Saltar al contenido

10 cosas divertidas que hacer en Innsbruck con niños

Innsbruck capital de los Alpes en el Tirol

Visitamos Innsbruck en familia durante el verano y, el tiempo que estuvimos allí, pudimos comprobar que hay una gran cantidad de cosas que hacer en Innsbruck con niños.

Innsbruck, situada en el norte de Austria, es la capital de los Alpes y se encuentra en el corazón del Tirol. Aunque es más conocida por sus estupendas estaciones de esquí y sus actividades de invierno, descubrimos que se pueden realizar muchas cosas durante todo el año.

Durante nuestro viaje a Baviera y Tirol en coche visitamos dos ciudades de Austria, Salzburgo, la ciudad de Mozart e Innsbruck.

A la capital de los Alpes llegamos desde Múnich y, nada más llegar nos fascinó el escenario que vimos ante nosotros. Una coqueta ciudad a la orilla del río Inn, del que toma su nombre, rodeada por las impresionantes montañas alpinas, que te están llamando a la aventura.

Casas de colores junto al río Inn - que hacer en Innsbruck
Casas de colores junto al río Inn

Si vas a viajar a Innsbruck con niños, no puedes perderte nuestras recomendaciones.

Las mejores cosas que hacer en Innsbruck con niños

Recorrer el casco antiguo de Innsbruck

El casco antiguo de Innsbruck es ideal para ir con niños, ya que gran parte de él es peatonal. Lo mejor es caminar por la calle Maria-Theresien Strasse, la calle principal y más turística de Innsbruck.

Calle Maria-Theresien Strasse - que hacer en Innsbruck
Calle Maria-Theresien Strasse

Comienza en el Arco de Triunfo y en ella se encuentran la Columna de Santa Ana, la Antigua Sede de la Junta Regional, la Iglesia del Hospital y la Iglesia de los Siervos. Además de esos monumentos, está llena de preciosos palacetes góticos con fachadas decoradas, multitud de tiendas, cafés, pastelerías y heladerías. ¿A quién no le apetece un rico helado en verano?.

Centro histórico de Innsbruck - que hacer en Innsbruck
Centro histórico de Innsbruck

De esta forma se llega hasta uno de los símbolos de la ciudad, el famoso Tejadillo de Oro (Goldenes Dachl). Un balcón del siglo XVI, que tiene un tejado con 2.657 tejas de cobre doradas al fuego, desde el que el emperador Maximiliano (que fue el diseñador) contemplaba los torneos de caballeros y veía todo lo que sucedía en la ciudad. No os perdáis los dibujos de la fachada. ¡A ver quién descubre el trasero desnudo que hay allí pintado!

Tejadillo de Oro -que hacer en Innsbruck
Tejadillo de Oro

Muy cerca del Tejadillo de Oro se encuentra la Torre de la Ciudad, a la que se puede subir para tener las mejores vistas de los tejados y de las montañas de Innsbruck, tal como lo hacían los vigilantes durante la Edad Media.

Torre de la Ciudad - que hacer en Innsbruck
Torre de la Ciudad

Convertirse en princesas o caballeros en el Castillo de Ambras

El Castillo de Ambras se encuentra situado sobre Innsbruck, en la ladera de la montaña. La importancia de este castillo se la proporcionó el archiduque Ferdinand II, que creó allí un museo muy novedoso en su época, para exponer su magnífica colección de arte.

Realizareis la visita guiada por el Castillo de Ambras acompañados de delicadas princesas y nobles caballeros, que os irán contando la historia del castillo.

Castillo de Ambras - que ver en Innsbruck
Castillo de Ambras

Si vas a viajar a Innsbruck con niños a mediados de agosto, no os podéis perder la fiesta anual del castillo. Es una fiesta renacentista que se celebra el 15 de agosto, en la que músicos, malabaristas y acróbatas hacen posible una vuelta al pasado del castillo.

Conocer el lujo del Palacio Imperial Hofburg

El Hofburg fue el Palacio Imperial de la corona de los Habsburgo. Fue la emperatriz María Teresa la que renovó el palacio hasta dejarlo con su aspecto actual, de estilo barroco.

Palacio Imperial Hofburg - que ver en Innsbruck
Palacio Imperial Hofburg

Durante la visita al Palacio se pasa por suntuosas salas de estilo rococó, una de las más impresionantes es la Sala de los Gigantes (Riesensaal). Es una sala de fiestas en la que se exponen cuadros a tamaño natural de la emperatriz María Teresa, de su esposo Francisco I y de sus 16 hijos.

Jugar en los Jardines Imperiales

Como madre de familia numerosa, la emperatriz María Teresa mandó construir un jardín frente al palacio (Hofgarten), para que sus hijos pudiesen jugar allí.

Actualmente los Jardines Imperiales ya no forman parte del palacio, pero están muy cerca de él. Ahora los niños pueden seguir jugando en este jardín, tal como lo hacían los pequeños príncipes. En él hay un pabellón, tableros de ajedrez gigante al aire libre, un parque infantil y un café.

Dar un paseo hacia las nubes

Innsbruck es de las pocas ciudades en las que se puede disfrutar de la montaña todo el año, sin necesidad de utilizar el coche.

Durante el invierno es ideal para la práctica del esquí, por eso Innsbruck fue dos veces sede de los Juegos Olímpicos de Invierno y, en verano, es el mejor lugar para realizar rutas de senderismo.

La montaña más cercana a Innsbruck es la Nordkette que, además es parte del Parque Natural más grande de Austria, el Parque Karwendel.

Se puede llegar al Nordkette directamente desde el centro de la ciudad en tan sólo 20 minutos, desde la estación del funicular Hungerburg, que se encuentra junto al Jardín Imperial. Esta estación es un diseño de Zaha Hadid, la única mujer en ganar el premio Pritzker de Arquitectura. Conecta en sólo 8 minutos el centro con el monte Hungerburg del que salen los teleféricos hacia las cumbres.

Estación de funicular Hungerburg de Zaha Hadid - que ver en Innsbruck
Estación de funicular Hungerburg de Zaha Hadid

Hay varias paradas intermedias y al llegar a la estación de Hungerburg tienes la posibilidad de realizar diferentes rutas de senderismo. Si viajas a Innsbruck con niños las rutas ideales son las que llevan a diferentes prados alpinos, con caminatas de entre 45 minutos y 1 hora de duración. Si os apetece seguir hasta la cima, deberéis caminar desde la estación de Hungerburg, durante un pequeño trayecto, hasta la estación del teleférico.

Funicular Hungerburg - que ver en Innsbruck
Funicular Hungerburg

El teleférico también tiene varias paradas, la primera es Seegrube, en la que encontraréis un fantástico restaurante con vistas panorámicas de la ciudad y un pequeño parque infantil.

Estación de Hafelekar en la cordilleta Nordkette - que ver en Innsbruck
Estación de Hafelekar en la cordilleta Nordkette

Una vez que lleguéis a la estación de Hafelekar a 2.256 m, podéis caminar hasta la cima de la Nordkette en un corto ascenso de 15 minutos. Allí se encuentra el mirador más alto, a 2.300 m de altura y, desde el que tendréis unas vistas de infarto de 360º.

Hacer una visita a los animales del Zoo Alpino

En un viaje a Innsbruck con niños no puede faltar una visita al Zoo Alpino (Alpenzoo). Es el zoológico temático más alto de Europa. Alberga más de 2.000 animales alpinos de 150 especies, todas ellas autóctonas de la región alpina. Lo encontraréis en la primera parada del funicular Hungerburg.

El zoo alpino está salpicado de senderos, la mayoría pavimentados y aptos para ir con cochecitos, que enlazan los recintos en los que se encuentran los animales. Ten en cuenta que, al ser un zoo enclavado en una montaña, algunos de los senderos tienen una cierta pendiente.

Zoo Alpino o Alpenzoo - que ver en Innsbruck
Zoo Alpino o Alpenzoo de Innsbruck

Se pueden ver osos pardos, águilas, gatos monteses, quebrantahuesos, buitres, linces europeos, marmotas, lobos, nutrias… Y cuando haga falta un descanso, los niños pueden disfrutar del parque infantil y de las maravillosas vistas.

Esquiar en Olympia SkiWorld

Un viaje a Innsbruck con niños en invierno no estaría completo sin una jornada en la nieve. En la cordillera Nordkette encontraréis las pistas de esquí más cercanas a Innsbruck, que también son accesibles mediante el funicular. Hay pistas para todos los niveles, ya que los niños pueden iniciarse en el área para principiantes y, los mayores más expertos, pueden probar la emocionante pista Karrine, que tiene un desnivel del 70%.

Si estas pistas se os quedan cortas, tenéis la opción de esquiar en la Olympia SkiWorld, que está formada por 9 estaciones de esquí situadas en la región de Innsbruck. No te preocupes si no viajas a Innsbruck en coche, ya que podréis acceder a ellas fácilmente con el esquí-bus gratuito.

Esquiar con niños en Olympia SkiWorld - que ver en Innsbruck
Esquiar con niños en Olympia SkiWorld de Innsbruck

Y si el esquí no es lo vuestro, seguro que disfrutaréis de  lo lindo de una bajada en trineo, en alguna de las numerosas pistas de trineo de la región de Innsbruck.

Descubrir los Mundos de Cristal Swarovski

A unos 15 km de Innsbruck, en Wattens, se fundó en 1895 la famosa empresa Swarovski de cristal tallado. Con motivo de su primer centenario se creó en esta localidad, una de las atracciones más singulares de Austria.

Si a todos nos fascina ver cómo los cristales Swarovski atrapan la luz y la hacen rebotar en un brillante arco iris, imagínate lo que puede ser una galería subterránea a la que se accede por la cabeza de un gigante, llena de esos cristales, en la que disfrutar de espectáculos de luz. Allí varios artistas han creado diferentes cámaras de las maravillas, en las que cuentan una historia partiendo del mismo elemento: el cristal Swarovski .

Los Mundos de Cristal Swarovski - que ver en Innsbruck
Los Mundos de Cristal Swarovski

En el jardín los niños tienen una torre de juegos, dividida en cuatro niveles y un innovador parque infantil, del que no querrán salir. Uno de los elementos más singulares del jardín es la Nube de Cristal, que es una escultura que tiene 800.000 cristales colocados a mano.

Cada dos horas sale un autobús desde Innsbruck que lleva a visitar estos mundos de cristal Swarovski.

Contemplar los alucinantes saltos de esquí de Bergisel

Una de las cosas que hacer en Innsbruck es llegar hasta el trampolín de saltos de Bergisel, lugar de entrenamiento de los aspirantes a los Juegos Olímpicos. Además de la pista de salto de esquí, se puede disfrutar de la bonita torre adyacente, que fue diseñada por Zaha Hadid y que es una obra de arte escultórica.

Trampolín de saltos de esquí de Bergisel - que ver en Innsbruck
Trampolín de saltos de esquí de Bergisel

Aquí los niños disfrutarán del emocionante viaje de dos minutos en ascensor hasta la parte superior de la torre, en la que se encuentra un restaurante desde el que ver los impresionantes saltos de esquí mientras coméis. Y no sólo en invierno, este trampolín de entrenamiento es utilizado durante todo el año.

Disfrutar de la magia de los Mercadillos de Navidad

Si queréis vivir la magia de la Navidad, tendréis que viajar a Innsbruck entre el 15 de noviembre y el 23 de diciembre, ya que durante esas fechas se puede disfrutar de los mercadillos de Navidad.

Los puestos se instalan en diferentes puntos del centro de la ciudad. El mercadillo más concurrido es el situado frente al Tejadillo de Oro, con 70 puestos en los que encontrar ese objeto especial para adornar el árbol de Navidad o para regalar. Y para observar el panorama de este lugar de cuento de hadas, podréis subir a una plataforma-mirador que sitúan por encima de los puestos de venta. Mientras los trompetistas tocan música tradicional navideña, desde el balcón del Tejadillo de Oro.

Mercadillo de Navidad - que ver en Innsbruck
Mercadillo de Navidad

Pero si hay un lugar especialmente pensado para los niños es el mercadillo de ambiente tirolés, de la plaza Marktplatz. Aquí, los más pequeños podrán tocar pequeños animales, montar en poni, disfrutar de cuentos y títeres o subirse a un tiovivo como los de antaño.

Una buena forma de saber qué hacer en Innsbruck con niños es verlo con tus propios ojos, así que aquí tienes un video para que compruebes lo que os espera:

 


Algunas de las fotografías han sido cedidas por Shutterstock.

Aunque este post es una colaboración publicitaria todas las opiniones expresadas en el mismo son totalmente independientes y están basadas en nuestra propia experiencia.

¿Te ha gustado nuestro contenido? ¡Suscríbete a nuestros correos!

* Este campo es obligatorio

 


 


 

Consentimientos

Información básica sobre protección de datos
ResponsableA un Clic de la Aventura
FinalidadGestionar el envío de información sobre nuevas entradas del blog
LegitimaciónConsentimiento del interesado
DestinatariosSuscriptores del blog
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://aunclicdelaaventura.com/politica-de-privacidad/


error: Content is protected !!