Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en Gengenbach, la joya medieval de la Selva Negra

Qué ver en Gengenbach

Si tuviera que hacer una lista de los pueblos más bonitos de Alemania, Gengenbach estaría en ella, sin lugar a dudas. Nos gustó tanto conocerlo, que te queremos contar todo lo que hay que ver en Gengenbach, para que no te lo pierdas si visitas la Selva Negra.

El aspecto general de Gengenbach es como de cuento, con su muralla, sus puertas de acceso a la ciudad y sus torres medievales de vigilancia. En el interior un laberinto de callejuelas empedradas, con casas de colores de entramado de madera. ¡Una estampa que no puede ser más de postal!

¿Dónde se encuentra Gengenbach?

Gengenbach se encuentra en el sur de Alemania, en la Selva Negra, a medio camino entre Baden-Baden y Friburgo. Pertenece al Distrito de Ortenau, en el estado de Baden-Württemberg.

Arquitectura de Gengenbach
Arquitectura de Gengenbach

Visitamos Gengenbach durante nuestro segundo día en la Selva Negra. Habíamos llegado a esta zona, después de visitar los bonitos pueblos de Alsacia, una zona de Francia que se encuentra muy cerca de allí. Por eso, es una buena idea, combinar un viaje a Alsacia con la Selva Negra.

¿Cómo es Gengenbach?

Gengenbach es de esos pueblos que conservan su aire medieval. Te da la impresión de que en cualquier momento te vas a encontrar con un personaje de cuento. Por su belleza, Gengenbach fue elegida por Tim Burton para rodar algunas escenas de la película » Charlie y la Fábrica de Chocolate «, que la convirtió en la ciudad de Augustus Gloop, el niño glotón.

Este pueblo de cuento es ideal para recorrerlo a través de un paseo relajado. Es muy fácil conocerlo caminando, hay tres calles principales: Hauptstraße, Adlergasse y Victor-Kretz-Straße, de las cuales salen callejones que sólo se pueden recorrer a pie o en bici.

Calle Hauptstraße de Gengenbach
Calle Hauptstraße

Está todo tan bien conservado y cuidado, que te parecerá que todas las casas son originales pero, en realidad, han sido reformadas en muchas ocasiones.

El que todo conserve su aspecto medieval se debe a que en 1905 se estableció un reglamento, por el que se debía de mantener el carácter histórico de las casas y calles. Y en 1955, todo el interior de Gengenbach fue sometido a una ley de conservación histórica. Y lo mejor de todo, es que lo cumplen a rajatabla, todo está en perfecto estado. Calles limpias, casas que parecen recién pintadas, con sus balcones repletos de flores. Como si fuese un decorado para que lo visites.

Aunque en la Selva Negra visitamos pueblos muy bonitos, personalmente, este es el que más me gustó.

Hablo de pueblo, porque por su tamaño es lo que nosotros conocemos como pueblo, pero en realidad fue una antigua Ciudad Imperial Libre, que muestra con orgullo, a través del escudo con el águila que se encuentra en la Torre de la Puerta Superior. Esto suponía que la ciudad contaba con plena soberanía comercial, por lo que podía cobrar impuestos a las mercancías que llegaban hasta allí.

Qué ver en Gengenbach

La Torre Kinzig o Kinzigtorturm

Nosotros llegamos en coche hasta las proximidades de esta torre y, después de dejar el coche en un parking cercano, nos dirigimos hasta ella.

Es una de las dos torres que aún se conservan en las murallas de Gengenbach. Su nombre hace alusión al río Kinzig, un afluente del río Rin, que pasa por allí.

Río Kinzig a su paso por Gengenbach
Río Kinzig a su paso por Gengenbach

Es la torre más alta y fuerte de las que tuvo la ciudad, ya que tenía como función principal la defensa de la villa. Era la entrada principal a Gengenbach y todavía permite acceder a Gengenbach a través de un arco, que conserva su rastrillo levadizo.

Entrada a Gengenbach por la Torre Kinzig
Entrada a Gengenbach por la Torre Kinzig

En esta torre se encuentra el Museo de Historia Militar de la Guardia Ciudadana. En las seis plantas de la torre podrás conocer la historia de los medios de defensa, con los que contaba la antigua Ciudad Imperial Libre de Gengenbach, y la función de la milicia ciudadana.

Torre Kinzig o Kinzigtorturm de Gengenbach
Torre Kinzig o Kinzigtorturm, vista desde el interior de Gengenbach

La Plaza del Mercado – Marktplatz

La Plaza del Mercado es inconfundible, las tres calles principales de la ciudad convergen en ella. Y en el centro se encuentra la Fuente del Mercado o Röhrbrunnen, con la figura de un caballero de piedra, que data del siglo XVI.

Caballero de piedra de la Fuente o Röhrbrunnen de Gengenbach
Caballero de piedra de la Fuente

Es un caballero que descansa sobre un escudo y lleva con orgullo el mapa de la ciudad, es conocido como «Schwed» por los vecinos de Gengenbach. Esta fuente abastece de agua potable a los habitantes de Gengenbach desde hace 500 años.

Para hacer honor a su nombre, en esta plaza se sigue situando el mercado semanal (Wochenmarkt). Gengenbach obtuvo los derechos de mercado más antiguos, concedidos a cualquier comunidad del centro de Baden.

Plaza del Mercado o Marktplatz de Gengenbach
Plaza del Mercado o Marktplatz

Actualmente, todos los miércoles y sábados por la mañana, se instala un mercado de agricultores, con frutas y verduras frescas que, es muy frecuentado, tanto por los vecinos de Gengenbach como por los visitantes. Si da la casualidad de que vas un día de mercado, podrás comprar el Schnapps, un licor con sabor a fruta que producen los agricultores locales.

El Palacio de Löwenberg

Es un edificio de estilo renacentista, que se encuentra en la Plaza del Mercado y tuvo como función la de recaudar los impuestos públicos. Ahora es la Casa Museo Löwenberg, en la que puedes ver cómo era una casa patricia del siglo XVIII, que fue la sede de la prestigiosa dinastía Bender. De esta familia provenían algunas personalidades importantes: varios alcaldes de la ciudad, un capellán de la corte del emperador José I, el príncipe abad de San Blasien y Columbanus V Bender, mariscal de campo de José II, conocido como el salvador de Luxemburgo.

Palacio de Löwenberg en Gengenbach
Palacio de Löwenberg

Recorrerás la casa y podrás ver la sala de baile, el comedor… Además, durante el año realizan exposiciones tan dispares como una sobre Andy Warhol o la de marionetas históricas, caballos de carrusel y otros elementos de circos y parques de atracciones.

El Ayuntamiento – Rathaus

El Ayuntamiento o Rathaus se encuentra en la Plaza del Mercado. En su fachada clasicista se encuentran en lo alto,  las figuras de la Justicia y la Prudencia y, entre ellas, un águila con el escudo de armas de la ciudad.

Ayuntamiento de Gengenbach
Ayuntamiento de Gengenbach

Es una construcción del siglo XVIII (1784), que tiene como curiosidad la de ser el Calendario de Adviento más grande del mundo. En Navidad, este ayuntamiento es el principal centro de atención de Gengenbach. Sus 24 ventanas, todas iguales, se convierten en un calendario de adviento que se ilumina de noche.

Tiene lugar del 30 de noviembre al 23 de diciembre y, el ritual que se repite todas esas tardes comienza a las 18:00h en punto. El ayuntamiento está a oscuras y se enciende una luz, a continuación le siguen otras muchas luces de colores, que se mueven por la fachada, haciendo que las figuras de piedra cobren vida. Después se abre la primera ventana y cada noche se abre una más, hasta completar las 24 ventanas, momento en el que el Ayuntamiento brilla con todo su esplendor. Cada año decoran las ventanas en torno a una temática, este 2019 el tema elegido será el Principito de Antoine de Saint-Exupéry.

Calendario de Adviento en el Ayuntamiento de Gengenbach
Calendario de Adviento en el Ayuntamiento de Gengenbach

Si vas durante esta época podrás disfrutar de su Mercado de Navidad, uno de los más famosos de Alemania, un mercado mágico en un lugar de cuento.

La Torre de la Puerta Superior – Obertorturm

Esta torre se encuentra en el lado opuesto de la Kinzigtorturm y, en ella se encuentra otra de las puertas que dan acceso a Gengenbach. En su fachada se puede ver un reloj y el águila, que representa que Gengenbach fue una Ciudad Imperial Libre.

Torre de la Puerta Superior Obertorturm de Gengenbach
Torre de la Puerta Superior – Obertorturm

Las casas de esta zona fueron construidas cerca de las murallas de la ciudad, tras el incendio que la destruyó. Cerca de la Obertorturm, hay otra torre más modesta, la Schwendenturm, escondida en un callejón.

Entrada a Gengenbach por la Obertorturm
Entrada a Gengenbach por la Obertorturm

La Torre Niggel – Niggelturm

La Torre Niggel no estaba dentro de las murallas de Gengenbach. Fue construida como una torre independiente de guardia y prisión. Está situada cerca de la esquina suroeste de las antiguas murallas.

El Museo de los Tontos – Narren Museum

En la Torre Niggel se puede visitar el «Museo de los Tontos» o Narren Museum. A través de una escalera de caracol irás subiendo por los siete pisos de la torre. Todos ellos te muestran una exposición sobre el curioso carnaval de Gengenbach, Fasnacht en alemán.

En este carnaval las costumbres paganas se mezclan con las festividades cristianas. Es una costumbre que ha sobrevivido durante más de cinco siglos. Durante el carnaval se realizan desfiles, cuyos participantes visten máscaras, trajes coloridos y zapatos de paja, que puedes ver en este museo. El personaje principal es el «Tonto» o “Schalk” que es una figura traviesa, como un bufón, símbolo del carnaval de Gengenbach. Se encuentra esculpido en piedra en la torre, mirando, desde hace siglos hacia el ayuntamiento y sacando la lengua a los miembros de la sede municipal.

Museo de los Tontos o Narren Museum de Gengenbach en la Torre Niggel
Museo de los Tontos o Narren Museum en la Torre Niggel

Una vez que llegas a la parte superior de la torre, que tiene 36 metros de altura, hay una puerta que te permite salir al exterior, no te pierdas las vistas desde allí, no pueden ser más bonitas.

El horario del museo es el siguiente:

De abril a octubre:

  • Miércoles y sábados: de 14:00h a 17:00h
  • Domingos y festivos: de 11:00h a 17:00h

En Navidad:

  • De Lunes a sábado: de 15:00h a 18:00h
  • Domingos: de 12:00h a 18:00h

El precio de la entrada individual es de 3€ para los adultos (2,50€ con tarjeta de huésped)  y 1,50€ para los niños entre 6 y 14 años.

Los Callejones del Ángel y del Infierno – Engelgasse y Höllengasse

Son quizá las calles más auténticas y con más encanto de Gengenbach. Unos callejones con viejas casas coloridas de entramado de madera, con viñas que adornan las fachadas y flores colgantes.

Callejón Engelgasse o del Ángel de Gengenbach
Callejón Engelgasse o del Ángel

Junto a las puertas hay madera apilada y objetos de decoración, como para recibir a la gente que pasa por esas calles.

Me encantó cómo tenían decorada la calle, había bancos rodeados de flores, mesitas con velas y sillas a su alrededor, un rincón de lectura con sillones y un arcón con libros a tu disposición y, todo está impoluto, a nadie se le ocurre romperlo o pintarlo. Es una pena pensarlo pero, me lo imagino en España y no duraría, tal como está, ni un fin de semana. Aquí se siente el amor y respeto que tienen los vecinos de Gengenbach por su pueblo.

Decoración en el Callejón del Ángel de Gengenbach
Rincón de lectura en el Callejón del Ángel

La Abadía Benedictina y la Iglesia de Santa María – Stadtkirche Sankt Marien

Esta abadía benedictina del siglo IX es el edificio más antiguo de la ciudad, aunque ya no funciona como tal. Ahora este edificio es una de las sedes de la universidad de Offenburg y lo normal es ver a jóvenes sentados por allí.

Adosada a la abadía se encuentra la iglesia de Santa María, una iglesia de tres naves que data de 1120. La torre barroca del campanario es visible desde todo el pueblo.

Torre de la Iglesia de Santa María de Gengenbach
Torre de la Iglesia de Santa María

Aunque, en origen, era una construcción románica del siglo XII, fue destruida por los franceses en 1689, durante la Guerra de Sucesión Palatina, que fue ordenada por el Rey Sol.

Aunque fue posteriormente reconstruida por el maestro barroco Franz Bee, desde entonces ha sufrido varias reformas. Si la encuentras abierta, no dudes en entrar para ver los increíbles frescos que hay dentro, te sorprenderá su colorido. Hay frescos por toda la iglesia, incluso las columnas tienen pinturas.

Interior de la Iglesia de Santa María de Gengenbach
Interior de la Iglesia de Santa María

El Jardín Botánico – Kräutergarten

En la calle Benedikt-von-Nursia-Straße hay una puerta en la muralla de la abadía benedictina, que te permite entrar en el jardín botánico. Allí se ha recreado un jardín en el que se encuentran todas las flores y plantas medicinales que los monjes de la antigua abadía plantaban y cultivaban para su uso.

Jardín Botánico de la Abadía de Gengenbach
Jardín Botánico de la Abadía de Gengenbach

Muy cerca de allí hay un parque infantil, así que si vas a Gengenbach con niños, puede ser una buena idea pasar por allí para que disfruten un rato.

La capilla de Santiago – Jakobskapelle

Aunque está fuera de Gengenbach, puede ser una visita estupenda si te vas a quedar algunos días por la zona. Esta capilla se encuentra en lo alto de una colina llamada Bergle (la montaña pequeña), cuyas laderas están repletas de viñedos.

Desde la capilla las vistas del valle y de Gengenbach son impresionantes y, si el día está claro se puede ver hasta el campanario de la catedral de Estrasburgo. Con esas vistas, merece la pena la caminata hasta allí, que te llevará sobre 20 minutos.

Capilla de Santiago o Jakobskapelle de Gengenbach
Capilla de Santiago o Jakobskapelle de Gengenbach

Esta capilla es una de las paradas del Camino de Santiago en Alemania. Me pregunto si todavía alguien recorrerá desde allí, los 1500 km que le separan de Santiago de Compostela.

Dónde dormir en Gengenbach

En esta zona hay varios hoteles y Gasthauses (posadas alemanas con restaurante y habitaciones para alquilar). Te recomiendo el hotel Stadthotel Pfeffermühle, que tiene muy buenos precios, cuenta con un restaurante a 300 metros del hotel y dispone de alquiler de bicicletas.

O en el Hotel Restaurant Sonne, que se encuentra ubicado en un edificio del siglo XVI, al lado de la Plaza del Mercado, con vistas a la fuente y el ayuntamiento.

Dónde comer en Gengenbach

Para comer te recomiendo ir hasta una Gasthaus, ya que la comida es casera y suele ser de bastante calidad. También hay Brauhauses (cervecerías) que ofrecen buenos menús.

Nosotros comimos en el Mercyscher Hof, como era verano disfrutamos de su jardín de cerveza al aire libre. La comida nos gustó bastante y los camareros intentaron ayudarnos como pudieron con su escaso inglés.

Lo que pudimos comprobar durante nuestro viaje por la Selva Negra es que no se habla mucho inglés por aquí. Así que conocer un poco el idioma es una gran ventaja. Para nuestro próximo viaje a Alemania me he propuesto realizar un curso de alemán gratis que tiene Babbel, así podré comunicarme mejor con la gente de allí.

Otro restaurante conocido de Gengenbach es la Gasthaus Zum Turm que se encuentra cerca de la torre Niggelturm. Dispone de comida casera abundante, de muy buena calidad y a muy buenos precios. El típico codillo es estupendo y además tiene un plus, al tener la carta en español y hasta el dueño se esfuerza en hablar nuestro idioma.

Como Gengenbach se encuentra cerca de Alsacia, una de las cosas que tienen en común es la cantidad de viñedos que rodean el pueblo. Gengenbach es un pueblo que vive del vino y produce varios vinos locales, como el Black Tower (vino blanco), el Rotwein (vino tinto) o el Gengenbacher Spätburgunder (Pinot noir).

No puedes marcharte de Gengenbach sin probar la exquisita, aunque contundente, tarta Selva Negra o Schwarzwälder Kirschtorte. Nosotros la degustamos en el Café Honig, que se encuentra frente a la Casa Museo Löwenberg. ¡Toda una delicia!

Tarta Selva Negra en Gengenbach
Tarta Selva Negra del Café Honig

Cómo llegar a Gengenbach

Realizamos el viaje a Alsacia y la Selva Negra en nuestro coche, desde España. Pero si tu no quieres hacerlo así, la mejor forma de llegar a Gengenbach es en avión hasta alguno de los aeropuertos cercanos.

El aeropuerto de Estrasburgo se encuentra a 40 km de Gengenbach. Desde el aeropuerto, puedes ir en tren hasta Gengenbach, haciendo dos trasbordos. Primero tienes que llegar a Estrasburgo, allí tomar otro tren hasta Offenburg y, de nuevo, cambiar a otro tren que lleva a Gengenbach. De esta forma tardarás en llegar a Gengenbach sobre una hora y veinte minutos. El precio del trayecto oscila entre 28€ y 43€.

Por lo que, mi consejo es que alquiles un coche en el aeropuerto de Estrasburgo ya que, tanto Alsacia como la Selva Negra, son ideales para recorrer en coche. Desde el aeropuerto de Estrasburgo hasta Gengenbach tardarás algo más de media hora en coche. Si necesitas alquilar un coche, aquí tienes el enlace del buscador que solemos utilizar nosotros:

Busca y compara las tarifas de tu coche de alquiler

Aunque el de Estrasburgo es el aeropuerto más cercano, no tiene muchos vuelos, así que puede ser que tengas que buscar en otro aeropuerto.

Vistas del centro de Gengenbach desde la Obertorturm
Vistas del centro de Gengenbach desde la Obertorturm

A 58 km se encuentra el aeropuerto de Karlsruhe, al norte de Baden-Baden pero, de momento, sólo parten vuelos desde Girona, Alicante, Palma, Sevilla y Málaga.

Otra opción es el aeropuerto de Basilea-Mulhouse-Friburgo, que se encuentra a 138 km y, aunque está más lejano, tiene como contrapartida que es más fácil encontrar vuelos baratos hasta él. Desde aquí la mejor opción para llegar a Gengenbach es alquilando un coche, porque en transporte público es más complicado y se tarda bastante más.

Si te ha gustado Gengenbach, te encantarán los pueblos de Alsacia, que se encuentran muy cercanos. Para que sepas cuáles son los más bonitos y así poder visitarlos te dejo un post en el que te cuento cuáles son los que merecen la pena:

Los pueblos de Alsacia en los que creerás estar en un cuento

Más propuestas para recorrer la Selva Negra


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (10)

Me gustó mucho la forma que tienen de publicar y lo minucioso del relato de la ciudad que te hace vivir su estancia

Responder

Muchas gracias por tu comentario Fermín, nos alegra mucho que te haya gustado. Esperamos que sigas disfrutando de nuestro contenido.
Un saludo

Responder

Maravillosos lugares . me gustaria recibir informacion acerca de tours ofrecidos pára visitar diferentes pueblos de Europa

Responder

Muchas gracias Patricio, el nuestro es un blog personal en el que relatamos lo que hemos visto en nuestros viajes, para ayudar a otros viajeros a que preparen los suyos. No organizamos tours, así que lamento no poderte ayudar.
Espero que continúes visitando nuestro blog, para tomar ideas de futuros viajes.
Saludos.

Responder

Es muy lindo e instructivo vuestro blog. Soy una enamorada de Francia y conocí algo de la Alsacia, porque viajo sola, por ende me instalo en un ciudad , y desde allí contrato alguna excursión, que fue.lo que hice allí. Pero como no hay muchas , conocí 2 o 3 village solamente
Ahora mi consulta es: llegando en un vuelo internacional, a que aeropuerto me conviene arribar?. Para llegar a la ciudad que comentas es este espacio.(iría desde Argentina).
Hablo español obviamente y manejo el francés…Me será muy difícil manejarme por aquí? Con un traductor automático me podría manejar?
Hay posibilidades de excursiones? O al menos bus que comuniquen esta ciudad con otras de la Selva Negra? Luego terminaría en Francia para ir a Colmar que fue lo que me quedo pendiente
Perdón si fui muy extensa.
..pero tu propuesta me encanto
Solo tendría que ver como organizó…
Muchas gracias. Aguardo tu comentario. Una cordial saludo.
Noemí desde Argentina

Responder

Muchas gracias por tu comentario Noemi, nos alegra mucho que te haya gustado nuestro blog. Si quieres llegar a Gengenbach los aeropuertos más cercanos son el de Karlsruhe Baden-Baden y el de Estrasburgo. Pero ninguno de los dos tienen vuelos directos desde Argentina. Así que te aconsejo que vueles a París y de allí a Estrasburgo. Nosotros nos movimos en coche por Alsacia y la Selva Negra. Apenas hay excursiones organizadas por esa zona, por lo menos en español. Si te es posible, te aconsejo que alquiles un coche en el aeropuerto y te muevas por allí con él. Desde Estrasburgo, hay autobuses que hacen rutas hacia la Selva Negra, pero tendrías que preguntar allí mismo, porque desconozco los horarios y los pueblos a los que van.
En la Selva Negra sólo hablan alemán, nosotros sabemos francés y un poco de inglés y no nos fue difícil entendernos, la gente es muy amable y se hace entender como puede. Con un traductor automático, creo que podrás apañártelas bien.
Ya siento no poderte ayudar más.
Saludos.

Responder

Qué maravilla de post! Muchas gracias, voy a la Selva Negra este mes de agosto y me ayuda mucho para organizarme.

Responder

Muchas gracias por tu comentario Elvira. Espero que hayas leído también nuestro post sobre la Selva Negra. Te va a encantar toda esta zona, ¡es preciosa!
Qué disfrutes mucho de tu viaje.
Saludos.

Responder

Hola Mar,
Qué preciosidad de pueblo. No lo conocía en absoluto y me ha encantado vuestro paseo. Además si sirvió como inspiración para la peli de la Fábrica de Chocolate es otro motivo «friki» para visitarlo 😉
Nosotros estuvimos cerquita de Baden-Baden pero nos quedamos en Karlsruhe, así que anotado queda Gengenbach. El interior de la iglesia de Santa María con esos frescos es otro gran atractivo!
Un saludo.

Responder

Qué pena que no lo visitaseis con lo cerca que estabais. Así tenéis una excusa para volver por allí. Es un pueblo precioso que merece un viaje solo para verlo.
Saludos.

Responder