Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Sighisoara: Qué ver en la ciudadela medieval más bonita de Rumanía

Que ver en Sighisoara

Descubre por que tienes que incluir a Sighisoara en tu ruta, si vas a viajar a Rumanía. No puedes perderte esta ciudadela única y, para que tu visita sea más fácil, aquí vamos a contarte qué ver en Sighisoara, para que no te pierdas nada.

Dicen de Sighisoara que es la ciudadela medieval más bonita de Europa, aún habitada. No sé si será la más bonita, porque hemos visto en Europa muchas ciudadelas bonitas, pero si que es verdad que es muy especial. Es de esas ciudades que te enamoran a primera vista. Por ello, cientos de miles de turistas de todo el mundo van a visitar Sighisoara, ya que se encuentra en la lista de los 50 destinos más interesantes de Europa.

Sighisoara fue una de esas ciudades fundadas por los sajones, que vinieron de Alemania durante el siglo XII. Aunque en ese lugar ya había estado situado un fuerte romano, el Castrum Sex, del que sólo quedaban restos cuando llegaron los sajones.

La ciudadela de Sighisoara tiene un ambiente de cuento, con sus casas de colores pastel, sus calles empedradas, sus torres medievales, los restos de su muralla o sus viejas iglesias, que te hacen retroceder en el tiempo.

Arquitectura típica de Sighisoara
Arquitectura típica de Sighisoara

Lo que hace que Sighisoara sea aún más especial, es el hecho de que su centro histórico esté muy bien conservado, aunque tiene más de 850 años. Y que, más de 140 casas están habitadas o convertidas en alojamientos turísticos.

Por todo ello, desde 1999 la ciudadela de Sighisoara fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cómo llegar a Sighisoara

Sighisoara se encuentra en el corazón de Transilvania, a 120 kilómetros de Brasov, a 95 km de Sibiu y a 55 km de Targu-Mures, con los Cárpatos como marco natural.

Si llegas en avión a Rumanía, los aeropuertos más cercanos son los de Brasov, Cluj Napoca (que es al que llegamos nosotros) y Bucarest.

Busca tu vuelo a Rumanía al mejor precio

Desde estas ciudades puedes llegar fácilmente a Sighisoara en coche de alquiler, cosa que te recomendamos para poder visitar otros lugares de interés. O bien, en tren o autobuses que viajen en dirección a Brasov – Targu-Mures, aunque esta es la opción más lenta.

Plaza de la Ciudadela, Sighisoara

Si quieres alquilar un coche, como hicimos nosotros, aquí tienes el buscador que utilizamos y con el que reservamos nuestro coche de alquiler, sin ningún problema:

Compara los precios de alquiler de coche en Rumanía

Dónde dormir en el centro histórico de Sighisoara

Nosotros nos alojamos en el apartamento Casa Augustus. Se encuentra situado en una de las casas históricas de la ciudadela de Sighisoara, por lo que su ubicación no pudo ser mejor. Es un apartamento lujoso, totalmente restaurado y decorado con muebles de calidad y buen gusto. Son varios apartamentos, el nuestro era el más grande y estaba compuesto por una cocina muy amplia, salón, baño y dos habitaciones. Estaba perfectamente limpio y disponía de todo lo necesario para una estancia de varios días. Además, la relación calidad-precio fue excelente.

Si quieres ver otras opciones, aquí puedes encontrar más alojamientos de Sighisoara.

Qué ver en Sighisoara

Llegamos a Sighisoara un día de mediados de julio, a últimas horas de la tarde, por lo que nos encontramos una ciudad tranquila, ya que se habían ido la mayor parte de los turistas. Una vez instalados en nuestro alojamiento, dimos un pequeño paseo por sus calles solitarias y, desde ese momento, quedamos rendidos ante esta ciudad.

A Sighisoara se la conoce como la “Perla de Transilvania” o la “Núremberg de Transilvania” y, nosotros que ya conocemos Núremberg, podemos decir que, aunque diferentes, tienen el mismo aire de cuento medieval.

Pasamos tres noches en Sighisoara ya que, además de visitar esta ciudad, queríamos conocer algunos lugares cercanos, que también resultaron ser muy interesantes.

Después de recorrer la ciudadela fortificada durante todos esos días, esto es lo que nos parece más interesante de todo lo que hay que ver en Sighisoara.

La Fortaleza medieval

Sighisoara está dividida en la Ciudad Alta, que es donde se encuentra la fortaleza medieval, ubicada en una colina que domina el Valle del Târnava. Y, la Ciudad Baja, que se encuentra a sus pies y es la ciudad moderna, donde vive la mayor parte de la población. Las casas más antiguas de la Ciudad Baja datan de después del gran incendio de 1676.

Fortaleza de Sighisoara desde la Ciudad Baja
Fortaleza de Sighisoara desde la Ciudad Baja

Como ya habrás imaginado, el punto principal de interés en Sighisoara es su fortaleza medieval, con sus torres defensivas, sus bastiones y sus casas medievales.

Aún así, la ciudad baja también tiene rincones muy interesantes, así que, si dispones de tiempo, te aconsejo recorrer algunas de sus calles.

La Torre del Reloj

La Torre del Reloj proporciona acceso desde la Ciudad Baja a la fortaleza, por eso también es conocida como la Torre de la Puerta.

Puerta de entrada a Sighisoara
Puerta de entrada a Sighisoara

Es, seguramente, el lugar más fotografiado de Sighisoara. Y es que la Torre del Reloj siempre ha sido el centro de atención de Sighisoara, ya que fue la sede del ayuntamiento, de la corte, el depósito de armas y la prisión.

A diferencia de las otras torres de la ciudadela, no pertenecía a ningún gremio. Era propiedad de la autoridad pública.

Tiene una altura de 64 metros y fue completada en diferentes momentos, la parte inferior de la torre data del siglo XIV y, los niveles superiores son posteriores.

El tejado, destruido por el incendio de la ciudad en 1676, fue restaurado por artesanos austriacos en 1677, que instalaron la aguja. En 1894, fue reemplazado por el actual tejado, con tejas esmaltadas y, en 1900 se reconstruyó el edificio anexo.

Tejado de la Torre del Reloj de Sighisoara
Tejado de la Torre del Reloj

Actualmente se ha convertido en el símbolo de Sighisoara.

Tiene dos relojes, uno es visible desde el interior de la ciudadela y el otro desde el exterior. Es un reloj de 1648 con figuras que cobran vida, al estilo de muchos relojes alemanes y suizos. Cada día de la semana se ve una figura diferente.

La Torre del Reloj alberga una sección del Museo de Historia de Sighisoara.  En el primer piso de la torre, hay una exposición de arqueología, en el segundo piso, una farmacia medieval y, en la sala del alcalde, en el tercer piso, hay una exposición de muebles medievales de diferentes estilos.

En la cuarta planta encontrarás la sala gótica con una exposición dedicada a los gremios de Sighisoara y, en la quinta puedes ver el mecanismo del reloj de la torre, que es espectacular. En una plataforma giratoria se encuentran las siete figuras, que son deidades del panteón grecorromano y representan los siete días de la semana. También verás relojes de diferentes épocas.

No te pierdas las vistas desde el balcón de la torre, tendrás una panorámica increíble de Sighisoara y sus alrededores.

El Museo de Historia de Sighisoara

El museo se encuentra ubicado en tres edificios y, se pueden visitar por separado o, bien con un único ticket que sirve para entrar en los tres. Sale más caro visitarlo por separado, la entrada conjunta son 20 lei (unos 4,20 €).

Ten en cuenta que los lunes está cerrado.

Las partes en las que se divide el museo son:

La Farmacia Medieval

Que, como ya has visto, se encuentra en la Torre del Reloj.

La Sala de Armas

Se encuentra en una casa la derecha de la Torre. Aquí encontrarás una colección de armas medievales.

La Cámara de Tortura

Está ubicada debajo de la Torre del Reloj, en la antigua prisión de la fortaleza. Los jueces de Sighisoara tenían derecho a juzgar y sentenciar a muerte a los reos de la prisión. Eso es lo que representan las 4 torrecillas que flanquean la torre principal.

Torre del Reloj de Sighisoara
Torre del Reloj

En la pequeña exposición que hay aquí, verás cadenas para manos y pies que ponían a los convictos, escaleras colgantes y de tortura y, también una piedra de 6 kg que colgaban del cuello de los estafadores.

La Casa Vlad Dracul, en la que nació Drácula

Cerca de la Torre del Reloj, frente a la Iglesia del Monasterio, se encuentra la Casa Vlad Dracul, que hoy en día alberga un restaurante y una pequeña galería de arte rumano tradicional.

Es una casa de color amarillo, de la que dicen que es la construcción civil en piedra más antigua de la ciudad, por la bóveda de la planta baja del edificio, que fue construida con piedras del río.

Se supone que Vlad Tepes (el príncipe que inspiró la novela de Drácula) nació en este edificio en 1431, donde vivió cuatro años y, las habitaciones se pueden visitar, previo pago. Aunque, personalmente no lo recomiendo, ya que es bastante decepcionante. Estaría bien si la visita fuese algo más seria, pero no tal como lo tienen montado.

En el primer piso hay un mural con un retrato de Vlad Dracul (padre de Tepes), con turbante y ataviado con traje oriental.

Casa de Vlad Dracul o Drácula en Sighisoara
Casa natal de Vlad Dracul o Drácula

La importancia de esta casa reside en que, desde aquí, el príncipe Vlad escribió en 1431 a Braşov, con la esperanza de obtener el apoyo del ejército, para ayudarle a recuperar el trono de Rumania, usurpado por su medio hermano, Alexandru Aldea. En el documento, el gobernante también señala: «la gente de Sighisoara va conmigo». Es el primer documento en el que aparece el nombre de esta ciudad en rumano, anteriormente llevaba el nombre alemán de Schespurch.

Iglesia del Monasterio Dominico

Esta iglesia se encuentra frente a la casa de Vlad Dracul. La antigua iglesia católica de los dominicos, fue construida en el siglo XIII, en estilo gótico. Fue ampliada en 1515, pasando a ser una iglesia luterana.

Puede presumir de algunas piezas antiguas, como una fuente bautismal de bronce de 1440, docenas de alfombras orientales antiguas y un portal de piedra renacentista de 1570. Su órgano se usa hoy en muchos conciertos. Las pinturas interiores, que ahora se pueden ver, fueron prohibidas después de la adopción de la Reforma.

Iglesia del Monasterio Dominico de Sighisoara
Iglesia del Monasterio Dominico

En 1298 el Papa Bonifacio XIII escribió un documento, otorgando indulgencias a los creyentes de la Iglesia del Monasterio, cerca de la Torre del Reloj. Es la primera certificación documental del antiguo nombre alemán, Schespurch, que tenía Sighisoara.

El Ayuntamiento

Este edificio, con aires de palacio, se encuentra cerca de la Iglesia del Monasterio Dominico. El edificio fue construido entre 1887 y 1888.

Ayuntamiento de Sighisoara
Ayuntamiento de Sighisoara

En la planta de arriba hay una sala de estilo barroco, donde se celebra el Festival de Música Académica y otros conciertos de prestigiosas bandas.

La Plaza de la Ciudadela

Si continúas por la calle que parte de la Torre del Reloj, encontrarás la plaza principal de Sighisoara: la Plaza de la Ciudadela o Piata Cetăţii.

El ambiente tan agradable que se respira en esta plaza, sobre todo en verano, con sus terrazas repletas de gente disfrutando del ambiente de la ciudad, no refleja todo su pasado.

Plaza de la Ciudadela de Sighisoara
Plaza de la Ciudadela

En la Plaza de la Ciudadela siempre se ha reunido toda la gente de Sighisoara, aquí se celebraban las ferias, pero también se llevaban a cabo los juicios. En la plaza estaba ubicado el «pilar de la infamia», una columna de piedra con dos anillos de hierro para las manos del castigado y, también una especie de podio donde se juzgaban los procesos capitales, en medio de la multitud.

Las casas de la ciudadela

Lo mejor que puedes hacer en Sighisoara es caminar por sus calles estrechas, pavimentadas con piedras, en busca de los detalles que hacen que esta ciudad sea tan especial.

Piérdete entre sus casas de colores centenarias, detrás de cuyas ventanas seguro que se esconden muchas leyendas medievales. En la ciudadela hoy hay 164 casas y todas están habitadas. Esto hace que este lugar no sea solo un museo al aire libre, ya que sigue teniendo vida en la temporada baja.

Casas de Sighisoara
Casas de Sighisoara

Pero entre estas casas hay algunas más especiales, que se encuentran en torno a la Plaza de la Ciudadela (Piata Cetăţii), que te reto a buscar:

La Casa con Ciervo

Si vas hacia la Plaza de la Ciudadela (Piata Cetăţii), en la esquina con la Calle de la Escuela (Strada Scării), llegas a la Casa cu Cerb (casa con ciervo). Así llamada porque tiene un ciervo pintado a tamaño completo, con la cabeza como un trofeo, que sobresale de la pared.

Aunque es una casa muy antigua, que data del siglo XVII, está muy bien conservada, especialmente debido a varias restauraciones. En la pared norte de la casa, una inscripción dice que, después de ser destruida por el gran incendio de 1676, la casa fue reconstruida en 1691 por su propietario, uno de los alcaldes de Sighisoara, Michael Deli. Ahora alberga un hotel y restaurante.

Casa con Ciervo de Sighisoara
Casa con Ciervo

Se dice que es la casa más bonita de Sighisoara, pero paseando por la mayoría de los callejones, descubrirás otras que también te gustarán.

La Casa de la Roca

La Casa de pe Stâncă (Casa de la Roca) fue construida después del gran incendio de 1676. Esta casa, probablemente estaba habitada por un artesano alemán, su familia y sus aprendices.

Durante los trabajos de renovación, en el sótano de la casa se encontró un tesoro: una olla de barro con 800 monedas de plata, que data de 1580-1600. Se supone que el propietario original enterró los ahorros de su vida durante el incendio de 1676, antes de ir a la guerra, pero nunca regresó. Las monedas fueron donadas al Museo de Historia de Sighisoara.

Ahora esta casa es la sede de la Fundación Veritas, que lo ha convertido en el centro del Programa de Estudios Rumanos, que desde 1995 ha llevado a Sighisoara a cientos de estudiantes estadounidenses.

La Casa con Teja

En rumano se llama Casa cu Şindrilă (Evert) y fue una casa de artesanos. Actualmente es la sede del Centro Educativo Juvenil Interétnico.

La Casa Veneciana

Se encuentra frente a la Casa de Vlad Dracul y es la casa de color verde, que data del siglo XVI. Su nombre se debe a las ventanas dobles cuyos marcos imitan el estilo gótico veneciano, el que se encuentra en el Palacio Ducal de Venecia.

La Casa Veneciana vista desde la Torre del Reloj
La Casa Veneciana vista desde la Torre del Reloj

La Escalera Escolar

Frente a la Plaza de la Ciudadela sale la Calle de la Escuela, que te llevará en ascenso entre tiendas de recuerdos, hasta la Escalera de la Escuela.

Calle de la Escuela, Sighisoara
Calle de la Escuela

Esta escalera se construyó entre 1660 y 1662, originalmente tenía 300 escalones y en 1849 se modificó y se dejó con 175 escalones.

Escalera escolar de Sighisoara
Escalera escolar

Se construyó cubierta para poder proteger a los niños de la intemperie, cuando subían hacia la escuela.

La Escuela de la Colina

La escuela en la colina lleva la inscripción Schola Seminarium Republicae y, data de 1619.

Hoy en día, ese edificio continúa siendo la escuela de educación secundaria de la ciudad.

La Iglesia de la Colina

Aunque se puede llegar a la Iglesia de la colina por una calle, que discurre paralela a la escalera escolar, te aconsejo subir por las viejas escaleras de madera, igual que lo han hecho los habitantes de Sighisoara durante cientos de años.

La Iglesia de la Colina es uno de los edificios representativos del estilo gótico en Rumanía. Se construyó sobre el año 1300, en una colina que domina Sighisoara, el punto más inaccesible en caso de invasión. Por eso, la zona de la iglesia también estaba amurallada y disponía de torres de vigilancia.

La antigua iglesia católica estaba dedicada a San Nicolás y es una de las pocas iglesias en Transilvania con cripta bajo el coro.

El interior es muy luminoso y destacan los frescos del siglo XV cuidadosamente restaurados (ya que fueron cubiertos después de la Reforma de la iglesia luterana), el elaborado altar gótico del siglo XVI (que proviene de la Iglesia del Monasterio) y una cripta misteriosa, que alberga alrededor de 60 tumbas.

Altar de la Iglesia de la Colina, Sighisoara
Altar de la Iglesia de la Colina

Como todas las iglesias sajonas, tiene bonitos polípticos que, antiguamente, se abrían los días de fiesta. Sobre todo, el de la Pasión, que procede de una iglesia de Cund y, el de San Nicolás, de Beia.

Una de las curiosidades de esta iglesia es que se conserva una Trinidad trifacial. Es una pintura (en muy mal estado) con una representación de la Santísima Trinidad con una sola cabeza y tres rostros. Esta representación que, provenía del norte de Francia donde copiaron representaciones de dioses celtas, fue prohibida en el Concilio de Trento en 1535. Fueron destruidas la mayoría de ellas, porque consideraban que se trataba de una representación monstruosa, pero esta se salvó gracias a que permaneció cubierta después de la reforma luterana.

En esta iglesia fue elegido Gheorghe Rakoczy en 1631 como Rey de Hungría y Príncipe de Transilvania.

El Cementerio Sajón

Aunque te parezca extraño, te recomiendo pasar por el cementerio de Sighisoara. Si has subido a la Iglesia de la Colina a través de la escalera de la escuela, te aconsejo bajar a través del camino que pasa por el cementerio. Es un lugar muy particular, rodeado de árboles, con las tumbas sin ningún orden, dispuestas entre la maleza y la hiedra que se ha abierto paso por el lugar.

Cementerio Sajón de Sighisoara
Cementerio Sajón

Te sorprenderá ver en las lápidas de las tumbas nombres y apellidos alemanes, esto se debe a que constituían más de la mitad de la población de Sighisoara, hasta la II Guerra Mundial. También encontrarás en muchas de ellas el símbolo del gremio al que pertenecía el difunto. Las piedras funerarias más antiguas datan del siglo XVIII. Es un lugar muy tranquilo, que tiene un aire misterioso, ideal para una película de suspense.

Las antiguas torres de los gremios

Después de descender de la Iglesia de la Colina, te recomiendo pasear por las calles de Sighisoara para descubrir las antiguas torres de la ciudad.

Calle de Sighisoara

La ciudadela de Sighisoara tenía 5 bastiones y 14 torres, de las que sólo quedan 9 en pie. Cada una de las torres pertenecía al gremio que había financiado su construcción, por eso llevan el nombre de cada gremio.

Además de la Torre del Reloj, de la que he hablado antes, ahora puedes encontrar:

La Torre de los Cordeleros (Turnul Frânghierilor)

Se encuentra en la parte alta de la ciudad, junto a la iglesia de la colina. Es la única que se ha convertido en una vivienda, de hecho, es donde vive el guarda del cementerio sajón.

Torre de los Cordeleros de Sighisoara
Torre de los Cordeleros

La Torre de los Carniceros (Turnul Macelarilor)

La Torre de los Carniceros fue construida en la segunda mitad del siglo XV. Originalmente, tenía forma de prisma de ocho lados, pero en el siglo XVI fue reconstruida de forma hexagonal.

Fue levantada con el propósito de ampliar el campo de visión, sobre el pequeño bastión construido justo delante de ella.

La Torre de los Peleteros (Turnul Cojocarilor)

Se encuentra muy cerca de la Puerta de los Carniceros. Fue construida en el siglo XV y el incendio de 1676, que devastó casi la mitad de la ciudad, también destruyó la torre, que fue reparada y tomó esta forma.

Es una torre de base cuadrada y 4 pisos. Ahora alberga una tienda de artesanía, así que, si tienes curiosidad por verla por dentro, puedes entrar en horario comercial.

Torre de los Peleteros, Sighisoara
Torre de los Peleteros

La Torre de los Sastres (Turnul Croitorilor)

Construida en el siglo XIV está ubicada en la parte opuesta de la Torre del Reloj. Tiene dos arcos y guarda la segunda puerta de entrada a la ciudad. Durante el gran incendio de 1676 quedó casi destruida, ya que en su interior se almacenaba la pólvora y esta hizo explosión. En 1679 se reconstruyó con la forma rectangular que tiene hoy.

La Torre de los Zapateros (Turnul Cizmarilor)

Está documentada por primera vez en 1594, pero el incendio de 1676 la destruyó por completo. Fue restaurada en 1681 desde los cimientos, dotándola de influencias barrocas.

Es la torre que más me gustó de todas, pude subir por la escalera de madera hasta su balcón y, allí me sentí como una princesa en su torre. ¡Es una torre muy de cuento y de lo más fotogénica!

Torre de los Zapateros de Sighisoara
Torre de los Zapateros

En su interior se descubrieron dos inscripciones importantes, que se conservan en la colección del Museo de Historia de la Torre del Reloj. Ahora es la sede de la radio local.

La Torre de los Herreros (Turnul Fierarilor)

La Torre de los Herreros se encuentra detrás de la Iglesia del Monasterio y fue levantada en 1631, sobre los cimientos de la antigua Torre del Barbero. Aunque desde dentro de la ciudadela parece una torre pequeña, desde el exterior su aspecto es imponente.

El piso superior albergó la estación de bomberos, en el siglo XIX, cuando perdió su función defensiva.

La Torre de los Curtidores (Turnul Tabacarilor)

Construida alrededor de los siglos XIII y XIV, se encuentra en la parte suroeste de la fortaleza. Es una torre modesta en comparación con su vecina, la Torre de los Hojalateros, a la que está unida por una galería de tiro (la Galería de los Fusileros).

Es una torre de pequeñas dimensiones y planta cuadrada, con el tejado inclinado en una dirección. En la pared todavía se pueden ver agujeros de tiro. Fue construida para proteger el patio interior de la Torre del Reloj.

La Torre de los Hojalateros (Turnul Cositorarilor)

Junto con la Torre del Reloj, domina la parte baja de la ciudad. Es una torre que sufrió mucho debido a terremotos e incendios, por lo que tuvo que ser restaurada en varias ocasiones.

Torre de los Hojalateros, Sighisoara
Torre de los Hojalateros

En 1583 tuvo lugar la reconstrucción más importante que le dotó de una altura de 25 metros y una forma muy peculiar, con su último piso de forma octogonal y su tejado hexagonal con lados irregulares.

El Camino Panorámico

Hay un callejón empedrado que rodea la antigua muralla de la fortaleza de Sighisoara, que marca la frontera entre la «Ciudad Vieja» y la «Ciudad Nueva».

Paseando por este camino podrás admirar los edificios, algunos más nuevos y otros más antiguos, construidos fuera de la fortaleza.

El Festival Medieval de Sighisoara

Uno de los grandes atractivos de Sighisoara es el Festival Medieval de Sighisoara, que tiene lugar todos los años a finales de julio.

El festival se celebró por primera vez en mayo de 1992, cuando una pandilla de 13 jóvenes mochileros pensó que era necesario redescubrir la ciudadela de Sighisoara, para salvarla de la decadencia. Aunque este primer festival fue precedido en 1991 por el Transilvania Tour, que mostraba una serie de espectáculos callejeros.

El festival continuó celebrándose a partir de 1992, aunque cambió de fecha a finales de julio. Durante tres días se dan cita en Sighisoara grupos de música medieval, caballeros, damas y juglares, artistas folclóricos, artesanos, grupos de animación y teatro…

El Festival de Sighisoara reúne cada año a una mayor cantidad de visitantes, por lo que si quieres visitar la ciudadela durante esos días, te recomiendo reservar hotel con mucha anticipación.

La participación en el festival es algo recomendable, pero para descubrir la verdadera belleza de la ciudad, es mejor hacer la visita cualquier otro día, cuando la ciudad no esté tan llena de gente.

Si eres de esas personas a las que les gustan las visitas guiadas, te recomiendo esta visita por Sighisoara que puedes hacer de día o de noche. Te recomiendo la nocturna, que tiene un punto más misterioso, echa un vistazo:

Visita guiada diurna o nocturna por Sighisoara

Dónde comer en Sighisoara

Los restaurantes en la ciudadela ofrecen una variedad de cocina, tanto tradicional como internacional, pero los más buscados siguen siendo los menús tradicionales rumanos. El menú más demandado es la famosa sopa de alubias rojas, servida en pan, con ensalada de cebolla.

Pero para comer bien en Sighisoara y a mejor precio, te recomiendo salir de la ciudadela. En Sighisoara, al ser una ciudad tan turística, los precios son más elevados que en el resto del país.

Restaurante – Pizzeria La Perla

Nosotros comimos un día en el restaurante La Perla, que es el favorito de los habitantes de la ciudad.

Es uno de los restaurantes más famosos de Sighisoara, ubicado en un edificio con arquitectura neogótica y renacentista, cerca de la plaza Hermann Oberth.

Tiene un ambiente de estilo pub y una terraza exterior, algo estrecha. Puedes elegir entre comida internacional, como pizzas o hamburguesas o, comida tradicional rumana. Nosotros comimos unas pizzas, ya que nuestros hijos estaban algo cansados de la cocina rumana. Te recomiendo la limonada y de postre el papanasi, una especie de donut gigante, que está bueno, aunque llena bastante.

Joseph T. Restaurant & Wine Bar

Otro día comimos en el restaurante Joseph T. Restaurant & Wine Bar, que pertenece al Hotel Central Park y, se encuentra muy cerca del anterior, frente al parque de la ciudad.

Es un restaurante enfocado hacia los turistas, con platos tradicionales rumanos reinventados y, otros de comida internacional. Es muy recomendable si te gusta el vino, ya que aquí puedes probar algunos de los mejores vinos de la zona. Pedimos el plato típico rumano de sopa de judías pintas en pan y un pollo, que estaba muy rico.

Casa Cositorarului

Te recomiendo ir a Casa Cositorarului, si tienes ganas de comer algo dulce. Se encuentra dentro de la Ciudadela y allí puedes disfrutar de deliciosos pasteles y un té aromático con canela.

Que ver cerca de Sighisoara

Saschiz

A 20 km al este de Sighisoara se encuentra Saschiz, uno de los pueblos más bonitos de Transilvania, tanto que incluso compitió con Sighisoara por su belleza. También ha sido incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En Saschiz te parecerá tener un déjà-vu cuando veas su Torre del Reloj y, no es por casualidad, ya que la torre de Sighisoara sirvió de modelo a esta.

También podrás visitar la iglesia evangélica fortificada del siglo XV, construida por los colonos sajones.

Saschiz, Rumanía
Saschiz

El Príncipe Carlos de Inglaterra ha hecho de Saschiz su destino favorito cuando viaja a Rumanía. Incluso puedes comprar su famosa mermelada que, incluso el Príncipe Carlos se llevó a su casa.

Fortaleza Taraneasca

A 2 km de Saschiz se encuentra la Fortaleza Taraneasca (Cetatea Țărănească). Es una fortaleza con 6 torres de vigilancia, construida en el siglo XIV para proteger a los habitantes de Saschiz y de otros 6 municipios vecinos, de las invasiones.

En el centro de la fortaleza se encuentra un pozo de 65 metros de profundidad, que se dice que está conectado, a través de un túnel secreto, con el centro de Saschiz.

Es una fortaleza imponente, que necesita una gran labor de recuperación.

Medias

Se encuentra a 40 km al oeste de Sighisoara y es otra de las ciudades de Transilvania creadas por colonos sajones. Al igual que Sighisoara, Medias es una ciudadela amurallada con numerosas torres y bastiones.

Medias, Rumanía
Medias

En una de las torres, la de los sastres, se dice que estuvo encerrado Vlad Tepes (Drácula).

Ciudadela de Rupea

Se trata de una de las ciudadelas más bonitas de Rumanía. Se encuentra a unos 50 km al sureste de Sighisoara.

La Ciudadela de Rupea (Cetatea Rupea) fue construida en el siglo XIV para ser utilizada como lugar de refugio para los habitantes de los pueblos cercanos, en caso de ataque, sobre todo, por parte de los otomanos.

Ciudadela de Rupea
Ciudadela de Rupea

Es un recinto doblemente amurallado, con varias torres de vigilancia, patios interiores y algunas edificaciones, como la capilla o diversas casas.

Iglesias fortificadas

Si visitas Sighisoara no puedes perderte las espléndidas iglesias fortificadas de los antiguos pueblos sajones, algunas de ellas pertenecientes a la UNESCO.

Te recomiendo visitar especialmente las iglesias fortificadas de Biertan (a 30 km), Darjiu (36 km) y Viscri (40 km).

No olvides contratar un seguro, si vas a viajar a Rumanía. En este país, aunque te cubre la tarjeta sanitaria europea, es muy necesario contar con un buen seguro privado. Es un pequeño gasto del que no te arrepentirás si lo necesitas. Hemos conseguido un 20% de descuento para ti, si contratas el seguro de Intermundial, utilizando el código AUNCLIC:

Contrata tu seguro de viaje con el 20% de descuento utilizando el código AUNCLIC


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.