Uno de los monumentos imprescindibles que visitar en un viaje por el sur de Francia, es el Palacio de los Papas de Avignon. Cuando te acercas a Avignon (Aviñón), la silueta que ves de la ciudad es impresionante.

A la orilla del río Ródano encuentras un conjunto excepcional de monumentos, el famoso Puente de Avignon o de Saint Bénezet (del que ya hablamos en un post anterior), las murallas, el Petit Palais, la Catedral de Notre-Dame des Doms y los impresionantes muros del Palacio de los Papas de Avignon, con sus cuatro torres defensivas.

Este conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año 2007, y es uno de los monumentos más visitados de toda Francia.

Un poco de historia acerca del Palacio de los Papas de Avignon

La historia de este Palacio comienza en 1309, cuando el Papa Clemente V traslada la sede papal de Roma a la ciudad de Avignon, que en aquel entonces no era territorio francés, sino que pertenecía al Reino de Nápoles.

Clemente V eligió Avignon por su cercanía con Vienne, donde en 1311 se iba a celebrar un concilio. Este traslado que inicialmente iba a ser provisional, debido a la situación de inseguridad y caos en que se encontraba Roma (inmersa en luchas e intrigas políticas), se convirtió en permanente hasta 1377, y durante siete pontificados, más otros dos, considerados antipapas, durante el llamado Cisma de Occidente.

El Papa Clemente V pasó a la historia como el Papa que trasladó la sede pontificia a Avignon y como el que promulgó la bula por la que suprimió la Orden de los Templarios.

Clemente vivió como invitado en el monasterio dominicano de Avignon y su sucesor el papa Juan XXII comenzó la reconstrucción del palacio del obispo. Pero a quienes se debe la verdadera construcción del Palacio de los Papas de Avignon fue a Benedicto XII y a Clemente VI.

El lugar elegido fue un afloramiento rocoso, por encima del río Ródano llamado Rocher des Doms. Allí estaba el viejo palacio episcopal de los obispos de Avignon. La elección de este lugar permite la elevación del conjunto, de manera que resulta más impresionante y puede verse desde muy lejos.

Palacio de los Papas de Avignon

Palacio de los Papas

El Palacio de los Papas de Avignon se construyó en dos fases, lo que dio lugar al Palais Vieux (Palacio Antiguo) de Benedicto XII y al Palais Neuf (Palacio Nuevo) de Clemente VI.

El edificio fue enormemente caro, y la ejecución de las obras consumió gran parte de los ingresos papales. La construcción se inició en 1335 y se terminó en menos de veinte años. El resultado fue el mayor palacio gótico de toda Europa (15.000 m2 de superficie, que es el equivalente a cuatro catedrales góticas). 

Lo decoraron lujosamente artistas de la época como Simone Martini y Matteo Giovanetti.  El Palais Vieux fue construido por el arquitecto Pierre Poisson de Mirepoix. Benedicto XII hizo que se arrasara el anterior palacio episcopal y se reemplazara por un edificio mucho más grande, centrado en un claustro muy fortificado para defenderse de los atacantes. Sus cuatro alas están flanqueadas por altas torres.

Torre del Palacio Papal - Palacio de los Papas de Avignon

Torre del Palacio Papal

Visita al Palacio de los Papas de Avignon

La visita al Palacio de los Papas de Avignon te permite ver más de 25 habitaciones. El Salón de Audiencias Grande (con los frescos de las bóvedas, pintados por Matteo Giovanetti y dedicados a los profetas), el Consistorio, la Gran Capilla Clementina, el Claustro, los apartamentos privados del Papa (que unen el nuevo y viejo palacio), incluyendo la Cámara Papal, las Capillas de San Marcial y San Juan pintadas con frescos de valor incalculable por el artista italiano Matteo Giovannetti . También podrás subir a las terrazas en la azotea y disfrutar de las impresionantes vistas al Palacio, la ciudad de Aviñón y el río Ródano.

Azotea del palacio - Palacio de los Papas de Avignon

Azotea del palacio

En una de las grandes salas verás una maqueta del palacio, con la que te harás una idea de conjunto de todo el edificio.

Maqueta del Palacio de los Papas - Palacio de los Papas de Avignon

Maqueta del Palacio de los Papas de Avignon

También, a través de paneles explicativos, verás la cronología y las técnicas usadas en la construcción de este extraordinario edificio. Te muestra cómo los poderes temporal y espiritual eran ejercidos por el papado, y te da a conocer a los papas y los líderes poderosos de la época que dejaron su impronta en este palacio. Conocerás la influencia cultural de la época y el estilo de vida ceremonial de la corte pontificia.

Claustro del palacio - Palacio de los Papas de Avignon

Claustro del palacio

La visita la puedes seguir con audioguía, disponible en 11 idiomas. Hay siete películas en diferentes salas, que a través de reconstrucciones en 3D, muestran cómo se realizó la construcción del palacio, cómo estaban decoradas las habitaciones, el mobiliario, etc. Debido a las dimensiones del palacio, la visita te llevará la mitad del día, por lo cuál planifica tu visita del resto de Aviñón, dependiendo de tu tiempo disponible.

Información para visitar el Palacio de los Papas de Avignon

Dirección

Place du Palais

Horario

El Palacio de los Papas abre todos los días del año.

La última visita se realiza una hora antes del cierre.

Hay una entrada conjunta para el Palacio de los Papas y para el Puente de San Bénezet que resulta más barata que por separado.

Del 1 de septiembre a 1 de noviembre: 9:00 a 19:00h

De 2 de noviembre a 29 de febrero: 9:30 a 17:45h

Marzo: 9:00 a 18:30h

De 1 de abril a 30 de junio: 9:00 a 19:00h

Julio: 9:00 a 20:00h

Agosto: 9:00 a 20:30h 

Puedes ampliar información sobre la visita en este enlace de la página oficial del Palais des Papes.

 


Puedes leer también:

Ida y vueltaPalacio de los Papas, Avignon

Pin It on Pinterest

Share This
UA-106608197-1