Hace mucho tiempo que no realizábamos una visita a nuestro país vecino. Así que coincidiendo con las vacaciones escolares de Semana Santa decidimos irnos de escapada a Oporto y norte de Portugal.

Nada mejor que unos días de viaje para desconectar de la rutina. Nuestra escapada iba a ser de una semana, así que decidimos que Oporto era el destino idóneo para estos días.

Organizando nuestra ruta en coche de una semana a Oporto y norte de Portugal

La última vez que estuvimos varios días en Portugal tuvimos como base de operaciones Lisboa. La capital de Portugal es una ciudad que nos encantó, su historia, su ambiente, sus monumentos… Y desde allí realizamos algunas excursiones por los alrededores.

Esta vez la ciudad elegida fue Oporto, la segunda ciudad en importancia de Portugal. Y en esta ocasión pensamos organizarlo del mismo modo que en el viaje a Lisboa. Unos días conociendo Oporto y el resto dedicarlo a realizar algunas excursiones desde allí.

En algunas ciudades de esta escapada ya habíamos estado, pero nos apetecía volver a verlas después de muchos años.

Transporte durante nuestra ruta en coche a Oporto y norte de Portugal

Como nuestra idea era visitar varios lugares de Portugal, la forma más fácil y cómoda de hacerlo era por carretera.

Ya sabes lo que nos gusta ir de viaje en coche. Por su comodidad, porque al ser cuatro nos resulta más barato, por no tener que estar pendientes de horarios, por la libertad que nos da a la hora de elegir destinos…

Así que pusimos rumbo a nuestra escapada a Oporto y norte de Portugal en nuestro propio coche y así pudimos aprovechar para realizar varias visitas por el camino, tanto de ida como de vuelta.

A nosotros nos separan 558 km de Oporto, y no nos importó ir en coche. Pero si a ti no te apetece conducir tantos kilómetros puedes ir en avión. Oporto cuenta con un aeropuerto, el llamado Francisco Sá Carneiro Airport, que se encuentra a 12 km al norte de la ciudad. Este aeropuerto tiene buenas conexiones con España y es fácil encontrar vuelos a buen precio. Lo mejor es comparar y encontrar el vuelo más barato a través de Skyscanner.

Y para llegar a Oporto desde el aeropuerto si no quieres complicarte la vida, lo más fácil es reservar un servicio de traslado en este enlace.

Itinerario de nuestra ruta en coche a Oporto y norte de Portugal


Día 1: Burgos – Puebla de Sanabria (309 km) – Chaves (105 km) – Oporto (160 km)


Salimos de Burgos temprano ya que teníamos previsto realizar dos paradas por el camino para visitar dos localidades por las que íbamos a pasar.

Puebla de Sanabria

La primera parada de nuestro viaje fue Puebla de Sanabria. Un pueblo de la provincia de Zamora (Castilla y León) declarado Conjunto Histórico Artístico y que este año ha entrado en la lista de “Pueblos más bonitos de España”. Una lista de la que conocemos ya unos cuantos pueblos y de algunos de ellos ya hemos hablado en el blog, como Frías (Burgos), Covarrubias (Burgos) o Aínsa (Huesca).

Merece la pena visitar este pueblo que conserva su aspecto y arquitectura medieval y un castillo de los mejor conservados de España. Si quieres saber más acerca de Puebla de Sanabria ya puedes leer nuestro post: Qué ver en Puebla de Sanabria, uno de los pueblos más bonitos de España en Zamora.

Uno de los cubos del Castillo de Puebla de Sanabria

Castillo de Puebla de Sanabria

Tras nuestro recorrido por Puebla de Sanabria se nos hizo hora de comer, cosa que hicimos en La Posada de la Puebla de Sanabria. Este es uno de los alojamientos de Puebla de Sanabria, que también tienen restaurante.

Después de comer pusimos rumbo a Oporto y al poco de cruzar la frontera nos apartamos de la carretera al ver un cartel que indicaba el desvío para coches extranjeros. Allí asociamos una tarjeta con nuestra matrícula, el llamado  EASYToll, para poder pagar automáticamente el paso por debajo de los pórticos. Ya te explicaremos cómo es el conflictivo sistema de peajes de Portugal en otro post.

Poco después llegamos a Chaves, la segunda parada prevista en el camino.

Chaves

Chaves se encuentra a 10 km de España y merece la pena una visita si realizas un viaje a Oporto y norte de Portugal.

Es una ciudad milenaria, que conserva una gran cantidad de patrimonio. Los romanos dejaron allí un espléndido puente y descubrieron las propiedades de sus aguas termales que todavía se utilizan. La Edad Media dotó a la ciudad de unas cuantas construcciones defensivas, y de esa época todavía se puede ver el trazado de sus calles.

Plaza de Camoes en Chaves - Oporto y norte de Portugal

Plaza de Camoes en Chaves

Nos encantó la visita a Chaves, así que te recomiendo que leas nuestro post: Chaves, la ciudad del agua al norte de Portugal.

Tras nuestra visita a Chaves continuamos camino hasta llegar a Oporto.

Nuestro alojamiento para estos días fue un apartamento situado en la zona de Vila Nova de Gaia, un barrio de Oporto situado en la orilla del río Duero que se encuentra frente al casco antiguo.

El apartamento House4U Vila Nova, está un poco alejado del centro, pero al ir en coche no nos importó, además está en una zona muy tranquila. Tiene dos habitaciones, cocina independiente muy completa, un salón, un baño y una terraza. Aunque cuenta con una plaza de garaje gratuita en el mismo edificio, no suele haber problemas para aparcar en la calle. Además, a un paso hay un centro comercial con supermercado para poder comprar lo que necesitábamos. Fue una buena elección, estuvimos muy a gusto.


 Día 2: Oporto


Este día lo dedicamos a conocer parte de la ciudad de Oporto. En Oporto hay que pagar por el estacionamiento en todo el centro histórico. Así que la mejor opción es buscar un parking. Nosotros ese día aparcamos el coche en el parking del centro comercial Via Catarina Shopping (Rua de Santa Catarina 312). La Rua de Santa Catarina es una calle peatonal donde se encuentran las franquicias de moda internacional y también el histórico Café Majestic.

Muy cerca de esta calle encontramos el Mercado do Bolhao, un mercado tradicional de los de siempre. Se encuentra situado en Rua Formosa en el patio interior de un edificio. Actualmente se está llevando a cabo la restauración del mercado, ya que estaba en muy malas condiciones, y encontramos muchos puestos ya cerrados. Pero nos pudimos hacer una idea de cómo era en su apogeo. Puedes encontrar todo tipo de productos frescos y hasta animales vivos.

Desde allí fuimos a conocer parte de la ciudad. Primero nos acercamos a la Oficina de Turismo de Oporto, que se encuentra en la Rua Clube dos Fenianos, 25. Muy cerca de la Cámara Municipal do Porto (el Ayuntamiento) frente al cual se encuentra el Monumento a Garrett. Es muy recomendable la visita a la Oficina de Turismo porque te aconsejarán sobre la tarjeta Porto Card, te proporcionarán un mapa de Oporto y te dirán qué es lo más importante para ver.

Ayuntamiento de Oporto - Oporto y norte de Portugal

Ayuntamiento de Oporto

Este día visitamos la zona de Cordoaria, en la que visitamos la Torre dos Clérigos, la Iglesia do Carmo, el edificio del Rectorado de la Universidad, la popular Livraria Lello e Irmao y el Museo de la Fotografía.

A continuación, pasamos a la zona de Sao Bento, donde se encuentra la estación de tren, con sus impresionantes azulejos. Fuimos bajando por la rua das Flores hasta llegar a la zona de Ribeira a orillas del río Duero con su famoso puente Luis I. Una de las mejores postales de Oporto.

Estación de tren de Sao Bento - Oporto y norte de Portugal

Estación de tren de Sao Bento, Oporto

Subiendo junto a la Muralha Fernandina volvimos hasta la Rua de Santa Catarina donde teníamos aparcado el coche.


Día 3: Coimbra (118 km) – Palacio de Buçaco (35 km) – Aveiro (51 km) – Oporto (69 km)


Coimbra

Coimbra se encuentra al sur de Oporto. Es una pequeña ciudad situada en una colina a orillas del río Mondego.

Fuimos a Coimbra principalmente para visitar su universidad. Ya que es una de las ciudades universitarias más antiguas y prestigiosas de Europa, aún en funcionamiento. La universidad se encuentra en lo más alto de la colina en la que se encuentra la ciudad.

El campus histórico de la Universidad de Coimbra es Patrimonio de la Humanidad. Toda la visita a la universidad merece la pena, pero nos impresionó la visita de la Biblioteca Joanina de estilo rococó.

Universidad de Coimbra - Oporto y norte de Portugal

Universidad de Coimbra

Recorrimos también la ciudad vieja llena de calles repletas de escaleras, y la Catedral Antigua o Sé Velha, que tiene el aspecto de una fortaleza militar. Es la única catedral románica que ha llegado hasta nuestros días en Portugal.

Y la última visita en Coimbra fue la del Museo Machado de Castro en el antiguo palacio del Arzobispo de Coimbra. En este museo, el mayor de Coimbra, se exhibe un conjunto de obras de arte y escultura de las épocas medieval y renacentista. Una joya del Museo es el Cryptoporticus, antiguo foro civil de la ciudad.

Palacio y bosque de Buçaco

De Coimbra fuimos hacia Aveiro y a medio camino nos desviamos para visitar el Bosque y Palacio de Buçaco. Este lugar fue una de las sorpresas de nuestro viaje a Oporto y norte de Portugal.

Se trata de un palacio como de cuento de hadas que se encuentra en el centro de un bosque encantado. Es uno de los lugares más impresionantes que hemos visto en Portugal y nos recordó mucho a la Quinta da Regaleira de Sintra, ya que los dos están construidos en estilo neo-manuelino.

El origen del bosque de Buçaco o Mata do Buçaco se remonta al siglo XVII cuando se instaló allí una comunidad de monjes carmelitas descalzos. Allí fundaron el Convento de Santa Cruz de Buçaco y para aislarse del resto del mundo decidieron cerrar esta zona con una tapia. En estos terrenos plantaron multitud de especies de árboles de todo el mundo, y tras su marcha el estado portugués plantó nuevas especies, por lo que se ha convertido en todo un museo natural.

Tras la prohibición de las órdenes religiosas en Portugal en 1834, los monjes abandonaron Buçaco y buena parte del convento se derribó para construir un pabellón de caza para la familia real portuguesa.

Palacio de Buçaco - Oporto y norte de Portugal

Palacio de Buçaco

Pudimos recorrer algunos de los senderos que llevan a fuentes, ermitas en las que los monjes vivían en aislamiento, lagos y hay hasta un Vía Crucis de barro con figuras a tamaño natural. Puedes estar todo el día recorriendo el bosque. Pero si el bosque es impresionante no lo es menos el Palacio.

Tras la primera guerra mundial, se convirtió en el Palace Hotel do Buçaco, y fue uno de los destinos de moda en Europa.

Su estilo neomanuelino recuerda a la Torre de Belem y tiene motivos del claustro del Monasterio de los Jerónimos de Lisboa. Actualmente sigue funcionando como un hotel de 5 estrellas en el que te puedes alojar si quieres darte un capricho digno de reyes.

Aveiro

Tras la visita al Palacio y bosque de Buçaco continuamos hacia el norte hasta Aveiro. Poco antes de llegar a Aveiro fuimos a la Praia da Costa Nova para ver sus pintorescas casas pintadas a rayas de colores y hacer unas fotos en la playa.

Aveiro es famosa por sus canales, por lo que se le denomina a veces como la “Venecia de Portugal”, pero nosotros que hemos estado en Venecia podemos decirte que, aunque algunas cosas te pueden llegar a recordar a Venecia, en general no se parece en nada.

Aveiro se encuentra situada a orillas de la Ría de Aveiro y en la ciudad esta ría está encauzada en tres pequeños canales en los que flotan unas peculiares embarcaciones llamadas “Moliceiros”. Estas embarcaciones las han adaptado para que se parezcan a las famosas góndolas venecianas, aunque aquí van a motor. Y algunos puentes tienen la forma en arco parecida a los de Venecia, pero ahí se queda todo el parecido.

Barrio de Beira Mar en Aveiro - Oporto y norte de Portugal

Barrio de Beira Mar en Aveiro

Aun así, merece la pena un paseo por las calles de Aveiro, que es lo que hicimos nosotros tras dejar el coche estacionado en el centro comercial Forum Aveiro.

Merece la pena ver las casas modernistas que encontramos a la orilla de uno de los canales. Y entrar en alguna de sus muchas pastelerías para degustar los “ovos moles”, los dulces típicos de la región elaborados con yema de huevo y azúcar.

En nuestro paseo por el centro histórico pasamos por la elegante Plaza de la República, donde se encuentra la Iglesia de la Misericordia y el ayuntamiento.

Visitamos el barrio de Beira Mar con sus casas sencillas de colores, es el antiguo barrio de los pescadores y allí se encuentra el Mercado do Peixe.

Si no dispones de coche puedes realizar una excursión en español para visitar Aveiro, en la que se incluye un paseo de una hora en uno de los barcos tradicionales. En este enlace tienes todos los detalles de la excursión y puedes reservarla también.


Día 4: Oporto


Este día nos quedamos en Oporto para visitar lo que nos faltaba. Fuimos directamente al barrio de Ribeira y dejamos estacionado el coche en el parking del mismo nombre. Allí visitamos la Iglesia de San Francisco y sus catacumbas, y el impresionante Palacio de la Bolsa. Entramos al museo Casa do Infante, el lugar en el que nació el Infante D. Henrique. De allí fuimos a ver la Catedral o Sé do Porto y a disfrutar de las impresionantes vistas que se tienen desde allí.

Pelourinho de Oporto junto a la Catedral - Oporto y norte de Portugal

Pelourinho de Oporto

Paseamos por la Avenida dos Aliados hasta la Plaza da Liberdade, que es como la plaza central de Oporto.

Volvimos a orillas del Duero para pasar por el puente Luis I a la otra orilla, la de Vila Nova de Gaia, en la que se encuentran las famosas bodegas de vino de Oporto.

Río Duero a su paso por Oporto - Oporto y norte de Portugal

Río Duero a su paso por Oporto

Disfrutamos de un buen paseo por las dos orillas y no nos quisimos perder el atardecer desde uno de los miradores más concurridos de Oporto y uno de sus mejores secretos. Este mirador se encuentra en el Passeio das Virtudes y congrega a una gran cantidad de gente joven que va a disfrutar del atardecer mientras cantan canciones típicas portuguesas.

Y una cosa que no te puedes perder en Oporto es recorrer la zona del Duero de noche, la vista de los reflejos de las luces de las casas en el río y del puente de Luis I iluminado es para agotar las baterías de la cámara fotográfica.

Si quieres hacer algo diferente en este enlace puedes ver todas las actividades que puedes realizar en Oporto, desde un crucero por el río Duero, hasta visitas guiadas diurnas y nocturnas o excursiones fuera de la ciudad.


Día 5: Oporto – Guimaraes (60 km) – Oporto


Guimaraes es una visita obligada si quieres entender la historia de Portugal. Es una ciudad medieval que se encuentra perfectamente conservada y a la que se denomina la “cuna de Portugal”, o por lo menos es lo que pone en una de las partes de su muralla medieval: “Aquí nasceu Portugal” (Aquí nació Portugal). En referencia a que fue en Guimaraes donde se luchó y se consiguió la independencia del Portugal.

 En el año 2001 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y merece mucho la pena recorrer los 60 km que la separan de Oporto, para conocerla.

A nuestra llegada a Guimaraes lo primero que hicimos fue encaminarnos a su castillo. Se encuentra en la llamada Colina Sagrada de Guimaraes, en la que además del castillo se encuentran también la capilla de San Miguel do Castelo y el Palacio de los Duques de Braganza. Te aconsejo que realices la visita completa de todo el conjunto ya nos pareció muy interesante, y el Palacio es un edificio espectacular.

Palacio de los Duques de Braganza en Guimaraes - Oporto y norte de Portugal

Palacio de los Duques de Braganza en Guimaraes

Estos monumentos se encuentran algo apartados del centro de Guimaraes, por lo que tras su visita nos encaminamos hacia el centro. Es una ciudad muy agradable para visitar paseando, recorriendo sus calles, entre las que destaca la Rua Santa María.

Vimos lo que queda de las murallas de Guimaraes. Visitamos alguna de sus iglesias y recorrimos el centro histórico de la ciudad, con sus plazas como el Largo da Oliveira, Largo República do Brasil o Largo do Toural.

Nosotros al disponer de coche llegamos a Guimaraes por nuestra cuenta, pero si tu no dispones de coche, estás en Oporto y quieres conocer Guimaraes, aquí puedes contratar una excursión con guía en español para visitar en un día Guimaraes y Braga.


Día 6: Oporto –Braga (56 km) – Oporto


Este día lo dedicamos a Braga, que es otra de esas ciudades imprescindibles en un viaje a Oporto y norte de Portugal.

Fue sede arzobispal en la Edad Media y eso se nota en la cantidad de iglesias que vas a encontrar. Es el centro religioso de Portugal.

Tiene un centro histórico pequeño que es fácil de recorrer. Desde el Arco de Porta Ferrea comenzamos a recorrer la ciudad, pasamos por la Rua do Souto, una calle peatonal que nos llevó hasta la Plaza de la República. Esta plaza es una de las más animadas de la ciudad y está rodeada de cafés y comercios.

Visitamos la Catedral o Se de Braga del siglo XII, que fue la primera catedral de Portugal. En nuestro recorrido vimos los edificios más emblemáticos: el antiguo Palacio del Arzobispo, el Museo y Palacio dos Biscaínhos, la Casa de los Coimbras o la Casa do Raio.

Encontramos multitud de iglesias en nuestro paseo, tantas que llegas a pasar de largo porque es imposible ver todas.

Iglesia de San Marcos en Braga - Oporto y norte de Portugal

Iglesia de San Marcos en Braga

Uno de los lugares con más interés de Braga es la Iglesia de Bom Jesus do Monte. Se encuentra a 5 km del centro de la ciudad. Para llegar hasta allí tomamos el autobús nº 2 en la Avenida da Liberdade. Es uno de los símbolos de Portugal y en ella destaca su espectacular escalera barroca de granito, construida en zig-zag y que salva un desnivel de 150 metros.


Día 7: Oporto – Braganza (210 km) – Zamora (102 km) – Burgos (226 km)


En nuestro día de regreso quisimos volver a visitar Braganza, que se encuentra muy cerca de la frontera. Como estábamos de paso dedicamos nuestra visita exclusivamente a la ciudadela medieval de Braganza, que por otro lado es la parte más interesante de la ciudad.

Visitamos el impresionante Castillo de Braganza, que se encuentra en el interior de las murallas de la ciudadela. Es un castillo del siglo XII restaurado en 1930.

Castillo de Braganza - Oporto y norte de Portugal

Castillo de Braganza

Tras la visita nos dirigimos a la Iglesia de Santa Maria do Castelo, que se encuentra justo enfrente del castillo. Y detrás de ella encontramos uno de los edificios más curiosos de Portugal, el Domus Municipalis, al que se considera como el ayuntamiento más antiguo de Portugal. No te pierdas la visita a este monumento tan curioso que lleva allí desde la Edad Media.

Continuamos viaje y tras cruzar la frontera paramos en Zamora para dar un paseo por la ciudad del románico. Siempre es agradable una visita a esta ciudad tan bonita. Y es un buen complemento para un viaje a Oporto y norte de Portugal.

Si no quieres perderte nada en tu visita a Zamora, ya puedes leer nuestro post: 15 lugares que tienes que ver en Zamora, en mucho más de una hora.

Después del paseo por Zamora pusimos rumbo a Burgos para finalizar nuestra escapada de una semana en coche a Oporto y norte de Portugal.

 


Organiza tu viaje a Oporto y norte de Portugal

Encuentra tu alojamiento al mejor precio en Oporto.

Encuentra tu vuelo entre miles de compañías al mejor precio para viajar a Oporto.

Reserva tus visitas y excursiones en Oporto.

Compra tu Guía de Oporto

Compra la mejor  Guía de Portugal.

 

Pin It on Pinterest

Share This