Seguimos adelante con este desafío que nos hemos marcado de mostrarte 100 cosas singulares que no sabes que puedes hacer en Burgos.

Hasta ahora hemos recorrido una pequeña parte del arte, la naturaleza, la historia y la gastronomía de Burgos, y cada vez estamos más ilusionados con este proyecto, así que sin más demora, te presentamos otras 10 cosas nuevas que quizá no conozcas de Burgos.

21) Visita las Torres de Medina

El nombre, aparentemente tan humilde, no le hace mucho honor al imponente castillo de Medina de Pomar, una de las mejores muestras de arquitectura militar de toda Castilla, y que a día de hoy se encuentra en muy buen estado de conservación, siendo su interior visitable.

Fue la poderosa familia de los Velasco, de cuyo miembro más destacado ya te hablé al sugerirte que visitaras las Capilla de los Condestables, la que mandó edificar esta fortaleza a finales del siglo XIV, siguiendo el estilo de las fortalezas árabes o alcázares.

Torres de Medina de Pomar

Torres de Medina de Pomar

Si bien la geometría del edificio es muy sencilla, con dos torres laterales de planta cuadrada, unidas por un edificio central que alberga un palacio del que todavía se conservan frisos con yeserías de estilo mudéjar, sus impresionantes dimensiones hacen de él una fortaleza monumental.

Dentro del alcázar se encuentra actualmente el Museo Histórico de las Merindades, donde se guardan documentos, manuscritos, restos arqueológicos y enseres que muestran la historia de Medina de Pomar y del resto de Las Merindades.

El museo cuenta con cuatro plantas, y es en la primera donde se encuentra la Sala Noble, en la que se representa una ambientación del siglo XVI. Si subes hasta la parte más alta, podrás salir a la terraza exterior de una de las torres y disfrutar de una vista maravillosa del entorno.

22) Sumérgete en el misterio de la necrópolis de Cuyacabras

A finales del primer milenio de nuestra era, la vida de las gentes estaba marcada de forma muy significativa por la amenaza del invasor musulmán, por lo que no eran pocos los que huían de las razzias árabes de los espacios abiertos de la meseta, refugiándose en las zonas más agrestes y escondidas a los pies de la sierra de la Demanda, en lo que se conoce como la zona del Alto Arlanza.

La vida de estas gentes, que estaban convencidas de que el final del mundo ocurriría en el año 1000, estaba muy influenciada por un cristianismo incipiente, agrupándose en pequeñas aldeas cerca de un montículo de roca arenisca -de los que tanto abundan por la zona-, en el que se edificaba una pequeña iglesia y a cuyo alrededor se excavaban en la roca las tumbas y nichos que servirían para dar reposo a sus difuntos.

Necrópolis de Cuyacabras

Necrópolis de Cuyacabras

Esta forma de vida en el pasado, nos ha legado uno de los más importantes conjuntos de necrópolis medievales del país, en cuyo conocimiento puedes profundizar mucho más si te animas a visitar el Centro de Visitantes de las Necrópolis del Alto Arlanza, en Palacios de la Sierra.

Allí te enterarás de que de todas estas necrópolis hay una que sobresale con mucho sobre todas las demás, y esa es la necrópolis de Cuyacabras, situada en medio de un magnífico bosque de pinos, no muy lejos de Quintanar de la Sierra, desde donde podrás acceder hasta ella a través de una pista forestal señalizada .

Esta necrópolis está ubicada sobre un pequeño macizo de roca arenisca y está compuesta por un recinto ceremonial de anterior tradición pagana, restos de un pequeño poblado y la necrópolis propiamente dicha, que cuenta con 166 tumbas y 16 nichos, todos ellos excavados en la roca, lo que la convierte en la mayor  y mejor conservada necrópolis altomedieval de toda Europa occidental.

23) Maravíllate ante el salto del Nervión

Ya te hablamos del Monumento Natural del Monte Santiago cuando te propusimos que bajaras al foso de una lobera, y te dijimos entonces que ese espacio natural esconde una cascada que es uno de los espectáculos naturales más imponentes de la provincia de Burgos: el salto del Nervión.

Desde la misma Casa del Parque “Monte Santiago”, parte una pista que a través de un magnífico hayedo, y pasando junto a la lobera de la que ya te hablamos anteriormente, lleva hasta un cortado rocoso con forma de anfiteatro, que hace de límite natural entre las comunidades autónomas de Castilla y León y País Vasco.

Salto del Nervión (Fotografía de Eleder Jimenez Hermoso, licencia Creative Commons)

Salto del Nervión (Fotografía de Eleder Jimenez Hermoso, licencia Creative Commons)

Si vas en época de fuertes lluvias, nevadas o deshielo, y te asomas al mirador que está allí construido, podrás disfrutar del espectáculo único que supone ver cómo el río Nervión, el mismo que al final de su vida forma la famosa ría de Bilbao, se precipita en una imponente cascada de cola de caballo de 300 metros de altura, la más alta de España y una de las más grandes que existen en el occidente europeo.

El espectáculo es grandioso y su sola contemplación justifica el acercarse hasta este apartado rincón de la provincia de Burgos y la correspondiente caminata. Y ya que has llegado hasta aquí, aprovecha y no vuelvas por el mismo camino, sino que haz la ruta circular que caminando paralelo al borde del cortado te llevará hasta el Mirador de Esquina Rubén, y de ahí, y otra vez a través del hayedo, te encaminará hasta el inicio de la ruta en la Casa del Parque.

24) Admira un retablo esculpido en piedra

Muy cerca de la Catedral de Burgos se encuentra la iglesia de San Nicolás, un templo del siglo XIV que exteriormente es muy similar a muchos de los que puedes encontrar por Castilla, sin que tenga elementos arquitectónicos de excepcional importancia que puedan llamarte la atención, una vez que has conocido el estilo de este tipo de iglesias.

Pero una vez que penetras en su interior todo cambia, y sin lugar a dudas te quedarás asombrado ante su excepcional retablo, único en su género, y esculpido completamente en piedra en el siglo XVI por Simón de Colonia y su hijo Francisco de Colonia.

Retablo de la iglesia de San Nicolás

Retablo de la iglesia de San Nicolás

Este maravilloso retablo, que ya de por sí hace que prácticamente nadie se fije en el también interesante interior de la iglesia, fue labrado en piedra blanca de Hontoria de la Cantera, la misma que se utilizó para construir la Catedral de Burgos, de ahí que con la iluminación artificial del interior de la iglesia destaque tanto su imponente color blanco, que hace que parezca que brilla con luz propia. No obstante, el retablo original estaba policromado en su totalidad, por lo que su aspecto actual no es el mismo que cuando se esculpió.

Fue Gonzalo López Polanco, un comerciante burgalés venido a más, quien encargó la realización del retablo, motivo por el cual en los laterales de esta magnífica obra están su sepulcro y el de sus familiares directos. Aunque la imaginería del retablo es muy rica y sería muy extenso detallarla toda, te diré que la idea central del mismo es un gran círculo en el que se representa la coronación de la Virgen María, y una serie de escenas inferiores que representan la vida y milagros de San Nicolás de Bari.

Si quieres tener tu momento Síndrome de Stendhal al recorrer Burgos, entra en esta iglesia, siéntate en un banco, y disfruta del retablo.

25) Sigue un rastro de icnitas de dinosaurio

Gracias al trabajo emprendido hace ya bastantes años por el Colectivo Arqueológico Salense (C.A.S.), en la provincia de Burgos se han descubierto y estudiado varios rastros de icnitas de dinosaurios saurópodos (herbívoros cuadrúpedos de gran tamaño), terópodos (carnívoros) y ornitópodos (herbívoros).

La mayoría de las huellas tienen en torno a 140 millones de años, cuando se empezaba a producir la transición entre el Jurásico y el Cretácico, momento en que la Península Ibérica se encontraba bajo un clima subtropical en el que eran frecuentes los grandes bosques de coníferas y los lagos, donde se formaban grandes zonas cenagosas propicias para que los dinosaurios dejaran la impronta de sus pisadas y que con el tiempo han fosilizado, llegando hasta nosotros.

La mayoría de los yacimientos de la provincia de Burgos se encuentran en el entorno de la localidad de Salas de los Infantes, sobresaliendo los cinco siguientes, que son todos visitables menos el último.

Las Sereas 7: Es un yacimiento de muy fácil acceso, que se encuentra próximo a la localidad de Quintanilla de las Viñas.

Rastro de icnitas en el yacimiento "Las Sereas 7"

Rastro de icnitas en el yacimiento “Las Sereas 7”

El Frontal I y II: Se encuentra en Regumiel de la Sierra, ha sido declarado Bien de Interés Cultural, y cuenta con una escultura de un dinosaurio iguanodóntido a escala real para que te hagas una idea de quien dejó las huellas.

La Pedraja: Está en Mambrillas de Lara, y al igual que el anterior, es Bien de Interés Cultural y cuenta con una escultura de un dinosaurio, tratándose esta vez de un titanosauriforme.

Necrópolis de Revenga: Ya te hablé de él en nuestro blog al decirte que visitaras “de pino a pino”, y está ubicado en el Comunero de Revenga, un espacio abierto cercano a Quintanar de la Sierra, aunque también pertenece a los ayuntamientos de Canicosa de la Sierra y Regumiel de la Sierra.

Tenadas de Costalomo: Se encuentra cerca de Salas de los Infantes, y aunque hoy día no es visitable, te lo nombro porque es Bien de Interés Cultural.

26) Trabaja en la restauración de un monasterio

Muy cerca de la localidad de Incinillas y del desfiladero de los Hocinos, en lo alto de una loma bordeada por el río Ebro, encontrarás escondidas entre el bosque y la maleza las ruinas del Monasterio Cisterciense de Santa María de Rioseco.

Este monasterio, fundado en el año 1148 por el rey Alfonso VII “El Emperador”, fue ocupado desde el principio por los monjes blancos del císter -en oposición a los monjes negros cluniacenses-, y tuvo gran importancia en el devenir histórico de la comarca burgalesa de las Merindades. Como en muchos otros casos, la desamortización de Mendizábal de 1836 supuso el fin de la vida en el monasterio y el inicio del proceso de deterioro y expoliación que le llevó a un preocupante estado actual.

Ruinas del Monasterio de Santa Maria de Rioseco

Ruinas del Monasterio de Santa Maria de Rioseco

Las ruinas del monasterio siempre tuvieron un aire romántico y misterioso propio de las leyendas de Bécquer, lo que en 2008 llevó a un grupo de soñadores a emprender un programa de voluntariado para recuperar lo que quedaba del edificio, e intentar frenar el acelerado proceso de ruina que amenazaba con hacerlo desaparecer para siempre.

Si lo deseas, puedes colaborar como voluntario en los trabajos de restauración que se llevan a cabo durante los meses estivales, para lo cual puedes visitar esta página donde encontrarás toda la información. También se pueden realizar aportaciones económicas para financiar los trabajos de limpieza y recuperación; y si lo que quieres es solamente conocer el monasterio, estos mismos voluntarios realizan también durante el verano visitas guiadas gratuitas a este singular templo.

27) Cómete un pincho del “superalimento para 2016”

Dicho así, no queda muy claro que es lo que vamos a comer, pero si te digo que la tienda británica online MuscleWorld, muy popular entre los forofos de la alimentación saludable, ha declarado al black pudding, es decir, a nuestra querida morcilla de toda la vida, como superalimento para 2016 dado lo saludable de su consumo, la cosa queda más clara.

Cierto es que la morcilla a la que se refieren los británicos no tiene arroz, como la Burgos, por lo que ni de lejos puede comparársele en valor gastronómico, y tampoco tenemos muy claro si realmente la morcilla es tan saludable como indica la revista, pero lo que si te puedo asegurar es que visitar Burgos y no comer no uno, sino varios pinchos de morcilla, es un error imperdonable del que tarde o temprano te arrepentirías.

Morcilla de Burgos

Morcilla de Burgos

A todo el que no es de Burgos le suele llamar la atención que la morcilla de aquí tenga arroz (bueno, a nosotros nos pasa lo mismo con la morcilla que no tiene arroz), y una vez que la prueba y queda prendado de su exquisito sabor, le suele llamar la atención que siendo un producto tan típicamente burgalés, no sea un producto con denominación de origen, lo que se explica si se tiene en cuenta que en toda la provincia de Burgos no hay ni un solo arrozal.

En cualquier caso, como seguro que te animarás a ir de pinchos y probarla, no tengas reparo en pedirla en varios establecimientos diferentes, ya que cada productor de morcilla tiene su secreto y su sabor es especial y diferente. Pero eso sí, tampoco te pases comiéndola, ya que a veces su digestión es un poco pesada.

28) Busca uno de los últimos nidos de quebrantahuesos burgaleses

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un ave rapaz que se encuentra hoy en grave peligro de extinción en España, y cuya única población viable se encuentra actualmente en los Pirineos, si bien se están llevando a cabo importantes esfuerzos para conseguir su reintroducción en los Picos de Europa.

El quebrantahuesos anidó en Burgos hasta los años 1960-1965, fecha en que abandonó su último nido del desfiladero de Pancorbo, posiblemente debido a la gran presión humana existente en la zona, que siempre ha sido zona de paso entre Burgos y el País Vasco y por la que pasan la carretera, el ferrocarril y la autopista.

Hubo otra zona en la que el quebrantahuesos debió ser abundante, que es la correspondiente al actual Parque Natural de “La Yecla y Sabinares del Arlanza”, y es precisamente aquí, en el desfiladero del río Mataviejas, en su tramo comprendido entre Santo Domingo de Silos y Carazo, donde podrás ver un nido de quebrantahuesos considerado histórico, ya que es el nido al que hace referencia el insigne naturalista José Antonio Valverde en sus Notas Ornitológicas sobre Santo Domingo de Silos (1956), en las que narra como el monje benedictino Saturio González le mostró un nido de quebrantahuesos que fue ocupado por última vez en 1928, y en el que el ave fue abatida a tiros sin que llegase a abandonar el nido.

Desfiladero del río Mataviejas

Desfiladero del río Mataviejas

La zona es interesante y muy agradable, a pesar de que una carretera discurre por el fondo del cañón. Pero si lo que quieres es conocer un tramo virgen del desfiladero que va creando el río Mataviejas a su paso, te aconsejo que recorras el comprendido entre las localidades de Castroceniza y Ura, a ver si aquí localizas otro nido abandonado de quebrantahuesos, y si no, al menos seguro que disfrutarás del paisaje y del vuelo de las rapaces.

29) Conoce una de las estructuras más singulares del Canal de Castilla

El Canal de Castilla fue la gran obra de ingeniería hidráulica de la España de la Ilustración, cuyo fin principal era el de sacar al país, y en concreto a Castilla, de su atraso y decadencia con respecto a Europa.

Construido entre los años 1753 y 1849, pretendía ser un canal de cuatro ramales destinado al transporte de mercancías, de tal forma que comunicase la meseta norte con el Mar Cantábrico, si bien al final se quedó con la forma de una Y invertida que comunica Alar del Rey (Palencia) con Valladolid y Medina de Rioseco (Valladolid), pasando por la provincia de Burgos.

Cuenta con gran cantidad de elemento característicos y singulares que merece la pena conocer, tales como puentes, esclusas, acueductos, molinos, embarcaderos, fábricas, batanes, etc., pero hay una estructura que es una de las más singulares y llamativas de todo el canal, que es el acueducto de Abánades o del Rey.

Acueducto de Abánades

Acueducto de Abánades

Situado muy cerca de Melgar de Fernamental, este acueducto de grandes dimensiones se construyó entre 1775 y 1780 bajo la dirección del ingeniero Fernando de Ulloa, para permitir el paso del canal de Castilla sobre el río Abánades o Valdavia, siendo una obra admirable en su época, tal y como la describió el ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos.

Cuenta con cinco arcos de medio punto entre los cuáles hay cuatro robustos contrafuertes, y su anchura es suficiente para que quepa la sección del canal y sus correspondientes caminos de sirga a cada lado, imprescindibles para que las caballerías pudiesen tirar de las barcazas.

30) Recorre un tramo del Camino de Santiago

Del Camino de Santiago se ha dicho ya prácticamente todo lo que se puede decir, con lo que no te vamos a explicar aquí cuáles son las bondades, para el cuerpo y para el alma, que supone afrontar esta dura prueba de más de 750 km de longitud, desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela.

Únicamente aclararte que las etapas las puedes organizar como tú quieras, sólo que como los peregrinos suelen alojarse en albergues, lo más fácil es seguir el itinerario clásico que divide la parte española del camino en 30 etapas, de tal forma que las etapas que corresponden a la provincia de Burgos son las siguientes.

9ª etapa: Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) – Belorado.

10ª etapa: Belorado – Agés.

11ª etapa: Agés – Burgos.

12ª etapa: Burgos – Hontanas.

13ª etapa: Hontanas – Boadilla del Camino (Palencia).

Si no quieres recorrer todo el camino, y sólo quieres hacer una etapa para ver si te entra el gusanillo, yo te aconsejaría que recorras la 10ª, que tiene una longitud de 27,5 km, y que de todas las burgalesas, es la etapa que atraviesa las zonas más agrestes y apartadas de la civilización.

Camino de Santiago a su paso por Burgos

Camino de Santiago a su paso por Burgos

Esta etapa tiene dos partes bien diferenciadas, la primera que discurre por terreno llano y abierto desde Belorado hasta Villafranca Montes de Oca, y que pasa próxima a las ruinas del monasterio de San Félix de Oca, un antiguo monasterio edificado sobre una villa romana, cuyos restos datan de entre los siglos VI y IX y donde, según la tradición, está enterrado el Conde Diego Porcelos, fundador de Burgos; y por Tosantos, donde puedes parar para ver la ermita de la Virgen de la Peña, una construcción rupestre que fue parroquia local hasta que se construyó la iglesia del pueblo.

La segunda parte es completamente diferente a la anterior y parte desde Villafranca Montes de Oca, para inmediatamente internarse en un largo y solitario recorrido a través de robles, pinos y brezos, por los antaño temidos Montes de Oca, tristemente famosos entre los peregrinos por sus lobos y bandidos. El camino irá subiendo y bajando por las laderas de los montes y no verás ningún signo de civilización hasta llegar al monasterio de San Juan de Ortega, célebre por su Milagro de la Luz Equinoccial y del que ya te hablamos en su momento en este post, para finalizar en la localidad de Agés, donde puedes dar un paseo para ver su alargado trazado urbanístico, con sus casas de arquitectura popular con entramados de madera rellenos de mortero de yeso. Hasta el siglo XI, en Agés estuvo situada la frontera entre los reinos de Castilla y Navarra, hasta que la famosa batalla de Atapuerca convirtió estas tierras en parte de Castilla. De hecho en la iglesia de Agés se enterraron las entrañas del rey García de Navarra, muerto durante esta contienda.


Dónde alojarte en Burgos

Si quieres conocer alguna de estas 100 cosas singulares y necesitas alojamiento en Burgos ciudad a través de este enlace podrás buscar entre toda la oferta disponible en la ciudad.

Y si te quieres alojar en alguno de los pueblos de la provincia de Burgos a través de este enlace podrás encontrarlo.

Cómo ver el resto de las 100 cosas singulares que no sabes que puedes hacer en Burgos

Te recuerdo que puedes visitar las anteriores entradas de esta serie en los siguientes vínculos:

100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 1 100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 2

Y aquí puedes visitar las entradas posteriores:

100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 4 100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 5 100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 6 100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 7 100 COSAS SINGULARES QUE NO SABES QUE PUEDES HACER EN BURGOS – 8

Pin It on Pinterest

Share This
UA-106608197-1