Saltar al contenido

Cómo visitar el Castillo Real de Amboise

Castillo real de Amboise

Si viajas al Valle del Loira, verás que la lista de castillos que puedes visitar es inmensa. A no ser que dispongas de muchísimos días, lo normal es que tengas que escoger qué castillos ver y cuáles no. A mi parecer el Castillo Real de Amboise es uno de los que no te puedes perder ya que este castillo fue la cuna del renacimiento francés.

Amboise es una de las ciudades imprescindibles del Valle del Loira, ya que a parte de tener dos castillos, la ciudad por si sola merece una visita.

Si quieres saber cómo es esta bonita ciudad, puedes leer nuestro post Qué ver en Amboise, la última morada de un genio en el que te contamos qué ver en la ciudad que fue testigo de los últimos días de Leonardo da Vinci.

Visita al Castillo Real de Amboise

El Castillo Real de Amboise (Château Royal d’Amboise) se encuentra en lo alto de una colina, dominando el Loira y la ciudad medieval, y cuenta con unas murallas imponentes.

La Guerra de los Cien Años hizo que los reyes de Francia decidieran trasladar la corte de las orillas del Sena a las del Loira, asentándose en Amboise a media hora de Tours. Entonces su antigua fortaleza, encaramada en la colina que domina la ciudad, fue transformada en Castillo Real durante los siglos XV y XVI por los reyes Carlos VIII, Luis XII y Francisco I. Se transformó en un espléndido palacio que llegó a tener más de 300 habitaciones, adoptando el estilo que había nacido en Italia durante el Quattrocento, por lo que se le considera la cuna del renacimiento francés.

Para acceder al Castillo Real de Amboise tendrás que subir una rampa en espiral hasta el jardín. Desde las terrazas del jardín disfrutarás de una vista panorámica increíble del Valle del Loira.

El primer edificio a visitar será la Capilla de San Huberto, patrón de los cazadores (fíjate en la decoración con motivos de caza: animales, cuernos de ciervo…). Se trata de un edificio construido en 1493 en estilo gótico flamígero, destinado al uso privado de los soberanos.

Capilla de San Huberto del Castillo Real de Amboise
Capilla de San Huberto

 

Decoración de cuerno de ciervo en honor a San Huberto en el Castillo Real de Amboise
Decoración de cuerno de ciervo en honor a San Huberto, patrón de los cazadores
Interior de la Capilla de San Huberto en el Castillo Real de Amboise
Interior de la Capilla de San Huberto

Aquí se encuentra el Sepulcro de Leonardo da Vinci, que fue enterrado en la colegiata de Saint Florentin, y al ser destruida ésta, sus restos fueron trasladados a esta capilla. Ahora una sencilla losa recuerda a este gran genio universal.

Tumba de Leonardo da Vinci en el Castillo Real de Amboise
Tumba de Leonardo da Vinci

Frente a la capilla se encuentra el Castillo, gran parte del cual fue destruido durante la Revolución Francesa, por lo que hoy en día sólo puedes visitar, aproximadamente, una quinta parte de lo que alguna vez fue un complejo sistema de edificios.

A lo largo de la visita del Castillo conocerás la evolución de estilos de las diferentes salas. Entrarás primero por el ala edificada por Carlos VIII, se trata de la zona gótica, verás la Sala y el Paseo de la Guardia, que es una galería abierta que permitía la vigilancia del Loira.

Algunos nobles se encargaban de la guardia cercana del rey, uno de estos nobles fue el caballero D’Artagnan, capitán de los mosqueteros del rey Luis XIV, que estuvo en el castillo del 4 al 16 de diciembre de 1661, cuando escoltaba al ministro Nicolas Fouquet al que llevaba a París donde se le iba a juzgar.

Ala de Carlos VIII en el Castillo Real de Amboise
Ala de Carlos VIII
Sala de la Guardia del Castillo Real de Amboise
Sala de la Guardia

 

Galería de la Guardia del Castillo Real de Amboise
Galería de la Guardia

A continuación pasarás por diferentes estancias hasta llegar a la Sala del Consejo, fíjate en los detalles de la chimenea.

Sala del Consejo del Castillo Real de Amboise
Sala del Consejo

Posteriormente llegarás a los Apartamentos Renacentistas, en los que visitarás la Sala del Copero, la Cámara de Enrique II con una cama muy trabajada y de grandes dimensiones (2,18m x 1,82m) y la Antecámara del Cordón donde esperaban los huéspedes antes de ser recibidos.

Cama de Enrique II en el Castillo Real de Amboise
Cama de Enrique II

El último estilo que vas a contemplar en el Castillo corresponde al de los Apartamentos de los Orleans, que habitaron esta zona en los siglos XVIII y XIX. Pasarás por el Gabinete de Trabajo, la Cámara Privada de Luis Felipe, duque de Orleans, y el Salón de Música.

 

Cámara de los Orleans del Castillo Real de Amboise
Cámara de los Orleans

Desde aquí accederás al tejado a la Torre de los Mínimos, desde la que se domina el Loira desde una altura de cuarenta metros. Aquí una escalera baja hasta la rampa en espiral que permitía el acceso de los caballos y carruajes a las terrazas del castillo desde la ciudad.

Tejado de la Torre de los Mínimos del Castillo Real de Amboise
Tejado de la Torre de los Mínimos
Vista panorámica desde la Torre de los Mínimos en el Castillo Real de Amboise
Vista panorámica desde la Torre de los Mínimos

Antes de salir, dedica un rato a pasear por sus jardines, allí encontrarás un busto de Leonardo da Vinci, en lo que fue el emplazamiento de la Colegiata de Saint Florentin (desaparecida), y donde el artista fue enterrado inicialmente.

Busto de Leonardo da Vinci en el Castillo Real de Amboise
Busto de Leonardo da Vinci

Varios caminos surcan el antiguo parque romántico, y hay una serie de terrazas que dominan el Loira y que fueron adornadas en el siglo XV con el primer jardín renacentista del valle del Loira. Encontrarás también el Jardín de Oriente, que honra la memoria de los compañeros fallecidos del emir Abdelkáder, que estuvo prisionero en el Castillo durante cuatro años (1848-1852) con su familia y su séquito de 80 personas.

Jardines del Castillo Real de Amboise
Jardines del Castillo de Amboise

 

Vista del Castillo Real de Amboise desde los jardines
Vista del Castillo desde los jardines

Para salir tienes que dirigirte a la Torre Heurtault, por donde bajarás por su rampa en espiral; fíjate en los decorados grutescos del siglo XVI.

Rampa en espiral para caballos de la Torre Heurtault del Castillo Real de Amboise
Rampa en espiral para caballos de la Torre Heurtault

El Castillo se encuentra abierto durante todos los días del año, excepto el 1 de enero y el 25 de diciembre. Si quieres información actualizada de los horarios y precios, puedes visitar la página oficial del Castillo de Amboise.

Nosotros nos alojamos en Amboise para poder recorrer todo el Valle del Loira, y fue la mejor opción, si quieres hacer lo mismo aquí puedes encontrar todo tipo de alojamientos en Amboise.


Si te ha gustado este post, te gustará también:

El Castillo de Clos Lucé, la residencia francesa de Leonardo da Vinci

 

error: Content is protected !!