Saltar al contenido

Qué ver en Elorrio, la sorprendente villa de los escudos de Euskadi

Rincón de Elorrio

Hay lugares maravillosos en España que son prácticamente desconocidos fuera de su territorio y este es el caso de Elorrio, que probablemente sea uno de los pueblos más sorprendentes y bonitos de Euskadi, y a la vez más desconocido.

Con un patrimonio de palacios, mansiones y casas solariegas de piedra y sillería labrada con grandes escudos, además de cruceros, iglesias y ermitas que te sorprenderán, y un montón de historias y curiosidades de las que no tendrás ni idea.

Por ese gran patrimonio nobiliario se le ha denominado la Villa de los Escudos, y si te animas puedes dedicarte a descubrir los 69 escudos que se encuentran repartidos por toda la villa.

Fachada del Palacio Urkizu-Tola
Fachada del Palacio Urkizu-Tola

Elorrio se encuentra situado en el punto en el que se unen las tres provincias vascas, aunque pertenece a Vizcaya (Bizkaia) y forma parte de la Comarca del Duranguesado.

Lo más sorprendente de Elorrio es que no es un pueblo-museo, estos palacios están habitados o se les ha dado distintos usos y están en perfectas condiciones, además no encuentras hordas de turistas por todas partes, como pasa en otros pueblos con un patrimonio parecido pero completamente enfocados al turismo. Por ello, es muy agradable pasear por Elorrio y descubrir su fascinante patrimonio.

Cómo llegar a Elorrio

A nosotros nos separan de Elorrio 160 km desde Burgos y la forma más fácil de llegar es a través de la AP-1, tomar la salida 130 a la altura de Mondragón y continuar por la N-636 hasta llegar a Elorrio.

Desde Bilbao llegarás en poco más de media hora, por lo que puede ser una buena excursión si vas a Bilbao unos días. Si no sabes qué ver en Bilbao, aquí tienes el enlace del post en el que te contamos 15 cosas imprescindibles que ver en Bilbao.

Según vamos llegando a Elorrio el paisaje se va transformando hasta llegar a un verde valle, situado entre los montes Oiz e Intxorta y las cumbres calizas de Anboto y Udalaitz, que es donde se encuentra Elorrio.

En la zona en la que se encuentra situada Elorrio debía de haber gran cantidad de arbustos de espino, ya que en euskera elorria significa espino o frutos rojos del espino, y esto fue lo que dio origen al nombre de Elorrio. Precisamente una hoja de espino es lo que aparece en el escudo de la villa.

Un poco de historia de Elorrio

Elorrio fue fundada en el año 1356 por el Conde Don Tello, señor de Vizcaya, en una zona de frontera con Guipúzcoa y con una doble función defensiva y comercial, ya que las Guerras de Bandos hacían necesaria la defensa del valle.

Cuando se fundó la villa se construyó una muralla alrededor como defensa, al principio de madera que luego tuvieron que cambiar por una de piedra más resistente.

El año 1468 tuvo lugar la denominada Batalla de Elorrio, cuyo origen fue una disputa entre un criado de la familia Marzana y otro de los Ibarra, que se fue liando hasta convertirse en un cruento desafío entre las dos familias y sus seguidores. Está considerada como una de las batallas medievales más importantes, en la que más de 1.000 hombres de los dos bandos perdieron la vida.

Al principio, las casas de Elorrio se construyeron de madera, compartían la pared medianera con sus vecinas formando manzanas. Las casas no tenían chimenea por lo que encendían fuego cerca de las ventanas, así que los incendios estaban a la orden del día, y en ese caso el fuego pasaba de una casa a otra con gran rapidez. Por ello, en Elorrio crearon normas muy estrictas para apagar los incendios, como la de cerrar todas las puertas de la muralla para que a todos los habitantes no les quedase más remedio que ayudar en las tareas de extinción en caso de incendio.

El año 1480 tuvo lugar un gran incendio que destruyó todas las construcciones de madera, y desde entonces todas las casas se construyeron de piedra.

Palacio Otsa
Palacio Otsa

En la época de los Reyes Católicos finalizaron las Guerras de Bandos y Elorrio comenzó una época de prosperidad gracias a sus artesanos y comerciantes. La villa se convirtió en cuna de excelentes canteros y herreros, especializados en la fabricación de lanzas y armas. Tanta fue su fama que la mayoría del armamento ligero del ejército de Carlos V y Felipe II provenía de Elorrio.

Con el descubrimiento de América, muchos elorrianos decidieron cruzar el Atlántico para hacer fortuna. Los que lo lograron enviaban periódicamente dinero a la villa para la construcción de iglesias, monumentos o a la realización de obra pública. Y los que volvieron construyeron numerosos palacetes en los que colocar sus escudos familiares.

La importancia de estos escudos se debía al Fuero de Bizkaia de 1526, que atribuía la condición de hidalgos a las familias de este territorio y les concedía exenciones fiscales.

En el siglo XIX Elorrio se convirtió en lugar de vacaciones de familias adineradas tras la apertura de dos centros de aguas termales y medicinales, gracias a la buena calidad de las 5 fuentes de agua sulfurosa y varias de agua ferruginosa con las que contaba el municipio.

Qué ver en Elorrio

Elorrio es una villa señorial que tiene un casco histórico de los más completos y mejor conservados de Vizcaya. Está repleta de los palacios que construyeron los comerciantes, que se conservan en perfecto estado. Por ello fue declarado Conjunto Monumental Histórico Artístico en 1964, el primero de Vizcaya en recibir esa declaración.

El recorrido por Elorrio es de lo más agradable y fácil, un recorrido a pie que te llevará a ver los palacios y casas solariegas de piedra de los siglos XVII y XVIII.

Portal del Campo o del Mediodía
Portal del Campo o del Mediodía

Te recomiendo que vayas primero a la Oficina de Turismo de Elorrio, que se encuentra en la calle Berrio-Otxoa, 15; en el palacio en el que nació San Valentín de Berrio-Otxoa, el patrono de Bizkaia, del que te hablaré más tarde. En la Oficina de Turismo te darán un plano del recorrido monumental y te ofrecerán gratuitamente una audio-guía para seguir ese recorrido.

1.- Plaza Gernikako Arbola

Es la plaza principal de la villa, en ella se encuentra el Ayuntamiento de 1773; la Basílica de la Purísima Concepción; el Palacio Igartza de 1620, con su bonita galería de madera, que se encuentra adosado al Ayuntamiento; y un frontón abierto. A la salida de la iglesia, junto al pórtico, verás una interesante fuente dieciochesca, llamada “Iturrizoro“, que quiere decir “Fuente Loca“, ya que se decía que todo aquél que bebiese de la fuente se volvía loco.

Ayuntamiento de Elorrio
Ayuntamiento de Elorrio

Esta plaza es el escenario de la Fiesta de los Errebonbillos, una fiesta que se celebra cada primer domingo de octubre, en la que desde primeras horas de la mañana, de 12 a 15 jóvenes desfilan al son de una marcha interpretada con txistu y tamboril, disparando al unísono sus escopetas en los lugares marcados para las salvas.

Monumento Errebonbillo
Monumento Errebonbillo

Por la tarde, durante la procesión de la Virgen del Rosario esperan el paso de la imagen y para finalizar bailan un aurresku en la plaza mientras suenan los disparos. Es un alarde militar del estilo de otros que se realizan en el País Vasco, pero el único que pervive en Bizkaia, cuyo origen parece estar en las antiguas milicias con que cada municipio participaba en la defensa o en la guerra. En Elorrio se ha tratado de relacionar con la vuelta de algunas de esas milicias de la Batalla de Lepanto, aunque no parece que tenga nada que ver.

2.- El Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Elorrio se sitúa a un lado de la plaza y es un edificio barroco con un gran portalón. En su fachada de arenisca se pueden ver dos escudos: el de Castilla-León y el de Elorrio, y bajo ellos dos curiosas inscripciones sacadas de la Biblia: “En la casa del que jura no faltara desventura” y “De toda palabra ociosa darás cuenta rigurosa”.

3.- La Basílica de la Purísima Concepción

La Basílica de la Purísima Concepción fue declarada Bien de Interés Cultural. La iglesia fue construida a partir de 1459 en estilo gótico, fue continuada en estilo renacentista y su interior se completó en estilo barroco. Su torre es muy posterior (1672).

Es la iglesia más grande de Vizcaya. Se levantó junto a la casa torre de Urkizu, sobre terrenos cedidos por esta familia, por lo que tienen un espacio reservado a perpetuidad dentro de la iglesia.

Su construcción se realizó gracias a los fondos enviados por los emigrantes de Elorrio desde América o desde Andalucía.

Es una iglesia con varias curiosidades. Llama la atención la bóveda de nervaduras cruzadas en forma de cruz y la claves y capiteles con figuras policromadas.

Interior de la iglesia de la Purísima Concepción de Elorrio
Interior de la iglesia de la Purísima Concepción de Elorrio

El diseño del retablo mayor barroco (s. XVIII), fue obra de Churriguera, pero cuando se fue a montar no cabía en el hueco reservado para él, debido a que le habían dado mal las medidas, y lo tuvo que rehacer José de Alkorta. Es uno de los retablos con más dorados en toda la provincia, y como fue financiado con los legados procedentes de los indianos, la imagen de la Purísima Concepción que preside el retablo se parece mucho a la Virgen de Guadalupe.

Tiene otro pintoresco retablo, que no te esperas encontrar aquí, ya que tiene una pagoda y dos cabezas de elefante. Se trata del mausoleo dedicado a San Valentín de Berrio-Otxoa, patrono de Vizcaya, el más famoso de los hijos de la villa, que estuvo de misionero en Filipinas y Vietnam, donde fue asesinado por negarse a renunciar a la fe cristiana.

Altar dedicado a San Valentín de Berriotxoa
Altar dedicado a San Valentín de Berriotxoa

La última de las curiosidades corresponde a su exótica torre campanario, con azulejos de color y pináculos de connotaciones andaluzas. Y es que la torre del campanario es una copia de la Giralda de Sevilla, ya que los últimos fondos para su realización llegaron desde Sevilla con una nota que decía: “Para que sea construida como la Giralda”. Incluso tuvo un giraldillo de casi 5 metros del que solo se conserva un brazo, que está guardado en el Convento de Santa Ana.

4.- Los Palacios

Para descubrir las casas blasonadas y palacios deberás pasear por el centro de la villa. Puedes seguir el recorrido gracias a la ayuda del plano que te darán en la Oficina de Turismo. Cada edificio significativo tiene una placa con el nombre del personaje ilustre que lo habitó o el de la familia que lo mandó construir. Además, una serie de baldosas numeradas te ayudarán a seguir la ruta.

Te recomiendo comenzar el recorrido por la calle Berrio-Otxoa (la de la Oficina de Turismo), que es una de las que sale de la plaza Gernikako Arbola, y que tiene una gran concentración de ellos, como el Palacios de la poderosa familia Urkizu, el Palacio de Zearsolo-Casajara, el Palacio Arriola..

Calle Berrio-Otxoa, Elorrio
Calle Berrio-Otxoa, Elorrio

Otra de las zonas con gran cantidad de palacios y restos monumentales es la calle Don Tello, que parte también de la plaza Gernikako Arbola. Aquí encontrarás el Palacio Arabio, uno de los más antiguos de Elorrio, y te aconsejo ir a la parte posterior del edificio, que es donde encontrarás la zona más bonita: una fachada con dos loggias superpuestas, que antes daban a un jardín que ha desaparecido.

Palacio Arabio
Palacio Arabio

Siguiendo por la calle Don Tello encontrarás a la derecha unos arcos que, aunque lo parezcan, no formaban parte de la muralla de Elorrio: en este lugar se encontraba el antiguo frontón de Elorrio, antes de construirse el nuevo de la Plaza.

Arcos en el lugar en el que se encontraba el antiguo frontón
Arcos en el lugar en el que se encontraba el antiguo frontón

Fíjate también en los paneles explicativos que hay diseminados por la villa que muestran curiosidades históricas de Elorrio.

5.- Los cruceros o cruces de término de Elorrio

Elorrio con sus nueve cruceros es la población vasca con mayor concentración de cruces de término.

Casi todas fueron construidas en el siglo XVI, y la más antigua y sobresaliente es la de Kurutziaga por su bonita decoración hispanoflamenca con dragones, otros animales y motivos vegetales.

Crucero de Kurutziaga en Elorrio
Crucero de Kurutziaga en Elorrio

Estos cruceros tenían varias funciones, algunas de ellas reales y otras más bien leyendas: señalaban el final de un barrio o el límite de la jurisdicción de la villa. En caso de que en el pueblo hubiese alguna epidemia contagiosa, se dice que los infectados no podían acercarse al pueblo más allá de las cruces. También se creía que impedían que entraran las brujas al pueblo. Aquí se santiguaban los habitantes al emprender un viaje. Y, por último, los cortejos funerarios de los diferentes barrios bajaban hasta su crucero, donde les esperaba el cortejo de la villa para ir juntos hasta la Basílica.

6.- Portal del Campo o del Mediodía

La muralla original contaba con seis puertas o portales. El portal del Campo es una de las dos puertas que quedan de la antigua muralla y se encontraba situada al suroeste de la misma. Es una estructura almenada con una puerta con arco apuntado de estilo gótico, sobre el que podrás ver el escudo imperial de la reina Isabel, señora de Bizkaia, y de su esposo Fernando. Hoy en día se encuentra adosada al palacio Arespakotxaga-Mendibil, una acaudalada familia de comerciantes de hierro.

Palacio Arespakotxaga con el Portal del Campo adosado
Palacio Arespakotxaga con el Portal del Campo adosado

Frente al Portal del Campo podrás ver otro de los nueve cruceros, el crucero de Santa Ana, que es junto al de Kurutziaga una de los primeros que se erigieron en Elorrio. El crucero de Santa Ana se encuentra en el centro de la plaza del mismo nombre y en ella se pueden ver tres palacios de la familia Arespakotxaga, además del Monasterio de Santa Ana.

Crucero de Santa Ana en Elorrio
Crucero de Santa Ana en Elorrio

El Monasterio de Santa Ana es un convento de clausura de Madres Dominicas, no te pierdas sus famosos mostachones o alguna de las 15 variedades de tartas que venden. Aquí se encuentra también el Museo dedicado a San Valentín de Berrio-Otxoa.

7.- La Necrópolis de Argiñeta

No puedes irte de Elorrio sin visitar la Necrópolis de Argiñeta. Se encuentra en el barrio de Zenita y lo mejor es llegar hasta allí en coche, porque aunque el camino son unos 20 minutos, tienes que ir por la carretera porque no hay camino para los peatones, y además tiene una buena pendiente.

La necrópolis de Argiñeta es una de las joyas del patrimonio de Elorrio. Representa el mayor conjunto de estelas funerarias medievales de la comunidad.

Para llegar tendrás que ir por la calle que sale a la derecha del Ayuntamiento y que tras cruzar el río se bifurca en dos, aquí tienes que tomar la de la izquierda, que es la calle Buskantz. Desde este lugar tan solo tendrás que seguir los carteles para llegar a la necrópolis.

En un bosque que parece sacado de un libro de Asterix se encuentra la ermita de San Adrián y junto a ella se encuentra un conjunto funerario constituido por 21 piezas, entre las que destaca un sarcófago doble  y 5 estelas que se han situado formando un recinto cerrado, a modo de anillo protector.

Necrópolis de Argiñeta
Necrópolis de Argiñeta

Son piezas talladas en la Alta Edad Media para ser utilizadas en las necrópolis del entorno, que fueron reagrupadas en el siglo XIX por el párroco en este lugar.

Sepulcros de la Necrópolis de Argiñeta
Sepulcros de la Necrópolis de Argiñeta

Algunas de sus inscripciones funerarias son los testimonios escritos más antiguos de la presencia de núcleos cristianos en Vizcaya, fíjate en los signos astrales de las estelas. Es un lugar lleno de magia y misterio, ideal para pasar un rato de tranquilidad.

8.- Las ermitas

En la actualidad hay unas 20 ermitas en Elorrio, pero antiguamente había muchas más.

Una de las que no te deberías perder es la ermita de Berriozabaleta, que se encuentra en el barrio de Berriozabaleta, del que se dice que tiene uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Bizkaia, la fuente, el palacio y la ermita de Berriozabaleta. La fuente, tiene reminiscencias de la arquitectura inca, ya que fue mandada erigir por Manuel Plácido de Berriozabalbeitia, Oidor del Rey en Perú, para su esposa que era cuzqueña de familia criolla. Se dice que la construyó para consolar la añoranza que su mujer tenía de su tierra natal. Por eso se la llama también la Fuente del Amor. Además no te pierdas las bonitas vistas panorámicas de este entorno.

Dónde comer y dormir en Elorrio

En Elorrio, al igual que en el resto del País Vasco, es difícil comer mal. En Elorrio puedes degustar las pequeñas delicias en miniatura que son los pintxos en varios bares como el Bar Parra, el Lejarazu, el Xara o el Frontis.

Si quieres comer de menú o carta también tienes varias opciones. La mayoría de los restaurantes de Elorrio ofrecen una cocina casera de gran calidad con productos de la zona y suelen ser sitios pequeños, a los que acuden normalmente los locales. Estos son algunos de los restaurantes que puedes elegir: Narru Jatetxea, TangerIntxortaKotxero

Si te gusta la morcilla tienes que probar la buzkantza, que es la morcilla típica de Elorrio, una morcilla de gran tamaño que se acostumbra a comer frita en rodajas. Si vas a Elorrio en diciembre ten en cuenta que el 6 de diciembre se celebra el concurso de morcilla, y tendrás la oportunidad de degustar las cuatro mejores morcillas elegidas por el jurado. Además durante ese día no pierdas la oportunidad de conocer por dentro los txokos de Elorrio, que son las sociedades gastronómicas del País Vasco, a las que el resto del año no podrás acceder. ¡Es una oportunidad única!.

Si buscas alojamiento en Elorrio tienes un hotel de tres estrellas: el Hotel Elorrio, en el que puedes reservar en este enlace. Y varias casas rurales situadas en caseríos. Y si no encuentras alojamiento en Elorrio, hay otras opciones en el entorno cercano que puedes consultar aquí.

Si puedes visitar Elorrio durante el verano, aprovecha para hacerlo cuando se celebra el festival “Musikaire”, ya que durante esos días los palacios de Elorrio abren sus puertas para acoger en sus jardines diversos espectáculos de música, teatro o danza de todo el mundo. Así que es una buena oportunidad para ver los palacios más de cerca y poder pasear por sus jardines. En este enlace puedes ver los días que se celebra el festival y el programa del mismo.

 

 

 

error: Content is protected !!