Recientemente he disfrutado de unos días en la bonita ciudad alemana de Núremberg. Una ciudad situada en la región de Franconia, en el estado de Baviera. Durante estos días me he alojado en el Hotel Drei Raben de Núremberg, un pequeño hotel boutique encantador en pleno centro de la ciudad.

El nombre de Drei Raben quiere decir Los Tres Cuervos”, y durante mi estancia estos tres personajes fueron los encargados de contarme las leyendas de Núremberg.

Puedes encontrar referencias a los tres cuervos por todo el hotel. Cuenta la leyenda que durante cientos de años ha habido tres cuervos sentados en la chimenea de esta casa, que se dedicaban por las noches a contar antiguas historias sobre Núremberg a los huéspedes del hotel.

Dónde se encuentra el Hotel Drei Raben de Núremberg

El hotel Drei Raben está estratégicamente localizado en una de las mejores zonas de Núremberg, el Altstadt o Ciudad Vieja. Más concretamente en la calle Königstrasse 63, que es la calle principal del centro histórico.

Su situación no puede ser mejor, ya que a 5 minutos andando se encuentra la Estación Central de Núremberg o Hauptbahnhof. Es la estación central desde la que parten trenes, metro y tranvía.

Desde el hotel llegas en 5 minutos andando a la Iglesia de San Lorenzo (Lorenzkirche), un poco después encontrarás el bonito y fotogénico Puente del Museo (Museumsbrücke) desde el que harás un montón de fotografías de la fachada del Hospital del Espíritu Santo (Heilig-Geist-Spital). Continuarás hasta la Plaza del Mercado Principal o Hauptmarkt, en la que se sitúa el famoso Mercado de Navidad y en la que se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche) y la Fuente Bonita (Schöner Brunnen). En los alrededores del hotel encontrarás también varias calles comerciales peatonales. Como ves, es un hotel situado en pleno centro de Núremberg, cerca de todo lo imprescindible que ver.

Llegué a Núremberg desde el aeropuerto de Madrid con Ryanair. Aquí puedes reservar tu vuelo a Núremberg.

Una vez en el aeropuerto de Nüremberg (flughafen Nürnberg en alemán) me resultó muy fácil llegar hasta el hotel Drei Raben. Tan sólo tuve que tomar la línea de metro U2 (roja) en dirección a Röthenbach, que en 13 minutos (8 paradas) me llevó hasta Nürnberg Hauptbahnhof (Estación Central de Núremberg). Los billetes para el metro hay que comprarlos en unas máquinas a la salida de la terminal del aeropuerto, y al lado se encuentra el acceso al metro. Los trenes suelen pasar cada 10 minutos.

Al llegar a la estación central tan sólo hay que salir hacia la calle Königstrasse y una vez en ella caminar de frente unos 350 m hasta una pequeña iglesia, la iglesia de Santa Clara (St. Klarakirche), frente a ella se encuentra el hotel Drei Raben.

Vista exterior del Hotel Drei Raben de Núremberg

Vista exterior del Hotel Drei Raben de Núremberg

Si no quieres utilizar el metro, por unos 20€ puedes llegar al hotel en uno de los taxis que se encuentran nada más salir de la terminal del aeropuerto.

Cómo es el Hotel Drei Raben de Núremberg

El hotel Drei Raben se encuentra en un edificio histórico, una antigua posada. Originalmente fue abierto en 1889 y cuando los actuales propietarios lo compraron conservaron su nombre histórico.

Es pequeño y se nota que es un edificio antiguo, lo cual le dota de un carácter peculiar. Sin embargo, está muy cuidado y tiene un montón de detalles muy singulares.

Tiene 22 habitaciones y suites distribuidas en 5 plantas. Aunque dispone de ascensor, tuve la mala suerte de encontrarlo estropeado durante mi estancia, lo que me obligó a hacer un poco más de ejercicio. Pero nada que un buen desayuno no pudiera solucionar.

Nada más entrar en el hotel se encuentra la recepción, en la que me atendió un chico muy amable que me entregó las llaves de la habitación, y me dio información sobre el hotel. Y otro chico me acompañó hasta mi habitación que se encontraba en la cuarta planta.

Las habitaciones del Hotel Drei Raben de Núremberg

Todas las habitaciones del Drei Raben están tematizadas y todas son diferentes. Su decoración gira en torno a las historias que los tres cuervos cuentan a los huéspedes en cada una de ellas.

En el hotel puedes encontrar Junior Suites con bañera en el centro de la habitación, para 2 o 3 personas, Rabenspiegel Suite, que es como un pequeño apartamento también para 2 o 3 personas y habitaciones Mythical Theme, para 1 o 2 personas.

A mí me asignaron la habitación Myth Room 42, que lleva el nombre de Sigena. Y encontré encima de la cama una pizarra con una bienvenida a mi nombre escrita en ella, y dos paquetes de galletitas con la forma de los cuervos del Drei Raben. Todo un detalle para hacerme sentir muy bien acogida.

Cama Myth Room 42 Hotel Drei Raben de Núremberg

Cama de mi habitación con bienvenida

La historia que me contaron los tres cuervos me llevó hasta el 16 de julio del año 1050, en plena Edad Media. En esta fecha se menciona por primera vez en la historia el nombre de Núremberg (Norenberc) en un documento escrito en latín.  Y fue una historia de amor la que lo hizo posible.

Los cuervos me cuentan que un noble al servicio del Emperador Enrique II, llamado Richolf, se había enamorado de su sierva, llamada Sigena.

Sigena era una bondswoman, una mujer pobre propiedad de su señor (una esclava realmente). Así que Richolf no podía tener hijos libres con ella, ya que sólo una mujer libre podía dar a luz a personas libres.

Richolf consiguió del emperador la libertad de Sigena para poder casarse con ella. Lo que ha permanecido hasta nuestros días es la escritura de este “Título de libertad de Sigena”. Mientras que los rastros de la pareja se han perdido en la historia.

Sigena en la habitación 42 del Hotel Drei Raben de Núremberg

Estatua de Sigena en la habitación 42 del Hotel Drei Raben

En mi habitación encontré una estatua de Sigena, con la que compartí habitación esos días, y en la pared estaba escrita la historia de Sigena (en alemán). Pero como me dejaron un folleto en inglés con todas las historias de las habitaciones, puede enterarme de lo que ponía.

Equipamiento de mi habitación

La Myth Room 42 cuenta con TV LCD con DVD, conexión WiFi gratuita, armario en el que encontré zapatillas, un albornoz y un paraguas. Dentro del armario se encuentra también una caja fuerte y un minibar.

La habitación con suelo de madera se completa con una cama doble bastante cómoda, aunque no consigo acostumbrarme a las almohadas alemanas, dos mesillas, sistema de sonido CD con conexión USB y iPod, teléfono, aire acondicionado, calefacción, escritorio y lámpara de escritorio. Las ventanas no tienen persianas, para la noche cuenta con cortinas opacas.

El cuarto de baño está separado de la habitación por una puerta de cristal esmerilado. El baño bastante estrecho, tiene una ducha, un espejo de aumento además de otro de pared, un secador de pelo y un montón de toallas.

Cuarto de baño del Hotel Drei Raben de Núremberg

Cuarto de baño del Hotel Drei Raben de Núremberg

Los amenities del baño son de la marca Molton Brown y me encantó lo bien que huelen. Si vas como yo, sólo con equipaje de mano, no necesitas llevar ningún bote con productos de aseo, porque estos están genial.

Amenities del Hotel Drei Raben de Núremberg

Amenities del Hotel Drei Raben de Núremberg

Servicios del hotel Drei Raben de Núremberg

La recepción se encuentra abierta 24 horas, y si vas en coche cuenta con un garaje privado por 25€ al día.

Junto a la recepción se encuentra el comedor de desayunos, que a partir de las 21:00h se convierte en el Bar RABENwein, especializado en “Slow Wine”, que son vinos producidos de manera natural y lenta. También puedes disfrutar de aperitivos y cócteles.

Comedor de desayunos y bar RABENwein del Hotel Drei Raben de Núremberg

Comedor de desayunos y bar RABENwein del Hotel Drei Raben de Núremberg

¡El desayuno buffet fue mi perdición! No sabía qué elegir, había fruta, zumos, yogures, gran variedad de cereales y frutos secos, queso, tomate, embutidos, salmón, gambas, huevos rellenos, huevos revueltos, salchichas, melón con jamón, diferentes panes, mermeladas, mantequilla, varias ensaladas, leche, café, te …

Desayuno del Hotel Drei Raben de Núremberg

¿Quién se resiste a este desayuno del Hotel Drei Raben?

Embutidos y ensaladas en el desayuno del Hotel Drei Raben de Núremberg

Embutidos y ensaladas

Bollería y cereales en el desayuno del Hotel Drei Raben de Núremberg

Bollería, cereales y yogures

Y si querías otra cosa, como una tortilla, tan sólo tenías que pedirlo. Lo único que eché de menos fue un zumo de naranja natural y ya hubiera sido perfecto del todo.

Mi desayuno del hotel Drei Raben de Núremberg

Cogiendo fuerzas en el hotel Drei Raben de Núremberg

El horario del desayuno es de 6:30h a 10:30h todos los días. Y con ese desayuno tan completo salía del hotel con muchas fuerzas para recorrer toda la ciudad.

Lo que más me gustó

  • Todo estaba muy limpio.
  • La atención y amabilidad del personal.
  • Buen aislamiento acústico y lumínico.
  • La cama muy amplia y cómoda.
  • Situación excelente en pleno centro.

Lo que menos me gustó

  • Que el ascensor estuviese estropeado, pero son cosas que pasan y que no se pueden evitar.
  • Las cortinas encima del mostrador de recepción. Creo que estéticamente, la recepción se vería mucho mejor sin ellas. Aunque es una cuestión de gustos.
  • Que no hubiese zumo de naranja natural en el desayuno.

Datos del Hotel Drei Raben de Núremberg

Hotel Drei Raben

Königstrasse, 63

90402 Nuremberg, Alemania

Teléfono: 0049 0911 27 43 80

Email: info@hoteldreiraben.de

Qué ver si te alojas en el Hotel Drei Raben de Núremberg

Obviamente lo primero que tienes que ver si te vas a alojar en el Hotel Drei Raben es Núremberg. Dedicaré un post específico a esta ciudad que me gustó tanto y que tiene tanto para ver.

Si dispones de varios días, en los alrededores de Núremberg vas a encontrar unas cuantas ciudades que parecen sacadas de un cuento. Un ejemplo de ellas es Bamberg, que se encuentra a 60 km al norte de Núremberg. Es tan bonita que fue uno de los escenarios elegidos para rodar la última película de “Los tres mosqueteros”.

Otra de las ciudades que no te puedes perder es Rothenburg ob der Tauber, se encuentra a unos 80 km y es una ciudad medieval amurallada en la que te parecerá estar en un cuento de los Hermanos Grimm.

También son muy interesantes Würzburg  y Regensburg, ambas a unos 100 km de distancia en direcciones opuestas.

Aunque este post es una colaboración, lo que significa que he recibido gratuitamente alguno de los servicios mencionados en él, todas las opiniones expresadas en el mismo son totalmente independientes y están basadas en mi propia experiencia.

Pin It on Pinterest

Share This
UA-106608197-1