Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

25 Lugares maravillosos que ver en el norte de Italia

Qué ver en el norte de Italia

Hay tantos lugares que ver en el norte de Italia que, si tienes pensado viajar por esta zona, no tendrás más remedio que elegir cuáles visitar, según el tiempo del que dispongas.

Aunque un primer viaje a Italia suele llevar a visitar Roma, en el norte de Italia encontrarás verdaderas joyas. El lugar más conocido que ver en el norte de Italia es, sin duda, Venecia. Pero, te aconsejo aprovechar tu viaje para ver algo más de esta zona.

En el norte de Italia encontrarás algunos de los pueblos y ciudades más bonitos del país, lagos y joyas naturales de postal, elegantes mansiones y villas con siglos de historia, algunos de los museos y colecciones de arte más prestigiosos del mundo y, numerosos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que por sí solos merecen un viaje.

En este post voy a contarte cuáles son los lugares del norte de Italia que más nos han gustado. Como verás, la lista es muy amplia y, es muy complicado verlo todo en un mismo viaje. Nosotros hemos conocido estos lugares a través de diferentes viajes y, te los iré mostrando de oeste a este, para que puedas seleccionar los que quieres visitar, dependiendo del lugar que tomes como base y, de los días de los que dispongas.

Nosotros hemos viajado a Italia tanto en avión como en coche, pero para visitar esta zona del norte de Italia, aunque la mayoría podrás hacerlo en transporte público, te recomiendo que alquiles un coche para no tener que depender de horarios. Al final del post te dejo el enlace del buscador que nosotros solemos utilizar, siempre que necesitamos alquilar un coche para nuestros viajes.

Mapa de lugares que ver en el norte de Italia

Los lugares más bonitos que ver en el norte de Italia

Turín – Torino


La capital de Saboya merece un lugar en la lista de lo que hay que ver en el norte de Italia. Se encuentra situada junto al río Po, en un entorno espectacular, con los Alpes como marco incomparable.

Cuenta con un acogedor centro histórico perfecto para recorrer en un paseo sosegado.

  • Descubrirás los interminables soportales de la Via Po.
  • La enorme Piazza Vittorio Veneto, repleta de terrazas con vistas a las colinas de Turín.
  • La Via Roma, con sus preciosas galerías para ir de compras.
  • La Piazza San Carlo, conocida como “el Salón de Turín”.
  • La Piazza Castello rodeada de edificios históricos como el Palazzo Reale o el Palazzo Madama.
  • Podrás visitar la Catedral de San Juan Bautista, que alberga la controvertida Sábana Santa. Si te interesa su historia hay una visita guiada para descubrir el misterio de la Sábana Santa.
  • Recorre el llamado Quadrilatero Romano, el barrio más céntrico y antiguo de Turín, delimitado por las antiguas murallas romanas, con restos arqueológicos interesantes como la Puerta Palatina.
Parque Arqueológico de Puerta Palatina de Turín
Parque Arqueológico de Puerta Palatina

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN TURÍN

Si buscas alojamiento en Turín, podemos recomendarte el Turín Palace Hotel, situado frente a la estación de tren Porta Nuova. Un hotel elegante y decorado con mucho gusto, que nos encantó. Dispone de habitaciones muy amplias, limpísimas, con camas muy cómodas y minibar con bebidas frías y snacks gratuitos. Entre las instalaciones del hotel encontrarás un restaurante y un spa.

Si te gustan los museos no puedes perderte el Museo Egipcio de Turín, es el museo egipcio más antiguo del mundo y, después del Museo del Cairo, es el segundo museo más grande del mundo dedicado a Egipto. Si te apasiona el antiguo Egipto tanto como a nosotros, te recomiendo reservar una visita guiada por el Museo Egipcio, para entender mejor lo que estás viendo.

Otro de los museos interesantes de Turín es el Museo Nacional del Cine, alojado en la Mole Antonelliana, que tiene el mejor mirador de la ciudad.

💡NO TE PIERDAS CERCA DE TURÍN

La Sacra di San Michele es uno de los lugares más mágicos de toda la zona, una abadía del siglo X tan fascinante que inspiró a Umberto Eco para «El nombre de la rosa«.

Sacra di San Michele que ver en el norte de Italia
Sacra di San Michele

La Palazzina di Caccia di Stupinigi: el Pabellón de Caza de Stupinigi, un precioso palacete de ocio para la caza y las fiestas, construido en el siglo XVIII para la casa de Saboya que tiene salas espectaculares.

Y la Reggia di Venaria: el Palacio Real de Venaria, un palacio real barroco de la familia Saboya, que alberga exposiciones imperdibles y un jardín enorme digno de Versalles. Te aconsejo reservar una visita guiada para visitar el Palacio Real de Venaria, es la mejor forma de conocerlo. No te pierdas tampoco la visita al pueblo de Venaria Reale, en el que está situado, ya que el centro histórico se diseñó en la época barroca pensando en el palacio de los Saboya, por lo que es muy bonito.

Ambos palacios son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Milán – Milano


Milán, en la región de Lombardía, es una de las ciudades más pobladas de Europa, y la segunda en población después de la capital, Roma.

El símbolo de Milán es, sin duda, el impresionante Duomo de Milán, una catedral gótica que te deja sin palabras, situada en la plaza del mismo nombre. Si sólo puedes ver un lugar en Milán no dudes en visitar la catedral a través de una visita guiada para subir también a las terrazas. Es una visita de la que no te arrepentirás.

La catedral está dividida de la Piazza della Scala (sede del famoso Teatro de la Scala, que podrás visitar a través de una visita guiada) por la majestuosa Galería Vittorio Emanuele II, un pasaje comercial cubierto del siglo XIX, con suntuosas estructuras de hierro y cristal.

Duomo de Milán que ver en el norte de Italia
Duomo de Milán

No te pierdas tampoco una visita al Castello Sforzesco o Castillo de los Sforza, originalmente concebido como edificio militar y, posteriormente, convertido en residencia señorial. Sáltate las colas y visita el Castillo Sforzesco con un guía, reservando el tour en este enlace.

El nombre de Milán también está estrechamente ligado al de su patrón San Ambrosio, por eso la Basílica de San Ambrosio, situada en la parte oriental de la ciudad, es la segunda más grande de la ciudad. Construida en estilo románico lombardo, es una de las iglesias más antiguas de Milán. No te pierdas la bajada a la cripta y los mosaicos bizantinos del ábside.

Otro edificio religioso de interés es la Iglesia de la Madonna delle Grazie, que alberga la Última Cena de Leonardo da Vinci (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO), no te pierdas la visita guiada a la Última Cena para descubrir todos sus enigmas.

Si eres amante del arte no puedes dejar de visitar la famosa Pinacoteca de Brera, junto con la Pinacoteca Ambrosiana, la principal galería de arte de Milán. Y, si te gusta el diseño moderno y el arte contemporáneo, tus museos serán la Triennale di Milano y el PAC (Padiglione D’Arte Contemporanea) de Via Palestro.

🛍 ¿TE GUSTARÍA UN DÍA DE COMPRAS POR MILÁN?

Milán es la joya de la corona de la moda italiana, y la elegante Via Montenapoleone alberga las boutiques de las marcas de moda más famosas y aclamadas internacionalmente.

Pero si quieres comprar algo de esas marcas a un mejor precio, puedes hacer una excursión al Serravalle Outlet Designer, el outlet más grande de Europa, donde encontrarás grandes descuentos. En este enlace tienes todos los detalles.

Desde Milán se organizan muchas excursiones interesantes, aquí tienes algunas de las mejores:

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN MILÁN

Si buscas un hotel céntrico podemos recomendarte el Room Mate Giulia, que se encuentra a 50 metros del Duomo de Milán, mejor imposible. Es un hotel moderno y de diseño, con habitaciones amplias y cómodas, decoradas en colores alegres. Destaca la amabilidad del personal del hotel, estuvimos muy cómodos allí.

Milán tiene en su entorno tres aeropuertos: el aeropuerto de Milán Bérgamo (BGY), el aeropuerto de Milán Malpensa (MXP)y el aeropuerto de Milán Linate (LIN), a los que llegan muchos vuelos low-cost, por lo que encontrarás muchas ofertas si buscas con anticipación tu vuelo. Nosotros solemos utilizar este buscador:

Milán es una de las mejores ciudades a las que volar para conocer el norte de Italia, ya que cuenta con una estación de tren de alta velocidad para desplazarte por Italia desde allí y, está muy bien comunicada, tanto en tren como en autobús, con los lugares más destacados.

Como y Lago de Como


Entre los lugares que hay que ver en el norte de Italia hay muchos lagos, cada uno más bonito que el anterior, uno de ellos es el lago de Como.

Asomada a sus aguas se encuentra la ciudad de Como, con la que comparte nombre. Se encuentran en la región de Lombardía, al norte de Milán y a un paso de Suiza.

Además del clásico paseo en barco por el lago, la ciudad ofrece muchas atracciones.

Lago de Como que ver en el norte de Italia
Lago de Como

Uno de los monumentos más destacados de Como es el Duomo, una catedral construida en su mayor parte en el siglo XV, en un estilo que mezcla influencias del gótico tardío y del renacimiento, y que es una de las catedrales más bellas del norte de Italia.

Tampoco te puedes perder la Basílica de Sant’Abbondio y la de San Fedele. Esta última es una austera y bella iglesia románica del siglo XII, que sorprende por su interior de épocas posteriores, no te pierdas la visita de la cúpula y el coro.

Otra visita interesante es el Tempio Voltiano, un edificio que recuerda a un antiguo templo griego, que alberga un museo sobre la vida y obra de Alessandro Volta, el famoso inventor de la pila eléctrica, originario de Como.

Los edificios racionalistas de Giuseppe Terragni y el Teatro Sociale, son otros de los monumentos destacados de Como.

Un paseo desde el centro de Como te llevará a la orilla del lago, donde puedes hacer la ruta de las villas, conocido como el Chilometro della Conoscenza (el Kilómetro del Conocimiento). Es Villa Olmo, con su arquitectura neoclásica, la que más llama la atención.

👀 LAS MEJORES VISTAS DEL LAGO DE COMO

Si quieres disfrutar de unas vistas preciosas de Como, no dudes en subir en el funicular hasta el pequeño pueblo de Brunate, una vez allí te recomiendo el paseo hasta el faro (30 minutos) desde donde tendrás las mejores vistas del lago.

Bellagio


Si vas a recorrer el Lago de Como no puedes perderte una visita al encantador pueblo de Bellagio, que es conocido como «la perla del lago» por su belleza. La estampa de Bellagio es de postal, sobre todo si llegas en un tour en barco por el lago de Como, una actividad de lo más recomendable.

Bellagio que ver en el norte de Italia
Bellagio

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN EL LAGO DE COMO

Las orillas del lago están repletas de villas señoriales, la mayoría de ellas son lujosos palacetes privados. Si quieres alojarte en una de esas villas, puedes hacerlo en Villa Liberty, situada a 15 minutos del centro de Como, con habitaciones amplias y vistas espectaculares.

Villa del Balbianello


Siguiendo hacia el norte, a lo largo del lago, llegarás a la Villa del Balbianello. Es la más bonita de las villas del lago de Como. Un edificio construido en el siglo XII, pero modificado en varias ocasiones.

Tiene dos edificios unidos por pasadizos subterráneos secretos, una logia recubierta de hiedra, restos de un antiguo monasterio y un precioso y original jardín.

En la Villa del Balbianello se han rodado muchas películas famosas, como James Bond o Star Wars. Ahora alberga un museo de expediciones al Polo Norte y al Everest.

Villa del Balbianello que ver en el norte de Italia
Villa del Balbianello

La mejor forma de llegar es desde Lecco, donde hay un embarcadero desde el que puedes llegar en lancha-taxi hasta la entrada de los jardines y, no es muy caro. El regreso puedes hacerlo andando ya que hasta Lecco, en ese sentido, es un paseo cuesta abajo entre el bosque.

Otras villas imprescindibles del Lago de Como son Villa Carlotta y Villa Melzi, de la que sólo se pueden visitar sus jardines.

Pavía


También en Lombardía se encuentra Pavía, una ciudad a 45 km al sur de Milán, a orillas del río Ticino. Antiguamente, era conocida como la ciudad de las 100 torres, de las que ya sólo quedan en pie una decena de ellas.

Comienza tu visita en la Piazza della Vittoria (Plaza de la Victoria), centro neurálgico de la ciudad, rodeada de palacios medievales con soportales.

Entre los lugares que no tienes que perderte en Pavía se encuentran:

  • La Basílica de San Michele Maggiore, una obra maestra de la arquitectura románica lombarda, que fue testigo de la coronación de reyes y emperadores, como la de Federico I Barbarroja.
  • El puente cubierto sobre el Ticino, reconstruido después de la Segunda Guerra Mundial, que reproduce el puente original del siglo XIV y, es uno de los lugares más visitados de Pavía.
  • El Duomo, una catedral renacentista de finales del siglo XV, construida en ladrillo rojo, en cuya cimentación participó Leonardo da Vinci.
  • La Basílica de San Pietro in Ciel d’Oro, que alberga el Arca de San Agustín, una obra maestra realizada en mármol, que conserva los huesos de San Agustín.
  • El Castillo Visconti del siglo XIV, que ahora es la sede de los museos cívicos de la ciudad.
  • Y la Universidad, una de las más antiguas e importantes de Italia.
Puente cubierto de Pavía que ver en el norte de Italia
Puente cubierto de Pavía

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN PAVÍA

En Pavía los hoteles que estuvimos mirando no tenían muy buenos comentarios, así que nos decidimos por un apartamento de 30Cavour luxury suites y fue una buena elección. Los apartamentos son funcionales, cómodos, modernos y muy limpios. Disponen de una pequeña cocina, smart TV y altavoz Bluetooth para poder escuchar música. Además se encuentran en una situación muy céntrica para poder visitar la ciudad más comodamente.

La Certosa de Pavía o Cartuja de Pavía


En la lista de lo que hay que ver en el norte de Italia, hay un lugar donde se puede leer la propia historia de esta zona entre mármoles y leyendas: la Certosa o Cartuja de Pavía.

La Cartuja, situada a unos 8 km al norte de Pavía, es un conjunto monumental compuesto por un monasterio y un santuario, encargado por Gian Galeazzo Visconti para cumplir el deseo de su segunda esposa y prima Caterina, que era construir una cartuja en la zona de Pavía.

Así, a finales del siglo XIV, se iniciaron las obras, que se completaron a finales del siglo XV, dando lugar al nacimiento de una obra de arte increíblemente elegante, el mausoleo sepulcral de la familia Visconti y la sede de la comunidad cartujana.

La Cartuja fue declarada Monumento Nacional en 1866 y desde 1968 alberga una pequeña comunidad monástica cisterciense.

Es uno de los monasterios del gótico tardío más importantes de Italia, que atesora una amplia colección de obras de arte. Ya antes de entrar te asombrará su bella fachada repleta de esculturas y una decoración exuberante y, el interior, inspirado en el Duomo de Milán no es menos espectacular. Con bóvedas altísimas que tienen una decoración sorprendente a base de formas geométricas y cielos estrellados. También se pueden visitar sus claustros con arcadas y maravillosos frescos.

Certosa o Cartuja de Pavía
Claustro de la Certosa o Cartuja de Pavía

Descubre cada leyenda y cada rincón escondido. Como ejemplo, una nave lateral de la iglesia alberga dos frescos que representan a dos monjes cartujos mirando por una ventana. Por una ilusión óptica, parece que te siguen con la mirada. Intenta buscarlos.

Tiene un horario muy restringido, que va cambiando a lo largo del año así que, si te interesa visitar el monasterio, te aconsejo que consultes el horario actualizado en su página web.

Si viajas a Milán y no dispones de coche, puedes reservar una excursión a Pavía, que incluye la visita a la Cartuja de Pavía y a la región de Oltrepo Pavese, conocida como la Toscana del norte.

Bérgamo


Bérgamo es una de las ciudades más desconocidas que ver en el norte de Italia.

En realidad, aquí encontrarás dos ciudades, la Baja Bérgamo, la ciudad más moderna, la de las tiendas y la vida social. Y luego está la Alta Bérgamo, la antigua ciudad construida en una ladera y encerrada por las murallas venecianas, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2017.

La subida a la ciudad alta se realiza en un centenario funicular, que es toda una experiencia en sí misma. Desde el corazón medieval de la ciudad, la Piazza Vecchia, una serie de callejuelas serpentean por las cuestas, con un trazado típicamente medieval. Sube a la Torre Cívica del Palazzo della Ragione con sus 52 metros de altura, para disfrutar de las vistas.

Visita la Catedral, la Basílica de Santa Maria Maggiore y la sorprendente Cappella Colleoni, cuya fachada te dejará con la boca abierta.

Capilla Colleoni de Bérgamo
Capilla Colleoni

También puedes dar un paseo por las murallas venecianas, de 5 kilómetros de longitud, preferiblemente al atardecer para admirar las casas del casco antiguo teñidas de amarillo.

🍦UN DATO GASTRONÓMICO CURIOSO

¿Sabías que la stracciatella se inventó en Bérgamo? En 1961, concretamente, por Enrico Panattoni. Así que una cosa obligatoria que tienes que hacer en Bérgamo es degustar el helado de stracciatella en el lugar donde se inventó, preferiblemente en el Caffè La Marianna, un café adquirido en 1927 por Enrico Panattoni y su esposa Oriana, que acababan de trasladarse a la ciudad desde la Toscana.

En Bérgamo se encuentra uno de los aeropuertos cercanos a Milán, este es uno de los más frecuentados por los españoles, ya que es fácil encontrar vuelos a muy buen precio. Si quieres visitar esta zona, aquí tienes el buscador que nosotros utilizamos:

Si no dispones de coche, desde Bérgamo puedes reservar alguna excursión para conocer algunas ciudades cercanas. Las más interesantes son la excursión a Venecia y la excursión a Verona y Sirmione.

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN BÉRGAMO

Si los precios del alojamiento en Milán están fuera de tu presupuesto, seguramente en Bérgamo encontrarás una mejor opción. En uno de nuestros viajes nos alojamos en el B&B Angolo del Poeta, un alojamiento muy original situado en un palacio del siglo XV con un patio interior. Es un lugar muy pintoresco, se encuentra en la parte baja de Bérgamo y se llega en 20 minutos andando al funicular que sube a la parte alta. Pero, si no quieres ir caminando, también hay un autobús que llega hasta esa zona.

Brescia


A unos 50 kilómetros de Bérgamo se encuentra Brescia, otra de las ciudades que ver en el norte de Italia, cuyos monumentos romanos y lombardos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que merece mucho la pena visitarlos.

Si no dispones de coche, puedes llegar fácilmente a Brescia en tren desde Milán en hora y media.

En el centro de Brescia encontrarás la Piazza Paolo VI, en la que se ubican sus dos catedrales: la vieja y la nueva. El Duomo Vecchio es una catedral del siglo XI en estilo románico, mientras el Duomo Nuovo es una catedral del siglo XVII con una fachada blanca y una cúpula enorme (la tercera más grande de Italia).

Otra de las plazas de Brescia que merecen una visita es la Piazza Loggia, bordeada de soportales, con un precioso reloj astronómico.

Castillo de Brescia que ver en el norte de Italia
Castillo de Brescia

Pero, sin duda, lo más destacado de Brescia es la zona arqueológica de Brixia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en la que se conserva el foro romano, con un santuario del siglo I, cuyos frescos te dejarán con la boca abierta.

Y el segundo lugar Patrimonio de la Humanidad es el Museo de Santa Giulia, un museo que, si eres amante del arte y la historia, te va a encantar. Es uno de los museos más importantes que ver en el norte de Italia. Tanto el continente como el contenido son impresionantes y dignos de visitar. Destacan los mosaicos romanos y las piezas de arte lombardo.

Aunque cueste un poco llegar, ya que se encuentra en un alto, no puedes dejar de visitar el Castillo de Brescia, recorrer sus murallas y subir a sus torres.

💡 Una forma muy divertida de visitar Brescia es mediante un tour guiado en segway de tres horas de duración.

Y para recuperar fuerzas, nada mejor que un plato de casoncelli, una pasta rellena típica de esta zona.

Cremona


Cremona, también en Lombardía, es una ciudad que tuvo su época de mayor esplendor en la Edad Media, por eso, paseando por sus calles y plazas, te encontrarás con varios monumentos que se remontan a esa época. Aunque no es una de las ciudades más conocidas, merece estar entre los lugares que ver en el norte de Italia.

Cremona es conocida como la ciudad de los violines. Basta con echar un vistazo a los talleres tradicionales, donde los fabricantes de violines los fabrican siguiendo el método clásico, que ha permanecido inalterado durante más de 500 años. Es una importante tradición centenaria, que ha sido incluida entre los bienes inmateriales de la Unesco.

Fue la ciudad natal de los tres lutieres más famosos del mundo: Antonio Stradivari, Giuseppe Guarnieri y Nicola Amati. Si te gusta este instrumento no te pierdas el Museo del Violín de Cremona y los talleres que hay por toda la ciudad.

El corazón de la ciudad es la Piazza del Comune, una de las plazas más bellas y mejor conservadas de la Italia medieval, con:

  • El Baptisterio octogonal.
  • La Catedral de origen románico con elementos góticos y renacentistas.
  • El Torrazzo, la torre-campanario de la catedral.
  • La Loggia dei Militi.
  • El Palazzo del Comune.

¿ERES GOLOSO/A?

Si te gusta el dulce no te pierdas el Torrone (turrón) ya que dicen que se inventó en Cremona. Este dato no está muy claro, pero lo que si que es verdad es que en Cremona hay una gran tradición en la elaboración de turrón desde el siglo XV, a base de almendras tostadas y miel. O el Pan Cremona, una especie de tarta enriquecida con almendras molidas en harina y miel de acacia, todo ello cubierto por chocolate negro.

Descubre la arquitectura de Cremona paseando sin rumbo por sus calles, de esta forma encontrarás el Museo Cívico Ala Ponzone, el Teatro Ponchielli, el Palazzo Cittanova o el Palazzo Trecchi.

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN CREMONA

En Cremona nos alojamos en el B&B La Bicicletta, que se encuentra en una zona tranquila de la ciudad, no demasiado alejada del centro. La dueña del alojamiento es muy amable y siempre está dispuesta a ayudar. Todo está muy limpio y la decoración de las habitaciones es muy bonita y acogedora. Además pone a tu disposición dos bicicletas para recorrer la ciudad.

Parma


Parma, ya en la región de Emilia-Romagna, es una de las ciudades más ricas en arte de Italia. Ilustres señores, desde los Visconti hasta los Sforza, la han enriquecido a lo largo de los siglos, llevando a la corte a Leonardo da Vinci, Tintoretto y Beato Angelico y, dotándola de tesoros culturales que le han valido el título de Capital Italiana de la Cultura 2020.

Hoy puedes admirar estas obras de arte en el Monasterio de San Giovanni, el Baptisterio y la Galería Nacional, ubicada en el Palazzo della Pilotta.

Paseando por las calles del centro de Parma encontrarás iglesias, edificios de enorme interés histórico, calles empedradas, tiendas de artesanía y librerías independientes.

No te pierdas:

  • El Teatro Farnese, construido entre 1616 y 1618, que sigue siendo famoso en todo el mundo. Se encuentra situado en el Palazzo della Pilotta, al igual que la Galería Nacional.
  • El Teatro Regio, cuyo refinamiento es difícil de describir.
  • El Monasterio de San Pablo (Monastero di San Paolo), con su Cámara de la Abadesa, pintada al fresco por Correggio en 1519.
  • El Duomo, una magnífica catedral románica decorada con frescos.
  • El Baptisterio octogonal de mármol rosa.
  • El Palacio Ducal.
  • Y la Certosa o Cartuja de Parma, a las afueras de la ciudad.
Teatro Farnese de Parma que ver en el norte de Italia
Teatro Farnese

🧀 GASTRONOMÍA DE PARMA

Como en todas las ciudades de Emilia-Romagna y, de Italia en general, a Parma también le gusta comer bien, así que tiene numerosas DOP, desde el jamón de Parma al Parmigiano Reggiano, por lo que se ha convertido en un gran destino gastronómico. Aprovecha para visitar una fábrica de queso parmesano auténtica o una fábrica de jamón de Parma para ver cómo se elabora.

Mantua o Mantova


En el extremo opuesto de Lombardía, en su parte sureste, se encuentra la pequeña joya de Mantua, vinculada a su glorioso pasado medieval y sobre todo renacentista.

Además de ser la cuna del poeta Virgilio, la ciudad vivió su mayor período de gloria durante el gobierno de la familia Gonzaga entre los siglos XIV y XVIII, quienes hicieron de esta zona un gran centro del Renacimiento italiano y europeo. Prácticamente todos los edificios más importantes que puedes visitar hoy en Mantua se construyeron durante este periodo.

Por su relevancia durante el Renacimiento, Mantua fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el 2008. Imagina lo bonita que es Mantua que Vivaldi escribió las «Cuatro estaciones» inspirándose en sus paisajes.

Mantua está rodeada por las aguas de tres pequeños lagos formados por el río Mincio. Un buen lugar para empezar es el Palazzo Te, un precioso edificio del siglo XVI diseñado por Giulio Romano, discípulo de Rafael, que la familia Gonzaga utilizaba como lugar de entretenimiento y recepción de sus huéspedes, con sus características salas con frescos, como la impresionante Sala de los Gigantes.

Cámara de los Gigantes del Palazzo Te, Mantua
Frescos de la Cámara de los Gigantes del Palazzo Te

Una vez visitado el palacio, dirígete hacia el centro, la primera parada que te proponemos es la elegante Piazza delle Erbe, donde destacan la Rotonda de San Lorenzo, una iglesia románica de planta circular y la Torre del Reloj del Palazzo della Ragione.

Al otro lado de la calle se encuentra la Basílica de San Andrés o Sant’Andrea, obra maestra del gran arquitecto Leon Battista Alberti. No te pierdas la visita del interior de la iglesia, es realmente impresionante.

Continuando hacia el río Mincio llegarás a la Piazza Sordello, en la que se encuentran algunos de los principales edificios de la ciudad, como el Palazzo Ducale, Palazzo Bonacolsi, Palazzo Acerbi y el Duomo.

Basílica de San Andrés de Mantua
Basílica de San Andrés de Mantua

Si no quieres visitar Mantua por tu cuenta puedes reservar un tour guiado por el centro de la ciudad y por el Palacio Ducal en este enlace.

El Lago de Garda


Otro de los lagos que tienes que ver en el norte de Italia es el lago de Garda, en el que podrás hacer preciosas fotos de postal.

Junto al lago de Garda hay varios pueblos y lugares que merece mucho la pena visitar:

  • Desenzano.
  • Peschiera del Garda.
  • Brenzone sul Garda.
  • Sirmione con su precioso castillo Scaligero (el de la portada del post) y la Grotte di Catullo, las ruinas de una villa romana enorme, situada en el extremo de la península de Sirmione, con unas vistas maravillosas.
  • Limone Sul Garda que, aunque es menos conocido, es un pueblo precioso formado por casas de colores apretadas entre el agua y las rocas.
Puerto de Brenzone sul Garda que ver en el norte de Italia
Puerto de Brenzone sul Garda

Una de las mejores formas de visitar el lago de Garda es mediante un paseo en bicicleta eléctrica con un guía. Si no te apetece pedalear, siempre puedes apuntarte a un tour guiado por los pueblos del lago de Garda. Y no te pierdas el atardecer desde un barco surcando las aguas del lago.

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN EL LAGO DE GARDA

Esta zona está repleta de apartamentos de alquiler, ya que es una zona de vacaciones muy frecuentada en Italia. Podemos recomendarte uno de los apartamentos del lillil – Popping Holiday que se encuentran en Riva del Garda. Es un alojamiento ubicado en un edificio histórico, pero restaurado con una decoración de diseño, muy alegre y colorida. Los apartamentos disponen de una sala de estar y una pequeña cocina, para mayor autonomía.

Trento


Trento es otra de esas ciudades poco conocidas, pero que merece la pena incluir entre los lugares más interesantes que ver en el norte de Italia.

Durante siglos, Trento fue una ciudad autónoma, más tarde pasó a ser austríaca bajo el poder de losHabsburgo y, después de la Primera Guerra Mundial se convirtió en una ciudad italiana. Por eso, las calles y los edificios de Trento cuentan su historia de conflictos y nuevas identidades.

No te pierdas el centro histórico con la Piazza Duomo, una de las más bonitas de Italia, la Basílica paleocristiana de San Vigilio, el Palazzo Pretorio, la Torre Cívica y, el Castillo del Buonconsiglio, hoy convertido en un museo, que fue utilizado como sala de reuniones durante el Concilio de Trento.

Castillo del Buonconsiglio de Trento
Castillo del Buonconsiglio

A menos de media hora en coche hacia el sur encontrarás Rovereto, que, al igual que Trento, cuenta con antiguas historias de familias medievales y enfrentamientos de poder. Encontrarás varios lugares interesantes que ver en su centro histórico.

Si te gusta el café, no te pierdas la visita a la planta de tostado de café más antigua de Italia: Caffè Bontadi, que se encuentra en Rovereto. El café es excelente y también hay un pequeño museo abierto al público.

Verona


Verona no es sólo la ciudad de Romeo y Julieta, aunque es algo que explotan muy bien. Con dos mil años de historia a sus espaldas, es una de las ciudades más bonitas e imprescindibles que ver en el norte de Italia.

Verona está llena de rincones para descubrir, como la Piazza delle Erbe, que es donde los romanos fundaron el Foro. De la época de los romanos es también la Arena, que acogía los combates de gladiadores. No te pierdas la visita a la Arena de Verona a través de una visita guiada.

Pero la mayor parte de lo que ha llegado hasta nosotros proviene de la Edad Media y, sobre todo, del poder que tuvieron en esa época los miembros de la familia Scala. Sube a lo alto de la torre medieval de Lamberti para ver la Verona medieval desde las alturas.

Una buena forma de tener un primer acercamiento a la ciudad es a través de un free tour por Verona.

Si quieres conocer lo más destacado de Verona te animo a leer nuestro post:

Si vas a visitar varios museos o atracciones de Verona, considera la tarjeta Verona Card, que te da acceso gratuito y sin colas a las principales atracciones (incluida la Arena y la Casa de Julieta), además de transporte gratuito en los autobuses de Verona.

Piazza dei Signori en Verona que ver en el norte de Italia
Piazza dei Signori

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN VERONA

Si buscas un alojamiento céntrico en Verona podemos recomendarte el Hotel Accademia, un hotel con decoración clásica y elegante, en el que se alojó la cantante Maria Callas, que tiene habitaciones muy amplias.

Pero si buscas algo menos formal, te encantará el B&B SOFIA, también muy céntrico, que te hará sentir como si estás en casa.

Vicenza


Un testimonio de la increíble historia y belleza de Italia son los numerosos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que están repartidos por todo el país, como Vicenza y las Villas Palladianas del Véneto.

Vicenza fue fundada en el siglo II a.C., aunque se convirtió en un centro importante bajo el dominio veneciano. El año que marcó su éxito fue 1540, cuando la aristocracia veneciana decidió trasladarse al campo y Andrea di Pietro della Gondola, conocido como Palladio, uno de los mejores arquitectos de la época, recibió el encargo de diseñar las nuevas residencias para la nobleza. Así, Vicenza se llenó de villas y edificios públicos de una belleza que aún hoy sorprende.

Entra en la ciudad desde el oasis verde de los Jardines Salvi y continúa por las calles del centro disfrutando de los elegantes edificios de Corso Palladio.

En la Piazza dei Signori, conocerás la obra maestra de Palladio: la Basílica Palladiana, lo más destacado de la visita es la vista desde el tejado.

Además de palacios, Palladio también diseñó un precioso teatro para entretener a la aristocracia, el Teatro Olímpico.

Teatro Olímpico de Vicenza que ver en el norte de Italia
Teatro Olímpico

En los alrededores de Vicenza no dudes en visitar alguna de las villas de Palladio, que son Patrimonio Mundial de la Unesco. Nosotros visitamos Villa la Rotonda, que tiene sus cuatro fachadas iguales. ¿Qué tal un tour en bicicleta eléctrica por las villas palladianas?

Villa La Rotonda en Vicenza
Villa La Rotonda

Como puedes ver, entre los lugares que hay que ver en el norte de Italia, Vicenza es una visita obligada.

Bassano del Grappa


Al norte de Vicenza y, a los pies de la meseta de Asiago, se encuentra otro de los lugares más bonitos que ver en el norte de Italia, la pequeña ciudad de Bassano del Grappa.

La belleza de su centro histórico reside en sus edificios de arquitectura palladiana y en su entorno natural, rodeado por un precioso paisaje alpino.

Bassano del Grappa cuenta con un centro histórico pequeño, de origen medieval, lleno de bonitas plazas, torres medievales y palacios, muy fácil de recorrer.

El principal monumento de la ciudad es el famoso Ponte degli Alpini, también conocido como Ponte Vecchio (Puente Viejo), construido en el siglo XIII pero reconstruido en 1569 por Andrea Palladio después de que fuera destruido por otra crecida del Brenta. El puente, gravemente dañado en los siglos siguientes por las inundaciones y las guerras (en 1945 fue volado por los partisanos), fue reconstruido en 1947 según el proyecto original por los soldados alpinos, que le dieron su nombre.

Ponte Vecchio de Bassano del Grappa
Ponte degli Alpini o Ponte Vecchio

Si por algo es famoso Bassano del Grappa es por la elaboración de su famoso licor “Grappa”. Si quieres conocer la historia y los métodos de preparación del licor, visita el Museo de la Grappa en la Destilería Poli, situado muy cerca del puente.

Los monumentos más interesantes de Bassano del Grappa son:

  • La iglesia de San Francisco, de estilo románico.
  • La iglesia de San Juan Bautista, con su majestuosa fachada de estilo neoclásico.
  • La Torre Cívica.
  • El Palacio Pretorio.
  • El Castello degli Ezzelni, un castillo del siglo XII.
  • Y la Catedral.

¿Te gustaría probar las verdaderas recetas italianas? En Bassano del Grappa tienes la oportunidad de tener una experiencia gastronómica con un lugareño. Verás una demostración de cómo se elaboran las recetas y, después disfrutarás de una comida o cena de 4 platos.

Treviso


El hecho de estar situada cerca de Venecia ha hecho que Treviso haya quedado eclipsada por la ciudad de los canales. Treviso cuenta con un aeropuerto al que llegan numerosos vuelos low-cost, por lo que es muy frecuentado por viajeros que van a visitar Venecia, a la que se llega en media hora en tren así que, a menudo, dejan de lado esta ciudad.

Pero es una ciudad que merece una visita, ya que cuenta con muchos edificios preciosos del estilo de los de Venecia y también tiene una serie de canales que desembocan en el río Sile.

Es una ciudad amurallada que conserva 3 puertas de acceso. El corazón de la ciudad es la Piazza dei Signori, dominada por varios edificios dignos de mención:

  • El bonito Palazzo del Podestà, del siglo XIII, con su Torre Cívica.
  • El Palazzo dei Trecento, donde se reunían los 300 miembros del Maggior Consiglio o Consejo Comunal, que fue restaurado después de la II Guerra Mundial, tras los grandes daños causados por los bombardeos de 1944.
  • Y el Palazzo Pretorio, del siglo XVII.
Piazza dei Signori de Treviso
Piazza dei Signori

Un poco más al norte llegarás a la Piazza San Vito, donde encontrarás la Iglesia de Santa Lucía que, aunque la veas con un aspecto tan sobrio por fuera, merece mucho la pena visitar su interior, ya que tiene unos frescos preciosos del siglo XIV.

Otras cosas que merece la pena visitar en Treviso son la Iglesia de San Nicolò (San Nicolás), del siglo XIV, que es importante porque contiene uno de los primeros registros del uso de gafas en la Edad Media. En la Sala Capitular del convento de los Dominicos, al que pertenece esta iglesia, hay unos frescos de Tommaso da Modena en los que aparece un fraile con gafas. Se cree que es la primera representación de una persona con gafas.

Otra iglesia digna de una visita es la iglesia románica de San Francisco, cuyo interior es extremadamente sencillo, pero está lleno de obras significativas de grandes maestros de la pintura. Alberga las tumbas de Pietro Alighieri y Francesca Petrarca, los hijos de los dos mayores poetas italianos del siglo XIV, Dante y Petrarca.

Si quieres conocer todos los secretos de Treviso, tienes un tour privado con un guía sólo para ti y tus acompañantes.

Dolomitas


Para los amantes de la montaña hay un lugar perfecto que ver en el norte de Italia: los Dolomitas, que también son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

En la zona de los Dolomitas siempre hay algo para todos los gustos: desde increíbles excursiones como las Tre Cime di Lavaredo, el Lago di Braies (uno de los más instagrameables) o el Lago de Misurina, hasta grandes destinos de esquí como Madonna di Campiglio y Cortina d’Ampezzo, con el cercano refugio de Nuvolau que ofrece una de las vistas más impresionantes de todos los Dolomitas de Belluno.

Lago di Braies que ver en el norte de Italia
Lago di Braies

Y, hablando de vistas increíbles, seguro que disfrutarás de la Marmolada, donde hay un enorme glaciar y desde donde podrás admirar la belleza de la naturaleza desde una altura de más de 3.300 metros.

Uno de los pueblos más visitados es Cortina d’Ampezzo, conocido como “la perla de los Dolomitas”. Desde 1956, cuando fue sede de las Olimpiadas Invernales, atrae a miles de amantes del esquí. Por la belleza de su entorno se ha utilizado como lugar de rodaje de varias películas, como: La Pantera Rosa (1963), Sólo para sus ojos, de la saga James Bond (1981) o Máximo riesgo (1993).

Si quieres disfrutar de estos maravillosos lugares y no dispones de coche, hay un tour de 4 días por los Dolomitas, que parte de Milán.

Padua o Padova


Entre los lugares que ver en el norte de Italia también tengo que mencionar Padua, famosa por su Universidad, una de las más antiguas y prestigiosas de Italia, donde incluso Galileo Galilei tuvo una cátedra.

💡 UNA BUENA IDEA

Si tu presupuesto no te permite alojarte en Venecia, una buena idea es hacerlo en Padua. Aquí encontrarás alojamientos para diferentes presupuestos y, podrás llegar a Venecia en tren en sólo 25 minutos. Hay trenes que parten de la estación central de Padua cada 20 minutos y te dejan cómodamente en la estación de tren de Santa Lucía, en pleno centro de Venecia.

Entre los lugares más increíbles de Padua se encuentra la Capilla de los Scrovegni con los maravillosos frescos de Giotto, que sólo por verla ya merece la pena el viaje.

Paseando por las calles del centro, encontrarás la Basílica de San Antonio de Padua, que alberga las reliquias del santo, al que la ciudad está muy unida y, que es un importante centro de peregrinación en Italia.

También merece la pena ver el Palazzo della Ragione, la Piazza delle Erbe con su mercado y los Museos Cívicos, que albergan colecciones de artistas venecianos como Tiepolo, Tintoretto y Veronese. 

No te pierdas:

  • El histórico Café Pedrochi.
  • El Prato della Valle, la plaza más grande de Italia.
  • Y el Jardín Botánico de Padua, perteneciente a la universidad, incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1997 como origen de todos los jardines botánicos del mundo.
Prato della Valle de Padua
Prato della Valle

Si no te apetece caminar, siempre puedes utilizar el autobús turístico de Padua que te lleva a los principales monumentos y lugares de la ciudad, el billete tiene una validez de 24 horas y puedes subir y bajar las veces que desees.

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN PADUA

Si quieres alojarte en Padua, podemos recomendarte el InChiostro Rooms&Breakfast, un alojamiento situado a 10 minutos andando del centro de Padua, dentro de un edificio que fue un antiguo monasterio. La decoración de las habitaciones es de estilo clásico, acorde con el edificio, pero los baños son modernos. El trato del dueño es exquisito y te obsequiará con un desayuno italiano excelente.

Las villas venecianas de la Riviera del Brenta


Recorriendo el curso del río Brenta hasta su desembocadura en la laguna de Venecia, te encontrarás con algunas de las villas históricas más bellas de Italia. Son palacetes construidos en estilo clásico, con jardines perfectamente cuidados.

En el pasado, estas residencias albergaban a los nobles venecianos que elegían el campo para vivir en paz y silencio, llegando a la ciudad en sus barcos. Incluso hoy en día, es posible visitar las villas navegando por las aguas del río como los antiguos venecianos. Es una experiencia preciosa, si quieres disfrutarla, puedes reservarla desde aquí:

Entre las residencias que no tienes que perderte están:

Villa Pisani en Strà

Un palacio espléndido del siglo XVIII con 168 habitaciones, que alberga obras de arte de los siglos XVIII y XIX, entre ellos una obra maestra de Tiepolo. La villa fue testigo de múltiples encuentros entre reyes y jefes de estado, hospedó a Napoleón Bonaparte y fue lugar de vacaciones de aristócratas y monarcas.

Interior de Villa Pisani
Interior de Villa Pisani

En sus impresionantes jardines, nombrados como «los más bellos de Italia» en 2008, puedes recorrer su famoso laberinto, el llamado “Laberinto del Amor”, uno de los más grandes de Europa, y contemplar su larguísima piscina central.

Villa Pisani en Strà que ver en el norte de Italia
Villa Pisani

Villa Foscarini Rossi en Strà

Muy cerca de la anterior se encuentra esta villa del siglo XVII. En esta residencia de la familia Foscarini se negoció la paz entre Inglaterra y Francia en la época de Enrique VIII.

Además de poder contemplar los impresionantes frescos de sus salas y recorrer sus jardines, también puedes visitar los dos museos que alberga el palacio: el museo del calzado «Calzature d’Autore«, con modelos realizados para los mejores diseñadores, y la colección de arte moderno del propietario de la villa.

Villa Widmann Rezzonico Foscari, en Mira

Una villa más pequeña, pero que esconde auténticas joyas en su interior, como los frescos de sus paredes y las lámparas de Murano. También atesora una gran colección de carruajes.

Villa Widmann Rezzonico Foscari en Mira
Villa Widmann Rezzonico Foscari

Villa Foscari “La Malcontenta”, en Malcontenta

Fue la única de las villas de la Riviera del Brenta diseñada por Palladio y, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Es una villa de estilo veneciano, con influencias clásicas, que se ven claramente en el pórtico que se asemeja a un templo de la antigua Roma. La villa se asoma directamente al río Brenta. Al igual que las villas anteriores, La Malcontenta conserva frescos en los techos y paredes, con representaciones de temas mitológicos.

Villa Foscari "La Malcontenta"
Villa Foscari «La Malcontenta»

También tienes la posibilidad de hacer el recorrido a través de un tour en bicicleta por las villas venecianas del Brenta.

Venecia


Es imposible no nombrar la espléndida ciudad de Venecia como uno de los principales lugares que ver en el norte de Italia. No sólo es uno de los lugares más bellos que ver en el norte de Italia, sino también del mundo entero.

Una ciudad única en el mundo, con sus 150 canales y más de 400 puentes, encanta a todo el que la visita. No olvides que, junto a su laguna, también es un sitio Patrimonio Mundial de la Unesco.

Es una obra de arte al aire libre, en cada esquina hay una iglesia, un palacio o un museo que merece la pena visitar. Desde los cuadros de Tintoretto, hasta las tiendas de máscaras pintadas a mano, el encanto de Venecia reside tanto en su historia como en sus calles estrechas.

En Venecia no pueden circular los coches, por lo que la forma de moverte allí es totalmente diferente a la de otras ciudades. Si tienes capricho por dar un paseo en góndola por los canales de Venecia, aunque los precios son muy elevados, puede resultarte más barato si la compartes entre varias personas, echa un vistazo a este enlace para ver cómo hacerlo.

Y si necesitas información para desplazarte en la ciudad de los canales,lee nuestras recomendaciones :

En la Plaza de San Marcos no te puedes perder la visita del imponente Palacio Ducal, la Basílica de San Marcos, la Torre del Reloj y el Campanile. Tienes una oferta para visitar la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal, mediante una visita guiada.

Basílica de San Giorgio Maggiore de Venecia
Góndolas frente a la Basílica de San Giorgio Maggiore

Venecia hay que conocerla paseando por los estrechos callejones de los seis barrios de Venecia, llamados sestiere: desde San Marcos hasta los talleres de artesanos de San Polo, pasando por la tranquilidad de Dorsoduro, donde entrarás en contacto con la vida cotidiana de sus habitantes. Una buena forma de recorrer los barrios es a través de un free tour por Venecia.

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN VENECIA

Si puedes alojarte en Venecia, disfrutarás de la tranquilidad de la ciudad a primeras y últimas horas del día. Te recomendamos el Hotel Palazzo Vitturi, en el barrio de Castello, en una ubicación muy céntrica a 5 minutos andando de la parada de vaporetto de Rialto. Ubicado en un palacio de siglo XIII con frescos originales y habitaciones muy amplias.

Otro hotel muy recomendable es el Hotel Flora, situado a 5 minutos andando de la Plaza de San Marcos. Tiene habitaciones muy cómodas y limpias, decoradas con mobiliario clásico, acorde con el edificio del siglo XVII en el que se encuentra.

Tanto si lo haces desde la Plaza de San Marcos, el Puente de Rialto o la Giudecca, la puesta de sol en Venecia es una de las cosas que tienes que ver.

No te pierdas tampoco un recorrido por los «bacari» (tabernas venecianas), degustando sus «cicchetti» o aperitivos, muchos de ellos a base de bacalao, y toma una «ombra» de vino o un Spritz.

Una de las mejores experiencias que puedes tener en Venecia es hacer una excursión a las islas de Murano y Burano, con sus casas de colores.

En este post te damos nuestros mejores consejos si vas a viajar a Venecia:

Trieste


En el extremo noreste de Italia se encuentra Trieste, que hace frontera con Eslovenia, y donde la elegante arquitectura neoclásica se funde con el mar. Es una ciudad con un pasado turbulento, que desde la época romana siempre ha sido un puerto importante y estratégico.

Es una ciudad poco conocida que, a menudo, es utilizada como base para viajar a Eslovenia y Croacia. De hecho, nosotros la visitamos en nuestro viaje en coche a Eslovenia. En nuestra opinión, merece estar entre los lugares que hay que ver en el norte de Italia.

El centro de Trieste es inevitablemente la majestuosa Piazza dell’Unità d’Italia, que, además de ser la plaza principal de la ciudad, es también la mayor plaza de Europa con vistas al mar, con más de 12.000 metros cuadrados. Los edificios de los alrededores son algunos de los más importantes, como la Catedral de San Giusto, el teatro romano o el Castillo de San Giusto.

Trieste fue el hogar de escritores como Stendhal y James Joyce (que vivió allí durante 16 años), que quedaron fascinados por esta ciudad. Así que, mientras recorres la ciudad, aprovecha para visitar los numerosos cafés históricos, imaginando a intelectuales como Joyce o Stendhal sentados en sus mesas. No te pierdas el Caffè Tommaseo, fundado en 1830, es el más antiguo de Trieste.

Castillo de Miramare en Trieste que ver en el norte de Italia
Castillo de Miramare

Algo que nos gustó especialmente en Trieste fue el Castillo de Miramare, asomado al mar, que forma parte de una de las 27 zonas marinas protegidas de Italia. Para entrar sin colas en el Castillo de Miramare, puedes comprar la entrada anticipadamente en este enlace. Puedes llegar hasta él, que está algo alejado del centro de la ciudad, por medio del autobús turístico de Trieste.

Como Trieste se encuentra tan cerca de Eslovenia tienes la posibilidad de realizar excursiones, para conocer algunos lugares interesantes de este país. Una de las más recomendables es la excursión a Liubliana y Bled, que te llevará a conocer la capital del país (Liubliana) y Bled, uno de los pueblos más bonitos de Eslovenia, con su famoso lago de postal.

Ferrara


Otra de las ciudades que tienes que ver en el norte de Italia es Ferrara, conocida como la ciudad de los Este, ya que fueron estos señores los que hicieron florecer a la ciudad durante el Renacimiento.El gran patrimonio renacentista que conserva Ferrara le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es una de las ciudades medievales más interesantes de Italia.

Sin duda, el Castello Estense o Castillo de los Este, es el símbolo majestuoso de la ciudad y una visita que no te puedes perder en Ferrara.

Todo el centro de Ferrara, delimitado por las antiguas murallas, evoca el glorioso pasado de la ciudad. Si quieres ser un verdadero ferrarés, haz un tour en bicicleta por Ferrara.

Lo más destacado de Ferrara lo encontrarás entre el castillo y la catedral, con su fachada románica impresionante y su campanario de mármol. Las callejuelas del centro histórico de Ferrara todavía muestran su aspecto medieval, la más conocida y peculiar es Via delle Volte, con sus»volte«, arcos con pasadizos que conectan los edificios de los dos lados de la calle.

Castello Estense de Ferrara que ver en el norte de Italia
Castello Estense

Ferrara destaca por la gran cantidad de palacios renacentistas que conserva, se parece mucho a Florencia en ese sentido. No te pierdas:

  • El Palacio de los Diamantes, que alberga la Pinacoteca Nacional.
  • El Palazzo Paradiso, que alberga la preciosa e interesante Biblioteca Ariostea.
  • El Palazzo Schifanoia, con los frescos de la Sala dei Mesi (Sala de los Meses), que te dejarán con la boca abierta.
  • El Palazzo Costabili sede del Museo Arqueológico Nacional.
  • La Casa Romei, una casa-museo del siglo XV, que es uno de los lugares más sorprendentes de Ferrara, por su decoración interior. Es una buena ocasión de ver cómo era una casa renacentista perfectamente conservada.
  • La Palazzina di Marfisa d’Este, el palacio donde vivía Marfisa, hija de Francesco d’Este y nieta de Lucrecia Borgia. Tras años abandonado, ha sido rehabilitado como museo.

Una buena forma de conocer la historia de Ferrara y la de las familias más influyentes de la ciudad es mediante una visita guiada por los monumentos más destacados de Ferrara.

Si decides visitar Ferrara en septiembre, te gustará conocer que cada año se organiza el Festival de los Globos de Ferrara, con decenas de globos aerostáticos que llenan el cielo de la ciudad.

Delta del Po


Cerca de Ferrara encontrarás un paisaje único: el del Delta del Po, que también esPatrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Es un lugar ideal para visitar durante los meses de septiembre y octubre, a través de una excursión en barco para descubrir las aguas tranquilas de las lagunas y valles fluviales que forma el río Po, antes de adentrarse en el Adriático. En esta zona de gran biodiversidad podrás observar multitud de especies de aves.

Flamencos en el Delta del Po
Flamencos en el Delta del Po

Bolonia o Bologna


¿Cómo no incluir a Bolonia entre los lugares que hay que ver en el norte de Italia?

Bolonia es la ciudad universitaria por excelencia, no te pierdas un tour por la Bolonia universitaria. Esto hace que sus plazas siempre estén animadas, tanto de día como de noche.

Bolonia tiene un aeropuerto internacional al que llegan multitud de vuelos desde diferentes ciudades españolas, con muy buenos precios.

Bolonia, capital de Emilia-Romagna, es famosa por muchas cosas:

  • Sus torres, que llegaron a ser unas 100 entre los siglos XII y XIII, mientras que hoy hay 21.
  • Sus tortellini.
  • Una de las universidades más antiguas de Italia.
  • Sus 40 kilómetros de soportales.
  • Los numerosos lugares históricos.
  • Los clubes donde los jóvenes estudiantes se reúnen para conocerse y divertirse.

Por todo esto Bolonia ha sido votada como la mejor ciudad de Italia para vivir. Es una ciudad preciosa, en la que no pararás de hacer fotos, tanto es así, que hay hasta un tour de Bolonia para Instagram, para que puedas tener las mejores instantáneas de la ciudad.

Palazzo Re Enzo de Bolonia que ver en el norte de Italia
Palazzo Re Enzo

🛏 ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN BOLONIA

Te recomendamos el Art Hotel Commercianti, un hotel con una ubicación excelente, ya que se encuentra en pleno centro de Bolonia, con vistas a la Catedral de San Petronio, lo mejor para visitar la ciudad a pie. Además de habitaciones dobles, disponen de apartamentos, ideales para familias. Las habitaciones son cómodas y bien decoradas. En el precio de la habitación se incluye el desayuno.

Entre las experiencias que no tienes que perderte están:

  • Subir a la Torre Asinelli y disfrutar de las vistas. En este enlace puedes comprar la entrada a la torre y disfrutar de una degustación de productos típicos.
  • Recorrer la Piazza Maggiore, repleta de edificios medievales
  • Visitar la Basílica de Santo Stefano, resultado de la unión de 7 iglesias.
  • Visitar el Palacio Archiginnasio, el edificio más bello de Bolonia, sede de la antigua universidad. Aquí tienes una oferta de una visita guiada por audio al Archiginnasio y disfrutar de una comida en una osteria local.
  • Descubrir una pequeña Venecia a través de la pequeña ventana de Via Piella que da al Canal Moline.
  • Experimentar el eco del Voltone del Podestà. En el centro del Palacio del Podestá, hay una gran bóveda sostenida por pilares que forman cuatro esquinas. Si te acercas a una de estas esquinas y susurras algo, la persona que esté en la esquina opuesta oirá lo que has dicho con claridad, sin que los transeúntes lo oigan también. Cuenta la leyenda que, en la época medieval, este truco permitía a los leprosos confesar sus pecados a los sacerdotes sin acercarse a ellos.

Como en la mayoría de ciudades, en Bolonia también tienes la oportunidad de apuntarte a un free tour, para conocer todos los secretos de la ciudad.

PREPARA TU VIAJE

Si necesitas encontrar un vuelo, este es el buscador de vuelos baratos que nosotros utilizamos:

Y si vas a alquilar un coche, aquí puedes entrar al buscador que usamos nosotros:

Como puedes ver hay multitud de cosas que ver en el norte de Italia y, muchas más que hemos dejado fuera porque el post sería infinito. De todas ellas, ¿Cuáles te apetecería conocer?

Otros lugares interesantes de Italia


Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.