Casi todo el mundo sabe que Leonardo da Vinci fue un genio italiano del Renacimiento, pero quizá no sepas que no murió en Italia. Hoy te llevamos a conocer el Castillo de Clos Lucé, la residencia en la que pasó sus últimos años de vida.

En 1516 Leonardo da Vinci aceptó la invitación del rey Francisco I de Francia, y con 64 años atravesó los Alpes a lomos de unas mulas.

De esta forma, el 16 de mayo, después de tres meses de largo viaje llegó a Amboise, una bonita ciudad del Valle del Loira, con algunos de sus discípulos y tres de sus cuadros preferidos: El retrato de la Gioconda, La Virgen y el Niño con Santa Ana y un San Juan Bautista que terminó de pintar aquí.

Francisco I puso a disposición de Leonardo da Vinci una residencia que fue durante 200 años casa real y residencia de verano de los reyes de Francia, llamada originalmente Castillo de Cloux. Además le concedió una renta de 700 escudos de oro al año, le financió sus obras y sólo le pidió a cambio el placer de escucharle conversar, cosa de la que disfrutó casi todos los días hasta la muerte del genio.

Hoy puedes visitar esta residencia en Amboise y la encontrarás a tan sólo 400 metros del Castillo Real en el que está enterrado Leonardo da Vinci. Por cierto, tanto de Amboise como de su Castillo Real ya te hablé en dos posts anteriores.

Visita al Castillo de Clos Lucé

Actualmente la casa en la que residió Leonardo da Vinci se llama Castillo de Clos Lucé, y es propiedad de la familia Saint Bris, por lo que al ser una propiedad privada podrás comprobar que la entrada a la misma es más cara que la del resto de castillos del Loira.

Empezarás la visita subiendo a la torre, que es lo único que queda de la Edad Media, ya que se construyó como una mansión fortificada.

Galería de la Torre de Clos Lucé - Castillo de Clos Lucé

Galería de la Torre de Clos Lucé

Después de pasar por una galería, una especie de loggia a la italiana, entrarás en la habitación de Leonardo da Vinci. Aquí vivió los tres últimos años de su vida, en ella redactó su testamento y también en ella murió el 2 de mayo de 1519, a los 67 años.

Habitación de Leonardo da Vinci - Castillo de Clos Lucé

Habitación de Leonardo da Vinci

A continuación visitarás la Cámara de Margarita de Navarra, que era la hermana mayor de Francisco I. Ella y su hermano pasaron parte de su juventud en esta casa, donde los educó su madre Luisa de Saboya.

Cámara de Margarita de Navarra - Castillo de Clos Lucé

Cámara de Margarita de Navarra

Bajando por la escalera principal encontrarás una pequeña capilla, se trata del Oratorio de Ana de Bretaña. Esta capilla fue encargada por el rey Carlos VIII para su esposa Ana de Bretaña. La reina, que había perdido a sus hijos a temprana edad, acudía muy a menudo a rezar a esta capilla. La bóveda románica pintada de azul celeste enmarca cuatro frescos pintados por artistas del taller de Leonardo da Vinci, destacando el de la Virgen de la Luz “Virgo Lucis” que quizá tenga algo que ver con el nombre del castillo de Clos Lucé.

Oratorio de Ana de Bretaña - Castillo de Clos Lucé

Oratorio de Ana de Bretaña

Virgen de la Luz - Castillo de Clos Lucé

Virgen de la Luz

A continuación encontrarás los salones del siglo XVIII, la época en la que el castillo pasó a ser propiedad de la familia d’Amboise.

Salones estilo siglo XVIII - Castillo de Clos Lucé

Salones estilo siglo XVIII

Llegarás a la Gran Sala Renacentista, que es el salón de recepción de Leonardo da Vinci, en él recibía al rey, a los grandes del reino, a los embajadores y a los artistas que le visitaban. Los baúles y tapices son los que realmente conocieron los habitantes de esta casa.

La Gran Sala Renacentista - Castillo de Clos Lucé

La Gran Sala Renacentista

Para finalizar la visita del interior verás la cocina de Leonardo da Vinci, donde su cocinera Mathurine, a la que también nombró en su testamento, le preparaba la comida al maestro que era vegetariano. Aquí hay una gran chimenea de piedra, al pie de la cual Leonardo se calentaba en las noches de invierno.

La cocina de Leonardo da Vinci - Castillo de Clos Lucé

La cocina de Leonardo da Vinci

Se ha montado una exposición en el sótano del castillo dedicada a los inventos de Leonardo da Vinci. En ella están expuestas 40 máquinas diseñadas por Leonardo, y realizadas por IBM a partir de sus dibujos y con los materiales de la época.

En la casa se encuentra un subterráneo secreto, del que se cuenta que unía el Clos con el palacio real de Amboise y que el rey Francisco I usaba para visitar a Leonardo.

En el exterior del castillo podrás disfrutar del Parque Leonardo da Vinci, en un recorrido por el jardín del castillo se han puesto en escena sus principales creaciones e inventos.

El jardín de Leonardo - Castillo de Clos Lucé

El jardín de Leonardo

Hay 20 maquetas móviles que se pueden manipular, dibujos y cuadros de da Vinci a tamaño enorme y se pueden escuchar reflexiones de Leonardo da Vinci y su discípulo Francesco da Melzi (eso sí, en francés).

Una de las maquetas gigantes de Leonardo - Castillo de Clos Lucé

Una de las maquetas gigantes de Leonardo

Encontrarás un embarcadero con alquiler de barcas leonardinas, un puente giratorio y una zona de juegos para niños. Podrás ver un palomar del siglo XV, único en esta región, construido con ladrillo, toba y mortero, tiene forma cuadrada en el exterior y octogonal en su interior, con 1000 hornacinas interiores ocupadas por las parejas de palomas.

Interior del palomar del siglo XV - Castillo de Clos Lucé

Interior del palomar del siglo XV

En el jardín puedes comer en tres sitios: una crepería, un restaurante de comida rápida cerca del molino de agua y el antiguo Priorato del Espíritu Santo del siglo XV, convertido hoy en un restaurante que ofrece recetas del Renacimiento. Además, como en toda Francia, dispones de un área de picnic si quieres llevarte tu propia comida.

Priorato del Espíritu Santo del siglo XV - Castillo de Clos Lucé

Priorato del Espíritu Santo del siglo XV

El Castillo está abierto todos los días del año, excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero. Los horarios van cambiando y el último acceso es 1 hora antes del cierre. Puedes consultar los horarios en esta página.

La mejor forma de disfrutar de todo lo que hay para ver en Amboise es alojándote allí, así que si necesitas alojamiento en este enlace puedes encontrarlo al mejor precio.


Organiza tu viaje a Amboise para visitar el Castillo de Clos Lucé


La mejor forma de disfrutar de todo lo que hay para ver en Amboise es alojándote allí. Busca aquí un alojamiento al mejor precio en Amboise.

Para llegar a Amboise puedes llegar en avión hasta París y después tomar un tren o un autobús hasta Amboise.

Encuentra el vuelo más barato a París entre cientos de compañías.

Compra tu guía En ruta por los castillos del Loira: Para disfrutar de la libertad de la carretera (En Ruta (lonely Planet)).


Si te gustó lo que has leído, tienes más información en los siguientes posts:

Amboise, la última morada de un genio El Castillo Real de Amboise

Pin It on Pinterest

Share This