En España se conoce con el nombre de Costa del Sol a la costa de Málaga, y a esta zona tradicionalmente se le ha relacionado con el turismo de sol y playa, ya que cuenta con el mayor número de playas de toda Andalucía. A la Costa del Sol se le denomina así porque goza de un clima privilegiado y cuenta con más de 300 días de sol al año.

Pero la Costa del Sol tiene mucho más que sol y playa, y a nosotros que disfrutamos del turismo de interior nos encantó descubrir el rico patrimonio, tanto cultural como natural con que cuenta esta zona, así como el excepcional paisaje de montaña que se encuentra paralelo a la costa.

A la Costa del Sol puedes llegar en coche, en tren, o en avión ya que cuenta con el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, que se encuentra a 8 km del centro de Málaga capital y que está perfectamente comunicado con toda la Costa del Sol.

Una vez que estés allí, si lo que quieres es descubrir algo más, a parte de sus magníficas playas, la mejor forma de hacerlo es en coche, lo que te va a dar mayor libertad de movimientos y la posibilidad de acceder a lugares algo más escondidos.

Así que si no vas a viajar en tu propio coche una buena idea es alquilar allí uno y para ello te proponemos el alquiler de coches en Firefly, que ofrece muy buenas tarifas de descuento en el alquiler de coches para vacaciones. Esta compañía tiene una oficina en el aeropuerto de Málaga, así que no dudes en comprobar sus tarifas en internet antes de viajar.

Aquí tienes un listado de los lugares que nosotros visitamos en la Costa del Sol y que más nos gustaron.

6 lugares del interior de la Costa del Sol que no te puedes perder

Ronda

Ronda, situada en el noroeste de la provincia de Málaga, está enclavada en el interior de la Serranía de Ronda. Es uno de los lugares más emblemáticos de la Costa del Sol.

A todo aquel que haya visitado Ronda al volver a oír su nombre lo primero que le viene a la cabeza es su extraordinario puente y las vistas que ofrece. Se trata de un puente construido en 1793 que une la parte vieja y la nueva de la ciudad.

El Puente Nuevo de Ronda salva un tajo de casi 100 metros de altura creado por el río Guadalevín durante miles de años. Se construyó a base de piedra extraída de la garganta del Tajo, una garganta en la que se pueden ver las marcas que ha dejado el agua a su paso. Es uno de los imprescindibles de la Costa del Sol, y las mejores vistas del puente las tendrás desde los Jardines de Cuenca.

Puente Nuevo de Ronda, Costa del Sol

Puente Nuevo de Ronda – Foto de Martina Oefelein (licencia CC by 2.0)

Ronda es una ciudad de calles empedradas, llena de leyendas y curiosidades, y la mejor forma de conocerla es recorrerla a pie. El trazado de sus calles tiene reminiscencias árabes, con calles estrechas, palacios, bonitos jardines y miradores.

La historia de Ronda  pasa por su período de dominación musulmana y uno de sus legados son los Baños Árabes de época nazarí (s. XIII-XIV), que se encuentran situados en la zona de la antigua judería. Cuentan con la singularidad de conservar completa su estructura, con las diferentes estancias e instalaciones que lo organizaban, y son los más grandes y mejor conservados de la Península Ibérica.

Otro de los legados musulmanes es el palacio denominado Casa del Gigante, debido a dos relieves en piedra de origen fenicio, que decoraban las esquinas del edificio, y de los que sólo queda uno. Se trata de un palacio en miniatura de arquitectura nazarí de los siglos XIV y XV, que es de los mejor conservados de este estilo.

Su Plaza de Toros es todo un emblema en la ciudad. Es una de las más antiguas y monumentales de España y está considerada como una de las cunas de la tauromaquia moderna surgida en el siglo XVIII. Todos los años se realiza una corrida goyesca en la que los toreros, banderilleros y picadores van vestidos con trajes goyescos, una vestimenta surgida en el Madrid del siglo XVIII. Tanto la plaza de toros como el Museo taurino que hay en su interior se pueden visitar todos los días.

Plaza de toros de Ronda, Costa del Sol

Plaza de toros de Ronda – Foto de Mihael Grmek (licencia CC by 2.0)

Ronda todavía recuerda el espíritu bandolero que pobló la zona allá por el siglo XVI y lo hace a través del Museo del Bandolero, que se encuentra en una casa típica que tiene más de 100 años de antigüedad.  El fenómeno del bandolerismo estuvo favorecido por la escarpada geografía de la Serranía de Ronda, y alimentado por las circunstancias derivadas de la Guerra de la Independencia contra los ejércitos franceses.

Ronda vive el siglo XIX en su aislamiento serrano hasta que los viajeros extranjeros la descubren en pleno auge del movimiento romántico. Ronda era para los viajeros románticos un lugar insólito, y desplazarse hasta ella constituía una experiencia aventurera, algo que ya había desaparecido en sus países de origen.

En tu paseo por Ronda descubrirás varias iglesias, jardines y museos cuyos horarios de apertura puedes encontrar en este enlace.

Si quieres realizar excursiones por la Serranía de Ronda te aconsejo que te quedes en Ronda al menos dos días. Si necesitas buscar alojamiento en Ronda desde este enlace puedes hacerlo.

Antequera

Antequera es una ciudad que se encuentra situada en el principal cruce de caminos de Andalucía y es el municipio más grande de Málaga.

Tiene un magnífico conjunto monumental en el que podrás ver dólmenes, colegiatas, iglesias, palacios, arcos, puertas, una alcazaba, museos, etc.

Una de las cosas que más destacan en la ciudad es su gran número de iglesias, entre las que sobresalen dos colegiatas: la Colegiata de San Sebastián y la Colegiata de Santa María la Mayor.

Pero, sin duda, la visita que más merece la pena es la de la Alcazaba, una fortaleza cuya construcción fue iniciada en el siglo XI, aunque la mayor parte de las murallas y las dos torres que se conservan son del siglo XIV.

Alcazaba de Antequera, Costa del Sol

Alcazaba de Antequera – Foto de Jorge Garzón (licencia CC by 2.0)

La torre principal es la Torre del Homenaje, a la cual se llega cruzando el Patio de Armas. En su interior hay varias salas de planta rectangular, y se puede observar la escalera y la maquinaria del reloj, con su contrapeso en piedra. Esta torre está considerada como la de mayor anchura de las musulmanas andaluzas, a excepción de la Calhaorra de Gibraltar.

En 1582 se construye en esta torre un templete campanario para cobijar la campana mayor de la ciudad de Antequera y allí también se coloca el reloj de la ciudad , denominado Reloj de Papabellotas, debido a que la ciudad tuvo que vender una gran cantidad de bellotas para poder sufragar los gastos de su construcción. Desde la torre tienes una bonita panorámica de la ciudad de Antequera.

La segunda torre que encontrarás es la Torre Blanca, cuyas estancias están distribuidas en dos plantas, y que se comunica con la del Homenaje por el adarve. Desde la Torre Blanca había una segunda muralla hacia el sur, donde se construyó la Puerta de Málaga con arco de herradura. Tras la conquista cristiana esta torre fue utilizada como ermita con el nombre de la Virgen de la Espera.

No te pierdas en tu viaje a la Costa del Sol la visita al Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera. Este conjunto lo conforman los Dólmenes de Menga, Viera y El Romeral. Este año se ha presentado su candidatura para entrar en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, ya que se trata de uno de los mejores conjuntos megalíticos de Europa.

Dolmen de Viera en Antequera, Costa del Sol

Dolmen de Viera en Antequera – Foto de Jeanne Menj (licencia CC by 2.0)

En este enlace tienes los horarios de todos los monumentos de Antequera para poder programar tu visita.

El Torcal de Antequera

Muy cerca de Antequera se encuentra el Paraje Natural del Torcal de Antequera, uno de los mejores y más espectaculares ejemplos de relieve kárstico sobre roca caliza de toda Europa. El nombre le viene de las torcas o dolinas que allí abundan, y que no son sino depresiones circulares del terreno producidas por la erosión.

El Torcal de Antequera, Costa del Sol

El Torcal de Antequera – Foto de Oscar M Piñero (licencia CC by 2.0)

Hace más de 150 millones de años, toda esta zona estaba cubierta por el denominado Mar de Thetis, de cuyos sedimentos y por un proceso de consolidación natural, se formó la roca caliza que nosotros vemos ahora. El paso del tiempo, y la acción de los elementos atmosféricos como la lluvia, el viento y el hielo, han producido sobre ella un proceso de erosión diferencial o kárstica, cuyo resultado ha sido la aparición de una sorprendente ciudad tallada en la piedra, con pasadizos laberínticos, cavidades y curiosas formas labradas en la roca, que invitan a perderse entre ellas y maravillarse ante su grandiosidad y rareza.

Me recuerda a la Ciudad Encantada de Cuenca, pero su relieve es más abrupto. Es imprescindible que lleves calzado apropiado (zapatillas o botas de montaña) para caminar por el Torcal sino quieres acabar con un esguince, ya que tendrás que ir caminando y saltando por las piedras.

Torcal de Antequera - Foto de Michael Figiel (licencia CC by 2.0)

Torcal de Antequera – Foto de Michael Figiel (licencia CC by 2.0)

El Torcal de Antequera es un entorno natural sobresaliente, que está considerado como único en el mundo, lo cual motivó que en 1929 fuera declarado Sitio de Interés Nacional.

Además de ser una auténtica maravilla geológica, el Torcal de Antequera es un importante enclave ornitológico en el que pueden observarse buitres leonados, búhos reales, mochuelos, cernícalos vulgares, etc, lo que le ha valido para su declaración como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Otro de los habitantes que con un poco de suerte podrás observar es la cabra montés, especie de la que unos cuantos ejemplares viven entre sus erosionadas peñas.

En este enlace puedes encontrar alojamiento en Antequera al mejor precio.

La laguna de Fuente de Piedra

Situada al noroeste de la provincia de Málaga, muy cerca de Antequera, la laguna de Fuente de Piedra es, con sus 1400 hectáreas de superficie, la mayor de Andalucía. Pertenece al conjunto de lagunas de la zona de Antequera, que abarca otras reservas naturales que suman un total de 3.000 hectáreas de humedal.

Flamencos rosados en la Laguna de Fuente de Piedra, Costa del Sol

Flamencos rosados en la Laguna de Fuente de Piedra – Foto de rjime31 (licencia CC by 2.0)

Si eres aficionado a la observación de aves o birdwatching, no te puedes perder una visita a esta laguna que constituye un enclave único dentro de los humedales del mediterráneo occidental, ya que en ella se localiza la mayor colonia nidificante de flamencos rosados de toda la Península Ibérica y la segunda en importancia de Europa tras la existente en La Camargue (Francia).

Es un espectáculo único el poder contemplar los miles de flamencos rosas que llegan a agruparse en la laguna, no olvides llevar unos prismáticos si quieres observarlos con todo detalle.

Aunque la nidificación del flamenco rosado es el fenómeno vital más enriquecedor de este humedal, hay que tener en cuenta que es también una importante área de invernada y de paso para muchas aves que migran entre Europa y África.

Nerja

Nerja se encuentra situada en la parte más oriental de Málaga, en el límite con la provincia de Granada. Se trata de un pueblo marinero y agricultor con raíces árabes, su nombre procede del árabe “Naricha“, (manantial abundante). Su espectacular paisaje abarca la montaña, el mar y la fertilidad de sus huertas, que convierten esta zona en un auténtico vergel.

Uno de los rincones más visitados de Nerja es el denominado Balcón de Europa, desde el que se disfruta de una bonita panorámica. Se trata de un impresionante mirador abierto al mar Mediterráneo, que antiguamente se denominaba Paseo de la Batería hasta que después del terremoto de 1884, que afectó gravemente a esta zona, el Rey Alfonso XII en su visita a Nerja lo llamó oficialmente “Balcón de Europa”.

Lo que no te puedes perder en tu visita a Nerja es su famosa Cueva de Nerja, que es una de las más bellas y visitadas de España y de gran valor arqueológico. Se encuentra al pie de la Sierra de Almijara, fue descubierta en 1959 y está declarada Monumento Histórico Artístico Nacional y Bien de Interés Cultural.  Se la conoce como la Catedral de la Prehistoria por los restos arqueológicos hallados en su interior. Tiene 4.823 metros de recorrido y una tercera parte de las galerías se pueden visitar. A la zona con pinturas prehistóricas no se puede acceder por motivos de conservación.

Cueva de Nerja, Costa del Sol

Cueva de Nerja – Foto de Stevekeiretsu (licencia CC by 2.0)

El itinerario visitable te permite acercarte a los espeleotemas que forman el paisaje interior de esta sorprendente formación kárstica. Entre ellos destaca la columna más gruesa del mundo creada por la unión de estalagmitas y estalactitas. También puedes practicar espeleoturismo con guías especializados. En esta cueva, además, se desarrolla todos los años el Festival Internacional de Música y Danza de Nerja. Aquí tienes toda la información que necesitas para visitar la Cueva de Nerja.

Para conocer más acerca de la historia de Nerja y de su patrimonio no dudes en visitar el Museo de Nerja, que se encuentra en pleno centro, muy cerca del Balcón de Europa.

En Nerja también puedes encontrar el Paraje Natural de los Acantilados de Maro, en el que disfrutar del paraíso virgen de las playas de Maro, un entorno que aún no ha sufrido las consecuencias de la urbanización descontrolada de otras zonas del litoral. Es un área protegida formada por calas y acantilados de hasta 250 m de desnivel. En esta zona se encuentran varias torres vigía del siglo XVI y un interesante acueducto del siglo XIX, denominado Acueducto del Águila.

Acueducto del Águila, Costa del Sol

Acueducto del Águila – Foto de Cayetano (licencia CC by 2.0)

Si eres amante del senderismo, a unos 2 km de Nerja puedes efectuar un espectacular recorrido por el cauce del Río Chillar, una ruta de unos 8 km ida y vuelta, muy refrescante e ideal para los días de mucho calor.

Los Cahorros en el río Chillar, Costa del Sol

Los Cahorros en el río Chillar – Foto de Por los caminos de Málaga (licencia CC by 2.0)

Esta ruta pasa por una zona denominada Los Cahorros, unos espectaculares desfiladeros entre paredes de mármol que en algunos tramos son tan estrechos que se pueden tocar ambas paredes con las manos. Si vas a hacer esta ruta no te olvides el bañador y unas sandalias de agua.

Nerja es un buen lugar para pasar unos días, tanto para dedicarlos al turismo de interior como para ir a la playa. Aquí puedes encontrar alojamiento en Nerja.

El Caminito del Rey

En pleno centro de la provincia de Málaga, en el municipio de Álora, se encuentra el Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes. Un cortado fluvial de singular belleza formado por el río Guadalhorce al atravesar la sierra malagueña, en el que se encuentran impresionantes y escarpadas paredes de altura considerable, y que en algunos puntos sólo tiene 10 metros de anchura y alcanza los 700 metros de profundidad.

El acceso al Desfiladero de los Gaitanes se realiza desde el norte por el embalse del Guadalhorce, y desde el sur por el embalse del Chorro, y fue precisamente la construcción de un canal que comunicase ambos embalses, lo que llevó aparejada la construcción de un camino para el mantenimiento de este canal. Las obras de construcción fueron inauguradas en 1921 por el rey Alfonso XIII, de ahí que en adelante se le conociese como Caminito del Rey.

El recorrido total del camino es de 7,7 km, si bien la parte más espectacular, conocida como Las Pasarelas tiene 2,9 km de longitud.

Caminito del Rey, Costa del Sol

Caminito del Rey – Foto de Leo Soria (licencia CC by 2.0)

Por su singularidad, este camino fue habitualmente utilizado por los lugareños y curiosos, aunque la falta de mantenimiento hizo que finalmente fuera imposible su utilización con unas condiciones mínimas de seguridad, por lo que fue preciso cerrarlo al público.

Afortunadamente, ha sido restaurado y puesto en marcha recientemente, por lo que desde marzo de este año 2015 vuelve a estar abierto al uso público con garantías de seguridad. Si sufres de vértigo no te recomiendo que hagas el recorrido.

Barranco El Chorro, Costa del Sol

Barranco El Chorro – Foto de Roberto Lumbreras (licencia CC by 2.0)

Además de poder disfrutar de un recorrido espectacular como pocos, también podrás observar la fauna de montaña entre la que destacan aves como el alimoche, el buitre leonado y el águila real, y mamíferos como la gineta y la cabra montés.

Se suele tardar en realizar todo el recorrido entre 3 y 4 horas. Las pasarelas tienen horario de apertura y su recorrido es de pago, dándose paso para hacer el recorrido cada 30 minutos. En este enlace tienes todos los detalles para preparar tu visita.

¿Conoces algún rincón más digno de visitar en el interior de la Costa del Sol? Si es así nos gustaría que nos lo dejases en los comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This