Saltar al contenido
A un Clic de la Aventura

Qué hacer y qué ver en SIGÜENZA y sus alrededores – La ciudad del Doncel

Qué hacer y qué ver en Sigüenza

Si eres de esas personas, que siempre están a la búsqueda de un lugar con encanto, para realizar una escapada, descubre todas las cosas que hacer y que ver en Sigüenza y sus alrededores. La ciudad monumental de la Provincia de Guadalajara tiene méritos propios para ser uno de los destinos turísticos más interesantes y visitados de España.

Dónde está Sigüenza

Sigüenza está situado al norte de la Provincia de Guadalajara, en la Comarca de la Serranía -no en la de La Alcarria, como mucha gente piensa equivocadamente-, a apenas 10 km de distancia del límite con la zona sur de la Provincia de Soria.

Para que te sitúes, te diré que se encuentra en el eje que une Madrid y Zaragoza, casi equidistante de ambas capitales.

Sigüenza ha sido siempre un punto neurálgico de paso en las comunicaciones de la Península. Según el famoso Itinerario Antonino, era lugar de paso de la Calzada Romana Via XXV que comunicaba Mérida (Augusta Emerita) con Zaragoza (Caesaraugusta); forma parte de la Ruta del Cid, que va desde Burgos hasta Alicante; así como del Camino de la Lana, que une Burgos con Valencia.

Arcos de la Plaza Mayor de Sigüenza
Arcos de la Plaza Mayor de Sigüenza

Por la parte más moderna de su casco urbano pasa el Río Henares, que nace en su mismo término municipal.

Un recorrido breve por la intensa historia de Sigüenza

Aunque hoy sea un pueblo de la Provincia de Guadalajara, durante siglos Sigüenza ha sido una de las poblaciones más importantes de España. Tanto es así que pertenece al selecto grupo de localidades que, sin ser capital de provincia, ostenta el título de ciudad. La más pequeña de estas ciudades es Frías, que puedes encontrar en la provincia de Burgos.

La Sigüenza antigua

En tiempos prerromanos, la celtíbera Segontia, erigida en el Cerro de Villavieja, era ya uno de los principales asentamientos del pueblo arévaco.

Por aquí pasaron durante la Segunda Guerra Púnica los generales cartagineses Aníbal y Asdrúbal.

Su sometimiento a Roma no llegó hasta el siglo II a. C., cuando en la tercera Guerra Celtibérica cayó Numancia y con ella el resto de las poblaciones arévacas de su ámbito territorial.

Tras la caída del Imperio Romano siguió siendo una población destacada de la España Visigótica, convirtiéndose en sede episcopal.

Fachada de la Catedral de Sigüenza
Catedral de Sigüenza

Los musulmanes convirtieron a Sigüenza en una plaza fuerte, construyendo una alcazaba que coronaba la parte alta de la población.

La reconquista definitiva de Sigüenza corrió a su cargo de su primer obispo, Bernardo, un francés originario de la ciudad de Agén. Es por este motivo que los escudos de armas de ambas ciudades son prácticamente iguales.

La Sigüenza moderna

El año 1489 fue muy importante para Sigüenza, ya que el Cardenal Pedro González de Mendoza autorizó la fundación de la Universidad de Sigüenza o de San Antonio de Porta Coeli. La institución pervivió durante más de tres siglos, hasta que desapareció en 1824 cuando pasó a ser un colegio dependiente de la Universidad de Alcalá.

La importancia de Sigüenza ha ido mermando poco a poco en tiempos modernos, resultando muy afectada por la Guerra de la Independencia y por la Guerra Civil.

A pesar de todo, todavía conserva buena parte del rico patrimonio de su pasado, lo que durante tu visita, te permitirá recorrer varias «Sigüenzas» en una, pasando casi sin darte cuenta de la Sigüenza renacentista a la barroca, o de la neoclásica a la medieval.

Debido a toda esa rica historia hay tanto que hacer y que ver en Sigüenza que necesitarás, al menos un fin de semana, para abarcarlo todo.

Mapa de Sigüenza

Mapa de Sigüenza

Que hacer y que ver en Sigüenza

La importancia monumental de Sigüenza es indiscutible y quedó oficialmente reconocida en 1965, cuando fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, figura que en la actualidad ha sido sustituida por la de Bien de Interés Cultural.

Para que no te pierdas nada, te hemos preparado una ruta peatonal que te llevará por los lugares imprescindibles de esta bonita ciudad.

La ruta parte del aparcamiento situado fuera de las murallas de la ciudad, a orillas del Arroyo del Vado. Muy cerca de él se encuentra el Mirador de la Ronda, desde el que hay unas buenas vistas de los exteriores de la ciudad.

Para empezar el recorrido tienes que atravesar la Puerta del Toril, una antigua puerta del recinto amurallado que tuvo usos taurinos y, por la que se accede directamente a la Plaza Mayor de Sigüenza.

La Plaza Mayor de Sigüenza

No es ninguna exageración decir que los magníficos edificios que la rodean, sus arquerías y el pavimento empedrado, hacen de la Plaza Mayor de Sigüenza una de las más bonitas y típicas de Castilla.

Plaza Mayor de Sigüenza
Plaza Mayor

Fue mandada construir por el guadalajareño y todopoderoso Pedro González de Mendoza, Gran Cardenal de España y consejero de los Reyes Católicos, a fin de que sirviese de espacio donde ubicar el mercado.

La plaza es de estilo renacentista y está presidida por el imponente edificio de la Catedral de Sigüenza. Frente a ella se alza el Ayuntamiento con su fachada doblemente porticada y junto al cual nace la Calle Mayor, que en decidida pendiente sube hacia el Castillo.

El Museo Diocesano de Arte Antiguo

Si continúas caminando pegado a la fachada sur de la Catedral hasta el final de su recinto, llegarás a la Plaza del Obispo Bernardo.

Aquí se encuentra el Museo Diocesano de Arte Antiguo, también conocido como la Antigua Casa de los Barrena.

Es un palacete de estilo neoclásico, cuya visita te resultará interesante si eres amante del arte religioso.

Justo frente a su entrada se encuentra la Calle Serrano Sanz, que desciende hacia la parte baja y más moderna de la ciudad.

La Oficina de Turismo de Sigüenza

Al poco de bajar por esta calle encontrarás a tu izquierda la Oficina de Turismo, lugar de paso obligado si quieres información detallada y actualizada de los horarios de visita de los diferentes monumentos.

La Catedral de Sigüenza

Y a tu derecha, un poco más arriba de la Oficina de Turismo, está la entrada a la maravillosa Catedral de Santa María, sin lugar a dudas, el edifico más destacado de la ciudad.

Fachada principal de la Catedral de Sigüenza
Fachada principal de la Catedral de Sigüenza

Su construcción comenzó en el año 1124, justo después de la reconquista de la ciudad por el Obispo Bernardo de Agén, alargándose durante tres siglos.

Construida sobre una catedral anterior de estilo románico y de la que todavía se conserva buena parte de la portada, es en esencia una catedral de estilo gótico.

Sólo con ver sus imponentes torres almenadas de la época medieval, salta a la vista que la catedral tenía una segunda función defensiva si llegado el caso tenía que servir también de fortaleza.

Torre de la Catedral de Sigüenza
Torre de la Catedral de Sigüenza

Llama mucho la atención encontrar una catedral tan imponente en un pueblo. De su interior destacan el Altar Mayor, el retablo plateresco de Santa Librada, el Claustro, el Coro y sobre todo el Trascoro, realmente digno de contemplarse.

Desde luego, la Catedral es una de las cosas que tienes que ver en Sigüenza y la mejor forma de hacerlo es a través de una visita guiada.

Horario de  la Catedral de Sigüenza

La Catedral abre todos los días de 10:30 h a 19:30 h.

Mientras que el horario del Museo Catedralicio es de 11:00 h a 14:00 h y de 16:00 h a 19:00 h, abriendo también todos los días.

Detalle de la bóveda de la Catedral de Sigüenza
Detalle de la bóveda de la Catedral de Sigüenza

El Doncel de Sigüenza

Si por algo es famoso este templo, es por la Capilla del Doncel, en la que se encuentra el Sepulcro del Doncel de Sigüenza, una obra maestra de la escultura funeraria gótica y de una composición absolutamente original.

Se trata del sepulcro de Martín Vázquez de Arce, en el que aparece su figura recostada de medio lado, leyendo un libro que tiene entre las manos. Dedícale un tiempo de observación, pues la exquisitez con que está labrada esta escultura de alabastro, lo merece.

Para poder ver la Capilla del Doncel es necesario que realices la visita guiada por la Catedral, es una de las cosas más recomendables que hacer en Sigüenza.

Sepulcro del Doncel de Sigüenza
Sepulcro del Doncel de Sigüenza

La Iglesia de Santiago

Volviendo a la Plaza del Obispo Bernardo, hay que subir ahora por la Calle Villegas hasta la Calle Travesaña Baja. Aquí tienes que girar a la izquierda y seguir por ella hasta la Calle Mayor.

Justo al llegar al cruce de calles verás frente a ti una calleja estrecha en cuyo fondo se encuentra la Puerta del Sol, una antigua puerta de la muralla, orientada al oeste y, que da acceso al Camino de Ronda que bordea la ciudad medieval.

Tienes que continuar ascendiendo por la Calle Mayor hasta llegar a la Iglesia de Santiago, edificio inconfundible que queda a tu izquierda.

Es una iglesia románica del siglo XII, de una sola nave con planta de cruz y un torreón defensivo en su parte posterior. Resultó gravemente dañada durante la Guerra Civil.

En tiempos formó parte del Monasterio de las Clarisas, hasta que éstas se trasladaron al Parque de la Alameda, situado en la zona baja de la ciudad.

Si sigues un poco más arriba, llegarás al cruce con la Calle Travesaña Alta, por la cual tienes que meterte para continuar la visita. Esta calle discurría paralela al lienzo norte de la primera muralla que tuvo la ciudad.

 

La Casa del Doncel o Palacio de los Marqueses de Bédmar

Lo primero que vas a encontrar a tu derecha es la Casa del Doncel o Palacio de los Marqueses de Bédmar, uno de los edificios más significativos de la ciudad.

Casa del Doncel, Sigüenza
Casa del Doncel

Fue construido en el siglo XIII en estilo gótico civil y está coronado con almenas que le dan aspecto de fortificación.

Es la sede del Archivo Histórico Municipal y en su interior hay estancias con magníficos artesonados de madera y salas decoradas en estilo mudéjar.

La iglesia de San Vicente

Un poco más adelante, a tu izquierda, está la Iglesia de San Vicente, también de estilo románico con elementos de transición al gótico.

Es una iglesia de una sola nave, construida en el siglo XII. De su interior destaca el retablo del siglo XVII y una talla protogótica de la Crucifixión.

Iglesia de San Vicente, Sigüenza
Iglesia de San Vicente

En buen estado de conservación, es uno de los imprescindibles de la visita a Sigüenza.

A sus puertas se celebraban en la Edad Media las reuniones de la asamblea de vecinos en concejo abierto.

La Plazuela de la Cárcel

Continuando por la Calle Travesaña Alta, llegarás a la Plazuela de la Cárcel, que en la Edad Media hacía las veces de Plaza Mayor.

Su amplio espacio porticado fue mandado construir por los Reyes Católicos.

Plazuela de la Cárcel de Sigüenza
Plazuela de la Cárcel

En ella se encontraban la antigua Cárcel y el viejo Ayuntamiento, que hoy sirve de conservatorio y sala de exposiciones.

También se encontraba aquí la antigua Posada del Sol, una de las antiguas cinco tabernas de propiedad municipal, que todavía continua con su vocación restauradora.

Posada del Sol, Sigüenza
Posada del Sol

El Castillo de Sigüenza

Sólo te queda continuar ascendiendo por la Calle San Juan hasta llegar a la parte más alta de la ciudad, donde se encuentra el Castillo de Sigüenza. Este castillo es una de las cosas más notables que ver en Sigüenza, así que no te lo puedes perder.

Castillo de Sigüenza
Castillo de Sigüenza

Se alza en lo más alto del cerro, dominando la vega del Río Henares. Vista su ubicación, es fácil comprender que desde la época prerromana haya sido siempre una plaza fuerte.

El actual castillo es del siglo XII y fue construido sobre la base de la alcazaba musulmana que aquí se erigía.

Recibe también el nombre de Castillo de los Obispos, ya que fue residencia obispal hasta el siglo XIX.

Entrada del Castillo de Sigüenza
Entrada del Castillo

Tras haber sido reconstruido de los daños sufridos en guerras pasadas, hoy es uno de los Paradores de Turismo más bonitos de España.

Conserva elementos originales reconstruidos, como es el caso de la capilla románica, las torres, las dos portadas renacentistas, el salón del trono o el patio de armas, siendo este último visitable aunque no te alojes en el parador.

Patio de armas del Castillo de Sigüenza
Patio de armas del Castillo de Sigüenza

 

La Judería de Sigüenza

Si bien la Plazuela de la Cárcel ya es parte de la Judería de Sigüenza, descendiendo por la Calle Vigiles te adentrarás en el corazón de la misma. Gira a la izquierda cuando llegues a la Calle Travesaña Alta, para pasar bajo la Puerta del Hierro.

Puerta del Hierro, Sigüenza
Puerta del Hierro

Esta puerta flanqueada por dos torreones, fue la entrada principal al recinto amurallado en la época medieval. Por ella entraban los comerciantes y se les cobraban los impuestos por la venta de mercancías en la ciudad.

Continua por la Calle Portal Mayor hasta una plazoleta en la que encontrarás, a tu izquierda la Calle de la Sinagoga, al frente el Portal Mayor y, a tu derecha, la Calle de los Herreros.

El Portal Mayor se creó al ampliarse el recinto amurallado en el siglo XIV, sirviendo de entrada principal al Barrio Judío. En su exterior se encontraba el Arrabal, que estuvo destinado a Morería.

Portal Mayor de Sigüenza
Portal Mayor

Antes de pasar bajo el Portal Mayor y abandonar la judería y, con ella, el recinto amurallado, baja un poco por la Calle de los Herreros hasta llegar al Arquillo de San Juan, otra de las puertas que se conservan de la muralla.

Si vuelves a la plazoleta de la que venías, y pasas bajo el Portal Mayor, abandonarás la judería y saldrás del recinto amurallado de la ciudad.

La Muralla de Sigüenza

En el camino de bajada por la Calle Valencia verás a tu derecha algunos de los lienzos mejor conservados de la antigua muralla.

El Palacio Episcopal de Sigüenza

En la Fuente de los Cuatro Caños, toma la Travesía de San Antonio hasta llegar a la Calle Villaviciosa.

A tu izquierda queda el Palacio Episcopal, que fue construido en la primera mitad del siglo XVII y sirvió de sede para la Universidad de Sigüenza o de San Antonio de Porta Coeli.

Palacio Episcopal de Sigüenza
Palacio Episcopal

Se trata de un edificio de estilo barroco, cuya entrada principal fue reformada en estilo neoclásico, dotándole de una doble escalinata de acceso.

La Ermita del Humilladero

Si continúas por la Calle Villaviciosa hasta la Calle Humilladero y bajas por ella, te encontrarás de frente con la Ermita del Humilladero.

Se trata de una sencilla ermita que se encuentra al pie del camino, que discurría por la base del cerro sobre el que se asienta la ciudad.

Es de estilo renacentista y en su interior conserva un bello artesonado. En la actualidad hace las funciones de sala de exposiciones.

El Parque de la Alameda

La Ermita del Humilladero está situada en el extremo oeste del Parque de la Alameda, una arboleda que en tiempos formaba parte de la vega del Río Henares y que es el lugar de reunión y paseo preferido por los seguntinos.

Pensadores y literatos ilustres, como José Ortega y Gasset, Miguel de Unamuno o Emilia Pardo Bazán, han disfrutado de la sombra de la arboleda en sus tertulias.

El Monasterio de las Clarisas

Prácticamente en el centro del Parque de la Alameda, encontrarás el Monasterio de las Clarisas. Hay dos cosas muy importantes que tienes que hacer aquí.

La primera, visitar la Iglesia de Santa María de los Huertos, un magnífico edificio de estilo gótico con decoración plateresca, que al parecer fue levantado sobre una antigua iglesia visigótica. Y la segunda, degustar los maravillosos dulces que elaboran las monjas clarisas.

El Monasterio de las RR. Ursulinas (antiguo Convento de San Francisco)

Situado en el extremo opuesto del Parque de la Alameda encontrarás el antiguo Convento de San Francisco, abandonado durante la desamortización de Mendizábal y hoy ocupado por las monjas ursulinas.

Monasterio de las Ursulinas, Sigüenza
Monasterio de las Ursulinas

Es un buen ejemplo de arquitectura religiosa renacentista, con fachada blasonada y ventanas enrejadas. Junto a él se encuentra la Ermita de la Veracruz.

Desde aquí te será fácil salir a la Calle San Roque, donde te encontrarás de frente con la Ermita de San Roque.

El Palacio de los Infantes

Si caminas hacia el centro del pueblo, encontrarás a tu izquierda el Callejón de los Infantes.

Al fondo del empinado Callejón de los Infantes se encuentra el Palacio de los Infantes, el último de los puntos destacados de la ruta turística por Sigüenza.

Palacio de los Infantes, Sigüenza
Palacio de los Infantes

Es un estupendo edificio con fachada barroca que, en sus inicios, estaba destinado a servir de escuela para formar cantores, músicos y organistas para todas las catedrales de España.

Cómo llegar a Sigüenza

Es muy fácil llegar a Sigüenza, pues está perfectamente comunicada con Madrid y Zaragoza por la autovía A-2, que pasa muy cerca de la localidad. La distancia de Madrid a Sigüenza es de apenas 130 km, mientras que de Zaragoza le separan casi 200 km.

El Tren Medieval a Sigüenza

Si accedes a Sigüenza desde Madrid o Guadalajara y buscas una manera original de viajar, el Tren Medieval a Sigüenza es tu opción.

Ahora que están tan de moda las visitas teatralizadas, podría decirse que este es un viaje teatralizado, para que a la vez que viajas en el espacio, viajes también en el tiempo.

Partiendo a las 10 de la mañana de la madrileña Estación de Chamartín y, con parada en Guadalajara, un grupo de personajes medievales te amenizarán la hora y media de viaje con animaciones, música y juegos malabares y, te ofrecerán la posibilidad de degustar dulces típicos seguntinos.

Ya en Sigüenza, estos personajes te acompañarán en una visita guiada por algunas de las zonas monumentales más significativas de la ciudad.

Después de esta visita guiada, dispondrás de tiempo libre para comer y realizar una visita por libre y, en torno a las siete y media de la tarde comienza el viaje de vuelta.

El precio por adulto es de 35 € y, para niños de 4 a 13 años, es de 16 €.

Dónde dormir en Sigüenza

El Parador de Sigüenza, situado en el Castillo de Sigüenza, es posiblemente la mejor opción para disfrutar de un merecido descanso después de tanto ajetreo de visita. Alojándote en el Parador de Sigüenza tendrás una experiencia medieval completa, ya que dormirás donde lo han hecho obispos, cardenales y reyes. El ambiente del interior del parador te traslada a esa época, ya que la decoración es de estilo castellano tradicional. Nosotros nos alojamos allí y fue toda una experiencia que recomendamos, sin lugar a dudas.

Parador de Sigüenza

Si lo que buscas es algo más económico, pero con buena calidad, el Hotel HC Sigüenza será tu elección más adecuada.

Y si necesitas disfrutar de un sitio realmente tranquilo, el Hotel Cardamomo, en la cercana localidad de Carabias, es la opción ideal.

Dónde comer en Sigüenza

Sigüenza es lugar de buen comer, por lo que encontrarás menús para todos los gustos y bolsillos. Una de las mejores cosas que puedes hacer en Sigüenza es probar su gastronomía tradicional, basada en la carne de la zona, sobre todo cerdo, cabrito y cordero. Es una cocina sencilla, casera y con raíces castellanas, en la que destacan la sopa castellana o las migas.

Aparte de los típicos restaurantes y bares con menú del día, puedes optar por restaurantes de mayor calidad y darte un merecido homenaje después de tanta subida y bajada por las calles de Sigüenza.

El Restaurante El Doncel es una de las mejores opciones, ya que cuenta con una Estrella Michelín y dos Soles Repsol.

Al lado de la Casa del Doncel puedes disfrutar de la comida del Restaurante Nöla, que ostenta el sello Bib Gourmand de la Guía Michelin.

Pero si quieres algo más sencillo no dudes en visitar el Restaurante Calle Mayor, que tiene un menú degustación muy recomendable. También destaca por sus asados, sobre todo el cabrito asado al ajillo.

La Jornadas Medievales de Sigüenza

En el mes de julio se celebran las famosas Jornadas Medievales, en las que se recrea la vida de Sigüenza durante el siglo XIV. Ya llevan 20 ediciones de esta fiesta que atrae a miles de visitantes, dispuestos a sumergirse en ese ambiente medieval.

Las jornadas duran tres días y, durante los mismos se recuerda el destierro de doña Blanca de Borbón, esposa del  rey Pedro I de Castilla. El cual la recluyó en el Castillo de Sigüenza, durante varios años.

Toda la ciudad se engalana durante esos días con estandartes, los habitantes se visten con atuendos medievales y se instala un mercado medieval. Hay actividades por toda la ciudad, tanto diurnas como nocturnas, desfiles de danzantes y juglares, tiro con arco, exhibiciones de cetrería…

Es una de las cosas más recomendables que hacer en Sigüenza si vas a visitarla en verano.

Qué ver en los alrededores de Sigüenza

Además de todas esas cosas que hacer y que ver en Sigüenza, te recomendamos visitar otros lugares cercanos, que también resultan muy interesantes.

Y como no te íbamos a recomendar algún lugar para hacer senderismo, ya que es una cosa que nos encanta. Así que, consulta esta lista que te proponemos en la que hay opciones para todos los gustos.

Palazuelos

Al norte de Sigüenza se encuentra Palazuelos, uno de los pueblos mejor conservados de la Provincia de Guadalajara.

Merece dar un paseo por sus calles y descubrir los restos de la muralla que rodeaban la localidad y de su imponente castillo, ambos del siglo XV.

Carabias

Hay que desplazarse hasta esta localidad para visitar la magnífica iglesia románica del Salvador. Data del siglo XIII y fue reformada en el siglo XVII sobreelevando la nave principal.

Iglesia románica del Salvador de Carabias
Iglesia románica del Salvador de Carabias

Guijosa

Lo más destacado que hay que ver en esta localidad es su castillo, construido en el siglo XV y declarado Bien de Interés Cultural en 1985 .

Castillo de Guijosa
Castillo de Guijosa

Saladares de la Cuenca del Río Salado

En la pequeña localidad de Imón, se encuentran las Salinas del Río Salado, consideradas el conjunto salinero más antiguo de España y, durante muchos años, el más importante por producción y extensión.

El Valle del Río Salado tiene la catalogación de Lugar de Interés Comunitario (LIC), dadas las especiales condiciones para la fauna y la flora que se dan en él.

Pelegrina

Al sur de Sigüenza se encuentra la pequeña localidad de Pelegrina, que cuenta con los restos de un imponente castillo roquero del siglo XII, desde el que se tiene una perspectiva única del Barranco del Río Dulce.

Pelegrina
Pelegrina

El Parque Natural del Barranco del Río Dulce

El Parque Natural del Barranco del Río Dulce es el espacio natural protegido más destacado que hay cerca de Sigüenza.

Se trata de un cañón fluvial horadado por el Río Dulce en las rocas calizas, creando un ecosistema privilegiado en el que anidan especies protegidas como el alimoche, el buitre leonado o las águilas real y perdicera, y por cuyas aguas nadan todavía la nutria y el desmán ibérico.

Está incluido dentro de la Red Natura 2000 y, cuenta además con las declaraciones de Zona de Especial Conservación (ZEC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Es famoso porque sirvió de lugar de rodaje de muchas de las mejores escenas de la serie documental El Hombre y la Tierra, dirigida por el naturalista Félix Rodríguez de la Fuente, nacido en la bonita localidad burgalesa de Poza de la Sal.

Qué ver en Poza de la Sal, la cuna de Félix Rodríguez de la Fuente

Por el fondo del cañón discurre una ruta senderista que merece la pena recorrer con tranquilidad disfrutando del entorno.

Si quieres visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural para obtener más información sobre el mismo, tendrás que desplazarte hasta la cercana localidad de Mandayona.

El Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente

Si quieres tener las mejores vistas del Barranco del Río Dulce desde las alturas, lo mejor es que te dirijas al Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente, frente a la profunda Hoz de Pelegrina que forma el río.

Barranco del río Dulce desde el Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente
Barranco del río Dulce desde el Mirador de Félix Rodríguez de la Fuente

Se encuentra a la altura del P.K. 6,5 de la carretera GU-118 y, es un sitio inconfundible porque tiene un monumento dedicado a Félix. De un recoveco del paredón rocoso de enfrente, cae la Cascada de Gollorío cuando ha habido fuertes lluvias o nevadas.

Un poco más alejados, a algo más de media hora en coche de Sigüenza, hay pueblos realmente bonitos para visitar como es el caso de Atienza, Brihuega o el soriano Medinaceli, que por sí solos dan para otro post.


*Los costes de esta web se sufragan parcialmente mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No hay ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y utilizamos nosotros mismos.