Saltar al contenido

100 Cosas singulares que no sabes que puedes hacer en Burgos – Parte 2

Siguiendo con el desafío que nos marcamos de mostrarte 100 cosas singulares que no sabes que puedes hacer en Burgos y su provincia, te presentamos la segunda parte de esta serie de entradas de nuestro blog.

Si quieres consultar la primera entrega, te dejamos este enlace de 100 cosas singulares que no sabes que puedes hacer en Burgos (I).

11) Refréscate en las aguas del Pozo Azul

Muy cerca de la localidad de Covanera y al final de un pequeño vallejo rocoso, se encuentra el Pozo Azul, una importante surgencia kárstica que goza de gran reconocimiento a nivel internacional en el mundo del espeleobuceo.

Este conocido manantial, no es sino la salida al exterior de una larguísima caverna inundada de la que en agosto de 2015 se han llegado a explorar 13.600 metros de sifones y tramos de buceo -uno de ellos con más de 5.000 metros de longitud-, lo que ya en 2009 la convirtió en la mayor cueva del mundo con estas características, sin que hasta hoy se haya completado esta labor de reconocimiento subacuático.

Pozo Azul
Pozo Azul

El azul de sus aguas y su luminosidad se debe a la gran profundidad del pozo, en cuyo fondo se refleja la componente azul de la luz solar.

Si quieres refrescarte en sus frías aguas, has de saber que la temperatura oscila entre los 9º C y los 11ºC, y que su caudal medio anual es de 1.000 litros por segundo, llegando a puntas de más de 4.700 litros por segundo en época de fuertes lluvias, y apenas superando los 30 litros por segundo en época de fuerte estiaje.

12) Recorre Territorio Artlanza, el parque temático del mundo rural

En la misma localidad de Quintanilla del Agua, y desde primeros de 2006, se encuentra Territorio Artlanza, un espacio de más de 8.000 metros cuadrados de superficie en el que el artista Félix Yáñez ha recreado a tamaño natural un pueblo típico de Castilla.

Sumergirte en este espacio te permitirá viajar en el tiempo mientras recorres sus calles, contemplas sus plazas, o visitas su iglesia, bodega, museos y corral de comedias; a la vez que podrás conocer mucho más sobre la arquitectura popular de la zona y su etnología, lo que ha convertido en pocos años a este enclave en un punto de referencia turístico, cultural y educativo.

Territorio Artlanza
Rincón de Territorio Artlanza

El vocablo Artlanza proviene de la fusión de las palabras Arte y Arlanza, nombre del río que recorre toda esta comarca y a la que da también el mismo nombre. Esta obra de arte comenzó como una forma de aprovechar materiales sobrantes que Félix iba acumulando, pero se le acabó yendo de las manos y terminó siendo todo un pueblo tradicional castellano, que continua evolucionando.

En la misma ubicación que Territorio Artlanza encontrarás el Taller Artesano Yáñez, donde se pueden contemplar y adquirir las esculturas realizadas por este artista burgalés. Y desde hace unos años, se viene utilizando el corral de comedias para realizar en las noches de julio un festival de teatro.

13) Conoce la casa natal de Félix Rodríguez de la Fuente

Quizá a los más jóvenes les cueste un poco identificar la figura y obra de Félix Rodríguez de la Fuente, pero para aquellos que ya han pasado de los 40 es inolvidable el recuerdo del “Amigo de los animales” y de lo que supuso para un país en el que se empezaba a tener conciencia de la riqueza natural que atesoraba.

Félix nunca desaprovechó la ocasión para hablar de su infancia “paleolítica” en Poza de la Sal y de cómo lo particular de la misma y de sus circunstancias fueron lo que configuraron su personalidad y su desmedido amor por la naturaleza.

Es una delicia que os aconsejo, el escuchar los programas de Radio Nacional de España (los puedes descargar aquí) en los que cuenta con su estilo inconfundible y apasionado cómo descubrió al lobo en una batida en el páramo, a los buitres leonados en el muladar, al halcón peregrino cazando un pato en una charca del páramo, o a los vencejos anidando en los aleros del tejado de su casa natal; programas todos ellos que le llegaron a convertir en su tiempo, en el personaje más popular de España.

Casa natal de Felix Rodriguez de la Fuente
Casa natal de Felix Rodriguez de la Fuente

Félix nació un 14 de marzo de 1928 en esta casa, y vivió en ella hasta 1943, año en el que su familia se trasladó a vivir a la vecina localidad de Briviesca, en la que el naturalista fundó en 1950 la primera estación de cetrería de España. Desgraciadamente la casa natal no es visitable ya que es propiedad particular, pero ver su exterior y dar una vuelta por todo el pueblo con el recuerdo de su paisano más ilustre, es todo un placer para todos los amantes de la naturaleza.

La visita a Poza de la Sal no acabará aquí, ya que podrás visitar además las famosas salinas que le dan nombre al pueblo y su centro de interpretación, el diapiro, el castillo de los Rojas, los lavaderos, y la escultura que en agosto de este año instaló en lo alto del páramo el equipo del programa de televisión Cuarto Milenio.

14) Viaja en el tiempo a la Batalla de Atapuerca

Cuando falleció Sancho Garcés III el Mayor, rey de Pamplona y Conde de Castilla merced a su matrimonio con Doña Muniadona, hija del conde castellano Sancho García; repartió sus dominios entre sus hijos García Sánchez III “el de Nájera”, que heredó el reino patrimonial de Pamplona, Álava y prácticamente la mitad del condado de Castilla; y Fernando I, que recibió un mermado condado de Castilla aun cuando ya venía ostentando la dignidad condal en vida de su padre Sancho.

Pronto surgieron las discrepancias entre los dos hermanos, hasta el punto que se declaró una guerra entre ambos cuyos motivos son unos u otros según se consulten las crónicas de Nájera, la Silense, o la Compostelana.

Lo cierto es que el 1 de septiembre de 1054, en la llanura existente frente a la sierra de Atapuerca, se produjo una batalla entre ambos hermanos que supuso la muerte de García Sánchez III a manos de un noble castellano. En el mismo campo de batalla, y una vez finalizada esta, Sancho Garcés IV, hijo de García Sánchez, fue nombrado rey de Pamplona después de haber rendido homenaje a Fernando y de haberse delimitado las nuevas fronteras entre el reino de Pamplona y el condado de Castilla, fronteras que aun hoy marcan el límite de influencia cultural castellano y vasco-navarro.

Batalla de Atapuerca
Representación de la Batalla de Atapuerca

Si quieres rememorar todos estos hechos y disfrutar de su sabor medieval, no puedes perderte la representación popular de la batalla que desde 1996, en la tarde del domingo de agosto más próximo al 1 de septiembre, se celebra en la llanura presidida por la iglesia parroquial de la localidad de Atapuerca.

Te aconsejo que no acudas justo de tiempo, ya que se acerca mucha gente a disfrutar del espectáculo y se forman colas de vehículos buscando aparcamiento en la eras próximas.

Al finalizar la batalla se celebra un pequeño mercado medieval y un desfile de las tropas combatientes.

15) Pasea entre las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza

A medio camino entre las localidades de Covarrubias y Hortigüela, a orillas del río Arlanza y en un marco natural de incomparable belleza presidido por cantiles de roca caliza en los que anida una importante población de buitres leonados y rodeado por un bosque interminable de sabina albar, encontrarás las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza.

Según la leyenda (que estudios recientes demuestran que no es cierta), fue Fernán González, el legendario conde castellano que logró la independencia del condado de Castilla y que afirmó las bases para que décadas más tarde se constituyera en un reino, quien fundó en el año 912 en las proximidades de un eremitorio ya existente, un monasterio que con el tiempo sería testigo del nacimiento de Castilla. Las ruinas del eremitorio de San Pelayo son aún visibles en la parte más alta de las paredes rocosas próximas al monasterio.

Las actuales ruinas que puedes recorrer corresponden a la iglesia del conjunto monacal del año 1080, que estuvo en funcionamiento hasta el año 1835 en el que tuvo lugar la desamortización de Mendizábal. Nunca más volvió a ser ocupado, pasando al estado de ruina y expolio que puedes ver hoy. Afortunadamente, actualmente se está llevando a cabo un proyecto para recuperar parte del monasterio.

Monasterio de San Pedro de Arlanza
Restos de la torre y ábside del Monasterio de San Pedro de Arlanza

Entre las ruinas, que presentan mezcla de estilos gótico y románico, podrás contemplar los tres ábsides semicirculares con amplios presbiterios de la iglesia; la torre, edificada a finales del siglo XII y accesible aún hoy; así como parte del claustro y la sala capitular.

El expolio del conjunto monacal supuso que desapareciese su claustro, que la portada de la iglesia fuese trasladada al Museo Arqueológico Nacional en 1895, y que sus valiosos frescos se exhiban hoy en The Cloisters del Museo Metropolitano de Nueva York, en el Fogg Art Museum de la Universidad de Harvard, y en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Y desde que se hizo pública la existencia del famoso claustro de Palamós, San Pedro de Arlanza ha sido (y es) uno de los candidatos más serios para ser su lugar de origen.

En los veranos de los últimos años, sirve de marco nocturno para la representación de la obra de teatro “El Conde Fernán González“, a cargo del grupo de teatro de Tierra de Lara.

16) Contempla cara a cara el auténtico cráneo de Miguelón

La visita al burgalés Museo de la Evolución Humana te permitirá realizar un completo recorrido por la historia de la evolución humana y su linaje, y como no, te permitirá contemplar los fósiles más emblemáticos e importantes de los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca, que dieron lugar a la descripción de la nueva especie Homo antecessor.

Pero si hay una “joya de la corona” que no te puedes perder de toda la muestra de fósiles de Atapuerca, ese es Miguelón, el cráneo número 5 de la Sima de los Huesos, perteneciente a la especie Homo heidelbergensis, y que está considerado el cráneo fósil más completo del registro fósil mundial.

Este cráneo y su mandíbula, cuya designación oficial es AT 700, fue encontrado en 1992 en la Sima de los Huesos, y recibe su nombre del popular ciclista Miguel Induráin, que aquel año se había convertido en el primer español que consiguió ganar dos veces el Tour de Francia.

Craneo de Miguelon
Craneo de Miguelón – Fotografía de Javier Trueba / Madrid Scientific Films

El cráneo está excepcionalmente conservado debido a las peculiares condiciones del yacimiento, y perteneció a un individuo que murió en torno a los 35 años de edad. Los dientes presentan un desgaste considerable por el uso que les dio su dueño, y si te fijas, podrás ver una hinchazón considerable en el lado izquierdo de la cara, provocada por la fractura y posterior infección de un diente, lo que sin lugar a dudas le produjo un gran sufrimiento y probablemente su muerte.

Con respecto a por qué apareció este fósil y muchos otros en la Sima de los Huesos, convirtiéndolo en el mayor yacimiento del mundo de restos fósiles humanos, hay varias teorías, si bien la más aceptada es que se trataba de un pozo en el cual arrojaban nuestros antepasados a sus difuntos.

Consulta toda la información sobre el Sistema Atapuerca Cultura de la Evolución en el post que le dedicamos anteriormente.

17) Escucha el aullido de los lobos

La gente no suele pensar en ello, pero acostumbrados como estamos al ruido constante de nuestras poblaciones, no es frecuente escuchar los sonidos más íntimos de la naturaleza que te transportan a un mundo primigenio en el que no había el ruido de fondo que hay hoy día. Si eres de los que han disfrutado oyendo el grito de un águila en el cielo, el trompeteo de una bandada de grullas en paso, el bramido de un ciervo en celo, el alarido de un búho por la noche, o el simple goteo del agua en el interior de una cueva, sabes a lo que me refiero.

Pero si hay un sonido que en nuestro país represente lo más ancestral y primigenio de la naturaleza, ese es el aullido del lobo, un sonido que te transporta a un mundo que se regía tan solo por la regla básica de la ecología: comer y no ser comido.

España cuenta con una subespecie propia de lobo, el lobo ibérico (Canis lupus signatus), y Burgos cuenta todavía con una importante población de lobos en libertad que habita principalmente las altas parameras de Las Loras, de Masa y de Bricia.

Un lobo suele aullar por varias razones: para localizar dónde está el resto del grupo al cual pertenece, como señal identificativa acústica del territorio de la manada, o para afianzar los lazos sociales de los miembros de la manada antes de salir a cazar, lo que puede provocar un coro de aullidos al unísono.

Lobo
Lobo – Fotografía de Carmelo Peciña (Licencia Creative Commons)

Los lobos pueden aullar a cualquier hora del día y en cualquier momento del año, pero parece ser que tienen una especial predilección por hacerlo durante el ocaso o la noche, y principalmente en las épocas más frías del año.

No te voy a engañar, oír aullar a los lobos no es fácil, aunque tampoco imposible, así que si alguna noche de invierno pasas sin prisa por alguna carretera de nuestros páramos, de esas en las que raramente te cruzas con ningún vehículo, te propongo que apartes el coche o te introduzcas unos metros por algún camino, pares el motor, te abrigues bien y salgas en silencio al exterior. Los aullidos de los lobos se oyen en varios kilómetros a la redonda, así que quizá tengas suerte y consigas oír aullar un lobo en la distancia. Lo que es casi seguro, es que la experiencia no te defraudará si permaneces con el oído atento, ya que podrás escuchar muchos otros sonidos de la noche.

18) Maravíllate con la cascada de Orbaneja del Castillo

La provincia de Burgos es rica en cascadas y saltos de agua, y las hay de muchas tipologías y alturas, pero si hay una que es fácilmente accesible, fotogénica y realmente agradable de contemplar, incluso cuando el estiaje hace que no lleve demasiada agua, esa es la cascada de Orbaneja de Castillo.

Orbaneja del Castillo es uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Burgos, situado en la zona más recóndita y abrupta de un meandro del cañón del río Ebro, y apoyado sobre un espolón de toba calcárea, a media ladera entre el río del fondo del cañón y la pared de roca caliza en cuya parte superior se encuentra el páramo de Bricia.

En la parte inferior del cantil rocoso que preside y protege el pueblo, se abre la denominada cueva del Agua, una cavidad visitable en verano, de la que surge un riachuelo que discurre placenteramente durante unas pocas decenas de metros por la pequeña meseta en la que se asienta el pueblo, dividiéndolo en dos partes, y que una vez sobrepasada ésta se precipita al vacío en una sucesión de cascadas, saltos y piscinas hasta desembocar en el río Ebro, y pasando por debajo de la carretera que une Burgos con Cantabria a través del valle de Valderredible.

Cascada de Orbaneja del Castillo
Cascada de Orbaneja del Castillo

Precisamente es desde la carretera desde donde mejor se aprecia la cascada en toda su magnitud, así que cuando te acerques con tu vehículo, deberás tener bastante precaución, ya que siempre hay curiosos en la carretera contemplando y fotografiando la cascada.

La gran belleza de la cascada se debe sobre todo a la presencia de multitud de piscinas naturales en las que el agua se remansa para volver a caer. Estas balsas de agua se produjeron por la precipitación de los carbonatos que lleva disuelta el agua, y que a su vez produjo con el paso de los milenios el espolón de roca sobre el que se asienta el pueblo, en un proceso muy similar al de la formación de las estalactitas o estalagmitas.

Desde Orbaneja podrás realizar interesantes rutas por este marco natural incomparable, y que te describimos en De ruta por el cañón del Alto Ebro burgalés de nuestro blog.

19) Haz una ruta con raquetas de nieve

Si eres de los que les gusta el senderismo, seguramente habrás pensado más de una vez lo bonito que sería recorrer determinados sitios cuando se encuentran cubiertos de nieve en pleno invierno.

La mejor alternativa para esa idea es la de calzarte unas raquetas de nieve y realizar cualquier ruta que no tenga demasiada pendiente y en la que haya una buena capa de nieve.

Raquetas de nieve en Pineda de la Sierra
Ruta con raquetas de nieve en Pineda de la Sierra

El uso de las raquetas se ha popularizado enormemente, básicamente porque te permite una libertad de movimientos en la nieve que es prácticamente imposible conseguir sin ellas, el equipo es muy simple (raquetas y bastones) y todo ello sin que su uso requiera ningún aprendizaje previo. El único cuidado a tener es no ir nunca por pendientes demasiado elevadas, ya que en ellas se complica el uso de las raquetas. Otra de las ventajas de las raquetas es que no necesitas pistas de esquí y que es mucho más barato que esquiar.

Si no dispones de raquetas y lo que quieres es probar a ver si te entra el gusanillo antes de decidirte a comprar unas, te aconsejo que te acerques al albergue de la Estación Valle del Sol, en Pineda de la Sierra, donde alquilan raquetas y la nieve suele estar asegurada en cuanto empieza el invierno. Desde allí puedes moverte por todo el entorno con las raquetas y disfrutar de la nieve de una forma que te sorprenderá y que te describimos con todo detalle en esta entrada de nuestro blog.

20) Visita la ermita visigótica de Quintanilla de las Viñas

A los pies de Peñalara, en la que todavía se recorta la silueta de los restos del castillo de Lara, lugar de nacimiento de Fernán González, se encuentra lo que aún se conserva de la basílica de Santa María de Quintanilla de las Viñas, una joya visigótica de finales del siglo VII.

La iglesia la encontrarás próxima a la localidad del mismo nombre, y si bien no es el único templo visigótico de la provincia de Burgos, ya que hay otro bastante desconocido en San Vicente del Valle, sí que es con mucho el que mayor atractivo tiene de los dos y el que cuenta con las mejores representaciones de arte de estilo hispanovisigótico.

Del gran templo original, que al parecer se asentó sobre una antigua villa romana, solamente queda la cabecera y parte del crucero de lo que fe un templo de planta alargada con tres naves y un pórtico a la entrada.

Sus muros de gran grosor, están formados por robustos sillares que soportan el peso de las bóvedas sin que sea necesaria la existencia de contrafuertes.

Del exterior te llamarán la atención los tres frisos superpuestos que recorren los muros del templo, y que cuentan con una fina decoración de la que sobresalen motivos vegetales en forma de vid, lo que le ha dado nombre al templo.

Ermita visigotica de Quintanilla de las Vinas
Ermita visigotica de Quintanilla de las Vinas

Como la iglesia es visitable, podrás acceder a su interior, y allí podrás ver un gran arco de herradura que da entrada al ábside y que está finamente decorado en toda su rosca. Este arco está apoyado en dos capiteles con representaciones antropomorfas del sol y la luna, pero de tal forma que el sol es de género femenino y la luna de género masculino.

También en el interior podrás contemplar otros dos bloques que representan a un hombre y a una mujer, acompañados cada uno de ellos por dos ángeles.

Esta singular iglesia fue declarada Monumento Nacional (Bien de Interés Cultural) el 25 de noviembre de 1929.

Muy próximo a la ermita, puedes visitar también el dolmen de Cubillejo de Lara y el yacimiento de icnitas de Las Sereas 7.


Dónde alojarte en Burgos

Si quieres conocer alguna de estas 100 cosas singulares y necesitas alojamiento en Burgos ciudad a través de este enlace podrás buscar entre toda la oferta disponible en la ciudad.

Y si te quieres alojar en alguno de los pueblos de la provincia de Burgos a través de este enlace podrás encontrarlo.

 

error: Content is protected !!