Saltar al contenido

Qué ver en Salzburgo, tras los pasos de Mozart

Palacio Mirabell - qué ver en Salzburgo

Antes de visitar Salzburgo, de esta ciudad sólo sabía que era el lugar en el que nació ese genio de la música que fue Wolfgang Amadeus Mozart. Salzburgo se encuentra en Austria junto a la frontera con Baviera, en Alemania. Por eso cuando estuvimos recorriendo Baviera no perdimos la ocasión de visitarla. En este post queremos mostrarte qué ver en Salzburgo de la mano de su vecino más ilustre.

Salzburgo es el segundo destino turístico de Austria, después de Viena. Una ciudad que atrae cada año a unos 7 millones de turistas.

En Salzburgo verás que es imposible dar un paso sin encontrarte con algo relacionado con Wolfgang Amadeus Mozart. Lo encontrarás en forma de chocolate, en una estatua, en la universidad, en un café y, sobre todo, en su música. Y es que no podía ser de otra forma, siendo Salzburgo la ciudad en la que nació este gran genio.

Cómo llegar a Salzburgo

En avión

Puedes llegar en avión, ya que Salzburgo tiene el segundo aeropuerto más importante de Austria. Y como no podía ser de otra forma lleva el nombre del compositor.

El aeropuerto se encuentra a 6 kilómetros del centro de la ciudad (Salzburger Altstadt). Aquí puedes buscar y comparar para encontrar el mejor precio de tu vuelo a Salzburgo.

Para llegar desde el aeropuerto hasta la ciudad puedes hacerlo en autobús, en taxi o en coche de alquiler. Si quieres utilizar el transporte público el autobús de la línea 2 te lleva en menos de 25 minutos a la Estación Central de Salzburgo (Salzburg Hauptbahnhof). Y el autobús de la línea 10 (dirección Sam) te lleva en menos de 20 minutos hasta el Ayuntamiento de Salzburgo (Salzburg Rathaus), justo en pleno centro.

En coche

Nosotros llegamos a Salzburgo en coche desde Múnich. Recorrimos los 145 km (1h 30 min) que separan ambas ciudades a través de la autopista A8. Antes de pasar la frontera de Austria compramos en un área de servicio la viñeta, una pegatina obligatoria para poder circular por las autopistas y autovías austriacas.

Tienes que comprarla antes de entrar en Austria y pegarla en el parabrisas delantero del vehículo. El precio varía si es para un año, para 2 meses o para 10 días consecutivos. Lo normal, si vas a viajar por Austria, es que necesites la de 10 días que cuesta 8,90€ para coches y autocaravanas y 5,10€ para motos (precios de 2017).

En tren

Hay un tren regional que une Múnich con Salzburgo, por lo que es una buena opción si te alojas en la capital bávara. Una vez que llegas a la Estación Central de Trenes (Hauptbanhof) sólo tienes que tomar la calle Rainerstrasse y sin desviarte llegarás al centro histórico.

Cómo es Salzburgo

Envuelta por el majestuoso paisaje de los Alpes y con una peculiar mezcla entre lo antiguo y lo moderno Salzburgo está llena de encantos.

La ciudad fue construida en un punto estratégico del curso del río Salzach (un afluente del Danubio), a su paso entre dos grandes colinas. En una de ellas, conocida como Mönchsberg o del Fraile, se edificó una gran fortaleza para proteger la ciudad.

Salzburgo desde el río Salzach - qué ver en Salzburgo
Salzburgo desde el río Salzach

El río Salzach divide en dos Salzburgo y en la orilla en la que se encuentra el castillo es donde se encuentran la mayoría de iglesias y lugares de interés de la ciudad. Aunque verás que vas a cambiar de orilla varias veces en tu visita.

Muestra una estampa idílica entre montañas, con un castillo presidiendo el conjunto urbano, que se ha convertido en el símbolo de la ciudad, unas cuantas torres de iglesias salpicadas aquí y allá y varios palacios. Además, casi todas las calles del centro histórico son peatonales, lo cual es ideal para recorrerlo tranquilamente.

En el siglo XIII los arzobispos de Salzburgo fueron nombrados príncipes del Sacro Imperio Romano Germánico. El poder y la prosperidad económica de estos arzobispos procedía en buena parte de los ingresos que obtenían por la explotación de las salinas cercanas. Unas salinas que ya aprovecharon los romanos, y que ocho siglos después dieron nombre a la ciudad “salz”. Esta sal era transportada por el río Salzach (el río de la sal) para su venta.

Su casco histórico fue declarado por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1996.

Nosotros llegamos a Salzburgo en verano, coincidiendo con el famoso Festival de Salzburgo. Este festival de música y teatro se celebra durante los meses de julio y agosto desde 1920 y, es uno de los festivales de música más importantes del mundo.

Qué ver en Salzburgo

Lo primero que hicimos al llegar a Salzburgo fue buscar la Oficina de Turismo que se encuentra en la Mozartplatz (Plaza de Mozart). Aquí nos proporcionaron un mapa de la ciudad con los lugares más interesantes para visitar.

En esta Oficina de Turismo tienes la posibilidad de comprar la Salzburg Card, una tarjeta que te proporciona entrada libre a todas las atracciones turísticas y museos, descuentos en varios lugares de interés o actividades, y viajes gratuitos en transporte público. Tienes tarjetas disponibles para 24, 48 o 72 horas.


Lugares para visitar relacionados con Mozart


Casa natal de Mozart

La casa natal de Mozart se encuentra en el número 9 de Getreidegasse, la calle más popular de Salzburgo. Una calle con las casas de fachadas multicolores, muchas de ellas sedes de antiguos gremios medievales de artesanos y comerciantes, verás los curiosos carteles que anuncian los establecimientos con dibujos referentes a su actividad.

Carteles de los artesanos de la Calle Getreidegasse - qué ver en Salzburgo
Carteles de los artesanos de la Calle Getreidegasse

La calle está repleta de tiendas, cafés y restaurantes, y una cosa muy curiosa es que tiene una serie de pasajes comerciales que permiten conectar varias calles. En medio de los pasajes puedes encontrar hasta pequeñas plazas.

Casa natal de Mozart - qué ver en Salzburgo
Casa natal de Mozart en Salzburgo

Wolfgang Amadeus nació en el tercer piso de la Casa Hagenauer el 27 de enero de 1756 y ahora su casa se ha convertido en un museo donde puedes recorrer las habitaciones originales, puedes ver su primer violín y su clavicordio, muebles del siglo XVIII y otros objetos curiosos, como un mechón de su cabello, así como retratos originales de la familia. La familia Mozart permaneció en esta casa hasta 1773.

Una cosa que nos llamó especialmente la atención fue el ver en los bajos de este edificio un supermercado. Es algo bastante chocante en un edificio histórico como este, no queda muy bien estéticamente que digamos.

Plaza Makart – Makartplatz

En 1773, después del triunfo de Mozart como niño prodigio en la corte de Viena, su padre decide que deben de mudarse a una residencia más acorde con su nuevo estatus social. Y lo hace a una casa situada en la Plaza Makart, al otro lado del río, en la que vivieron hasta 1787.

La plaza Makart lleva el nombre del pintor de Salzburgo Hans Makart, el “príncipe artista” de la Ringstrasse vienesa. En esta plaza nació también Christian Doppler, el matemático y físico austriaco, famoso por el efecto Doppler. Su casa está justo al lado de la Residencia Mozart.

Los monumentos más importantes de la Plaza Makart son:

La iglesia de la Santísima Trinidad o Dreifaltigkeitskirche

En esta misma plaza puedes visitar la iglesia de la Santísima Trinidad, el edificio religioso más importante de la margen derecha de la Ciudad Vieja, obra del gran arquitecto barroco Fischer von Erlach.

La Iglesia de la Santísima Trinidad se hizo especialmente famosa por el fresco de su cúpula de Johann Michael Rottmayr, que representaba la Coronación de María y la Santísima Trinidad.

Residencia Mozart – Mozart Wohnhaus

De 1773 a 1787 los Mozart vivieron en la llamada Casa del Maestro de Danza que se encuentra en el número 8 de la Makartplatz.

Esta casa que fue muy dañada durante la Segunda Guerra Mundial ha sido reconstruida y también se puede visitar.

Residencia Mozart - qué ver en Salzburgo
Residencia Mozart en Salzburgo

En este museo se pueden ver muchos documentos y retratos originales. La exposición muestra datos interesantes sobre la historia de la casa, los años de Mozart en Salzburgo y la vida de la familia Mozart. También muestra algunos instrumentos originales de Mozart, como su fortepiano.

El Mozarteum

Cerca de la Plaza Makart se encuentra el Mozarteum que es el actual conservatorio de música, uno de los más importantes de Europa y al que acuden multitud de estudiantes de todo el mundo a perfeccionar sus estudios musicales. Esta institución es heredera de la Fundación Internacional creada en 1870  para promover la música de Mozart.

En su jardín se ha reconstruido la casa de campo donde Mozart escribió “La flauta Mágica”.

Plaza Mozart – Mozartplatz

Para llegar a ella tienes que volver a cruzar el río. En esta plaza se colocó en 1842 una estatua conmemorativa del compositor frente a la iglesia de San Miguel.

Plaza Mozart en Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Plaza Mozart en Salzburgo

La Plaza del Mercado Antiguo o Alter Markt

En esta plaza, muy cerca de la anterior, se encuentra el café Tomaselli, que permanece abierto desde el siglo XVIII, y al que Mozart acudía a jugar al billar. En su piso superior vivió durante muchos años Constanza, la viuda de Mozart, con su segundo esposo.

Muy cerca del café Tomaselli aprovechamos para comprar los típicos bombones Mozart. En 1890, el pastelero Paul Fürst creó el bombón Mozart para conmemorar el centenario de la muerte del compositor. Desde entonces, la Pastelería Fürst es la única que puede fabricar el auténtico y genuino bombón, el original Salzburger Mozartkugel, aunque le han salido imitadores. El centro del bombón es mazapán de pistacho, lo cubre una capa de nuggat de crema de almendras y todo ello recubierto por una capa de chocolate negro. Como los bombones se elaboran sin conservantes es imposible exportarlos, así que sólo se pueden comprar allí, en el número 13 de la calle Brodgasse, cerca de Alter Markt. ¡Están deliciosos!

La iglesia de San Sebastián y su cementerio

Para llegar a ella tienes que volver a cruzar el río Salzach por el puente Staatsbrücke y continuar por la calle Linzer Gasse. La iglesia de San Sebastián y su cementerio contiguo es un lugar muy sugerente. Aquí se encuentra enterrado el médico y alquimista Paracelso, que vivió en Salzburgo en el siglo XVI.

Cementerio de San Sebastián - qué ver en Salzburgo
Cementerio de San Sebastián de Salzburgo

En este mismo cementerio se encuentran enterrados muchos de los miembros de la familia Mozart, incluido su padre Leopoldo y su mujer Constanza. En cambio, Wolfgang Amadeus fue enterrado en una fosa común de un cementerio de Viena.


Otros lugares de interés en Salzburgo


La Fortaleza Hohensalzburg

Desde el casco antiguo una empinada cuesta permite llegar hasta las puertas del castillo. Si no quieres subir andando los 120 metros que separan la fortaleza de las calles del centro de la ciudad, en la calle Festungsgasse hay un funicular, construido en el año 1892, el más antiguo de Austria, que te dejará en un mirador desde el que tienes una buena panorámica de la ciudad. Detrás del mirador se encuentra la fortaleza de Hohensalzburg. Dicen que es la fortaleza más grande y mejor conservada de Europa.

Se comenzó a construir en el siglo XI, pero el mayor cambio se realizó en el siglo XVI por parte del arzobispo Leonhard von Keutschach, que gobernó Salzburgo a principios de ese siglo.

Hasta el siglo XIX, la fortaleza de Hohensalzburg representó la capital de un estado independiente donde cada uno de sus 24 príncipes-arzobispos dejaron su huella, compitiendo en extravagancia. Y como curiosidad te diré que nunca fue conquistada.

Puedes visitar la fortaleza todos los días del año. Allí podrás visitar los patios del castillo, el Almacén de Sal, la Sala de Torturas o la Torre de Vigilancia. El conjunto se asemeja a una pequeña ciudad, con diferentes edificios. Recorrerás las habitaciones medievales de los príncipes-arzobispos. Una de las salas más importantes es la Sala Dorada, que tiene en el techo una decoración con 3000 botones de oro, imitando a las estrellas.

También podrás visitar el Museo de la Fortaleza o Festungsmuseum, que muestra una exposición de la vida en la corte. El Museo de Marionetas y el Museo Militar del Regimiento de Rainer o Rainer-Regimentsmuseum.

El DomQuartier de Salzburgo

Una de las zonas imprescindibles que ver en Salzburgo es el DomQuartier o Barrio de la Catedral, que representa el antiguo centro del poder principesco-arzobispal. Este recinto histórico está formado, principalmente, por el Monasterio Benedictino de San Pedro, la Catedral y la Residencia. Es una zona con plazas grandiosas, con sus fuentes, mercados y obras de arte.

Columna de María frente a la Catedral de Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Columna de María frente a la Catedral de Salzburgo
El Monasterio Benedictino de San Pedro

Una vez visitado el castillo puedes bajar a la ciudad vieja por unas escaleras que te llevarán hasta el Monasterio de San Pedro. La iglesia y el monasterio fueron fundados por San Ruperto, un misionero de Franconia, en el año 696.

La comunidad de monjes benedictinos que allí reside es la comunidad religiosa más antigua de todo el territorio de habla alemana.

Monasterio Benedictino de San Pedro - qué ver en Salzburgo
Monasterio Benedictino de San Pedro de Salzburgo

Aquí puedes visitar la iglesia cuyo interior en estilo rococó es totalmente de color blanco. En esta iglesia Mozart estrenó una de sus obras y todos los años en vísperas del aniversario de su muerte le hacen un homenaje en forma de réquiem.

También puedes visitar el Museo de San Pedro o Museum St. Peter, que es una exposición de tesoros de arte sacro, la Lange Galerie y el cementerio con las catacumbas.

La Lange Galerie

Puedes visitar la Lange Galerie (Larga Galería) que se construyó en el siglo XVII a petición del príncipe-arzobispo Guidoblad von Thun, para alojar una colección de pinturas. Es un pasillo largo con las pinturas en una de las paredes y ventanas en la otra, siguiendo el modelo italiano.

El cementerio de San Pedro y las catacumbas

El cementerio contiguo de San Pedro o Friedhof von St. Peter es el más antiguo de Salzburgo y uno de los más bonitos del mundo. Un cementerio que me pareció que tenía un encanto similar al del cementerio de San Juan de Núremberg.

En el centro del cementerio se encuentra la capilla Margarethenkapelle, de estilo gótico tardío. Y alrededor de la misma se encuentran las tumbas en las que se encuentran enterradas personalidades famosas, como artistas, eruditos o comerciantes. Una de estas personas es Nannerl, la hermana de Mozart.

Margarethenkapelle y cementerio de San Pedro - qué ver en Salzburgo
Margarethenkapelle y cementerio de San Pedro, Salzburgo

Como curiosidad, verás que hay un grupo de 7 enterramientos del siglo XVIII, que le llaman las 7 cruces. Estas tumbas tienen una leyenda, dicen que allí están enterradas las 6 mujeres de un albañil a las que mato de risa haciéndoles cosquillas en los pies y junto a ellas también está enterrado ese albañil.

Pero, sin duda, la visita más especial del cementerio de San Pedro es la de las catacumbas. Son unas cuevas excavadas en el monte Mönchsberg, de origen paleocristiano, que sirvieron como refugio de eremitas y como lugar de enterramiento.

Cementerio de San Pedro en Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Cementerio de San Pedro en Salzburgo

En este cementerio y en las catacumbas se rodaron algunas escenas de la película Sonrisas y Lágrimas.

La Catedral

Es el edificio religioso más importante de Salzburgo. Es el símbolo de una ciudad que deseaba parecerse a Roma, tanto que fue conocida como la “Roma del Norte”. Fue el príncipe-arzobispo Markus Sittikus quien encargó a Santino Solari construir una catedral a imagen de las mejores iglesias romanas. Se terminó de construir en el siglo XVII.

Exterior de la Catedral de Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Exterior de la Catedral de Salzburgo

En su interior se encuentra la pila bautismal en la que se bautizó a Mozart.

Aquí puedes visitar el Museo de la Catedral o Dommuseum, que alberga tesoros del arte de 1300 años.

Cúpula de la Catedral de Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Cúpula de la Catedral de Salzburgo
La Residenz

De los dos palacios arzobispales de la ciudad, la Residenz es el más elegante y grandioso. Se encuentra en la Residenzplatz o Plaza de la Residencia, que fue diseñada en el siglo XVI. En esta plaza encontrarás la fuente más grande de Salzburgo, la Residenzbrunnen o Fuente de la residencia, cuyas esculturas son obra del artista italiano Tomasso di Garone. La gente de Salzburgo dice que pueden saber qué tiempo va a hacer según el lado de la fuente por el que cae el agua. En diciembre el Mercado de Navidad se sitúa rodeando esta fuente.

Plaza de la Residencia o Residenzplatz con la Residenzbrunnen - qué ver en Salzburgo
Plaza de la Residencia o Residenzplatz con la Residenzbrunnen

El palacio de los príncipes-arzobispos, construido entre 1596 y 1619, conserva sus elegantísimos y suntuosos salones y habitaciones interiores, llenos de frescos y pinturas, que podrás visitar con ayuda de una audioguía. Entre todos destacan los salones de gala de la segunda planta. Alberga también la Pinacoteca Regional, que incluye obras de Rembrandt, Rubens y Tiziano.

El Gran Palacio del Festival o Festspielhaus

Es el corazón del famoso Festival de Salzburgo y de casi todas las grandes manifestaciones culturales de la ciudad. Ocupa parte de las antiguas caballerizas arzobispales.

El escenario más original del Festival es el Felsenreitschule, la Escuela de Equitación. Un espacio construido en 1696 por el obispo Thun para contemplar sus torneos ecuestres.

Durante los años 50 del siglo pasado una de las grandes estrellas del Festival fue el coro de la familia Trapp, unos personajes que se hicieron famosos fuera de Salzburgo gracias a la película Sonrisas y Lágrimas, que narraba su historia. El título original  de la película era “The Sound of Music” y estaba protagonizada por Julie Andrews. Curiosamente, esta película no la tradujeron al alemán por lo que la mayor parte de la gente de Salzburgo no ha oído hablar de ella.

La película fue rodada en Salzburgo y puedes seguir a los protagonistas por los escenarios de la película.

El Museo de Salzburgo en la Nueva Residencia

La Neue Residenz es el segundo palacio arzobispal de la ciudad. Aquí se ha instalado un museo dedicado a los hombres y mujeres interesantes de Salzburgo, aquellos que han sido partícipes del enriquecimiento cultural de la ciudad. En el primer piso del museo hay una exposición dedicada a ellos, centrada en temas que incluyen el arte, la ciencia, la arquitectura, la literatura, la música, la fotografía, el mundo del trabajo y la artesanía.

Las salas del segundo piso albergan una exposición permanente titulada “Mythos Salzburg“. Estas salas se centran en el desarrollo artístico, cultural e histórico de Salzburgo en la era moderna.

La sala titulada “Arqueología y Edad Media” se encuentra en la Sala del Espejo, en el segundo piso del Museo de Salzburgo.

El Pasaje Panorama es el pasaje subterráneo que une el Museo de Salzburgo con el Museo Panorámico. A lo largo del pasaje, se pueden ver las excavaciones arqueológicas de la Neue Residenz, así como maquetas de la ciudad, objetos de arte y datos históricos sobre Salzburgo desde la época romana hasta la actualidad.

El Palacio Mirabell

Este palacio que se encuentra al otro lado del río, cerca de la Residencia Mozart, fue construido en 1606 fuera de las murallas de Salzburgo siguiendo modelos italianos y franceses.

Palacio y jardines Mirabell - qué ver en Salzburgo
Palacio y jardines Mirabell de Salzburgo

Lo mandó construir el príncipe-arzobispo Wolf Dietrich Raitenau como residencia para su amante Salome Alt, con quien tuvo 15 hijos. El palacio en ese momento tenía por nombre Altenau. En 1612 el arzobispo fue depuesto y arrestado, y Salome Alt y su familia fueron expulsados del palacio. Fue en ese momento cuando cambió de nombre y pasó a llamarse Mirabell, un nombre que proviene del italiano Maravilla. En 1710 fue reconstruido en estilo barroco y el aspecto neoclásico que muestra ahora es debido a una restauración de 1818, después de un incendio que arrasó la ciudad.

En el incendio se perdieron muchos tesoros del palacio, pero afortunadamente se conserva la Escalera de los Ángeles, que está decorada con multitud de querubines. Y la Sala de Mármol, que era el antiguo salón de baile del príncipe-arzobispo, y que ahora se utiliza como salón de boda. Dicen que es uno de los salones de boda más bonitos del mundo. En este salón tocaron Leopold Mozart y sus hijos Wolfgang y Nannerl.

Escalera de los Ángeles del Palacio Mirabell - qué ver en Salzburgo
Escalera de los Ángeles del Palacio Mirabell

Pero el Palacio Mirabell es también famoso por sus bonitos jardines, el Mirabellgarten. Lo más importante de estos jardines idílicos son la Fuente de Pegaso, la Gran Fuente con sus cuatro grupos de figuras que representan los cuatro elementos. También encontrarás el Jardín de los enanos, el Teatro de los setos, el Jardín de las rosas y la Orangerie, que es un invernadero de palmeras.

En los jardines del Palacio Mirabell se rodó la famosa escena de la película Sonrisas y Lágrimas en la que los niños cantan la canción “Do-re-mi”.

Tanto la entrada al Palacio, en el que sólo se puede visitar la Escalera de los Ángeles y la Sala de mármol, como la visita a los jardines es gratuita.


Otras visitas o actividades en los alrededores de Salzburgo


Palacio de Hellbrunn

Fue la residencia de verano del príncipe-arzobispo Markus Sittikus y fue uno de los edificios más ostentosos del Renacimiento al norte de los Alpes. El palacio se puede visitar por dentro. Pero si por algo es conocido este palacio es por sus “Juegos de Agua”, con los que Markus Sittikus entretenía a sus invitados. Hoy se pueden ver casi tal como eran en el siglo XVII.

Fuente del Palacio Hellbrunn - qué ver en Salzburgo
Fuente del Palacio Hellbrunn de Salzburgo

El parque del palacio es utilizado todo el año para dar paseos, hacer deporte o jugar en el parque de aventuras. En vísperas de Navidad el patio y la entrada del palacio se convierten en un mercado navideño.

Crucero por el río Salzach

Si compras la Salzburg Card tienes la posibilidad de realizar un crucero gratuito en el barco panorámico “Amadeus por el río Salzach. El crucero comienza en el Puente Makart del centro histórico de Salzburgo y recorre 8 kilómetros, mostrándote la ciudad de una forma diferente.

Paseo por el Canal de Salzburgo

El canal de Salzburgo es el más antiguo de Centroeuropa ya que la primera parte que se construyó data del siglo VIII. Tiene unos 18 km de largo y se utilizaba para abastecer de agua a la ciudad, ahora se utiliza para producir energía eléctrica, para extinguir incendios y en caso de emergencia en hospitales.

Hay un camino junto a su orilla muy agradable para pasear, incluso hay una zona del canal en la que se practica surf.

El Hangar 7

En el llamado Hangar 7 se encuentra el Museo de Red Bull, ya que esta es una empresa austriaca. En este museo, cuya entrada es gratuita, puedes ver diferentes modelos de aviones y coches de carreras.

El teleférico de la montaña Untersberg

Si vas a estar varios días en Salzburgo y te gusta el senderismo puedes aprovechar uno de los días para subir a la montaña Untersberg de 1973 metros de altura, que es la cima alpina más cercana a Salzburgo, y que hace de frontera natural entre Alemania y Austria.

Esta montaña tiene muchas leyendas asociadas, dicen que es mágica, que es como un triángulo de las Bermudas, ya que las desapariciones son frecuentes. Es tal el misterio que le rodea que hasta Hitler se obsesionó con la montaña, se hizo construir una montaña frente a ella para poder observarla bien, pensaba que si atrapaba sus poderes ganaría la guerra. El Dalai Lama la visitó en 1992 y tras pasear por sus parajes dijo de ella que era un dragón durmiente, un paraje cargado de gran energía.

Si te llama la atención y quieres subir, tanto para descubrir sus leyendas como para hacer una ruta de senderismo, puedes utilizar un teleférico al que llaman el “ferrocarril de la montaña”, que es gratis si tienes la Salzburg Card.

Para llegar hasta el teleférico tienes que ir hasta una estación que se encuentra en el pueblo de St. Leonhard, al que puedes llegar con la línea de autobús 25 desde Salzburgo.

El ascenso dura menos de 10 minutos y al llegar tendrás unas vistas increíbles de la ciudad de Salzburgo y de las montañas circundantes. Desde allí parten varias rutas de senderismo y hay un restaurante de montaña. Ten en cuenta que esta es una zona de alta montaña, por lo que tendrás que llevar ropa y calzado adecuado, e informarte previamente del tiempo.

La cueva de hielo más grande del mundo

En Werfen, a 40 km al sur de Salzburgo, se encuentra la cueva de hielo más grande del mundo, llamada Eisriesenwelt.

La cueva de hielo más grande del mundo o Eisriesenwelt - qué ver en Salzburgo
La cueva de hielo más grande del mundo o Eisriesenwelt (Fotografía de Tania & Artur Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC BY-NC-ND 2.0))

Fue descubierta en 1879 por un naturalista de Salzburgo. Tiene una longitud de 42 km pero solo se puede visitar el primer kilómetro. Las primeras visitas guiadas en esta cueva de hielo se realizaron en 1920.

Si vas a verla tienes que tener en cuenta que solo se puede visitar de mayo a octubre. Para llegar a la cueva hay un teleférico. En la cueva hay una temperatura de cero grados todo el año, así que lleva algo de abrigo.

Dónde comer en Salzburgo

Austria es un país caro y Salzburgo es una de las ciudades más caras del país, por lo que es difícil encontrar un restaurante con precios moderados. En el centro histórico de Salzburgo se encuentra la mayor concentración de restaurantes de lujo de todo el mundo. Incluso puedes encontrar el restaurante más antiguo de Centroeuropa, el St. Peter Stiftskeller, que se fundó en el año 803 y se encuentra tras los muros del Monasterio de San Pedro. Ahora es un restaurante de lujo en el que han comido celebridades de todo el mundo.

Nosotros comimos en el restaurante Zipfer Bierhaus, que se encuentra en la Plaza de la Universidad (Universitätsplatz, 19). Se encuentra ubicado en una de las casas más antiguas de Salzburgo. La comida del Zipfer Bierhaus es comida tradicional austriaca, que es bastante parecida a la de Baviera. Algunos comimos unos Wiener Schnitzel (escalopes empanados) acompañados de patatas cocidas con ajo y perejil y salsa de arándanos rojos, y otros un clásico plato tirolés, el Tyrolean Gröstl, que son patatas asadas con carne de cerdo y ternera, huevo frito y ensalada. Todo ello acompañado por cerveza, ya que esta ciudad también es famosa por su cerveza. Los precios de este restaurante son bastante ajustados. Los miércoles tienen un menú especial para estudiantes con bebida por 7,50€.

Wiener Schnitzel o escalopes empanados del restaurante Zipfer Bierhaus - qué ver en Salzburgo
Wiener Schnitzel o escalopes empanados del restaurante Zipfer Bierhaus

Otro restaurante que también nos recomendaron fue el Carpe Diem Finest Fingerfood, que se encuentra en la misma calle en la que está la casa natal de Mozart (Getreidegasse 50) y que pertenece al fundador de Red Bull. Pero este restaurante es bastante más caro que el anterior.

El restaurante Triangel (Wiener Philharmonikergasse, 7) también es de esos restaurantes de comida típica austriaca, pero aquí la propuesta se basa en que sus platos son elaborados con productos biológicos. Suele estar muy frecuentado en época del Festival por los músicos que acuden allí a tocar. Los precios son bastante ajustados e incluso tienen un menú semanal por 7,90€ de lunes a viernes y por 9,50€ los sábados.

Dónde alojarte en Salzburgo

En Salzburgo tienes una amplia oferta hotelera, con hoteles emblemáticos como el Hotel Sacher, un hotel histórico de 5 estrellas situado junto al río Salzach. Aunque se encuentra situado en un edificio del siglo XIX, ha sido totalmente reformado para adaptarse a los tiempos. Aquí se creó la tarta Sacher original que probablemente es la tarta de chocolate más famosa del mundo. Si no quieres alojarte en este hotel puedes ir a su cafetería a probar su sabrosa tarta, merece la pena, ya que la receta original es un secreto que sólo conocen los reposteros del hotel.

Hotel Sacher y Cafe Bazar de Salzburgo - qué ver en Salzburgo
Vistas del Hotel Sacher y Cafe Bazar de Salzburgo desde el río Salzach

Muy cerca de la casa natal de Mozart, en un edificio del siglo XIV, se encuentra el Hotel Goldgasse. Es un pequeño hotel boutique de tan sólo 15 habitaciones en el que encontrarás una decoración moderna en un entorno con mucha historia.

Más asequible que los anteriores es el Hotel Die Haslachmühle, que se encuentra a las afueras de Salzburgo y está ubicado en una fábrica de 1688 totalmente renovada. Tiene una relación calidad precio excelente. Los huéspedes destacan la limpieza del hotel. Y es una magnífica opción si no te importa alojarte algo más alejado del centro.

Si lo que buscas es un apartamento, te encantará el Apartment Untersbergblick. Es un apartamento moderno y amplio que se encuentra a 20 minutos andando del centro histórico y cuenta con parking privado. Está ubicado en una zona con varias tiendas y restaurantes cerca.

Si no te convencen los alojamientos anteriores aquí tienes el listado de todos los alojamientos de Salzburgo para que compares y escojas el que más te guste.

 

 

 

error: Content is protected !!