Si por algo es conocida la ciudad de Burgos es por su magnífica catedral gótica, pero Burgos tiene mucho más que una catedral. Hoy te voy a llevar a realizar una ruta por los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento. Es un paseo por el Burgos del siglo XV y XVI, te trasladaré a una época en la que Burgos estaba en pleno apogeo comercial y cultural. Una época en la que llegó el Renacimiento a Burgos, ya que en el Burgos de aquella época vivían una serie de comerciantes y nobles muy enriquecidos que como prueba de su poder mandaron construir, al gusto de la época, grandes casas, palacios y capillas funerarias en iglesias y monasterios. 

Esto, unido a la creación en 1494 del Consulado del Mar, hizo que la ciudad fuera una de las poblaciones más ricas de Castilla. Era la época de Carlos V, que reinaba en España, Alemania y los Países Bajos, y muchos de estos comerciantes tenían negocios en todos esos territorios, lo que propició que vinieran a Burgos los mejores artistas centroeuropeos del momento. 

Ruta por los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

 

Arco de Santa María


Vas a empezar la ruta en pleno centro de Burgos, en el Paseo del Espolón. Aquí te vas a encontrar con el Arco de Santa María, una de las doce puertas de acceso a la ciudad en la Edad Media.

Este es uno de los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento. Comunica el puente de Santa María, sobre el río Arlanzón, con la Plaza del Rey San Fernando, donde se encuentra la Catedral. Ya el Poema de Mio Cid la cita como el punto de entrada y salida de la ciudad empleado por el Cid, pero en esa época debió de ser una puerta más simple.

Si vienes a Burgos durante el primer fin de semana de octubre podrás participar en el Fin de Semana Cidiano, en el que este Arco de Santa María es testigo de uno de los actos más importantes en torno a la figura del Cid Campeador.

Su construcción como la conocemos hoy en día, se realizó entre 1536 y 1553, por Juan de Vallejo y Francisco de Colonia. Se realizó con piedra caliza proveniente de las canteras del pueblo burgalés de Hontoria de la Cantera. La puerta fue concebida como un gran arco de triunfo, rematado con torres y almenas y encuadrado por dos robustos cubos.

Encima del arco de entrada, verás a modo de retablo, seis hornacinas en las que se encuentran personajes importantes de la historia de la ciudad y de Castilla. En el centro del cuerpo superior, el Emperador Carlos V, a quién la ciudad dedicó el arco para congraciarse con él tras las revueltas comuneras. A su izquierda, el Conde Fernán González, primer conde independiente de Castilla y a su derecha, el Cid Campeador. En el centro del cuerpo inferior,  el Conde Diego Rodríguez “Porcelos”, fundador de Burgos, y a su lado los Jueces de Castilla: Nuño Rasura, a la izquierda y Laín Calvo, a la derecha.

Retablo Civil del Arco de Santa María - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Retablo Civil del Arco de Santa María

Sobre estos dos cuerpos centrales se encuentra el ángel custodio de Burgos, sosteniendo una reproducción de la ciudad. Presidiendo todo el conjunto, se encuentra la Vírgen María, patrona de Burgos, como defensora de la ciudad. Esta última escultura no debió ser la única que se realizó para el arco, en el Museo de Burgos se encuentra una gran escultura de piedra caliza policromada, que representa a Santa María la Mayor, es de estilo flamenco y la debió realizar Gil de Siloe, a finales del siglo XV, para adornar el arco. El autor de las esculturas que podemos ver actualmente es el escultor Ochoa de Arteaga.

Atraviesa el arco, si miras en el techo del interior del arco verás unas pinturas de tema mitológico, realizadas por el pintor Pedro Ruiz de Camargo en 1600, que se realizaron para conmemorar la visita del rey Felipe III. Si continúas verás la fachada posterior, que es mucho más sencilla y data del siglo XIV, en ella hay una galería de piedra bajo el tejado, sostenida por ménsulas de madera.

Fachada posterior del Arco de Santa María - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Fachada posterior del Arco de Santa María

Puedes visitar el interior del arco, unas escaleras de origen medieval te llevarán a la sala principal, reformada en la actualidad, aunque conserva un fragmento de yeserías mudéjares procedentes del castillo de Burgos; en esta sala destaca un gran mural del pintor burgalés José Vela Zanetti dedicado al Conde Fernán González.

Puerta con yeserías mudéjares y mural del pintor Vela Zanetti - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Puerta con yeserías mudéjares y mural del pintor Vela Zanetti

Desde ésta puedes acceder a la Sala de Poridad, salón octogonal en el que se reunía el concejo de Burgos hasta 1780, y que tiene un bello artesonado mudéjar. En sus muros puedes contemplar unas pinturas del siglo XVI que representan al emperador Carlos V, Felipe II, Fernán González, Rodrigo Díaz de Vivar y los jueces Laín Calvo y Nuño Rasura, puestos como ejemplo de buen gobierno en el lugar donde se reunían los regidores del Concejo burgalés. En esta sala verás interesantes objetos históricos: el cuadro “El Cid y Doña Jimena” del artista burgalés Marceliano Santa María, un hueso del Cid Campeador, la medida patrón de la vara castellana, la antigua puerta blindada de acceso al archivo del Arco, el sillón en que se sentaban los legendarios jueces castellanos para administrar justicia, una reproducción de la espada Tizona del Cid, obra del orfebre Maese Calvo (que es también el autor de unos bellos escudos dedicados al Cid y al conde Fernán González), un pendón de Castilla bordado en oro y otros objetos variados pertenecientes al Concejo de la ciudad. Desde esta sala podrás acceder a una de las torres cilíndricas del exterior, y tener unas fabulosas vistas del Puente de Santa María y del río Arlanzón.

Sala de Poridad - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Sala de Poridad

En la planta superior, accesible por una escalera de caracol, verás en una pequeña habitación, el Museo de Farmacia. La colección de tarros de boticario procede del desaparecido Hospital de San Juan cuya botica fue una de las más importantes de España, regida por farmacéuticos como Fray Tomás de Paredes y Fray Esteban de Villa.

Como ves, este es uno de los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento, que no te puedes perder.

Museo de Farmacia - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Museo de Farmacia

Palacio de Castilfalé


Una vez realizada la visita puedes continuar el paseo subiendo por las escaleras que se encuentran delante de la portada principal de la Catedral, en la Plaza de Santa María, hasta llegar a la calle de Fernán González.

Aquí encontrarás otro de los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento. Un edificio señorial, enclavado en el Camino de Santiago, y en la zona más lujosa de la ciudad renacentista, donde los mercaderes enriquecidos y ennoblecidos situaban sus residencias, ya que era la calle principal de la ciudad en esa época.

Se trata del Palacio de Castilfalé, conocido así en honor a sus últimos propietarios, los Condes de Castilfalé, y situado frente a la Puerta de la Coronería de la Catedral. En este solar se construyó en la segunda mitad del siglo XV, la casa de la familia Colonia (Juan y Simón), arquitectos de la catedral. A lo largo de la historia tuvo varios propietarios y usos y hasta fue residencia ocasional del rey Fernando VII, de la reina de Francia, Ana de Austria y de Napoleón Bonaparte.

Palacio de Castilfalé - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Palacio de Castilfalé

El edificio fue construido en piedra y ladrillo. Del palacio primitivo sólo se conserva la portada, el zaguán, el patio y la escalera monumental, cubierta con un interesante artesonado, uno de los de más valor artístico de la ciudad. Lo más significativo del conjunto es la bella portada principal.

Portada del Palacio de Castilfalé - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Portada del Palacio de Castilfalé

En 1969 pasó por testamento al Ayuntamiento de Burgos, así como parte de su biblioteca y otros bienes artísticos. Fue restaurado y rehabilitado como Archivo Municipal en 1985. Guarda toda la documentación municipal existente desde el siglo X, junto a otros fondos históricos y una interesante colección de fotografías.

Instituto Cardenal López de Mendoza


Ahora tienes que volver otra vez hasta el Arco de Santa María y cruzar el Arlanzón por el Puente de Santa María. Una vez atravesado sigue a la derecha paralelo al río hasta el siguiente puente, y cruza la carretera. Aquí te encontrarás el antiguo Colegio de San Nicolás, que en la actualidad es la sede del Instituto Cardenal López de Mendoza.

Don Iñigo López de Mendoza era nieto de los Condestables de Castilla y bisnieto del Marqués de Santillana. Fue Obispo de la ciudad cacereña de Coria y Obispo-Cardenal de Burgos. En su testamento decidió fundar un Colegio, que se llamó de San Nicolás, resultado de la preocupación del Cardenal por los más pobres de su diócesis. Su testamentario Pedro Fernández de Velasco mandó construir el edificio en 1538 con las rentas que había dejado el Cardenal. Es una construcción renacentista de las más importantes de la ciudad de Burgos. Y uno de los monumentos de Burgos que no te puedes perder. Además, suele quedar fuera de las rutas monumentales de Burgos.

Instituto Cardenal López de Mendoza, antiguo colegio de San Nicolás - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Instituto Cardenal López de Mendoza, antiguo colegio de San Nicolás

Su obra de sillería es de piedra caliza proveniente de Hontoria de la Cantera. Intervinieron varios maestros canteros, siendo el más importante Pedro de Resines. La portada es de gran belleza y sus esculturas son obra de Diego Guillén. Encima del arco de la entrada verás la cartela fundacional, con el texto de la fundación del Colegio, y sobre ella el escudo del Cardenal. La escultura de la parte superior es del obispo San Nicolás, patrono del Colegio.

Se accede al edificio por un zaguán cuadrado, enfrente se encuentra la puerta de acceso al claustro y a la izquierda la puerta de acceso a la capilla. En 1871 se instaló en ella la sillería renacentista del Monasterio de Vileña (La Bureba). El patio de forma cuadrada es el eje de la construcción y en el centro tiene un pozo con brocal liso.

El año 1903 el catedrático D. José López Zuazo crea el Museo de Ciencias Naturales, que actualmente es uno de los más importantes de Castilla y León. La pena es que la visita a este Museo de Ciencias Naturales sólo se puede realizar en ocasiones contadas, como durante la celebración de la Noche Blanca de Burgos, que tiene lugar a finales del mes de mayo.

Museo de Ciencias Naturales del Instituto López de Mendoza - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Museo de Ciencias Naturales del Instituto López de Mendoza

Posee un jardín botánico desde mediados del siglo XIX y en 1861 se instaló un Observatorio Meteorológico de ámbito provincial, que ha venido funcionando como tal hasta finales del siglo XX.

Iglesia de San Cosme y San Damián


Para encontrar otro de los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento, tienes que seguir por la calle Concepción, que verás muy cerca, hasta llegar a esta iglesia dedicada a los santos Cosme y Damián.

Aunque se inició su construcción en 1340 con estilo gótico, es en 1552 cuando Juan de Vallejo crea la portada renacentista que podemos contemplar en la actualidad. Durante este siglo XVI Burgos creció enormemente, se construyeron palacios y grandes edificios civiles, y la ciudad llegó a los 25.000 habitantes. Surge así un nuevo barrio, los Arrabales de Vega, situado en la orilla izquierda del río Arlanzón al sur de Burgos, y es aquí donde se encuentra ubicada esta iglesia.

Contempla su portada de estilo renacentista plateresco. El arco de entrada de medio punto está flanqueado por dos columnas, dos medallones representan a San Juan Evangelista. En el cuerpo superior verás un Calvario y en los laterales, en unas hornacinas, las esculturas de los santos que dan nombre a esta iglesia. Rematando el conjunto se encuentra un busto de Dios Padre.

Portada renacentista de la Iglesia de San Cosme y San Damián - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Portada renacentista de la Iglesia de San Cosme y San Damián

En 1620, se añade la torre de estilo barroco clasicista, encargada a Gabriel de Cotero, que es de forma cúbica y está rematada por una espadaña. El reloj que se puso como broche final, fue el tercer reloj público que existió en Burgos; antes fueron puestos en marcha el de la Catedral y el de la Casa Consistorial, que se instaló en 1811.

En el interior de la iglesia verás a la izquierda del altar el sepulcro de Cristóbal de Andino, rejero, platero y arquitecto de las catedrales de Burgos y Palencia. Fue uno de los artistas que introdujo el Renacimiento en España. También en la  iglesia se encuentra el sepulcro de Juan de Vallejo y su familia.

El retablo mayor de estilo barroco y en madera dorada y policromada, es obra de Policarpo de la Nestosa, el cual lo finalizó en 1675.

A la derecha del altar verás una sillería renacentista, que fue traída a principios de este siglo procedente de la Abadía de San Quirce.

Hospital de la Concepción


Ahora tienes que acercarte a la calle Madrid, allí encontrarás el Hospital de Nuestra Señora de la Concepción fundado en 1567 por el rico mercader Diego de Bernuy (Regidor Perpetuo de Burgos y Escribano Mayor de la Casa de la Moneda de Burgos). Este mercader era enormemente rico debido a que tenía casi monopolizado en Europa el comercio del pastel, una flor que daba un color azul que era el ingrediente de una tintura muy apreciada, y que exportaba a Londres y Flandes.

El titular del Hospital fue la Cofradía de la Concepción, sita en el Convento de San Francisco, dedicada al cuidado de los enfermos, que recibía abundantes donaciones.

Levantado a partir de 1552, fue el primer hospital de corte moderno que tuvo Burgos. En 1799 se creó el Real Colegio de Medicina y Cirugía con sede en este hospital, trasladado al Convento de la Merced posteriormente, fue cerrado definitivamente en 1824.

El edificio se construyó fuera del antiguo casco urbano, en el Camino de San Agustín (actual calle Madrid), y su  superficie alcanza los siete mil metros cuadrados edificados. Se construyó en dos etapas, la más antigua, próxima al antiguo Convento de San Agustín, corresponde al edificio levantado en el siglo XVI con el apoyo económico de Diego de Bernuy. 

Hospital de la Concepción - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Hospital de la Concepción

A comienzos del XVII, la donación realizada en favor del hospital por don Juan de Sandoval, canónigo de la catedral, permitió ampliar el edificio doblando prácticamente su capacidad primitiva y extendiendo el edificio hacia el casco urbano.

Lo más destacado del edificio es la magnífica portada en la que verás una puerta a modo de arco de triunfo, y en la parte superior la imagen de Nuestra Señora de la Concepción. 

Casas de Iñigo Angulo, Miranda y Melgosa


Continúa hasta la Plaza de Vega y gira a la derecha en la calle Miranda, allí te encontrarás con tres palacios renacentistas que actualmente son la sede del Museo de Burgos.

Al haberte acercado desde la Plaza de Vega la primera que encuentras es la Casa de Iñigo Angulo. Se trata de una construcción civil de mediados del siglo XVI. Fue levantada por Juan de Vallejo en 1547 por orden de D. Lope Hurtado de Mendoza, regidor burgalés y embajador de Carlos V y adquirido por la familia de Iñigo Angulo hacia 1775.  Desde el exterior no se ve prácticamente nada de la casa, ya que en esta calle se encuentra la fachada posterior de la casa, en la que se encuentra un patio, por lo que sólo se ve un muro que lo cierra.

La siguiente casa que encontrarás es la Casa de Miranda, que fue construida en 1545 por orden del Canónigo de la Catedral de Burgos, Abad de Salas y Protonotario Apostólico D. Francisco de Miranda y Salón. Probablemente es obra de Juan de Vallejo. Originalmente, su planta era rectangular, pero, debido a una modificación de 1930, hoy presenta una planta trapezoidal irregular. El edificio está construido con piedra de sillería en la planta baja y ladrillo en los pisos superiores. Fíjate en las torres de las esquinas y las gárgolas de los aleros del tejado, que todavía tienen reminiscencias del gótico. 

Desde esta fachada se entra al Museo de Burgos. Si visitas el Museo, lo primero que te vas a encontrar es el patio de la casa, que es el elemento arquitectónico más importante del edificio.

Patio interior de la Casa de Miranda - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Patio interior de la Casa de Miranda

Tiene planta rectangular, y se compone de doble galería. Busca la inscripción que hace referencia al fundador del palacio y a la fecha de su edificación. La galería superior está decorada con bustos, figuras humanas, amorcillos y los escudos de las familias Miranda y Castillo Santacruz. En uno de los ángulos del patio destaca su monumental escalera.

La última de las casas que forman el Museo es la Casa de los Melgosa, que está destinada a una futura ampliación del mismo.

Casa de los Melgosa - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Casa de los Melgosa

Una vez que has visto las casas desde la calle Miranda, tienes que rodear la manzana donde se encuentran, hasta llegar a la calle Calera, para poder ver lo que en realidad eran sus fachadas principales. La primera importante que te encuentras es la fachada de la Casa de Miranda,  ya que la de la Casa de los Melgosa es muy simple. Aquí verás una decoración a base de motivos vegetales y figurados, medallones con bustos y los escudos de la familia Miranda y de la familia Castillo Santacruz.

Fachada principal de la Casa de Miranda - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Fachada principal de la Casa de Miranda

La fachada siguiente es la de la casa de Iñigo Angulo, que tiene una portada con decoración renacentista a base de motivos figurados y vegetales, animales fantásticos y rosáceas. Verás sobre el friso, el escudo con las armas de las familias Hurtado de Mendoza y Angulo-Ortiz de Taranco, entre dos varones barbados y dos leones sedentes.

Fachada principal de la Casa de Iñigo Angulo - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Fachada principal de la Casa de Iñigo Angulo

Museo de Burgos


El Museo de Burgos es una de las sorpresas que encontrarás en Burgos. Te recomiendo su visita, y no sólo por ser uno de los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento, sino por los tesoros que te esperan en su interior.

La Casa de Miranda acoge la sección de Prehistoria y Arqueología y la Casa de Iñigo Angulo la sección de Bellas Artes. La Casa Melgosa y los solares del antiguo Cine Calatravas, aún no restaurados, se destinarán en un futuro a las secciones de Artes Decorativas y de Arte Contemporáneo.

Todos los objetos que vas a encontrar son de procedencia exclusivamente burgalesa, por origen o destino. Destaca la urna de Santo Domingo de Silos, considerada como la pieza cumbre de la orfebrería románica de la Europa cristiana, la escultura orante de Juan de Padilla, paje de la reina Isabel la Católica muerto en la toma de Granada, que se encontraba en el Monasterio Jerónimo de Fresdelval, un tesorillo del siglo XIV procedente de la antigua judería de Briviesca, y otros muchos objetos de gran valor.

El horario del Museo de octubre a junio es:

  • de Martes a Sábado: de 10 a 14 y de 16 a 19 horas
  • Domingo/Festivo: de 10 a 14 horas

Y de julio a septiembre:

  • de Martes a Sábado: de 10 a 14 horas y de 17 a 20 horas
  • Domingo/Festivo: de 10 a 14 horas

Los lunes, las tardes de los domingos y los festivos permanece cerrado.

Monasterio de las Bernardas


Si quieres completar la ruta por los principales monumentos de Burgos en el Renacimiento, tienes que alejarte un poco de la zona y acercarte hasta la Plaza de San Juan, a la que llegan todos los peregrinos del Camino de Santiago.

Muy cerca de allí y siguiendo el Camino en sentido inverso unos metros, encontrarás un antiguo Monasterio de monjas que se estableció allí después de que un incendio arruinara su anterior sede monacal, que se encontraba cerca del pueblo de Renuncio (Burgos).

Las monjas se establecieron en edificaciones ya existentes propiedad de Francisco Orense Manrique e Isabel de Bernuy, y las transformaron en un edificio religioso con la ayuda de los maestros Bartolomé de Chaves y Martín de la Haya.

Al menos en tres ocasiones las monjas tuvieron que abandonar el monasterio: durante la Guerra de la Independencia, por la desamortización de Mendizábal y durante la revolución de 1868. Hasta que en 1977 fue vendido y adquirido posteriormente por el Ayuntamiento de Burgos, para ser sede del Conservatorio Municipal de Música. Actualmente sólo tiene usos culturales.

Arcos del antiguo claustro del Monasterio de las Bernardas - principales monumentos de Burgos en el Renacimiento

Arcos del antiguo claustro del Monasterio de las Bernardas

Contempla la bella portada renacentista que parece ser la de la antigua mansión de los Orense, de mediados del siglo XVI. Las armas que luce la portada son las de los Riaño-Gamboa, familias que ostentaron el patronato del convento en el siglo XVII.

En un lateral del edificio verás unos arcos que originalmente se abrían a una huerta y que tras la conversión del edificio en monasterio, pasaron a ser parte del claustro.

Puedes completar tu visita a Burgos realizando alguna de las visitas guiadas que se realizan desde el Centro de Recepción de Visitantes, que se encuentra frente a la Catedral. Nosotros realizamos una ruta nocturna por el Burgos de Leyenda que nos encantó.

Donde alojarte en Burgos

En Burgos encontrarás una gran oferta hotelera para todos los gustos y presupuestos. Desde hostales con encanto como el Hostal RiMboMbín a hoteles de lujo como el Hotel Landa, en el que te sentirás como un rey ya que se trata de un castillo.

Hoteles que se encuentran en edificios históricos como el NH Collection Palacio de Burgos, ubicado en un antiguo convento con un bonito claustro del siglo XVI, hoteles de precio medio como el Hotel Forum Evolución y apartamentos como los Apartamentos Barrantes. Si quieres ver todos los hoteles disponibles en Burgos tan sólo tienes que entrar en este enlace.

 

Pin It on Pinterest

Share This
UA-106608197-1