Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en JORDANIA, 15 lugares maravillosos

Que ver en Jordania

¿Estás pensando en visitar Jordania? Este país de Oriente Próximo conocido como la “Suiza árabe”, por su estabilidad y neutralidad, está repleto de maravillas históricas y naturales. Descubre en este post los lugares imprescindibles que ver en Jordania.

Todavía no habíamos compartido nuestro viaje a Jordania, uno de los que más hemos disfrutado en nuestra vida. Fue un auténtico viaje de aventura, en el que nos sentimos como verdaderos exploradores.

¿Cómo es Jordania?

Jordania es una pequeña joya, que ha visto pasar numerosas civilizaciones que han dejado vestigios que no esperas encontrar allí. Verás grandes ciudades romanas, castillos omeyas, templos nabateos, arte bizantino…

Pero también tienes que ver en Jordania sus paisajes desérticos, sus desfiladeros y cañones o, esa curiosidad geográfica que es el Mar Muerto.

Durante nuestro viaje por el Reino Hachemita realizamos una inmersión cultural en el país. Descubrimos algunos de los lugares bíblicos, seguimos los pasos de Lawrence de Arabia por el desierto de Wadi Rum, nos sentimos como Indiana Jones al llegar al Tesoro de Petra y conocimos la hospitalidad de los beduinos.

Si te preocupa la seguridad de visitar este país, al estar enclavado en Oriente Próximo, haciendo frontera con Siria, Irak y Arabia Saudita, te interesará saber que Jordania es un país muy seguro, por lo que es ideal para visitarlo por tu cuenta. Los jordanos son muy amables y tampoco hay que preocuparse por viajar en solitario.

💡 SEGURO DE VIAJE

El seguro de viaje se ha convertido en algo imprescindible, no sólo por la tranquilidad que proporciona sino porque cada vez hay más países que lo exigen como requisito de entrada.

Para nosotros uno de los mejores seguros de viaje que hay en el mercado es el de MONDO, ya que ha sabido adaptarse a la situación actual, implantando una serie de mejoras en sus productos.

Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena, en caso de enfermedad por COVID-19. Los gastos de la PCR que haya sido prescrita por un médico. Y el traslado sanitario y la repatriación en caso de dar positivo por COVID-19.

📣 ¡¡OFERTA!!📣

💥 ¡NO PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD! 👉 SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE AQUÍ, POR SER NUESTRO LECTOR TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE 💥

Como visitar los lugares que hay que ver en Jordania

Después de nuestro viaje por el país podemos decir que la mejor forma de visitar todo lo que hay que ver en Jordania es mediante un coche. Visitar Jordania con un coche de alquiler es la solución más cómoda, práctica y rápida.

El transporte público está muy limitado y hay muchos lugares a los que no se puede llegar con este medio. Por eso verás a mucha gente haciendo autostop, para poder desplazarse de un sitio a otro.

También puedes utilizar algún taxi para visitar determinados lugares, aunque tendrás que tener cuidado con los taxistas que no quieren poner el taxímetro en marcha. Acuerda el precio del trayecto por anticipado.

Si llegas en avión a la capital de Jordania, Ammán, te recomendamos que alquiles un coche en el aeropuerto. Este es el buscador que nosotros utilizamos para comparar tarifas de coches de alquiler:

Carretera de Jordania cerca de Petra, que ver en Jordania
Carretera de Jordania cerca de Petra

Jordania tiene una carretera principal, la carretera 35 que recorre el país de norte a sur y, de ella salen diferentes ramales. Es una carretera en bastante buen estado, salvo algún bache, y bastante recta. Se le denomina «Carretera del Rey«, ya que su trazado fue realizado por los romanos como parte de la Via Traiana Nova. Con 5.000 años de antigüedad es una de las carreteras históricas del mundo.

Otra de las carreteras importantes de Jordania es la carretera 15, que discurre de sur a norte, y es conocida como la «Carretera del Desierto«.

Tan sólo tienes que prestar atención a otros conductores, ya que los jordanos no siempre cumplen las normas de circulación al pie de la letra.

El único lugar de Jordania en el que no recomendamos que conduzcas es Ammán, la capital, ya que es un verdadero caos y puedes acabar con mucho estrés.

🚗 SI VAS A CONDUCIR POR JORDANIA

Para poder conducir por Jordania tienes que llevar el permiso de conducir de tu país y una licencia internacional de conducción. Esta licencia es necesaria para poder conducir y alquilar un coche en muchos países, como es el caso de Jordania. Su tramitación se realiza de forma online, es muy sencilla y rápida y tiene una validez de 1 a 3 años. Además, te vale para poder conducir en más de 150 países del mundo y es un documento de viaje regulado por las Naciones Unidas.

Si no te atreves a conducir por Jordania y prefieres un tour organizado para ver lo más importante del país, te recomendamos este:

Mapa de lugares que ver en Jordania

¿Cuántos días se necesitan para ver Jordania?

Jordania es un país alargado y estrecho, que tiene unos 400 km de norte a sur, por lo que es muy fácil de visitar en una semana, aunque nosotros recomendamos unos 10-15 días.

La mayoría de los viajeros pasan entre una y dos semanas explorando el país. Creemos que, mínimo, se necesitan 10 días para ver lo más representativo. Nosotros visitamos Jordania durante 15 días y pudimos ver todo lo que habíamos planeado.

Que ver en Jordania: sus lugares imprescindibles

El orden de estos lugares que ver en Jordania corresponde al itinerario que hicimos nosotros, así que no están listados por orden de importancia.

Ammán


Uno de los lugares que tienes que ver en Jordania es la capital del país, Ammán. De hecho, es muy probable que sea el primer lugar que visites, ya que la mayoría de los viajeros llegan a Jordania a través de su aeropuerto. Aunque es una ciudad que, a menudo, se pasa por alto, Ammán es una capital de contrastes entre los restos antiguos y la modernidad y, tiene lugares que merecen una visita. Una buena forma de conocerla, si no tienes mucho tiempo es a través de un free tour por Ammán.

Ammán es una de las ciudades más antiguas del mundo aún habitadas y se menciona en la Biblia como Rabat-Amón.

El lugar histórico más emblemático es la Ciudadela de Ammán, construida sobre una colina, ha sido habitada durante más de 7.000 años y fue testigo del paso de varias civilizaciones. Esta antigua acrópolis romana es un llamativo recuerdo del pasado de la ciudad, cuando era conocida como Filadelfia. Podrás ver los restos del Templo de Hércules del siglo II d.C. y de una iglesia bizantina del siglo VI.

Templo de Hércules en la Ciudadela de Ammán, que ver en Jordania
Templo de Hércules en la Ciudadela de Ammán

Todavía siguen excavando en este lugar y descubriendo nuevos lugares, como el conjunto altomedieval conocido como Al-Qasr. Incluso pudimos ver lo que había encontrado el equipo español que había trabajado allí. Desde la Ciudadela de Ammán tienes las vistas más bonitas de la capital, nos encantó verlas al atardecer.

Otro lugar que no esperas en Ammán es el área del Teatro Romano, con los restos de la columnata del Foro y los jardines frente a él, una auténtica joya histórica en el corazón de la Ciudad Baja, con capacidad para más de 6.000 personas.

Te aconsejo dar un paseo por el centro de la ciudad, para descubrir los zocos y las tiendas de artesanía, donde encontrarás el Ammán más tradicional. Nos recuerda mucho al centro histórico de Estambul, otra de las ciudades que más nos han fascinado.

Mezquita del Rey Abdullah I, Ammán, que ver en Jordania
Mezquita del Rey Abdullah I

No te pierdas la mezquita de Abu Darwish, que domina la ciudad y tiene un estilo único de rayas blancas y negras, y la mezquita del Rey Abdullah I, con su cúpula de color azul.

Jerash o Gerasa


Jerash es otro de los lugares turísticos más importantes que ver en Jordania, después de Petra. Y no es para menos, ya que esta antigua ciudad grecorromana, situada a 50 kilómetros al norte de Ammán, es uno de los yacimientos arqueológicos más grandes y mejor conservados de la arquitectura romana fuera de Italia. Se le ha llamado la “Pompeya asiática”.

La antigua Gerasa era una ciudad opulenta, que floreció a partir del siglo II a.C. Formaba parte de la Decápolis, las diez ciudades grecorromanas más importantes de esta zona, mencionadas en la Biblia. En el siglo I d.C., Gerasa pasó a formar parte de la provincia romana de Siria y, es cuando alcanzó su máximo apogeo.

Calle de las Columnas, Gerasa, que ver en Jordania
Calle de las Columnas

Los restos de esta antigua ciudad se han conservado milagrosamente, el año 746 un gran terremoto destruyó gran parte de Gerasa y, muchas de sus ruinas estuvieron enterradas bajo la arena durante siglos. Las excavaciones arqueológicas de la década de 1920 sacaron a la luz su belleza.

Visitamos sus calles bordeadas de columnas, el Arco de Adriano, el Templo de Zeus, la enorme plaza ovalada del Foro, el hipódromo, el Templo de Artemisa, sus dos teatros y su anfiteatro.

Arco de Adriano, Gerasa, que ver en Jordania
Arco de Adriano

Nos quedamos asombrados por lo grande que era esta ciudad, por su belleza y por lo bien conservadas que están las ruinas. Ni en Roma vimos ruinas como estas, nos pareció un lugar alucinante. Es una visita obligada si quieres conocer la fascinante y rica historia de Jordania.

Si no dispones de coche, desde Ammán puedes conocer Gerasa a través de una excursión organizada. Te recomiendo esta que, además de Gerasa, te llevará a visitar alguno de los sitios que te muestro a continuación:

Ajlun


La mayor parte de los viajeros que se acercan hasta Ajlun lo hacen atraídos por su castillo. Este castillo, conocido como Qal’at er-Rabad, es un imponente castillo islámico que se encuentra cerca de Gerasa, por lo que puedes verlo el mismo día que vayas allí.

Fue construido por el sobrino de Saladino en el siglo XII para proteger la región del ataque de los cruzados y, garantizar la seguridad de las caravanas de peregrinos y mercaderes. Es una de las estructuras fortificadas medievales mejor conservadas de Jordania.

Castillo de Ajlun, que ver en Jordania
Castillo de Ajlun

Se encuentra en lo alto de una colina, cuenta con siete torres y estaba rodeado por un foso de 15 metros de profundidad, al que se accedía por un puente levadizo, hoy se accede por una pasarela.

Conserva algunas estructuras interesantes, como salas cubiertas con bóvedas de crucería y algunos elementos defensivos, como casamatas con troneras, desde las que lanzaban flechas al enemigo. Podrás recorrer el castillo por tu cuenta, descubriendo sus pasillos y habitaciones y, subir a sus almenas desde donde tendrás unas vistas excepcionales.

Interior del Castillo de Ajlun, que ver en Jordania
Interior del Castillo de Ajlun

Ruinas de Pella


Otro de los lugares que ver en Jordania es Pella, Tabaqat Fahl en árabe. Fue otra de las Decápolis, una de las 10 ciudades de origen helenístico, posteriormente englobada en el imperio romano. Fue fundada por oficiales de Alejandro Magno, quienes la pusieron el nombre de Pella en honor al lugar de nacimiento de Alejandro.

En el yacimiento arqueológico de Pella se puede ver la huella que ha dejado cada una de las civilizaciones que han pasado por allí. Este lugar ha sido habitado desde el neolítico, por eso se han encontrado restos de ciudades amuralladas de la Edad del Bronce, de un asentamiento calcolítico del año 4.000 a.C., ruinas del período grecorromano, restos de un pequeño teatro del siglo I, varias iglesias bizantinas, barrios islámicos

Ruinas de Pella, que ver en Jordania
Ruinas de Pella

Aunque, después de visitar Gerasa te puede decepcionar un poco debido a su pequeño tamaño, arqueológicamente es más importante que ella, puesto que aquí se puede ver la evolución de 6.000 años de asentamiento continuo y, todavía se sigue excavando y estudiando.

Si vas a visitar las ruinas de Umm Qais merece la pena pasar por allí, ya que se dice que es el sitio de mayor importancia histórica de Jordania.

Ruinas romanas de Umm Qais


Nos desplazamos hacia el norte, junto a la frontera con Siria e Israel, para visitar uno de los lugares más desconocidos que ver en Jordania: la ciudad romana de Umm Qais. Al igual que Gerasa, fue otra de las Decápolis y, en época romana se llamó Gádara, que aparece en la Biblia como lugar en el que Jesús expulsa los demonios de dos hombres.

Fue un prestigioso centro cultural en el que nacieron los filósofos Menipo y Filodemo, y el poeta Meleagro.

Las antiguas ruinas romanas se encuentran en la cima de una montaña y desde aquí se tienen unas vistas extraordinarias de Israel, de los Altos del Golán y del Mar de Galilea o Lago de Tiberíades, en el que estuvimos en nuestro viaje a Israel.

Teatro romano de Umm Qais, que ver en Jordania
Teatro romano de Umm Qais

Aunque Umm Qais es más pequeña que Gerasa, en las ruinas de esta ciudad encontrarás dos teatros, el más llamativo es el que está situado en el norte. Se trata de un teatro romano de basalto negro, que conserva buena parte del graderío.

Otros restos interesantes son los numerosos sarcófagos grecoromanos tallados, el mausoleo subterráneo de la época romana, la calle bordeada de columnas que, tras kilómetro y medio, conectaba el teatro con la impresionante puerta monumental de la ciudad.

También encontrarás un acueducto, los restos de un hipódromo, termas, una peculiar basílica y los restos de un pueblo abandonado de la era otomana.

Madaba


Madaba, a 30 kilómetros al sur de Ammán, es una pequeña ciudad situada en la Carretera del Rey.

Esta ciudad tranquila, es famosa por su importante colección de mosaicos bizantinos y omeyas, que puedes encontrar en diferentes edificios de la ciudad.

Madaba, mencionada en la Biblia con el nombre de Medeba, es una ciudad antiquísima, que alcanzó su apogeo bajo el dominio bizantino, cuando se convirtió en el centro de una importante escuela de elaboración de mosaicos.

Iglesia de San Jorge, Madaba, que ver en Jordania
Iglesia ortodoxa de San Jorge

En Madaba la iglesia ortodoxa griega de San Jorge guarda un tesoro, un mosaico que cubre parte del suelo de la iglesia, formado por dos millones de teselas, que es el mapa más antiguo de Tierra Santa y Jerusalén, para uso de los peregrinos que se dirigían a Tierra Santa. Hoy en día, en Madaba, todavía vive una importante población cristiana ortodoxa.

Dentro de la iglesia de San Juan Bautista hay un pequeño museo con fotos del descubrimiento de este increíble mosaico. Bajo los cimientos de esta última iglesia se encuentran las catacumbas de una antigua ciudad. Puedes subir a la cima de su campanario, en la que tendrás una vista de 360 grados de Madaba y sus alrededores, que se ve mejor al atardecer.

Es muy recomendable la visita al Parque Arqueológico de Madaba, un museo que conserva una amplia colección de mosaicos encontrados en diferentes ubicaciones de la ciudad.

Mosaico del mapa de Tierra Santa en Madaba, que ver en Jordania
Mosaico del mapa de Tierra Santa en Madaba

En el centro de Madaba encontrarás varios puestos de artesanos, donde podrás ver las antiguas técnicas de elaboración de mosaicos. Es el lugar perfecto para comprar un recuerdo de Jordania, como un mosaico del Árbol de la Vida, un símbolo omnipresente en la cultura jordana.

Monte Nebo


Jordania cuenta con varios lugares bíblicos, como el monte Nebo, un lugar sagrado situado en una colina que se eleva a 817 metros al oeste del Jordán. Es aquí donde se dice que Yaveh le mostró a Moisés la Tierra Prometida y donde murió a la edad de 120 años. Al menos según la tradición cristiana, porque los musulmanes fijan la tumba de Moisés en el santuario de Nabi Musa, al otro lado del Jordán.

El monte Nebo atrae a muchos peregrinos, que vienen a visitar la iglesia del Memorial de Moisés, una basílica que se construyó en el siglo IV y alberga algunos de los mejores (y mejor presentados) mosaicos de Jordania, que datan de alrededor del año 530.

Mosaico en el Monte Nebo, que ver en Jordania
Mosaico en el Monte Nebo

La obra maestra es una escena de caza y pastoreo intercalada con fauna africana, que incluye un cebú, leones, tigres, osos, jabalíes, cebras, un avestruz con correa y una jirafa con forma de camello. Destina un tiempo para visitar esta basílica recientemente restaurada, que se abrió al público en octubre de 2016.

La iglesia fue abandonada en el siglo XVI y no se encontró hasta el siglo XX, aprovechando los relatos de los peregrinos de los siglos IV y V. Los franciscanos compraron el lugar en 1932 y se encargaron de excavar la mayor parte de las ruinas de la iglesia y el monasterio, así como de reconstruir gran parte de la basílica.

La iglesia forma parte de un monasterio en funcionamiento, que está prohibido visitar. Hay un pequeño pero fascinante museo que cuenta la historia del lugar.

El Monte Nebo también atrae a los viajeros por la excepcional vista que ofrece su explanada panorámica. Desde aquí podrás ver el Valle del Jordán, el Mar Muerto, Cisjordania e incluso Jerusalén si el día está despejado.

Vistas desde el Monte Nebo, que ver en Jordania
Vistas desde el Monte Nebo

Para evitar las aglomeraciones, te aconsejo llegar temprano por la mañana, antes de que lleguen demasiados autobuses turísticos.

Si no dispones de coche, desde Ammán tienes esta excursión organizada:

Castillos del Desierto


Es uno de los secretos mejor guardados de Jordania y que no suelen estar incluidos en las rutas habituales. Algunos de ellos fueron construidos durante el reinado omeya y, son los restos de antiguas residencias califales.

Ubicados en su mayoría al este de la capital, están dispersos por las llanuras desérticas. Pero esta es su situación actual, ya que en la época en la que fueron construidos se encontraban inmersos en un lugar con una vegetación exuberante.

Sus funciones fueron diversas: residencias de califas, caravasares (lugares de parada de las caravanas de mercaderes), baños, pabellones de caza, etc.

La mayoría de los castillos de Jordania no están en muy buen estado, así que te aconsejo llevar buen calzado para visitarlos. Si estás buscando castillos restaurados con mobiliario en su interior, te van a decepcionar, pero si te gusta la historia, todos estos castillos están repletos de ella.

Los castillos del desierto son unas 20 construcciones, pero los más recomendables son:

Qasr Al-Kharana

El aspecto exterior de este castillo es el que presenta un mejor estado de conservación de todos los castillos del desierto. Es una construcción cuadrangular de aspecto macizo, con torreones semicirculares con estrechas saeteras.

Qasr Al-Kharana, que ver en Jordania
Qasr Al-Kharana

En su interior hay un patio y alrededor cuatro estancias, dispuestas de dos en dos. Podrás acceder al interior de las estancias, cuya arquitectura está basada en construcciones del Irán preislámico, una característica que lo hace único entre todos los demás castillos del desierto.

Interior del Qasr Al-Kharana, que ver en Jordania
Interior del Qasr Al-Kharana

Qasr o Qusair Amra

Parece ser que este castillo fue construido como lugar de descanso y recreo por el califa omeya Walidi I, que fue el que construyó la Gran Mezquita de Damasco.

Es un castillo muy pequeño, por eso toma el nombre de Qusair (pequeño castillo) no de Qasr (castillo).

Qasr Amra, que ver en Jordania
Qasr Amra

Tiene una forma muy peculiar, pero que no te engañe su aspecto exterior, ya que los impresionantes frescos de época califal del siglo VIII que conserva, únicos en su género, han hecho que haya sido incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Qasr Al-Azraq

Se cree que fue construido por los romanos a finales del siglo III y reconstruido completamente por los omeyas en el siglo XIII.

Qasr Al-Azraq, que ver en Jordania
Qasr Al-Azraq

Lo que le hizo famoso es que Lawrence de Arabia se hospedó en él durante el invierno de 1917, mientras organizaba la rebelión de los árabes contra el imperio otomano y preparaba la batalla de Aqaba.

Desde Ammán también tienes excursiones para conocer los castillos del desierto, te recomiendo esta:

Castillos de Las Cruzadas


Al contrario que los anteriores, estos castillos de la época de las cruzadas fueron creados con fines defensivos.

Castillo de Shobak o Shawbak

Fue la primera fortaleza construida por los cruzados para controlar las rutas de caravanas entre Siria y Egipto. Originalmente se llamó Krak de Montreal, en honor al rey Balduino I de Jerusalén (Mont Real), que fue el que lo mandó erigir.

Castillo de Shobak o Shawbak, que ver en Jordania
Castillo de Shobak o Shawbak

Posteriormente, el castillo fue capturado por Saladino. Está bastante peor conservado que otros castillos de Jordania, quedan el cerco de murallas, una cisterna y un pozo, así como las ruinas de una iglesia y de una pequeña capilla del tiempo de las Cruzadas.

Castillo de Karak o Kerak

Es otro de los castillos de los cruzados. Es un castillo del siglo XII enorme, ahora sólo quedan las ruinas, pero tiene una historia muy interesante. Si vas a visitarlo hazlo con el guía, para poder recorrer los pasadizos del castillo.

Castillo de Karak o Kerak, que ver en Jordania
Castillo de Karak o Kerak

Mar Muerto


Otro de los lugares míticos que ver en Jordania es el Mar Muerto. La experiencia de flotar en el Mar Muerto es, sin duda, una de las cosas más curiosas que puedes hacer en Jordania.

La ruta del Mar Muerto está llena de miradores en los que podrás admirar el contraste entre el color ocre de las rocas y el azul turquesa del mar.

El Mar Muerto es una curiosidad geográfica, aunque se denomina de esta forma no es un mar, sino un lago salado endorreico que se encuentra a 435 metros bajo el nivel del mar, por lo que es el lugar más bajo de la Tierra.

La concentración de sal de las aguas del Mar Muerto es casi diez veces más elevada que la de cualquier mar, debido en parte a que estas aguas no tienen salida y, como su densidad es tan alta, hace que flotes con gran facilidad.

Mar Muerto, que ver en Jordania
Mar Muerto

Fue una extraña sensación la de flotar en este mar aceitoso, aunque no quieras flotas y, la imagen más repetida es la de gente tumbada leyendo un libro. Aunque nos habían advertido de que cualquier pequeño rasguño o herida en la piel que tengas duele mucho, no te lo imaginas hasta que lo sientes.

En sus orillas, numerosos hoteles y centros de bienestar ofrecen la oportunidad de disfrutar de sus virtudes terapéuticas, junto con otros tratamientos como los baños de barro. Para un baño en el Mar Muerto y un baño de barro, medio día es más que suficiente. Pero si quieres hacer un descanso en tu viaje, es el lugar perfecto para disfrutar de un día de relax en uno de los hoteles del Mar Muerto. Muchos de los hoteles tienen también piscinas de agua dulce, ya que se recomienda bañarte poco tiempo en el Mar Muerto, debido a la alta concentración de sal y, sobre todo, no meter la cabeza en el agua.

Este lugar es muy frágil y desgraciadamente está condenado a desaparecer. Pierde 1,5 metros cada año debido a la sobreexplotación del río Jordán, que es el que lo alimenta y, a la actividad de las empresas instaladas a su alrededor que utilizan sus minerales. Desde hace años se discute un proyecto de rescate entre Jordania, Palestina e Israel, los tres territorios que comparten sus orillas.

Reserva de la Biosfera de Wadi Mujib


A pocos metros del Mar Muerto encontrarás un sitio espectacular, que es uno de los lugares imprescindibles que ver en Jordania: la Reserva de Wadi Mujib. Es un cañón que domina una amplia meseta, que ofrece unas vistas espectaculares. El “Gran Cañón de Jordania» está lleno de estrechos desfiladeros y áridas montañas. Se eleva hasta los 900 metros antes de sumergirse en el punto más bajo de la tierra: el Valle del Mar Muerto, por lo que es el cañón más bajo del mundo.

Este lugar fue clasificado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2011. Hay dos opciones para disfrutar de la zona: senderismo en la parte alta o barranquismo en las gargantas y cascadas de Wadi Mujib. Hacer barranquismo en un lugar desértico es una de las cosas más curiosas que puedes hacer en Jordania.

Para organizar una excursión al corazón de la reserva, lo mejor es que vayas al Centro de Visitantes, situado en la carretera del Mar Muerto. Si te interesa hacer barranquismo en el Wadi Mujib, tendrás que ir del 1 de abril al 31 de octubre, que es cuando están abiertos los tres senderos.

Barranquismo en Wadi Mujib, que ver en Jordania
Barranquismo en Wadi Mujib

El Siq Trail (2-3 horas), que ya es toda una experiencia, es la única ruta que puedes hacer por tu cuenta, para las demás necesitas un guía. Esta ruta, aunque se considera que es la más fácil, tiene una cierta dificultad y una gran dosis de aventura en algunos tramos, hasta que llegas a la cascada final en la que podrás relajarte. Discurre por un desfiladero muy parecido al que lleva a Petra, pero con agua.

En el Centro de Visitantes tendrás que pagar la entrada que corresponda a la ruta que vas a hacer y, te darán un chaleco salvavidas que tendrás que llevar puesto todo el tiempo. El número de personas que pueden hacer las rutas es limitado al número de chalecos de los que disponen, así que te aconsejo estar allí a las 8:00 h de la mañana, para no tener que esperar. Para las rutas más complicadas, es mejor que reserves previamente, ya que además de chaleco necesitas un guía.

La única ruta que está abierta todo el año es la llamada Ibex Trail (3-4 horas) y, durante la misma verás formaciones de roca muy curiosas, como la de la roca llamada “la mujer de Lot”.

Si no quieres ir por tu cuenta, puedes reservar un traslado privado desde tu hotel en Ammán para hacer la ruta de senderismo por el Wadi Mujib y volver.

Reserva de Dana


Otro de los lugares naturales que ver en Jordania es la Reserva de Dana, otro de los parques naturales del país. Al igual que Wadi Mujib, está clasificada como Reserva de la Biosfera por la UNESCO y es un paraíso para los aficionados al senderismo.

Es el hábitat de 40 especies de animales y 800 de plantas. Un entorno en el que podrás disfrutar de una gran variedad de paisajes, desde acantilados de arenisca hasta montañas y mesetas desérticas.

Si quieres alojarte en esta zona para hacer alguna ruta, una de las opciones es hacerlo en el pequeño pueblo de Dana, desde el que tendrás unas vistas extraordinarias del valle.

El pueblo no tiene hoteles y son las familias de beduinos que viven allí las que alquilan unas pocas habitaciones a los viajeros, por lo que si te interesa tendrás que reservar con tiempo. Como imaginarás, los alojamientos son muy sencillos, pero lo compensa la amabilidad y la acogida de estas familias.

Reserva de Dana, que ver en Jordania
Reserva de Dana

Para hacer senderismo es recomendable reservar los servicios de un guía en el pueblo. Hay algunas rutas más fáciles que otras, para las de más dificultad es esencial contar con un guía. Para hacer cualquiera de las rutas es necesario pagar una entrada.

Una de las rutas más frecuentadas es la Wadi Dana Trail que cruza todo el valle del Wadi Dana. Las formaciones rocosas de la reserva de Dana son increíbles, nos recordó en cierta forma al paisaje del Torcal de Antequera, uno de los lugares más peculiares que ver cerca de Málaga, pero mucho más grande y espectacular.

Petra


De todo lo que hay que ver en Jordania, Petra es el lugar que, por si sólo, merece un viaje al Reino Hachemita. La visita a Petra es imprescindible. Si preguntas a cualquiera que es lo que hay que ver en Jordania, aunque no haya estado nunca, te dirá que visites Petra.

La primera vez que oímos hablar de Petra y, vimos fotos y documentales acerca de este lugar, se convirtió en nuestro sueño viajero. De esos sueños que ves difícil que se puedan cumplir. Como le pasa a mucha gente, teníamos la idea de que al ser Jordania un país árabe, situado en mitad de una zona llena de conflictos, sería peligroso viajar hasta allí. Pero nada más lejos de la realidad y, me alegro de no haber hecho caso a los prejuicios que teníamos antes de ir.

El Khazneh o Tesoro de Petra, que ver en Jordania
El Khazneh o Tesoro de Petra

Es imposible no sucumbir al encanto de Petra, esta mítica ciudad, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Petra fue fundada a finales del siglo VIII a.C. por los edomitas, y luego ocupada por los nabateos, un antiguo pueblo comercial árabe. Estos últimos la hicieron prosperar, construyendo enormes templos y tumbas.

El encanto comienza en cuanto atraviesas el Siq, un majestuoso cañón de arenisca rosa de casi un kilómetro de longitud, y la magia se produce cuando aparece de repente el Khazneh, el Tesoro. Seguramente habrás visto cientos de fotos del Tesoro de Petra (Al Khazneh), una fachada de 30 metros de altura tallada directamente en la arenisca rosa del cañón. Es la imagen más icónica de esta ciudad de piedra, que se hizo más famosa aún al aparecer en una de las películas de Indiana Jones.

Pero Petra no se limita a una única fachada tallada en piedra. Aunque ésta es la imagen más conocida de Petra, el yacimiento es enorme (varios kilómetros) ya que se trata de toda una ciudad antigua. Se necesita un día entero, como mínimo, para descubrir sus numerosos tesoros, como el Monasterio de Al Deir e innumerables tumbas trogloditas. Es un lugar que no deja de fascinar a los viajeros, tanto por sus monumentos como por el impresionante entorno natural en el que se encuentra.

El Monasterio de Al Deir de Petra, que ver en Jordania
El Monasterio de Al Deir

Nosotros optamos por visitar Petra a pie, te ofertan visitarlo a lomos de burros o dromedarios. Pero, por desgracia, los animales aquí están sobreexplotados y no siempre bien tratados, así que tenlo en cuenta.

Si prefieres visitar Petra de la mano de un guía, puedes reservar este tour por Petra, para que no te pierdas nada y entiendas lo que estás viendo.

Te recomendamos visitar Petra, tanto de día como de noche, el espectáculo nocturno es realmente mágico. En este enlace puedes comprar las entradas para el espectáculo nocturno, ¡vas a flipar!

Puedes visitar Petra desde Ammán a través de esta excursión:

Desierto de Wadi Rum


Otro de los lugares imprescindibles que ver en Jordania se encuentra al sur, cerca de Arabia Saudí. El desierto de Wadi Rum es un lugar excepcional y fascinante que no es como otros desiertos en los que sólo hay dunas y arena hasta donde alcanza la vista. Este desierto, aunque también tiene arena y dunas, es un paisaje más variado.

El desierto de Wadi Rum se hizo famoso gracias a Lawrence de Arabia, que estuvo allí en 1917 durante la revuelta árabe y que plasmó su amor por este lugar en su libro “Los siete pilares de la sabiduría”. También se rodaron aquí los exteriores de la película sobre su vida.

Desierto de Wadi Rum, que ver en Jordania
Desierto de Wadi Rum

Este valle desértico está lleno de maravillas naturales: cañones, dunas gigantescas, arcos naturales y pilares esculpidos por el agua y el viento, e incluso petroglifos, ya que este lugar ha sido habitado desde la prehistoria. Por sus más de 12 mil años de ocupación humana y por la interacción del hombre con la naturaleza de este lugar, Wadi Rum es otro de los lugares Patrimonio de la Humanidad de Jordania.

Sólo puedes visitarlo contratando un tour con los beduinos, podrás hacer rutas de senderismo, tras las huellas de Lawrence de Arabia, o en 4×4, si quieres visitar el famoso arco natural y las inscripciones prehistóricas.

Hay muchas rutas que puedes hacer, puedes verlas todas y contratarlas en el Centro de Visitantes. Nosotros hicimos la ruta en 4×4 de 4 horas, que llega hasta el famoso arco y para en diferentes puntos, para que puedas explorar a pie un rato.

Fue una sensación única recorrer parte de este enorme desierto de color rojo, tan diferente a otros que parece un paisaje de otro mundo. De hecho, Wadi Rum ha sido escenario de varias películas ambientadas en Marte: Mission to Mars (2000), Red Planet (2000), Los últimos días en Marte (2013) y la más reciente The Martian (2015) con Matt Damon como protagonista.

Moon Camp en Wadi Rum, que ver en Jordania
Moon Camp en Wadi Rum

Para disfrutar al máximo la experiencia pasamos una noche en un campamento beduino, fue una experiencia mágica ver atardecer y amanecer en el desierto de Wadi Rum, y poder contemplar las estrellas en un cielo que se ve como en pocos lugares del mundo. Pasar un día y una noche en Wadi Rum es algo que recomendamos a todo el mundo.

Desde Ammán tienes una excursión de dos días a Wadi Rum para poder dormir en el desierto:

Aqaba


En Aqaba se encuentra el único acceso de Jordania al Mar Rojo. Aunque esta ciudad costera está habitada desde el año 4.000 a.C., no ha sido hasta hace poco que se ha convertido, a gran velocidad, en la estación balnearia que es hoy.

Esta ciudad está mucho más occidentalizada que el resto del país. Se ha convertido en el lugar ideal para para bucear o hacer snorkel y descubrir la increíble riqueza del fondo marino del Mar Rojo.

Si quieres hacer snorkel en el Mar Rojo, aquí puedes reservar esta experiencia fascinante:

Aqaba, Marina Plaza, que ver en Jordania
Marina de Aqaba

Puedes aprovechar para pasar unos días de relax, bañándote en una de sus playas y buceando. Te recomiendo el buceo en el llamado Japanese Garden, donde podrás contemplar los arrecifes de coral. También tienes la oportunidad de bucear entre barcos, aviones o tanques sumergidos. Si no sabes bucear, es una buena ocasión para tener tu bautismo de buceo en el Mar Rojo, de la mano de un profesional.

Y si lo tuyo no es el buceo, quizás te apetezca alquilar una moto de agua en el Mar Rojo.

En Aqaba también podrás visitar las excavaciones de la ciudad romana de Ayla, origen de la actual Aqaba o el Castillo de Aqaba que, también fue otro de los castillos de los cruzados.

Una zona especialmente bonita es la marina de Aqaba, con construcciones de lo más instagrameable.

De todos estos lugares que ver en Jordania, ¿Cuáles te gustaría visitar?