Saltar al contenido

Que ver en Núremberg y qué hacer durante 48 horas

Antiguo Almacén de Vino o Weinstadel - qué ver en Núremberg

Núremberg está situada en el sur de Alemania a 170 km de Munich, es la segunda ciudad más grande de toda Baviera y la capital de la región histórica de Franconia. No es tan popular como otras ciudades alemanas, pero es una verdadera joya escondida. Aunque 48 horas no es demasiado tiempo, porque hay mucho que ver en Núremberg, se puede aprovechar bastante bien el tiempo para una primera aproximación a la ciudad.

Hace un mes viajé a Núremberg por segunda vez. La primera vez fui hace tres años en familia durante el verano en un viaje por Baviera. Y esta última fue una escapada de fin de semana de otoño, con mis amigas de Viajes y Estilo. Entre los dos viajes he podido disfrutar de casi todo lo que ofrece la ciudad, que es mucho y variado: una bella arquitectura, grandes museos, cerveza artesanal, un montón de delicias gastronómicas y gente muy amable.

Cómo es Núremberg


Durante siglos Núremberg fue capital del Sacro Imperio Romano, una poderosa ciudad imperial libre y un centro de comercio internacional. Este ambiente fue todo un imán para atraer artistas e intelectuales de todas partes de Europa. Aquí nació Alberto Durero (Albrecht Dürer) y fue una ciudad muy querida por Martín Lutero. Hoy en día, numerosos edificios, monumentos y obras de arte reflejan la importancia que tuvo.

Pero Núremberg tiene también una historia oscura, ya que fue la ciudad favorita de Hitler, que veía a la ciudad como un ejemplo clásico de ciudad rica en historia germánica e imperial, y decía de ella que era “la más alemana de las ciudades alemanas“. Así que eligió esta ciudad para dar sus multitudinarios mítines.

La ciudad y sus residentes pagaron un alto precio por la obsesión de la Alemania nazi con la ciudad. La ciudad entera fue reducida a escombros por las fuerzas aliadas el 2 de enero de 1945, y más de 6000 vidas humanas se perdieron, en lo que se describió como un “infierno en la tierra“.

De esas cenizas, Núremberg ha resurgido como el ave fénix. Sus habitantes han reconstruido minuciosamente la ciudad, ayudando a restaurar gran parte de su carácter original y su encanto medieval.

También es conocida por los juicios de 1946, en los que se acusaron y juzgaron a los principales criminales de guerra del partido nazi.

A día de hoy, Núremberg muestra otra cara, es una ciudad animada y alegre con muchos monumentos y museos que visitar. La mayor parte de las atracciones están concentradas en el centro histórico de la ciudad o Aldstadt, uno de los más grandes de Alemania y rodeado por una gigantesca muralla del siglo XIV, por lo que es muy fácil verlas todas a través de un paseo.

¿Te suenan los clicks de Playmobil? Pues se fabrican en Núremberg, ya que es la capital del juguete de Alemania. Incluso hay un Museo del Juguete, el Spielzeugmuseum (Karlstrasse 13-15) al que tienes que ir si vas con niños, les encantará ya que es uno de los mejores de Alemania. Otra visita que tienes que hacer si vas varios días a Núremberg con niños y, que nosotros hicimos cuando fuimos en familia, es la del Playmobil Fun Park. ¡Tus hijos alucinarán cuando vean que pueden montarse en el famoso barco de Playmobil a tamaño natural!

Otra de las cosas de Núremberg que seguro que habrás utilizado son los lapiceros de Staedtler. Los fabricantes de lápices fueron registrados por primera vez en la ciudad imperial de Núremberg alrededor del año 1660. La Empresa Staedtler es una de las más antiguas de Alemania, heredera de esa gran tradición de fabricantes de lápices.

Cómo llegar a Núremberg


En nuestro primer viaje llegamos en un vuelo desde Madrid hasta Múnich y, una vez allí alquilamos un coche en el aeropuerto, y con él llegamos a Núremberg. Desde aquí puedes encontrar vuelos baratos a Múnich. Desde Múnich puedes llegar en tren hasta Núremberg en apenas una hora y cuarto.

Si tu destino es Múnich y no quieres liarte, puedes ir hasta Núremberg por medio de una excursión organizada.

Este año ya hay vuelos regulares desde Madrid hasta el aeropuerto de Núremberg con la compañía Ryanair, por lo que aprovechamos una buena oferta de vuelos para llegar hasta allí. El vuelo tiene una duración de dos horas y media. Aquí puedes buscar tu vuelo hasta el aeropuerto de Núremberg.

Es muy fácil llegar desde el aeropuerto hasta la ciudad, ya que hay conexión directa en metro o mediante taxis. Si optas por la opción del metro tendrás que tomar la línea de metro U2 (roja) en dirección a Röthenbach, y en 13 minutos (8 paradas) te llevará hasta Nürnberg Hauptbahnhof (Estación Central de Núremberg). Los billetes para el metro hay que comprarlos en unas máquinas a la salida de la terminal del aeropuerto, y al lado se encuentra el acceso al metro. Los trenes suelen pasar cada 10 minutos.

Que ver en Núremberg


Cuando pasees por las calles empedradas de la ciudad vieja y contemples las casas de entramado de madera con su claro carácter medieval, no creerás que la ciudad fue destruida en más del 90% durante la Segunda Guerra Mundial. Tal es la calidad de las labores de restauración que se llevaron a cabo.

Hay tantas cosas que ver y hacer en Núremberg que no te dará tiempo a todo en un fin de semana, así que te voy a contar lo que considero imprescindible.

Si vas a visitar varios de los lugares que te muestro, creo que es muy interesante que conozcas la Nürnberg Card + Fürth. Esta tarjeta, que cuesta 25€ para los adultos, incluye las entradas a las principales atracciones turísticas y el transporte público en Núremberg, Fürth y Stein, durante dos días. Nosotras utilizamos la tarjeta para entrar a todos los lugares que te muestro a continuación, excepto a la Iglesia de San Sebaldo, que cobran entrada aparte.

1.- Iglesia de San Lorenzo – Lorenzkirche

Si te alojas lejos del centro histórico puedes llegar hasta él en metro (U-Bahn) y bajarte en la estación de Lorenzkirche. De esta forma llegarás a la orilla sur del río Pegnitz.

A la salida de la estación de metro encontrarás la Iglesia de San Lorenzo, una grandiosa iglesia gótica de estilo alemán, con sus dos enormes torres, bóvedas ojivales y preciosas vidrieras de colores. Se comenzó a construir en 1250 y se finalizó 200 años después. Ha sido una iglesia evangélica luterana desde 1525.

Iglesia de San Lorenzo - que ver en Núremberg
Iglesia de San Lorenzo

Habitualmente en esta iglesia se realizan conciertos de música clásica en uno de los órganos más grandes de Europa.

Sólo por contemplar su preciosa fachada repleta de estatuas y su enorme rosetón, ya merece la pena llegar hasta ella.

2.- Puente del Museo – Museumsbrücke y Hospital del Espíritu Santo – Heilig Geist Spital

Desde la iglesia de San Lorenzo llegarás enseguida al Puente del Museo (Museumsbrücke) desde aquí tienes una de las mejores imágenes que puedes encontrar en la ciudad. A tu derecha verás el antiguo Hospital del Espíritu Santo, el Heilig Geist Spital, un edificio construido en una isla en medio del río Pegnitz, que se fundó para atender a los ancianos.

Hospital del Espíritu Santo - que ver en Núremberg
Hospital del Espíritu Santo

El río Pegnitz divide en dos el centro histórico de Núremberg, uno de los lados corresponde al barrio de San Lorenzo y el otro corresponde al barrio de San Sebaldo. Verás que hay muchos puentes interesantes que ver en Núremberg y este es uno de ellos.

3.- Plaza del Mercado Central – Hauptmarkt

Si continúas tu camino llegarás a la Plaza del Mercado CentralHauptmarkt, que es el lugar en el que todos los años tiene lugar el famoso Mercado de Navidad. Pero no sólo hay mercado en época navideña, todo el año la plaza está animada por diferentes mercados, con sus puestos con toldos de rayas rojos y blancos: el Mercado de Productos Agrícolas, el Mercado de Pascua, el Mercado de Otoño, y el Mercado de Navidad.

En este último viaje el mercado que estaba instalado era el de productos agrícolas, repleto de frutas y verduras de otoño, calabazas, uvas, fresas, frambuesas, arándanos, moras, manzanas, nueces, setas… ¡Todo tenía una pinta estupenda!.

En la plaza encontrarás una de las dos oficinas de turismo que hay en la ciudad, la otra se sitúa cerca de la Estación Central.

4.- La Fuente Bonita – Schöner Brunnen

En un lateral de la plaza junto al Ayuntamiento verás la Fuente Bonita , que es la traducción del nombre de la fuente, que en alemán es Schöner Brunnen. Se asemeja a un chapitel gótico, con 40 figuras de vivos colores, y tiene 19 m de altura. Fue hecha entre 1385 y 1396 por el maestro Heinrich Beheim. La fuente que ves ahora es una copia colocada en 1912, la original se expone en el Germanischen Nationalmuseum.

Fuente Bonita o Schöner Brunnen - que ver en Núremberg
Fuente Bonita o Schöner Brunnen

Si quieres seguir la tradición, al igual que en El Señor de los Anillos, deberás ir en busca de un anillo dorado. Este es un anillo de la buena suerte, una vez que lo hayas encontrado tienes que girarlo 3 veces y pedir un deseo. Lo que poca gente sabe es que en la fuente hay otro anillo, pero este es de color negro. La gente de Núremberg nos contó que está destinado a las mujeres que desean tener hijos, y el ritual es el mismo que en el anterior, pero este asegura el embarazo.

En la plaza había también otra fuente, la Neptunbrunnen, que fue destruida por los nazis ya que la consideraban una fuente de judíos (su arquitecto era judío).

5.- Iglesia de Nuestra Señora – Frauenkirche

La Iglesia de Nuestra Señora se encuentra también en la Plaza del Mercado Central. Se construyó en ladrillo entre los años 1352 y 1358, en el mismo lugar en el que se encontraba una sinagoga que mandó arrasar el emperador Carlos IV, quien pretendía convertir a la iglesia en capilla real imperial.

En su fachada hay un reloj mecánico llamado Männleinlaufen que fue construido para conmemorar la Bula de Oro de 1356, una serie de reglas por las que se regulaba que el emperador pudiese ser elegido sin intervención papal. Todos los días a las doce en punto se abre la puertecita del carillón y sale un cortejo de figuras que representan a siete electores que desfilan delante del emperador que se encuentra sentado. Es una cosa curiosa que ver en Núremberg, aunque no es tan espectacular como el del reloj astronómico de Praga.

Iglesia de Nuestra Señora o Frauenkirche - que ver en Núremberg
Iglesia de Nuestra Señora o Frauenkirche

El interior de la iglesia, de planta cuadrada dividida en tres naves, guarda obras de arte que van desde la Edad media hasta el Renacimiento.

6.- El Castillo Imperial – Kaiserburg

Una de las atracciones más famosas y que tienes que ver en Núremberg es el Castillo Imperial ubicado en el noroeste, en un extremo de la Ciudad Vieja. Es una de las cosas que seguro que vas a ver en Núremberg.

Subiendo por la calle Burgstrasse en busca del castillo de Núremberg, pasarás junto a la Stadtmuseum Fembohaus, el Museo Municipal de Núremberg, que se encuentra en un bonito edificio renacentista, la Casa Fembo. Nosotras como teníamos el tiempo muy justo no pudimos visitarlo.

El castillo se construyó en el siglo XI sobre una colina, para servir de residencia a los emperadores, de los cuales Federico III fue el último, quien además lo amplió notablemente. Posteriormente la fortaleza desempeñó funciones militares.

Exterior del Castillo Imperial - qué ver en Núremberg
Exterior del Castillo Imperial

El castillo es un testimonio del poder del Sacro Imperio Romano durante la Edad Media y se compone de numerosos edificios.

Una vez que subas la rampa de entrada, lo primero que veras es el Kaiserstallung o Establo del Emperador que fue construido para albergar un gigantesco granero, y como establo para los caballos del emperador durante sus visitas imperiales al castillo.

Llegarás al patio interior del Kaiserburg al que se accede a través de una puerta de madera que tiene un águila bicéfala pintada. En uno de los edificios del patio se encuentra la taquilla, allí puedes elegir qué visitar del castillo. Hay tres tickets para visitar tres diferentes zonas del complejo. Si tienes la Nürnberg Card la entrada es gratuita.

Patio del Castillo de Núremberg - que ver en Núremberg
Patio del Castillo de Núremberg

Junto a la taquilla se encuentra la entrada al Museo y la Capilla Románica. Aquí necesitas uno de los tickets para poder visitar estos dos lugares.

La Burgkapelle o Capilla Románica, se construyó alrededor de 1170 por orden el Emperador Barbarroja, y es una de las partes supervivientes más antiguas del castillo. Es una doble capilla sorprendente con dos plantas, una encima de otra, y tres naves. En el presbiterio tiene un crucifijo en estilo gótico tardío de Veit Stoss. La capilla superior estaba reservada para la alta nobleza y una de las salas era el lugar reservado para la familia imperial, mientras que la capilla inferior estaba destinada para el resto del personal.

Doble Capilla del Castillo Imperial o Kaiserburg - que ver en Núremberg
Doble Capilla del Castillo Imperial o Kaiserburg

Tras visitar la capilla románica podrás acceder al Museo del Castillo Imperial. Este edificio se quemó casi por completo en 1945, volviendo a reconstruirse entre 1968 y 1971. Aquí se exponen armas, tapices, armaduras, frescos, etc…

Otro de los tickets te da acceso a la Torre Sinwell, que es la torre del homenaje del Castillo Imperial. Si te animas, te recomiendo subir por la escalera de madera hasta la parte superior, en la que se encuentra una plataforma de observación situada a 385 metros de altura desde la que tienes una magnífica panorámica de toda la ciudad. Si no deseas subir tantas escaleras te puedes ahorrar el precio de la entrada.

Vistas desde la Torre Sinwell del Castillo Imperial - que ver en Núremberg
Vista de Núremberg desde la Torre Sinwell del Castillo Imperial

Otra de las visitas que puedes realizar es a la Brunnenhaus o Casa de la Fuente en cuyo interior se encuentra el Tiefen Brunnen, un pozo de 50 metros de profundidad. Es un bonito edificio de dos plantas de entramado de madera, completamente restaurado en 1951. El pozo, aunque se menciona por primera vez en el siglo XIV, hay evidencias de que es mucho más antiguo, probablemente fue creado al mismo tiempo que los primeros edificios del Castillo Imperial, ya que se necesitaba un suministro de agua protegido, especialmente en estados de sitio.

En el interior de la Casa de la Fuente un guía cuenta en alemán o inglés datos sobre el pozo y hace una demostración de la profundidad del pozo bajando unas velas hasta el fondo, mientras una cámara permite ver como va descendiendo esos 50 metros.

La visita al resto del complejo del castillo es totalmente gratuita, puedes deambular por todos los rincones y pasear por sus jardines. A nosotras nos encantó visitar el castillo en otoño, ya que el colorido de las hojas lo embellece todo aún más.

7.- La Prisión Subterránea del Ayuntamiento Antiguo – Rathaus

Tras la visita al Castillo Imperial nos dirigimos hasta el Ayuntamiento Antiguo (Rathaus) que data del siglo XIV, aunque su construcción duró hasta el siglo XVII cuando terminaron la fachada.

Aquí visitamos la antigua prisión medieval que se encuentra en los sótanos y cuyo estado de conservación es impecable. Estos calabozos municipales se utilizaban como prisión preventiva y también aquí permanecían los condenados a muerte hasta su ejecución.

A este laberinto de calabozos se le conoce con el nombre de “El Agujero” y consta de 15 celdas, a cada cual más lúgubre, y una cámara de tortura en la que se muestran los instrumentos de tortura que utilizaban. Hay visitas en alemán e inglés, pero a la hora que llegamos sólo había visita en alemán. Menos mal que la Oficina de Turismo de Núremberg nos proporcionó un folleto en español, para poder enterarnos de lo que habíamos visto.

8.- La iglesia de San Sebaldo – Sebalduskirche

Desde el Ayuntamiento Antiguo se se pueden ver las torres de la Iglesia de San Sebaldo. Una iglesia construida entre los siglos XIII y XV, por lo que es la más antigua de Núremberg. Es una de las más emblemáticas de la ciudad, ya que alberga los restos de San Sebaldo, el patrón de Núremberg. En ella se puede ver la transición del románico al estilo gótico alemán.

Iglesia de San Sebaldo - qué ver en Núremberg
Iglesia de San Sebaldo

Como la mayoría de los edificios de Núremberg, durante la Segunda Guerra Mundial fue casi destruída totalmente y ha sido remodelada en su totalidad.

En su interior destacan sus excelentes vidrieras y las impresionantes obras de arte que alberga, como la famosa Madonna im Strahlenkranz (Virgen con aureola) de 1420, el Grupo de Crucifixión (1520) del escultor Veit Stoss, o la Tumba de San Sebaldo (1519) de Peter Vischer, una obra maestra del Renacimiento alemán.

En la iglesia de San Sebaldo fue bautizado y también contrajo matrimonio uno de los pintores más importantes de la historia del arte alemán y europeo, Alberto Durero.

9.- La casa de Alberto Durero – Albrecht Dürer Haus

La Casa de Alberto Durero (Albrecht-Dürer-Haus) es una de las cosas ineludibles que ver en Núremberg. Entre 1509 y 1528 este fue el hogar y lugar de trabajo de Durero. Se encuentra junto a la única zona visitable de las murallas de la ciudad.

Alberto Durero fue el artista más famoso del Renacimiento alemán, conocido en todo el mundo por sus pinturas, dibujos, grabados y escritos teóricos sobre arte. Durero revolucionó el grabado, elevándolo a la categoría de arte.

El edificio que fue su hogar es un museo que lleva abierto desde el año 1871 y además de mostrar su obra muestra como vivían y trabajaban los artistas de la época.

Casa de Alberto Durero - Albrecht Dürer Haus - que ver en Núremberg
Casa de Alberto Durero – Albrecht Dürer Haus

Las habitaciones están amuebladas con piezas de la época y, en una de ellas se puede disfrutar de una demostración del procedimiento de impresión que utilizaba Durero. La planta superior muestra copias de las obras del artista.

La entrada es gratuita con la Nürnberg Card y el recorrido por la casa se hace a través de una audio guía. En algunos momentos del día ofrecen rutas guiadas con una actriz que hace el papel de Agnes Dürer, la esposa del artista, que cuenta su historia en primera persona.

10.- El callejón de los curtidores – Weissgerbergasse

Si vas a Nuremberg tienes que dar un paseo por la calle Weissgerbergasse, es sin duda, una de las más bonitas de la ciudad. En esta calle estaban establecidos los artesanos especializados en artículos de cuero, y es aquí donde se conserva el mayor conjunto de antiguas casas artesanas de Núremberg.

Callejón de los curtidores o Weissgerbergasse - que ver en Núremberg
Callejón de los curtidores o Weissgerbergasse

Son casas de piedra con entramado de madera, las de la clase media más sencillas, mientras que las que correspondían a los patricios estaban más decoradas.

Ya no se encuentran aquí los talleres de los curtidores, en su lugar hay bares, cafés y pequeñas tiendas de artesanía o ropa.

11.- El Patio de los Artesanos – Handwerkerhof

Se encuentra situado justo enfrente de la Estación Central neobarroca, es un rincón que invita a echar una mirada al pasado. Antiguamente los viajeros entraban a la ciudad atravesando sus puertas.

Es como un pequeño pueblo situado dentro de la muralla y rodeado por torres.

El Patio de los Artesanos o Handwerkerhof - que ver en Núremberg
El Patio de los Artesanos o Handwerkerhof

En su interior puedes observar a los artesanos realizando sus trabajos, encontrarás una mezcla de artesanía antigua y moderna. Puedes comprar desde juguetes de latón o madera, monederos de cuero, joyas, y todo tipo de objetos de artesanía de cuero, cristal o madera. También aquí puedes adquirir las famosas galletas Lebkuchen de Núremberg, que tanto me gustaron.

En esta zona, además de tiendas de artesanos encontrarás unos cuantos restaurantes en los que degustar la cocina local.

12.- El Puente del Verdugo – Henkersteg

Aunque el río Pegnitz está atravesado por varios puentes, a mi el que más me gusta es el Puente del Verdugo. Si buscas la foto ideal de Núremberg para colgar en tu cuenta de instagram, este es el sitio adecuado. El rincón de postal que forma el Antiguo Almacén de Vino (Weinstadel) y el puente del verdugo es una de las imágenes que más recordaba de la ciudad. Para realizar la foto típica de este lugar tienes que ir hasta el siguiente puente: el Maxbrücke. Esta es la imagen que puedes ver en la portada del post.

El Puente del Verdugo o Henkersteg es un puente de madera del año 1457 con un tejadillo, y se llama así porque en la torre que se encuentra junto a él residió el verdugo de la ciudad desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

Interior del Puente del Verdugo - que ver en Núremberg
Puente del Verdugo

Esa torre se encuentra en una isla en mitad del río, y la razón de estar allí es porque la profesión de verdugo no estaba muy bien vista y de esta forma vivía aislado del resto de la población. Desde el año 2007 alberga el Museum Henkerhaus, un museo dedicado a la historia criminal de Núremberg, en el que también se puede ver el diario de uno de los verdugos más famosos de la ciudad, Franz Schmidt, quien como verdugo,  ejecutó alrededor de 350 personas.

El Puente del Verdugo o Henkersteg - qué ver en Núremberg
El Puente del Verdugo o Henkersteg

El Antiguo Almacén de Vino o Weinstadel es un bonito edificio de entramado de madera construido entre 1446 y 1448. Tuvo varios usos, albergue de leprosos, pobres y almacén de vinos. Actualmente es una residencia de estudiantes.

De todos los puentes que ver en Núremberg, este es el que no te puedes perder, tiene un encanto especial.

13.- El Puente de la Cadena – Kettensteg

Muy cerca del Puente del Verdugo encontrarás el puente colgante de Kettensteg, un puente suspendido de hierro de 68 metros de largo, que sustituyó a otro de madera destruido por unas inundaciones. Se trata del puente más antiguo de este tipo construido en Europa. Desde aquí tienes unas bonitas vistas sobre el río y el antiguo sistema defensivo de la ciudad.

14.- Las bodegas históricas – Felsengänge

En este último viaje a Núremberg una de las cosas nuevas que pude hacer fue un recorrido bajo tierra por las históricas bodegas de cerveza. Bajo los edificios de la ciudad los ciudadanos de Núremberg han ido excavando a lo largo de los siglos, un laberinto de bóvedas y pasillos en la arenisca roja.

Núremberg ha sido una ciudad dedicada a la fabricación de cerveza durante siglos. En el año 1303, el consejo de la ciudad decretó que solo la malta de la cebada se podía utilizar para la elaboración de la cerveza roja. Además se tiene constancia escrita de una ley aprobada en el año 1380 que indicaba la obligación de construir una bodega, con una serie de características, para todo aquel que se dedicara a la fabricación de cerveza en su casa.

Y aunque su función fue siempre la de almacenar cerveza, este laberinto sirvió también como refugio durante los bombardeos aéreos de la II Guerra Mundial.

Hoy en día, la cervecería artesana Hausbrauerei Altstadthof utiliza una pequeña parte de estas galerías subterráneas para madurar y almacenar sus cervezas. Son ellos los encargados de realizar las visitas. Nosotras realizamos el Tour de la Cerveza, durante el cual visitamos las bodegas y la destilería de whisky. Al terminar la visita tuvimos la oportunidad de probar la famosa cerveza roja. Es una de las cosas más originales que ver en Núremberg.

15.- El Cementerio de San Juan – Johannisfriedhof Nürnberg

El cementerio de San Juan es uno de los dos cementerios que existen en la ciudad de Núremberg (el otro es San Roque). Si te gusta visitar los bonitos cementerios centroeuropeos tienes que conocer este.

Cementerio de San Juan - Johannisfriedhof - qué ver en Núremberg
Cementerio de San Juan – Johannisfriedhof Nürnberg

A pesar de ser un cementerio su aspecto no es lúgubre, más bien al contrario, ya que lo que más destaca es la cantidad de flores que hay sobre las tumbas. Incluso en muchas de las sepulturas han creado pequeños jardines. Aquí están enterradas las personalidades más ilustres de Núremberg, como Alberto Durero.

16.- Los jardines de las Hespérides – Hesperidengärten

Llegamos a los Jardines de las Hespérides después de visitar el cementerio de San Juan, ya que se encuentran muy cerca de él.

Jardín de las Hespérides - qué ver en Núremberg
Jardín de las Hespérides de Núremberg

Estos jardines se crearon en la Edad Media fuera de las murallas de la ciudad. Es un jardín público pequeño con algunas estatuas y fuentes. Es un lugar agradable donde puedes sentarte, mirar tranquilamente el paisaje o leer un libro. Si estás por la zona puedes acercarte a conocerlo, si sólo vas hasta allí para ver el jardín no merece la pena el desplazamiento.

17.- Centro de documentación y Campo Zeppelin – Dokuzentrum

Esta era una visita que queríamos hacer, pero que se quedó en el tintero por falta de tiempo.

En este complejo fue donde el Partido Nazi orquestó su campaña de propaganda. El centro de documentación se encuentra en el ala norte del Kongresshalle, una especie de Coliseo que propuso construir Adolf Hitler para acoger a 50000 personas y que nunca llegó a terminarse.

Ahora hay una exposición permanente llamada “Fascinación y Terror” (Faszination und Gewalt), que muestra las causas del ascenso del nacional socialismo, los eventos masivos utilizados para la propaganda nazi y las secuelas que derivaron de eso.

18.- La sala 600 de los Juicios de Núremberg – Memorium Nürnberger Prozesse

Relacionado con el Dokuzentrum, otro lugar interesante que ver en Núremberg es el Palacio de Justicia, donde se encuentra la famosa sala número 600. Este es el lugar donde entre 1945 y 1946 tuvo lugar el principal proceso judicial que juzgó a los dirigentes de la Alemania nazi, después de la Segunda Guerra Mundial.

La sala 600, donde tuvo lugar el proceso, se puede visitar si no se está celebrando ningún juicio. Se puede visitar gratis con la Nürnberg Card, así que si no la tienes, pregunta en la recepción antes de pagar la entrada si la sala es visitable ese día.

Palacio de Justicia - qué ver en Núremberg
Palacio de Justicia de Núremberg

Después de ver la sala 600 accedimos a una completa exposición que, a través de paneles informativos, explica de manera detallada todo el proceso. Todo está en alemán, así que si no entiendes el idioma es necesaria una audio guía que está disponible en castellano y que te proporcionan de manera gratuita en la entrada. Aunque al Dokuzentrum no nos dio tiempo a ir, si que pudimos visitar la sala 600 y la exposición, aunque de manera un poco rápida, ya que verlo todo con detenimiento y leer todos los carteles lleva mucho tiempo.

19.- El Mercado de Navidad – Christkindlesmarkt

Si viajas a Núremberg en el mes de diciembre tendrás la suerte de vivir el ambiente navideño de la capital de Franconia. Núremberg es famosa en el mundo entero por su mercado navideño. El Christkindlesmarkt es un mercado que cuenta con unos 180 puestos de madera, en el que puedes encontrar multitud de regalos navideños, bolas de navidad, figuras para el Belén e infinidad de cosas para comer, dulces, ponche de ron, vino caliente o su famoso pan de jengibre. Es un mercado con 400 años a sus espaldas y que se ubica en la plaza central de la ciudad, la Hauptmarkt.

Mercado de Navidad o Christkindlesmarkt - qué ver en Núremberg
Mercado de Navidad o Christkindlesmarkt (Foto cedida por Shutterstock)

Desde el balcón de la fachada de la Frauenkirche el Christkind inaugura el Mercado de Navidad de Núremberg con la frase: “Bienvenidos a mi mercado”. El Christkind es el embajador de la ciudad durante un periodo de 2 años y está representado por una chica rubia con un traje de ángel dorado.

Al Mercado de Navidad se le une el Mercado de Navidad Infantil, la Sternenhaus o Casa de las Estrellas, el Mercado de las Ciudades Hermanadas y la procesión de los niños de Núremberg con sus farolillos, todo para sumergirte en un ambiente navideño de pura magia.

Dónde alojarte en Núremberg


Durante mi último viaje me alojé en el Hotel Drei Raben, del que ya hablé en un post anterior y que resultó ser la mejor elección, por su perfecta ubicación en pleno centro y por ser uno de esos hoteles pequeños con mucho encanto que tanto me gustan. En el post que escribí sobre él tienes todos los detalles del mismo.

Mis amigas se alojaron en otros dos hoteles, también muy céntricos y muy recomendables. El hotel Sorat Saxx que se encuentra situado en plena Hauptmarkt, no hay una localización mejor en Núremberg. Y el hotel Elch Boutique, un hotel pequeño, histórico y de gestión familiar, ubicado en un edificio del siglo XIV.

Cualquiera de las tres opciones que elegimos es ideal para un viaje a Núremberg de 48 horas.

Si quieres consultar el resto de hoteles de Núremberg aquí puedes hacerlo.


*Quiero dar las gracias a la Oficina de Turismo de Núremberg por su ayuda para la realización de este viaje y por las atenciones recibidas.

*Aunque este es un post patrocinado, todas las opiniones expresadas en el mismo son totalmente independientes y fruto de mi experiencia en el destino. Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

error: Content is protected !!