Un bonito valle con un río serpenteante y asomándose a él un conjunto de castillos de cuento, a cada cuál más bonito. El Valle del Loira en Francia, es uno de los más conocidos internacionalmente, y no es para menos. Esa cantidad excepcional de castillos que alberga ha sido testigo de gran parte de la historia de Francia.

Debido a su fama y a la gran cantidad de fotos que siempre había visto de los maravillosos castillos, esta era una ruta que siempre había querido realizar. Así que en 2014  decidimos que ese era el año para visitarlos, y nos pusimos a investigar sobre los castillos, las ciudades y todo el territorio que abarca. No fue fácil la planificación, ya que dentro de la denominación “Châteaux de la Loire, Vallée des Rois” (Castillos del Loira, Valle de los Reyes) se encuentran 71 sitios importantes, la mayoría castillos, aunque también se incluyen abadías, basílicas y museos. Evidentemente no íbamos a poder visitarlo todo , así que teniendo en cuenta los días que íbamos a estar y buscando cuáles parecían los más importantes, decidimos el recorrido.

El Loira ha sido testigo privilegiado de momentos decisivos en la historia de Francia. Su tramo intermedio, entre las ciudades de Blois y Saumur, es el que más belleza concentra y en el que el río parece más tranquilo. Es un territorio con bosques, viñedos y colinas que fue elegido por nobles y monarcas como segunda residencia. Muchos de estos palacios habían sido viejas fortalezas medievales, que fueron remodelados en el siglo XVI, siguiendo las pautas del exquisito Renacimiento francés. De hecho, el término château quiere decir palacio o residencia señorial de campo, frente al término palais, que son residencias urbanas, y ninguno de ellos hace referencia al típico castillo de carácter defensivo.

La gran concentración de monumentos del Valle del Loira le ha valido la declaración en 1998 del Valle del Loira como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco entre Sully-sur-Loire y Chalonnes-sur-Loire.

En este post describiré el recorrido que hicimos y lo que visitamos cada día. Después de terminar el viaje puedo decir que no nos equivocamos en los castillos que seleccionamos, evidentemente nos quedó mucho por ver, pero lo que vimos nos encantó. Sin duda volveremos para poder ver lo que nos falta.

Hicimos el recorrido en nuestro coche, y las fechas elegidas fueron del 13 al 25 de julio. La mejor forma de hacer la ruta del Valle del Loira es con coche, así que si tienes pensado hacerlo de esta forma, te vendrán bien nuestros consejos para viajar a Francia por tu cuenta.

Ruta de los castillos del Valle del Loira

1.- Burgos – Burdeos

El día 13 salimos de Burgos con rumbo a Burdeos (Bordeaux), ya que teníamos que pasar por allí y no lo conocíamos aprovechamos para quedarnos hasta el día 15 y visitarlo. Si quieres saber que es lo que vimos en Burdeos entra en este enlace del post que le dedicamos: Burdeos, mejor destino de Europa 2015.

Place de la Bourse

Place de la Bourse

2.- Burdeos – Amboise

El día 15 nos dirigimos a la primera ciudad que habíamos elegido como base para conocer parte del Valle del Loira y sus castillos, la elegida fue Amboise y allí nos quedamos hasta el día 21.

Amboise es una ciudad de trazas medievales que fue sede real, allí podrás ver dos castillos, de los que puedes leer sus posts correspondientes: el Castillo Real y el Clos Lucé, que fue la última residencia de Leonardo da Vinci y lugar de su muerte.

Tienes más información sobre Amboise en el siguiente post: Amboise, la última morada de un genio.

Vista de Amboise y su Castillo Real, Valle del Loira

Vista de Amboise y su Castillo Real

Una vez instalados en Amboise, de allí nos fuimos moviendo para visitar los sitios del Valle del Loira que teníamos programados.

En Amboise nos alojamos en el Novotel Amboise, un hotel de 4 estrellas situado a las afueras de Amboise. Elegimos este hotel porque cuenta con habitaciones cuádruples y el desayuno para los niños es gratuito. Además tiene con una piscina estupenda que nos sirvió para refrescarnos después de nuestras agotadoras visitas, cosa que agradecimos mucho ya que en esta zona durante el verano hace bastante calor.

3.- Château de Chenonceau y Château de Chaumont sur Loire

El día 17 visitamos el Château de Chenonceau y el Château de Chaumont sur Loire.

El Château de Chenonceau también es llamado Castillo de las Damas, debido a que su historia estuvo ligada a la de una serie de mujeres como Diana de Poitiers, Catalina de Médicis, Luisa de Lorena, etc. Lo que más nos llamó la atención es su peculiar diseño, está construido sobre el río Cher. Después de Versalles, es el castillo más visitado de Francia. Y uno de los más bonitos del Valle del Loira.

Château de Chenonceau, Valle del Loira

Château de Chenonceau

El Château de Chaumont sur Loire es otro de los castillos ligados a las figuras de Catalina de Médicis y Diana de Poitiers, ya que las dos rivales (una esposa de Enrique II y la otra su amante) vivieron en estos dos castillos, en períodos alternos.  En este Castillo tienes una de las mejores vistas del Loira.

Château de Chaumont-sur-Loire, Valle del Loira

Château de Chaumont-sur-Loire

4.- Tours

El día 18 lo dedicamos a la ciudad de Tours, ciudad que se encuentra en un lugar estratégico en la ruta que une París con Burdeos. Es un punto clave en el Camino de Santiago, en la vía que llega de París y que tiene por nombre, la Vía Turonense.

En Tours pudimos visitar la Catedral gótica de Saint-Gatien que se encuentra junto al viejo Castillo, el Museo de Bellas Artes, los restos de la antigua basílica románica de San Martín de Tours y disfrutar de un paseo en la Place Plumereau y aledaños, cuyos edificios destacan por sus características estructuras de madera (a colombage) y sus tejados típicos del medievo.

Catedral de Tours

Catedral de Tours

5.- Château de Chambord, Blois y Château de Blois

El día 19 visitamos el Château de Chambord, recorrimos Blois y visitamos su castillo.

El Château de Chambord fue el capricho del rey Francisco I. Un capricho que resultó carísimo ya que inicialmente iba a ser un pabellón de caza y se le acabó yendo de las manos, para terminar con 440 habitaciones, y en el que vivió sólo 42 días.

La mayor curiosidad arquitectónica es la escalera helicoidal, de la que dicen que es obra de Leonardo da Vinci, aunque no hay pruebas de que sea así, en ella dos espirales en un único hueco permiten que dos personas puedan subir y bajar sin cruzarse.

Château de Chambord, Valle del Loira

Château de Chambord

A 15 kilómetros del Castillo de Chambord encontramos la ciudad de Blois, que fue capital de Francia durante el siglo XVI. El gran atractivo de esta ciudad que se encuentra a la orilla del Loira es el trazado medieval de su casco antiguo. Paseamos por calles empinadas observando las casas de madera y los palacetes con sus medallones nobiliarios en la fachada, hasta que llegamos al Château de Blois.

Entre los muros del castillo de Blois tuvo lugar el episodio histórico más notable del renacimiento en esa zona: el asesinato del Duque de Guisa ordenado por el rey Enrique III, que fue el detonante de las Guerras de Religión que devastaron el país.

Château Royal de Blois, Valle del Loira

Château Royal de Blois

6.- Château de Azay le Rideau y Château de Langeais

El día 20 visitamos el Château de Azay le Rideau y el Château de Langeais.

El Castillo de Azay le Rideau está edificado en una isla en medio del río Indre, es un castillo relativamente pequeño pero con mucho encanto, el reflejo de sus fachadas en las aguas del Indre te proporciona una estampa bellísima.

Château de Azay le Rideau, Valle del Loira

Château de Azay le Rideau

El Château de Langeais en realidad son 2 castillos: la Torre de Foulques Nerra y el Castillo de Louis XI. El primero es la torre del homenaje más antigua de Francia, mientras que el castillo de Luis XI tiene una “doble cara”, feudal de cara a la ciudad y de inspiración Renacentista de cara al jardín. Aquí conocimos la historia de la boda secreta de Ana de Bretaña y Carlos VIII que tuvo lugar entre sus muros.

Château de Langeais, Valle del Loira

Château de Langeais

7.- Château Royal y Castillo de Clos Lucé en Amboise

El día 21 nos quedamos en Amboise para visitar el Château Royal y el Castillo de Clos Lucé. Si quieres conocerlos puedes entrar a los siguientes posts sobre ellos:

El Castillo Real de Amboise

El Castillo de Clos Lucé, la residencia francesa de Leonardo da Vinci

8.- Amboise – Château d’Ussé – Nantes

El día 22 dejamos Amboise y nos dirigimos a nuestro siguiente destino que iba a ser Nantes. De camino paramos a visitar el Château d’Ussé que se encuentra al borde del bosque de Chinón, este castillo también es llamado el Castillo de la Bella Durmiente, ya que fue el que inspiró a Perrault su célebre cuento. Al contrario de los demás castillos que visitamos, este continúa estando habitado por sus propietarios. Una vez visitado el Castillo de Ussé seguimos camino hasta llegar a Nantes donde nos instalamos.

Château d'Ussé, Valle del Loira

Château d’Ussé

9.- Puy du Fou

El día 23 cambiamos las visitas a los castillos por un día de diversión en un parque temático de lo más curioso. Se trata de Puy du Fou, un parque temático dedicado a la historia de Francia. Fue votado en Orlando en 2014 como el mejor parque del mundo. Es un parque diferente, no tiene atracciones a las que montarse, lo que puedes ver allí es una recreación con todo detalle de diferentes momentos de la historia de Francia y una serie de espectáculos únicos. Pasamos un día genial!

Entra en en el post Puy du Fou, el parque temático de Francia en el que aprendes historia divirtiéndote, si quieres saber cómo es.

Espectáculo en Puy du Fou

Espectáculo en Puy du Fou

10.- Nantes y Château de los Duques de Bretaña

El día 24 lo dedicamos a conocer la ciudad de Nantes, allí pudimos visitar el Château de los Duques de Bretaña, la Catedral de San Pedro y San Pablo, la Basílica de San Nicolás, pasear por la Place Royale, que une la parte vieja de la ciudad con la nueva, etc.

Château de los Duques de Bretaña en Nantes

Château de los Duques de Bretaña en Nantes

Nos acercamos a la Isla de Nantes y allí nos encontramos con el famoso Elefante de Nantes. El Gran Elefante (Le Gran Éléphant) es un enorme paquidermo de 12 metros de altura y 45 toneladas de madera y acero que lleva a lomos a los viajeros, en paseos de 30 minutos, y que se ha convertido en una de las imágenes de la ciudad.

Elefante de Nantes

Elefante de Nantes

11.- Nantes – Burgos

El día 25 dimos por finalizada nuestra ruta y regresamos de Nantes a Burgos, sabiendo que regresaremos para conocer el resto del Valle del Loira que nos quedó por ver.

Organiza tu viaje al Valle del Loira

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Shares
Share This
This site is protected by WP-CopyRightPro

¡No te pierdas ninguna entrada del blog!

Si te gusta viajar y te ha parecido interesante el contenido que has visto en el blog, suscríbete a nuestra lista de correo para recibir las últimas entradas que vayamos publicando.

Te enviaremos un mensaje de confirmación a tu correo, si no lo recibes mira tu carpeta de spam. Gracias