La ciudad de Burdeos (Bordeaux) en Francia fue elegida como el mejor destino de Europa 2015 a través de un concurso organizado por The European Best Destination (EBD), quedando por encima de ciudades como Londres, Roma, Amsterdam, Barcelona o Berlín.

El verano del 2014 hicimos una ruta en coche que tenía como objetivo conocer los Castillos del Loira, así que aprovechando que íbamos a pasar por Burdeos nos quedamos unos días para conocerlo. De Burdeos tan sólo nos sonaba el famoso vino, íbamos sin ninguna referencia sin saber muy bien lo que íbamos a encontrar y la visita nos sorprendió gratamente.

Muchas son las razones para visitar Burdeos, por la riqueza de su patrimonio arquitectónico, lo que le ha valido entrar en la lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad en 2007, por su espejo de agua, por sus muelles, por su casco antiguo, por su gastronomía, por sus vinos, etc. Es una ciudad que se ha reinventado en los últimos años, pero que no ha perdido su esencia. Todas esas razones son las que llevaron a los votantes a elegir a Burdeos como mejor destino de Europa.

Burdeos es una ciudad para conocer a pie, pero para las distancias más largas puedes utilizar el tranvía que lleva en funcionamiento desde el 2003, se trata de un tranvía eléctrico que capta la corriente eléctrica desde el suelo lo cual evita los cables aéreos, cuidando así el paisaje urbano.

Tranvía eléctrico en el centro histórico de Burdeos

Tranvía eléctrico en el centro histórico de Burdeos

De todo lo que vas a poder ver en Burdeos te voy a mostrar lo que a mi me ha gustado más y que creo que no te debes perder.

Qué ver en Burdeos

La Plaza de la Bolsa (Place de la Bourse)

Es una de las plazas más bonitas que he visto en Francia, y el mejor sitio para empezar a conocer Burdeos. En el post El Espejo de Agua de la Place de la Bourse, te cuento en detalle cómo es esta bonita plaza.

Place de la Bourse

Place de la Bourse

Puente de Piedra

Desde la Plaza de la Bolsa puedes ver el Puente de Piedra sobre el río Garona, construido por decreto de Napoleón, es el más antiguo de la ciudad y el único hasta los años 60 del siglo XX. Mide casi 500 m. de largo y tiene 17 arcos, que son el número de letras que tiene el nombre de Napoleón Bonaparte.

Puente de piedra sobre el río Garona

Puente de piedra sobre el río Garona

La Puerta Cailhau

Muy cerca de la Plaza de la Bolsa se encuentra esta puerta defensiva de los siglos XV y XVI, dedicada al rey Carlos VIII para conmemorar su victoria en la Batalla de Fornoue (Italia). Verás la estatua de este rey en una de las fachadas de la Puerta. Puedes subir gratis hasta el primer piso donde hay una exposición sobre el trabajo de los canteros, desde allí puedes ver el sistema de defensa de la puerta: el puente levadizo y la buhedera. La visita al resto de la Puerta es de pago.

Porte Cailhau

Porte Cailhau

El Gran Teatro

Diseñado por Victor Louis en el siglo XVIII, actualmente es la Ópera Nacional de Burdeos y se encuentra en la Place de la Comédie. Es un edificio de corte clásico que tiene un pórtico con doce inmensas columnas de estilo corintio. En la parte superior tras una balaustrada se encuentran 12 estatuas de piedra que representan a las 9 musas acompañadas de las diosas Minerva, Venus y Juno. Muy cerca del Gran Teatro se encuentra la Oficina de Turismo de Burdeos en un bonito edificio neoclásico.

Grand Théâtre

Grand Théâtre

La Plaza de Quinconces

Es una gran explanada en la que antiguamente se encontraba el Castillo Trompette en la época de Carlos VII y en la que destaca el Monumento a los Girondinos. Se trata de una gran fuente en homenaje a los diputados girondinos que defendieron la democracia durante la Revolución francesa, con una columna en el centro en la que se encuentra la Libertad rompiendo sus cadenas.

Monumento a los Girondinos

Monumento a los Girondinos

El Triángulo de Oro de Burdeos

En los alrededores de la Plaza de Quinconces puedes ver el Burdeos clásico que se desarrolla en el siglo XIX, con majestuosas urbanizaciones que puedes encontrar en la Plaza y Alamedas de Tourny, una zona conocida como el Triángulo de Oro de Burdeos y en la que pasear tranquilamente. Aquí es donde instalan el mercado de Navidad.

Alamedas de Tourny

Alamedas de Tourny

La Plaza Gambetta

En esta plaza encontrarás un oasis verde, se trata de un jardín paisajista de 1880 que se encuentra en el centro de la misma y que en verano es muy frecuentado por los bordeleses, haz como ellos y disfruta de un momento de relax.

Jardín de la Plaza Gambetta

Jardín de la Plaza Gambetta

El trazado galo-romano

En Burdeos todavía se pueden ver los vestigios de la ciudad galo-romana de Burdigala, el trazado de las dos calles principales romanas, corresponden a la Rue Sainte-Catherine (cardo) y a las Rues Porte Dijeaux y Saint-Rémi (decumanus). Actualmente la Rue Sainte-Catherine es la calle comercial peatonal más larga de Europa, con 1.200 metros, seguro que pasas por ella varias veces.

Rue Sainte-Catherine

Rue Sainte-Catherine

La Grosse Cloche

Muy cerca de la Rue Sainte-Catherine encontrarás el Campanario de la Grosse Cloche (campana grande) del siglo XIII, que es lo único que queda de la Puerta de Saint-Éloi. Formaba parte del ayuntamiento donde se reunían los concejales. Su campana sonaba para anunciar los grandes acontecimientos públicos. En su fachada verás un bonito reloj astronómico del siglo XVIII.

Grosse Cloche

Grosse Cloche

La Catedral de Saint-André

El monumento que no te puedes perder en tu visita a Burdeos es su Catedral gótica de Saint-André, que se encuentra en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998 y que está situada en pleno Camino de Santiago.

Catedral de Saint-André

Catedral de Saint-André

 

Interior de la Catedral de Saint-André

Interior de la Catedral de Saint-André

Uno de los elementos más destacados de esta catedral es la Puerta Real del siglo XIII, adornada con escenas del Juicio final y que es uno de los mejores ejemplos del gótico francés, por esta puerta entraron Leonor de Aquitania y Luis VII, rey de Francia, cuando contrajeron matrimonio.

La Torre Pey-Berland

Una curiosidad de esta catedral es que la torre del campanario se encuentra aislada a unos metros de la catedral, es la Torre Pey-Berland. Puedes entrar a su interior (de pago) y tras ascender 231 peldaños por una escalera de caracol llegarás al mirador, que está situado justo debajo de la aguja octogonal en la que se encuentra la figura dorada de Notre-Dame de Aquitania. Desde aquí tienes una vista excepcional de los tejados de la catedral así como de todo Burdeos, con sus edificios, con el río Garona y sus tres puentes, es uno de los mejores sitios para hacer fotos.

Torre Pey-Berland

Torre Pey-Berland

El Ayuntamiento

La catedral y la torre Pey-Berland se encuentran en una amplia plaza en la que en uno de sus laterales puedes ver el Palacio Rohan del siglo XVIII, construido para el arzobispo de Burdeos Ferdinand-Maximilien Mériadec, príncipe de Rohan. Actualmente es el Ayuntamiento de la ciudad, el edificio no es visitable, pero detrás se encuentra el jardín del palacio que ahora es un jardín público y en el que también se encuentra el Museo de Bellas Artes.

Palacio Rohan actual Hôtel de Ville

Palacio Rohan actual Hôtel de Ville

La Iglesia de Notre Dame

En la recoleta Place du Chapelet se encuentra la Iglesia de Notre Dame, una iglesia construida por los Dominicos en el siglo XVIII con una fachada muy ornamentada.

Iglesia de Notre Dame

Iglesia de Notre Dame

El Cour Mably

Junto a la iglesia de Notre Dame se encuentra el Cour Mably, que ocupa parte del antiguo convento de los Dominicos y que ahora es la sede de la Cámara Regional de Cuentas, además de sala de exposiciones, lugar de conciertos al aire libre, etc.

Tribunal Mably

Tribunal Mably

Frente a su fachada verás que hay una estatua de Goya, ya que el pintor vivió en esta ciudad exiliado los últimos cuatro años de su vida y también fue en Burdeos donde falleció, al parecer tras una caída por las escaleras de su última residencia, que actualmente ocupa el Instituto Cervantes (Cours de L’Intendance 57).

Estatua de Francisco de Goya

Estatua de Francisco de Goya

La Basílica de Saint-Seurin

Hay dos iglesias que no te debes perder en Burdeos, una es la Basílica de Saint-Seurin, de los siglos XI-XVI, incluida en 1998 en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Constituye la cuna del cristianismo de Burdeos.

Basílica de Saint-Seurin

Basílica de Saint-Seurin

Del edificio románico se conserva el impresionante pórtico, el ábside, la cripta del siglo XI, que alberga la tumba de Saint Fort y dos sarcófagos merovingios, y los cimientos del campanario.

Portada románica de la Basílica de Saint-Seurin

Portada románica de la Basílica de Saint-Seurin

Delante de la iglesia se encuentra un yacimiento arqueológico con una necrópolis paleocristiana que se puede visitar, aunque nosotros nos lo encontramos cerrado.

La Basílica de Saint-Michel

Y la otra iglesia que no debes dejar de visitar es la Basílica de Saint-Michel de los siglos XIV-XVI, es una de las iglesias parroquiales más grandes de Burdeos, parece una catedral. También fue incluida en 1998 en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. En su interior se encuentra la Capilla de Saint-Jacques que albergaba la cofradía de peregrinos de Burdeos.

Portada de la Basílica de Saint-Michel

Portada de la Basílica de Saint-Michel

Al igual que la catedral de Burdeos, la Basílica de Saint-Michel tiene una torre del campanario aislada de la iglesia, que tiene 114 metros de altura, la segunda más alta de toda Francia, y que los bordeleses llaman la “flecha“. También se puede visitar, aunque cuando estuvimos nosotros nos la encontramos cerrada ya que toda la zona estaba en obras.

Flecha de Saint-Michel

Flecha de Saint-Michel

Las Plazas

Lo que más nos gustó de Burdeos fue el poder pasear tranquilamente sin rumbo fijo y descubrir las numerosas plazas con encanto que posee, como la Place du Parlement con sus edificios señoriales y sus terrazas en las que tomar un café mientras ves pasear a la gente, algo que les encanta a los franceses.

Place du Parlement

Place du Parlement

La Place de la Victoire es una de las plazas más animadas de Burdeos, con su arco de triunfo: la Puerta de Aquitania y un obelisco moderno. Esta plaza se encuentra al final de la Rue Sainte-Catherine, por lo que es un buen sitio de descanso tras una jornada de compras.

Place de la Victoire

Place de la Victoire

En la Place Camille Jullian encontramos un sitio muy curioso llamado Utopia, se trata de un cine que ocupa lo que fue una antigua iglesia, tiene cuatro salas en las que proyectan cine de autor a un precio muy asequible, también se utiliza para otros eventos culturales como conferencias, etc. Lo complementa un bar y una terraza en los que también puedes comer.

Interior del cine Utopia

Interior del cine Utopia

Descubrimos muchos otros sitios con encanto en Burdeos, ahora te toca a ti ir a conocerlos.

Dónde alojarse en Burdeos

La oferta hotelera en Burdeos es muy extensa, puedes optar por alojarte en pleno centro o escoger alguno de los nuevos alojamientos que se han instalado en las afueras. Una de estas zonas, con una gran cantidad de oferta hotelera es el Lago de Burdeos (Bordeaux lac).

Los alojamientos del centro son bastante más caros, en cambio puedes encontrar buenas ofertas alejándote del centro. El Lago de Burdeos es una zona que está muy bien comunicada con el centro utilizando transporte público.

Nosotros estuvimos alojados en el Lago de Burdeos, en el Novotel Bordeaux Lac, ya que encontramos una buena oferta y habitaciones cuádruples con vistas al lago y desayuno gratuito para los niños. Además, cuenta con una piscina en la que pudimos refrescarnos a la vuelta de nuestros paseos por la ciudad.

Si necesitas encontrar el mejor vuelo a Burdeos utiliza este buscador, a ti no te supondrá ningún coste extra y a nosotros nos estarás ayudando a seguir con el blog:

Pin It on Pinterest

Share This