Situada a 84 km al sur de Zaragoza (Aragón), Daroca muestra al viajero un conjunto fortificado rodeado de murallas construidas entre los siglos XIII y XVI y que permanecen conservadas prácticamente en su totalidad. Este recinto amurallado es el más extenso de Aragón (más de 4 km de largo), tuvo 3 castillos, más de 100 torreones y varias puertas, lo que revela su carácter estratégico.
Musulmanes, judíos y cristianos han convivido en la ciudad, y de ello es testigo el patrimonio que te vas a encontrar. De esa convivencia surgió un original estilo artístico, el mudéjar, que es un tipo de arquitectura cristiana pero heredera del arte hispano-musulmán, de la que destaca su espectacular decoración geométrica a base de ladrillos, y que aquí en Daroca fue el estilo que se utilizó para la construcción de sus iglesias.

Estas obras, así como las del resto del mudéjar de Aragón, han recibido la declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Ruta para conocer Daroca

Se encuentra en el Camino Real que enlazaba Castilla con Cataluña, por lo que con frecuencia pasaban y hacían escala en esta ciudad reyes y visitantes ilustres. Por ello la puerta que los recibía era la llamada Puerta Baja, que originalmente era del siglo XIII, pero fue remodelada en el siglo XVI, cuando se le añadieron dos torreones cuadrangulares rematados con almenas, que muestran con su porte la importancia de la ciudad. El arco que las une sirve además para dar salida a las aguas de las tormentas, que se ciernen periódicamente sobre la ciudad.

Puerta Baja de Daroca

Puerta Baja

Rematando el conjunto encontrarás la Fuente de los 20 caños, levantada en el siglo XVII con la intención de mostrar al viajero la riqueza de la que disfrutaba la ciudad.

Fuente de los veinte caños de Daroca

Fuente de los veinte caños

Pasear por las calles de Daroca te llevará a las épocas más esplendorosas de su pasado, sobre todo a la Edad Media cuando el fuero otorgado por Ramón Berenguer IV en 1142, permitió que se convirtiera en un oasis foral de libertades, que atrajo a gran cantidad de personas de Aragón, Cataluña, Francia, Castilla y Navarra.
Vamos a realizar un recorrido por sus calles y podemos empezar entrando a la ciudad por la Puerta Baja. De esta forma te encontrarás en la calle Mayor, la calle principal de la ciudad, a la izquierda nada más traspasar el arco de la Puerta Baja, encontramos una Casa Palaciega, que actualmente es la sede de una Sala de Exposiciones. Si continuas andando por esta calle encontrarás el Palacio de los Terrer de Valenzuela.

Casa Palaciega de Daroca

Casa Palaciega

En vez de continuar por esta calle, vas a volver a salir por la Puerta Baja, y caminando hacia la izquierda en paralelo a la muralla encontrarás el Portal de Valencia.

Portal de Valencia de Daroca

Portal de Valencia

Esta era la entrada habitual desde Levante y da acceso al Barrio de la Morería. En este barrio quedaron concentrados los musulmanes tras la conquista de Daroca por tropas cristianas en 1120. En lo que hoy es la Plaza del Rey se encontraba una antigua mezquita. El barrio de la Morería aún conserva parte de su trazado islámico de calles estrechas y sinuosas.

Barrio de la Morería de Daroca

Barrio de la Morería

Recorre las callejas del barrio y vuelve a salir a la calle Mayor y de allí a la Plaza de Santo Domingo donde encontrarás la iglesia del mismo nombre. La iglesia de Santo Domingo comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XII, pero las obras del templo románico iniciadas en piedra se paralizaron por un tiempo, reanudándose en el siglo XIII con la utilización de ladrillo y formas propias del estilo mudéjar.

Iglesia de Santo Domingo de Daroca

Iglesia de Santo Domingo

Esto lo puedes observar en su torre, que es la torre mudéjar más antigua conservada en Aragón. Es una torre de planta cuadrada, con una escalera de caracol en su interior. Puedes ver la piedra sillar de la base y el ladrillo para su terminación, a excepción de las esquinas.

Torre mudéjar de la iglesia de Santo Domingo de Daroca

Torre mudéjar de la iglesia de Santo Domingo

El interior es de estilo barroco, debido a las reformas realizadas en el siglo XVIII, tras un incendio que asoló el templo.

Junto a esta iglesia encontrarás el antiguo Hospital de Santo Domingo, una construcción realizada entre los siglos XV y XVI para cobijar peregrinos y transeúntes que acudían a la ciudad.

Antiguo Hospital de Santo Domingo de Daroca

Antiguo Hospital de Santo Domingo

Este edificio estuvo unido a la iglesia de Santo Domingo mediante un paso elevado que comunicaba con el ábside de la iglesia. Puedes observar dos ventanas ajimezadas, es decir, con una columna central con capitel tallado con motivos florales. Actualmente es la sede del Museo de la Historia y las Artes de Daroca.

Continúa el camino hasta la Plaza de San Miguel hasta encontrar la iglesia de San Miguel. Como en la de Santo Domingo su construcción comenzó en el siglo XII y se prolongó hasta el XV. Su ábside semicircular es románico, fíjate en el alero que es sostenido por modillones de rollos, que es un elemento procedente de la tradición islámica.

Ábside de la iglesia de San Miguel de Daroca

Ábside de la iglesia de San Miguel

En 1919 fueron derribadas la linterna de la torre, del siglo XV, y una antigua torre mudéjar de ladrillo. El acceso a la iglesia se realiza por un lateral, donde se encuentra una portada románica de cinco arcos con un tímpano en el que ha desaparecido el relieve de un Cristo rodeado por un tetramorfos (los símbolos de los cuatro evangelistas).

Portada románica de la iglesia de San Miguel de Daroca

Portada románica de la iglesia de San Miguel

Esta plaza se encuentra en una de las zonas elevadas de Daroca, lo que te permite disfrutar de una buena panorámica de la ciudad y de las torres que circundan la muralla. Desde aquí llegarás al Portal del Arrabal, otra de las puertas de entrada a la ciudad.

Portal del Arrabal

Portal del Arrabal

Sal por esta puerta y continuando con la muralla a tu izquierda llegarás otra vez a la Puerta Baja, vuelve a entrar por ella y continúa por la calle Mayor hasta llegar a la Plaza de España. Aquí se encuentra la iglesia colegial de Santa María de los Sagrados Corporales, se trata del templo más importante y suntuoso de la ciudad.

Ábside de la iglesia colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

Ábside de la iglesia colegial de Santa María de los Sagrados Corporales

Portada renacentista de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

Portada renacentista de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

Puerta del Perdón de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

Puerta del Perdón de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

En su interior destaca el baldaquino del altar mayor, dedicado a la Asunción. El baldaquino barroco del siglo XVII te recordará al de Bernini en San Pedro de Roma.

Baldaquino barroco dedicado a la Asunción de Nuestra Señora

Baldaquino barroco dedicado a la Asunción de Nuestra Señora

Esta iglesia despierta interés por ser la guardiana de la reliquia de los Sagrados Corporales, protagonistas de un milagro que durante siglos hizo que Daroca se convirtiera en un lugar de peregrinación para los cristianos. Cuando vayas a Daroca conocerás la historia de este milagro.

Interior de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

Interior de la iglesia de Santa María de los Sagrados Corporales

Retablo de la Capilla de los Sagrados Corporales

Retablo de la Capilla de los Sagrados Corporales

Continúa hacia la plaza de San Juan hasta encontrar la iglesia de este santo. Este templo se cree que se levantó en el lugar donde se encontraba un antigua mezquita (por los restos de cimentación encontrados), tiene una sóla nave con ábside semicircular y dos capillas laterales. Aquí también su construcción comenzó con piedra sillar y estilo románico, pero se interrumpió hacia la mitad del ábside, dando paso al ladrillo característico del mudéjar aragonés. El mudéjar está ejecutado en su mayor parte por mano de obra islámica en obras encargadas por y para los cristianos. Esto se ve en los detalles decorativos de la iglesia: los arcos polilobulados de las ventanas del ábside, el friso de arquillos ciegos apoyados sobre ménsulas y modillones de rollos que remata el ábside…

Ábside de la iglesia de San Juan

Ábside de la iglesia de San Juan

Vas a ir acercándote hacia la Puerta Alta, en tu recorrido encontrarás lo que queda de algunas casas señoriales o dignas de mención. En la calle Grajera lo único que queda reseñable de la llamada Casa del Diablo, un antiguo palacio del siglo XV, es su ventana gótico-mudéjar. Su nombre lo recibió de un anticlerical al que apodaban el Diablo Royo.

Casa del Diablo

Casa del Diablo

Ya en la calle Mayor encontrarás lo que queda de la Casa de los Luna, un palacio del siglo XIV que tiene en su interior unos bonitos ventanales gótico-mudéjares. En el exterior, aunque muy estropeado, puede verse un bonito alero con las armas de los Luna.

Casa de los Luna

Casa de los Luna

Un poco más adelante encontrarás la Casa de la Comunidad de Aldeas de Daroca. Esta Comunidad se constituye en el año 1248 y agrupaba a todas las aldeas que se encontraban bajo jurisdicción del Fuero de Daroca, que eran más de 120 pueblos, desapareciendo en 1837, y quedando estos pueblos repartidos en varios partidos judiciales y dos provincias. Tanto la ciudad como la comunidad mantuvieron siempre independencia administrativa y económica, no siendo sometidos nunca a señorío alguno. Por ello asumieron las armas de la Corona de Aragón como propias, lo cual se puede ver en la fachada de la casa.

Casa de la Comunidad de Aldeas de Daroca

Casa de la Comunidad de Aldeas de Daroca

A continuación verás la Iglesia y el Colegio de los Escolapios, se trata de una construcción barroca de 1731 situada junto a la Puerta Alta. El colegio ocupa gran parte de la fachada, es un sobrio edificio de estilo clasicista, realizado en ladrillo.

Colegio de los Escolapios y Puerta Alta al fondo

Colegio de los Escolapios y Puerta Alta al fondo

La iglesia está dedicada a Santo Tomás de Aquino y su acceso se realiza por el lateral de la fachada, a la izquierda del Colegio.

Portada de la iglesia de los Escolapios

Portada de la iglesia de los Escolapios

Llegarás a la Puerta Alta de Daroca, otra de las puertas importantes de acceso a la ciudad.

Puerta Alta en el exterior de la ciudad

Puerta Alta en el exterior de la ciudad

Sal por esta puerta y continúa avanzando a tu izquierda en paralelo a la muralla, llegarás al Torreón de la Sisa. Esta puerta daba acceso al Barrio de la Judería, y que desde la expulsión de los judíos de España en 1492 se conoce como Barrio Nuevo. La aljama o Barrio de la Judería se concentraba entre el castillo y la iglesia de San Pedro, y alcanzó un gran desarrollo a finales del siglo XIII, siendo considerada la tercera de Aragón económicamente hablando.

Si tienes tiempo puedes realizar la ruta de las murallas, esta ruta recorre el tramo más interesante de las mismas: desde la Puerta Alta, pasando por el Cerro de San Cristóbal hasta la Puerta Baja. Durante este recorrido podrás visitar el Castillo Mayor, desde donde tendrás una bonita vista de todo Daroca. La ruta está interpretada con mesas y paneles que te cuentan los tesoros que esconden estos antiguos muros, y está totalmente señalizada.

Ruta de las murallas

Ruta de las murallas

 

Dónde dormir en Daroca

Hemos estado varias veces visitando Daroca, en una de nuestras visitas nos alojamos en la Posada del Almudí, que se encuentra en pleno centro de Daroca, muy cerca de la oficina de turismo.

Son dos edificios independientes, que se encuentran uno frente a otro. El edificio antiguo es un palacio del siglo XV con mucho encanto y el otro es un edificio moderno. Si te vas a alojar en él intenta que te pongan en el edificio antiguo.

Lo que más nos gustó del hotel fue la amabilidad del personal, la limpieza y el abundante y rico desayuno.

Otra de las veces nos alojamos en el Hotel Cienbalcones, que también se encuentra en pleno centro de Daroca. Lo que más llama la atención de este hotel es su gran patio, que sirve de comedor, y en el que es muy agradable cenar en verano. La decoración de las habitaciones es moderna y está todo muy limpio.

Recomendaría cualquiera de las dos opciones.

 

Pin It on Pinterest

Share This