Saltar al contenido

La Plaza que resurgió de sus cenizas – La Grand Place de Bruselas

La Grand Place de Bruselas (Grote Markt en flamenco) es la plaza central de la capital de Bélgica. Víctor Hugo, entre otros, dijo de ella que era una de las más bellas plazas del mundo. Y no puedo estar más de acuerdo con él.

La Grand Place de Bruselas es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, desde 1998 y mundialmente conocida por su riqueza ornamental, está rodeada por las casas de los gremios, el espectacular Ayuntamiento y la Casa del Rey.

La Grand Place de Bruselas, una plaza que resurgió de sus cenizas

La historia de la Grand Place de Bruselas comienza en el siglo XI, con la implantación de un mercado en este lugar. En el siglo XIV, las obras que se realizan en la plaza marcan el comienzo de la importancia que empezaban a tener los comerciantes y artesanos, frente a la autoridad de los señores. Más tarde la ciudad compra para destruirlos los edificios que molestaban en la plaza y define sus límites.

La construcción del Ayuntamiento entre 1401 y 1455 transforma la plaza en sede del poder municipal. Alrededor de la plaza se construyen las casas de algunos ricos empresarios y, sobre todo, de los gremios cuya influencia es cada vez mayor.

Pero todo esto iba a cambiar el 14 de agosto de 1695. A las seis de la tarde los cañones del ejército del rey de Francia, Luis XIV, recibieron la orden de disparar. En 48 horas cayeron más de 3.000 bombas sobre la ciudad. Todo el centro quedó arrasado, excepto el campanario y la fachada del Ayuntamiento. Pero en sólo cuatro años, Bruselas construyó la que se consideró en esa época como la plaza más bella de Europa.

El Ayuntamiento

El Ayuntamiento es el edificio más impactante de la Grand Place de Bruselas, es un edificio gótico, que se salvó de las bombas y que desde la Edad Media es el mayor símbolo del orgullo y de la pujanza de la ciudad.

Es un edificio que  desprende armonía y equilibrio. Pero si te fijas bien verás que el ala izquierda, que es la parte más antigua, es bastante diferente del ala que está a la derecha de la torre; tanto en el diseño como en el tamaño.

El arquitecto que diseñó el ala derecha no duplicó lo que había en el otro lado, sino que diseñó un ala más moderna, con ventanales más grandes, así, con huecos de mayor tamaño compensaba que esta parte del edificio era más corta.

Ayuntamiento en la Grand Place de Bruselas
Ayuntamiento de Bruselas

El campanario fue lo último en construirse, entre 1449 y 1454, a partir de uno cuadrado más antiguo. Es un campanario espectacular, que tiene en lo más alto una veleta dorada con San Miguel venciendo al demonio, parece pequeña, pero mide más de dos metros de alto.

Campanario del Ayuntamiento en la Grand Place de Bruselas
Campanario del Ayuntamiento de Bruselas

Puedes quedarte ensimismado contemplando todos los detalles que tiene este edificio, las estatuas, la exquisita decoración, los ventanales…

Detalle del Ayuntamiento de la Grand Place de Bruselas

Detalle del Ayuntamiento de Bruselas en la Grand Place de Bruselas Esculturas del Ayuntamiento en la Grand Place de Bruselas

Esculturas del Ayuntamiento en la Grand Place de Bruselas
Esculturas del Ayuntamiento

Si entras por la puerta que hay en la torre, llegarás a un patio interior donde, en el suelo, el pavimento de piedras hace el dibujo de una estrella. Es el centro geográfico de Bruselas.

La Casa del Rey

Enfrente del Ayuntamiento se encuentra la Casa del Rey (la Maison du Roi). El edificio está reconstruido hace unos 100 años, pero está inspirado en el original de origen medieval.

Nunca fue la casa del rey, en el siglo XII era un edificio de madera donde se vendía el pan, de ahí el nombre que aún conserva en flamenco, broodhuis (casa del pan).

Fue sustituido en el siglo XV por un edificio de piedra que acogía los servicios administrativos del Duque de Brabante. Era el despacho del recaudador general del Señorío de Brabante; por esta razón, se le llamó Casa del Duque, y cuando dicho duque fue coronado Rey de España, pasó a denominarse Casa del Rey.

Carlos V la hizo a su vez reconstruir en estilo gótico tardío, muy parecido al que podemos admirar hoy en día, aunque sin torres ni galerías.

Debido al desgaste sufrido a lo largo de los siglos, sobre todo durante el bombardeo de 1695, la ciudad la hizo reconstruir en 1873 en estilo neogótico.

El edificio, renovado en 1985, acoge hoy en día el Museo de la Ciudad de Bruselas (en neerlandés: Museum van de Stad Brussel, en francés: Musée de la Ville de Bruxelles). Es un museo dedicado al patrimonio y a la historia de la ciudad de Bruselas y a su desarrollo urbanístico desde su origen hasta nuestros días, con pinturas, esculturas, tapices, grabados, fotografías y maquetas. Una sala está dedicada al vestuario del Manneken Pis, con más de 750 trajes de distintos orígenes.

La Casa del Rey en la Grand Place de Bruselas
La Casa del Rey

Historias de la Grand Place de Bruselas

La Grand Place de Bruselas fue durante siglos la plaza de las cosas importantes. Aquí estaba el mercado, aquí se celebraban los grandes acontecimientos públicos, los torneos (tanto el emperador Carlos V como su hijo, el futuro rey de España Felipe II, participaron en torneos en esta misma plaza), y también se llevaban a cabo las ejecuciones.

Aquí perdieron la vida los primeros protestantes, que fueron quemados vivos por orden de la Inquisición. Y poco después, justo delante de la Casa del Rey, un 5 de junio de 1568, morían decapitados Lamoral, Conde de Egmont y Felipe de Montmorency, Conde de Horn. La orden la había dado directamente el Duque de Alba, que vio la ejecución desde una de las ventanas del edificio. Aquí también habían pasado ellos su última noche. Inmediatamente se convirtieron en héroes populares y en símbolos de la lucha por la libertad. Goethe se inspiró en su historia para escribir la obra Egmont, a la que más tarde pondría música el propio Beethoven. Durante años sus estatuas estuvieron en esta misma plaza, mirando de frente a la Casa del Rey, hoy se encuentran en la parte alta de la ciudad.

Pero la plaza tiene aún muchas más historias. Karl Marx vivió en Bruselas durante tres años. Iba todos los días desde su casa en el barrio de Ixelles al café de la Grand Place en el que compartía tertulia con su amigo Engels y otros jóvenes aspirantes a revolucionarios. Y fue al calor de esos apasionados debates donde ambos fueron “cociendo” uno de los libros que iban a cambiar el rumbo de la Historia: el Manifiesto Comunista. El sitio todavía existe. Era el Café del Cisne, hoy convertido en un gran restaurante. No tiene pérdida, está justo a la izquierda del Ayuntamiento, con un cisne esculpido sobre su puerta.

La espectacular casa donde está el Café del Cisne es diferente a las demás, con su tejado abuhardillado y su estilo Luis XIV, y es que fue construida por un francés, que dejó sus iniciales grabadas en letras doradas bien grandes sobre el balcón del segundo piso. Años después la casa fue comprada por el gremio de los carniceros y por eso en la parte de arriba pone Maison des Bouchers (casa de los Carniceros), hasta que se convirtió en el siglo XIX en el café-hostal que frecuentó Marx.

Café del cisne, Grand Place de Bruselas
Café del cisne

Unos años después, Víctor Hugo, que había huido de Francia por razones políticas, entró en Bélgica con un nombre falso. Le seguía su amante, la actriz Juliette Drouet, quien escondido entre su equipaje traía el manuscrito a medio hacer de otro de los grandes libros del siglo: Los Miserables.

Víctor Hugo se instaló primero en la llamada Casa de los Duques de Bravante, la gran casa en el portal número 16. La casa en la que se instaló el escritor tiene una fachada espectacular que ocupa todo el lado de la plaza. Y aunque parece un palacio, en realidad no lo es. Son seis casas independientes a las que se dio una fachada común para hacerlas más impactantes. Y lo del nombre le viene simplemente porque se adornó su piso principal con bustos que representan a los Duques de Bravante. Fíjate en los últimos y trata de identificar a varios reyes de España: Carlos I, Felipe II, Felipe III, Carlos II. Durante sus reinados estas tierras formaban parte de la corona española, y por tanto ellos fueron los legítimos Duques de Bravante en su tiempo.

Casa de los Duques de Brabante, Grand Place de Bruselas
Casa de los Duques de Brabante

Víctor Hugo gozaba de una casa espectacular y unas vistas no menos grandiosas, pero con un frío que pelaba, porque no tenía calefacción. Así que unas semanas después se trasladó a la vecina Casa de la Paloma, en el número 26-27, donde ya podía calentarse en una de las habitaciones. Camina hacia ella y busca por su fachada las dos inscripciones que recuerdan que en ella vivió Víctor Hugo (una en la entrada y otra sobre el segundo piso).

Allí estuvo hasta el verano siguiente en que marchó a la isla de Jersey, en el canal de la Mancha. Nueve años después volvió a Bruselas, ésta vez para terminar de escribir Los Miserables. Al final la obra se imprimió aquí en Bruselas y se presentó por todo lo alto.

Para finalizar con los cotilleos te comento que los poetas franceses Paul Verlaine y Arthur Rimbaud eran amantes, y fue en un café de esta plaza donde durante una discusión el desequilibrado Verlaine, que se encontraba en estado de embriaguez, le disparó a Rimbaud en la muñeca, lo que le supuso dos años de prisión.

Las casas de la Grand Place de Bruselas

Cada casa de la plaza tiene un nombre, antiguamente solían ser la sede de los gremios de comerciantes y artesanos de la ciudad. Aquí tienes el listado de cada una de las casas:

Ala oeste

  • Casa número 1, El Rey de España.
  • Casa número 2 y 3 era La Carretilla (La Brouette-Den Cruywagen), pertenecía al antiguo gremio de lecheros. Actualmente es una cervecería.
  • Casa número 4 El Saco (LeSac-Den Sack) era la del gremio de toneleros, ebanistas y carpinteros.
  • Casa número 5 La Loba (la Louve-De Wolf), del antiguo gremio de arqueros.
  • Casa número 6 El Cuerno (Le Cornet-Den Horen) del gremio de barqueros. La fachada imita la popa de un barco.
  • Casa número 7 El Zorro (Le Renard-De Vos) del gremio de los merceros.
Casas llamadas el Zorro, el Cuerno y la Loba en la Grand Place de Bruselas
Casas llamadas el Zorro, el Cuerno y la Loba

Ala sur

  • El ayuntamiento
  • Casa número 8, La Estrella (L’Etoile-De Sterre)
  • Casa número 9, El Cisne (Le Cygne-De Zwan), en el que se fundó el partido comunista belga en 1885.
  • Casa número 10, El Árbol de Oro (L’Arbre d’Or-Den Gulden Boom), del gremio de cerveceros, alberga actualmente el museo de la cerveza
  • Casa número 11, La Rosa (La Rose-De Roose)
  • Casa número 12, El monte Tabor.

 Ala este

  • Casa número 13 a 19, de los duques de Brabante

Ala norte

  • Casa número 20, El Ciervo (le Cerf-De Hert), que fue propiedad del arquitecto Van den Eynde.
  • Casa número 21-22, Joseph & Anne. Sede de Chocolates Godiva.
  • Casa 24 y 25 La Chaloup d’or-Den Gulden Boot
  • Casa 26 y 27, del gremio de pintores
  • Casa 28, El Cuartito de Amman/Las Armas de Brabanta.
  • Casa número 29-33,La Casa del Rey
  • Casa 34El Yelmo (Le Heaume-Den Helm)
  • Casa 35El Pavo Real (Le Paon-Den Pauw)
  • Casa 36 y 37El Zorrito (Le Petit Renard-Den Eycke)
  • Casa 38Santa Bárbara
  • Casa 39 El Asno (L’Ane-Den Anzel)
Casas del ala oeste de la Grand Place de Bruselas
Casas del ala oeste

La Grand Place de Bruselas es una de las cosas que vas a poder ver si viajas a Bélgica, si necesitas ayuda para preparar tu viaje a este país no dudes en leer nuestro post: Cómo preparar un viaje a Bélgica y sacarle todo el jugo.

Nosotros estuvimos alojados en un hotel a cinco minutos andando de la Grand Place de Bruselas, por lo que pudimos disfrutar de ella en varias ocasiones. El hotel que elegimos fue el Hotel Novotel Brussels Off Grand Place de la rue du Marché Aux Herbes. Pero si deseas buscar otro alojamiento en Bruselas en este enlace puedes hacerlo.

Si necesitas encontrar el mejor vuelo a Bruselas en este enlace puedes hacerlo.

Quizá no quieras visitar Bruselas por tu cuenta y te gustaría realizar una visita guiada privada por la ciudad. De esta forma puedes visitar Bruselas de una forma personalizada con un guía a tu disposición. Puedes reservar un tour privado por Bruselas en este enlace para ti y tus acompañantes.


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.

error: Content is protected !!