Saltar al contenido

Covarrubias, la última morada de una princesa noruega en Burgos

Entre los pueblos medievales que se encuentran en la provincia de Burgos, uno de los más bonitos y con un patrimonio sorprendente como la tumba de una princesa noruega, entre otros, es Covarrubias.

Covarrubias, es una villa situada a unos 40 km al sudeste de Burgos que fue declarada Bien de Interés Cultural en 1965. El pueblo de Covarrubias ha sido recientemente seleccionado para formar parte de la lista de “Pueblos más bonitos de España“, durante el año 2017.

¿De dónde proviene el nombre de Covarrubias?

Siempre se ha dicho que el nombre de Covarrubias proviene de “cuevas rojas”, debido a la gran cantidad de cuevas de color rojizo que se encuentran cerca del pueblo, frente al río Arlanza, en la carretera que lleva al Monasterio de San Pedro de Arlanza. Si te fijas en ellas podrás observar una gran población de buitres que las sobrevuelan y utilizan como posaderos.  Estas piedras fueron en la Edad Media un monasterio rupestre habitado por eremitas.

Pero está cobrando fuerza la idea de que el nombre de Covarrubias, en realidad proviene de la palabra árabe Al Kobba (Al, quiere decir el o la y Kobba, torre), y haría referencia a la Torre que se encuentra en el pueblo, que además tiene un tono rojizo (rubio es rojo en castellano antiguo). Esta hipótesis sería más acertada, teniendo en cuenta que en la provincia de Soria hay otro pueblo de nombre Covarrubias, que se encuentra en una zona cerealista, sin ningún afloramiento rocoso a su alrededor, y que lo único que tiene en común con el de la provincia de Burgos, es que tenía una torre (de la que sólo quedan ruinas), que parece ser que también tenía un tono rojizo.

Un poco de historia sobre Covarrubias

El pueblo de Covarrubias es conocido como la villa rachela, ya que con ese nombre eran conocidas sus mujeres. Proviene del nombre hebreo de Raquel (en castellano antiguo Rachel), la mujer de Jacob, que significa bella y se debe a la gran cantidad de damas hermosas que han habitado Covarrubias a lo largo de los siglos.

Este bonito pueblo aún conserva sus trazas medievales: su puente de piedra, sus fachadas de adobe con entramado de madera, su torreón milenario, su colegiata… Es un pueblo con numerosas historias, personajes y leyendas.

Crucero en la entrada a Covarrubias
Crucero en la entrada a Covarrubias

La villa fue fundada por el rey visigodo Chindasvinto, en el siglo VII, pero es en el siglo X cuando se asientan en este lugar los sucesores del Conde de Lara, que poseían aquí una casa-palacio, legada años más tarde al Monasterio de San Pedro de Arlanza por el Conde Fernán González (hijo de Gonzalo Fernández, conde de Castilla y de Burgos, y primer Conde de Lara).

Fernán González, Primer Conde Independiente de Castilla y, sobre todo, su hijo el Conde Garcí Fernández, hacen de Covarrubias la capital del primer Infantado de Castilla, con lo que la villa se convierte en capital de un extenso territorio independiente, con jurisdicción propia en lo eclesiástico, civil y penal,  gozando a su vez de exenciones tributarias. En un principio, sería disfrutado por la Infanta Urraca, hija del Conde Garcí Fernández (abadesa del Monasterio de San Cosme y San Damián de Covarrubias), la única con poder pleno sobre todos los dominios, anulando la autoridad del Conde Soberano de Castilla o del mismo Rey. Como los dominios del Infantado se dispersaban por un área muy amplia (gran parte de las provincias actuales de Burgos, Santander, Álava, Logroño y Palencia) sus habitantes podían circular por toda Castilla con entera libertad. El Infantado de Covarrubias estaba formado por 70 villas e iglesias, 20 monasterios, infinidad de caseríos, quintas, montes, prados, pozos de sal, etc.

Entrada a la Villa de Covarrubias
Entrada a la Villa

Es en esta época cuando se levanta el Torreón, que podrás ver en el centro de la villa, sobre los restos de uno más antiguo. Se trata del Torreón de Fernán González, conocido también como Torreón de Doña Urraca por los vecinos de Covarrubias y su comarca. Es un Torreón mozárabe de planta rectangular y alzado troncopiramidal. Se dice que entre sus muros está emparedada Doña Urraca, por su negativa a casarse con el Príncipe de León, al estar enamorada de un pastor de la zona. Si quieres saber más acerca del Torreón puedes leer Una torre de leyenda: el Torreón de Fernán González.

Torreón de Fernán González o de Doña Urraca en Covarrubias
Torreón de Fernán González o de Doña Urraca

¿Qué hace la tumba de una princesa noruega en Covarrubias?

Fue en el siglo XIII cuando aparece otro de los personajes de la historia de Covarrubias. Frente a la Colegiata verás una bella escultura, se trata de la princesa Kristina de Noruega, hija del rey Haakon IV de Noruega, que llegó a España para contraer matrimonio con el infante Felipe de Castilla, hermano del Rey Alfonso X el Sabio.

Felipe era Arzobispo de Sevilla y abad de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias (al no haber Infanta en Castilla). En 1258 abandonó la carrera eclesiástica con el consentimiento de Alfonso X el Sabio y a pesar de la oposición de éste, y ese mismo año se casó con la princesa Kristina de Noruega en la Colegiata de Valladolid, compromiso matrimonial que establecieron el Rey Haakon IV y Alfonso X el Sabio, para establecer relaciones comerciales.

Princesa Kristina de Noruega en Covarrubias
Princesa Kristina de Noruega

La pareja se estableció en Sevilla, donde ya residía el Infante. Según los testimonios de la época, la princesa murió de pena, en 1262 en la capital hispalense sin dejar descendencia “porque le faltaban el frío de su país, su gente, su pasado, y le sobraban el calor asfixiante del Guadalquivir, la corte castellana y su incierto futuro”. Cuando Kristina de Noruega murió, su marido, prometió levantar en su honor una capilla (promesa que ya le había hecho anteriormente durante su boda y no había cumplido), que estaría situada en Covarrubias, erigida en honor a un santo escandinavo llamado San Olav, y situada en un enclave natural privilegiado; pero aquella promesa quedó sin cumplir. Tras su muerte, el infante Felipe de Castilla hizo enterrar a su esposa en el claustro de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias, en un bello sepulcro gótico. Junto al sarcófago verás una campana, llamada la “Campana del Amor”, ya que en Covarrubias una leyenda dice que aquellas doncellas solteras que hagan sonar la campana tres veces, encontrarán esposo en el plazo de un año.

Colegiata de San Cosme y San Damián en Covarrubias
Colegiata de San Cosme y San Damián

Durante siglos en Noruega se ha transmitido la historia de la Princesa Kristina de generación en generación resaltando lo que en el medievo suponía para una mujer cruzar Europa para casarse con un desconocido. En 1958, el descubrimiento de la tumba de la princesa confirma lo que hasta entonces había sido tan sólo una creencia popular. Ese año cuando se estudiaban los sepulcros de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias por miembros de la Academia Fernán González, en uno de ellos se encontraron los restos de una mujer que llevaba puestos ricos ropajes incorruptos con restos de bordados de oro y piedras preciosas. También llevaba joyas que indicaban su alto linaje. Junto al cuerpo momificado se encontraba un pergamino con versos de amor y una receta para tratar el mal de oídos con xugo de ajo, remedio que aún utilizan algunos habitantes de la zona. Medía 1,70 metros, una altura que no era habitual para las mujeres castellanas del siglo XIII, pero algo normal en las mujeres de Europa del Norte. También tenía intacto su pelo rubio y sus uñas rosadas.

El vínculo de Noruega con Covarrubias se intensificó tras el descubrimiento y la historia ha ido adquiriendo cada vez más fuerza, despertando la curiosidad de escritores e intelectuales. Esta princesa ha servido para que Castilla y León vuelva a hermanarse con Noruega, celebrando cada verano en Covarrubias un festival hispano-noruego con música, bailes y comida típica de ambos países. Cada año hay algo nuevo y es una verdadera sorpresa. Fue a finales del siglo XX cuando se creó la Fundación Princesa Kristina de Noruega y el 18 de Septiembre de 2011 por fin pudo cumplirse el sueño de la princesa: la construcción de una iglesia dedicada a San Olav, patrono de Noruega, a tres kilómetros de Covarrubias en el Valle de los Lobos.

Una época de esplendor en Covarrubias

Durante el siglo XV se reedifica la Iglesia de Santo Tomás y la nueva Colegiata, mostrando la riqueza del gótico burgalés. En el siglo XVI se añade el claustro sustituyendo al románico anterior. A mediados de ese siglo se restaura el Palacio de Fernán González y unos años más tarde se comienza la construcción del Archivo del Adelantamiento de Castilla, creado por una orden de Felipe II.

Archivo del Adelantamiento de Castilla en Covarrubias
Archivo del Adelantamiento de Castilla

En Covarrubias nació el doctor Francisco Vallés, conocido como “Divino Vallés”, el mayor exponente español de la medicina renacentista. Fue el médico de cámara de Felipe II, el cual padecía de mal de gota que le producía terribles dolores; el doctor Vallés conseguía aliviárselos -de ahí lo de “Divino”-, y en reconocimiento, el monarca debió mandar construir a Juan de Vallejo el Archivo del Adelantamiento de Castilla.

Este edificio fue un centro de documentación, pero en el siglo XVIII perdió su función, ya que todo lo que había en él fue trasladado al actual Archivo de Simancas. Después fue utilizado como Ayuntamiento y hoy en día acoge la Oficina de Información y Turismo, la Biblioteca Municipal y una sala de Exposiciones.

Este Archivo se encuentra en un Arco que da entrada a la villa. En él puedes observar un escudo desproporcionadamente grande, se trata del escudo de Felipe II. Este escudo no estaba destinado a este arco, sino que se realizó para el Monasterio del Escorial, pero al terminar se dieron cuenta que faltaba en él la representación de algunos de los territorios de la corona, y se volvió a esculpir otro nuevo. El incompleto fue llevado a Covarrubias, y para colocarlo en el arco tuvieron que tapiar una de las tres ventanas enrejadas que se encontraban en la parte superior.

Vista posterior del Archivo del Adelantamiento de Covarrubias
Vista posterior del Archivo del Adelantamiento

Durante los últimos años del siglo XVI, Covarrubias vio reducida su población por una mortal epidemia que asoló a toda España, por lo que en 1590 Francisco Vallés mandó demoler sus murallas para una mejor ventilación de la villa, sólo quedan restos de la muralla junto a la Colegiata.

Muralla de Covarrubias
Muralla

Más patrimonio que disfrutar en Covarrubias

Mil y un datos podrían contarse acerca de la historia de la villa rachela, pero sin duda, una de las actividades más atractivas de la villa es pasearla, perdiéndose entre sus calles tortuosas, y así saborear la historia, arte y leyenda que se esconden detrás de cada rincón. El paseo por el casco histórico te permitirá descubrir las características de la típica arquitectura castellana: planta baja de piedra, soportales, entramado visto de madera y balconada superior, la Casa de Doña Sancha (cuya imagen abre este post), en la plaza del mismo nombre, es uno de los mejores ejemplos.

No te pierdas la visita a la Colegiata, el Claustro del siglo XVI y el Museo, que conserva una de las obras más bellas de la imaginería gótica flamenca, el Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos, del siglo XVI.

Iglesia de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias
Iglesia de la Colegiata de San Cosme y San Damián
Interior de la Iglesia de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias
Iglesia de la Colegiata de San Cosme y San Damián

En la Plaza Mayor o Plaza de Doña Urraca encontrarás la Casa Palacio de Fernán González, en un lateral de la casa se conserva el único vestigio del edificio original, la portada románica del siglo X.

Palacio de Fernán González en Covarrubias
Palacio de Fernán González

Y subiendo por esta calle encontrarás la Iglesia de Santo Tomás del siglo XV.

Iglesia de Santo Tomás de Covarrubias
Iglesia de Santo Tomás

Ahora descubre por ti mismo todos los rincones que esconde este bonito pueblo castellano. Espero que lo disfrutes.

Vistas de Covarrubias
Covarrubias

Si te has quedado con ganas de conocer Covarrubias y el entorno del río Arlanza en el que se encuentra situado, aquí puedes encontrar alojamiento al mejor precio.

Y en este video tienes un paseo virtual por Covarrubias, ¡que lo disfrutes!

Si te gustó este post, te interesará:

Una torre de leyenda: el Torreón de Fernán González

También puedes leer:

Viatges PedraforcaUna ruta por la Ribera del Duero (I): Burgos y Valladolid

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Comentarios (22)

[…] alguna vez visitas Covarrubias, uno de los pueblos más bonitos y con más personalidad de la Provincia de Burgos, es posible que […]

Responder

[…] ya unos cuantos pueblos y de algunos de ellos ya hemos hablado en el blog, como Frías (Burgos), Covarrubias (Burgos) o Aínsa […]

Responder

[…] Covarrubias, la última morada de una princesa vikinga […]

Responder

Me ha enamorado!! Deseando pisar esas tierras. Gracias por compartir esta historia de la cual había oído algo, pero no con tanto detalle. Mil gracias guapísima

Responder

Me alegra mucho que te haya gustado el relato. Espero que puedas visitar Covarrubias en breve y verlo por ti misma.
Saludos.

Responder

[…] Covarrubias, la última morada de una princesa vikinga […]

Responder

[…] ya unos cuantos pueblos y de algunos de ellos ya hemos hablado en el blog, como Frías (Burgos), Covarrubias (Burgos) o Aínsa […]

Responder

Muchas gracias por tu labor, buen trabajo y enhorabuena.

Responder

Yo si he visitado Villa Covarrubias,me encanto.Salvador Covarrubias Becarra

Responder

Qué pasada de pueblo. Muy buenas también las fotos y qué pena de princesa. Por cierto Mar ¿tiene alguna relación Covarrubias municipio con el autor del primer diccionario en lengua castellana? Gracias

Responder

Carol, muchas gracias por tu comentario. Si que es una pena lo de la princesa, vaya pedazo de viaje que hizo para acabar así.
El autor del primer diccionario era Sebastián de Covarrubias que nació en Toledo, el apellido le viene de su madre, que era sobrina de Alonso de Covarrubias, arquitecto de Carlos V, del que siempre he oído decir que su familia provenía de este pueblo, pero no lo se con seguridad.
Un saludo!

Responder

Nunca he estado en Covarrubias, pero después de leer tu post, con tantos datos tan interesantes y tan curiosos, es casi una visita obligada. Me ha gustado mucho y seguro que con toda esta información, el recorrido sería muy enriquecedor. Lo de la princesa noruega es para escribir una novela. 🙂

Responder

Mauxi muchas gracias por tu comentario, me alegro que mi post te haya dejado el gusanillo de ir a conocer Covarrubias. Lo de escribir una novela sobre la princesa noruega ya lo pensaron dos escritores y la escribieron, uno es Jesús Maeso de la Torre, con su novela “La cúpula del mundo” y la otra es Espido Freire que escribió “La flor del norte”, las dos sobre la vida de Kristina de Noruega.
Un saludo!

Responder

Muchísimas gracias por el dato. No me extraña que ya lo hubieran hecho. Apunto los títulos para ver si los consigo en la biblioteca. Ya te contaré 🙂

Responder

Conocí Covarrubias hace dos meses cuando siguiendo la “Ruta de la lana” o “Camino del Cid” efectuábamos este menos frecuentado “Camino de Santiago” Preciosa localidad muy bien conservada, con muchas cosas que ver y gran historia. ¡ Vale mucho la pena visitarla y conocerla !

Responder

Ángel muchas gracias por tu comentario. Muy buena opción la del “Camino del Cid”, es una ruta todavía no demasiado conocida pero muy interesante, y pasa por Covarrubias así que es una buena excusa para conocer este bonito pueblo.
Un saludo!

Responder

Muy interesante todas las curiosidades que nos cuentas, yo también lo visité hace años y el torreón estaba cerrado, la verdad que ahora que conozco más su historia, sus leyendas y el el torreón se puede visitar me apetece volver a callejear por allí, nunca me hubiese imaginado que el nombre no provenía de una cueva.

Responder

La verdad es que cuando conoces la historia que hay detrás de los sitios que visitas, los valoras aún más.
Covarrubias es de esos lugares que te tienen que explicar para comprender su importancia.
Un saludo!

Responder

Que triste historia la de la princesa Kristina 🙁 al menos su sufrimiento sirvió para acercar a dos países tan distantes…

Responder

La verdad es que si que es triste, y lo curioso es que ha acercado más a España y Noruega ahora que se ha redescubierto su historia, que en aquella época.
Un saludo!

Responder

Un pueblo encantador, como muchos en estas tierras de Castilla. Tuve la oportunidad de conocerlo hace más de 10 años en ujn viaje que hice con mi padre y del que tengo muy buenos recuerdos.

Responder

Jordi me alegro que te gustara, si vas ahora podrás visitar el Torreón de Fernán González que hace 10 años no se podía visitar, por lo demás creo que permanece igual.
Un saludo!

Responder
error: Content is protected !!