó parte de sus arcos. Tiene forma elíptica y en verano se usa para celebrar conciertos y óperas debido a su acústica perfecta. Cuando estuvimos nosotros estaban montando el decorado para representar la ópera Aida de Verdi. Tiene que ser impresionante asistir a una ópera en este anfiteatro.

La Arena de Verona

La Arena de Verona

Se puede visitar todos los días, y en este enlace tienes todos los horarios de apertura y precios de las entradas. Y si quieres darte el capricho de disfrutar de una ópera en la arena de Verona, en esta página puedes comprar las entradas.

3.- Calle Giuseppe Mazzini

Junto al anfiteatro sale una larga y estrecha calle peatonal que une la Plaza Bra con otra de las plazas más importantes de Verona, la Plaza de las Hierbas. Es una calle del siglo XIV que antes se conocía como Calle Nueva, y ahora es el lugar ideal para ir de shopping en Verona, que aunque es una ciudad cara, no lo es tanto como Venecia o Milán.

4.- Plaza de las Hierbas o Piazza delle Erbe

Esta es la plaza principal de Verona, una plaza pintoresca y animada que ha sido siempre el centro de la vida social de la ciudad, el corazón del centro histórico de Verona. Coincide con el lugar en el que más o menos se encontraba el Foro romano. Aquí se sigue celebrando el mercado de la fruta y la verdura en multitud de puestos protegidos por sombrillas blancas, que no te permiten ver en condiciones los edificios que rodean la plaza. La columna con el león alado de San Marcos nos recuerda que Verona formó parte del territorio de la República de Venecia. Está repleta de edificios y monumentos, algunos de los más importantes son los siguientes:

  • El Palacio de la Razón: es también conocido como Palacio del Ayuntamiento y fue durante siglos el centro del poder político.
  • La Torre de los Lamberti:  junto al Palacio de la Razón se encuentra la torre de los Lamberti, una alta torre medieval que con sus 84 metros es la más alta de Verona.  Está construida con diferentes materiales: ladrillo de toba y mármol. Puedes subir a la torre a través de unas escaleras o de un ascensor.  Desde aquí tienes las mejores vistas de toda la ciudad. En la torre hay dos campanas: una llamada “Marangona” que servía para marcar las horas de trabajo de los “marangoni” (los carpinteros) y del resto de artesanos, o también para dar la alarma en caso de incendio. Y otra llamada “Rengo” que se utilizaba para reunir el Consejo comunal o llamar a los ciudadanos a las armas para defender la ciudad. En este enlace puedes ver el horario y los precios de las entradas.
Torre de los Lamberti desde la Plaza de las Hierbas

Torre de los Lamberti desde la Plaza de las Hierbas

 

  • La Domus Mercatorum: La Casa de los Mercaderes es un edificio románico que se encuentra frente al Palacio del Ayuntamiento (el poder político frente al económico). Es un edificio construido en ladrillo y rematado con unas almenas que se añadieron tras su restauración, pero que no debía de tener en origen. En este edificio los comerciantes se encontraban y discutían sobre la vida económica de la ciudad durante la Edad Media.
  • El Palacio Maffei: es uno de los edificios más bonitos de Verona. En origen era un edificio del siglo XI al que se le añadió una decoración barroca en el siglo XVII. Se encuentra justo detrás de la columna del león de San Marcos. En la parte superior puedes ver una galería adornada con las estatuas de seis divinidades.
Palacio Maffei en la Plaza de las Hierbas

Palacio Maffei en la Plaza de las Hierbas

 

  • La Torre del Gardello: esta torre se encuentra junto al Palacio Maffei y se conoce también como Torre de las Horas, porque cuenta con un reloj mecánico que es de los más antiguos de Europa.
  • Las Casas Mazzanti: son algunos de los palacios más antiguos que hay en Verona y las conocerás por los frescos de sus fachadas. En Verona había tantas casas así, que llegó a ser conocida como la ciudad pintada.
  • La Fuente de Madonna Verona: en un ejemplo de reciclaje, esta fuente se realizó en el siglo XIV reutilizando una estatua romana que representaba a una joven doncella, tras reconstruir la cabeza y los brazos que tenía mutilados. Pronto se convirtió en el símbolo de la ciudad y la puedes ver en la foto de portada de este post.

5.- Plaza de los Señores o Piazza dei Signori

Es una plaza que se encuentra junto a la Plaza de las Hierbas y que rivaliza con ella en belleza. Para pasar hasta ella tendrás que traspasar el Arco de la Costa. Levanta la cabeza al traspasar el arco y verás que hay un hueso de una costilla que cuelga de él. La leyenda dice que era una costilla del diablo, pero en realidad se trata de un hueso de ballena que hacía las veces de insignia de una tienda antigua del lugar. Esta plaza es más señorial que la anterior y fue el centro político durante la época de los Scaligeri. Lo más importante de esta plaza es:

  • El Palacio de la Razón o Ragione con su Torre de los Lamberti: a esta plaza se asoma un ala de época renacentista del Palacio del Ayuntamiento. Desde aquí puedes acceder a su patio interior, conocido como Patio del Mercado Viejo, que era la antigua sede de las actividades comerciales. No te pierdas la bonita Escalera de la Razón hecha de mármol rojo, debajo de ella hay una puerta semiescondida que da entrada a la torre de los Lamberti.
Escalera de la Razón

Escalera de la Razón

 

  • El monumento a Dante: este monumento dedicado al escritor Dante Alighieri, autor de “La Divina Comedia”, se encuentra en el centro de la plaza. Dante fue exiliado de su ciudad natal Florencia, y se hospedó en Verona durante mucho tiempo. La estancia de Dante coincidió en el tiempo con el gobierno de los Scaligeri.

    Plaza de los Señores de Verona

    Plaza de los Señores de Verona

  • Loggia o Palacio del Consejo: es donde tenía lugar la vida política en el siglo XVI. Tiene 8 arcadas con elegantes columnas de mármol rosa y gris. En el piso superior se reunía el Consejo.
  • Otros palacios de la plaza son el Palacio del Capitán, el Palacio de Cansignorio o el Palacio de Cangrande.

6.- Los Sepulcros Escalígeros o Las Arche Scaligere

Saliendo de la Plaza de los Señores te encontrarás con una iglesia pequeñita, la Iglesia de Santa María Antica y en su exterior verás unos monumentos fúnebres. Este es uno de los rincones más curiosos de Verona. Es un cementerio privado que se reservaron los Scaligeri, la familia más poderosa de Verona. Las tumbas góticas del siglo XIV están protegidas por una verja con una bonita puerta de hierro decorada con el escudo de armas de la familia della Scala, bajo cuyo gobierno Verona pasó de la vida medieval al glorioso Renacimiento.

Detalle de las Arche Scaligere

Detalle de las Arche Scaligere

Aunque desde fuera se ven un poco, te recomiendo pagar 1,5€ que cuesta la entrada para verlas bien, ya que son verdaderas obras de arte. La tumba más impresionante es la de Cangrande, el más importante de la familia, y a quien Dante Alighieri dedicó el canto XVII del “Paradiso” en la Divina Comedia.

7.- La casa de Julieta y la de Romeo

La llamada Casa de Julieta es el principal reclamo de Verona y, aún sabiendo que es un invento para atraer turistas, lo más seguro es que no dejes de pasar por allí. Cuando llegas a la Plaza de las Hierbas desde la Calle Mazzini, a la derecha se abre una calle que es la Calle Cappello, otra calle peatonal llena de tiendas. Según vas desde la Plaza de las Hierbas a la izquierda se abre una puerta de hierro en la que verás entrar a mucha gente, esa es la casa de Julieta. Pasarás por un pasillo lleno de papeles pegados con mensajes de enamorados (a mi me pareció horroroso) hasta llegar a un patio en el que se encuentra el famoso balcón.

Casa de Julieta en Verona

Casa de Julieta en Verona

Se sabe poco de esta casa, tan sólo que es un palacio de principios del siglo XII y que perteneció a una familia de apellido “Dal Capello”. Esto es lo que hizo que la leyenda atribuyese esta casa a los “Capuletti” de la historia de Romeo y Julieta. Para alimentar más esta leyenda la ventana gótica y el balcón que ahora puedes ver fueron creados a principios del siglo XX. A los pies del balcón se encuentra una estatua de bronce que representa a Julieta, verás la fila de gente esperando a tocar el pecho derecho de la estatua (que está reluciente), ya que se dice que si lo haces regresarás a Verona o encontrarás el verdadero amor. La pared que se encuentra detrás de la estatua de Julieta está repleta de chicles pegados, y en otra de las paredes hay miles de candados rojos con mensajes de amor.

Estatua de Julieta en Verona

Estatua de Julieta en Verona

Se puede visitar la casa, previo pago de 6€, en ella se ha recreado una casa de la época de Julieta, con muebles del siglo XVI y XVII, objetos de cerámica, cuadros con escenas de la historia de Romeo y Julieta y vestidos utilizados en la película “Romeo y Julieta” de Franco Zefirelli. Durante la visita podrás asomarte al famoso balcón para emular a Julieta. Para ver la Casa de Romeo tendrás que volver hasta las “Arche Scaligere” y si continúas por esa calle y tomas la siguiente calle a la derecha encontrarás la casa de los “Montecchi“, la casa de la familia de Romeo. Pero en este caso sólo podrás ver el muro de una casa de origen medieval, bien conservada, pero de propiedad privada así que el patio no se puede visitar. Como podrás comprobar Romeo no tenía que desplazarse mucho para ver a su amada.

8.- El puente de Piedra o Ponte di Pietra

Desde la casa de Romeo llegarás enseguida a la orilla del río y si continúas andando con el río a tu derecha encontrarás el Puente de Piedra, el pons lapideus.

Puente de Piedra de Verona

Puente de Piedra de Verona

Este puente macizo de 100 metros de largo fue construido en el siglo I a.C. sobre un vado natural utilizado por la gente de Verona durante siglos, es el puente más antiguo de la ciudad. Fue reconstruido prácticamente por completo tras la Segunda Guerra Mundial (cuando los alemanes destruyeron todos los puentes para asegurar su retirada), y todavía conserva la torre de defensa que lo custodiaba en la Edad Media.

9.- El teatro romano

Si cruzas el puente de piedra, al pie de la colina de San Pietro encontrarás este teatro de la época de Augusto, es uno de los principales monumentos que se conservan de la época romana . A lo largo del tiempo, se fueron construyendo algunos edificios sobre él, pero desde 1834 se han estado realizado trabajos de restauración. En la actualidad, como en el caso de la Arena, se utiliza para importantes eventos culturales, como el Festival Shakespeariano o el Verona Jazz Festival. Sobre el teatro, se encuentra el Museo Arqueológico, situado en el antiguo convento de San Girolamo, y que alberga una importante colección de piezas arqueológicas.

10.- Catedral de Santa María Matricolare

Cruza otra vez el Puente de Piedra hacia el centro histórico y pronto llegarás hasta la Catedral de Verona. La Catedral de Verona (Duomo de Verona) también conocida como Catedral de Santa María Matricolare fue construida sobre las ruinas de dos iglesias paleocristianas, destruidas por un terremoto en 1117. De estilo románico en su origen, ha sufrido varias transformaciones durante su historia hasta llegar al aspecto actual que tanto le caracteriza. El exterior destaca por su fachada oeste, que conserva casi todas sus características primitivas, en la que destaca su pórtico con esbeltas columnas salomónicas que descansan sobre grifos. Y también es de destacar la enorme torre del campanario o campanile, de gran belleza pero que jamás fue completada. En el interior te llamará la atención el ábside, su bóveda pintada te recordará al Panteón de Roma.

Catedral de Santa María Matricolare de Verona

Catedral de Santa María Matricolare de Verona

Un pasadizo a la izquierda de la fachada oeste da acceso al patio de Santa Elena y al claustro de los Canónigos, no te pierdas su visita es uno de los rincones más relajantes de Verona. Fue construido al gusto románico entre 1117 y 1120 y tiene dos galerías de arcos de medio punto.

11.- La Basílica de San Zenón

Aunque la Catedral es el principal templo de Verona, la Basílica de San Zeno o San Zenón es la más conocida, porque de acuerdo a la historia de “Romeo y Julieta”, es el lugar donde los amantes se casaron en secreto. La iglesia se erige sobre la tumba de San Zenón, el octavo obispo de Verona, que murió en el año 380 de nuestra era. El terremoto de 1117, dañó seriamente la iglesia, que fue restaurada y ampliada en 1138, pero los tejados del ábside gótico datan de 1398. Dicen de ella que es una de las iglesias románicas más bonitas de Italia. La fachada románica está rematada por un frontón con un rosetón clásico sobre la puerta y tiene decoración lombarda. Las columnas del porche descansan sobre estatuas de leones, como símbolo de fe y ley. Sobre el dintel de la puerta aparece una luneta con decoración relativa a la vida de San Zenón, y a ambos lados de la puerta hay una serie de bajorrelieves con temas religiosos y profanos. Las puertas de bronce son muy interesantes por su expresividad. El campanario de 72 metros de alto, está separado del edificio, como es tradicional en esta zona y se construyó entre 1045 y 1173, en estilo románico. El interior se divide en tres niveles, la cripta en el subsuelo donde se encuentra enterrado el santo, el templo en la planta principal y el presbiterio en el segundo nivel.

12.- Iglesia de San Fermo Maggiore

La Iglesia de San Fermo se encuentra a orillas del río Adige. La peculiaridad de este edificio es que, en realidad, contiene dos iglesias de estilo románico, una sobre otra: la inferior se construyó para la conservación de las reliquias de San Fermo y San Rústico, y la superior, para el culto y celebraciones habituales. Fueron levantadas entre los años 1065 y 1143, y la superior se reedificó a mediados del siglo XIII sobre los restos de la anterior.

Iglesia inferior de San Fermo de Verona

Iglesia inferior de San Fermo de Verona

Los ábsides laterales son románicos, restos probablemente de la primera iglesia, y el ábside central es gótico. Las bóvedas de los ábsides y las capillas laterales están decoradas con frescos, la mayor parte de ellos del siglo XIV con motivos típicos de la orden franciscana, que en esa época habitaba el monasterio al que pertenecía la iglesia. No te olvides de visitar la iglesia inferior a la que se accede por una escalera, y que tiene la estructura románica original en la que todavía se pueden ver los frescos de los siglos XII a XIV.

13.- Iglesia de Santa Anastasia

La Iglesia de Santa Anastasia se levanta también sobre dos templos anteriores, uno dedicado a Santa Anastasia y otro a San Remigio. Se trata de la Iglesia más grande de Verona, comenzada a construir en la última década del siglo XIII y cuyas obras se prolongaron durante aproximadamente dos siglos, a pesar de lo cual nunca se finalizó, ya que la fachada permanece incompleta. Se trata de un magnífico ejemplo del gótico italiano. Nos sorprendió la bonita decoración de la bóveda, y las dos pilas que se encuentran en las columnas cercanas a la entrada, que se apoyan sobre dos jorobados bigotudos, el primero con las manos apoyadas sobre las rodillas y el segundo con una mano puesta sobre la cabeza con muestra de preocupación.

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

Iglesia de Santa Anastasia de Verona

La iglesia cuenta con una importante colección de obras de arte en sus capillas, entre las que destaca el fresco San Jorge y la Princesa, obra maestra de Pisanello. También nos sorprendió el monumento funerario de Cortesía Serego, que se encuentra en el lado izquierdo del ábside. Es una estatua de Cortesía Serego a caballo, vestido con la armadura, y el caballo se encuentra apoyado sobre un sarcófago que tiene siete nichos, es de lo más original.   Las entradas para visitar las iglesias de Verona tienen un precio de 2,5€ cada una, pero existe la posibilidad de conseguir un billete acumulativo para las 4 iglesias principales de Verona: El Duomo, Santa Anastasia, San Fermo y San Zeno que cuesta 6€ y que se puede comprar en la primera iglesia a la que vayas. Si necesitas más información sobre las iglesias de Verona lo tienes en este enlace.

14.- Castelvecchio

El poderío de los Scaligeri fue tan largo y potente que numerosos palacios y castillos de la ciudad de Verona y provincia dan testimonio de su grandeza y prestigio. Durante 120 años la familia Della Scala creó un poderoso señorío que regía un gran territorio entre los ríos Po y Adige. Este castillo es buena prueba de ello, ya que es el edificio medieval más grande y espectacular de Verona.

Castelvecchio

Castelvecchio

Fue construido en las orillas del Adige por Cangrande II della Scala en 1354 con el fin de defender a la gente de Verona y también para tener una posible vía de escape hacia el norte, donde vivían sus parientes austriacos. En el edificio se ubica un museo que se creó tras la restauración del castillo en 1957. El museo cuenta con 29 habitaciones en las que se exhibe una importante colección de arte medieval, que incluye orfebrería, pintura, escultura y armas, entre otras cosas, que van del 1300 al 1700.

15.- El puente Scaligero

Integrado en el complejo de Castelvecchio fue creado como puerta de escape de la familia Scaligeri en caso de revueltas urbanas. Se llega a él desde el castillo a través de una especie de pasillo.

Puente Scaligero

Puente Scaligero

Si se mira de cerca, el Ponte Scaligero, con sus paredes de ladrillo rojo y arcos ascendentes, es asimétrico y desciende hacia la orilla izquierda con el fin de facilitar una rápida “escapada” del país. Recorrer el castillo, con su puente y el museo, es una de las actividades más recomendables que hacer en Verona, y que te ayudarán a entender su historia.

Comer en Verona

La gastronomía de Verona tiene como ingrediente estrella el arroz, que es la base para el delicioso risotto, también son típicos algunos platos preparados con carnes de caballo y de asno. Además de la carne encontrarás buen pescado, ya que el cercano Lago di Garda provee de buen pescado a la ciudad de Verona. El producto más típico de Verona es el “Pandoro”, un dulce navideño creado a finales del siglo XIX por el pastelero Domenico Melegatti, y su nombre deriva del “pan de oro”, dulce que se comía en Venecia por los nobles. Es un dulce, sin crema, de color amarillo y con forma de 8 puntas que se suele comer con azúcar en polvo. En Verona vas a encontrar una gran variedad de restaurantes  y algunos de ellos están concentrados en ciertas zonas.

Restaurantes de Verona

Restaurantes de Verona

Una de estas zonas es la Plaza Bra, que tiene al pega de que al ser de las más turísticas, los restaurantes son bastante caros. Si te apetece comer allí la opción más económica de esta plaza es el restaurante Brek, que pertenece a una cadena bastante conocida en la región del Véneto. Puedes comer a la carta o su famoso buffet, pero no esperes nada extraordinario. Prácticamente a la vuelta de la Plaza Bra, en la Via Alberto Mario, 12 junto al hotel Bologna se encuentra el Locanda 4 Cochi, un local muy cool con cocina a la vista. Son platos sencillos pero refinados, con ingredientes de calidad. Si quieres comer pescado acércate al Vecio Macello, que se encuentra a 5 minutos de la Arena, en Via Macello, 8, frente al antiguo matadero de Verona. Tiene un menú degustación de mariscos muy recomendable. Es uno de esos sitios a los que acuden los locales. La Plaza de las Hierbas y sus alrededores es otra de las zonas en las que puedes comer. En la plaza nosotros comimos en La Teta de Giulieta, un buen lugar para disfrutar de las vistas de la plaza con una buena relación calidad-precio. En el lugar en el que se encuentra la casa de Romeo, en la Via Arche Scaligere 2, encontrarás la Osteria Al Duca, una osteria pintoresca con unas pocas mesas y ambiente rústico, al que van tanto turistas como lugareños. Aquí puedes degustar los platos típicos de Verona realizados con carne de caballo o burro.

Dormir en Verona

Si te gusta el ambiente clásico te gustará el Hotel Accademia, un hotel de 4 estrellas en Via Scala 12, bastante céntrico. Aquí se alojaba Maria Callas. Tiene habitaciones muy amplias. En cambio si quieres un hotel más moderno, muy cerca de la Arena de Verona tienes el Hotel Giulietta e Romeo. Se encuentra en Vicolo Tre Marchetti 3 y es un hotel de 3 estrellas con un buen desayuno buffet. En Verona puedes alojarte en un palacio medieval renovado con buen gusto, el Palazzo Victoria, que se encuentra muy cerca de Castelvecchio y de la Arena, en Via Adua 8. Si no te convencen las opciones anteriores puedes buscar tu hotel en Verona en este enlace.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Shares
Share This
This site is protected by WP-CopyRightPro

¡No te pierdas ninguna entrada del blog!

Si te gusta viajar y te ha parecido interesante el contenido que has visto en el blog, suscríbete a nuestra lista de correo para recibir las últimas entradas que vayamos publicando.

Te enviaremos un mensaje de confirmación a tu correo, si no lo recibes mira tu carpeta de spam. Gracias