Saltar al contenido

11 cosas imprescindibles que ver en tu viaje a Gante

Qué ver en Gante

Una de las sorpresas de nuestro viaje a Bélgica fue el descubrimiento de la ciudad de Gante. Así que, como queremos que te sorprendas tu también te vamos a contar qué ver en Gante, para que no te dejes nada en tu visita.

Habíamos oído hablar mucho de Brujas y ya llevábamos una idea de lo que íbamos a ver. Pero de Gante, aunque nos habían comentado que era bonito y merecía la pena visitarlo, no teníamos una idea muy precisa de lo que encontraríamos.

¡Y nos fascinó!

Cómo llegar a Gante

Durante nuestro viaje a Bélgica nos movimos de una ciudad a otra en tren. Así que uno de los días llegamos a Gante desde Bruselas a través de este medio de transporte.

En un post anterior te contamos cómo preparar un viaje a Bélgica por tu cuenta y no dejarte nada, así que te recomiendo que si no lo has leído aún, lo hagas ahora. En él te contamos todo lo que tienes que saber sobre los desplazamientos en tren en este país. Verás que es muy fácil y cómodo moverse de esta forma.

Una vez que llegamos a la estación de tren de Gante, tomamos el tranvía 1 que nos dejó en la plaza del Mercado del Grano (Korenmarkt), junto a la iglesia de San Nicolás. Es el mejor lugar para comenzar una visita por el casco antiguo de Gante.

Si no quieres ir por tu cuenta, tienes una excursión de un día en español, desde Bruselas a Gante con visita guiada por la ciudad, que puedes reservar en este enlace.

Qué ver en Gante, sus lugares imprescindibles

 

1.- La Iglesia de San Nicolás (Sint-Niklaaskerk)


Si llegas al centro desde la estación de tren, tanto si vas en tranvía como si vas andando (unos 30 minutos), el primer monumento que te encuentras en el centro histórico es la iglesia de San Nicolás.

La iglesia de San Nicolás se encuentra en la Plaza del Mercado del Grano o Korenmarkt, una plaza bulliciosa y siempre animada.

En el siglo XIII los gremios de comerciantes se habían hecho cada vez con más poder y riqueza y fueron los que ayudaron a pagar las obras de construcción de la iglesia. Por eso está dedicada a San Nicolás de Bari, que es el patrón de los mercaderes, marinos y burgueses.

Retablo de la Iglesia de San Nicolás - Qué ver en Gante
Retablo de la Iglesia de San Nicolás

El exterior de la iglesia de San Nicolás es como un castillo de cuento, con sus pequeñas torres con tejados puntiagudos, y su piedra azul grisácea de la zona de Tournai. Tiene una peculiaridad, y es que su torre se encuentra en el centro de la iglesia, en el crucero. Cosa que no es muy habitual. Tuvo un doble uso, religioso y de vigilancia.

Entra a su interior, ya que es uno de los monumentos imprescindibles que ver en Gante. Su interior es muy luminoso, gracias a sus enormes ventanales.

A nosotros nos sorprendió que la iglesia está como cortada en dos partes y una de ellas está totalmente vacía. En parte porque durante las Guerras de Religión saquearon y destruyeron su interior y, también porque la iglesia se construyó en terrenos pantanosos y con los siglos se ha ido desestabilizando. Desde 1960 se están realizando trabajos de restauración y ¡lo que les queda!.

2.- El Puerto de Gante: el Muelle del Grano (Korenlei) y el Muelle de las Hierbas (Graslei)


Todo lo que ves en Gante se debe a la riqueza que obtuvo la ciudad mediante la fabricación de los preciadísimos y conocidos paños de Flandes. Y esa riqueza fue posible gracias al puerto, ya que permitió que los pudieran vender en todos los rincones del continente.

El puerto medieval de Gante estaba a orillas del río Lys y tenía dos muelles: el Muelle del Grano (Korenlei) y el Muelle de las Hierbas (Graslei). Puedes ir de uno a otro cruzando el puente de San Miguel que se encuentra cerca de la Iglesia del mismo nombre.

El Muelle de las Hierbas (Graslei)

En el Muelle de las Hierbas (Graslei) verás una hilera de casas que se han conservado desde la época dorada de Gante. La mayoría de ellas con sus tejados escalonados, tan típicos de las casas de Flandes. Pasarás un rato identificando cada una de ellas.

Edificios del Graslei o Muelle de las Hierbas - Qué ver en Gante
Edificios del Graslei o Muelle de las Hierbas

Aquí se encuentra la casa más antigua de Gante, un edificio con la fachada de piedras grises, que se construyó en el año 1200. Ahora es un restaurante, pero antaño era la Casa del Almacén del Trigo. Cuando llegaba un barco a Gante, tenía que pagar un impuesto de un 25% de lo que transportaba. Así que en esta casa se almacenaba esa cantidad del trigo que llegaba a la ciudad.

Otra de las casas más importantes es la que tiene el número 12. Se construyó en 1435 (antes del descubrimiento de América) y era la Casa de los Medidores de Grano. Aquí se medía ese 25% del grano que había que retener como impuesto. Actualmente esta casa también acoge un restaurante.

Como esta casa se quedó pequeña, en 1698 construyeron otra para ampliar las instalaciones. Está un poco más a su derecha y junto a su puerta tiene un relieve de piedra que pone: “Het Cooremeters Huis” (La Casa de los Medidores de Grano).

En la Casa del Gremio de los Armadores Locales se trataban todas las cuestiones relacionadas con los barcos. La conocerás porque encima de la puerta tiene un relieve con un barco.

El Muelle del Grano (Korenlei)

En la orilla opuesta encontrarás el Muelle del Grano (Korenlei). Este lado del puerto no es tan espectacular como el anterior, pero también puedes encontrar edificios curiosos, como la Casa de los Barqueros Extranjeros, que tiene un velero en la veleta.

En el puerto de Gante, al igual que en Brujas, puedes comenzar un paseo en barca por los canales de la ciudad.

Si viajas a Gante la segunda quincena de julio (como hicimos nosotros), te encontrarás con la celebración de Los Diez Dias de Gante. En esta zona de los muelles, montan una carpa, un chiringuito playero y un escenario en el que se dan cita diferentes actuaciones. Si normalmente esta zona está animada, ya que está llena de terrazas y restaurantes, durante estas fiestas está a rebosar de gente. Y lo malo es que con tantas cosas, casi no puedes ver los edificios.

3.- El Belfort


Desde prácticamente toda la ciudad verás una gran torre, es el Belfort, el campanario. Para llegar tan sólo tienes que ir por detrás de la iglesia de San Nicolás y enseguida la encontrarás, no tiene pérdida.

El Belfort es una torre que representa las libertades de la ciudad. Cuando un conde concedía a una población el derecho a constituirse en ciudad, le otorgaba unas libertades y le daba derecho a levantar una torre e instalar en ella una campana. La campana avisaba de la llegada del enemigo, del fuego, convocaba a los vecinos, marcaba todos los momentos importantes de la vida de la ciudad.

Como símbolo de las libertades, las ciudades competían por levantar las torres más altas. Si vas a viajar a Brujas, cosa que te recomendamos, verás que también tiene su Belfort.

En Gante ganaron esa competición, ya que el Belfort de Gante es el campanario más alto de Bélgica, con una altura de 91 metros. Es tan excepcional que ha entrado en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Puedes visitar la torre. Se entra por el edificio que está al lado, que era la Lonja de los Paños.

Belfort - Qué ver en Gante
Belfort de Gante

Conocerás la cámara secreta en la que unos cofres encadenados al suelo, guardaban las cartas de los privilegios y libertades de la ciudad. En su lugar ahora hay 4 guerreros de piedra, que antes estaban en las esquinas de la parte superior de la torre y que se habían deteriorado.

Verás la sala de los campaneros, en la que se conserva hasta el WC que utilizaban. Por una escalera de caracol llegarás a una sala donde están los restos de los dragones que remataban la torre. Al terminar de construir la torre instalaron en lo más alto un dragón de hierro recubierto de cobre dorado que escupía fuego por la boca gracias a un dispositivo. El que hay ahora es el tercero, ya que los dos primeros se deterioraron y son los que se ven en esta sala.

Si continúas ascendiendo llegarás hasta las campanas. La original se llamaba Roeland, a la que sustituyeron otras dos. En el piso superior te espera el enorme tambor del carillón. El primero era de madera y sólo tocaba una melodía. Este fue sustituido varias veces hasta llegar al actual. Funciona cada 15 minutos, y cada viernes y domingo a las 12 hay un concierto de carillón. Si tu visita coincide con estos momentos puedes verlo funcionar desde dentro.

Si no tienes vértigo, puedes salir al estrecho balconcillo que rodea el reloj, que es donde se situaban los vigías. Las vistas desde aquí son impactantes.

Si no quieres o no puedes subir por la escalera de caracol, tienes un ascensor a tu disposición que te llevará a la parte más alta.

Puedes visitar el Belfort todos los días de 10 a 18h, excepto el 25, 26, 31 de diciembre y el 1 de enero.

4.- El ayuntamiento de Gante


Cercano al Belfort se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Gante. Es un edificio con dos caras. En la parte más alejada del Belfort la fachada es gótica y la otra fachada es renacentista. Son dos alas construidas con 80 años de diferencia.

5.- La Catedral de San Bavón y el misterio del cuadro más robado de la Historia


La Catedral de San Bavón no se levantó con el propósito de convertirse en catedral. Carlos V derribó la abadía original de San Bavón para construir una nueva fortaleza y los monjes se tuvieron que trasladar hasta aquí.

El emperador Carlos V nació el año 1500 por sorpresa en Gante, mientras sus padres Juana la Loca y Felipe el Hermoso estaban en la ciudad. Pocos días después fue bautizado en esta iglesia, que era la iglesia parroquial de San Juan Bautista, y que estaba en obras, con la torre y las naves en construcción. Se estaba adaptando para pasar de ser una oscura iglesia románica a un espacioso templo gótico.

A pesar de la ayuda financiera del emperador, la catedral estaba todavía en obras a su muerte, 58 años más tarde, por lo que no se pudieron celebrar aquí sus funerales. Actualmente, de la antigua iglesia románica sólo queda la cripta.

Interior de la Catedral de San Bavón - Qué ver en Gante
Interior de la Catedral de San Bavón

Tiene un gran número de tesoros artísticos, pero entre todos ellos, destaca la pintura más importante de todo el arte flamenco: La Adoración del Cordero Místico de los hermanos Van Eyck.

La Adoración del Cordero Místico es la gran obra maestra de la pintura flamenca. La de mayor tamaño, la que más influencia ha tenido y la que ha ejercido una fascinación que ha hecho que sea el cuadro más robado de la Historia.

Se pintó en 1432 y supuso un antes y un después de cómo entender la pintura. Ha sido robado más de 10 veces. Ha estado escondido en Bélgica, Alemania y Francia. Incluso llegó a las manos de Napoleón y Hitler. Y es que la obra está llena de símbolos y de mensajes más o menos ocultos, y eso ha contribuido a esa atracción que ha suscitado a lo largo de la Historia. La historia de los robos del cuadro es digna de una novela de misterio. Y el misterio continúa aún.

Es un gran retablo pintado sobre tablas de madera y hoy todavía está desaparecido uno de sus paneles. Sólo se sabe que se encuentra “en un lugar donde nadie puede cogerlo sin llamar la atención pública”. Ese es el mensaje que encontró la policía en la casa del ladrón, después de que este muriera de un infarto, y sin desvelar dónde lo había escondido. ¿Quizá descubras tu dónde se encuentra?

Ahora puedes ver dos cuadros, el original, para el que necesitas sacar entrada. Y una reproducción que se encuentra en la capilla Virjd, por detrás del altar mayor, en el lugar en el que se encontraba originalmente. Suele haber colas para ver los dos cuadros. Te recomiendo ver primero la copia y después el original. Si te gusta el arte o simplemente tienes curiosidad por la fascinación que ha provocado el cuadro a lo largo de la historia, tienes que visitarlo. Es una de las cosas recomendables que ver en Gante.

Hasta 2019 se está llevando a cabo la restauración del cuadro, pero siempre hay una parte que se puede ver. Si te interesa la obra en este enlace puedes verla en detalle.

Hay tres lugares vinculados a la restauración del Cordero Místico, que puedes visitar con una sola entrada.

Puedes comprar un ticket combinado en la Catedral de San Bavón, el Museo de Bellas Artes o el Caermersklooster. La entrada incluye la visita a:

·      La Catedral de San Bavón: la Adoración del Cordero Místico, con audioguía, más el resto de la catedral.

·      Museo de Bellas Artes: taller de los restauradores más la colección permanente.

·      Caermersklooster (el convento de los Hermanos Carmelitas): exposición permanente y temporal sobre el Cordero Místico.

6.- El Castillo de Gerardo el Diablo


Gante tiene dos ríos, el Lys que pasa por los muelles y el Escalda. Y dos castillos, el Castillo de los Condes de Flandes y el Castillo de Gerardo el Diablo. Junto al río Escalda se encuentra el Castillo de Gerardo el Diablo, que es el menos conocido de los dos. Muchos turistas ni se enteran de que existe.

Este castillo fue construido en el siglo XIII por el caballero Gheraaert Vilain, “El Diablo”, apodado así por su mal carácter y sus crueldades. Era hijo del vizconde de Gante Zeger III.

Castillo de Gerardo el Diablo - Qué ver en Gante
Castillo de Gerardo el Diablo

Su familia lo tuvo casi un siglo y después lo vendió a la ciudad de Gante que le dio diferentes usos a lo largo de los siglos, desde un monasterio, a una escuela o un seminario diocesano. En 1623, se convirtió en asilo de enfermos mentales y en orfanato masculino. Otra parte del edificio se empleó como cárcel o correccional y hoy en día es el Archivo de Estado.

Su imagen actual es obra de la restauración que se realizó en el siglo XIX. Se puede visitar, pero salvo la cripta que pertenece a lo que fue el castillo original, el resto es del siglo XIX.

7.- La Lonja de la Carne


Si pasas por la Plaza del Mercado de las Hortalizas o Groentenmarkt encontrarás la Lonja de la Carne. Es un edificio que se conserva desde la Edad Media, gracias a que ha mantenido su función hasta el siglo XIX.

En la Edad Media en Gante toda la carne tenía que venderse en esta lonja. Ya que tanto el sacrificio de ganado como la venta de carne, estaba regulado por razones de higiene.

Capilla con forma de calavera junto a la Lonja de la carne - Qué ver en Gante
Capilla con forma de calavera junto a la Lonja de la carne

Hoy sigue siendo un mercado, pero ahora es el centro de promoción y degustación de productos de la región de Flandes Oriental. Entra para ver los puestos y la espectacular cubierta de madera.

Puedes comprar delicias como unos dulces típicos de Flandes llamados cuberdonsneuzen (que significa narices), que tienen forma cónica y cuya receta es secreta. ¡Están riquísimos!

Junto a la lonja hay una capilla, que si la miras de lejos parece una calavera.

8.- Plaza del Mercado de los Viernes o Vrijdagmarkt


En esta plaza, que todavía puedes ver llena de actividad, es donde se desarrollaban los grandes y pequeños acontecimientos de Gante. Aquí se leían los privilegios de la ciudad cuando había un nuevo conde. Se recibía solemnemente a los soberanos. Se celebraban fiestas y torneos en los que participó hasta el emperador Carlos V. Se llevaban a cabo las ejecuciones. Y desde la Edad Media se sigue celebrando el mercado de los viernes.

Sólo queda un edificio en la plaza de la Edad Media, es el Toreken. El Toreken era el edificio del gremio de los curtidores. La campana de su torre era la que anunciaba la apertura y cierre del mercado. Sobre la torre hay una veleta con la figura del hada Melusina, una mujer condenada a convertirse en sirena todos los sábados.

Hay otro edificio con historia, se trata de la sede del primer partido socialista de Europa.  En el post sobre la Grand Place de Bruselas te cuento dónde se escribió el Manifiesto Comunista.

Sede del primer partido socialista de Europa en la Vrijdagmarkt - Qué ver en Gante
Sede del primer partido socialista de Europa en la Plaza del Mercado de los Viernes o Vrijdagmarkt

La plaza está llena de terrazas de cervecerías y restaurantes. En el centro de la plaza hay una estatua de Jacob van Artevelde , un comerciante de paños, considerado el líder de Gante. Ya que declaró la neutralidad de Flandes durante la Guerra de los Cien Años y eso hizo que la guerra no afectara al comercio de la zona.

No te vayas de aquí sin entrar al Dulle Griet. El nombre de esta cervecería hace referencia a un enorme cañón rojo, que se encuentra frente a la plaza y que seguramente encontrarás en tu camino. La traducción sería cañón de Margarita la Loca.

Es una cervecería que tiene más de 250 cervezas belgas y una curiosa tradición:

Si pides su gran cerveza Kwak de 1,2 litros, llamada Max van het huis que te sirven en una espectacular jarra, tienes que dejar tu zapato como fianza. Los camareros subirán el zapato con una polea hasta una cesta que cuelga sobre la barra. Y te lo devolverán cuando devuelvas la jarra vacía.

9.- El Barrio Pathersol


Cruzando el canal por el puente que se encuentra frente a la Plaza del Mercado de los Viernes te adentrarás en el Barrio Pathersol, que era el antiguo barrio obrero de Gante.

Canales de Gante - Qué ver en Gante
Canales de Gante

Es un barrio pequeño, de tan sólo unas pocas calles estrechas que conservan el trazado medieval original. Aquí se encuentra el Caermersklooster, el convento de los Hermanos Carmelitas, en el que se encuentra la exposición permanente y temporal sobre el Cordero Místico.

Y otra visita que puedes realizar en esta zona es la de la Casa de Alijn, el único hospicio conservado de Gante. Ahora es un museo que te muestra la vida cotidiana de la ciudad durante el siglo XX, desde el nacimiento hasta la muerte, pasando por todos los quehaceres cotidianos.

En el Barrio Pathersol encontrarás también muchos restaurantes de cocina tanto flamenca como internacional.

10.- La Plaza Sint-Veerleplein


Esta plaza se encuentra junto al Castillo de los Condes de Flandes. Era la plaza en la que se encontraba el Mercado del Pescado. En un rincón de la plaza verás la antigua Lonja del Pescado. En su fachada hay una escultura del rey Neptuno con dos caballos acuáticos. Los caballos representan a los dos ríos de la ciudad, el Escalda a la izquierda y el Lys a la derecha.

Plaza Sint-Veerleplein - Qué ver en Gante
Plaza Sint-Veerleplein

Entra al edificio, es el lugar en el que se ubica la Oficina de Turismo. Además de pedir información puedes salir a la terraza que se encuentra sobre el río.

En el centro de la plaza hay una columna de piedra con una estatua de un león con una corona dorada. En ella es donde se celebraban las ejecuciones públicas.

11.- El Castillo de los Condes de Flandes, el Gravesteen


El Castillo de los Condes de Flandes, seguramente es el monumento más conocido y una de las cosas imprescindibles que ver en Gante.

Castillo de los Condes de Gante - Qué ver en Gante
Castillo de los Condes de Gante

Se encuentra junto al río Lys, es un edificio imponente que habrás visto en fotos y en alguna que otra película. Es un castillo relacionado con las Cruzadas.

A nosotros nos encantó visitarlo por dentro, y escribimos un post sobre él, así que si quieres saber cómo es, tan sólo tienes que entrar en nuestro post: El Castillo de los Condes de Flandes en Gante, un castillo que vino de las Cruzadas.

Una de las cosas que ver en Gante y que te recomendamos, es contemplar la ciudad iluminada de noche. Si tienes ocasión date un paseo cuando haya anochecido (en invierno lo hace a las 17:00h), con esa iluminación la ciudad parece un escenario mágico, sin ruidos, sólo oirás el eco de tus pasos. ¡Toda una experiencia!

 


Organiza tu viaje a Gante

Busca el hotel que más te guste al mejor precio en Gante

Para llegar a Gante, necesitarás un vuelo hasta Bruselas. Busca tu vuelo más barato a Bruselas aquí.

Reserva tus visita guiada en español por Gante.

Reserva tu excursión a Gante desde Bruselas con tour en español.

Compra la mejor guía de Gante aquí.

 

error: Content is protected !!