Saltar al contenido

15 Lugares impresionantemente bonitos que ver cerca de París

Moret-sur-Loing

París tiene por sí sola motivos suficientes para justificar una visita de varios días sin salir de sus calles, avenidas y paseos. Pero si sólo te centras en sus destinos exclusivamente urbanos, te perderás multitud de lugares que ver cerca de París. Son monumentos, pueblos o ciudades distribuidos por sus alrededores que también merecen una visita y dedicarles algo de tiempo.

Si eres un lector habitual del blog ya sabrás que siempre viajamos a Francia por nuestra cuenta y, la mayoría de las veces, viajamos con nuestro coche, excepto cuando hemos ido a París, que lo hemos hecho en avión, porque la distancia es mayor. Nos gusta destinar algunos días para descubrir algo más fuera de la ciudad, así que solemos alquilar un coche en París y así poder visitar algunas de las muchas cosas que hay para ver cerca de la capital de Francia.

Te vamos a proponer a continuación una selección de destinos situados en las inmediaciones de París y, que bien merecen que les prestes atención la próxima vez que visites la Ciudad de la Luz.

Las distancias que te indicaremos son todas en coche y desde el centro de París, con lo que pueden variar dependiendo de cual sea tu punto de origen del trayecto.

Los mejores sitios que ver cerca de París

Palacio de Versalles (Château de Versailles)

Sin lugar a dudas esta es una de las mejores cosas que ver cerca de París, ya que Versalles es uno de los conjuntos de jardines y palacio más espectaculares del mundo. De hecho, fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1979.

Fue Luis XIV, el Rey Sol, quien lo mandó construir en tres etapas sucesivas entre 1661 y 1692, a partir de un antiguo pabellón de caza utilizado por Luis XIII. Su intención era crear un lugar tranquilo en el que vivir lejos de París, pero a la vez cerca de los centros del gobierno.

Versalles está a una hora en coche de París y, es posiblemente, el destino turístico más importante de toda Francia y su conjunto arquitectónico más famoso a nivel mundial.

Si ya de por sí todo es espectacular en el Palacio de Versalles, la Galería de los Espejos se lleva la palma y, más si tenemos en cuenta la dificultad que existía en aquella época para fabricar espejos de gran tamaño, y que dio lugar al primer caso histórico de espionaje industrial entre Francia y la República de Venecia.

Galería de los Espejos del Palacio de Versalles - que ver cerca de París
Galería de los Espejos del Palacio de Versalles

Tampoco te puedes perder el Gran Apartamento del Rey, sus inmensos y maravillosos jardines, así como el Gran Trianón.

Palacio de Vaux-le-Vicomte (Château de Vaux-le-Vicomte)

Poco antes de que Luis XIV emprendiera la importante empresa de levantar el Palacio de Versalles, su intendente de finanzas Nicolás Fouquet, mandó construir entre 1658 y 1661 este singular palacio de estilo barroco, para lo que contrató a los más reputados artistas de Francia.

De hecho, dicen que este conjunto arquitectónico tan bello y armonioso produjo tal envidia en Luis XIV, que lo utilizó de modelo para su Palacio de Versalles. Todo ello, después de haber depuesto a Fouquet y de llevarse a Versalles a todo el equipo de artistas que habían levantado este palacio.

Palacio de Vaux-le-Vicomte - que ver cerca de París
Palacio de Vaux-le-Vicomte

Actualmente, el palacio está catalogado como monumento histórico francés y, es de propiedad privada como la mayoría de los de Francia, lo cual no quita para que tenga su régimen de visitas.

El palacio está muy cerca de Melun, al sudeste de París, a poco más de una hora en coche.

Palacio de Fontainebleau (Château de Fontainebleau)

El Palacio de Fontainebleau está ubicado en la ciudad del mismo nombre, y se encuentra rodeado por el bosque de Fontainebleau, una de las masas forestales más grandes que quedan, de los inmensos bosques que en tiempos rodeaban París y, que eran utilizados como zonas de caza por los monarcas franceses.

Precisamente esa afición de los reyes por la caza es la que justifica que un antiguo palacio ubicado en el mismo lugar ya fuera utilizado por Luis VII, allá por el siglo XII.

Palacio de Fontainebleau - que ver cerca de París
Palacio de Fontainebleau

El actual palacio de estilo renacentista fue mandado construir por el rey Francisco I entre 1522 y 1540 y, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981. Es uno de los palacios más impresionantes que ver cerca de París.

Fontainebleau está al sur de París, a una hora y cuarto en coche.

Barbizon

Barbizon es un pequeño pueblo que se encuentra a una hora en coche, al sur de París y junto al bosque de Fontainebleau. Si decides alquilar un coche en París, es buena idea visitar dos pueblos cercanos al Palacio de Fontainebleau, Barbizon y Moret-sur-Loing, del que te hablaré más adelante.

Barbizon es un pueblo idílico, con las casas de piedra, fachadas con flores y calles adoquinadas, que inspiró a una famosa escuela de pintores. Entre 1830 y 1970 fue el centro de la pintura francesa preimpresionista y, a él acudieron artistas de todas partes para aprovechar la luz y los bonitos paisajes de los alrededores. Muchos de ellos se alojaron en el Auberge Ganne, que se ha convertido en una de las sedes del Museo de Pintores de Barbizon. La otra sede se encuentra en el estudio de Théodore Rousseau, en el que este gran artista vivió los últimos veinte años de su vida.

Auberge Ganne, Museo de los pintores de Barbizon - que ver cerca de París
Auberge Ganne, Museo de los pintores de Barbizon

Otro de los artistas reconocidos de Barbizon fue Jean-François Millet (maestro de Van Gogh), que instaló su estudio en una casa del centro del pueblo. Esta casa se ha convertido en el Museo Jean-François Millet.

Un hotel que también recibió a famosos pintores y escritores fue el hotel Siron, el actual Bas-Bréau. Su huésped más famoso fue, sin duda, Robert Louis Stevenson, autor de La Isla del Tesoro. En sus novelas dejó escritas apasionantes anécdotas sobre este hotel.

En la Oficina de Turismo tienes a tu disposición dos rutas para descubrir Barbizon: la ruta de los pintores y el sendero de Robert Louis Stevenson.

Moret-sur-Loing

Los alrededores del bosque de Fontainebleau cuentan con lugares dignos de ver, tal y como te habrás dado cuenta por lo que te hemos ido contando hasta ahora.

Uno de los pueblos que ver cerca de París es Moret-sur-Loing, situado al sudeste de la masa forestal y a una hora y cuarto de París. Su nombre le viene por el hecho de que el río Loing atraviesa plácidamente esta bonita y pintoresca localidad de origen medieval.

Incluido en esa inmensa y merecida lista de los “Pueblos más bellos de Francia”, Moret-sur-Loing invita a pasear por las callejuelas de su casco histórico, disfrutando de la pintoresca visión que ofrecen las fachadas de las antiguas casas de madera. Para muestra, la foto de portada de este post.

Hay mucho para ver y disfrutar aquí, pero si hay algo que no tienes que perderte es la Mansión del rey Francisco I y su galería renacentista. Tampoco tienes que dejar de visitar el torreón, las puertas amuralladas y la iglesia de Notre-Dame.

Galería Renacentista de Francisco I en Moret-sur-Loing, que ver cerca de París
Galería Renacentista de Francisco I en Moret-sur-Loing

Palacio de Chantilly (Château et Domaine de Chantilly)

Situado a una hora en coche al norte de París, en la ciudad del mismo nombre, el Palacio de Chantilly es, posiblemente, uno de los más bonitos que se pueden visitar en Francia y, sin duda, uno de los mejores lugares que ver cerca de París.

Aquí también hay un importante bosque que rodea al palacio, lo que da muestra de que, en ocasiones, era la afición de la nobleza por la caza, la que decidía el lugar del emplazamiento de estas impresionantes construcciones.

El palacio se divide en realidad en dos partes: el Petit Château y el Grand Château.

Es uno de los palacios que más recuerdan, por su aspecto, a los Castillos del Valle del Loira.

Castillo de Chantilly - que ver cerca de París
Castillo de Chantilly

El Petit Château fue edificado en 1560 por orden del condestable Anne de Montmorency, favorito del rey Francisco I; justo al lado de un castillo medieval fortificado que más tarde se convertiría en el Grand Château.

El Grand Château actual data del siglo XIX y, en realidad, es una reconstrucción del que existía antes de la Revolución Francesa, ya que fue demolido durante este periodo tan convulso de la historia de Francia. El castillo original desaparecido databa de 1670 y lo había mandado construir el Príncipe Luis II de Condé.

Palacio de Malmaison (Château de Malmaison)

Al oeste de París y, dentro de su inmensa área metropolitana, se encuentra el lujoso Palacio de Malmaison.

Podría haber sido una más de las muchas mansiones distribuidas por la geografía francesa sin pena ni gloria, si no hubiese sido porque en 1799 lo compró Josephine de Beauharnais, esposa de Napoleón Bonaparte.

Para su compra aprovechó que Napoleón andaba fuera de Francia ocupado en las Guerras Napoleónicas y, utilizó el dinero que ella esperaba que Napoleón trajese de su campaña egipcia.

Ni que decir tiene que al emperador no le hizo ninguna gracia que su esposa hubiese gastado todo su dinero en la casa y en su restauración, aunque al final sirvió para que allí viviesen felizmente. Tras divorciarse de Napoleón, Josefina se quedó con el palacio, además de una sustanciosa pensión anual de 5 millones de francos.

En la actualidad está destinado a servir de fondo para el Museo Nacional Napoleónico.

Castillo de Malmaison - que ver cerca de París
Castillo de Malmaison

Provins

Provins se encuentra a una hora y cuarto en coche al sureste de París y, es una de las mejores y más sorprendentes ciudades que ver cerca de París.

Esta pequeña ciudad está dividida en dos: la Ciudad Alta, que es la antigua ciudad medieval amurallada, que se encuentra en la parte superior y, la Ciudad Baja, la nueva y más moderna. Por su gran valor histórico fue declarada el año 2001 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO .

La antigua capital del condado de Champagne muestra una imagen imponente, con sus fuertes murallas rodeando a la ciudad. La Torre César, el Granero de los Diezmos, el Museo de Provins, las puertas de las murallas y las misteriosas galerías subterráneas (accesibles sólo mediante visita guiada), son sólo algunos de los lugares de interés. Provins es también la ciudad de la Rosa de Damasco, con la que fabrican una gran cantidad de artículos, desde vinos a jabones o ambientadores.

Si visitas Provins en diciembre podrás disfrutar del Mercado Medieval de Navidad, no es el típico mercado navideño, es un mercado único, que vale la pena visitar.

Centro histórico de Provins - que ver cerca de París
Centro histórico de Provins

Castillo de Pierrefonds (Château de Pierrefonds)

Aunque tengas que desplazarte casi una hora y media hacia el nordeste de París, merece mucho la pena acercarse hasta la localidad de Pierrefonds y visitar su castillo, que parece sacado de las historias del Rey Arturo y los Caballeros de la Tabla Redonda.

No es para menos ya que el castillo fue restaurado a mediados del siglo XIX por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc, famoso por sus restauraciones en las que, a veces no era especialmente fiel al modelo original, pero que siempre tenían resultados espectaculares y no dejaban indiferente a nadie.

Castillo de Pierrefonds - que ver cerca de París
Castillo de Pierrefonds

El castillo original data del siglo XII, aunque entre finales del siglo XIV y principios del XV sufrió grandes transformaciones. En 1617 y, tras haber pasado a manos de los opositores al rey Luis XIII, Richelieu lo sitió y comenzó su demolición, aunque esta tarea tan ingente nunca se completó debido a su gran dificultad.

El castillo quedó en ruinas hasta 1850, momento en que Napoleón III lo visitó y decidió que debía ser restaurado, encomendando la labor al célebre arquitecto francés que, entre otras, también acometió la restauración de la famosa ciudad de Carcasona (Carcassonne).

Puedes aprovechar para visitar el Palacio de Pierrefonds el día que visites el Palacio de Chantilly, ya que se encuentra en la misma dirección.

Chartres

Si pienso en una ciudad que hay que ver cerca de París, sí o sí, esa es la ciudad de Chartres. Se encuentra situada a hora y media de París en dirección sudoeste y, el acceso es muy cómodo por autovía.

Lo que más impresiona de Chartres es su magnífica catedral gótica, la Cathédrale de l’Assomption de Notre-Dame, consagrada en 1260 por San Luis IX y, declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1979.

Si ya de por sí es grandiosa por su arquitectura, que sirvió de modelo a muchas catedrales posteriores como las de Reims o Amiens, no te dejarán tampoco indiferente sus preciosas vidrieras.

Tampoco hay que perderse la cripta de la catedral, famosa por ser la más grande de Francia y con frescos románicos del siglo XII, que dan muestra de su origen románico.

Verás que mucha gente que visita la catedral va mirando el suelo y, eso es porque intentan seguir las líneas de su famoso laberinto, del que incluso se han escrito libros.

Una vez fuera de la catedral hay que recorrer el casco histórico de la ciudad, muy bien conservado con sus calles empedradas y, en el que todavía se mantienen en pie casas muy antiguas con entramados de madera, como es el caso de la Casa del Salmón (Maison du Saumon) del siglo XV que es, además, la casa más antigua de la ciudad.

Te recomiendo que tampoco dejes de visitar la Iglesia de San Pedro, la Iglesia de Saint-Aignan, así como la Casa Picassiette.

Catedral de Chartres - que ver cerca de París
Catedral de Chartres

Jardines de Claude Monet en Giverny

¿Te imaginas pasear dentro de un cuadro impresionista? Pues esa sensación es la que sentirás si visitas los jardines de la casa de Claude Monet en Giverny.

Giverny se encuentra a hora y media en coche, al oeste de París, en la región de Normandía.

Monet se enamoró de esta casa mirando por la ventana de un tren durante uno de sus viajes. Primero alquiló la casa y posteriormente la compró. En cuanto fue a vivir allí comenzó a crear el jardín frente a la casa, que llamó Clos Normand.

Hoy puedes visitar la casa, cuyas habitaciones han sido restauradas tal como eran en la época de Monet. Con sus colores brillantes, tal como los eligió Monet para que coincidieran con los colores de su paleta.

La mejor época para visitar la casa y, sobre todo los jardines, es en primavera. Podrás ver el puente japonés, los nenúfares y los sauces llorones que fueron el tema de algunas de sus pinturas más emblemáticas.

Jardines de Claude Monet en Giverny - que ver cerca de París
Jardines de Claude Monet en Giverny

Palacio de Saint-Germain-en-Laye (Château de Saint-Germain-en-Laye)

En pleno centro de la localidad de Saint-Germain-en-Laye y, a poco más de media hora al oeste de París, se encuentra este palacio también conocido como el Palacio Viejo (Château Vieux).

La fortaleza original data de 1124 y fue construida a instancias del rey Luis VI. El rey San Luis completó en 1238 la construcción original erigiendo la Sainte-Chapelle, una capilla de estilo gótico que, a día de hoy, es lo único que queda de la construcción primigenia.

A partir de 1514, durante el reinado de Francisco I, pasó a ser la residencia favorita del rey, siendo objeto de importantes reformas para adaptarlo al estilo renacentista imperante en la época.

Fue aquí donde nació el rey Luis XIV y, fue ésta su residencia hasta que se mudó a Versalles en 1682, siendo además el último rey francés en utilizar el palacio de Saint-Germain-en-Laye como residencia.

Actualmente, el edificio acoge el Museo Arqueológico Nacional.

Palacio de Saint-Germain-en-Laye, que ver cerca de París
Palacio de Saint-Germain-en-Laye

Palacio de Maintenon (Château de Maintenon)

En la localidad de Maintenon, a hora y media al sudoeste de París, se encuentra este palacio clasificado como monumento histórico francés en 1944.

Aunque está a más de 100 kilómetros de distancia del río Loira, se le considera incluido dentro del perímetro protegido del Valle del Loira, por lo que queda englobado también en la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, que tiene todo el conjunto de los famosos castillos del Loira.

El palacio es una maravilla arquitectónica de estilo renacentista que, por supuesto, cuenta también con jardines de acompañamiento, como ocurre en la mayoría de los palacios franceses.

Al igual que muchos otros palacios, su origen se remonta a la existencia de una antigua fortaleza medieval, que en 1505 fue sustituida por el actual edificio. Al ir pasando por diferentes propietarios, fue siendo objeto de diferentes reformas y modificaciones hasta llegar al conjunto actual.

Una de la singularidades de este palacio es que una parte de su conjunto arquitectónico lo forman las ruinas del llamado Acueducto de Luis XIV, considerado monumento histórico francés desde 1875.

Palacio de Maintenon - que ver cerca de París
Palacio de Maintenon

Castillo de Vincennes (Château de Vicennes)

Si bien en francés la palabra château hace referencia normalmente a un palacio, en este caso se trata en realidad de lo que nosotros llamaríamos un castillo, dada su apariencia fortificada.

De hecho, se trata del único castillo fortificado que se puede visitar en las inmediaciones de la ciudad de París y, cuenta incluso con foso y murallas. En sucesivas ampliaciones fue dotado en sus alrededores de instalaciones de estilo más palaciego.

Este colosal edificio está situado a las afueras de París, en la zona este de su área metropolitana.

Este castillo real también tuvo su origen en la afición a la caza de los monarcas franceses y, en concreto, fue Luis VII quien lo mandó levantar en 1150 para servir de refugio cuando iba a cazar por los extensos bosques que había en esta región.

Torreón del Castillo de Vincennes - que ver cerca de París
Torreón del Castillo de Vincennes

En su afán por demostrar el poderío de la realeza francesa, mandó levantar un castillo que en su momento fue el más grande de Europa.

El conjunto fortificado cuenta también con una magnífica capilla, la denominada Sainte-Chapelle Vicenniense, que es una copia de la Sainte-Chapelle de París y, cuya construcción finalizó en 1552, tras 173 años de obras.

Palacio de Rambouillet (Château de Rambouillet)

En Rambouillet podrás visitar este histórico palacio que, tras la Revolución Francesa, pasó a ser propiedad del gobierno francés. De hecho, hoy es una de las sedes de representación del Presidente de la República Francesa, incluso ha servido como residencia oficial, residencia de verano y lugar de caza de los mandatarios franceses.

Sus orígenes se remontan a 1368, momento en que pasó de ser una simple casa señorial, a ser una fortaleza. Tras pasar por diferentes propietarios que lo fueron transformando y ampliando, en 1783 lo adquiere el rey Luis XVI, quien lo pierde a favor del gobierno francés seis años después durante la Revolución Francesa de 1789.

Durante esos pocos años, Luis XVI pudo dejar su sello personal al mandar construir la Lechería de la Reina (Laiterie de la Reine), un templo neoclásico que sirvió de entretenimiento para su esposa Marie-Antoinette.

Rambouillet se encuentra al oeste de París, a una hora en coche, por lo que puede ser una de tus opciones de lugares que ver cerca de París.

Palacio de Rambouillet - que ver cerca de París
Palacio de Rambouillet

Como ves hay muchos lugares impresionantes que ver cerca de París, así que si vas a moverte en coche para verlos, te vendrá bien leer nuestros consejos para viajar a Francia por tu cuenta:

7 Consejos para viajar a Francia por tu cuenta


Las fotografías han sido cedidas por Shutterstock.

Aunque este post es una colaboración publicitaria todas las opiniones expresadas en el mismo son totalmente independientes y están basadas en nuestra propia experiencia.

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¡Suscríbete a nuestros correos!

* Este campo es obligatorio

 


 


 

Consentimientos

Información básica sobre protección de datos
ResponsableA un Clic de la Aventura
FinalidadGestionar el envío de información sobre nuevas entradas del blog
LegitimaciónConsentimiento del interesado
DestinatariosSuscriptores del blog
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://aunclicdelaaventura.com/politica-de-privacidad/


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (11)

Hemos estado 3 veces en París y la ciudad nos gusta y nos atrapa tanto, que jamás se nos ha ocurido visitar los alrededores… 😅 Una verdadera pena, porque nos encanta visitar castillos y palacios y los franceses son especialistas en estas construcciones. 😍 Así que nos apuntamos estás recomendaciones para que la ves que vayamos a París podamos elegir algunos de ellos.

Saludos.

Responder

Pues tengo que reconocer que varios de estos castillos que comentas, como el de Pierrefonds o chantilly, no sabía ni que existían. Lo más típico es acercarse hasta Versalles como mucho. La última ocasión, al menos pude visitar el Castillo de Fountainebleau y la verdad es que también merece la pena. Los jardines de Giverny o de Monet también son muy chulos y se pueden visitar de camino a Normandía

Responder

Oh qué pasada de lugares, muchos no los conocía ni de oídas, Versalles sí, claro, y le tengo muchas ganas, pero es que cuando he ido a París es tanto lo que hay que hacer y que ver en la ciudad que siempre me falta tiempo, aún más para coger el tren y salir a explorar los alrededores, pero desde luego que me lo apunto para otra visita a Francia porque ¡a cada cual más bonito! Un abrazo

Responder

Mira que conocemos muchos lugares de Francia, pero me has sorprendido con esta ruta alrededor de París. El pueblo de Provins tengo muchas ganas de conocerlo y no sabía que estaba a un poco más de una hora de París. Chartres, el Palacio de Chantilly… si hemos tenido la suerte de conocerlos. El resto me los apunto para un futuro viaje.

Responder

Me alegra que te haya gustado, porque vosotros sois de los que habéis viajado bastante a Francia. Pero es un país tan grande, que siempre encontraremos lugares desconocidos. Y ¡eso es genial!
Saludos

Responder

Qué maravilla de lugares, tomo nota porque de muchos no había oído ni hablar y mira que conocemos lugares bonitos en Francia, pero es tan grande, que nos queda mucho que ver. Me ha encantado la galería renacentista de Loiret sur Long y el pueblo de Provins tiene una pinta estupenda. Algunos de los castillos ni había oído hablar de ellos y otros como el de Chantilly y el de Fointeneblau los tengo en pendientes, pero mi lista es tan grande que es desesperante leer post como este tuyo 😉 Como siempre, muy buenas fotos que incitan viajar, un abrazo.

Responder

A nosotros también nos queda mucho por ver en Francia y es que, como dices, es un país enorme y necesitaríamos varias vidas para poder verlo todo. Llevamos más de 10 años yendo a Francia y todavía no hemos visto más que una pequeña parte. Eso si, todo lo que hemos visto nos ha encantado.
Un abrazo

Responder

Qué post más completo Mar. Me han encantado todas tus propuestas, solo he estado en Versalles y del resto no sabría cuál elegir.
Es infinito el patrimonio de castillos en Francia, y tan bonitos y cuidados…
Me lo guardo porque espero volver pronto a Francia. Un abrazo!

Responder

Cada vez que vamos a Francia me sorprende que vayas a la zona que vayas, encuentras unos cuantos castillos impresionantes. Así que hemos visitado ya unos cuantos y los que nos quedan…
Un abrazo

Responder

Me ha encantado este post¡ Conozco Versalles y el Castillo de Vincennes, pero el resto me parecen impresionantes también, no tienen nada que envidiar al Loira¡
Precisamente salgo para París el viernes , en esta ocasión no tenemos tiempo de estas visitas pero apuntadas quedan para la próxima.
Sí visitaremos Versalles, precisamente el sábado porque queremos asistir a los Grandes juegos de agua y musicales de las fuentes.

Responder

Nosotros también hemos estado en el valle del Loira y, desde luego, estos son tan bonitos como aquellos. ¡Qué suerte poder disfrutar de ese espectáculo de Versalles! ¡Que lo disfrutéis mucho!
Saludos.

Responder
error: Content is protected !!