La ruta que te proponemos esta vez te va a permitir recorrer uno de los valles más espectaculares e imponentes del Pirineo de Huesca, el Valle de Benasque perteneciente al Parque Natural de Posets-Maladeta. Antes de nada, y para que te sitúes, te aconsejo que lo primero que hagas sea leer nuestro anterior post sobre el Valle de Benasque, ya que así conocerás mejor el territorio que vas a recorrer y disfrutarás más de esta excursión.

Este recorrido es en realidad un camino tradicional llamado el Camí dels Aranesos, que ya era utilizado desde tiempos ancestrales por las gentes del lugar, y que comunica el Valle de Benasque con el vecino Valle de Arán.

La ruta está marcada sobre los planos 148-3 y 148-4 de la serie MTN25 ráster del Instituto Geográfico Nacional

La ruta está marcada sobre los planos 148-3 y 148-4 de la serie MTN25 ráster del Instituto Geográfico Nacional

Uno de sus principales atractivos es que puedes realizarlo en todas las épocas del año, incluso en pleno invierno cuando la nieve cubre el valle, momento en el que se convierte en una interesante ruta que podrás hacer con raquetas de nieve o esquís de travesía, pero eso sí, vigilando mucho el estado de la nieve, no vaya a ser que te sorprenda algún alud.

La ruta va a comenzar en el Hospital de Benasque, a 1750 m de altura, establecimiento hotelero situado en el llamado Plan de l´Espital (Llanos del Hospital), lugar donde podrás aparcar tu vehículo sin dificultad, y donde si quieres podrás visitar una pequeña exposición sobre la historia del Valle de Benasque. Lo que vas a hacer es no utilizar el autobús que desde aquí te llevaría hasta el aparcamiento de La Besurta -situado 3 km valle arriba a una cota de 1900 m, y que es el lugar donde muere la carretera que recorre el valle-, ya que ello te privaría de visitar zonas realmente bonitas e interesantes.

Con el serpenteante cauce del Río Ésera a tu izquierda, irás siguiendo su curso aguas arriba por toda la llanada hasta llegar al final del Plan de l´Espital, lugar donde podrás cruzarlo y verás que se abren dos vaguadas, una a la izquierda que es el Barranco de Peña Blanca, y otra a la derecha que es la que tienes que seguir y remontar, dejando la carretera y el río a tu derecha.

Los paisajes del Valle de Benasque son impresionantes

Los paisajes del Valle de Benasque son impresionantes

Al principio la cuesta es un poco pronunciada, pero poco a poco se va suavizando, y el camino se convierte en una agradable subida por entre los pinos y abetos, que además está correctamente señalizado tanto en el suelo como en las ramas de los árboles, lo que te facilitará mucho hacer el recorrido con nieve, si es la opción que has elegido.

Algunas cimas superan los 3000 m de altura

Algunas cimas superan los 3000 m de altura

Llega un momento en que verás una loma a cuya derecha quedan el río y la carretera. Lo suyo es seguir por su izquierda, por la llamada Colladeta dels Aranesos, siguiendo una senda apenas marcada que va pegada a la ladera izquierda del valle.

Colladeta dels Aranesos

Colladeta dels Aranesos

Así llegarás hasta los tres ibones del Plan d´Están (o lo que quede de ellos según esté de avanzado el estiaje) y te adentrarás en el  Plan d´Abaixo. Este Plan está delimitado por el camino por el que vas, y por la carretera que va justo por la ladera opuesta del valle (la de tu derecha), y acaba al cruzarse el camino y la carretera.

Ibones del Plan d´Están

Ibones del Plan d´Están

Una vez cruzada la carretera, te adentrarás en el Plan d´Están que deberás recorrer completamente. Al final del mismo, y después de subir un pequeño repecho y cruzar la carretera, llegarás al aparcamiento de La Besurta, donde se acaba la carretera.

Plan d´Están: aquí se observan fácilmente las marmotas

Plan d´Están: aquí se observan fácilmente las marmotas

El Plan d´Están es una buena zona para observar marmotas, o al menos para oír sus característicos y agudos silbidos. Si te fijas en las laderas, verás también las entradas a sus madrigueras.

Marmota (Marmota marmota)

Marmota (Marmota marmota)

Desde La Besurta toma el camino que remonta el valle y que al poco se divide en dos: Uno que es el que vamos a seguir y que va por el fondo del valle; y otro que asciende decididamente y es el que siguen los montañeros que se dirigen al Refugio de La Renclusa para de ahí acometer la escalada de las cimas del Macizo de la Maladeta o Montes Malditos (Aneto, Maladeta, ..).

Salimos de La Besurta

Salimos de La Besurta

A partir de aquí el camino es todavía más espectacular si cabe, y bastante más agreste, discurriendo entre prados y con los pinos negros cubriendo las laderas del valle.

Los pinos negros aparecen en las zonas altas

Los pinos negros aparecen en las zonas altas

Aunque el camino está más marcado que en el tramo inicial –este tramo lo recorre mucha más gente que el inicial hasta el aparcamiento-, hay que caminar con atención, ya que algunas cuestas son pedregosas y pronunciadas, y podríamos tener algún resbalón.

Algunas rampas son empinadas

Algunas rampas son empinadas

Después de casi 2 km de subida, llegarás finalmente a un llano por el que serpentea el río, y a cuyo fondo queda el Salto d´Aiguallut, formado por la aguas provenientes de la fusión de los glaciares. No obstante, antes de llegar a él pasarás por el espectacular Forau d´Aiguallut, un sumidero endokárstico que a modo de embudo y posterior canal subterráneo natural, recoge las aguas que vienen del salto, para posteriormente salir por el Valle de Arán. Así pues, esta explanada es el auténtico nacimiento del Río Ésera, ya que toda el agua recogida aguas arriba se cuela por el Forau d´Aiguallut.

En esta explanada que queda justo antes del Forau d´Aiguallut, nace realmente el Río Ésera

En esta explanada que queda justo antes del Forau d´Aiguallut, nace realmente el Río Ésera

Forau d´Aiguallut

Forau d´Aiguallut

Salto d´Aiguallut con la Tuca d´Aiguallut al fondo

Salto d´Aiguallut con la Tuca d´Aiguallut al fondo

El camino rebasa el Salto d´Aiguallut que queda a tu derecha, y continúa ascendiendo hasta finalmente llegar al Plan d´Aiguallut. Se trata de una pradera idílica y  enorme por la que serpentea el cauce formado por la aguas de la fusión de los glaciares del Macizo de la Maladeta. La llanura se formó por la colmatación de un lago glaciar y está rodeada por un entorno insuperable.

Llegamos al Plan d´Aiguallut y al fondo se vislumbran el Aneto y su glaciar

Llegamos al Plan d´Aiguallut y al fondo se vislumbran el Aneto y su glaciar

Frente a nosotros, hacia la derecha, se ve claramente la cima del Aneto y lo que queda de su glaciar, y con atención puede verse a lo lejos el acúmulo de tierra y piedras de forma prismática, que conformaban la morrena lateral del glaciar (arista nordeste), lo que nos da una idea de sus dimensiones en los tiempos relativamente recientes de la Pequeña Edad del Hielo (siglos XIII a XIX). El glaciar del Aneto es uno de los mayores que se conservan en España y pertenece al conjunto declarado como Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos.

Plan d´Aiguallut: la Tuca d´Aiguallut queda a la izquierda y el Aneto a la derecha

Plan d´Aiguallut: la Tuca d´Aiguallut queda a la izquierda y el Aneto a la derecha

Para finalizar la ruta deberás recorrer todo el Plan hasta llegar a la base de la Tuca d´Aiguallut o de l´Escaleta, una montaña de casi 2700 m de altura y de una característica forma piramidal, que deja a la derecha el Valle de Salterillo o de Barrancs, con el Aneto al fondo; y a la izquierda el Valle de l´Escaleta que sube hasta el Ibon de Coll de Toro.

Plan d´Aiguallut visto desde el final de la ruta

Plan d´Aiguallut visto desde el final de la ruta

Valle de Salterillo o de Barrancs

Valle de Salterillo o de Barrancs

Hasta aquí llevas recorridos casi 6 km y has ascendido poco más de 250 m de altura desde Llanos del Hospital, y el regreso se realizará por el mismo camino. No obstante, si todavía tienes fuerzas y ganas de más, puedes continuar la excursión hasta el Ibon de Coll de Toro. Lo único que tienes que hacer es remontar en dirección sudeste la cuesta de 200 m de desnivel y 1,5 km de larga del Valle de l´Escaleta que lleva hasta una zona llana; una vez allí verás a la izquierda y a 50 m por encima de ti un collado llamado el Coll de Toro; rebasado éste, estarás frente al Ibon de Coll de Toro.

Si te gustó este post, también te gustará:

El Valle de Benasque, a la sombra de los tresmiles

Pin It on Pinterest

Share This