Saltar al contenido

Descubre las cascadas del Pirineo Aragonés que te conquistarán

Cascadas del Pirineo Aragonés

Uno de los mayores atractivos de los Pirineos son la multitud de cascadas que se pueden encontrar a lo largo de sus numerosos ríos y arroyos. Para que no te pierdas ninguna de las mejores, te hemos preparado esta guía con las cascadas del Pirineo Aragonés más bonitas y espectaculares que puedes encontrar en toda la cordillera.

Las cascadas son, con diferencia, uno de los espectáculos más atractivos con los que puedes encontrarte en la naturaleza y, para que se formen, sólo es necesario un valle agreste por el que discurra un río.

La gran ventaja del Pirineo Aragonés es que valles, hay todos los que quieras y, todos son bastantes agrestes o tienen un fondo de valle brusco por el que se precipita el agua. Por su parte, los ríos son generalmente bastante caudalosos y el agua no suele faltar, ya que las cumbres nevadas proporcionan agua de deshielo a los ríos, incluso durante los veranos más secos y calurosos.

Para organizar la visita a las muchas cascadas del Pirineo Aragonés, hemos seguido el criterio de ordenarlas por valles y ríos, con lo que te resultará mucho más fácil localizarlas, y además te indicamos cómo puedes llegar a cada una de ellas y cuál es la localidad más cercana.

Como sólo vamos a hablarte de las cascadas del Pirineo Aragonés, dejaremos las cascadas de Cataluña, Navarra, Euskadi y Francia para otros posts, aunque si te quedas con ganas de ver la mejor de las cascadas francesas, no te pierdas nuestro post del Circo de Gavarnie.

Las Cascadas del Pirineo Aragonés que querrás conocer

Cascadas del Valle de Ordesa – desde la Pradera de Ordesa hasta el Circo de Soaso

No se puede hablar de cascadas del Pirineo Aragonés sin empezar por el Valle de Ordesa. Por el fondo de este precioso valle que forma parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, discurre el Río Arazas formando, ni más ni menos, que ocho de las más bonitas cascadas del Pirineo Aragonés.

Las más famosas de todas ellas son las que te irás encontrando si haces la ruta senderista clásica que parte de la Pradera de Ordesa y llega hasta el Circo de Soaso, punto final del Valle de Ordesa. Si vas en época estival, te encontrarás con que no se puede llegar a la Pradera de Ordesa en vehículo particular, por lo que tendrás que tomar uno de los autobuses lanzadera que desde la localidad de Torla te llevan hasta la Pradera de Ordesa.

Por eso, el mejor lugar para buscar alojamiento, si quieres conocer estas cascadas del Valle de Ordesa, es el pueblo de Torla. Nosotros nos solemos alojar en el hotel Villa de Torla, que es un hotel de gestión familiar, muy agradable, en el que siempre hemos estado muy a gusto. Pero si quieres buscar otra opción, desde aquí puedes hacerlo:

Busca tu alojamiento al mejor precio en Torla

Una vez que comienzas la ruta desde la Pradera de Ordesa, a medida que vas ascendiendo por el valle los 550 m de desnivel de esta ruta clásica, te encontrarás las siguientes cascadas:

Cascada de Arripas

La Cascada de Arripas es la primera que te encontrarás y, como empezarás a estar algo cansado por la ascensión, la parada es segura y obligatoria. Tiene un mirador desde el que podrás fotografiarla.

Cascada de Arripas, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Arripas

Cascada de la Cueva

Un poco más adelante encontrarás esta auténtica maravilla de la naturaleza que también tiene un pequeño mirador. Pero lo mejor es aprovechar la opción que ofrece la Cascada de la Cueva de descender por un sendero hasta el río, ya que desde allí la visión de la cascada es grandiosa.

Cascada de La Cueva, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de La Cueva

Cascada del Estrecho

La Cascada del Estrecho está casi pegada a la anterior, y también tiene un pequeño mirador para disfrutarla en todo su esplendor.

Cascada del Estrecho, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada del Estrecho

A partir de aquí vamos a perder de vista el Río Arazas durante un buen trecho, hasta llegar a nuestro siguiente destino.

Gradas de Soaso

Una vez que ya has superado casi 500 m de desnivel de la ruta desde la Pradera de Ordesa, el valle va perdiendo pendiente, se hace más abierto, y apenas hay árboles a tu alrededor. El camino vuelve a ir cerca del río y, es cuando nos encontraremos con las Gradas de Soaso, una sucesión de cascadas en escalera, que después de la ascensión que llevas a cuesta, seguro que te obligarán a parar para disfrutarlas y fotografiarlas.

Gradas de Soaso, Cascadas del Pirineo Aragonés
Gradas de Soaso

Cascada Cola de Caballo

Superadas las Gradas de Soaso, llegamos al Circo de Soaso. Es el final del valle glaciar y ofrece un paseo muy cómodo y agradable. Es completamente llano, el valle es abierto en forma de U y, tiene unas vistas preciosas del Macizo de Monte Perdido.

Lo curioso es que desde aquí no hay ni rastro de la Cascada Cola de Caballo y, es que para verla hay que ir hasta el final del valle, ya que se encuentra escondida en un recodo rocoso a la izquierda.

Este es el punto culminante de la ruta y, lugar ideal para descansar a la vez que te quedarás boquiabierto viendo la bonita cascada que cae desde lo alto del Barranco de Goriz, y cuyas aguas se abren como si realmente fueran la cola de un caballo.

Cascada Cola de Caballo, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada Cola de Caballo

Cascadas del Valle de Ordesa – desde Torla hasta la Pradera de Ordesa

Si no te conformas con lo que has visto y quieres ver más, también puedes hacer a pie el tramo que recorre el autobús desde Torla hasta la Pradera de Ordesa. Se trata de un camino que sale cerca de Torla y que atraviesa el Abetal de Turieto. Este tramo será también obligatorio para ti si tienes perro, ya que no está permitido subirles en el autobús.

Hacer esta ruta adicional te permitirá ver otras tres cascadas del Pirineo Aragonés que son bastante desconocidas y, que para los viajeros del autobús seguramente habrán pasado inadvertidas. Te aviso de que el acceso a ninguna de ellas está acondicionado como en las anteriores que te he indicado y, de que además cuesta verlas en su esplendor.

Cascada de Molinieto

Posiblemente sea la cascada más inaccesible de todas y hay que verla desde la lejanía, dado su tamaño y ubicación. La Cascada de Molinieto está situada muy cerca del punto donde el Río Arazas desemboca en el Río Ara, que es el que pasa por Torla y de cuyo valle te hablaré más adelante.

Cascada de Molinieto, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Molinieto – Foto de VIC (Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-NC-ND 2.0))

Cascada Tamborrotera

Según ganamos altura, te encontrarás con la bonita Cascada Tamborrotera que sí cuenta con un sendero que lleva hasta el río para poder verla completamente desde su frente.

Cascada de Tamborrotera, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Tamborrotera

Cascada de los Abetos

El nombre le viene porque está situada en el corazón del Abetal de Turieto. Tiene un pequeño mirador para verla, pero la vegetación dificulta mucho su contemplación completa.

Dejando atrás la Cascada de los Abetos, llegarás poco después al Monumento a Lucien Briet “el cantor de Ordesa”, un francés enamorado de esta tierra que a finales del siglo XIX recorrió y fotografió todos sus rincones. El monumento es el aviso de que prácticamente ya has llegado a la Pradera de Ordesa.

Cascadas del Valle de Ordesa – Circo de Cotatuero

Si estás haciendo la ruta clásica senderista de Ordesa que te he contado al principio de este post, verás que al poco de salir de la Pradera de Ordesa hay un desvio a tu izquierda que te lleva hasta el Circo de Cotatuero y a su espectacular cascada.

Cascada de Cotatuero

El Circo de Cotatuero es un pequeño valle transversal al del Ordesa, que la erosión apenas si ha podido desarrollarlo con el paso del tiempo, por lo que es muy corto y empinado. Tanto es así que el valle se llama en realidad Barranco de Cotatuero.

Desde su parte más alta cae vertiginoso el Río Cotatuero formando la cascada del mismo nombre, que con sus 200 m de caída, es la más alta del valle de Ordesa.

Cascada de Cotatuero, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Cotatuero en el fondo del valle

El camino que lleva hasta la Cascada de Cotatuero cruza el río por un puente, permitiendo unas vistas estupendas de la cascada.

Cascadas del Valle de Bujaruelo y sus afluentes

Ya te he contado que el Río Arazas desemboca en el Río Ara, que es el que pasa junto a Torla.

Este río discurre a lo largo del Valle de Bujaruelo, desde su nacimiento en el Viñamala o Comachibosa -que es como le llaman en aragonés a esta montaña que hace de límite entre Francia y España-, hasta la localidad de Torla.

Si remontamos el Río Ara siguiendo la ruta por el Valle de Bujaruelo  que te describimos en nuestro blog, encontrarás tres bonitas cascadas que puedes añadir a tu lista particular de cascadas del Pirineo Aragonés.

Cascada de Otal

La primera cascada que hay que visitar no se encuentra precisamente en el Valle de Bujaruelo, sino en el Valle de Otal.

Al poco de comenzar a recorrer el Valle de Bujaruelo partiendo de la Ermita de Bujaruelo, al lado del puente del mismo nombre, tendrás que desviarte a tu izquierda al Valle de Otal, para remontarlo completamente hasta su cabecera, lugar en el que encontrarás esta coqueta y desconocida cascada.

Cascada de Otal, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Otal

Estate atento a los silbidos que oirás en las laderas del valle cubiertas de pinos negros, porque se trata de marmotas, que en este valle resultan especialmente abundantes.

Salto de Pich

Una vez que has vuelto al Valle de Bujaruelo y sigues remontándolo, te encontrarás a tu derecha y al lado del camino con el Salto de Pich, una cascada de caudal modesto aunque bastante alta, por lo que resulta muy fotogénica.

Salto de Pich, Cascadas del Pirineo Aragonés
Salto de Pich

Cascada de Ordiso

No tendrás que seguir mucho más para llegar hasta el puente y refugio de Ordiso, situados al lado del camino que sube al Valle de Ordiso. Este valle, al igual que el de Otal, es un claro ejemplo de valle colgado, llamado así porque su base está mucho más alta que la del Valle de Bujaruelo, en el que desemboca.

Precisamente es esta diferencia de desnivel, la que hace que el Río Ordiso caiga desde el Valle de Ordiso al Valle de Bujaruelo, formando una sucesión de rápidos y cascadas que le dan una nota pintoresca al bonito lugar en el que te encuentras, y desde el que ya empiezan a divisarse el Viñamala y sus glaciares.

Cascada de Ordiso, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Ordiso

Cascadas del Valle de Broto

Si el valle que hay desde Torla hacia aguas arriba del Río Ara es el Valle de Bujaruelo, el valle que queda aguas abajo es el de Broto.

Y es a la localidad de Broto a donde debemos dirigirnos para ver las dos siguientes cascadas del Pirineo Aragonés que no hay que perderse. Por lo que es Broto el mejor lugar para alojarte en esta zona.

Busca alojamiento en Broto al mejor precio

Cascadas de Sorrosal

En muchos sitios se habla de la Cascada de Sorrosal en singular, pero en realidad son dos las que hay que ver.

Justo al lado de Broto, el Río Sorrosal desemboca en el Río Ara, y para poder visitar las dos cascadas que te indico, tan sólo hay que remontar el Río Sorrosal por un camino muy cómodo y acondicionado.

Al poco de empezar a andar, verás a tu izquierda la primera cascada. No es tan famosa ni espectacular como la del fondo del vallejo por el que estás caminando, pero te diré que el día que nosotros la vimos, tenía gran cantidad de agua y nos pareció una auténtica maravilla.

Primera cascada de Sorrosal, Cascadas del Pirineo Aragonés
Primera cascada de Sorrosal

Cuando llegas al fondo del valle es cuando te encuentras con la auténtica Cascada de Sorrosal. Es un salto de agua de bastante altura, muy bonito y muy definido, que tiene al lado una vía ferrata por la que suele verse gente practicando la escalada en roca.

Además, el entorno geológico de esta cascada es realmente espectacular, motivo por el que es un punto señalado para visitar en todas las guías del Geoparque del Sobrarbe. Los pliegues de la roca son tan increíbles y marcados, que da la sensación de que en vez de roca son de plastilina.

Cascada de Sorrosal, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Sorrosal

Cascadas del Valle de Pineta

Seguimos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, pero ahora nos vamos a su sector este, al Valle de Pineta, que empieza en la localidad de Bielsa y acaba a los pies del Macizo de Monte Perdido. Por ello, el mejor lugar para alojarte en esta zona es el pueblo de Bielsa, que es el más grande.

Busca tu alojamiento ideal en Bielsa

El Valle de Pineta, recorrido por el Río Cinca, es una auténtica maravilla de la naturaleza. Yo creo que es el valle glaciar mejor definido que he visto en mi vida. Precisamente ha sido esta belleza la que ha hecho que esté bastante urbanizado, motivo por el que realmente sólo el final del valle está dentro del Parque Nacional, y es a este punto a donde tienes que dirigirte.

Churros de Marboré

La parte más alta del paredón del final del valle es lo que se llama el Balcón de Pineta, y es allí donde se encuentra el Lago de Marboré, uno de los lagos de montaña que no hace mucho te recomendamos en nuestro blog.

Dada la gran cantidad de nieve que hay en la parte alta de Pineta, desde allí cae escalonada una sucesión de increíbles cascadas que los lugareños llaman los Churros de Marboré, y que sin duda, son de las cascadas del Pirineo Aragonés más espectaculares que pueden verse.

Churros de Marboré, Cascadas del Pirineo Aragonés
Churros de Marboré

Desde donde mejor se aprecian en todo su conjunto es desde la base del valle, aunque si quieres acercarte hasta ellos y sentir la lluvia que producen, hay un camino que sin pérdida guiará tus pasos.

Lógicamente, estas aguas de deshielo son realmente el nacimiento del Río Cinca, uno de los más importantes de Aragón, con perdón del Río Ebro.

Nosotros vamos a seguir ese camino en su parte inicial, lo que te permitirá pasar sobre las cascadas situadas a cota más baja, y sin hacer caso del cartel que dirige a los Churros de Marboré, deberás dirigirte hacia los Llanos de Lalarri.

Valle de Pineta, Cascadas del Pirineo Aragonés
Valle de Pineta

Cascada del Barranco de Montaspro

Ascendiendo por el camino que sube a los Llanos de Lalarri, pasarás sobre la cascada que cae por el Barranco de Montaspro, una agradable y caudalosa sorpresa en este camino entre las hayas.

Cascada del Barranco de Montaspro, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada del Barranco de Montaspro

Cascada de Lalarri

Una vez que hemos acabado la ascensión, aparece bruscamente ante tí el Valle o Llanos de Lalarri, otro clásico ejemplo de valle colgado, en este caso sobre el de Pineta, y que ofrece una imagen bucólica de montaña de las de libro.

Tendrás que ir hasta el final de este valle, siguiendo el curso del Río Lalarri por un camino de esos por los que da gusto caminar, hasta encontrarte con la bonita Cascada de Lalarri. Si hace calor y te quieres refrescar, has llegado al lugar ideal. La foto de portada, también corresponde con la Cascada de Lalarri.

Cascada de Lalarri, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Lalarri

Cascadas por el camino de bajada de Lalarri a Pineta

Como todo se acaba, alguna vez hay que dejar Lalarri y bajar hasta Pineta a coger el coche que habrás dejado en el amplio aparcamiento del final del valle.

Para bajar, no repitas el camino de la subida, sino que escoge la opción de descender siguiendo el curso del Río Lalarri por un estrecho sendero de montaña que encontrarás señalizado. Acertarás de pleno, porque el camino tiene pequeños miradores escondidos entre la vegetación desde los que podrás ir viendo las muchas cascadas que produce este río en su vertiginosa y amplia caída hasta morir en el Río Cinca.

Cascada en el descenso de Lalarri a Pineta, Cascadas del Pirineo Aragonés
Una de las muchas cascadas que puedes ver en el descenso de Lalarri a Pineta

Cascadas del Valle de Tena

Para llegar hasta Escarrilla, que es el lugar de referencia para visitar la próxima cascada del Pirineo Aragonés, hay que remontar el Valle de Tena desde Sabiñánigo, como si te dirigieses a la estación de esquí de Formigal. Para ver las cascadas de esta zona pirenaica, lo mejor es que te alojes en Sabiñánigo.

Alojamientos en Sabiñánigo al mejor precio

Saldo de Escarrilla

Una vez en Escarrilla, deberás remontar el curso del Río Escarra en una ruta que salva un desnivel de casi 350 m, hasta llegar al Salto de Escarrilla, o Saldo de Escarrilla, que es como le llaman por aquí.

Es una cascada muy vistosa y agradable, en la que las aguas del Río Escarra, acanaladas entre las rocas como si se tratase de un aquapark, caen desde unos 50 m de altura a una poza, en la que, si vas un día caluroso, será difícil que te resista a darte un chapuzón.

Saldo de Escarrilla, Cascadas del Pirineo Aragonés
Saldo de Escarrilla

Cascadas del Valle de Benasque

Si sigues nuestro blog y te gusta la naturaleza, casi seguro que en algún momento habrás ojeado nuestro post sobre el Valle de Benasque, una de las maravillas del Pirineo del tipo de “quien va, repite”, ya que aloja la mayor concentración de tresmiles de esta mágica cordillera.

Las veces que hemos ido a esta zona nos hemos alojado en el Hotel Aneto, un hotel muy recomendable, con habitaciones modernas y muy amplias. La piscina interior con chorros de agua es de lo más relajante, ideal para descansar después de un día de ruta.

Busca tu hotel en Benasque

Las cascadas del Pirineo Aragonés que podrás disfrutar aquí, son las que te indicamos a continuación.

Salto d’Aigualluts

La ruta que desde el Hospital de Benasque asciende hasta el Plan d’Aiguallut, remontando el curso del Río Ésera, pasa por unos paisajes idílicos de alta montaña, y por el Forau d’Aigualluts, uno de los fenómenos geológicos más impresionantes de los Pirineos.

Se trata de un inmenso sumidero endokárstico que recoge las aguas que bajan por el Valle de Benasque, para posteriormente salir por el vecino Valle de Arán.

Justo por encima de este sumidero se encuentra el Salto d’Aigualluts, otra maravilla natural de la ruta que no puedes perderte y cuya contemplación hace que merezca la pena la subida.

Salto d'Aigualluts, Cascadas del Pirineo Aragonés
Salto d’Aigualluts

Cascada de Aigües Pases

En tu camino en coche al dirigirte desde la localidad de Benasque hasta el Hospital de Benasque para hacer la ruta de la anterior cascada, la carretera ha pasado por encima de otra cascada de dimensiones considerables. Se trata de la Cascada de Aigües Pases.

Esta cascada no se aprecia en toda su dimensión desde esta carretera, por lo que es mejor que vayas al Balneario Baños de Benasque, que al estar bastante elevado sobre el valle, ofrece una estupenda visión de la cascada.

Cascada de Aigües Pases, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascada de Aigües Pases

Gorgas de Alba

Muy poco antes de pasar sobre la cascada anterior, habrás visto en la carretera un desvío al Hotel Turpi, que está situado a la vera del Río Ésera. Si bajas hasta él, podrás hacer la denominada Ruta del Sendero Botánico, una ruta para toda la familia que en su recorrido pasa por las Gorgas de Alba, unas bonitas cascadas formadas por el Río Ésera en su descenso hacia Benasque.

Gorgas de Alba, Cascadas del Pirineo Aragonés
Gorgas de Alba – Foto de YIMIX (Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-NC-ND 2.0))

Cascadas de Ardonés

Tendrás que dirigirte ahora a la localidad de Cerler para poder ir a las Cascadas de Ardonés, siguiente parada en nuestro recorrido por el Valle de Benasque.

Cascadas de Ardonés, Cascadas del Pirineo Aragonés
Cascadas de Ardonés – Foto de Óscar Rodríguez de Dios

Estas cascadas, porque realmente son dos, la Cascada de Bom (a la derecha) y la Cascada de Clotet (a la izquierda), conforman uno de los rincones más bonitos del entorno de Cerler, y además es muy sencillo ir hasta ellas, ya que basta seguir las indicaciones del sendero PR que, partiendo de la misma localidad de Cerler, nos lleva hasta ellas pasando por la Ermita de San Pedro Mártir.

 

Como puedes ver, los paisajes del Pirineo Aragonés están llenos de magia, así que no es raro que todo lo relacionado con las brujas esté tan arraigado, sobre todo en Tella, donde te recomendamos que hagas la ruta de las Ermitas de Tella y que visites la Cueva del Oso Cavernario. También te recomendamos que recorras las calles de Ainsa, la capital del Sobrarbe, uno de los pueblos más bonitos de España.

 

Hasta aquí llega este recorrido por las cascadas del Pirineo Aragonés más conocidas. Seguro que nos faltan muchísimas en esta lista y habría para hacer varios post para recogerlas todas, así que te agradeceríamos que nos lo indiques en los comentarios, porque siempre hay mucho que aprender y que visitar.


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

 

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¡Suscríbete a nuestros correos!

 

* Este campo es obligatorio

 


 


 

Consentimientos

Información básica sobre protección de datos
ResponsableA un Clic de la Aventura
FinalidadGestionar el envío de información sobre nuevas entradas del blog
LegitimaciónConsentimiento del interesado
DestinatariosSuscriptores del blog
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://aunclicdelaaventura.com/politica-de-privacidad/


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (14)

¡Qué bueno! Hace un año justo que estuve por todo Sobrarbe y la verdad es que descubrí unos países que jamás pensé que estuvieran ahí. Y no me extraña que hayas sacado este completísimo post, porque… casacadas habías decenas por todo lados!!!
Enhorabuena!

Responder

Nosotros hemos visitado esa zona muchas veces y nos sigue sorprendiendo, como dices los paisajes son totalmente de postal. Cuando pensamos en escribir este post, ¡no pensamos que iban a salir tantas! Y seguramente nos dejemos muchas.
Saludos.

Responder

No conozco esta zona de España pero viendo vuestro post está claro que tengo que ir a conocer esta gran cantidad de cataratas y sitios naturales que hay! Un saludo y a viajar!

Responder

Los paisajes de esta zona son increíbles, así que si no lo conoces te lo recomendamos totalmente.
Saludos

Responder

Mamma mia!! Pero qué cantidad de cascadas, y a cada cual más bonita!!

Nosotros aún no hemos estado en Pirineos, así que este post nos vendrá bien en un futuro. Es una auténtica “Biblia” para conocer la zona, sobre todo para quienes les gusten las cascadas (como a nosotros 😉)

Súper bonitas las fotos también!!

Un besote!

Responder

Nos alegra que te hayan gustado. Ahora lo tenéis un poco complicado eso de visitar los Pirineos. Pero no os podéis quejar, porque ¡vaya experiencia la vuestra en Australia!
Besos

Responder

¡Vaya paisajes! 😍 Porque nos lo cuentas tú, Mar, y sabemos que eres de fiar, pero jamás hubiéramos creído que en España habría estas cascadas tan impresionantes. 😵
No conocemos la zona de los Pirineos porque hay mucha distancia desde Málaga y mala combinación de transportes, pero sin duda nos apuntamos esta zona en nuestra lista de destinos pendientes… 😍

Saludos.

Responder

Si desde Burgos se tarda una eternidad en llegar, no te digo nada desde Málaga. Pero si tenéis oportunidad de visitar esta zona os lo recomiendo totalmente. Los paisajes son increíbles, no tienen nada que envidiar a otras zonas de montaña como los Alpes.
Saludos.

Responder

Me ha encantado el post porque nos encantan las cascadas y los Pirineos. Sin embargo, casi que solo conocemos algunas de las del Valle de Ordesa, entre las que coemntas.
Ojalá pueda regresar por aquellas tierras!

Responder

Las del Valle de Ordesa son las que suele conocer todo el mundo que va a esa zona, pero como ves hay muchísimas más. A nosotros, seguramente nos quedarán muchas por conocer. Y si no es en esta zona, en el resto de los Pirineos.
Saludos.

Responder

Madre mía Mar…menudo post más completo. Para variar no conozco ninguna, pero ya sé donde consultar cuando algún día haga una ruta por los Pirineos.
Gracias por recopilar toda esta información, lo compartiré porque sé de much@s amig@s que les encantará.
Un abrazo guapa.

Responder

Muchas gracias por compartirlo, seguro que a los que vayan a visitar el Pirineo Aragonés les viene bien. Si no has estado por esa zona te la recomiendo totalmente, ¡es una pasada!
Un abrazo

Responder

Preciosas fotografías!!!!

Responder

Muchas gracias Luis. Nos alegra mucho que te hayan gustado.
Saludos

Responder
error: Content is protected !!