Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en LISBOA: imprescindibles de la capital de Portugal

Qué ver en Lisboa

Si has llegado hasta aquí, seguramente es porque estarás buscando los mejores lugares que ver en Lisboa.

Lisboa es una ciudad que, debido a su cercanía, atrae a muchos visitantes españoles y por el mismo motivo también es desconocida para muchos otros, que prefieren un destino más lejano.

Lisboa está situada junto a la desembocadura del río Tajo que, en esta zona es tan grande que parece un mar. La ciudad se asienta sobre siete extensas colinas, al igual que Roma, y conserva un sinuoso laberinto de calles en tonos pastel y edificios revestidos de azulejos, que hacen de ella un destino único y reconocible.

Para cualquiera que viva o visite Europa, Lisboa es el lugar perfecto para una escapada urbana. No sólo es una ciudad preciosa y repleta de cultura, sino que se puede recorrer a pie, está llena de bares y restaurantes estupendos y además es muy asequible.

Es una de las ciudades con más encanto de Europa, una ciudad de contrastes, que a pesar de ser la capital del país no es tan grande como el resto de capitales de Europa y, tiene tantas zonas turísticas que es fácil perderse entre tanta información.

Como nosotros la hemos visitado en varias ocasiones y es una de nuestras ciudades favoritas de Europa, hemos querido recopilar los principales atractivos de la ciudad, ordenados por los barrios en los que se encuentran. De esta forma te resultará más fácil seguir un itinerario. Aunque en Lisboa lo mejor es perderse por sus calles y dejar que te sorprenda.

💡 SEGURO DE VIAJE

El seguro de viaje se ha convertido en algo imprescindible, no sólo por la tranquilidad que proporciona sino porque cada vez hay más países que lo exigen como requisito de entrada.

Para nosotros uno de los mejores seguros de viaje que hay en el mercado es el de MONDO, ya que ha sabido adaptarse a la situación actual, implantando una serie de mejoras en sus productos.

Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena, en caso de enfermedad por COVID-19. Los gastos de la PCR que haya sido prescrita por un médico. Y el traslado sanitario y la repatriación en caso de dar positivo por COVID-19.

📣 ¡¡¡BLACK FRIDAY!!!📣

SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS NUESTRO, DURANTE LOS DÍAS 22 AL 29 DE NOVIEMBRE, TENDRÁS UN 15% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE

En Lisboa descubrirás que es una ciudad diferente al resto, en la que 800 años de influencias culturales diversas (fenicios, romanos, árabes, cristianos, judíos…) se mezclan con un estilo de vida moderno. Lisboa se fundó hace 3000 años y, tras Atenas, es la segunda capital más antigua de la Unión Europea.

Puente 25 de Abril Lisboa
Puente 25 de Abril

Hay mucho que ver en Lisboa. Te encantarán sus aceras adoquinadas con ese pavimento de mosaicos llamado “calçada portuguesa” tan típico del país, los azulejos de las paredes, las cuestas, las casas coloridas, los miradores con sus impresionantes vistas, los monumentos llenos de historia y su deliciosa gastronomía, abundante y barata como pocas capitales europeas.

Lo mejor para descubrir la ciudad es ir caminando, pero cuando las distancias son más largas tienes la opción de ir en metro o en los típicos tranvías y elevadores, que te permiten salvar las distancias desde las partes bajas a las altas. Tiene multitud de opciones para todos sus visitantes, por lo que si aún no lo has hecho te animo a que visites Lisboa.

Si es tu primera vez en Lisboa y quieres tener un primer acercamiento a la ciudad, te recomendamos un free tour, para hacerte una idea de lo más importante. En este enlace puedes ver todos los free tour que tienes a tu disposición, algunos son realmente divertidos.

Indice del artículo

Mapa de lugares destacados que ver en Lisboa

Que ver en Lisboa barrio a barrio

Lisboa está dividida en barrios claramente diferenciados, los barrios más tradicionales son: La Baixa, El Chiado, El Bairro Alto, La Alfama y Belém. Y además de estos barrios en Lisboa hay dos zonas más modernas: La Plaza del Marqués de Pombal y sus alrededores, y la zona del Parque de las Naciones, construida para la Expo de Lisboa en 1998.

🛏 Donde dormir en Lisboa

Hemos visitado Lisboa en varias ocasiones y nos hemos alojado tanto en hoteles como en apartamentos. Si buscas un hotel céntrico con encanto y una bonita decoración moderna te podemos recomendar Le Consulat. Se encuentra situado en la Plaza Luís de Camões, junto al Barrio Alto, en pleno centro de Lisboa. Las habitaciones están decoradas de una forma muy cuidada, son amplias y están insonorizadas. El desayuno buffet es abundante y delicioso. La estación de metro Baixa-Chiado está a un minuto a pie.

Y si prefieres un apartamento, para estar más a tu aire, o porque vas en familia como nosotros, podemos recomendarte los Studios with Mezzanine Rua da Moeda, que disponen de apartamentos con diferentes capacidades. Todos son preciosos, están muy limpios y tienen todo lo que necesitas para una estancia de varios días en Lisboa. Se encuentran muy céntricos, junto al Mercado da Ribeira y a un cuarto de hora andando de la Plaza del Comercio. Aparcar en Lisboa es muy complicado, así que nos gustó que hubiera un parking público vigilado cerca del apartamento por 10€ al día.

Si tienes poco tiempo para conocer Lisboa, te recomiendo que recorras estos barrios y prescindas de los museos, que son los que más tiempo te van a llevar. La mayoría de los barrios históricos se encuentran en el centro de la ciudad, el que está más alejado es el Barrio de Belém.

BARRIO DE LA BAIXA POMBALINA

El Barrio de la Baixa es el barrio más céntrico de Lisboa, históricamente hablando. Se le conoce también como la Baixa Pombalina, ya que fue el Marqués de Pombal quien se ocupó de su reconstrucción tras el terremoto que la asoló en 1755.

El terremoto de Lisboa tuvo lugar el 1 de noviembre de 1755, fue el mayor terremoto que ha sufrido Europa, murieron casi cien mil personas, un tercio de la población de Lisboa en esa época. Este hecho ha marcado la arquitectura de Lisboa, tal como la conocemos hoy, sobre todo la zona de la Baixa que fue arrasada por completo durante el terremoto.

La Baixa es una zona llana entre dos colinas (Barrio Alto y Alfama) y comienza en el norte en las Plazas de Rossio y Restauradores. El Marqués de Pombal planeó la reconstrucción de esta zona con un trazado de calles rectas en forma de cuadrícula, que podrás contemplar cuando subas al Barrio Alto. Es el barrio más comercial y donde los turistas suelen comenzar a visitar la ciudad, por lo que durante el día está muy animado.

Hay muchas tiendas internacionales, restaurantes y actividades turísticas para todos los gustos. Los lugares más destacados que tienes que visitar en la Baixa son:

Plaza de los Restauradores – Praça dos Restauradores

Te recomiendo que comiences tu visita a Lisboa en la Plaza de los Restauradores (Praça dos Restauradores), llamada así en honor de los que en 1640 se rebelaron contra la dominación española y, en cuyo centro hay un obelisco para conmemorar el acontecimiento.

Plaza de los Restauradores Lisboa
Plaza de los Restauradores

Plaza de Rossio – Praça Dom Pedro IV

Como ahora vas a conocer el Barrio de la Baixa, continúa hacia la Plaza de Rossio, una de las plazas más populares y animadas de Lisboa.

Al llegar a la plaza verás la bonita Estación de Rossio cuya fachada no hace pensar que sea una estación de tren, fíjate en las puertas con forma de herradura árabes. Fue diseñada por José Luis Monteiro en el siglo XIX en estilo neomanuelino. Desde esta estación parten los trenes hacia Sintra.

Estación de Rossio Lisboa
Estación de Rossio

La Plaza de Rossio es una plaza que ya existía en el siglo XIII y que oficialmente se llama Praça Dom Pedro IV, el primer emperador de Brasil tras su independencia, por lo que aquí se encuentra su estatua. Antiguamente en esta plaza se celebraban corridas de toros, también se hacían los autos de fe de la Inquisición y se instalaban los mercados.

Baja tu vista al suelo y fíjate en los mosaicos de mármol blanco y negro, que forman dibujos ondulantes, fue toda una innovación en su época, y por ese motivo los lisboetas pasaron a llamarla la «plaza rodante».

Plaza de Rossio Lisboa
Plaza de Rossio

En la misma plaza también se encuentra el Teatro Nacional de Doña María II, hija de Dom Pedro IV, de estilo neoclásico. Y el Café Nicola, uno de los más famosos de Lisboa.

Elevador de Santa Justa

En el Barrio de la Baixa, en la intersección de la Rua Áurea y la Rua de Santa Justa, encontrarás el Elevador de Santa Justa, un medio de transporte que es, además, toda una atracción turística. Este elevador permite salvar la distancia que hay hasta el Barrio Alto. Es un ascensor, que está instalado en una torre de hierro forjado de estilo neogótico con delicadas filigranas. Mide 45 metros de altura y fue construido por el arquitecto francés Raoul Mesnier du Ponsard, que era aprendiz de Alexandre Gustave Eiffel.

Si subes en él entrarás en una elegante cabina de madera que te dejará en un pasadizo que conduce al Largo do Carmo y a las románticas ruinas de la Iglesia del Carmen (Igreja do Carmo), que actualmente alberga un Museo Arqueológico.

Elevador de Santa Justa Lisboa
Elevador de Santa Justa

Desde la parte superior del elevador hay un mirador con unas vistas privilegiadas de toda la Baixa, del Rossio, del Castillo de San Jorge en la colina de enfrente, del río y de las ruinas de la Iglesia del Carmen.

Además de las colas interminables, nos pareció un poco excesivo el precio del elevador, que son 5,30€ subida y bajada, para un trayecto tan corto. Así que, si no quieres pagar por realizar ese trayecto, puedes subir a pie hasta el Largo do Carmo.

La Rua Augusta

Una gran parte de las calles del Barrio de la Baixa, entre ellas la principal Rua Augusta, son peatonales y podrás ver el suelo formado por pequeños adoquines blancos y negros típicos de las ciudades de Portugal.

Continúa por la Rua Augusta, una animada calle llena de tiendas y cafés, que empieza en el Rossio y concluye en el Arco Triunfal que da acceso a la Plaza del Comercio, la plaza más espectacular de todo Lisboa y de allí al río Tajo.

Rua Augusta Lisboa
Rua Augusta

Es una de las calles más famosas de Lisboa y de Portugal, perfecta para pasear, comer en uno de sus restaurantes y hacer algunas compras, ya que las tiendas más famosas se encuentran allí.

Arco de la Rua Augusta

El Arco Triunfal de la Rua Augusta te llamará rápidamente la atención, está situado en el encuentro de la Rua Augusta con la Praça do Comércio y fue diseñado por Santos de Carvalho para celebrar el resurgimiento de la ciudad, tras el terremoto de 1755. Tiene una inscripción en la parte superior que dice: “Que las virtudes de los más grandes sean una enseñanza para todos”.

Después de su rehabilitación se ha convertido en una atracción más de la ciudad, en su interior hay una exposición en la Sala do Relógio (Sala del Reloj), que muestra la historia de este arco.  También puedes subir a su mirador en la parte superior del monumento (3€), desde donde tendrás una vista de 360º del centro de la ciudad.

Arco de Rua Augusta Lisboa
Arco de Rua Augusta

Es una gran oportunidad para admirar los bonitos mosaicos de los pavimentos portugueses desde arriba y, una alternativa más barata al mirador del Elevador de Santa Justa. Puedes reservar la entrada previamente en este enlace, para evitar las colas.

Plaza del Comercio – Praça do Comércio

Atraviesa el Arco Triunfal y llegarás a la Plaza del Comercio (Praça do Comércio), una de las más grandes de Europa, comúnmente llamada Terreiro do Paço (Terreno del Palacio), ya que aquí estuvo situado el Palacio Real durante 400 años. El primer Palacio y su importante Biblioteca se destruyeron en el terremoto de 1755. El nuevo Palacio se situó en la serie de edificios con soportales que ocupan actualmente tres lados de la plaza.

Lo mejor de esta plaza son sus vistas, ya que el lado sur de la plaza se abre al Tajo, por donde se recibía a la realeza y a los embajadores, que llegaban en barco y subían una escalera de mármol desde el río. Desde aquí no te pierdas las puestas de sol con el puente 25 de Abril de fondo, ¡Son únicas!

Tienes un agradable paseo por la Ribeira das Naus (Ribera de las Naves), el paseo que hay junto al Tajo desde la Plaza del Comercio.

En el centro de la Plaza del Comercio verás la estatua ecuestre del rey José I. En una esquina de la plaza se encuentra el café más antiguo de Lisboa: el Martinho da Arcada, al que acudían los literatos de la ciudad, como Fernando Pessoa.

Plaza del Comercio Lisboa
Plaza del Comercio

En esta plaza también encontrarás la principal oficina de turismo de Lisboa.

La Plaza ha visto muchos hechos históricos de relevancia para el país: el 1 de febrero de 1908 el rey Carlos y su hijo Luis Felipe fueron asesinados mientras pasaban por la plaza. En 1974 aquí se produjo el primer alzamiento de las Fuerzas Armadas, que derrocaron el régimen de Caetano sin derramamiento de sangre, conocida como Revolución de los Claveles.

BARRIO DE ALFAMA

Alfama es la parte más antigua de la ciudad, por lo que no se puede quedar fuera de ninguna lista de cosas que ver en Lisboa. Si tienes interés en conocer la parte más tradicional de Lisboa, te recomiendo visitar el Barrio de Alfama a través de un free tour, en este enlace puedes reservarlo.

Este antiguo barrio creció rodeando el Castillo de San Jorge. Tiene calles estrechas que datan de la época de la dominación árabe en Portugal, de hecho, su nombre tiene origen árabe (Al-Hamma). Para los árabes esta zona constituía toda la ciudad.

Sus ricos residentes fueron abandonando esta zona en la Edad Media por miedo a los terremotos y acabó convirtiéndose en un barrio de pescadores.

Las estrechas y coloridas cuestas, las ventanas con ropa colgada, las conversaciones entre vecinos y los miradores, con algunas de las vistas más bonitas de Lisboa, son sólo algunas de las razones que hacen de Alfama uno de los barrios que contienen la esencia de la capital portuguesa.

Además, en Alfama se encuentran algunos de los lugares más visitados de Lisboa. Por no hablar de las numerosas y deliciosas tascas y casas de fado, ya que este barrio es la cuna del fado. Si te interesa el fado y quieres disfrutar de este arte declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, puedes reservar un espectáculo en este enlace.

La visita a Alfama tiene el atractivo añadido de poder ir de un sitio a otro en el antiguo y pintoresco tranvía 28, que aquí es conocido como el elétrico 28. Te cuento más detalles sobre este tranvía en el apartado del transporte en Lisboa.

Casa dos Bicos

Uno de los lugares que ver en Lisboa es la Fundación José Saramago, especialmente si eres amante de la literatura y admiras a uno de los mayores autores de la lengua portuguesa.

Casa dos Bicos Lisboa
Casa dos Bicos

El edificio, también conocido como A Casa dos Bicos, fue mandado construir en 1523 por un hijo del virrey de la India, tomando como modelo el Palacio de los Diamantes de Ferrara. Está cerca de la Plaza del Comercio, y tiene en su interior objetos personales, textos, audios y el Premio Nobel recibido por el autor.

Sé o Catedral de Lisboa

Erigida hacia 1150, la Sé es uno de los monumentos medievales más antiguos de Lisboa, y uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa. Se dice que Alfonso I ordenó su construcción sobre una antigua mezquita, como símbolo de la reconquista cristiana tras la expulsión de los moriscos.

Su bonito interior muestra los variados estilos arquitectónicos por los que ha pasado la iglesia a lo largo de los años. La fachada, que tiene dos campanarios almenados y un gran rosetón, conserva el aspecto románico.

Sé de Lisboa
Sé de Lisboa

La entrada a la catedral es gratuita, pero hay una visita de la catedral, que cuesta 4€, que además de las 14 capillas góticas, incluye el claustro, el Tesoro de la Catedral y la subida al Coro Alto, desde donde tendrás una vista privilegiada del interior de la Sé y del rosetón.

Frente a la fachada de la catedral verás una legión de tuk tuks eléctricos, ya que últimamente se han convertido en el transporte de moda en Lisboa. Si te interesa este divertido medio de transporte tienes un tour privado por Lisboa en tuk tuk.

Mirador de Santa Lucía – Miradouro de Santa Luzia

Es uno de los miradores privilegiados que ver en Lisboa. El concurrido Mirador de la iglesia de Santa Lucía, con sus paredes de azulejos, jardines y pérgolas con buganvillas, forma una bonita postal al final de la tarde.

Mirador de Santa Lucía Lisboa
Mirador de Santa Lucía

Desde aquí disfrutarás de una buena panorámica de los tejados rojos de Alfama y, de los cruceros que llegan por el río. Es habitual que se reúnan allí músicos y artistas, lo que hace que la experiencia sea aún más especial. Es un buen lugar para descansar antes de subir al castillo de San Jorge.

Castillo de San Jorge – Castelo de São Jorge

Tienes varias opciones para llegar al castillo, o bien caminando, o en el tranvía 28 que te deja bastante cerca o bien a través del Elevador del Castelo, un ascensor moderno totalmente gratuito, que está situado al lado de la Plaza del Comercio, en la Rua dos Fanqueiros 176.

🤓 CÓMO ENCONTRAR EL ELEVADOR DEL CASTILLO

El trayecto del elevador se hace en dos tramos, el primero sube hasta la Rua da Madalena. Para llegar hasta el siguiente ascensor, una vez que sales del primero, tienes que andar un poco hacia la izquierda y te encontrarás con una pequeña plaza. Pasando la plaza giras a la derecha, por el Largo Chão do Loureiro y un poco más adelante encontrarás el ascensor, dentro del supermercado Pingo doce.

A partir de allí tendrás que subir un poco más a pie hasta llegar a la Rua de Santa Cruz, donde se encuentran las taquillas, en las que podrás comprar la entrada para acceder al recinto del castillo. Cuesta 10€ la entrada general, aunque hay reducciones para los menores de 25 años y los mayores de 65.

Aunque en origen fue una fortaleza árabe, en el siglo XII, tras la conquista de Lisboa por el rey Afonso Henriques, pasó a convertirse en residencia de los reyes portugueses. En el siglo XVI Manuel I trasladó la corte al palacio que construyó en lo que ahora es la Plaza del Comercio y, el Castillo de San Jorge acabó siendo usado con el tiempo como teatro, prisión y depósito de armas.

Tras el terremoto de 1755, las murallas del castillo quedaron en ruinas y en 1938 Salazar comenzó su reconstrucción, añadiendo unos jardines.

Castillo de San Jorge Lisboa
Castillo de San Jorge

Hoy en día, el Castelo de São Jorge es uno de los monumentos más visitados de Portugal, y desde él se tiene la mejor vista de la ciudad, ya que se puede ver la mayoría de los lugares de interés de Lisboa, como plazas, iglesias, las ruinas del convento del Carmo, el Tajo y el puente 25 de abril. Las vistas son impresionantes, especialmente en los momentos cercanos a la puesta de sol, por eso el mirador del castillo es uno de los más buscados para admirar la puesta de sol en Lisboa.

Además de las vistas puedes pasear por las murallas, las torres, los jardines y conocer el conjunto arqueológico del lugar. Si quieres verlo todo más tranquilamente te aconsejo llegar temprano.

No dudes en callejear por las estrechas calles del pequeño barrio de Santa Cruz, que se encuentra dentro de las murallas del castillo, pero fuera del recinto de pago.

Si te gusta conocer la historia de los lugares que visitas puedes reservar una visita guiada por el Barrio de Alfama, que también incluye la entrada al Castillo de San Jorge, y así evitas las colas.

Mirador de Gracia – Miradouro da Graça

Si todavía te quedan ganas de seguir subiendo y te apetece ver Lisboa desde más arriba, otro mirador popular entre los turistas y los lugareños, sobre todo al final de la tarde, es el Miradouro da Graça. Se encuentra en la colina más alta de Lisboa, por lo que la cuesta que hay que subir para llegar a este mirador es importante. Es uno de los lugares favoritos de Lisboa para las parejas de enamorados, que se sientan en las terrazas a tomar algo y contemplar el atardecer.

Vistas desde el Mirador de Gracia Lisboa
Vistas desde el Mirador de Gracia

Si no te apetece subir a pie, puedes utilizar el tranvía 28 que tiene unas cuantas paradas por la zona.

Iglesia de Gracia – Igreja de Graça

Detrás del mirador se encuentra un antiguo monasterio agustino que, actualmente se usa como cuartel del ejército. Pero la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, que pertenecía al monasterio todavía puede visitarse.

Iglesia de Gracia Lisboa
Iglesia de Gracia

Fundada en el siglo XIII, el actual edificio es una reconstrucción realizada en la época del Renacimiento, con una imponente fachada manierista. Su interior rococó merece una visita, en él destacan los frescos, las tallas y, sobre todo, los azulejos de los siglos XVII y XVIII. En la parte lateral se encuentra el pórtico de una antigua hospedería.

Iglesia y Monasterio de São Vicente de Fora

En uno de los puntos más altos del barrio de Alfama, la iglesia de São Vicente de Fora tiene una estructura imponente, con sus dos torreones laterales. San Vicente fue proclamado patrón de Lisboa en el siglo XII, cuando sus reliquias se trajeron desde el Algarve a una iglesia que se encontraba fuera (fora) de las murallas de la ciudad, de ahí su nombre.

Panteón de los Braganza Iglesia de São Vicente de Fora
Panteón de los Braganza

Acércate para admirar todos los detalles de su fachada manierista. El monasterio contiguo con sus dos claustros es uno de los monumentos religiosos de Lisboa más impresionantes. Estos claustros están decorados por azulejos que representan fábulas de La Fontaine. En el interior del monasterio se encuentra también el Panteón de la Dinastía Braganza.

Panteón Nacional – Panteão Nacional

La iglesia de Santa Engracia, nombre original del Panteón Nacional, ya llama la atención por su belleza arquitectónica, con una gran bóveda blanca en la parte superior y su estilo barroco. Aunque fue construida para ser una iglesia nunca llegó a serlo, pero anteriormente si que hubo una iglesia en este lugar que fue arrasada por un temporal.

Panteón Nacional Lisboa
Panteón Nacional

En el Panteón Nacional están enterradas ilustres personalidades portuguesas, como Vasco de Gama, el rey Enrique el Navegante, el escritor Camões, el poeta Almeida Garret o la cantante de fados Amália Rodrigues.

Si subes hasta la terraza de la cúpula del Panteón podrás disfrutar de unas vistas increíbles de Lisboa y del río Tajo.

Feira da Ladra

Normalmente, los martes y sábados tiene lugar la feria más antigua y famosa de Lisboa, el mercadillo de la Feira da Ladra o “Mercado de los Ladrones”.

Es en el Campo de Santa Clara, muy cerca del Panteón Nacional, el lugar donde los anticuarios y artesanos exponen sus productos desde hace un siglo.

BARRIO ALTO

Las tranquilas calles empedradas de día se vuelven absolutamente bulliciosas por la noche. El Barrio Alto es, sin duda, el barrio más bohemio de Lisboa, con bares, restaurantes y mucha gente disfrutando de la vida nocturna que no tiene fin.

Convento del Carmen – Convento do Carmo

Como ya he dicho anteriormente puedes acceder directamente a las ruinas del convento desde el elevador de Santa Justa, pero si quieres ahorrarte los 5,30€ que cuesta subir en él, lo puedes hacer perfectamente andando o utilizando las escaleras mecánicas que hay al final de la estación de metro Baixa-Chiado.

Se trata de un convento carmelita del siglo XIV que fue gravemente dañado durante el famoso terremoto de 1755. Lo que queda esuna fachada gótica y los arcos ojivales de la nave, cuyo techo se derrumbó durante el terremoto sobre la gente que asistía a misa.

Convento do Carmo Lisboa
Convento do Carmo

En este entorno, lleno de historia, se encuentra el Museo Arqueológico del Carmo, con tumbas talladas en piedra, momias precolombinas en perfecto estado, un sarcófago egipcio, así como cerámicas y paneles de azulejos.

Museo e Iglesia de San Roque – Igrejade São Roque

La fachada exterior de la iglesia de São Roque ya es digna de admiración. Pero es el interior lo que deja boquiabiertos a los visitantes. Construida en el siglo XVI, esta iglesia es uno de los primeros templos jesuitas y cuenta con una de las capillas más valiosas de todo el mundo, la Capela São João Batista (Capilla de San Juan Bautista), construida en Roma y traída a Lisboa en tres barcos en 1747.

Iglesia de San Roque Lisboa
Iglesia de San Roque

Junto a la iglesia se encuentra el Museo de Arte Sacro de São Roque, con una amplia colección de pinturas, esculturas y tapices.

Mirador de San Pedro de Alcántara – Miradouro São Pedro de Alcântara

Junto con los jardines del mismo nombre, el Miradouro São Pedro de Alcântara se encuentra junto a la bajada del Barrio Alto hacia la Praça de Luis Camões. Este mirador, que es uno de los más visitados, te permite contemplar la parte este de Lisboa, al otro lado de la Baixa. Al anochecer tienes una vista estupenda del Castillo de San Jorge (Castelo de São Jorge) iluminado.

Es un lugar muy agradable, en el que a menudo se pueden ver músicos tocando fados.

Elevador da Glória

Es otro de los elevadores con los que cuenta Lisboa para salvar los grandes desniveles que hay en la ciudad. El Elevador da Glória es un funicular amarillo que conecta la Plaza de los Restauradores con el Mirador de San Pedro de Alcántara.

Elevador da Glória Lisboa
Elevador da Glória

Es uno de los más utilizados por los turistas, por lo que siempre está abarrotado. Si quieres subir en él te recomiendo madrugar o ir al atardecer.

Desde el 2002 es Monumento Nacional, junto al resto de elevadores de Lisboa.

BARRIO DEL CHIADO

Se encuentra entre el Barrio Alto, el centro de Lisboa y Cais do Sodré. El Chiado fue un antiguo refugio de escritores e intelectuales y, ahora es como un gran centro comercial al aire libre. Allí encontrarás elegantes edificios del siglo XVIII, teatros, librerías y cafeterías tradicionales, tiendas de vinos y el Armazém do Chiado, un pequeño centro comercial.

Plaza Luis de Camões

Es la plaza más importante del Chiado. Una bonita plaza con la estatua de Camões, el gran poeta portugués, en su centro.

Allí se encuentra la embajada de Brasil y en las inmediaciones el restaurante y café A Brasileira. Fundado en 1905, se hizo famoso por uno de sus clientes asiduos: Fernando Pessoa. Tanto es así que hay una estatua suya justo al lado. Si te gustan las obras de Fernando Pessoa te interesará un tour que sigue los pasos del poeta por Lisboa, en este enlace tienes todos los detalles.

Plaza Luis de Camões Lisboa
Plaza Luis de Camões

La plaza Luis de Camões es un buen lugar para coger el tranvía 28 hacia Alfama.

💡¡Consejo!

Si tienes poco tiempo y prefieres una visita guiada por Lisboa, hay un tour muy completo (de 9:00 a 18:00h) con un guía de habla española, que incluye un paseo en tranvía y una degustación de pasteles de nata.El recorrido parte cerca de la Plaza Luis de Camões. Si te interesa, lo mejor es que reserves con antelación en este enlace.

Librería Bertrand – Livraria Bertrand

Cerca de la cafetería A Brasileira se encuentra la librería Bertrand, fundada en 1732, dicen que es la librería más antigua del mundo que aún sigue en funcionamiento. De hecho, entró en el Libro Guinness de los Records en 2010. Si compras un libro allí, puedes pedir que te pongan un sello que acredita que está comprado en la librería más antigua del mundo.

BARRIO DE CAIS DO SODRÉ

Situado a orillas del río Tajo, Cais do Sodré esuna de las zonas más populares de Lisboa. Esta zona te ofrece un agradable paseo junto a la costa con bares y buenos sitios para disfrutar la noche lisboeta.

Desde aquí salen los trenes a las playas de Cascais. Y, por la noche, es donde la mayoría de los lisboetas van en busca de discotecas y bares animados.

Elevador da Bica

El más famoso de los funiculares de Lisboa es, sin duda, el Ascensor o Elevador da Bica, que va desde Cais do Sodré hasta Bairro Alto, pasando por una calle muy estrecha, donde se concentran casas y bares. Aunque no subas en él, puedes acercarte a fotografiarle, ya que es una de las estampas más típicas que ver en Lisboa.

Elevador da Bica Lisboa
Elevador da Bica

Rua Nova do Carvalho – La “Calle Rosa”

Esta calle que en su día fue una calle con mala reputación, a la que acudían los marineros a divertirse, se ha convertido en uno de los lugares más de moda de la capital. En 2013 se peatonalizó la calle y se pintó el suelo de color rosa, lo que la puso de moda en Instagram.

Pink street, La calle rosa de Lisboa
Pink street – La calle rosa de Lisboa

Pero su mayor interés reside en los numerosos bares, cafés y clubes de moda, que cobran vida por la noche. El New York Times dijo de ella que era «una de las calles más bonitas y divertidas de Europa«.

Mercado de Ribeira

El principal mercado de Lisboa, situado justo enfrente de la estación de tren de Cais do Sodré, se ha convertido en uno de los mercados más cool, con un ambiente joven y cosmopolita.

Como en muchas capitales europeas, se ha transformado el mercado tradicional en un mercado de convivencia entre los puestos tradicionales del mercado clásico y una mezcla de restaurantes y platos de autor, de cocina nacional e internacional, denominado Time Out Market, en el que puedes comprar tu consumición en varios puestos y sentarte a comer en alguna de las mesas del centro.

Encontrarás opciones para todos los gustos y bolsillos, aunque cada vez más van ganando espacio los precios más altos. Puede ser una buena opción para comer o cenar si estas en la zona, aunque lo más seguro es que lo encuentres abarrotado, sobre todo, si vas de 13:00h a 15:00h. Pero puede ser una buena opción para tomarte una cerveza y continuar tu recorrido.

BARRIO DE BELÉM

Este barrio que, es el más alejado del centro histórico, es uno de los lugares imprescindibles que ver en Lisboa.

🚎 Cómo llegar al Barrio de Belém desde el centro de Lisboa

La mejor forma de llegar hasta allí es utilizando el tranvía 15E que parte de la Praça da Figueira y llega a Belém en unos 30 minutos, este es el recorrido y los horarios. También puedes ir en autobús, los que van a Belém desde el centro de Lisboa son: 728, 727, 729, 714 y 201. Y la opción más rápida es el tren que va dirección Cascais, que parte cada 20 minutos desde la estación de Cais do Sodré y, tiene una parada en Belém (verifica que el tren que tomas para en Belém, hay trenes directos que no lo hacen). Desde la estación de tren de Belém deberás andar algo más hasta los principales monumentos.

El barrio de Belém se encuentra en la desembocadura del Tajo, desde donde salían las carabelas en busca de nuevas tierras. Todo en este barrio recuerda el pasado marítimo de la ciudad y su edad de oro de descubrimientos.

Es una zona muy agradable para pasear junto al río, también encontrarás patinetes eléctricos y bicicletas de alquiler para recorrerlo.

Monasterio de los Jerónimos – Mosteiro dos Jerónimos

A unos 20 minutos del centro de Lisboa, en Belém, se encuentra una de las principales atracciones turísticas de Lisboa, el Monasterio de los Jerónimos.

El edificio, considerado una joya de la arquitectura manuelina, es imponente por fuera y está lleno de detalles e historia por dentro. Manuel I lo mandó construir en 1501 tras el regreso de Vasco da Gama de su histórico viaje, que abrió la ruta hacia la India.

Claustro del Monasterio de los Jerónimos Lisboa
Claustro del Monasterio de los Jerónimos

Se decía que fue financiado por el “dinero de la pimienta”, es decir, con las ganancias obtenidas por el tráfico de especias. El Monasterio de los Jerónimos merece una visita, aunque sólo sea por ver su precioso claustro, que está considerado como uno de los más bonitos del mundo.

Suele haber unas colas impresionantes para ver su interior, así que si quieres entrar más rápido puedes reservar una visita guiada por Belém, que incluye la entrada al monasterio, en este enlace.

Y si quieres conocer más sobre el Monasterio de los Jerónimos y cómo visitarlo, puedes leer el post que le dedicamos:

Museo Nacional de Arqueología

Si te gustan este tipo de museos, puedes visitar el Museo Nacional de Arqueología de Lisboa, ya que se encuentra junto al Monasterio de los Jerónimos, en lo que fueron las dependencias de los monjes. Tiene una buena colección de objetos desde la Edad de Hierro.

Es un museo pequeño, pero si vas a visitar el Monasterio de los Jerónimos merece la pena comprar la entrada conjunta, ya que por poco más puedes visitarlo. Merecen la pena las salas de Egipto (con sus momias), Roma y los tesoros de Portugal.

Museo Marítimo –Museu da Marinha

En otra de las alas del monasterio también encontrarás el Museo Marítimo (Museu da Marinha), situado en la capilla construida por Enrique el Navegante, a la que acudían los marinos antes de embarcarse.

En la zona moderna del museo hay reproducciones, con todo detalle, de barcos históricos que te llamarán mucho la atención.

Pastéis de nata de Belém

Si hay algo famoso y que todo el mundo conoce en Belém es la pastelería Pastéis de Belém, en la que venden los famosos pastéis de nata originales. Estos dulces los elaboraban los monjes del monasterio de los Jerónimos. Cuando la orden fue suprimida en 1834, los monjes que se quedaron en la calle, montaron una pastelería que pronto vendieron a un empresario de la época, al que cedieron la receta original.

Aunque puedes encontrar pastéis de nata en muchos lugares, no sólo de Lisboa sino de todo el país, la receta secreta de su elaboración sólo se encuentra aquí. La leyenda dice que sólo hay 6 personas que conocen esta receta secreta, que nunca comen lo mismo ni viajan juntas por si se perdiera.

Pasteles de nata de Belém
Pasteles de nata de Belém

Suele haber unas colas increíbles para comprarlos, antes de la pandemia vendían unos 50.000 pasteles al día. Los pastéis de Belém son una especie de tartaletas de hojaldre con una crema en su interior elaborada con yemas de huevo. Cuestan 1,15€ la unidad y puedes comprarlos para llevar o comerlos en una de las mesas del interior.

Si no quieres perder el tiempo haciendo cola en la pastelería, en el centro de Lisboa hay otra pastelería que los venden que, aunque no es la receta original, también están de rechupete. Es la pastelería Manteigaria que se encuentra en la Rua do Loreto 2, cerca de la Plaza Luis Camões.

Monumento a los Descubrimientos – Padrão dos Descobrimentos

La expansión ultramarina de Portugal está simbolizada a orillas del Tajo por el Padrão dos Descobrimentos. El monumento, de 52 metros de altura, fue construido para celebrar el 500 aniversario de la muerte de Enrique el Navegante.

Honra a héroes portugueses, desde marinos a reyes, que participaron en los descubrimientos, como Vasco da Gama, Pedro Álvares Cabral, descubridor de Brasil, o Fernando Magallanes, el primero en cruzar el Pacífico.

Monumento a los Descubrimientos Lisboa
Monumento a los Descubrimientos

Puedes entrar al interior del monumento. Los sótanos acogen exposiciones temporales y también puedes acceder a la parte superior, por medio de un ascensor, desde donde tendrás una amplia vista del barrio de Belém y del río Tajo. La hora del atardecer suele ser una de las más especiales para visitarlo.

Torre de Belém

Manuel I mandó levantar en 1520 esta torre defensiva en medio del río, pero las aguas han ido retrocediendo y actualmente se encuentra junto a la orilla.

Era el lugar desde el que los navegantes embarcaban para descubrir nuevas rutas marítimas.

Torre de Belém Lisboa
Torre de Belém

Posteriormente la Torre de Belém fue utilizada como prisión, aduana y faro hasta convertirse en una de las mayores postales de Lisboa. Normalmente la cola para entrar en la Torre de Belém es interminable, pero contemplar el interior de la torre, con todos sus detalles y las vistas desde la terraza superior merece la espera.

Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología – MAAT

Si te gustan los edificios vanguardistas, acércate a ver el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología. Es un museo de arte contemporáneo situado a orillas del río Tajo, en la zona de Belém.

Su construcción es una de las más modernas de Lisboa y la vista que ofrece del Tajo y del Puente 25 de Abril es increíble.

Junto al MAAT se encuentra uno de los restaurantes más famosos de la capital portuguesa, el SUD Lisboa.

💡¡Idea!

Una forma diferente de llegar al Barrio de Belém es a través de un paseo en barco por el Tajo. De esta forma podrás admirar desde el agua el impresionante Puente 25 de Abril, que tanto se parece al Golden Gate de San Francisco (fue realizado por la misma empresa). En este enlace puedes reservar este paseo en barco y un tour por lo más importante del Barrio de Belém.

LX Factory

Una antigua fábrica textil cercana al puente “25 de Abril”, en la ribera del Tajo, se ha convertido en uno de los espacios más cool de Lisboa.

Este área industrial se recuperó tras la crisis de 2008 y se ha convertido en una isla creativa que reúne más de 50 tiendas, galerías, talleres de artistas, librerías, restaurantes, bares… Todo ello en un ambiente muy especial. El recinto en el que se encuentra está lleno de murales, grafitis y todo tipo de street art.

Si vas en domingo disfrutarás de su mercado de pulgas. Y si te gustan los libros no te pierdas la librería Ler Devagar, te va a sorprender.

Merece la pena visitar LX Factory de vuelta al centro desde Belém, si buscas algo diferente y menos turístico en Lisboa. No deja a nadie indiferente.

BARRIO DEL PARQUE DE LAS NACIONES

Este antiguo barrio industrial se modernizó completamente para acoger la Exposición Universal de 1998.

Hoy es la zona más moderna de la ciudad, con rascacielos, calles anchas y varios museos.

Es una zona bastante apartada del centro, así que te recomiendo visitarla sólo si vas a estar varios días en la capital portuguesa y, te sobra tiempo después de visitar el centro histórico.

Estación de Oriente

Si te interesa la arquitectura moderna, la Estación de Oriente es una de las cosas que tienes que ver en Lisboa. Se trata de una estación de metro y tren diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava, autor, entre otras obras, del Museo del Mañana en Río de Janeiro, del Puente de La Mujer en Buenos Aires y del Oculus en Nueva York.

Estación de Oriente Lisboa
Estación de Oriente

Su arquitectura es ideal para fotografiar y la estación conecta con el centro comercial Vasco da Gama, si quieres ir de compras o buscar algo para comer.

Centro Comercial Vasco da Gama

Situado frente a la Estación de Oriente, el Centro Comercial Vasco da Gama es también uno de los más grandes de Lisboa y cuenta con una buena variedad de tiendas de ropa, artículos electrónicos, zapatos y otros productos.

Oceanario de Lisboa

Votado como el acuario más bonito del mundo, el Oceanario de Lisboa es un viaje al fondo del mar. La inmensa estructura a orillas del Tajo, en el moderno barrio del Parque de las Naciones, alberga diversas especies marinas de todos los mares del mundo, con explicaciones muy curiosas sobre la vida en los océanos.

En este lugar también se encuentra el Centro de Oceanografía y Biología, en el que se realizan estudios sobre este tema.

Oceanario de Lisboa
Oceanario de Lisboa

Aquí tienes la diversión garantizada, tanto para adultos como para niños. Si quieres evitarte las colas de entrada, puedes reservar tu billete en este enlace.

Teleférico de Lisboa

Justo detrás del Oceanario se encuentra una de las entradas del Teleférico de Lisboa, que cruza una parte del río Tajo desde arriba, lo que permite hacer unas fotos preciosas.

El Parque de las Naciones es una zona muy extensa y caminar a lo largo de toda su extensión puede ser bastante agotador, por lo que el teleférico se convierte en un gran medio de transporte para llegar al otro lado del barrio; a la vez que tienes una de las mejores vistas sobre el río Tajo, en los ocho minutos que dura el recorrido.

Teleférico de Lisboa
Teleférico de Lisboa

Si quieres contemplar Lisboa desde otra perspectiva, te recomiendo reservar la entrada al teleférico con antelación en este enlace.

Pabellón del Conocimiento – Pavilhão do Conhecimento – Ciência Viva

Se trata de un divertido Museo de la Ciencia, totalmente interactivo, situado justo al lado del Oceanario.

Las exposiciones se actualizan cada cierto tiempo y es una forma de aprender muy entretenida.Es interesante para todas las edades, pero sobre todo para niños y adolescentes.

Cómo moverse en Lisboa – El Transporte en Lisboa

A pie en Lisboa

Te aconsejo realizar la mayor parte de tus desplazamientos por Lisboa a pie, es la mejor forma de disfrutar de la ciudad. Todo lo importante que ver en Lisboa está muy cerca y las calles son bonitas, concurridas y llenas de historia.

No olvides la crema solar, un calzado cómodo y una botella de agua (sobre todo en verano) para recorrer las laderas de Alfama y las agradables calles de Baixa, Chiado y Bairro Alto.

Otra forma interesante y cómoda de recorrer la ciudad es en segway. Hay varias rutas disponibles, que puedes consultar en este enlace.

Los tranvías de Lisboa

En Lisboa los tranvías se llaman «elétricos» y el más famoso de ellos es el Elétrico 28.

El tranvía 28

Es el más conocido de la ciudad, es de 1914 y sigue conservando la misma estética de entonces. Sigue en funcionamiento porque las calles por las que circula son tan estrechas e inclinadas, que los tranvías y autobuses modernos no consiguen pasar por ellas.

El billete cuesta 3€ por persona si lo compras allí en el tranvía, aunque es un poco caro, como va por todos los lugares más turísticos de Lisboa, es una buena forma de recorrer la ciudad y descubrir los lugares más importantes. En este enlace puedes ver todo el recorrido del tranvía 28.

Tranvía 28 Lisboa
Tranvía 28

Puedes ahorrarte la mitad del billete si lo compras anticipadamente con la tarjeta VIVA (la tarjeta cuesta 0,50€). En la web oficial de Carris, la empresa de transportes de Lisboa, tienes toda la información.

💡 ¡Consejo!

Ten en cuenta que, si bajas del tranvía y vuelves a subir, tienes que volver a pagar el billete, así que considera si te resulta más interesante comprar la Lisboa Card que, además del transporte público, incluye la entrada a los principales lugares turísticos. En este enlace tienes toda la información.

La parada de la Plaza Martim Moniz es uno de sus principales puntos de embarque. Desde allí, el tranvía se dirige hacia el barrio de Alfama, pasando por varias atracciones turísticas. Para evitar las largas colas en la plaza Martim Moniz (que suelen durar horas en temporada alta), la mejor opción es comenzar el recorrido al revés, en el cementerio de Prazeres (un lugar muy curioso que también puedes visitar) o en Estrela. Es un viaje al pasado. Sólo tienes que tener cuidado con los carteristas.

El tranvía 15

Otro tranvía famoso es el Elétrico 15, que va hasta el Barrio de Belém. Si estás en el centro de Lisboa, el viaje comienza en la Praça da Figueira.

Los elevadores de Lisboa

En Lisboa los elevadores son funiculares que ayudan a subir más cómodamente las colinas de la ciudad. Hay tres elevadores que, además, están considerados Monumentos Nacionales:

  • Elevador do Lavra: enlaza la Rua Câmara Pestana y el Largo da Anunciada.
  • Elevador da Glória: sube desde la Praça dos Restauradores hasta la Rua de São Pedro de Alcântara.
  • Elevador da Bica: escondido tras un arco de la Rua da Bica comunica el Largo do Calhariz con la Rua de São Paulo.

El Metro de Lisboa

El metro de Lisboa tiene sólo cuatro líneas (un número mucho menor que el de muchas otras ciudades europeas), pero con buenas conexiones con las distintas regiones de la ciudad.

Los turistas suelen utilizarlas para ir del aeropuerto al centro de Lisboa (y viceversa) y para desplazarse hasta la estación de Oriente, situada en el barrio del Parque de las Naciones (Parque das Nações), donde se encuentran el Teleférico, el Pabellón del Conocimiento, el Oceanario de Lisboa y el Centro Comercial Vasco da Gama.

El metro de Lisboa funciona desde las 6.30 hasta la 1 de la madrugada.

Tarjeta Viva Viagem

Si vas a utilizar el transporte público de Lisboa pocas veces, una buena idea es comprar la tarjeta Viva Viagem. Puedes comprar esta tarjeta en las estaciones de metro por 0,50 euros y deberás recargarla con la cantidad de euros que desees. Después, la puedes utilizar para viajar en tranvía eléctrico (hasta Belém, por ejemplo), en autobús o en metro. Los créditos Viva Viagem también se pueden utilizar para subir en el Elevador de Santa Justa.

Taxis/Uber/Bolt

Hacer algunos viajes en taxi o en aplicaciones de transporte como Uber o Bolt no te costará mucho, sobre todo si divides la factura entre más personas. Los tramos en Lisboa no suelen ser muy largos, por lo que puede ser una buena forma de desplazarte por la noche o a primera hora de la mañana, al volver de restaurantes, bares o fiestas.

PREPARA TU VIAJE

Si necesitas encontrar un vuelo, este es el buscador de vuelos baratos que nosotros utilizamos:

Y si vas a alquilar un coche, aquí puedes entrar al buscador que usamos nosotros:

Descubre otros lugares de Portugal interesantes


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.