Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Ruta por la costa vasca en coche, sus 20 lugares imprescindibles

Ruta por la costa vasca en coche

En este post te propongo realizar una ruta por la costa vasca en coche, una de las más bonitas que puedes hacer en el norte de España.

Es una ruta que hemos hecho en varias ocasiones y merece la pena recorrerla por la carretera más cercana al litoral. Esta ruta te llevará a conocer una gran cantidad de pueblos marineros. Encontrarás pueblos de antiguos balleneros como Zarautz o Getaria, cuyos marinos fueron quienes capturaron la última ballena en aguas del mar Cantábrico. Son villas con olor a sal y pescado, de casas solariegas y numerosos palacetes, herencia de aquellos ilustres marinos que como Elcano y Churruca dejaron su huella en la historia.

Encontrarás grandes puertos como el de Bermeo, el más importante de bajura del Cantábrico. Y otros más pequeños, aunque no menos relevantes, como el de Getaria, que te enamorarán con su pintoresco paisaje de barcos multicolores.

En esta ruta por la costa vasca encontrarás iglesias y ermitas, que también sirvieron de atalayas defensivas en tiempos de guerra. Y playas en las que han disfrutado varias generaciones durante el verano.

La ruta comienza en Bilbao y acaba en Hondarribia, muy cerca de la frontera con Francia, aunque también puedes hacerla al revés.

Bilbao y San Sebastián son ciudades que no te puedes perder, así que te aconsejo dedicar al menos dos días, para cada una de ellas.

20 lugares que ver en tu ruta por la costa vasca en coche

Bilbao

La ruta por la costa vasca comienza en Bilbao, capital de Bizkaia (Vizcaya) y centro financiero e industrial del País Vasco.

La ciudad se encuentra ubicada en el valle que forman los ríos Nervión e Ibaizábal. Aunque ya aparece citada en la Edad Media, su despegue definitivo tuvo lugar a comienzos del siglo XVI, cuando se creó el Consulado de Bilbao. Por entonces sólo se extendía a lo largo de la margen derecha de la ría del Nervión, alrededor de 7 calles que nacen perpendicularmente a ella. En los siglos XVI y XVII tuvo sus correspondientes ensanches, y en el siglo XIX alcanzó su configuración actual.

Durante los últimos años Bilbao ha sufrido una gran transformación, sobre todo después de la construcción del Museo Guggenheim, convirtiéndose en una ciudad cosmopolita, muy agradable y con un gran ambiente cultural.

Museo Guggenheim de Bilbao
Museo Guggenheim de Bilbao

Si vas a alojarte en Bilbao para hacer parte de la ruta por la costa vasca, te diré que en Bilbao los alojamientos suelen ser caros. Si no te importa alojarte en un lugar algo alejado del centro y vas con niños, te recomiendo el hotel Gran Bilbao. Y, si viajas en pareja y quieres darte un capricho, el Hotel Miró cumplirá tus expectativas con creces; se encuentra frente al Museo Guggenheim de Bilbao y fue creado por el famoso diseñador Antonio Miró.

Aunque puedes ver lo esencial en un día, te aconsejo quedarte dos días para sacarle todo el partido. Aquí puedes leer todas las cosas imprescindibles que ver en Bilbao:

20 cosas que ver en Bilbao durante un fin de semana

Getxo

Saliendo de Bilbao por el Puente de Deusto tendrás que tomar la carretera BI-637 que bordea la ría del Nervión hasta su desembocadura. Aquí la ruta por la costa vasca entra en el Barrio de las Arenas de Getxo.

En Getxo no te pierdas sus playas, el Puente Colgante de Bizkaia, Patrimonio de la Humanidad, que une Getxo con Portugalete. El Puerto Viejo de Algorta y la arquitectura señorial del Barrio de las Arenas con las Mansiones de Neguri, de cuando Getxo era la localidad con los vecinos más ricos de España.

En el puerto deportivo de Getxo verás una gran cantidad de embarcaciones de recreo, si quieres tener la experiencia de disponer de una de ellas, que sepas que tienes la posibilidad de alquilar un velero durante 3 horas para dar un paseo por las playas y acantilados de Euskadi.

Puente Colgante de Bizkaia
Puente Colgante de Bizkaia

¡BUENA IDEA!

Una opción muy recomendable si no dispones de coche y, estás de visita en Bilbao, es ir hasta Getxo y Portugalete a través del barco turístico que va por la Ría de Bilbao. Puedes subir y bajar del barco las veces que quieras y el billete dura 24 horas. Puedes reservarlo directamente aquí.

El Castillo de Butrón

La ruta continúa por la BI-634 hasta Sopela, famosa por sus playas. Aquí te propongo desviarte 9 km hacia el interior, para ver el Castillo de Butrón.

Castillo de Butrón
Castillo de Butrón

Es un castillo de origen medieval, aunque reconstruido en el siglo XIX en estilo neogótico de inspiración romántica, que parece sacado de un cuento de hadas. Lamentablemente no se puede visitar su interior y el entorno está bastante descuidado. Aún así, merece la pena desviarse para verlo.

Plentzia

A 9 km de Sopela encontrarás Plentzia, situada en la ría del mismo nombre, en la que desemboca el río Butrón. Plentzia te sorprenderá por su casco histórico de origen medieval tan pintoresco, con una mezcla de casonas nobiliarias, construcciones medievales y casas de pescadores de colores. Era una villa amurallada, pero el único vestigio que queda de la muralla es el Arco de Santiago.,

Centro histórico de Plentzia - Ruta por la costa vasca
Centro histórico de Plentzia

Lo primero que te llamará la atención es su Puente Nuevo de un blanco impoluto.

No dudes en dar un paseo por sus calles estrechas para descubrir sus edificios más singulares como la Torre Barri o la Torre de los Mujica Butrón, actual sede del Museo Plentzia Butrón. Otro de sus monumentos destacados es la iglesia de Santa María Magdalena, con su gran torre de aspecto fortificado.

Una vez visitado el casco histórico, te aconsejo emprender esta ruta a pie:

Ruta a pie entre Plentzia y Gorliz

Es un paseo muy agradable junto al mar, que discurre por el paseo marítimo que une las localidades de Plentzia y Gorliz. Durante el paseo encontrarás las playas de Plentzia y Gorliz, dos de las playas más bonitas de Bizkaia.

También podrás ver las dunas de Gorliz, que se han recuperado recientemente y que cuentan con un paseo de madera, para poder disfrutarlas.

Dunas de Plentzia - Ruta por la costa vasca
Dunas de Plentzia

Bakio

A la salida de Plentzia continúa por la BI-3151. A 4 kilómetros está Arminza y, a partir de esta localidad, la carretera discurre con el mar a tu izquierda, disfrutando de un paisaje tan bonito como lleno de curvas. Unos 16 kilómetros después llegarás a Bakio, un tradicional lugar de veraneo de la costa vasca.

Playa de Bakio - Ruta por la costa vasca
Playa de Bakio

Además de disfrutar de su preciosa playa, en Bakio también puedes visitar:

Museo del txakoli Txakolingunea

A través de una visita guiada con degustación, podrás conocer cómo se elabora este vino singular que es tan característico de Euskadi. Es un vino suave, joven y afrutado, cuya tradición en Bakio se remonta a finales del siglo XIV.

Ermita de San Pelayo

A la salida de Bakio la ruta prosigue por la BI-3101. La carretera va ascendiendo por el Puerto de Sollube y, casi en la parte superior, un desvío a mano derecha te llevará a la ermita de San Pelayo, construida en el siglo XII en estilo románico.

Ermita de San Pelayo - Ruta por la costa vasca
Ermita de San Pelayo

Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Desde esta zona te adentrarás en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, declarada por la UNESCO en 1984. Es un espacio natural de una gran belleza e importancia medioambiental, el mejor representante de la Euskadi verde y un paraíso para los surfistas y los amantes de las aves.

Quizá lo más conocido de esta zona sea la ermita de San Juan de Gaztelugatxe (incluida sólo en parte en la reserva), pero aquí hay mucho más.

Urdaibai está llena de encantadores pueblos marineros de casas tradicionales con vistas al puerto, como Bermeo y, también otros más de interior como Gernika. Es tierra de excelente pescado fresco, pero también de txacoli. Y de espacios naturales sorprendentes, como el Bosque de Oma o la Cueva de Santimamiñé.

En Urdaibai encontrarás 12 playas, de las que destacan dos playas salvajes: la Playa de Laida y la Playa de Laga (ideal para contemplar a los surfistas), ambas en el término municipal de Ibarrangelu, donde acaba la zona de reserva en la costa.

– EL MEJOR MIRADOR DE URDAIBAI –

Si eres de los que van en busca de las mejores vistas y quieres tener una visión de conjunto de Urdaibai, sube a la ermita de San Pedro Atxarre que tiene unas vistas espectaculares. El sendero que sube desde Akorda es fácil, pero con una empinada cuesta al final. No vayas si ha llovido porque eso complica un poco la subida.

San Juan de Gaztelugatxe

Un kilómetro más adelante de la ermita de San Pelayo y, ya cerca de la costa, un desvío a mano izquierda te permitirá llegar al parking en el que dejar el coche para visitar la ermita-santuario de San Juan de Gaztelugatxe, una de las más emblemáticas de Euskadi.

San Juan de Gaztelugatxe - Ruta por la costa vasca
San Juan de Gaztelugatxe

Se encuentra unida a la costa por varios arcos naturales y un puente y, aunque ya era muy conocida, el hecho de haber sido escenario de la serie Juego de Tronos, lo ha convertido en uno de los lugares más visitados del norte de España. Tanto que, ahora es necesario obtener un ticket gratuito previamente por internet para poder visitarlo.

Si vas a realizar esta ruta por la costa vasca no te pierdas este lugar de leyenda. ¡No te arrepentirás!

Si vas a visitar Bilbao y no dispones de coche, puedes visitar San Juan de Gaztelugatxe a través de esta excursión:

Excursión a San Juan de Gaztelugatxe, Bermeo y Gernika desde Bilbao

Cabo de Matxitxako

Continuando por la misma carretera unos 3 kilómetros, un desvío a mano izquierda te conducirá hasta el cabo Matxitxako y sus faros.

Una vez allí podrás disfrutar de unas bonitas vistas de San Juan de Gaztelugatxe a lo lejos, del mar y de la tranquilidad del entorno.

Vistas desde el Cabo Matxitxako - Ruta por la costa vasca
Vistas desde el Cabo Matxitxako

Si tienes suerte, desde este lugar puedes ver ballenas, así que te recomiendo llevar unos prismáticos. También es uno de los sitios donde podrás ver los atardeceres más bonitos de la costa vasca.

Bermeo

A 7 kilómetros del desvío que tomaste para visitar el cabo Matxitxako y siguiendo la carretera principal llegarás a Bermeo.

Los orígenes de esta localidad se remontan a la Edad Media y, ya por entonces era célebre su actividad pesquera, al igual que hoy en día. Bermeo sigue siendo el puerto pesquero de bajura más importante del Cantábrico, alrededor del que se ha desarrollado una importante industria conservera.

Puerto de Bermeo - costa vasca
Puerto de Bermeo

Descubre su Puerto Viejo, uno de los más pintorescos de la costa vasca, con sus casas de colores.  Adéntrate en su casco histórico para descubrir sus atractivos y visita el Museo del Pescador para conocer la forma de vida de los pescadores vascos. No te pierdas tampoco la ruta por las esculturas de Néstor Basterretxea.

Y si te va la aventura, desde Bermeo puedes embarcarte en busca de cetáceos y delfines a los que cazar con tu cámara de fotos.

– ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN URDAIBAI –

En esta zona abundan los alojamientos rurales, uno de los mejores en los que hemos estado es el Hotel-Apartamento Rural Atxurra. Se encuentra cerca de Bermeo, en plena naturaleza, por lo que la tranquilidad está asegurada y puedes hacer senderismo por la zona. Tiene unas vistas excepcionales del bosque y del mar desde allí. El personal es muy atento y dispuesto a ayudar. Las habitaciones son amplias y acogedoras con camas grandes y están muy limpias. Y el desayuno que ofrecen es de muy buena calidad y variado.

Mundaka

Sal de Bermeo por la BI-2235 y a tan sólo 3 kilómetros llegarás a Mundaka. Aunque la primera impresión de Mundaka es que parece otro pueblo marinero más, el ambiente que se respira es muy especial, una mezcla de tradición pesquera y ambiente surfero. Y la razón es que aquí vienen surfistas de todo el mundo en busca de la mejor ola izquierda de Europa. Desde el mirador de la Atalaya podrás verles deslizarse sobre la olas con una habilidad envidiable.

Lo más destacable de esta pintoresca localidad pesquera es su puerto, desde el que parten las calles de su casco antiguo. Su parroquia de Santa María en estilo gótico renacentista, en la que destaca su torre. Y la Cruz del Calvario, obra renacentista del siglo XVII.

Puerto de Mundaka - costa vasca
Puerto de Mundaka

No te pierdas un paseo hasta la península de Santa Catalina, donde se encuentra la ermita del mismo nombre, las vistas desde allí son impresionantes.

Gernika

Deja Mundaka y continúa por la BI-2235 hasta llegar a Gernika, que se encuentra a poco menos de 15 kilómetros.

Gernika (Guernica en castellano) es una ciudad emblemática para los vascos. Durante siglos señores y reyes juraron los fueros a la sombra del centenario roble, donde se celebraban las Juntas Generales de Vizcaya. Gernika fue destruida por las fuerzas aéreas alemanas e italianas en el bombardeo de la Guerra Civil, hecho que inspiró el famoso mural de Picasso.

No te pierdas en Gernika la Casa de Juntas y el Árbol de Gernika. Y si vas en lunes, aprovecha para visitar su mercado semanal, en el que encontrarás los mejores productos de la zona de Urdaibai.

Casa de Juntas y Árbol de Gernika
Casa de Juntas y Árbol de Gernika

Hay tres visitas muy interesantes en los alrededores de Gernika:

La cueva de Santimamiñé

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sus interesantes pinturas rupestres.

Bosque de Oma

El bosque pintado por Agustín Ibarrola, que visitarás a través de una ruta circular de 7 kilómetros. En la que también descubrirás la belleza del Valle de Oma, con sus caseríos y una cascada escondida.

Urdaibai Bird Center

Para los ornitólogos y los amantes del birdwatching (observar aves), Urdaibai es un paraíso. En las marismas de la reserva se encuentran los humedales más importantes de Euskadi. Eso atrae a más de 250 especies de aves cada año, que hacen una parada técnica en este lugar, durante sus migraciones.

Si te gustan las aves no te pierdas el Urdaibai Bird Center, donde además de aprender sobre las aves migratorias y residentes de la zona, podrás verlas desde el observatorio o desde la torre. El Urdaibai Bird Center se encuentra en el municipio de Gautegiz Arteaga, a unos 4,5 km de Gernika.

Lekeitio

El siguiente punto de esta ruta por la costa vasca es Lekeitio, a media hora de Gernika por la BI-2238.

Esta villa marinera conoció el esplendor gracias a la pesca, la construcción de barcos y el intercambio comercial, vía marítima, con Europa.

Lekeitio acogió a la última emperatriz del imperio austro-húngaro. La ex-emperatriz Zita vivió con sus hijos en Lekeitio parte de su exilio, entre 1923 y 1931, antes de trasladarse a Bélgica.

En la actualidad también es un importante destino, gracias a su puerto pesquero y deportivo y a las playas Isuntza y Karraspio (aunque esta última en realidad pertenece al pueblo vecino de Mendexa).

Piérdete por las calles empedradas de su encantador casco histórico que conserva su trazado medieval. En tu paseo por Lekeitio descubrirás casonas y palacios que conviven con casas de pescadores. Ejemplos de esos palacios blasonados son el Palacio de Oxangoiti, hoy convertido en un hotel con el mismo nombre, el Palacio de Uriarte, el de Abaroa o la Torre Turpin, de la época de los Reyes Católicos.

Te sorprenderá la impresionante iglesia gótica de la Asunción de Santa María, que más bien parece una catedral y, que cuenta con el tercer retablo más grande de España.

Iglesia de la Asunción de Santa María, Lekeitio - costa vasca
Iglesia de la Asunción de Santa María

Dos visitas muy interesantes son la de la Isla de Garraitz (sólo en marea baja) y el Faro de Santa Catalina, en el que se encuentra el Centro de Interpretación de la Tecnología de la Navegación, muy recomendable si vas con niños.

Ondarroa

A la salida de Lekeitio la ruta por la costa vasca prosigue por la BI-3438. A 14 kilómetros se encuentra Ondarroa, localidad con una industria conservera de gran importancia.

Es un pueblo tranquilo situado entre el mar y la montaña, de una gran belleza. Sus casas han ido tomando la pronunciada colina que se encuentra sobre el último meandro del río Artibai. Merece una visita su puerto, sobre todo al final de la tarde, cuando los barcos pesqueros descargan el pescado.

Otras visitas interesantes son:

El Puente Viejo

Este puente de piedra sustituyó en el siglo XVIII a un puente levadizo de madera que había sido construido en el siglo XIV. En uno de los extremos verás una ermita humilladero y el edificio de la Antigua Cofradía de Pescadores de Santa Clara, actual sede de la Oficina de Turismo.

El Puente Viejo de Ondarroa - costa vasca
El Puente Viejo de Ondarroa

La Iglesia de Santa María

Esta iglesia del siglo XV es una auténtica joya. Está construida sobre un espolón rocoso y destaca por su forma de fortaleza y por su fachada repleta de gárgolas, pináculos y elementos decorativos. Levanta la vista y contempla las 12 figuras medievales que te miran desde un balconcillo y forman un curioso cortejo. Representan las diferentes clases sociales de la Edad Media.

La Torre de los Licona

Es una torre medieval de estilo gótico, en la que nació María Sanchez de Licona, la madre de San Ignacio de Loyola.

El Puente de la Playa

Construido en hierro, es uno de los pocos puentes giratorios que se conservan en Europa. Permitía acceder a la playa de Arrigorri, por lo que en sus inicios había que pagar 5 céntimos por cruzarlo.

Mutriku

A 4 kilómetros de Ondarroa se encuentra Mutriku. A partir de aquí la ruta por la costa vasca pasa de la provincia de Vizcaya a la de Guipúzcoa.

Esta villa de origen medieval estuvo totalmente amurallada y contaba con 5 puertas. Ya no queda casi nada de las murallas. Al igual que Ondarroa la villa fue creciendo en torno al puerto, ganando terreno a la ladera del monte Arno, por lo que sus calles tienen una gran pendiente. Conserva su trazado medieval, de hecho, es una de las villas medievales mejor conservadas del País Vasco. Cuenta con gran cantidad de casas blasonadas y palacios, por lo que su casco histórico ha sido declarado Conjunto Monumental.

Mutriku - costa vasca
Mutriku

Mutriku es la cuna del marino Cosme Damián Churruca, héroe de la Batalla de Trafalgar, inmortalizada por el escritor Benito Pérez Galdós. En una de las calles, que arranca desde la Plaza Mayor, sigue en pie la casa natal de Churruca, próxima a los Palacios de Zabiel, de Montalivet, de Galdona, del Conde de Motrico y de Olazarra.

También son muy interesantes la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, un edificio neoclásico con grandes columnas dóricas. Y la Torre de Berriatua, en estilo gótico, el edificio más antiguo de la villa.

El edificio más curioso de Mutriku es la Iglesia de San Andrés del siglo XI, una “iglesia equivalente”, una rareza que consiste en un templo dentro de otro.

Mutriku forma parte del Geoparque de la Costa Vasca y cuenta con impresionantes formaciones geológicas. Para disfrutar de este entorno te recomiendo la Ruta del Flysch negro.

No dudes tampoco en visitar el Centro de Interpretación Nautilus, que cuenta con una amplia colección de fósiles recogidos en sus costas, algunos de gran tamaño.

Zumaia

Continúa la ruta por la costa vasca por la N-634, tras pasar Deba comienza el Alto de Itziar. En su cumbre se encuentran el pueblo y el santuario donde se venera la Virgen del mismo nombre.

Desde aquí la ruta desciende hasta Zumaia, son 22 km en total. Antiguamente conocida por sus astilleros y hoy por su espectacular flysch, que también forma parte del Geoparque de la Costa Vasca. Un flysch es una formación geológica muy curiosa en forma de estratos paralelos.

Ermita de San Telmo, Zumaia - costa vasca
Ermita de San Telmo

Zumaia está repleta de casonas señoriales, pero si por algo es visitada últimamente es por la Ermita de San Telmo, que apareció en la película Ocho apellidos vascos, por la playa Itzurun, que se encuentra bajo la ermita y es a la que llegaba Daenerys con sus dragones en Juego de Tronos y, sobre todo, para contemplar y fotografiar el Flysch, uno de los paisajes más espectaculares de la costa vasca.

Getaria

Continúa bordeando la costa vasca por la N-634 durante 7 kilómetros hasta llegar a la bonita villa de Getaria, otro pueblo medieval con encanto.

Su puerto, presidido por la estatua de Juan Sebastián Elcano (vecino de Getaria y primer español en dar la vuelta al mundo) es una visita obligada, al igual que la iglesia de San Salvador, uno de los mejores ejemplos del gótico vasco. Bajo la iglesia, un túnel excavado en la roca sobre la que se asienta, permite continuar a la calle principal.

Puerto de Getaria
Puerto de Getaria

No te pierdas el paseo hasta el llamado Ratón de Getaria, un promontorio rocoso frente a la costa de Getaria, llamado así por su forma, que está coronado por un faro.

Si te gusta el mundo de la moda, aprovecha la oportunidad para visitar el Museo de Balenciaga, otro hijo ilustre de Getaria.

Getaria es uno de los mejores lugares de la costa vasca para disfrutar del pescado fresco acompañado de txakoli, el vino blanco del País Vasco, cuya denominación de origen más famosa se encuentra en Getaria. Si quieres darte un homenaje y comer el mejor rodaballo a la brasa acércate al restaurante Elkano (con una estrella Michelín) o a Kaia-Kaipe, aunque la calidad se paga. Si no quieres gastarte tanto, te recomiendo el Elkano Txiki (el hermano pequeño del famoso Elkano) o el asador Mayflower, para comer con vistas al puerto.

En Getaria también tienes la posibilidad de visitar una bodega de txacoli con degustación. Si te interesa, aquí puedes ver todos los detalles.

– ALOJAMIENTOS RECOMENDADOS EN GETARIA –

Si buscas alojamiento en esta zona te recomiendo hacerlo en Getaria o Zarautz. En San Sebastián los precios suelen ser prohibitivos y los alojamientos más asequibles están completos desde hace meses. Cerca de Getaria puedo recomendarte el Hotel Iturregi. Es un hotel boutique precioso, decorado con mucho gusto, que se encuentra situado entre viñedos de txacoli, con unas vistas preciosas a la costa vasca.

También puede gustarte el Saiaz Getaria Hotela, otro hotel con encanto, situado en el casco antiguo de Getaria en una torre gótica del siglo XV, pero totalmente reformado. Un hotel para dormir encima del mar.

Zarautz

Tan sólo 7 km separan Getaria de Zarautz. Esta villa de porte señorial fue uno de los lugares predilectos de veraneo de la burguesía vasca y hasta de la realeza, ya que fue elegida para veranear por la reina Isabel II de España.

Actualmente es famosa por su playa, la más grande del País Vasco. Los veranos de esta localidad son muy concurridos y es uno de los destinos preferidos para los amantes del surf. La parte central de la playa está acotada para los surfistas, ya que sus enormes olas atraen a muchos amantes de este deporte.

¿QUIERES APRENDER A SURFEAR EN ZARAUTZ?

Si te ha entrado el gusanillo del surf, ahora puedes aprender en la Casa del Surf Stoke. Te alojarás en la casa, que se encuentra en San Sebastián y, desde allí, te llevarán todos los días a Zarautz para recibir dos horas de clase práctica. Si te interesa aquí puedes ver todos los detalles.

El centro histórico está repleto de edificios históricos, entre los que sobresalen la Torre Luzea, levantada en el siglo XV en estilo gótico. La Casa Portu del siglo XVI, que alberga el Ayuntamiento de Zarautz. La Casa Makatza, una antigua fortaleza del siglo X. O el Palacio de Narros del siglo XVI, que es donde se alojaba la reina Isabel II durante sus veranos en la localidad. No olvides visitar tampoco la iglesia de Santa María la Real, con un interesante retablo barroco y una torre-campanario del siglo XIV, perteneciente al Palacio de los Zarautz, sede del Museo de Arte e Historia.

Iglesia de Santa María la Real de Zarautz
Iglesia de Santa María la Real

Zarautz es otro de los pueblos de esta ruta por la costa vasca en el que vas a disfrutar de la gastronomía. El famoso cocinero Karlos Arguiñano es vecino de Zarautz y ha llevado su nombre por todo el mundo. Encontrarás su restaurante a pie de playa. Si buscas un restaurante de comida casera con una buena relación calidad-precio te recomiendo el Berazadi Berri, a las afueras de Zarautz.

San Sebastián – Donostia

Flanqueada por los montes Urgull e Igeldo, en sus orígenes Donostia fue una de las incontables poblaciones pesqueras de la costa vasca. La pesca de ballenas y el comercio propició su florecimiento, recibiendo en 1622 el título de Ciudad. Su riqueza creció hasta el siglo XIX, cuando se convirtió en lugar de veraneo de la aristocracia y la monarquía española.

Actualmente es una de las ciudades más bonitas de España, ideal para visitar durante un fin de semana.

Playa de la Concha, San Sebastian - Donostia
Playa de la Concha

Disfrutarás de sus calles y edificios singulares, muchos de ellos mantienen el encanto de la Belle Epoque, de su gastronomía, con esos pintxos irresistibles y, de sus magníficas playas.

Pasaia

Continúa la ruta por la costa vasca en dirección hacia la frontera con Francia. A sólo 5 km llegarás a Pasaia, una localidad formada por dos núcleos diferentes: Pasai San Pedro (el más cercano a la capital) y Pasai Donibane (al que se llega en barcaza desde San Pedro).

En Pasai San Pedro no te pierdas la casa natal de Blas de Lezo y Olavarrieta héroe de la Armada Española; así como el museo Albaola La Factoría Marítima Vasca, en el que podrás ver cómo están reconstruyendo artesanalmente, ante el público, una réplica del ballenero San Juan, del siglo XVI.

Plaza de Santiago en Pasai Donibane
Plaza de Santiago en Pasai Donibane

En Pasai Donibane recorre la calle San Juan, la única que existe en el centro histórico, ya que el pequeño espacio que hay entre el mar y el monte sólo permite una única hilera de encantadoras casas. Pasarás por la casa en la que se hospedó Victor Hugo (que cayó rendido ante la belleza de esta localidad), que hoy alberga la Oficina de Turismo. Y llegarás hasta la Plaza de Santiago, con sus bonitas casas marineras de colores y el ayuntamiento, frente al mar.

Hondarribia

Llegamos al último pueblo de esta ruta por la costa vasca en coche, pero no por ser el último es menos bonito, de hecho es uno de los pueblos más bonitos de España. Puedes llegar a Hondarribia a través de la AP-8, pero como es una autopista de peaje, si te lo quieres evitar, ya que son tan sólo 20 km, te aconsejo tomar la GI-636.

Hondarribia fue fundada en el siglo VII por el rey Recaredo, aunque sus orígenes se remontan a la época de los romanos. Toda Hondarribia es un museo al aire libre, con calles en pendiente que atesoran siglos de arte e historias de batallas y asedios.

Es una espectacular ciudad fortificada, cuyas murallas se remontan a la época de Carlos I. Atraviesa las murallas por la Puerta de Santa María de Atea, uno de los dos accesos a la ciudad. En tu ascensión por las calles del casco histórico descubrirás importantes casas blasonadas como el Palacio de Casadevante, el Palacio de Zuloaga, la Casa de los Guevara del siglo XVIII, la Torre de Etxebeste o el Castillo de Carlos V, hoy Parador de Turismo.

Hondarribia - costa vasca
Hondarribia

La iglesia de Santa María de la Asunción, del siglo XV, alberga un interesante Museo Sacro.

Camino de la playa encontrarás el pintoresco Barrio de la Marina, en el que puedes comer a base de pintxos. También es muy interesante la zona donde muere el río Bidasoa y, en lo alto de la ladera, el Castillo de San Telmo. Además de visitar Hondarribia puedes disfrutar de su preciosa playa o, incluso realizar un tour en kayak hasta la playa de los Frailes (aquí tienes todos los detalles).

Desde San Sebastián tienes una excursión para visitar Hondarribia y Pasaia si no dispones de coche, puedes hacer aquí tu reserva:

Excursión a Hondarribia y Pasaia desde San Sebastián

Mapa de la ruta por la costa vasca en coche

Aunque te parezca que los pueblos están cerca unos de otros, la carretera de la costa es bastante sinuosa y, en verano, suele tener mucho tráfico. Por lo que recorrerla te llevará más tiempo del que parece, así que tenlo en cuenta para organizar tu ruta.

 

¡BUENA IDEA!

Si quieres olvidarte del coche y hacer esta ruta, una idea muy interesante es contratar una excursión organizada por los pueblos más bonitos de la costa vasca. Tienes dos opciones:

Hacer la excursión desde Bilbao- Aquí puedes reservarla directamente.

O hacer la excursión desde San Sebastián – Puedes reservar en este enlace.

Otros lugares imprescindibles del País Vasco

Si quieres conocer otros lugares que visitar en Euskadi, echa un vistazo a estos posts:


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.