Hoy vamos a llevarte hasta Chaves, una ciudad del norte de Portugal en el que sus aguas adquieren protagonismo. Pero Chaves no sólo es famosa por sus aguas, también posee un patrimonio romano y medieval que es digno de una visita. Por eso te vamos a mostrar que es lo que tienes qué ver en Chaves.

Visitamos Chaves en nuestra escapada de una semana a Oporto y norte de Portugal. Entramos a Portugal desde Puebla de Sanabria y es uno de los primeros pueblos portugueses que nos encontramos tras cruzar la frontera.

No teníamos previsto visitar Chaves, pero el día anterior a nuestro viaje, leí por casualidad un artículo sobre esta ciudad y como me pareció interesante, decidimos parar para conocerla. Y fue todo un acierto, porque merece la pena conocerla.

Chaves se encuentra a 10 km de España, accediendo por la frontera Chaves/Verín. Y tan sólo hay que desviarse unos 7 km de la autopista A-24 para llegar hasta allí.

Un poco de historia sobre Chaves

Chaves está situada en un promontorio sobre el valle del río Támega, que es el que divide en dos a Chaves.

Chaves es una ciudad milenaria, en época de la ocupación romana se le conocía por el nombre de “Acquae Flaviae”, que fue el nombre que le dio el emperador Flavio Vespasiano, debido a los manantiales termales que se encuentran aquí.

Desde la época romana la ciudad ha sido una reputada estación termal. Las aguas termales surgen muy cerca del centro urbano. La calidad de sus aguas es extraordinaria, son aguas minero medicinales, que sirven para tratar diversos trastornos.

Su nombre actual es el plural de la palabra chave (llave) y es que por su posición siempre fue un punto fronterizo clave. En el propio escudo de la ciudad aparecen unas llaves, representativas de esa situación.

La historia de Chaves está marcada por sus batallas contra los romanos, los visigodos, los musulmanes, los franceses y los españoles. Por eso, los principales atractivos de Chaves son sus imponentes fortificaciones y monumentos históricos.

Durante el siglo XIX se disputaron aquí numerosas batallas, entre las que destaca la lucha contra las tropas francesas. La primera derrota que sufrió Napoleón en tierras portuguesas fue en Chaves.

Qué ver en Chaves

1.- El puente romano

De la época romana se conserva el puente de Trajano de 140 m de largo, sobre el río Támega. Es un puente de granito con 18 arcos, de los cuales solo quedan 12, el resto están sepultados.

Puente romano. Qué ver en Chaves

Puente romano de Chaves

Fue construido de finales del siglo I a principios del siglo II. Todavía se encuentran en mitad del puente dos columnas conmemorativas con sus inscripciones, que testifican que el puente fue edificado durante el reinado del emperador Trajano. Una de estas columnas es el llamado Padrao dos Povos (Padrón de los Pueblos). El texto de la columna contiene una lista de los diez pueblos indígenas de la Gallaecia (la provincia romana en la que estaba situada Aquae Flaviae), que colaboraron en la construcción del puente.

Padrao dos Povos. Qué ver en Chaves

Padrao dos Povos en el puente romano de Chaves

Actualmente el puente romano es peatonal. Esta zona del puente es una de las más fotogénicas de Chaves, por su reflejo en las aguas del Támega. Y su belleza se acrecienta al atardecer, momento en el que el sol le dota de sus tonos dorados. Es una de las cosas imprescindibles que ver en Chaves, así que ¡¡¡no te lo pierdas!!!.

2.- El casco antiguo de Chaves

El casco antiguo o Barrio del Castillo, es el centro histórico de Chaves. En la Edad Media Chaves estaba rodeada de murallas. En el interior la población vivía en un apretado núcleo urbano, en pequeñas casas de varios pisos. La mayoría de las calles eran estrechas y todavía se puede ver esa estructura. Para rentabilizar el espacio intramuros era habitual construir balcones en los pisos superiores, en madera de castaño o pino. Todavía se conservan muchos de ellos, fíjate en el colorido de esas “varandas” (balcones).

Casas típicas de Chaves con sus varandas de colores. Qué ver en Chaves

Casas típicas de Chaves con sus varandas de colores. Foto cedida por Shutterstock

Los edificios más notables de la ciudad se agrupan en torno a dos plazas, la Praça de Camões y la Praça da República.

Aquí lo mejor es callejear, sobre todo no te puedes perder la Rua Direita, que es la calle principal del Barrio del Castillo. A mitad de la Rua Direita se abre una plaza, la Praça da República en cuyo centro se alza el Pelourinho.

El Pelourinho de Chaves es una columna, picota o rollo de justicia de estilo manuelino. Representa un símbolo de la independencia judicial que alcanzó Chaves.

3.- La Praça de Camões

La Plaza de Camões es la plaza más noble de Chaves. Una amplia plaza monumental en la que se encuentran varios edificios de interés.

– Paços do Concelho

El edificio de los Paços do Concelho, el palacete más bonito de la ciudad, fue construido a mediados del siglo XIX. Antes de concluir su construcción fue puesto a la venta por su propietario y adquirido por el ayuntamiento de Chaves en 1861. Desde entonces cumple la función de ayuntamiento.

Plaza de Camoes con el Paço do Concelho al fondo y el Paço dos Duques de Bragança a la izquierda . Qué ver en Chaves

Plaza de Camoes con el Paço do Concelho al fondo y el Paço dos Duques de Bragança a la izquierda, Chaves

– Paço dos Duques de Bragança

En uno de los lados de la plaza se encuentra el Paço dos Duques de Bragança (Palacio de los Duques de Braganza). Fue mandado construir en el siglo XV por D. Alfonso I, primer Duque de Braganza, para ser su residencia personal. Una estatua de bronce que representa a este mismo personaje preside la plaza. Desde 1978 en este palacio se encuentra el Museo de la Región Flaviense, un museo histórico y arqueológico que tienes que ver en Chaves si quieres entender la historia de la ciudad.

En la plaza también se encuentran tres iglesias: la Iglesia de Santa Maria Maior, la Iglesia de la Misericordia y la Capilla de la Senhora da Cabeça.

– Iglesia Parroquial de Santa Maria Maior

La iglesia parroquial o matriz de Santa María la Mayor, tiene el privilegio de asomarse a las dos plazas principales de Chaves, la de Camoes y la de la República.

Iglesia de Santa Maria Maior. Qué ver en Chaves

Interior de la iglesia de Santa Maria Maior de Chaves

De su origen románico solo conserva la puerta principal y la torre. Tiene tres arquivoltas decoradas con flores, florones, medallones y bolas típicas del románico gallego. En una inscripción puede leerse “A las malas lenguas estas figas”.

– Iglesia de la Misericordia

Dicen que la iglesia de la Misericordia es la más bonita de Chaves. Data de finales del siglo XVII y fue edificada en estilo barroco con elementos renacentistas. Parece ser que esta era la capilla del Paço de los Duques de Bragança.

Iglesia de la Misericordia. Qué ver en Chaves

Iglesia de la Misericordia de Chaves

Las paredes del interior están completamente decoradas con azulejos azules, representando escenas bíblicas. Llama la atención el techo plano de madera pintada, con la escena de la Visitación en el centro.

4.- Castillo Medieval de Chaves

El Castillo de Chaves fue construido sobre un posible castro y fortificación romana. Actualmente sólo conserva la Torre de Homenaje y restos de las murallas que rodeaban a la antigua ciudadela. Fue arrasado varias veces, durante las invasiones germánicas y árabes, y reconstruido posteriormente.

Torre del Homenaje del Castillo. Qué ver en Chaves

Torre del Homenaje del Castillo de Chaves

Se encuentra muy cerca de la Praça de Camoes y ahora se puede pasear por los cuidados jardines del castillo y visitar la imponente torre del homenaje del siglo XIV. Desde aquí puedes disfrutar las magníficas vistas de la vega del Támega.

Hay numerosos restos romanos y medievales repartidos por la zona ajardinada como miliarios y objetos como relojes de sol. La Torre del Homenaje alberga el Museo Militar con armas antiguas, armaduras, recuerdos de la primera guerra mundial y objetos procedentes de las colonias.

5.- Las termas romanas de Chaves

Las termas romanas de Chaves se descubrieron en el año 2006 durante la construcción de un aparcamiento y están ubicadas en el Largo do Arrabalde.

Es un complejo termal que consistía en un edificio con una gran piscina central, alimentada por dos manantiales termales y una segunda piscina que todavía está parcialmente oculta. Alrededor de estas piscinas se encontraban diversas salas dedicadas a los tratamientos: baños de inmersión individuales, baños de agua por aspersión, tratamientos de vapor y masajes.

El edificio de las termas fue utilizado hasta finales del siglo IV, cuando se produjo un deslizamiento de la cúpula del techo y sepultó a las personas que usaban la piscina. Después del derrumbe, el lugar fue inundado en varias ocasiones por el río Támega y se fue cubriendo de arena y lodo, hasta quedar sepultado y olvidado.

Se encuentra entre los cinco balnearios medicinales romanos mejor conservados del mundo.

Por ahora, como los trabajos arqueológicos no han terminado, sólo es posible visitar las excavaciones en grupo y con cita previa.

6.- El balneario de las Termas de Chaves

Junto al parque urbano de O Tabolado se encuentra el balneario termal que ha sido recientemente renovado y que se llama Chaves Termas&Spa.

En el exterior del balneario encontrarás una fuente al aire libre denominada Fonte do Povo (Fuente del Pueblo) en la que puedes tomar gratuitamente el agua medicinal. Pero te aviso, el sabor no es muy agradable y tienes que tener mucho cuidado porque el agua sale con una temperatura constante de 73ºC.

Fonte do Povo. Qué ver en Chaves

Probando el agua en la Fonte do Povo en Chaves

Son las más calientes de la Península Ibérica y las aguas bicarbonatadas-sódicas más calientes de Europa. Están indicadas para patologías reumáticas y músculo-esqueléticas, del aparato digestivo y de las vías respiratorias. Su alto contenido en sílice las convierte en beneficiosas para el cuidado de la dermis.

Junto a la Fonte do Povo se encuentra una estructura circular denominada Buvete donde proporcionan vasos para tomar las aguas y hay bancos en los que sentarse.

7.- Fuerte de São Francisco

El fuerte de San Francisco fue construido entre 1658 y 1662 como refuerzo del castillo de Chaves, con motivo de la Guerra de Restauración. Se encuentra sobre la colina da Pedisqueira, en la que antiguamente se encontraba el convento de San Francisco.

Este fuerte fue construido en estrella de cuatro puntas siguiendo el sistema Vauban. De aquí fueron desalojadas las tropas francesas en 1909 y liberada la ciudad de Chaves. Hoy, además de la iglesia de San Francisco, acoge un hotel del tipo de los Paradores españoles.

8.- Fuerte de São Neutel

Su construcción comenzó dos años después de la terminación del Fuerte de San Francisco. Su estructura es semejante al anterior y sirvió como defensa avanzada de la ciudad ante los ataques españoles, ya que se encuentra alejado del resto del sistema de defensa de Chaves.

Fuerte de San Neutel. Qué ver en Chaves

Fuerte de San Neutel, Chaves.
By ManuelBarreira (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0) or GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html)], via Wikimedia Commons

En su interior está la capilla de Nuestra Señora das Brotas. Ha seguido teniendo uso militar hasta hace poco. Y fue un lugar de acogida de numerosos refugiados de la guerra civil española.

Chaves es una ciudad muy agradable para pasear por ella, así que si estás de paso por allí te aconsejo que pares para conocerla. Ya sabes qué ver en Chaves, así que es momento de saber qué comer allí.

Gastronomía de Chaves

La cocina de Chaves es conocida por su famoso presunto, que es un tipo de jamón curado, y sus salchichas de cerdo ahumadas.

También es típico el Folar de Chaves, que es una especie de hogaza de pan cuya masa está elaborada con agua, sal, huevos y harina de trigo. Y a menudo está relleno de chorizo.

Los Pastéis de Chaves son una variedad de pasteles muy típica de la repostería de la ciudad de Chaves, y han llegado a ser uno de los símbolos de la ciudad. Se trata de unos pasteles salados elaborados con una masa de hojaldre y están rellenos de carne picada de cerdo. Se suelen servir como aperitivo acompañados de una copa de vino blanco. Como más ricos están son calientes.

Puedes degustar los Pastéis de Chaves en la famosa pastelería María en el Largo do Município, cerca de la Torre del Homenaje o en la pastelería Mil Doce, en Largo 8 de Julho.

Hay muchos restaurantes en Chaves donde degustar la comida local. Algunos de ellos son la Taberna Benito cerca del puente romano, la Quinta da Cera, algo más alejado del centro en la calle del mismo nombre, pero muy recomendable. O el restaurante Carvalho, junto al aparcamiento de las termas de Chaves, que ofrece platos apetecibles a buenos precios.

Alojarse en Chaves

En Chaves hay buenos hoteles, de diferentes estilos, clásicos o modernos, algunos céntricos y otros en las afueras. Uno de los hoteles céntricos es el Hotel Forte de Sao Francisco, un hotel de 4 estrellas que está situado dentro del fuerte del que hemos hablado antes. El edificio del siglo XVII en el que se encuentra está clasificado como Monumento Nacional.

Un hotel más sencillo pero de calidad es el Hotel Katia, a 5 minutos de las Termas de Chaves. A pocos kilómetros está el nuevo Hotel Casino de Chaves de 4 estrellas que además de hotel cuenta con un casino.

En cuanto a turismo rural te recomiendo la Quinta da Mata, una casa rural señorial con encanto a 3 km de Chaves.

Y si te quieres dar un capricho, en Vidago, a 15 minutos de Chaves se encuentra el Palace, un hotel de 5 estrellas que combina el lujo de la Belle Époque con el lujo moderno. Fue construido para la monarquía portuguesa y ha sido recientemente restaurado. Tiene jardines románticos, lagos y un campo de golf.


Organiza tu viaje a Chaves

Encuentra tu alojamiento al mejor precio en Chaves.

El aeropuerto más cercano a Chaves está en Oporto, y desde allí puedes llegar a Chaves que se encuentra a 160 km. Si vas a llegar a Portugal en avión, aquí puedes encontrar tu vuelo a Oporto al mejor precio.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
This site is protected by WP-CopyRightPro

¡No te pierdas ninguna entrada del blog!

Si te gusta viajar y te ha parecido interesante el contenido que has visto en el blog, suscríbete a nuestra lista de correo para recibir las últimas entradas que vayamos publicando.

Te enviaremos un mensaje de confirmación a tu correo, si no lo recibes mira tu carpeta de spam. Gracias

Shares
Share This