Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué ver en AMSTERDAM, guía de la ciudad de los canales

Que ver en Amsterdam

Cuando descubras todo lo que hay que ver en Amsterdam, te darás cuenta de que no se trata de una ciudad cualquiera que pueda dejarte indiferente. Así que, ponte cómodo para descubrir todo lo que te ofrece la ciudad de los canales.

Cómo es Amsterdam

Está claro que todo el que visita Amsterdam, vuelve con la imagen de que se trata de una ciudad bulliciosa y llena de museos, surcada de canales bordeados por casas estrechas de mediana altura y con multitud de gente desplazándose en bicicleta en todas direcciones.

Estuvimos visitando la ciudad hace poco y, la verdad es que es una imagen bastante realista, que define en líneas generales cómo es y que hay que ver en Amsterdam.

Canales de Amsterdam Centrum
Canales de Amsterdam

Amsterdam es la capital de los Países Bajos y una de las mecas culturales del continente europeo. En su casco urbano encontrarás multitud de pequeñas galerías de arte y más de 50 museos, dedicados a las mas diversas facetas culturales que puedas imaginarte, aunque muy centrados en las diferentes expresiones del arte.

Toda la zona centro de la ciudad se ha desarrollado a lo largo de una intrincada red de canales, que se construyó para evitar las fuertes mareas de la costa y hacer habitable esta zona inundable de la desembocadura del río Amstel. Un poco al estilo de lo que ocurrió con Venecia, por lo que es bastante lógico que a Amsterdam se la conozca como la “Venecia del Norte”.

La red de canales tiene su origen en el siglo XVII, en la conocida como Edad de Oro de los Países Bajos y, alcanza los casi 100 kilómetros de longitud, por lo que no te extrañará saber que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Casas del siglo XVIII de la calle Damrak, que ver en Amsterdam
Casas del siglo XVIII de Amsterdam

Lógicamente, para poder pasar de un lado a otro de los canales había que construir puentes, muchos puentes, llegando hoy a tener la ciudad casi 1300 pasarelas y puentes de todo tipo, incluso basculantes que permiten el paso de las embarcaciones demasiado altas.

Todo el que visita Amsterdam, se da pronto cuenta de que el espacio edificable no sobra precisamente en esta apretada ciudad, por lo que, salvo raras excepciones, las casas son altas y estrechas. En algunas de las más antiguas podrás ver una placa con un dibujo que representa la profesión de su habitante, lo que permitía, a quienes no sabían leer, encontrar la casa de cada uno de los diferentes artesanos.

😲 UNA CURIOSIDAD

Lo de la estrechez de las casas tiene también su explicación en que los impuestos se pagaban en función de la anchura de la fachada, por lo que los amsterdameses reducían esta dimensión al mínimo.

De hecho, la casa más estrecha de Europa, con 2,02 metros de ancho, podrás verla en Oude Hoogstraat 22.

Hay otra variante de vivienda que te llamará mucho la atención, que son las barcazas flotantes acondicionadas como casas, que tan frecuente es encontrar en los canales más grandes de la ciudad. Algunas tienen incluso un pequeño jardín adosado en la zona de tierra firme, lo que es bastante llamativo.

Casas flotantes de Amsterdam
Casas flotantes de Amsterdam

😉 UN CONSEJO

Si te gusta el queso, vas a disfrutar en Amsterdam. Distribuidos por toda la ciudad hay muchos establecimientos de venta de quesos de la marca Henri Willig, que hay que reconocer que están muy buenos. En todos ellos puedes degustar gratuitamente varias variedades de quesos acompañados de diferentes salsas y condimentos.

La verdad es que es muy tentador no entrar a picar un poco de queso, cuando pasas por delante de una de ellas.

Pero si lo que quieres es una cata en un marco más exclusivo, degustando todo tipo de quesos con maridaje, apúntate a esta degustación de quesos holandeses.

Cómo moverse por Amsterdam

La mejor recomendación de movilidad en Amsterdam, es que ni se te ocurra meterte en coche por el centro histórico, pues muchas calles tienen canales y es dificilísimo aparcar. Otra cosa es que te alojes en la parte exterior y llegues hasta allí en coche, pero repito, no vayas al centro con él.

Las mejores opciones de movilidad son el metro, el tranvía y el autobús, cuyos horarios y recorridos dominarás sin problema con la aplicación 9292, disponible en Google Play y App Store. Para moverte sin problemas, te aconsejo comprar un ticket de transporte público, para que disfrutes de viajes ilimitados en toda la red de transporte de la ciudad, válido de 1 a 7 días.

🛏 NUESTRO CONSEJO DE ALOJAMIENTO EN AMSTERDAM

Durante nuestra estancia para visitar los lugares que ver en Amsterdam, nos alojamos en el Hotel Element Amsterdam. Fue un gran acierto, pues estaba en una zona tranquila pero a la vez muy bien comunicada, con una parada de autobús a la puerta que te llevaba directamente a la Estación Zuid, desde la que íbamos a cualquier lugar de la ciudad.

El hotel estaba muy limpio y el desayuno resultó estupendo. La habitación era grande y acogedora, e incluso contaba con una pequeña cocina, lo que nos resolvió muy bien las cenas.

Otra opción para recorrer los lugares que ver en Amsterdam es alquilar una bici, con lo que te sentirás un auténtico amsterdamés pues, de hecho, en esta ciudad hay más bicicletas que habitantes. En cualquier caso, ten cuidado porque el tráfico es intenso y se producen accidentes. Además, la policía multa por igual a conductores y ciclistas, e incluso peatones.

Si no tienes bici, pero te apetece conocer la ciudad montado en una, apúntate a este tour en bicicleta por Amsterdam.

En cualquier caso, la mayor parte de la ciudad hay que recorrerla a pie, por lo que no olvides un calzado cómodo. Ten además en cuenta que es una ciudad en la que llueve con cierta frecuencia.

LA TARJETA I AMSTERDAM CITY CARD

Si tienes pensado visitar alguno de los muchos museos con los que cuenta Amsterdam y alguna de sus atracciones, echa cuentas porque te puede salir más rentable adquirir esta tarjeta. Con ella tienes acceso gratuito a 70 museos y atracciones de Amsterdam y de la región (Rijksmuseum, Hermitage Amsterdam, Museo Moco, Casa Museo Rembrandt, Heineken Experience, Madame Tussauds …) Además, con la tarjeta puedes utilizar gratuitamente todo el transporte de Amsterdam (autobuses, tranvía y metro). Incluye un paseo en barco por los canales y tiene descuentos en restaurantes y cafeterías.

Mapa de lugares que ver en Amsterdam

Qué ver en Amsterdam

Sin agobiarte demasiado, y visitando dos o tres museos, con dos días debería bastarte para descubrir todo lo que hay que ver en Amsterdam.

Para que puedas hacerte tu propio plan, aquí tienes todos los lugares imprescindibles que no deberían faltar en tu visita y que puedes ubicar en el mapa anterior.

Para hacerte una primera idea de la ciudad, te recomiendo apuntarte a un free tour por Amsterdam, una buena forma de comenzar a conocer la capital de los Países Bajos.

💡 SEGURO DE VIAJE

El seguro de viaje se ha convertido en algo imprescindible, no sólo por la tranquilidad que proporciona sino porque cada vez hay más países que lo exigen como requisito de entrada.

Para nosotros uno de los mejores seguros de viaje que hay en el mercado es el de MONDO, ya que ha sabido adaptarse a la situación actual, implantando una serie de mejoras en sus productos.

Todos los seguros de viaje de MONDO incluyen los gastos médicos y de prolongación de estancia por cuarentena, en caso de enfermedad por COVID-19. Los gastos de la PCR que haya sido prescrita por un médico. Y el traslado sanitario y la repatriación en caso de dar positivo por COVID-19.

📣 ¡¡OFERTA!!📣

💥 ¡NO PIERDAS ESTA OPORTUNIDAD! 👉 SI CONTRATAS TU SEGURO DE VIAJE AQUÍ, POR SER NUESTRO LECTOR TENDRÁS UN 5% DE DESCUENTO. CONTRÁTALO EN ESTE ENLACE 💥

Amsterdam Centraal

Tanto si te alojas en el centro de Amsterdam, o bien has optado por una zona más periférica, Amsterdam Centraal (Estación Central), es un buen sitio para empezar este recorrido descubriendo los lugares que ver en Amsterdam.

Amsterdam Centraal
Amsterdam Centraal

A esta estación llegan multitud de trenes, autobuses y metro, procedentes de todos los puntos de la ciudad y del extrarradio, por lo que es un punto por el que casi seguro tendrás que pasar a nada que te muevas por Amsterdam o decidas recorrer su entorno.

El edificio es de estilo renacentista de finales del siglo XIX y posiblemente te recordará al Rijksmuseum cuando lo visites, lo que no es nada raro, teniendo en cuenta que es obra del mismo arquitecto.

Una de las grandes ventajas de los Países Bajos es su pequeño tamaño, por lo que desde Amsterdam Centraal puedes tomar un tren que en poco tiempo te lleve a ciudades vecinas realmente bonitas e interesantes, como son las belgas Brujas o Gante.

Estación Central de Amsterdam
Estación Central de Amsterdam

Calle Damrak y sus casas históricas

Justo frente a ella queda la amplia calle Damrak, que te llevará sin pérdida hasta la plaza Dam, el centro histórico y neurálgico de la ciudad y, uno de los imprescindibles que ver en Amsterdam.

Es una calle muy animada, pues está llena de tiendas, bares y cuenta con algún museo.

Al principio de la calle hay una dársena que sirve de muelle para algunos de los barcos que hacen tours por los canales de la ciudad.

Calle Damrak, que ver en Amsterdam
Casas históricas de la Calle Damrak

Frente a la zona de embarque verás las casas históricas de Damrak, con el agua del canal a la puerta de las casas, al estilo de Venecia, ofreciendo una imagen muy típica de Amsterdam, que además gana mucho de noche. A estas casas hay quien las conoce como las «fichas de dominó«, porque parecen que están dispuestas para una partida y cuyas ventanas se asemejarían a los puntos de las fichas.

Para comprobarlo, puedes disfrutar de la noche con un crucero nocturno a la luz de las velas, o bien darte un capricho y hacer un crucero con cena de lujo incluida.

Calle Nieuwendijk

Al principio de la calle Damrak te cruzarás con la calle Nieuwendijk, que después discurre en paralelo a la izquierda de la calle Damrak, hasta llegar a la plaza Dam.

Se trata de una calle peatonal en la que también encontrarás multitud de tiendas, bares y comercios, siendo muy entretenida de recorrer.

Plaza Dam

La plaza Dam es el centro neurálgico del casco antiguo de Amsterdam, y de ella parten muchas de las calles más comerciales de la ciudad.

Fue construida a mediados del siglo XIII, sobre un relleno de tierra artificial que, a la vez que unía los islotes que creaba el río Amstel en su desembocadura al Mar del Norte, hacía de presa de su curso fluvial. Precisamente, «dam» quiere decir presa en neerlandés.

La plaza está rodeada por edificios históricos relevantes que tienes que ver en Amsterdam, como el Palacio Real o la Iglesia Nueva (Nieuwekerk). Otro edificio que te llamará también la atención es el Museo de Madame Tussauds, con figuras de cera de personajes famosos.

En el centro de la plaza hay un enorme obelisco levantado en memoria de los soldados holandeses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

DONDE COMER EN AMSTERDAM

Los alrededores de la plaza Dam son uno de los mejores lugares donde comer en Amsterdam, ya que hay gran variedad de locales y más opciones gastronómicas.

Siguiendo la calle Rokin, que parte de la plaza Dam, llegarás a Spui, que es otra zona en la que también hay bastantes restaurantes.

Si tienes ganas de comer algo típico de la tierra, prueba el erwtensoep, la típica sopa de guisantes holandesesa, o el stamppot, una mezcla de salchichas, tocino y puré de patatas y verduras.

Palacio Real

El edificio más destacado de la plaza Dam es el Palacio Real, un edificio neoclásico construido en 1655. En su momento fue el mayor edificio administrativo de Europa, por lo que los amsterdameses lo llamaban con orgullo “la octava maravilla del mundo«.

Palacio Real de la Plaza Dam, que ver en Amsterdam
Palacio Real

Desde su creación hizo las funciones de ayuntamiento, si bien esto cambió en 1808, cuando Napoleón Bonaparte decidió que se convirtiese en la residencia real de su hermano Luis Bonaparte, a quien previamente había nombrado rey de Holanda. De hecho, todavía se sigue utilizando para actos oficiales de la familia real holandesa.

Si decides visitarlo, podrás recorrer sus salas decoradas con pinturas y esculturas y amuebladas con muebles de época.

Iglesia Nieuwekerk

La Iglesia Nueva (Nieuwekerk, en neerlandés), es el otro gran edificio que destaca en la plaza. Por su cercanía al Palacio Real, es el lugar donde se celebran las ceremonias de investidura de los soberanos holandeses.

El nombre de Iglesia Nueva se debe a que fue construida para reemplazar a la Iglesia Antigua (Oudekerk), por la que pasarás más adelante.

Iglesia Nueva o Nieuwekerk, Plaza Dam, que ver en Amsterdam
Iglesia Nueva o Nieuwekerk

Este importante edificio gótico, se comenzó a construir en 1408, y la obras no finalizaron hasta 150 años después.

Al igual que otras muchas iglesias de Amsterdam, ya no está destinada al culto, cumpliendo actualmente las funciones de sala de exposiciones.

Los Canales de Amsterdam

Los canales de Amsterdam son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y la principal seña de identidad de la ciudad, pues es inevitable cruzar sobre ellos continuamente.

A pesar de lo que pueda hacerte pensar su utilidad actual, los canales no se construyeron para ser un medio de transporte o un lugar donde vivir, sino que su finalidad era la de mantener a raya a las aguas del Mar del Norte.

Canal Egelantiersgracht en el Barrio Jordaan, que ver en Amsterdam
Canal Egelantiersgracht

La mayoría de ellos fueron excavados en el siglo XVII, conocido como el Siglo de Oro Holandés, aunque hay tramos que tienen más de 400 años de antigüedad.

Forman anillos concéntricos que rodean el centro histórico, siendo el conjunto de anillos más importante y famoso el denominado Grachtengordel, formado a su vez por los cuatro canales más antiguos e históricos que hay que ver en Amsterdam y, que de dentro a afuera, son:

  • Canal Singel.
  • Canal Herengracht (Canal de los Señores).
  • Canal Keizersgratcht (Canal del Emperador).
  • Canal Prinsengracht (Canal del Príncipe).

Para poder verlos y disfrutarlos, lo mejor es que salgas de la plaza Dam entre el Palacio Real y la Nieuwekerk. Allí te encontrarás de frente con el Magna Plaza, un edificio de estética Harry Potter que es uno de los mayores centros comerciales de Amsterdam, al que puedes destinar parte de tu tiempo si quieres ver tiendas. Del lateral izquierdo de su fachada, parte la calle Raadhuisstraat, que cruza sobre los cuatro canales que te he nombrado y por ese orden.

Magna Plaza, que ver en Amsterdam
Magna Plaza

Una de las actividades más demandadas por los viajeros que visitan Amsterdam, es hacer un recorrido en barco por los canales. Si estás interesado en ella, puedes contratarla en el siguiente enlace.

Las Nueve calles

La zona que queda a uno y otro lado de la calle Raadhuisstraat según vas atravesando los cuatro famosos canales, pertenece al Barrio de las Nueve Calles, uno de los más visitados y con más encanto de Amsterdam.

En este barrio las calles son mayoritariamente peatonales, con suelos empedrados y edificios históricos que alojan negocios dedicados al diseño y al arte, que reciben el nombre de Negen Straatjes.

Aquí se concentraba en el siglo XVII la industria peletera de la ciudad, por lo que encontrarás calles de nombres tan sonoros como Berenstraat (calle del oso), Reestraat (calle del corzo), Wolvenstraat (calle del lobo) o Herenstraat (calle del ciervo).

 🛍 PARA AMANTES DEL SHOPPING

Si te gusta la ropa vintage, el Barrio de las Nueve Calles es la zona que tienes que ver en Amsterdam. Aquí encontrarás multitud de tiendas dedicadas a la moda vintage, al diseño más vanguardista y al arte. Una de las tiendas vintage más conocidas es Laura Dols (7 de Wolvenstraat), en la que encontrarás ropa original de los años 50. Además de moda, te toparás con originales librerías, barberías de ambiente retro, cafeterías y restaurantes de lo más original. Es el barrio hipster y más cool de Amsterdam.

La Casa de Ana Frank (Anne Frank Huis)

La historia de Ana Frank y su familia, escondidos en su casa durante meses, para finalmente ser capturados por el ejército Nazi y deportados a un campo de concentración por ser judíos, es conocida por prácticamente todo el mundo.

Sin duda, ese es el motivo por el que la Casa de Ana Frank es lugar de peregrinación de todos los turistas que visitan la ciudad y uno de los lugares que tienes que ver en Amsterdam.

Casa de Ana Frank, que ver en Amsterdam
Entrada a la Casa de Ana Frank

Si te ha gustado esta historia, puedes apuntarte a este tour de Ana Frank por el Barrio Judío de Amsterdam, para conocer sus secretos.

Iglesia Westerkerk

Justo al lado de la Casa de Ana Frank se encuentra la Iglesia Westerkerk (Iglesia del Oeste), la mayor iglesia protestante de los Países Bajos.

Iglesia Westerkerk, que ver en Amsterdam
Iglesia Westerkerk

Si tienes interés, puedes recorrer su interior ya que la visita es gratuita. Desde lo alto de su torre, de 85 metros de altura (la más alta de Amsterdam), disfrutarás de unas vistas de la ciudad realmente increíbles.

En esta iglesia se encuentran los restos del famoso pintor holandés Rembrandt, aunque no se sabe dónde se encuentra exactamente. Una placa en una de las columnas lo recuerda.

El Barrio Jordaan

El Barrio de Jordaan es uno de los lugares que tienes que ver en Amsterdam, ya que se trata de uno de los barrios con más encanto de la ciudad.

Aunque fue construido en el siglo XVII para alojar a gente humilde y trabajadora, con el tiempo se ha convertido en un barrio elegante, tranquilo y pintoresco, en el que residen muchos artistas y estudiantes.

Al recorrer sus calles podrás disfrutar de su arquitectura tradicional, de sus bares y restaurantes, así como de numerosas galerías de arte independiente y tiendas vintage.

😀 UN CONSEJO PARA REPONER FUERZAS

En uno de los extremos del Barrio Jordaan se encuentra la plaza Noodermarkt, presidida por la iglesia Noorderkerk (Iglesia del Norte). Muy cerca de esta última encontrarás la terraza del Café Winkel, en el que sirven una de las mejores tartas de manzana que podrás probar en Amsterdam. Y no te preocupes por las calorías, que ya las quemarás luego pateando la ciudad.

Begijnhof

Situado en pleno centro de la ciudad, el Beguinaje (Begijnhof) de Amsterdam es un auténtico remanso de paz surgido en el siglo XIV, siendo uno de los patios interiores más antiguos y pintorescos que se conservan.  Sus casas siguen todavía ocupadas y, en el número 34, podrás ver la casa más antigua de la ciudad, que además es la única de Amsterdam que se conserva construida en madera, pues fue la única que quedó en pie tras el incendio de 1521. Después de esa desgracia fueron prohibidas las casas de madera para evitar los incendios.

Begijnhof de Amsterdam
Begijnhof de Amsterdam

La mayoría de los beguinajes que siguen en pie, incluido el de Amsterdam, están declarados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, lo que ya de por sí hace que este sea uno de los lugares que tienes que ver en Amsterdam.

Encontrarás la entrada al Begijnhof en el cruce de las calles Begijnensteeg y Gedempte Begijnensloot.

LAS BEGUINAS Y EL BEGUINAJE

El movimiento de las beguinas surgió en el siglo XII en Flandes y en los Países Bajos. Se trataba de mujeres cristianas que vivían en barrios cerrados llamados beguinajes, desde el que llevaban una vida de ayuda a los más necesitados, pero al margen de la Iglesia Católica y su estructura, por lo que no eran monjas, como mucha gente piensa.

La Grande Dame, elegida democráticamente entre todas las beguinas, era la regidora de la comunidad y, los hombres, tenían el acceso prohibido a su interior, siendo el cura la única excepción.

Con el tiempo, los beguinajes se convirtieron en refugio de mujeres sin recursos, viudas, o esposas de soldados que luchaban en alguna de las muchas guerras que asolaban Europa.

Bloemenmarkt, el Mercado de las Flores

Uno de los lugares que tienes que ver en Amsterdam si quieres comprar los famosos tulipanes de Holanda, es el Bloemenmarkt o Mercado de las Flores.

Mercado de las flores o Bloemenmarkt, que ver en Amsterdam
Mercado de las flores o Bloemenmarkt

Hoy día, el mercado está dispuesto sobre plataformas fijas que ocupan parte del canal Singel, pero en su origen en 1862, los puestos de flores eran las propias barcazas en las que se traían las flores.

Torre Munttoren o Torre de la Moneda

Muy cerca del Bloemenmarkt, en la plaza Muntplein, está la Torre Munttoren.

Vista sin más, te dice muy poco de su pasado, pero esta torre era parte de la puerta principal de entrada a la ciudad amurallada de finales del siglo XV. Su nombre se remonta a la época en que la ciudad asumió la función de acuñar la moneda, sustituyendo a Dordrecht que estaba siendo sitiada por las tropas del rey francés Luis XIV.

Torre Munttoren, que ver en Amsterdam
Torre Munttoren

La puerta fue destruida por un incendio en 1618, quedando tan sólo esta torre, que se reconstruyó en estilo renacentista, con el aspecto que ahora puedes contemplar.

Las Casas Danzantes

Si te fijas, la mayoría de las fachadas de las casas antiguas de Amsterdam, están desplomadas hacia la calle. No es que se estén cayendo, es que como las casas eran tan estrechas, subían los muebles por la fachada mediante poleas y, de esta forma, los separaban de la fachada para evitar golpearlos.

Pero otra cosa es que las casas están desplomadas hacia los lados y con riesgo de caerse, como les pasa a las Casas Danzantes, que se encuentran a las orillas del río Amstel. Es una de las cosas más curiosas que ver en Amsterdam.

Casas Danzantes, que ver en Amsterdam
Casas Danzantes de Amsterdam

Estas casas fueron construidas sobre un suelo muy blando e inestable, lo que hace que poco a poco se hayan ido inclinando hasta llegar a su estado actual en el que la inclinación es muy evidente.

Plazas Rembrandtplein y Thorbeckplein

Antes de nada, dejarte claro que en la plaza Rembrandtplein no es el lugar donde nació o vivió el pintor Rembrandt. Esta plaza toma su nombre de él, porque en ella hay una estatua erigida en su honor, que además es la estatua más antigua de la ciudad.

Rembrandtplein, que ver en Amsterdam
Rembrandtplein

De uno de los extremos de Rembrandtplein surge la plaza Thorbeckplein, toda cubierta de arbolado, por lo que es uno de los sitios preferidos de los amsterdameses.

Distribuidos por las dos plazas hay multitud de cafés, bares y restaurantes, por lo que cualquiera de ellas es el lugar ideal para sentarse a descansar un rato y disfrutar del ambiente.

Puente Magere Brug

La fama de este puente se debe a lo poco práctico que fue en su origen.

Se construyó en 1670 para salvar el curso del río Amstel y, era tan estrecho, que sólo permitía el paso de dos personas, por lo que lo llamaron el “puente flaco”.

Posteriormente ha sido ampliado en dos ocasiones, corrigiendo esta estrechez hasta convertirlo en un puente de anchura más practicable.

Magere Brug, que ver en Amsterdam
Magere Brug

El puente es basculante, por lo que cuando pasan barcazas grandes por debajo, se corta el paso sobre él y se levantan sus dos extremos.

Si eres aficionado a las películas de James Bond, podrás verlo en una de las escenas de “Diamantes para la eternidad”.

Compuertas del río Amstel

Muy cerca del anterior puente encontrarás el sistema de compuertas que regulan el caudal del río Amstel.

Compuertas del río Amstel, que ver en Amsterdam
Compuertas del río Amstel

Estas compuertas son muy importantes, pues sin ellas no se podría mantener el calado de los canales ni renovar periódicamente sus aguas, para evitar malos olores.

Casa Museo de Rembrandt

Como puedes imaginar, este museo está ubicado en la que fuera la casa del genial pintor Rembrandt van Rijn, el que sin duda fue uno de los mejores pintores flamencos. Vivió en ella entre los años 1639 y 1658.

Aquí podrás disfrutar de 260 de los 290 grabados que pintó el artista en vida. Si te interesa te aconsejo comprar aquí la entrada para la Casa-Museo de Rembrandt.

Casa Museo de Rembrandt, que ver en Amsterdam
Casa Museo de Rembrandt

😉 UN CONSEJO

Frente a la casa de Rembrandt y al pie del canal, hay una casita de color gris pizarra y con ventanas blancas llamada Sluyswatch, en la que imagino que viviría la persona que accionaba las compuertas del canal. Hoy está destinada a bar, y tiene una terraza en la que es un gustazo sentarse a disfrutar de una cerveza o lo que se tercie.

Café de Sluyswacht, que ver en Amsterdam
Café de Sluyswacht

Iglesia Zuiderkerk

A estas alturas del post ya te habrás dado cuenta de que en Amsterdam hay una iglesia por cada punto cardinal, por lo que adivinarás que la Iglesia Zuiderkerk es la Iglesia del Sur.

La iglesia es originaria del siglo XVII y está construida en estilo renacentista.

Canal de Amsterdam con la iglesia Zuiderkerk al fondo
Canal de Amsterdam con la iglesia Zuiderkerk al fondo

Cada media hora se puede subir hasta lo alto de su torre, desde donde hay unas magníficas vistas de la ciudad.

Plaza Nieuwmarkt

Como sospecharás por su nombre, Nieuwmarkt es la plaza del mercado nuevo. Haciendo honor a su nombre, aquí se celebra un mercado tradicional cada mañana y un mercadillo los domingos.

Waag, que ver en Amsterdam
Waag

En el centro de la plaza se encuentra el Waag (Casa del Peso), un edificio con forma de castillo. Es otra de las pocas puertas de la antigua ciudad amurallada que todavía se conservan, y que hoy hace las funciones de cafetería y restaurante.

El Barrio Chino

Muy cerca de la plaza Nieuwmarkt está el pequeño Barrio Chino, una curiosidad que pasa desapercibida para muchas de las personas que visitan la ciudad.

En él encontrarás el Templo He Hua, el mayor templo budista europeo de estilo tradicional chino.

El Barrio Rojo

Al contrario que el anterior, el Barrio Rojo de Amsterdam, también conocido como De Wallen, es mundialmente famoso y uno de los lugares que tienes que ver en Amsterdam.

Para la mayoría de la gente resulta muy “diferente” eso de ver escaparates iluminados con luces rojas de neón, en los que se exhiben las prostitutas como parte de una actividad comercial legal y regulada desde hace más de un siglo.

Lo que tienes que tener muy en cuenta es que está prohibido hacerles fotos y que, de hacerlo, te meterías en problemas.

Aunque normalmente se suele visitar de noche por las luces, si pasas por allí de día podrás apreciar que la mayoría de las casas del barrio son edificios históricos de gran belleza.

Si quieres descubrir todo el morbo y los misterios del Barrio Rojo de Amsterdam, apúntate a esta visita guiada.

Iglesia Oudekerk

En uno de los extremos del Barrio Rojo está la Iglesia Oudekerk (Iglesia Antigua), construida en ladrillo rojo y con grandes vidrieras.

Fue construida en el año 1300 y es la más antigua de la ciudad.

Torre Montelbaanstoren

Muy cerca del puerto está la Torre Montelbaanstoren o Torre del Reloj, construida en el siglo XVI para defender el puerto de la ciudad.

Torre Montelbaanstoren, que ver en Amsterdam
Torre Montelbaanstoren

Si tienes ganas de hacer pierna y disfrutar de unas buenas vistas, puedes animarte a subir hasta lo alto de sus 48 metros de altura.

Barco VOC

Aunque no subas a su interior, podrás ver amarrado en el puerto la reproducción de un barco de la antigua Compañía Holandesa de las Indias Orientales, y que en muchos lugares la escribían abreviadamente como VOC (Verenidge Oost-Indische Compagnie).

Barco VOC, que ver en Amsterdam
Barco VOC

No es una reproducción de la calidad de la del Prins Willem, que ardió en julio de 2009, pero te vale para hacerte una idea de cómo eran estos barcos con los que Holanda llevó a cabo el comercio de las especias durante dos siglos.

Museo NEMO

También en el puerto está el Museo NEMO, con forma de barco y destinado a la divulgación de la ciencia. Si vas con niños, disfrutarán en este museo. Puedes comprar tu entrada anticipadamente desde este enlace.

Museo NEMO, que ver en Amsterdam
Museo NEMO

Mirador A´DAM Lookout

A’DAM Lookout es una torre panorámica de observación situada frente a la Estación Amsterdam Centraal, pero al otro lado de la bahía.

Puedes llegar hasta ella tomando el transbordador gratuito que sale de la Estación Central y bajarte en Buiksloterweg. Este transbordador puede ser una buena opción si te apetece dar un paseo en barco, por una zona menos conocida de Amsterdam, sin gastarte un euro.

La torre tiene un restaurante giratorio y, si te atreves, puedes montarte en el columpio que se encuentra en su parte superior y que es el más alto de Europa ¡Emoción a tope!

Plaza Leidseplein

Si tienes ganas de tomarte una copa y disfrutar de la animación de la vida nocturna, la plaza Leidseplein es el lugar más adecuado. Aquí encontrarás gran cantidad de bares y restaurantes con un horario más del estilo español.

Plaza Leidseplein, que ver en Amsterdam
Plaza Leidseplein

Plaza Museumplein

La plaza Museumplein es el lugar que no te puedes perder si vas a visitar alguno de los museos más emblemáticos de Amsterdam.

Es una plaza enorme dispuesta frente al emblemático Rijksmuseum, con dos espacios diferenciados, uno que cuenta con un gran estanque central y, otro con una enorme pradera que se llena de gente sentada en la hierba cuando hace buen tiempo.

En uno de los laterales de esta pradera se encuentran museos tan importantes como el MOCO, el museo Van Gogh o el museo Stedelijk.

Museo Rijksmuseum

El Rijksmuseum es el museo más grande y famoso de Ámsterdam, pues en él puedes contemplar la mejor colección de pinturas del Siglo de Oro holandés.

Aunque no es demasiado grande, tiene expuestos más de 8000 cuadros de pintores de la talla de Rembrandt, Vermeer, Frans Hals o Jan Steen.

Rijksmuseum, que ver en Amsterdam
Rijksmuseum

Sin duda, su obra estrella es “La guardia nocturna”, de Rembrandt, un cuadro que por sí solo justifica la visita a este museo y que, tuvimos la suerte de poder ver en todo su esplendor, ya que acababa de volver a ser expuesto, tras años de restauración.

Nuestra recomendación es que hagas lo posible por visitarlo, y para que no pierdas tiempo te facilitamos este enlace en el que puedes adquirir las entradas.

Museo Van Gogh

Este museo está dedicado casi en exclusiva a la obra de Vincent Van Gogh, de la que expone más de 200 cuadros, como “Los girasoles” o “La alcoba”.

También podrás ver algunos cuadros de pintores famosos como Picasso, Monet o Gauguin.

Museo Van Gogh, que ver en Amsterdam
Museo Van Gogh

Para olvidarte de la pesadez de las colas, compra aquí tu entrada al Museo Van Gogh.

Museo MOCO

Si quieres ver arte callejero y pop de vanguardia, este es tu museo, pues aquí se exponen obras de artistas contemporáneos de la talla de Banksy, Andy Warhol o Keith Haring.

Moco Museum, que ver en Amsterdam
Moco Museum

Por cierto, lo de MOCO sonará raro según el idioma, pero quiere decir MOdern & COntemporary.

Museo Stedelijk

El Museo Stedelijk expone diferentes obras de arte y diseño contemporáneo y moderno. Kandinsky, Mondrian o Matisse, son algunos de los autores que aquí encontrarás. Compra aquí tu entrada si vas a visitarlo.

Parque Vondelpark

No muy lejos de la plaza Museumplein se encuentra el parque Vondelpark, que con sus más de 45 hectáreas es el más grande de Amsterdam.

Su nombre se debe al poeta y dramaturgo Joost van del Vondel y su valor histórico para la ciudad es tan grande, que en 1996 fue declarado Monumento Nacional de los Países Bajos.

Vondelpark, que ver en Amsterdam
Vondelpark

El parque cuenta con multitud de senderos, lagos y zonas de juego, por lo que es el lugar ideal para relajarse, pasear o montar en bici sin el estrés del tráfico de las calles. Y si es verano, no será difícil que puedas disfrutar de alguno de los espectáculos callejeros de danza, música o teatro.

Mercado Albert Cuyp

Si en tu visita para conocer todo lo que hay que ver en Amsterdam te alojas en un apartamento, el mercado Albert Cuyp, ubicado en el Barrio de Pijp, será un buen lugar donde aprovisionarte de todo tipo de alimentos frescos.

De hecho, se trata de uno de los mercados al aire libre más grandes que podrás encontrar en los Países Bajos, celebrándose todos los días, salvo domingos y festivos.

 😋 PARA GOLOSOS

Si sólo visitas el mercado Albert Cuyp para curiosear y te gusta el dulce, es un buen lugar donde degustar los famosos barquillos stroopwafel rellenos de caramelo.

Heineken Experience

Y para finalizar este recorrido por todo lo que hay que ver en Amsterdam, qué mejor que hacerlo de una manera refrescante, recorriendo las antiguas instalaciones de la cervecería Amstel, que datan del año 1867.

Además de conocer la historia de esta emblemática empresa Cervecera, la visita te permitirá aprender cómo se fabrica su cerveza y degustar algunas de sus variedades más reconocidas.

Aquí puedes adquirir las entradas para el Heineken Experience y así evitar colas en tu visita para descubrir qué ver en Amsterdam.


Los costes de este blog se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.