Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en Picos de Europa, 20 lugares únicos para disfrutarlos

Que ver en Picos de Europa

Es imposible reunir en un único post todo lo que hay que ver en Picos de Europa, porque daría para una enciclopedia. Por eso, aquí te presentamos una selección de 20 lugares únicos, para que no te pierdas lo mejor de las montañas más bonitas de España.

Indice del artículo

Dónde están los Picos de Europa

Los Picos de Europa no son un macizo montañoso independiente, como mucha gente piensa, sino que en realidad forman parte de la Cordillera Cantábrica. Estas impresionantes montañas están ubicadas en el lugar donde se encuentran las provincias de León, Cantabria y Asturias, compartiendo territorio de las tres.

Si que es cierto que, al estar delimitados por los profundos cañones fluviales del Río Sella, al oeste, y del Río Deva, al este, forman una unidad un tanto independiente del resto de la Cordillera Cantábrica.

La mayor parte de su extensión está protegida y forma el Parque Nacional de Picos de Europa, el segundo más extenso del país, con 64.660 hectáreas de superficie y, el más antiguo de España, ya que fue declarado el 22 de julio de 1918. En 2003 la UNESCO los declaró Reserva de la Biosfera.

Dicen que el nombre de Picos de Europa les viene por el hecho de que era lo primero que los marineros divisaban, cuando se acercaban en barco a las costas del norte de España.

Cómo son los Picos de Europa

Junto con los Pirineos, los Picos de Europa son las montañas con el perfil más agreste de toda España, lo que indudablemente les da un enorme atractivo paisajístico, turístico y deportivo. De hecho, el Parque Nacional de Picos de Europa es el tercero más visitado de España, con casi dos millones de visitantes anuales.

Picos de Europa desde el Mirador de San Miguel, que ver en Picos de Europa
Picos de Europa

Sus montañas son la mayor formación caliza de la Europa Atlántica, y en su interior se encuentran las cumbres más altas y agrestes de toda la cordillera, destacando Torrecerredo, que con sus 2648 metros es la montaña más alta de la Cordillera Cantábrica.

Los Picos de Europa están divididos en tres macizos, separados entre sí por el curso de cuatro ríos que vierten sus aguas al Mar Cantábrico.

  • El Macizo Occidental o Macizo del Cornión, está delimitado por los ríos Sella y Cares, y pertenece a las provincias de Asturias y León.
  • El Macizo Central o Macizo de los Urrieles, lo delimitan los ríos Cares y Duje, y está compartido entre las provincias de León, Asturias y Cantabria. En este macizo, que es el más agreste de todos, se encuentran Torrecerredo y el Naranjo de Bulnes, la otra montaña mítica de los Picos de Europa.
  • El Macizo Oriental o Macizo de Ándara, lo delimitan los ríos Duje y Deva y lo comparten las provincias de Asturias y Cantabria.

Cómo llegar a Picos de Europa

Viendo que hay tres macizos diferenciados, está claro que hay tres zonas diferentes a las que se puede llegar para iniciar la visita y descubrir que ver en Picos de Europa. Esto hay que tenerlo muy en cuenta, ya que no hay ninguna carretera que cruce los Picos de Europa, por lo que se puede tardar un buen rato para ir de una zona a otra.

Nosotros hemos recorrido los Picos de Europa durante un montón de años, ya que es imposible abarcarlo todo en un sólo viaje. Si quieres conocer alguna de las zonas, aquí te contamos por dónde acceder a cada una de ellas:

Macizo Occidental o del Cornión

Si quieres acceder a su parte norte, lo mejor es ir a Cangas de Onís, desde donde se puede acceder a los Lagos de Covadonga y su entorno.

Lago Enol - Lagos de Covadonga
Lago Enol – Lagos de Covadonga

Si lo que quieres es ir a su parte sur, Oseja de Sajambre sería tu destino ideal para empezar a recorrer las montañas.

Macizo Central o de los Urrieles

Para acceder desde el norte, lo mejor es ir hasta Arenas de Cabrales. Y para acceder desde el sur, deberías ir hasta Posada de Valdeón o bien hasta Fuente Dé, de donde sale el teleférico que en unos minutos te deja en la zona de alta montaña.

Macizo Oriental o de Ándara

Aquí la base de operaciones es el singular Valle de Liébana, así que lo mejor es que te dirijas a Potes, una de las villas más bonitas que ver en Picos de Europa.

Dónde dormir en Picos de Europa

Uno de los lugares donde más a gusto hemos estado alojados en Picos de Europa es en el Parador de Fuente Dé. Es el lugar ideal para servir de base de operaciones desde el que explorar el Macizo Central y en el que descansar después de una buena caminata por las montañas. Las habitaciones son muy acogedoras y las vistas impresionantes.

Cuando recorrimos la zona norte de Picos de Europa, elegimos para alojarnos el Hotel Torrecerredo, en Arenas de Cabrales. Es un hotel sencillo y muy acogedor, con las habitaciones, de estilo rústico y muy cómodas. Resultó ser un lugar estupendo en el que descansar.

Mapa de Picos de Europa

Qué ver en Picos de Europa en el Macizo Occidental o del Cornión

Los Lagos de Covadonga

Los lagos de Enol y de la Ercina, conocidos normalmente como Lagos de Covadonga, son el lugar más visitado y conocido de Picos de Europa y punto de partida de muchas de las rutas que pueden hacerse por el Macizo Occidental.

Situados a 1.100 metros de altitud, son el resultado del deshielo, de los hielos que cubrieron estas cumbres durante la época de las glaciaciones, hace más de 12.000 años.

Lago Ercina - Lagos de Covadonga, que ver en Picos de Europa
Lago Ercina – Lagos de Covadonga

Llegarás hasta ellos desde Cangas de Onís, por una serpenteante carretera que en verano está cerrada a los vehículos particulares. Así que en esa época sólo podrás acceder a través del autobús-lanzadera que ponen a disposición de los visitantes durante esos meses.

Desde los lagos es muy fácil visitar las Minas de Buferrera y el Mirador del Príncipe de Asturias, desde el que tendrás unas vistas estupendas de la Vega de Comeya, un poljé o valle cerrado que hace 8.000 años albergó un lago.

El Santuario de Covadonga

Una visita a los Lagos de Covadonga tiene que incluir una parada en el Santuario de Covadonga.

Cuenta la leyenda que aquí comenzó la Reconquista, siendo estos montes el lugar donde Don Pelayo venció a los guerreros musulmanes.

Sea cierto o no, la verdad es que el sitio es digno de ser visitado, con la majestuosa Basílica de Santa María la Real de Covadonga construida en estilo neorrománico entre 1877 y 1901. Muy cerca de ella está la Colegiata de San Fernando, que data del siglo XVII y se edificó sobre las ruinas de un templo románico.

Santuario de Covadonga
Santuario de Covadonga

Junto a esta última se encuentra la Cueva Santa, que alberga la imagen de la Virgen de Covadonga, una talla de madera policromada del siglo XVI. A su vez, la cueva se encuentra sobre una cascada, lo que le da al conjunto una monumentalidad realmente impresionante.

Está claro que Covadonga es uno de los lugares que no hay que perderse de Asturias. Echa un vistazo a estos otros lugares asturianos que te recomendamos en este post:

Qué hacer y qué ver en Asturias, 25 ideas muy apetecibles

El Desfiladero de los Beyos

El Desfiladero de los Beyos, labrado por la acción de las aguas del Río Sella en su camino hacia Cangas de Onís, separa el Macizo Occidental del resto de la Cordillera Cantábrica.

Sus impresionantes paredones, que se levantan hasta 1500 metros por encima de la cota del río, hacen de él uno de los desfiladeros más imponentes de Europa.

Cascada de Puente Vidosa en el Desfiladero de los Beyos
Cascada de Puente Vidosa en el Desfiladero de los Beyos

Hasta que no fue construida la actual carretera, el desfiladero era inaccesible para los carros, por lo que el movimiento de mercancías entre León y Asturias se hacía a través de la Senda del Arcediano.

Uno de los puntos de parada obligatoria que tienes en el desfiladero es la Cascada de Puente Vidosa o Aguasaliu, una enorme caída de agua que cae en varios saltos desde lo más alto del cañón. Junto a la cascada hay un parque de multiaventura con 7 tirolinas y 4 puentes tibetanos, que permiten fotografiar la cascada desde todos los ángulos y descargar adrenalina, deslizándote junto a ella.

La Senda del Arcediano

La Senda del Arcediano es el camino que une las cercanías de Cangas de Onís con el Puerto del Pontón (en la carretera N-625). Es un camino ancestral usado para comunicar Asturias y León, cuando el Desfiladero de los Beyos no era transitable como ahora.

Debe su nombre al clérigo Pedro Díaz de Oseja, Arcediano de Villaviciosa, que en el siglo XVII ordenó en su testamento que anualmente se destinasen 20 ducados (unos 2.600 euros de hoy) al mantenimiento de esta ruta.

Senda del Arcediano
Senda del Arcediano

Todavía hoy, se conservan algunos tramos del camino con la calzada original de piedra que cubrió buena parte de la ruta.

Como hacer toda la ruta completa te puede llevar un par de días, te proponemos que hagas una parte de ella, que es la que parte de Soto de Sajambre y asciende hasta la Portiella de Beza, desde donde puedes recorrer las majadas que hay en esa zona.

La Majada de Vegabaño

La Majada de Vegabaño está considerado uno de los lugares más bonitos e idílicos que ver en Picos de Europa.

Se trata de una llanura cubierta de hierba corta, rodeada de montañas y de un extenso hayedo, en la que siempre hay rebaños de vacas pastando. En un extremo de la campa se levanta un refugio guardado.

Majada de Vegabaño
Majada de Vegabaño

Para llegar hasta ella, hay que tomar el camino que parte de Soto de Sajambre y que asciende internándose por un hayedo de cuento.

El Chorco de los Lobos

A medio camino entre Posada de Valdeón y Caín, hay tres lugares que merecen una parada: La Ermita de Corona, donde cuentan que fue coronado Don Pelayo, el Mirador del Tombo y el Chorco de los Lobos.

El Chorco de los Lobos es una trampa para cazar lobos, que fue utilizada hasta tiempos históricos. Está formada por dos empalizadas de madera que confluyen en un pozo circular de piedra.

Chorco de los Lobos
Chorco de los Lobos

La idea de la cacería era dar una batida por el monte y empujar a los lobos hacia el pozo, de tal forma que no pudieran escapar gracias a los muros de madera. Había además unos puestos cónicos, llamados chozos, en los que otros cazadores esperaban el paso de los lobos, para azuzarlos hacia la trampa y evitar que pudieran escapar.

Caín de Arriba

Si has llegado hasta Caín, es casi seguro que será porque tienes la intención de recorrer la Ruta del Cares que empieza aquí, lo que es una idea genial.

Si tienes la suerte de disponer de tiempo para recorrer la zona, no dejes de subir hasta Caín de Arriba.

Caín de Arriba
Caín de Arriba

Aunque es un pueblo abandonado situado unos 200 metros por encima de Caín, merece la pena dar una vuelta entre su caserío disperso, en el que había viviendas, cuadras, hórreos y hasta una iglesia.

Un poco más arriba se encuentra la Cueva de Santibañas o del Queso, donde se dejaban reposar los quesos que hacían los pastores del pueblo.

El Desfiladero del Cares y la Ruta del Cares

El Río Cares separa los macizos occidental y central de Picos, formando un desfiladero con desniveles que en algunos lugares sobrepasan los 1000 metros de altura.

La espectacularidad del paisaje y, el hecho de que exista un antiguo camino prácticamente horizontal que lo recorre de un extremo a otro, uniendo las localidades de Caín y Puente Poncebos, ha hecho de la Senda del Cares una de las rutas de montaña más famosas y transitadas de España y, uno de los lugares únicos que tienes que ver en Picos de Europa.

Ruta del Cares
Ruta del Cares

La ruta es realmente impresionante, y no tiene ninguna dificultad. Únicamente hay que estar atentos a los desniveles, pues todos los años se produce algún accidente al despeñarse algún despistado que no puede dejar de contemplar el paisaje.

Si quieres saber todo lo que hay que saber para hacer la Ruta del Cares, no te pierdas nuestro post.

La Ruta del Cares, un recorrido para descubrir la Garganta Divina

UNA BUENA IDEA SI VAS A HACER LA RUTA DEL CARES

Como la ruta son 11 km sólo de ida, si te quieres evitar la vuelta, puedes contratar un tour en jeep que te llevará desde Cangas de Onís hasta Caín. Allí comienza la ruta y cuando llegues a Puente Poncebos, que es donde termina la ruta, estará esperándote para regresar a Cangas de Onís. Puedes ver todos los detalles de esta excursión en este enlace.

Los imprescindibles de Picos de Europa en el Macizo Central o de los Urrieles

El Circo de Fuente Dé y el Teleférico de Fuente Dé

El Circo de Fuente Dé, situado al final de la carretera que parte de Potes, es un lugar realmente impresionante. Se trata de una semicircunferencia rodeada de paredones calizos, casi verticales, que superan los 800 metros de altura.

Se formó por la acción de un glaciar y en él nace el Río Deva, que más tarde separa el extremo más oriental de Picos de Europa del resto de la Cordillera Cantábrica.

En la base del circo se encuentra la estación inferior del Teleférico de Fuente Dé, la mayor atracción turística de estas montañas. Gracias a él, podrás salvar en pocos minutos el impresionante desnivel que hay hasta la estación superior.

Teleférico de Fuente Dé
Teleférico de Fuente Dé

La estación superior del teleférico se llama “El Cable”, aunque también recibe el nombre de “El Portal de Picos”. El nombre te dará buena idea de que es un lugar estupendo desde el que empezar muchas de las rutas que recorren el Macizo Central y te llevan a lugares impresionantes que ver en picos de Europa.

El teleférico es uno de los lugares de Picos de Europa que más gustó a nuestros hijos. Si quieres conocer más sitios de Cantabria y Asturias que puedes visitar con niños, no te pierdas estos dos post de nuestro blog:

15 Planes divertidos para hacer en Cantabria con niños (y no tan niños)

15 Planes divertidos para hacer en Asturias con niños (y no tan niños)

Los Puertos de Áliva

Una de las excursiones que se pueden hacer desde la estación superior del teleférico, es la que se dirige hacia los Puertos de Áliva, un lugar bucólico en el que se encuentran los prados de montaña más grandes y bonitos de Picos de Europa.

Para llegar hasta ellos hay que tomar el camino que surge de la estación del teleférico y, que poco después de un kilómetro y una ascensión de apenas 80 metros, llega a la Horcadina de Covarrobres. Aquí hay que tomar el camino de la derecha, que al poco empieza a descender hacia las praderías.

El descenso te llevará al lado del Chalet Real, inconfundible con su llamativo tejado de color rojo. Se trata de un chalet prefabricado de estilo inglés, que fue mandado construir en 1912 por el rey Alfonso XIII, para servir de refugio cuando venía aquí a cazar osos y rebecos.

Chalet Real en el Puerto de Áliva
Chalet Real en el Puerto de Áliva

También apreciarás una cresta alargada que discurre por el centro del valle y sobre la cual se encuentra el Hotel Áliva. Se trata de la Llomba del Toro, una morrena glaciar que es el testigo del glaciar que cubrió este valle durante las glaciaciones.

Este valle es el lugar de nacimiento del Río Duje, que separa los macizos Central y Oriental.

Los Horcados Rojos y Cabaña Verónica

Si en la anterior Horcadina de Cobarrobres tomas el camino de la izquierda y lo continuas durante otros 4 kilómetros (300 metros de desnivel), llegarás a la base de los Horcados Rojos.

Se trata de una mole impresionante que presenta un característico tono rojizo que resalta en las puestas de sol.

Cabaña Verónica junto a los Horcados Rojos, que ver en Picos de Europa
Cabaña Verónica junto a los Horcados Rojos

Las mejores vistas de estas increíbles montañas las tendrás desde el Refugio de Cabaña Verónica, que queda frente a ellas y es el refugio de montaña guardado situado a mayor altitud de toda la Península Ibérica.

Merece la pena que te acerques y le eches un vistazo. Te sorprenderá saber que lleva allí ubicado desde 1961, y que es una de las cúpulas artilleras del portaaviones norteamericano Palau, que fue desguazado en Santurce.

El Naranjo de Bulnes (Pico Urriellu) y Torrecerredo

A muchos amantes de la naturaleza les parecería impensable que, ya que has llegado hasta la base de los Horcados Rojos, no ascendieses los 80 metros de desnivel que te separan del Collado de los Horcados Rojos.

Aquí se encuentra la divisoria que separa las provincias de Asturias y Cantabria, uno de los lugares que ver en Picos de Europa, ya que desde allí podrás ver a la vez las dos cumbres míticas de Picos de Europa: el Naranjo de Bulnes o Pico Urriellu, la más conocida y, Torrecerredo, la más alta.

Naranjo de Bulnes, que ver en Picos de Europa
Naranjo de Bulnes

Si te ves con fuerzas, puedes seguir ascendiendo los 150 metros de desnivel que hay desde el Collado de los Horcados Rojos hasta la Torre de los Horcados Rojos, la cumbre de este grupo de montañas.

Bulnes y el Funicular de Bulnes

Bulnes es una de las aldeas habitadas más aisladas de España ya que, desde el asturiano Puente Poncebos, donde acaba la carretera, le separan 400 metros de desnivel. Precisamente, este aislamiento ha permitido preservar un conjunto etnográfico único que ver en Picos de Europa, sobre todo con niños, para que conozcan así una forma de vida que para ellos es completamente desconocida.

La mejor forma de subir hasta Bulnes es andando, a través de la Canal del Tejo y disfrutar del maravilloso paisaje.

Bulnes, que ver en Picos de Europa
Bulnes

Si no tienes tiempo o ganas de hacer la caminata, existe una alternativa que es el Funicular de Bulnes, que arranca de Puente Poncebos, y que en poco más de cinco minutos, te llevará hasta Bulnes. Se construyó en el año 2000 para acabar con el aislamiento de Bulnes y hoy se ha convertido en toda una atracción turística.

Qué lugares visitar Picos de Europa en el Macizo Oriental o de Ándara

Potes

Potes es la capital de la comarca de La Liébana y, uno de los pueblos cántabros con más encanto y personalidad.

La Villa de Potes creció a orillas de los ríos Deva y Quiviesa, y su nombre le viene de la palabra “puentes”, ya que desde antiguo cuenta con ellos para cruzar los cauces de los ríos.

Potes
Potes

Además de las casonas, la Iglesia de San Vicente, y el Puente de San Cayetano, de Potes destaca la Torre del Infantado, construida en el siglo XV por los Mendoza, y que hoy alberga una exposición sobre el Beato de Liébana, con una completísima colección de facsímiles de los códices llamados “beatos”.

Su casco antiguo está considerado Conjunto Histórico desde 1983.

Potes es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria. Si quieres conocer cuáles son los demás, consulta este post en el que te los mostramos.

Los 16 pueblos más bonitos de Cantabria que te van a conquistar

Santo Toribio de Liébana

Hay 5 Lugares Santos para el Cristianismo: Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela, Caravaca de la Cruz y Santo Toribio de Liébana, monasterio que se encuentra muy cercano a Potes.

El hecho de encontrarse en tan selecto grupo desde 1512, es debido a que allí se encuentra el Lignum Crucis, el mayor trozo existente de la Cruz de Cristo, lo que le da el privilegio de celebrar Año Santo y ser el punto final del Camino Lebaniego.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana, que ver en Picos de Europa
Monasterio de Santo Toribio de Liébana

El nombre de Toribio se lo debe a su constructor, Toribio de Palencia, quien lo comenzó a edificar en el siglo VI tras dejar su obispado de Palencia y retirarse aquí para llevar una vida de recogimiento.

De aquí surgió también el Beato de Liébana, una copia del Apocalipsis de San Juan que fue ilustrada con hermosos dibujos por el monje Beato en el siglo VIII.

Si no quieres visitar esta zona por tu cuenta, te puedes apuntar a una excursión que sale desde Santander y te lleva a visitar Potes, Santo Toribio de Liébana y Fuente Dé.

Santa María de Lebeña

También muy cerca de Potes, se encuentra esta joya cántabra del prerrománico, que hay que ver en Picos de Europa. Los expertos la encuadran dentro del “arte de repoblación” o mozárabe y está declarada Monumento Nacional desde 1893.

Fue edificada en el año 925 por los Condes de Liébana, con objeto de que sirviese de sepulcro en el que reposasen los restos de Santo Toribio.

Santa María de Lebeña
Santa María de Lebeña

En 1187, Alfonso VIII la donó al monasterio burgalés de San Salvador de Oña, durando hasta el siglo XVI su dependencia de este.

Mogrovejo

Declarado Conjunto Histórico en 1985, Mogrovejo es uno de los pueblos más bonitos del Valle de Liébana, y el que mejor conserva todo el sabor tradicional que debieron tener los pueblos del pasado.

Mogrovejo se encuentra en la carretera que va desde Potes hasta Fuente Dé, tomando un desvío que se encuentra prácticamente a medio camino.

El edificio que más destaca del pueblo es la Torre de Mogrovejo, que data del siglo XIII y a cuya protección se acogían los delincuentes que no hubieses cometido delitos de lesa majestad.

Mogrovejo
Mogrovejo

Caminando despacio por sus callejas, verás edificios históricos de los siglos XVI y XVII, destacando entre todos ellos la casona de La Guerra o de Vicente de Celis, en cuya fachada se ve el escudo de armas de Mogrovejo.

El Desfiladero de la Hermida

El límite oriental de los Picos de Europa es el Desfiladero de la Hermida, un cañón fluvial tallado por el Río Deva. Si bien no llega a tener la espectacularidad de los desfiladeros del Cares o de los Beyos, no dejes de recorrerlo y disfrutar de sus lugares más emblemáticos.

El principal de todos ellos es la Vía Ferrata de la Hermida, con el puente tibetano más largo de España. Es un buen lugar para iniciarte en la escalada sin correr los riesgos que conlleva si eres novato.

En la parte alta del cañón, en su lado oriental, hay dos buenos miradores accesibles, desde los que podrás disfrutar de unas vistas estupendas, se trata de los miradores de Verdeja y de Santa Catalina.

Desfiladero de la Hermida, que ver en Picos de Europa
Desfiladero de la Hermida

Muy cerca de este último, se encuentra la Senda Mitológica Peñarrubia, en el Monte Hozarco, un lugar genial para recorrer con niños, en el que conocerán todos los increíbles personajes de la mitología cántabra. No decepciona ni a niños ni a mayores dar un paseo por este bonito robledal.

Si quieres conocer más lugares de Cantabria para visitar con niños, echa un vistazo a este post de nuestro blog.

15 Planes divertidos para hacer en Cantabria con niños (y no tan niños)

La Senda de Urdón a Tresviso

En lo más profundo del Desfiladero de la Hermida, justo donde el Río Urdón desemboca en el Río Deva, se encuentra Urdón, una diminuta localidad cántabra pegada al límite provincial con Asturias.

De aquí parte la Senda de Urdón-Tresviso (PR.PNPE-30) que, tras salvar 825 metros de desnivel, llega hasta la también cántabra localidad de Tresviso. Ese camino es el único acceso que une a Tresviso con el resto de la comunidad autónoma a la que pertenece, ya que por carretera se llega desde Sotres, que ya pertenece a Asturias.

Ruta de Urdón a Tresviso, que ver en Picos de Europa
Ruta de Urdón a Tresviso

El sendero es de continua subida, pero de una belleza impresionante, con el Cañón de Urdón siempre a tu izquierda y unas vistas únicas del Macizo de Ándara. Uno de los puntos reseñables de esta ruta es el Balcón de Pilatos, un mirador que se encuentra a casi 500 metros por encima de donde se inicia la ruta, y desde el que no podrás dejar de observar toda la grandeza que hay frente a tí.

El Lago de Ándara

Hasta 1911, el Lago de Ándara fue el lago más grande de Cantabria y se le consideraba el más bonito de los Picos de Europa. Ese año, la sociedad Minas de Mazarrasa, concesionaria de la extracción de plomo y zinc en la zona, llevó a cabo una desafortunada voladura que produjo una grieta en el terreno por la que se filtró todo el agua del lago, quedando sólo un pequeño vestigio de lo que fue.

A pesar de todo, merece mucho la pena hacer la ruta que lleva hasta lo que queda del lago y ver todo el entorno. Tienes que partir del Jito de Escarandi, un alto con aparcamiento a medio camino entre Sotres y Tresviso, en el que puedes dejar el coche. Aquí hay que tomar el camino paralelo a la carretera, que enfila directo al sur.

Lago de Ándara, que ver en Picos de Europa
Lago de Ándara

Tras tres kilómetros y medio de camino y superar 400 metros de desnivel, llegarás al Casetón de Ándara, un edificio que que daba servicio a las minas y que hoy es un refugio. Allí podrás ver restos del pasado minero de la zona. Si continuas camino otro medio kilómetro y superas los 100 metros de desnivel que te quedan, llegarás al Pozo de Ándara, que es lo que hoy queda del lago.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Si vas a visitar Asturias y te apetece conocer algo de los Picos de Europa, pero no quieres hacerlo por tu cuenta, echa un vistazo a esta excursión en jeep, que sale desde Cangas de Onís. Desde Santander también sale otra excursión, que es interesante si además quieres hacer una ruta de senderismo. Aquí tienes todos los detalles.

Otros lugares cerca de Picos de Europa, que te gustarán


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.