Como amantes del senderismo nos encantan las rutas de montaña y tenemos predilección por aquellas que nos llevan a descubrir alguno de los lagos naturales que se encuentran en ellas. Como el Ibón de Plan del que te vamos a hablar.

Una de las zonas en las que hemos conocido más lagos es el Pirineo, tanto en la zona española como en la francesa. El lago del que te voy a hablar se encuentra en el Pirineo Aragonés, una zona que nos encanta y que hemos recorrido en varias ocasiones.

En Aragón, a los lagos de alta montaña de origen glaciar se les denomina ibones, y uno de los más bonitos y espectaculares es el ibón de Plan, así llamado porque se encuentra cerca del pueblo de Plan, famoso en su día por las “caravanas de mujeres” que se organizaron después de ver la película del mismo título, a fin de encontrar pareja a alguno de los 40 hombres solteros que vivían en él, ya que las mujeres solteras habían abandonado el pueblo y allí sólo quedaba una.

Plan se encuentra situado en el Valle de Gistaín o de Chistau, que es su nombre en chistabín (un dialecto del aragonés, que se habla en el valle), y que pertenece a la Comarca de Sobrarbe. Es uno de los valles más desconocidos y a su vez más bonitos de los Pirineos, y esto es así porque no tuvo acceso por carretera hasta mediados del siglo XX, lo que ha hecho que hayan permanecido inalterados sus caminos tradicionales y sus ancestrales costumbres.

Valle de Gistaín o Chistau

Valle de Gistaín o Chistau

Estábamos alojados en Laspuña, muy cerca del bonito pueblo de Aínsa, del que ya hablamos en otro post, y desde allí tomamos la carretera A-138 en dirección Bielsa. Tras pasar el pueblo de Lafortunada, antes de llegar a Bielsa, nos desviamos hacia Plan por la carretera A-2609.

Como llegar hasta el ibón de Plan o Basa La Mora

Al buscar información sobre el ibón de Plan, encontramos que había tres formas de acceder a él:

1.- La primera de las opciones parte del pueblo de Plan, concretamente de la piscina del pueblo. Desde allí hay que tomar una pista, que discurre paralela a la margen izquierda del río Cinqueta, en dirección al embalse de Plan d’Escún. A eso de dos kilómetros y más o menos desde la cola del embalse, parte un sendero a la izquierda que es el que conduce al ibón de Plan. Este sendero va ascendiendo a través del bosque, con fuerte pendiente y un desnivel de 960 metros hasta llegar al ibón. Es una ascensión dura, de unas tres horas de duración, para la que hay que tener una buena preparación física. El final del recorrido enlaza con el sendero GR-15 que lleva al Refugio de Lavasar, que es el punto en común que tienen las tres opciones.

2.- La segunda de las opciones parte de la localidad de Saravillo, que se encuentra 8 kilómetros antes de llegar a Plan. Al salir de la plaza del pueblo, una callejuela lleva hasta el sendero GR-15 y tan sólo hay que seguirlo buscando las marcas rojas y blancas. Por este sendero la distancia es mayor que por el anterior, pero en contraposición tiene menor pendiente, aunque al final resulta el mismo desnivel, pero más llevadero. De vez en cuando el sendero se va cruzando con la pista forestal hasta llegar al Refugio de Lavasar.

3.- Y la tercera de las opciones es la más fácil y apta incluso para niños pequeños, también parte desde Saravillo y en este caso hay que atravesar la calle principal del pueblo hasta el final del mismo, allí a mano derecha hay un pequeño parking en el que se puede dejar el coche y a partir de allí se puede tomar andando la pista forestal que durante 14 kilómetros asciende hasta el refugio de Lavasar. Pero si no puedes o no quieres andar tanto, puedes recorrer esa pista en coche. En este caso hay que pagar 3 euros para mantenimiento de la pista (en verano de 2015) y en ese parking se encuentra una máquina expendedora de tickets en la que efectuar el pago. La ascensión en coche por la pista te llevará unos 45 minutos, dependiendo del estado de la misma.

Nuestra ruta hasta el ibón de Plan

Cuando fuimos llevábamos ya unas cuantas rutas encima y como Alejandro tenía 7 años no quisimos cansarle más, así que decidimos llegar en coche. Estuvimos en agosto y durante la semana anterior estuvo lloviendo bastante y se hizo impracticable, así que tuvimos que esperar unos días hasta poder subir. Lo que hicimos fue preguntar en el pueblo por el estado de la pista para saber si se podía subir o no, ya que la pista atraviesa dos barranqueras sin puente y si ha llovido mucho se hacen infranqueables si no vas con un todoterreno.

Como nos dijeron que ya estaba practicable subimos con el coche tras pagar los 3 euros de rigor. La pista está bastante aceptable, pero hay que tener cuidado en algunas zonas en las que hay algún que otro socavón. Sigue los carteles indicadores, para saber qué desvíos tienes que tomar.

Hay un cartel, poco antes de llegar al final de la pista, que lleva al Mirador Alto de Lavasar; si quieres tener unas vistas espectaculares del valle de Gistaín, no dudes en desviarte. Vuelve a la pista y al poco llegarás a un pequeño parking junto al que se encuentra el Refugio de Lavasar, que no tiene pérdida porque es el único edificio que verás allí. En esta zona estarás a 1928 metros de altura, así que tenlo en cuenta para llevar ropa de abrigo porque aquí el tiempo es muy cambiante aunque sea verano.

Refugio de Lavasar

Refugio de Lavasar

Junto al refugio verás unos cuantos caballos que suelen pastar por allí y que como el oso Yogui, si te pones a comer intentarán quitarte la comida: a una pareja que encontramos les quitaron todo el pan que llevaban.

Para llegar hasta el ibón de Plan tienes que buscar un pequeño sendero que parte por detrás del refugio y que está señalizado con un cartel en un árbol.

Señalización que tienes que seguir para llegar a la Basa La Mora

Señalización que tienes que seguir para llegar a la Basa La Mora

El sendero comienza bajando y después se convierte en llano, primero discurre entre árboles, sorteando rocas y atravesando un par de veces el riachuelo que viene desde el ibón,

Camino al ibón de Plan

Camino al ibón de Plan

Más tarde, el sendero atraviesa verdes praderas y en unos 20 minutos llegarás a una zona en la que se ven los restos de un antiguo ibón que se ha colmatado por los sedimentos. Como nos habían dicho que en verano el ibón de Plan tenía poca agua, dudamos al principio de si ese era el ibón, pero no podía estar tan seco así que continuamos avanzando.

Antiguo ibón colmatado

Antiguo ibón colmatado

Al poco, después de atravesar una pradera, apareció la visión del ibón y nos quedamos con la boca abierta ante el espectáculo de este precioso lago: es un paisaje de postal, una maravilla natural con sus aguas totalmente cristalinas.

Ibón de Plan

Ibón de Plan

El día que lo visitamos lucía un cielo azul que hacía que se reflejase en las aguas del ibón y estas tomaran un color turquesa, es un lugar en el que se respira paz. El lago está cobijado por un circo de moles rocosas, el macizo de Cotiella, con picos de más de 2600 metros (punta Alta, pico Llosa y pico Las Coronas) y un bonito bosque de pino negro.

Basa La Mora

Basa La Mora

No es de extrañar que semejante espectáculo natural, sea objeto de leyendas, y hay dos versiones de la leyenda que explican su nombre de Basa La Mora. Según una de ellas, una joven musulmana, huyendo de las luchas entre moros y cristianos, llegó hasta esta zona y se perdió. Desde entonces su espíritu permanece vagando en el ibón (basa) y cada 24 de junio, al amanecer de la noche de San Juan, las personas de alma pura que laven su cara en las aguas del ibón, la verán danzar sobre sus aguas. Es costumbre que los habitantes de los pueblos del valle suban esa noche a purificar su alma, lavándose en el agua del lago y esperando ver bailar a la mora.

Basa La Mora

Basa La Mora

Y según la segunda versión, las Moras en el Pirineo son unas hadas relacionadas con los elementos: el agua, la tierra y el fuego. Al amanecer de la noche de San Juan, al lavarte (sanchuanarse) podrás contemplar a esta hada, que cuando los primeros rayos de luz acaricien el agua surge lentamente del centro del lago y allí bailará al son de una viejísima danza que habla de reyes y reinas muertos hace siglos. Cuando el sol esté arriba la mora desaparecerá.

No vimos a la mora, pero si que nos lavamos en sus aguas, algunos más que otros, porque el agua está que corta.

Ibón de Plan o Basa La Mora

Ibón de Plan o Basa La Mora

Puedes rodear todo el ibón (sobre 1,5 km) o dedicarte a la contemplación del mismo en sus praderas y a hacer un montón de fotos, porque te quedas extasiado contemplándolo.

Con pena por tener que abandonar el ibón volvimos por el mismo sendero de ida hasta el refugio de Lavasar.

Como complemento a la ruta fuimos a visitar los pueblos de Plan y San Juan de Plan. En Plan merece la pena ver la iglesia de San Esteban, una iglesia románica construida en piedra, madera y tejados de pizarra.

Iglesia de San Esteban de Plan

Iglesia de San Esteban de Plan

Interior de la Iglesia de San Esteban en Plan

Interior de la Iglesia de San Esteban en Plan

Y en torno a ella se pueden ver casas infanzonas como casa Turmo, que tiene una preciosa ventana con figuras humanas y casa Ballarín, con un portal de estilo renacentista popular. También encontrarás una torre militar del siglo XVI.

San Juan de Plan se encuentra construido en una pendiente, así que sus casas tienen entradas por más de una planta. Desde San Juan puedes disfrutar de unas vistas increíbles del valle y del pueblo de Plan que se encuentra justo debajo.

Vistas desde San Juan de Plan

Vistas desde San Juan de Plan

Callejeamos por el pueblo en el que se encuentra la iglesia románica dedicada a San Juan, que fue reformada en el siglo XVI, por lo que perdió parte de los rasgos típicos de sus orígenes.

Iglesia de San Juan de Plan

Iglesia de San Juan de Plan

Cerca del pueblo se encuentra el Puente de los Pecadores, un puente que cruza sobre el río Cinqueta a 50 metros sobre su cauce.

Parte del término municipal de San Juan de Plan está ocupado por el Parque natural Posets-Maladeta y el Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos, y desde aquí parte un camino que te permite llegar andando hasta Benasque y hacer allí alguna de sus famosas rutas senderistas.

Pin It on Pinterest

Share This