Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en EDIMBURGO: sus 20 lugares más destacados

Que ver en Edimburgo

Si alguna vez has soñado con conocer Escocia, tienes que comenzar por descubrir todo lo que hay que ver en Edimburgo, su capital desde hace cientos de años, así como una de las ciudades más bonitas que podrás ver en Europa.

Dónde está Edimburgo

Edimburgo se encuentra situada en la zona sureste de Escocia, a orillas del fiordo del río Forth, a través del cual se cuelan tierra adentro las gélidas aguas del Mar del Norte.

Un poco de historia de Edimburgo

Edimburgo nació en el año 626 como una fortificación mandada construir por Edwin de Northumbria, siendo ese el origen de su nombre: Edim-burg, fuerte de Edwin.

🤓 PARA QUE NO TE LÍES

Como estás en Escocia, verás muchos nombres escritos en gaélico escocés. Apréndete éste: Èideann = Edimburgo.

La fortaleza, construida en lo más alto de Castle Rock, ha sido el centro neurálgico de la ciudad desde hace cientos de años y símbolo de su poder y soberanía. En ella fue donde la famosa reina María Estuardo dio a luz a su hijo Jacobo, sobre cuya cabeza recayó en 1603 la corona unificada de todo el Reino Unido.

Exterior del Castillo de Edimburgo
Exterior del Castillo de Edimburgo

Edimburgo es la capital de Escocia desde 1437 y, gracias a su influyente universidad, fue una de las ciudades más importantes de Europa, a nivel cultural e intelectual, durante el período de la Ilustración.

🤓 EDIMBURGO, CUNA DE PERSONAJES CÉLEBRES

Edimburgo ha sido cuna de multitud de intelectuales y personajes célebres que han dejado su huella a lo largo de la historia, como el filósofo David Hume; el economista Adam Smith; el inventor Alexander Graham Bell; el matemático John Napier; el actor Sean Connery; o los escritores Walter Scott, Robert Louis Stevenson y Arthur Conan Doyle.

Cómo es Edimburgo

Edimburgo es la segunda ciudad más grande de Escocia, con una población que supera los 500.000 habitantes. Aunque está formada por multitud de barrios y zonas periféricas, los más interesantes desde el punto de vista turístico, son Old Town y New Town, declarados ambos Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1995, y separados entre sí por los jardines de Princes Street.

Old Town

El barrio Old Town es la zona más antigua de la ciudad y donde encontrarás la mayor parte de los edificios históricos. Conserva su antigua estructura medieval y su eje vertebrador es la Milla Real (Royal Mile), una larga calle en pendiente que une el Palacio de Holyroodhouse con el viejo Castillo de Castle Rock.

🤓 LA FORMA DE EDIMBURGO

Si te fijas con atención, verás que Edimburgo se asienta sobre una llanura de la que sobresalen varias colinas rocosas de basalto, como Castle Rock, Calton Hill o Arthur’s Seat. Estas moles de roca son los restos de la lava petrificada que rellenaba las chimeneas de los volcanes que hubo aquí hace 340 millones de años.

Además, algunas de ellas como Castle Rock, tienen una estela de tierra que desciende suavemente desde su cima hasta la llanura, como es el caso de la Royal Mile. Son los sedimentos que dejó el movimiento de los glaciares durante la última Era Glaciar. A esta topografía tan típica de Edimburgo la llaman crag and tail (peñasco y cola).

New Town

New Town nació en el siglo XVIII al norte de Old Town, por la necesidad que había de crear nuevas zonas residenciales para dar alojamiento a la creciente población que se apiñaba en Old Town.

Es un barrio moderno, con calles rectas y largas que se cruzan ortogonalmente. Sus calles principales son Queen Street, George Street y Princes Street.

🛍 PARA IR DE COMPRAS

Si te apetece dejar por un rato de hacer turismo e irte de compras por Edimburgo, Princes Street es la mejor calle para ello.

Para un primer acercamiento a la ciudad puede ser una buena idea reservar un free tour por los principales lugares que ver en Edimburgo, de esta forma te resultará más fácil continuar conociendo la ciudad por tu cuenta.

Mapa de los lugares que tienes que ver en Edimburgo

💡 SEGURO DE VIAJE

El seguro de viaje se ha convertido en algo imprescindible, no sólo por la tranquilidad que proporciona sino porque cada vez hay más países que lo exigen como requisito de entrada.

Para nosotros uno de los mejores seguros de viaje que hay en el mercado es el de MONDO, ya que ha sabido adaptarse a la situación actual, implantando una serie de mejoras en sus productos.

Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena, en caso de enfermedad por COVID-19. Los gastos de la PCR que haya sido prescrita por un médico. Y el traslado sanitario y la repatriación en caso de dar positivo por COVID-19.

📣 ¡¡¡BLACK FRIDAY!!!📣

SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE A TRAVÉS NUESTRO, DURANTE LOS DÍAS 22 AL 29 DE NOVIEMBRE, TENDRÁS UN 15% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE

Qué tienes que ver en Edimburgo

El Palacio de Holyroodhouse y la Abadía de Holyrood

Vamos a comenzar este recorrido por Old Town, ascendiendo a lo largo de la Milla Real y parando en sus lugares más importantes.

El primer lugar que te encontrarás es el Palacio de Holyroodhouse (Palace of Holyroodhouse). Este palacio es la residencia oficial de los monarcas británicos en Escocia, aunque la verdad es que la reina pasa aquí poco tiempo, pues su residencia favorita en Escocia es Balmoral, bastante más al norte de Edimburgo. Esto es de agradecer, ya que cuando está ausente, el palacio es visitable.

Palacio de Holyroodhouse, que ver en Edimburgo
Palacio de Holyroodhouse

Uno de sus mayores atractivos son las habitaciones de la reina María I de Escocia (María Estuardo), que fue la última reina de Escocia, tras morir decapitada por su prima, la reina Isabel I de Inglaterra.

Al ser un palacio tan visitado, lo mejor es que compres anticipadamente las entradas para visitar el Palacio de Holyroodhouse, de esta forma te saltarás las colas.

Junto al palacio están las ruinas de la Abadía de Holyrood (Holyrood Abbey), edificada en 1128, que durante siglos sirvió de escenario para coronaciones, matrimonios y funerales reales. Fue saqueada en 1688 durante la Revolución Gloriosa, y en 1768 un huracán la dejó en el actual estado de ruina que podrás ver durante tu visita.

Holyrood Abbey, que ver en Edimburgo
Holyrood Abbey

Justo frente a la verja del palacio comienza Abbey Strand, la primera calle de la Milla Real, que es por donde tienes que continuar la visita.

La Milla Real

La Milla Real es una larga calle en pendiente que une el Palacio de Holyroodhouse con el Castillo de Castle Rock. En realidad, no es una única calle, sino una sucesión de seis calles que, de abajo a arriba, son: Abbey Strand, Canongate, High Street, Lawnmarket, Castlehill y Castle Esplanade.

Es una de las zonas más importantes que ver en Edimburgo, ya que es la que mejor preserva su estructura y sabor medieval y, donde encontrarás la mayor parte de edificios, iglesias y monumentos históricos.

Royal Mile, Edimburgo
La Milla Real o Royal Mile

De la Milla Real parten a cada uno de sus lados multitud de callejones (closes) y patios (courts), formando una estructura de calles en forma de espina de pez. Es toda una aventura meterte por ellos y descubrir lo que esconden. Algunos han servido de escenario para películas, como es el caso de Tweeddale Court y Bakehouse Close, que salen en la famosa serie de televisión Outlander.

🤓 UNA CURIOSIDAD

La longitud de la Milla Real son 1814,2 metros -a saber desde dónde los han medido para tener tanta exactitud-, y sirve de patrón para una unidad de medida que es la milla escocesa, por lo que de ahí su nombre.

El Parlamento de Escocia

Nada más empezar a caminar por Canongate, la segunda de las calles de la Milla Real, verás a tu izquierda el Parlamento de Escocia, un edificio de lo más peculiar que, según gustos, es tirando a feo, o una obra de arte moderna.

Es obra del arquitecto español Enric Miralles, y se puede hacer una visita gratuita a su interior.

Parlamento de Escocia, que ver en Edimburgo
Parlamento de Escocia

La verdad sea dicha, Canongate no es la parte más animada de la Milla Real. Lo que más llama la atención de esta calle son el Cementerio de Canongate, del que te hablaré más adelante; y seguido de él, un antiguo edificio de piedra, con torre incluida, bajo la cual hay un arco que da paso al callejón Old Tolbooth Wynd.

Si sigues ascendiendo llegarás hasta High Street, donde comienza la parte más bonita e interesante de la visita.

🛏 DÓNDE DORMIR EN EDIMBURGO

Te recomendamos buscar alojamiento en el centro de Edimburgo, ya que así podrás ir caminando a casi todas las atracciones de la ciudad. Después de mirar muchas opciones, el hotel en el que nos alojamos fue una gran elección. Estuvimos en el Market Street Hotel, que se encuentra frente a la estación de tren Edinburgh Waverley y a un cuarto de hora andando del castillo.

Es un hotel moderno y acogedor y, las habitaciones, con camas muy cómodas, son algo más amplias de lo que es habitual en el Reino Unido. Nos gustó especialmente no encontrar la típica moqueta, que tanto abunda por aquí. Todo estaba muy limpio y nos encantó el desayuno.

Otro hotel que nos habían recomendado era The Rutland Hotel & Apartments. Vimos que las reseñas eran bastante buenas, así como su ubicación, aunque al final nos decantamos por el primero.

La Catedral de St Giles o High Kirk

En cuanto llegas a High Street se produce un cambio notable, ya que empiezan a aparecer edificios históricos, monumentos, pubs y restaurantes, y eso hace que la animación de la calle no tenga nada que ver con el tramo anterior. Desde aquí y hasta el castillo, la Milla Real se va convirtiendo en una calle que cada vez da más importancia al tráfico peatonal.

De todos los edificios sobresale la Catedral de St Giles, una iglesia gótica del siglo XIV dedicada al santo patrón de la ciudad, de la que destaca su torre-campanario rematada por una singular estructura con forma de corona. Los edimburgueses la llaman High Kirk (Gran Iglesia), y todo el mundo coincide en que es la más bonita de la ciudad.

Exterior de la Catedral de St Giles, Edimburgo
Exterior de la Catedral de St Giles

Aunque antiguamente fue catedral y todo el mundo la sigue llamando así, en realidad ha dejado de serlo tras pasar al culto presbiteriano.

Lo más destacado de su interior es la pequeña Capilla del Cardo (Thistle Chapel), sede de la antigua Orden del Cardo, fundada por el rey Jaime II de Inglaterra en 1687.

Interior de la Catedral de St Giles, Edimburgo
Interior de la Catedral de St Giles

En los alrededores de la iglesia podrás ver los monumentos dedicados a Adam Smith y a David Hume, edimburgueses famosos a los que ya he nombrado antes.

🧐 PRESTA ATENCIÓN

Antes de llegar a Saint Giles, y ya en High Street, tienes que ver a tu derecha la Casa de John Knox, el padre de la reforma protestante escocés; y más adelante, a tu izquierda, la iglesia Tron Kirk, que ya no está destinada al culto y aloja el Royal Mile Market.

Mary King’s Close

En pleno centro histórico de Edimburgo, frente a la Catedral de St. Giles, se encuentra una ciudad subterránea formada por criptas y callejones del siglo XVII.

El Mary King’s Close fue uno de estos callejones. Quedó sepultado por la construcción de un edificio denominado Royal Exchange, que pretendía ser una especie de centro comercial en el que se iban a situar todos los puestos de los comerciantes de High Street. Esta idea fracasó y, actualmente, en ese edificio se ubica el ayuntamiento de Edimburgo.

Mary King's Close, que ver en Edimburgo
Mary King’s Close

Esta parte subterránea fue una zona especialmente azotada por la peste y también hubo bastantes asesinatos, que dejaron multitud de historias y leyendas. En 2003 se volvieron abrir los callejones del Mary King’s Close como una atracción turística, para dar a conocer a los visitantes todos los mitos y leyendas sobre los fantasmas de los vecinos que vivieron y murieron en esos callejones.

Algunos de los fantasmas más famosos de esta zona son Annie, el fantasma de una niña de 5 años y el fantasma del señor Chesney, un carpintero que fue el último habitante de Mary King’s Close.

Puedes visitar el Mary King’s Close y descubrir todos sus misterios a través de un tour guiado por los subterráneos de Edimburgo y sus fantasmas.

La Camera Obscura & World of Illusions

Siguiendo camino arriba, y tras pasar en Lawnmarket frente a Gladstone’s Land, una casa típica del siglo XVI, llegarás al punto en que acaba Lawnmarket y empieza Castelhill. Es muy fácil reconocer este lugar, pues en él está la iglesia Tolbooth Kirk con su imponente torre que se ve desde casi toda la ciudad. Hoy ya no está destinada al culto y ha sido convertida en The Hub, el centro informativo del Festival Internacional de Edimburgo, con bar, restaurante y sala de conciertos incluidos.

Apenas 50 metros más arriba, queda a tu derecha la Camera Obscura & World of Illusions, una de las atracciones más famosas que hay que ver en Edimburgo, destinada al mundo de las ilusiones ópticas.

Camera Obscura frente a The Hub, Edimburgo
Camera Obscura frente a The Hub

A lo largo de las cuatro primeras plantas encontrarás el Mundo de las Ilusiones, toda una serie de ilusiones ópticas interactivas, laberintos de espejos, hologramas y demás efectos ópticos.

En la parte superior del edificio está la Cámara Oscura propiamente dicha, que seguramente te sorprenderá por el efecto que producen las imágenes en movimiento, así como por el mirador desde el que divisarás toda la ciudad.

Para evitar las colas, te recomiendo comprar tu entrada a laCamera Obscura & World of Illusions anticipadamente en este enlace.

El Scotch Whisky Experience

Prácticamente enfrente de la Camera Obscura está el Scotch Whisky Experience, el destino favorito para los amantes del whisky escocés.

Aquí puedes aprenderlo todo sobre el whisky escocés, montado a bordo de un barril que hace un viaje por una destilería virtual. Todo un máster sobre cómo se elabora esta bebida, las variedades que hay, o por qué cada una tiene un sabor diferente.

The Scotch Whisky Experience de Edimburgo
The Scotch Whisky Experience

Y por supuesto, podrás hacer una cata guiada de cuatro variedades de whisky diferentes. Seguro que sales lleno de alegría y buen humor.

Apúntate a este tour del whisky por Edimburgo para seguir descubriendo sus mejores variedades.

La Explanada del Castillo y el Castillo de Edimburgo

Antes de traspasar la puerta del Castillo tienes que atravesar Castle Esplanade, la explanada que le precede y lugar donde se celebra el tradicional festival de verano Tattoo Festival. Cuenta la historia que en esta explanada ajusticiaban en la hoguera a mujeres acusadas de brujería.

El punto final de esta entretenida ascensión hasta lo más alto de Castle Rock es el Castillo de Edimburgo, el monumento más visitado de Escocia y uno de los más importantes que tienes que ver en Edimburgo. A su entrada verás a cada lado las estatuas de William Wallace y Robert Bruce, los héroes escoceses por antonomasia.

Puerta de entrada al Castillo de Edimburgo
Puerta de entrada al Castillo de Edimburgo

Durante siglos ha servido de residencia real y actualmente aloja las joyas de la corona de Escocia.

La visita es muy entretenida y merece la pena hacerla. Lo más sobresaliente es el Museo de la Guerra, el Palacio Real y la Capilla de Santa Margarita, el edificio más antiguo de la ciudad, pues data del siglo XII.

Las últimas investigaciones arqueológicas llevadas a cabo en el Castillo, han revelado que en sus 1100 años de historia ha sufrido, al menos, 26 asedios, lo que le convierte en una de las fortalezas más atacadas del mundo.

Una tradición del castillo, es la de que todos los días, a la una del mediodía en punto, se dispara desde él una salva de cañón llamada One O’Clock Gun. Vamos, como nuestras campanadas, pero a lo bruto.

Si te interesa conocer la historia de los lugares que vas viendo, puede ser una buena idea reservar un tour guiado por el Castillo de Edimburgo, con el que te saltarás las colas de entrada.

👻 EL FANTASMA DEL CASTILLO

En Escocia hay mucha tradición sobre fantasmas y el castillo no es menos. Dicen que por él vaga todavía Lone Piper, un gaitero que quiso investigar sus pasadizos secretos y no consiguió salir de allí.

Si quieres hacer una visita guiada por Edimburgo, puedes comprar las entradas en este enlace.

Edimburgo no es sólo la Milla Real. Aquí tienes unos cuantos lugares dispersos por la ciudad, que seguramente te interesarán.

Victoria Street

Una de las calles que tienes que ver en Edimburgo es Victoria Street, para muchos la calle más bonita de la ciudad y una de las más pintorescas. Es una calle en pendiente y curva, que en uno de sus lados está dispuesta en dos niveles, de los que el nivel superior enlaza con la Royal Mile.

Lo que más te llamará la atención de Victoria Street son las tiendas y restaurantes con fachadas de vivos colores, que hay en el nivel inferior.

Victoria Street, que ver en Edimburgo
Victoria Street

Es una calle muy de cuento, tanto es así que dicen que J.K. Rowling se inspiró en ella para situar el famoso Callejón Diagón (Diagon Alley). Aprovechando el tirón dede los libros de Harry Potter, en esta calle encontrarás el Museum Context, una tienda en la que puedes comprar todo tipo de objetos relacionados con Harry Potter.

Los Jardines de Edimburgo

A poco que camines por la ciudad te darás cuenta de que en Edimburgo hay bastantes jardines y de considerable tamaño. Los que no te tienes que perder son Princes Street Gardens y Royal Botanic Gardens.

Princes Street Gardens

Son los más conocidos y céntricos, y uno de los lugares favoritos de los edimburgueses para descansar y relajarse.

Jardines de Princes Street, que ver en Edimburgo
Jardines de Princes Street

En realidad, son dos jardines, el este y el oeste, separados entre sí por The Mound, una calle sobreelevada que une Old Town y New Town.

Los del oeste son los más grandes y en ellos están el famoso Reloj de Flores y la Fuente de Ross, uno de los lugares favoritos por los turistas para fotografiar el Castillo.

Castillo de Edimburgo visto desde Princes Street Gardens
Fuente de Ross

En los jardines del este se encuentra el impresionante Monumento a Walter Scott. Data de 1845 y está construido en estilo neogótico, por lo que te da la sensación de que es parte de una catedral. Si te atreves, puedes subir hasta la parte superior.

Monumento a Walter Scott, Edimburgo
Monumento a Walter Scott

🤓 UNA CURIOSIDAD

Con sus 61 metros de altura, el Monumento a Walter Scott es el monumento más grande del mundo levantado en honor a un escritor.

Royal Botanic Garden

Es en realidad un inmenso jardín botánico situado en New Town. Aquí encontrarás miles de especies vegetales diferentes, repartidas por varios ecosistemas e invernaderos.

Calton Hill

En el extremo oriental de Princes Street se encuentra la colina de Calton Hill, a la que sube gran cantidad de gente, para contemplar la puesta de sol en la ciudad con las montañas de fondo.

Calton Hill, Edimburgo
Calton Hill

Es un lugar tranquilo en cuya cima hay un restaurante y cantidad de monumentos. Allí encontrarás el Monumento Nacional de Escocia, de inspiración griega; el Monumento a Nelson; el bonito Observatorio Real y; el muy fotografiado Monumento a Dugald Stewart, una de las figuras más sobresalientes de la ilustración escocesa.

Los Museos de Edimburgo

Hay muchos museos que ver en Edimburgo y la mayoría son de entrada gratuita. Para que puedas hacer una selección a tu gusto, te indico los que a nosotros nos parecieron los más interesantes:

El Museo del Escritor (Writer’s Museum)

Situado en un bonito edificio muy cercano a la Milla Real. Está especialmente dedicado a los escritores escoceses Robert Louis Stevenson, Walter Scott y Robert Burns.

El Museo Nacional de Escocia (National Museum of Scotland)

Donde encontrarás de todo, desde ciencias naturales y tecnología, hasta historia o arte. Seguramente es el mejor y el más variado, y puede ser un buen lugar si viajas con niños. Lo encontrarás en la calle George IV Bridge, y frente a él está la famosa estatua del perro Bobby.

Museo Nacional de Escocia, que ver en Edimburgo
Museo Nacional de Escocia

La Galería Nacional de Escocia (Scottish National Gallery)

Una pinacoteca que recoge una buena colección de pinturas de autores clásicos. Está ubicada en The Mound, en los jardines de Princes Street.

La Galería Nacional de Escocia de Arte Moderno (Scottish National Gallery of Modern Art)

Es la otra gran pinacoteca de Edimburgo, aunque ésta se centra en el arte de los siglos XX y XXI. Está emplazada en un bonito edificio renacentista en la zona de New Town.

La Galería Nacional Escocesa del Retrato (Scottish National Portrait Gallery)

Ocupa un precioso edificio victoriano en Queen Street. El claustro de su interior, con las pinturas murales que narran la historia escocesa, es digno de ver.

Claustro de la Galería Nacional Escocesa del Retrato, Edimburgo
Claustro de la Galería Nacional Escocesa del Retrato

El Museo de la Infancia (Museum of Childhood)

En High Street, es el mejor destino si viajas con niños y quieres darles un respiro en la visita.

💡 UNA BUENA EXPERIENCIA

Sin ser un museo propiamente dicho, Dinamic Earth es un espacio expositivo interactivo que te permitirá viajar en el tiempo, caminar sobre un glaciar, sumergirte en el mar o entrar en un volcán. Nosotros íbamos en familia y nos pareció de lo más divertido. Lo encontrarás detrás del Parlamento Escocés.

La Universidad de Edimburgo

La Universidad de Edimburgo fue fundada en 1583 y está considerada una de las más antiguas y prestigiosas del mundo, pues por sus aulas han pasado, aparte de los ya mencionados Adam Smith, David Hume, A. Graham Bell, Walter Scott o Robert L. Stevenson, científicos de la talla de Charles Darwin, Richard Owen o James Clerk Maxwell.

Antes de nada, tengo que decirte que, al hablar de la Universidad de Edimburgo, que está formada por multitud de edificios, me estoy refiriendo a sus dos edificios históricos más representativos, el New College y el McEwan Hall.

New College

Lo encontrarás detrás de la Camera Obscura, frente a Mound Place. Es un edificio gótico realmente impactante, con un patio, presidido por una estatua de John Knox, digno de una película de Harry Potter.

New College, Universidad de Edimburgo
New College

McEwan Hall

Para visitar el McEwan Hall tienes que dirigirte al sur de la ciudad, a Teviot Place. Allí encontrarás este enorme y hermoso edificio circular, rematado por una gran cúpula, que contiene un enorme salón de actos en el que se celebran las ceremonias de graduación de la universidad.

Arthur’s Seat

Subir a la cima de Arthur’s Seat es como hacer un poco de senderismo dentro de la ciudad, pues la colina se eleva hasta los 251 metros de altura.

Arthur's Seat, Edimburgo
Arthur’s Seat

Aunque está situada muy cerca Palacio de Holyroodhouse, es el lugar ideal si quieres alejarte por un rato del tumulto y disfrutar de unas vistas geniales de la ciudad.

Los Cementerios de Edimburgo

Aunque te parezca raro que te hable de cementerios, que sepas que son una de las cosas más peculiares que ver en Edimburgo. Te sorprenderá ver que los cementerios son parques muy bonitos, a los que la gente acude a pasear y a hacer picnics.

Aquí te indico los más interesantes de las más de dos decenas que hay en la ciudad.

El cementerio de Greyfriars

Se encuentra en Old Town y es el más famoso de la ciudad. Está lleno de lápidas que tienen varios siglos de antigüedad y tiene fama de ser el cementerio más embrujado del mundo. De las muchas historias que se cuentan sobre él, la más famosa es la del fantasma conocido como Bloody Mackenzie, que ataca a los paseantes solitarios.

Cementerio de Greyfriars, que ver en Edimburgo
Cementerio de Greyfriars

En los siglos XVIII y XIX, fue muy habitual que aquí se robasen cadáveres para venderlos después a la facultad de medicina de la Universidad de Edimburgo, por lo que verás tumbas de esa época con un enrejado que las protege de los ladrones de tumbas.

El cementerio histórico de Canongate

En plena Milla Real está el cementerio histórico de Canongate, cuya antigüedad se remonta al siglo XVII. Aquí están enterrados Adam Smith y Robert Burns.

El cementerio de Old Calton

El cementerio de Old Calton, originario del siglo XVIII, es el cementerio en el que está el mausoleo de David Hume y una estatua de Abraham Lincoln.

El cementerio de St Cuthbert

Situado bajo la colina del castillo, es el más antiguo de la ciudad. Todavía conserva una de las torres de vigía que se construyeron para vigilarlo y mantener a raya a los ladrones de cadáveres. Aquí está la tumba del gran matemático John Napier.

☠️ ¿TE GUSTA EL MISTERIO?

Si te gusta el mundo del misterio, no pierdas la oportunidad de apuntarte a un tour por las criptas embrujadas y el cementerio Greyfriars, vas a alucinar con las historias que te van a contar. Puedes reservarlo en este enlace, es uno de los más demandados en Edimburgo.

La Casa Georgiana

La Casa Georgiana es el lugar de Edimburgo donde mejor podrás conocer cómo era la sociedad y la vida de la gente acomodada de los siglos XVIII y principios del XIX. Lo de denominar a esta época georgiana, se debe a que es el período en el que reinaron los monarcas Jorge I, II, III y IV.

La Casa Georgiana se encuentra en Charlotte Square, junto a la Bute House, que es la residencia oficial del Primer Ministro de Escocia, y forma parte de una manzana de casas realmente bonitas.

Durante la visita a la casa parece que te conviertes en un personaje de una de las novelas de Jane Austen, resultando bastante impactante ver la gran diferencia de nivel de vida que había entre las clases sociales de esa época.

La Catedral de St Mary

Situada en el barrio de West End, la imponente Catedral de St Mary es uno de los edificios, relativamente modernos, más notables que ver en Edimburgo.

Al tratarse de una catedral destinada al culto católico, ésta si que es realmente una catedral, al contrario de lo que pasa con High Kirk, tal y como te expliqué.

Coro de la Catedral de St Mary, que ver en Edimburgo
Coro de la Catedral de St Mary

Fue construida a principios del siglo XIX en estilo neogótico y, con su aguja de 90 metros de altura, puede presumir de ser el edificio más alto de Edimburgo.

Date un paseo por sus exteriores para observarla con detenimiento, y del interior no dejes de admirar la belleza de las vidrieras diseñadas por Eduardo Paolozzi.

El Castillo de Craigmillar

Si te gustan los castillos y no tienes inconveniente el apartarte un poco del centro de la ciudad, no dejes de acercarte hasta las ruinas del Castillo de Craigmillar.

No tiene nada que ver con el Castillo de Edimburgo, pues ésta es una fortaleza en ruinas, situada sobre una colina recubierta de prados verdes y, con un aspecto más en la línea de cómo solemos imaginarnos los clásicos castillos escoceses.

Castillo de Craigmillar
Castillo de Craigmillar

Hay que reconocer que no es el típico lugar que suelen visitar los turistas que apenas salen de la Milla Real. Ellos se lo pierden, porque resulta de lo más agradable e interesante subir a sus torres, recorrer sus patios y descubrir todas sus estancias, que incluso han servido de escenario para ambientar series de estilo escocés, como Outlander.

Dean Village y Water of Leith

Al oeste de New Town se encuentra el barrio de Dean Village, que recientemente se ha puesto de moda y en el que todo el mundo busca hacerse una fotografía con las casas históricas de colores y el río Water of Leith de fondo. Instagram está llena de ellas.

A todo lo largo del río Water of Leith hay un agradable paseo acondicionado que es toda una gozada y que te llevará hasta la costa.

Apúntate a este free tour por Dean Village y Water of Leith para descubrir sus mejores rincones.

The Shore y el HMY Britannia

La parte final del paseo por Water of Leith hasta la costa te lleva a la zona conocida como The Shore, que es el antiguo puerto del barrio de Leith. Es una bonita zona de aire marítimo que pocos esperan encontrar en Edimburgo.

Ya que te has molestado en llegar paseando hasta aquí, tienes que visitar el yate real HMY Britannia, que durante 40 años fue la residencia flotante de la Familia Real Británica. Era multiusos y servía para todo, desde viajes oficiales hasta lunas de miel.

The Shore, antiguo puerto de Leith en Edimburgo
The Shore

Como te podrás imaginar, en su decoración no escatimaron en gastos y sus camarotes son un derroche de lujo. Hasta tal punto llegaba el afán de los reyes por distinguirlo del resto de barcos, que para capitanearlo se exigía, como mínimo, la graduación de almirante.

Si quieres ahorrarte las colas, puedes comprar aquí las entradas para visitar el HMY Britannia.

El Puente de Forth

También en la zona de costa, y construido para permitir atravesar el fiordo del río Forth, está el puente conocido como Forth Rail Bridge, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2015.

Es un puente de acero construido a base de arcadas múltiples con voladizos en ménsula, siendo el más largo del mundo en su género.

Puente de Forth, que ver en Edimburgo
Puente de Forth

Entró en servicio en 1890 y, además de ser una obra maestra de la ingeniería, es uno de los puentes más bonitos y elegantes del mundo.

Podría considerársele como la Torre Eiffel de los puentes, por lo que no es de extrañar que en Escocia lo consideren un emblema de identidad tecnológica.

Aquí puedes contratar un paseo en barco para ver el Puente de Forth.

Algunas cosas que deberías hacer en Edimburgo

Ya que estás de visita en esta increíble ciudad, hay unas cuantas cosas más que hacer y que ver en Edimburgo. Esta es nuestra selección:

  • Visita los pubs de la ciudad, ya que los hay con decoraciones realmente bonitas. En la zona de Grassmarket hay una buena cantidad de ellos. Como somos muy aficionados a las aventuras de Sherlock Holmes, a nosotros nos hizo especial ilusión comer en el The Conan Doyle, en Picardy Place, frente al cual hay una estatua del inmortal detective. Si no sabes que pedirte, una half-pint (media pinta de cerveza) es una buena opción.
  • Disfruta de una excelente comida escocesa -de cuatro platos-, que incluya el haggis. Consejo: no hace falta acabárselo todo.
  • Asiste a uno de los doce festivales oficiales de Edimburgo, como por ejemplo el Tattoo Festival que se celebra en la explanada del castillo durante el mes de agosto.
  • Haz uno de los tours guiados del terror. Ten en cuenta que Edimburgo está considerada como la ciudad más embrujada del mundo, y hay historias de terror a montones, por lo que son de lo más entretenidos.
  • También puedes hacer un tour guiado de Harry Potter. En los cafés de Edimburgo es donde J. K. Rowling se sentaba a escribir las historias del joven aprendiz de mago, por lo que los edimburgueses lo consideran como nacido allí. En estos tours te enseñan los cafés que frecuentaba la autora y los lugares que supuestamente la inspiraron para ambientar las historias.
  • Si eres fan de la serie Outlander, puedes reservar el tour de Outlander, una excursión que parte de Edimburgo para conocer los lugares y paisajes que aparecen en la serie.
Pub Conan Doyle, Edimburgo
Pub Conan Doyle

El Royal Edinburgh Ticket

Si vas a visitar el Palacio de Holyroodhouse, el Castillo de Edimburgo y el Yate Real Britannia, lo mejor es que compres el Royal Edinburgh Ticket, ya que te saldrá más económico.

Además, incluye un pase de autobús «hop-on hop-off«, que te resultará perfecto para moverte por todos los lugares de interés del resto de la ciudad.

Entra en este enlace si quieres comprar el Royal Edinburgh Ticket.

Cómo llegar a Edimburgo

La mejor forma de llegar a Edimburgo desde Europa es en avión. El aeropuerto Edinburgh Airport está a unos seis kilómetros de la ciudad y está perfectamente conectado con ella por autobús y tranvía. Por supuesto, existe la posibilidad de contratar el traslado desde el aeropuerto a tu destino.

Si ya estás en la Isla de Gran Bretaña, puedes llegar a Edimburgo en tren, lo que no es mala opción ya que la estación está situada muy céntrica, prácticamente debajo del castillo. Hay trenes rápidos que en cuatro horas y media te llevan de Londres a Edimburgo.

También hay la posibilidad de hacer el viaje en sentido contrario, y visitar Londres después de conocer Edimburgo. Aquí encontrarás lo imprescindible para una visita rápida.

Y si estás haciendo un tour por Escocia con un turismo, tampoco es mayor problema, pues el tráfico de Edimburgo no es excesivamente complicado.

Cuándo visitar Edimburgo

Si hay un factor que realmente nos condicionó a nosotros a la hora de visitar Edimburgo, ese fue el clima (y eso que somos de Burgos).

No merece la pena que intente describírtelo, ya que Robert Louis Stevenson, el autor de la famosa novela La Isla del Tesoro, lo hizo magistralmente: “El clima es crudo y tempestuoso en invierno, variable y desapacible en verano, y un auténtico purgatorio meteorológico en primavera”.

Más claro, agua. Si no quieres helarte de frío, tienes que visitar Edimburgo en verano.

Consejos para el tiempo en Edimburgo

Con la cita de Stevenson ya te he dado una idea de lo cambiante y riguroso que puede ser su clima, y eso sin hablar de que llueve con mucha frecuencia, por lo que el paraguas o, mucho mejor un chubasquero, es imprescindible.

Llévate ropa de abrigo, incluso aunque vayas en verano, pues de lo contrario te puede pasar como a nosotros, que fuimos en julio y tuvimos que comprarnos unas chaquetas polares, porque con los jerseys no era suficiente.

Si eres de los valientes que van en invierno, ten en cuenta que hace bastante frío y que el sol tiene poca fuerza por las pocas horas de luz que hay. En lo más crudo de la estación no amanece hasta las nueve de la mañana y anochece poco después de las cuatro de la tarde.

Si te parezco exagerado, vete a Google Maps y verás que Edimburgo está prácticamente a la misma latitud que Moscú o Canadá.

PREPARA TU VIAJE

Si necesitas encontrar un vuelo, este es el buscador de vuelos baratos que nosotros utilizamos:

Y si vas a alquilar un coche, aquí puedes entrar al buscador que usamos nosotros:

Más información sobre el Reino Unido


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.